Open Windows (también conocida como la peli esa de Sasha Grey)

Publicado: julio 12, 2014 de Fosforo en Cine

¿Hasta qué punto vivir nuestras vidas a través de la pantalla nos ha restado parte de nuestra propia humanidad? ¿Nuestra locura y nuestra obsesión por los famosos, por ser testigos de la privacidad de las personas, nos ha convertido en una panda de maniacos? ¿Qué límites tiene la locura en la era de la informática y la red? Elijah Wood interpreta a un joven fan de Jill Goddard que tiene una web de capturas y “pilladas” de la actriz. Nick se verá arrastrado a una locura demencial que vivimos a través de múltiples ventanas que se abren y se cierran en la pantalla de su portátil. El resultado no es únicamente una cínica y descarnada expresión de la insana era de Internet, también es un brillante thriller que te agarra por los huevos en sus primeros minutos y te mantiene en tensión hasta el final.

En un solo párrafo ya he enseñado mis cartas, Open Windows me ha encantado, sencillamente me ha parecido un peliculón. La he disfrutado de la forma más puramente cinéfila posible: sufriendo cuando me tocaba sufrir y sin pensar en qué iba a pasar dentro de 20 minutos, obsesionado con el ahora, con los siguientes e inmediatos minutos. La tensión no es creciente, es directamente inyectada en tu torrente sanguíneo durante el primer acto y te mantiene aguantando la respiración durante todo el segundo acto sin una sola concesión a la tranquilidad.movies-open-windows-poster

A pesar de todo la película no es incómoda o desagradable de ver, en general es sorprendentemente llevadera y su brevedad juega muy en su favor. El tercer acto, seguramente el eslabón más débil de una película muy redonda (ya hablaré de por qué) termina justo cuando tu cabeza empieza a necesitar desconectar de tanta acción. El ritmo y el tiempo de la película está muy bien medido para no saturar, y una larguísima persecución se convierte en la escena más reveladora y con más diálogo de la cinta. ¿Os he comentado últimamente el gustazo que da salir de una película sin tener el culo dormido porque algún director decidió que si no dura 3 horas no es cine?

Mención aparte merece la decisión de que más de dos tercios de la película se vean a través de las múltiples ventanas abiertas en la pantalla del portatil de Nick, el protagonista. Esta jugada de Vigalondo le permite saltar de plano a plano a un ritmo frenético, y jugar con el lenguaje cinematográfico de una forma distinta y atrevida. El experimento podría haberle salido mal y acabar siendo cansino o cargante, pero todo lo contrario, se convierte en una de las cosas más destacables, para bien, de una película que, ya os digo, a mí me ha parecido sensacional. Es más, ese tercer acto que renuncia, al menos parcialmente y por imperativo del guión, a mostrarse enteramente a través del portatil de Nick, se resiente del abandono parcial de este formato, y aunque sigue jugando con la perspectiva del espectador, uno siente que no es exactamente lo mismo. No quiero dar más detalles por no aguarle a nadie el guión.

En una película con un reparto tan pequeño la labor actoral (que normalmente sería la clave)queda relegada gracias a esta decisión formal y al ritmo frenético que te mantiene en tensión. Aún así, los actores cumplen su parte, desde Elijah Wood haciendo de chico inseguro y asustado, un papel en el que ya le hemos visto un par de veces) hasta esa Sasha Grey que defiende su personaje como puede. Ninguno de los dos hace un papelón, pero tampoco es necesario, y al final las ventanas que corren ante nuestros ojos son más importantes y expresivas que los actores.open-windows-sasha-grey

El morbo perturbadoramente inmaduro que ha rodeado la promoción de la película por el hecho de que la actriz principal sea una ex-actriz porno me ha sobrepasado completamente, y llegados al punto de haber visto la película, me pregunto si no era intencional por parte de los responsables de Open Windows. El cuñaismo español en estado puro ha gritado como un animal en celo y soltado todos los chistes posibles. Contestando a la “pregunta del millón”, sí, Sasha Grey tiene un desnudo parcial en la película. Lo cual, viniendo de una chica a la que a cinco clics contados podéis tener haciendo casi cualquier cosa en la red, pues tampoco nos va a emocionar, la verdad.

Al final, como he dicho, esta obsesión malsana y algo palurda por Sasha se convierte en otro giro más dentro de la película, la reflexión de Open Windows se vuelve más pertinente y refleja hasta que punto llegamos al sinsentido con toda esta devoción por suprimir la privacidad y la intimidad de nuestros famosos, incluso cuando esta intimidad es solo una vaga imagen mental. No se trata de verla desnuda, se trata de verla desnuda en una película “normal”. ¿Somos así de idiotas? La respuesta es, como la propia película, amarga: sí.open_windows_ver4_xlg

Quería acabar el post hablando del epílogo de la película, seguramente el único momento en el que me permití respirar e intercambiar un par de palabras con mi acompañante en el cine. Intenta dar un último giro, una última vuelta de tuerca a la apuesta formal de la película, y funciona, más o menos, a pesar de que pasa a rozar el surrealismo. Y sin embargo, me ha gustado, me ha dejado un buen sabor y me ha dejado levantarme del cine con toda esa tensión e intranquilidad ya digerida. Creo, en conclusión, que estamos ante la mejor película de Vigalondo, y también, de lo mejorcito de lo que ha salido este año. Como ya empieza a ser tradición, será un estrepitoso bluf en taquilla que dure cuatro tardes en las salas, especialmente si no movéis el culo y le dais una oportunidad. Yo os la recomiendo muy muy muy mucho.

comentarios
  1. Pues ya es la 2ª crítica que leo que dice que es buenísima… Y yo que, no sé por qué, pensé que era un petardo. Le daré una oportunidad.

  2. Vrede dice:

    No me dio esa sensación en el tercer acto. De hecho, me pilló muy por sorpresa todo lo que ocurre en el mismo. Completamente de acuerdo con el tema de cámaras y el ver todo a través de múltples pantallas. Vigalondo ha innovado y probado algo que podría haber sido confuso y joder, el efecto es cojonudo. Es acción constante, no hay un sólo momento en el que dejes de estar interesado por lo que ocurre.

    Gratamente sorprendido y encantado con esta película. Id a verla, ID.

  3. Malleys dice:

    Totalmente de acuerdo con tu crítica, la mejor película de Vigalondo y un thriller cojonudo, el tercer acto fue demasiado enrevesado para mi gusto -“¡yo tenía el auténtico Death Note mientras tú creías tener el auténtico Death Note que copié haciendo un falso Death Note!”- pero no empaña para nada una película redondísima. Me encantó la sensación que da al saturarte de información con las pantallas pero consiguiendo que no te pierdas nada, y cierta escena con un contador es espeluznante porque seguramente pasaría lo mismo en la vida real.
    Qué pena que vayan a ir a verla cuatro gatos.

  4. […] Open Windows (también conocida como la peli esa de Sasha Grey) […]

  5. Chuck Draug dice:

    Vista la película y casi a las prisas, porque seguro que el viernes no va a estar por el cine del barrio…

    Me ha dejado muy, muy satisfecho. Hay que decirlo claramente: Vigalondo ha sabido jugar con la tensión, y le ha quedado un thriller de bastante calidad. Es una película que juega con tener al espectador pendiente de lo que va a pasar, porque no sabe cómo va a girar la película en ese aspecto. Y sí, las ventanas del portátil juegan un papel muy importante aquí, y es que el cambio de escena sería muchísimo más tedioso de la forma tradicional, siempre estamos con ese punto de vista, de que somos nosotros los que miramos…

    … Que hablando de mirar, sí, el tema de la obsesión por la privacidad y por los famosos está ahí, patente. Y sobre si la decisión de tener a Sasha Grey juega en parte con eso, no lo sé, pero podría ser. No voy a ponerme en plan cuñao ni demás, pero sería un anzuelo que únicamente viene a probar lo que se dice en la película.

    Respecto al tercer acto… el final es un extraño salto con tirabuzón que me ha dejado algo descolocado, pero no es una mancha que emborrona toda la película. Hay que reconocerle todo lo que ha habido antes y aunque el final es así de… en fin… de como es, me esperaba algo bastante peor por lo que he oído (es bueno que no te destripen el final y que solamente te cuenten sus impresiones subjetivas).

    Vamos, yo he salido muy satisfecho del cine, todo sea dicho.