Desvirtuando Series, Parte 1

Publicado: octubre 17, 2013 de Nubis en Internet, Opinión, Televisión

Este artículo surge a partir de esas eternas discusiones en medios como Twitter, por esas guerras virtuales que suceden entre fans (esos adorables bichitos que comen, cagan y a veces procrean), que se encienden al máximo en favor de la serie de turno por su grandiosidad y por lo mucho que le cambia la vida a uno. O algo.

Hoy día la televisión (perdón, Internet) está lleno (petado) de series. No se sabe con precisión, pero un buen día este sano producto comenzó a expandirse como pólvora hasta alcanzar una cuota de producciones que se cuadriplicó como mínimo. Antes, quizás, las series eran más como una apuesta segura para las cadenas de mantener una programación, un intento de definir una parrilla duradera y efectiva que permitiera siempre un número de espectadores asegurados, sobretodo a ciertas horas. Pero la llegada de la red de redes permitió al ser humano común descubrir aquello que siempre había estado ahí cual Mito de Cthulhu o de Maine, aumentando de repente el interés de consumir capítulos como si fueran papas. Frente al cine standard, supone acostumbrarse a unos personajes fijos y a una historia que, aunque mucho más lenta, puede llenarse de detalles y situaciones como si de una novela se tratase, no habiendo tantos límites pero sí el riesgo de incontables alti-bajos.

A continuación viene desvirtuar, como bien promete el título. Para la ocasión he llamado a tres amigos imaginarios que escribirán sus impresiones de toda serie de moda, o de las que tengan su cierta relevancia. Ellos son “THE FAN” (o DA FAN), “El Gafapaster Hedonista” y “El Chipilifláutico”. El objetivo de estos tres peculiares es intentar resumir o definir los comentarios que se pueden llegar a verter sobre series a base de críticas, defensas y un tercer concepto indefinible o del que quizás no queremos saber mucho. Claro está, quizás esté todo escrito un poco exagerado, pero hasta la exageración intenta tener su base en la realidad.

Si lo llego a saber me pongo antes a hacer películas.

Allá vamos:

Big-Bang Theory:

*THE FAN: Ante nosotros tenemos LA SERIE. ¿Que por qué? ¡Una serie sobre frikis! ¡Como tú y como yo! Por y para fans, por fin se han enrollado y han pensado en todos. Gracias a series como esta lo friki se ha puesto de moda, ¡ya no estamos solos! Lo único que a veces no entiendo todos los chistes… bueno, hay episodios completos que no entiendo, pero se excusa porque son frikinerds americanos de esos. También les falta hablar o nombrar un poco más al Manga. Pero da igual, porque ¡tío, son frikis! ¡Cómo mola!

*Gapaster Hedonista: Quedaba claro que las productoras estadounidenses realizarían una serie de este calibre conforme vieran que el fenómeno y/o género “fan” iba aumentando en popularidad, un público fácil de atrapar debido a su consumismo compulsivo. Los guionistas lo deben de tener fácil en cuanto a referencias se refiere, y es que los auto-denominados “frikis” se contentan con poco mientras aparezca o se nombre a su personaje favorito en cuestión (con obligada aparición de Stan Lee, por supuesto). Por cierto, en la realidad el síndrome de Asperger no tiene nada de gracioso.

*El Chipilifláutico: ¡Ay, qué gracioso! Estos frikis sin vida mira que llegan a ser raros… pero da igual, es bastante divertido el tío ese serio que siempre se sienta en el mismo lado ¡Eso es tan bueno! Seguro que los guionistas se han llevado premios. Espera que lo vea… te lo dije, estaba muy claro. Aunque no tengan gracia muchos de los diálogos con los que se ríe tanto mi primo, hay un tema amoroso interesante con la vecina. Cosa que mejora con creces cuando incluyen más chicas ¡Menos mal! Porque estuve a punto de dejar de verla. ¡Jur! ¡Mira que son raros los frikis! Pero son buena gente, como los gays.

Breaking Bad:

*THE FAN: Ante nosotros tenemos LA SERIE. Una obra maestra de la televisión desde… no sé, ¡los G.I.-Joe! Sí, desde los “Yiyoe” o incluso los “Transformers”. Es que tío, es una pasada todos los personajes, el cómo se va desarrollando todo, ¡o lo del oso! Tío, ¡qué puntazo lo de la cabeza del oso rosa ese! En vilo toda la temporada, no me enteré mucho de lo del narcotraficante que se los quería cargar, tenía al oso ahí… y cuando llega la explicación, ¡buf! Desde entonces tengo una foto de Vince Gilligan en mi cuarto. Es salir su nombre al final, ¡y se me va! Que buenos que son siempre cortando en lo mejor, ¡qué original! Ahí, en todo lo mejor, de la peor forma posible ¡Plas! Te lo cortan el capítulo… que bueno eres Gilligan, que bueno. Cuando saques otra serie, ya sabes quienes estarán ahí velando por ti.

*Gapaster Hedonista: Serie de culto donde las haya, sin apenas ser terminada ya estaba colocada como de las mejores series de la historia. No lo acepté hasta que no se emitió el último capítulo, entonces aprobé tan osada afirmación. Siempre me ha gustado ese toque a series como “A Dos Metros Bajo Tierra” o “Twin Peaks” pero de una forma mucho más formal y seria. El como se desarrolla lo impredecible a través de personajes totalmente cotidianos demuestra el gran dominio del guión y la dirección, fusionados en favor a un grandioso resultado. Quizás es a veces rebuscada o imposible en algunos conceptos como lo del avión. Pero, por ocurrir, todo puede ser posible… dentro de lo que cabe.

*El Chipilifláutico: ¡Uf! ¡Qué aburrido! Solo hablan y hablan, ¡y más cuando comienza a salir el abogado! ¡Buuuuf! Lo que hago es preguntarle a mi primo que él lo sabe todo, ¡qué listo es! (Me sorprende que repita curso de nuevo). Cuando no está él lo que hago es pasar rápido el episodio y dejarlo en el final, que es lo que siempre merece la pena. A veces siento que si viera sólo los finales y los resúmenes del principio sería suficiente. Lo que no entiendo es como mi primo sabe que no he visto los capítulos cuando le comento lo importante… ¡pero qué listo es!

Como Conocí a Vuestra Madre:

*THE FAN: ¡Qué pasada! Y es normal, es la nueva Friends, sin duda. Me lo dijo un amigo mío que entiende mucho y era muy fan de aquella serie. Me encanta lo machista que es Barney o sus paridas LEGEN… darias como el “Challenge Accepted!” que le copiaron 4Chan y Cuantocabrón.com. También me mola lo simple y emocional (hasta la ficción) que puede llegar a ser Ted. Hay otros personajes super originales como la pareja amiga del protagonista o la ex-novia marimacho que proviene de Canadá. ¡Algún día tengo que ir a ese país! Scott Pilgrim es de allí, ¿sabías?

Hace poco salió por fin la madre y es bien guapa. Eso, es guapa. Sí. Qué raro, creo que es la primera vez que no sé cuando sale la nueva temporada de la serie.

*Gafapaster Hedonista: Serie con productores y guionistas compartidos de la mítica Friends, notándose quizás en cierto regusto o ambiente entre los personajes. La serie no se puede comparar debido a su diferencia tanto en argumento como por época, pero cumple su objetivo y su pocas ganas de pretensiones. Se usa el viejo truco de atrapar al espectador con querer saber un dato que parece de vital importancia pero que en realidad no lo es tanto. En este caso se trata de “quién c****** es la madre”, descubriéndose un chasco mundial al revelarlo (¿el primero en la historia? Se te adelantaron último capítulo de Los Simpsons) que fue tan exagerado como la propia premisa de la serie. Al parecer el fan medio esperaba ver a Sasha Grey en el papel de la madre, pero tuvieron que conformarse con “mister desconocida incluso cuando acabe esta última temporada”. Más suerte la próxima vez.

*El Chipilifláutico: ¡Me lo paso pipa con la serie! De hecho como pipas mientras la veo y me veo los capítulos como si fueran pipas, ¿lo pillas? Me encanta las salidas de Barney: “Challenge Accepted!” o lo cabezón que se pone a veces Marshall, pues me recuerda a un amigo mío que también es alto. Intentamos ponerle de mote “el Marsal”, pero casi nos da de hostias. Por otro lado la serie va a terminar… es una pena, porque me encantan las series con muchas bodas aunque luego no sirvan para nada. Por no nombrar esas situaciones tan difíciles de que ocurran pero que sin embargo podrían pasar a cualquiera… tengo miedo a casarme. El caso que por fin he visto a la madre y es re-mona. A ver que tal lo hace con Ted, seguro que acaban juntos, ya verás, y se desmiente de una vez eso de que los hijos son adoptados.

CSI:

*THE FAN: ¡Wa! ¡Ahí está Horatio, Grissom y compañía! Todo lo resuelven, ¡todo! Dime alguna serie así, ¿eh? de policías de que pueden con todo… bueno, sí, ¡pero de ésta forma! ¿Eh? Me encanta porque de aquí surgió el Meme de las gafas, ¡qué risa con mis amigos cuando a uno le da y lo realiza! (YEEAAAAHH) ¡Y más si viene a cuento! ¡Y encima si las gafas son de sol! (Normalmente es mi primo el que lo hace, que de todos nosotros es el que tiene dinero). No me pierdo ni un solo capítulo de esta serie, ¡son super originales! Porque cada vez sale un asesino y una muerte diferente, qué cabeza hay que tener para imaginar todo eso. Me parece mucho más variada que esa de “House”, donde todos los capítulos eran iguales, si al menos tuviera explosiones… Yei, espera, ¡imaginate que hubiera una serie de un doctor policía! Wa, que flipe. Soy un genio.

*Gapaster Hedonista: Mismo perro, distinto collar. Si las tienen repetidas, que las cambien.

*El Chipilifláutico: ¡Serie de explosiones! ¡Yuju! No sólo de Bruce Willis vive el hombre. De esta lo que hago es como con Breaking Bad, me los grabo o descargo y veo el principio, un poco del medio y luego el final, así me entero de quién es el asesino. Lo que más me gusta son las canciones del principio, de un grupo que no es muy conocido: “The Who”. Una pena, por que suenan muy bien, y tengo sus tres canciones en mi playlist favorito de mi iPod. Por cierto, ya que estoy, ¿alguien sabe cuándo va a salir el nuevo iPhone?.

Doctor Who:

*THE FAN: Mira que he visto series, pero uno no está completo hasta que no ve LA SERIE. Cada episodio es una aventura, señores. Todo amante de la ciencia-ficción la conoce de pe a pa y sabe todo lo que hay que saber de todos los doctores habidos o por haber o de lo frágil que es el Universo y el tiempo en verdad. Una pasada, es imposible que no te guste algunos de sus episodios gracias a su enorme variedad de temáticas. A veces me sorprende que no se queden sin ideas, ¿cómo lo harán? ¡Ya estoy ansioso por ver la próxima temporada y ver en que lío espacio-temporal-dimensional-cuántico-atómico se mete el nuevo Doctor!

*Gapaster Hedonista: Oh, ¡serie infravalorada donde las haya! Su compresión total necesita de un avanzado conocimiento que requeriría de decenas de libros, ¡me sorprende que sea popular! Temo que la mayoría de espectadores se queden en la superficie y no sepan ahondar en el principal sentido de lo que supone ser el Doctor o que significa su verdadera forma; su esencia. Quizás los incontables escritores que han pasado por esta obra (tanto por televisión como por radio) se pasen a veces de complejos, en un alarde de presumir sus conocimientos científicos en general. Es lo que temo, que el conocimiento llegue a todos y que con ello se contagie esta gran obra, la cual podría mostrarse con conocimientos más… básicos, ¡como los de una revista científica al uso de cualquier papelería! ¡O como pasó con Futurama! No lo quiera el Doctor, no lo quiera…

*El Chipilifláutico: ¿Cómo puede gustar? ¡Si es super vieja! Mi primo dice que aún la emiten, ¡lo que faltaba! Que se ponga de moda otra vez lo carca que sólo le interesa a nuestros padres. Me enteré de que incluso tiene episodios perdidos, ¡qué serie más desconsiderada! Ahora me entero de que se pueden perder ondas de esas de la tele. Quizás lo único que mola es el tío ese de la bufanda, le copiaré el look.

Erase Una Vez:

*THE FAN and El Chipilifláutico: ¡Qué original! Son los cuentos, ¡pero todos mezclados! (super-crossover) ¡Y encima en esta época! Tío, tío, imagínate a Pinocho o Caperucita Roja… ¡conduciendo un coche! Hablando por móvil o, qué se yo, ¡escuchando rap! Y, ojo, yendo a la moda… ¡qué original! Esta serie va a ser de culto, por lo atrevido de su concepto y lograr que funcione. Me encanta también como aparece absolutamente cada personaje de los cuentos, eso demuestra que Disney era realmente muy fiel en sus adaptaciones.

*Gapaster Hedonista: Un poco cansado del concepto “violemos los cuentos y vendamos los hijos bastardos”. Se juega mucho con que ya se sabe de antemano quién es quién y “lo original” que supone cambiar o adaptar a esos personajes. Encima, si se adaptan a los tiempos de ahora, pues… eso, puede quedar algo estúpido en algunos aspectos. Que sí, que vamos, que ya sabemos que los cuentos originales eran oscurillos, lo sabe hasta mi sobrino. En el fondo me da igual si Bella tuvo problemas legales con la Bestia, esa época ya la pasé… aunque, seamos sinceros, toda la culpa y conocimiento de esto nos viene de Disney. No es casualidad que desde cierto punto Blancanieves lleve el mismo vestido en toda adaptación… por cierto, hay cierto cómic llamado “Fábulas” que no está de más hojear. De nuevo robada otra idea de cómic, vaya, y mira que a “Los Libros de la Magia” aún le duele…

Hora de Aventura:

*THE FAN: ¡La mejor serie de todas! Nunca han habido dibujos como las aventuras de Finn y Jake, sin duda. Aunque el dibujo sea simple, ¡es muy efectivo! Eso demuestra que no hay que saber dibujar para hacerlo realmente bien. Al principio la serie me parecía muy rara, pero resultaba hipnótica, ¿sería por los colores y la simpleza de sus trazos? ¿O por esas paridas modernas que nunca antes ningún dibujo animado se había soltado? El caso que poco a poco fue como una droga, hasta que sin que uno se de cuenta ya se es fan aférrimo de la serie. Osti, ¿y cuando sale la historia de Marceline y el Rey Hielo? ¡O de muchos más! ¡Qué pasada! Se dijo así de repente, sin que nadie se lo esperara, ¿por qué no contaron estas cosas al principio? ¡Si es de lo mejor! ¿Sabías que el mundo donde transcurre la historia es un mundo post-apocalíptico? FLI-PO. Para que luego digan que es simplemente una serie para críos…

*Gapaster Hedonista: Una serie que pudo llegar a más pero que perdió fuelle demasiado pronto. Su premisa fue bastante elevada y cumplió toda expectativa, coronándose como la mejor serie de animación del momento… y ese fue el problema. En lugar de subir poco a poco como proceso natural y lógico, fue elevada a la estratosfera donde pudo llenar las carteras de todos sus realizadores (cosa muy honrada y de la que estar orgullosos, no digo lo contrario). El problema es cuando esa locura inicial, esa originalidad… fue matándose a sí misma, y los creadores lo supieron ver a tiempo quizás una temporada o dos de antelación. Fue entonces que llegó la historia (que se supone que la había, como bien indican los detalles ocultos de la introducción o algún comentario de pasada), centrando algunos episodios en la historia de personajes principales, resultando en un reclamo para mantener a la audiencia. Con ello vino involucrar personajes secundarios que fueron ideados sólo para un episodio específico y que no tenían más razón de ser, forzando la personalidad de dichos personajes y forzando de paso gags y chistes del momento que se rompen al ser recordados o convertidos en (repentino) canon. Ver, de repente, a personajes tan absurdos sumergidos en tramas serias fue algo chocante, que no estaba mal, pero se notaba ahí una sensación, como si se hubiera perdido identidad, como si se estuviera obligando a la historia a tomar un camino que no es el suyo y que desde un principio no estaba ahí. Aunque, bueno, no sé si esto es peor o lo es el mero concepto de meter constantemente detalles juveniles americanizados que dejan fríos a los de fuera de ese país. En fin, lo que pudo ser una de las series de la historia se ha quedado a mitad de camino, con una espectacular llama inicial que perdió viveza tan rápido como se mostró su espectacular explosión inicial. Una pena. Al menos queda el cómic, que no muestra por ningún lado signos de querer obligar a una trama, manteniendo esa frescura que caracteriza a la premisa original de la serie, con aspectos y detalles más originales y mejores que la propia serie.

*El Chipilifláutico: ¡Qué serie más rara! Un perro de goma y un crío haciendo los imbéciles mientras se encuentran y hacen cosas mal dibujadas. Encima he visto por Facebook que la gente imita el estilo… Que malo, de verdad, ¡si hasta mi primo dibuja mejor! Si le vierais que Gokus dibuja… ¡Ojo! ¡En cuatro poses! Me da rabia que no se esté ganando la vida con el dibujo, y más rabia me da después de ver la cosa esta sin sentido del perro morcilla y el niño histérico. Espera, ¿esa Game Boy está hablando?


“¡Tito Stiff! ¡Tito Stiff! ¡Tengo otra idea para una serie!” , “¿Otra de guerra? Vaaale, pero esta vez déjame colar aliens, porfi…”

d

Programas estilo Reality Shows:

*THE FAN: Tío, soy fan de esta clase de programas desde que “El Último Superviviente” se comió la mierda de camello. Desde entonces me los veo todos a ver si se repite algo tan histórico. Han habido mogollón de copias a ese programa y otros igual de originales más enfocados a la cocina o incluso los empeños y subastas. De estos me encanta “Empeños a los Bestia”, porque flipa cuantas cosas le pasa a ese negocio. Mi tío tenía también una casa de empeños y nunca le paso nada de eso, sólo una movida con un hermano suyo que le pidió de más por el oro que traía. El caso que también adoraba esos que se metían a casas encantadas y eran unos caguetas de cuidado, o el Chicote que se pone “on faier” cada vez que huele mal en algún lado. Tronco, ¡que eres cocinero! ¡No inspector de sanidad! ¿Qué más le dará…?

*Gapaster Hedonista: Otra estratagema comercial a partir de gente “real” o “más normal”, los cuales son más fáciles de convencer al mostrar los billetes. Salen más baratos que los actores y pueden realizar el mismo resultado, cuando no algo superior. El caso que ninguna de estas personas llega más allá que en el programa donde salgan. La preparación de los programas es bastante natural y es realmente fácil empatizar con cada personaje que pueda surgir, siendo todos muy originales por el mero hecho de que no han sido creados, pues son así, definidos por sus vidas diarias que provocan que cada persona sea un mundo, con la maravilla que supone. A mi parecer es como la WWE de hoy, si sabéis exactamente a qué me refiero…

*El Chipilifláutico: ¡Wa! ¡Qué paranoia me dan alguno de esos programas! ¿Sabes la de fantasmas y extraterrestres que hay por ahí sueltos? No soy el mismo desde que vi “El Jefe”, con eso de que en mi trabajo puede estar mi jefe infiltrado… desde entonces hablo bien de todos, hasta de la gorda desgraciada de mi compañera. De esos programas me encanta el de las madres adolescentes o los Shore, ¡qué pasada los Shore! Sale cada pava y cada pavooo… a imitar, me refiero, ¿eh?. No paran de viajar y ver mundo, ¡qué envidia! Y aprenden mucho. Era como lo de “Pekín Express”, aunque en ese se veía menos viajes, trataba más sobre discutir y pelearse.

d

(Artículo extra-largo partido en dos partes debido al palique que hay por aquí. Por favor, manténganse atentos a sus pantallas para la continuación. (Que será el sábado, vamos)).

comentarios
  1. Jeje, menos mal que tiene segunda parte. Ya me extrañaba no ver Game of Thrones o The Walking Dead aquí que soy superfriski ejejjee.
    Zimbabwe!

  2. Chuck Draug dice:

    ¡Vamos a opinar pronto y mal! Es que si lo hago bien y argumentando no estará en consonancia con el propósito del post de desvirtuar…

    Big Bang Theory: La serie con la que todos nos reíamos la primera temporada pero poco a poco ibas perdiéndole la gracia cuanto más avanzaba. También está el hecho de que una temporada de “jiji, jaja, qué friki soy” no está mal, pero más de dos ya empieza a oler a falta de ideas, por muchas chicas que quieran meter para dar variedad (y que no dejan de ser estereotipos más vistos que el TBO de rubia medio-tonta y empollona gafotas recalcitrante, por poner ejemplos). Aun así, mejor que la otra serie de Chuck Lorre (Dos hombres y medio) es. Y Sheldon siempre ha sido irritantemente estúpido, solo que nos damos cuenta tarde o temprano.

    Breaking Bad: A mí me gusta mucho esta serie, pero LA SERIE es un calificativo que le queda muy grande. Tiene episodios de relleno, otros lentos… El peso fuerte está en sus personajes, los actores lo petan muchísimo, y la historia acaba siendo secundaria, al final te da igual quiénes son los capos, quién quiere matar a quién… solo quieres ver cómo cambian (a peor) Walter White y compañía.

    Cómo conocí a vuestra madre: Vi algún capítulo suelto y no me llamó mucho, la verdad. Nunca fui un gran fan de Friends, aunque me gustaba, pero es que vi algunos capítulos de CCAVM (o HIMYM, para los puristas) y ni me hacía gracia ni me interesaba. Si alguna vez le doy una segunda oportunidad, aviso.😛

    CSI: Si te quedas con Grissom y Horatio, no necesitas más. El cambio de ambientación y de algunos papeles eran lo más interesante de las versiones Las Vegas y Miami. Cuando llegó CSI Nueva York o cuando Grissom fue sustituido por Laurence Fishbourne después de haberse comido a sí mismo, empezabas a notar cierto cansancio. Entretenida, sí, y más si les pasas todas las fantasmadas y paridas en sus investigaciones.

    Doctor Who: Mis experiencias se reducen a cosas sueltas sobre todo del Cuarto Doctor y a todos los episodios y especiales hasta ahora del Noveno al Undécimo. Es una serie entretenida, dentro de su cutrerío sabe hacer historias interesantes y… Mira, ¿sabes qué? Mejor me remito a mi tocho en la entrada de Superlayo de hace un tiempecillo: https://crisiscreativa.wordpress.com/2013/09/11/como-aprendi-a-amar-dr-who/#comment-7224

    Hora de Aventuras: Me gusta la serie, pero no me desvivo por ella, ni me encanta. Tiene puntazos, personajes rarunos, otros más interesantes, historias serias que están bien… Pero hay veces en que creo que la serie se ve mucho más épica de lo que realmente puede ser, y hay momentos de quiero y no puedo. Y te tienes que hacer al dibujo, y cuesta lo suyo.

    Realities: No veo realities. Diría algo, pero no puedo hablar de lo que desconozco.

    Me froto las manos para cuando toquen los bronies…

  3. mariods86 dice:

    De momento el Chipilifláutico lleva las de ganar en cuanto a comentarios random generadores de vergüenza ajena, oiga.😄

    Sobre las series, me cuesta coincidir con ninguno de los comentaristas, si acaso: en BBT mi opinión se acerca más a la del Gafapaster (aunque igualmente disfruto bastante con varios de sus episodios) en Breaking Bad mi opinión se acerca más a la del fanboy (es demasiado buena, a mí me ha entusiasmado), en cuanto a CCAVM y CSI me quedo con la opinión gafapaster, pero con muchas reservas (tampoco me parecen tan chuscas, sus joyazas y cosas muy buenas tienen), de Dr. Who me quedo con el Fanboy (la del gafapaster resulta cuanto menos muy pedante), de Érase una Vez, por lo poco que he visto y sé de la serie, de momento apoyo al Gafapaster, y de HdA… pues no se, a mí me gusta mucho la serie y mi opinión se basaría en la del fan, pero la del gafapaster igual también tiene su razón, lo malo es que no tengo la serie tanto al día como me gustaría.

    En los Realitys me ha faltado una mención a las cosas esas de “hacer casas para esta pobre familia”. Y no comparemos, la WWE era bastante más creíble que todo los realitys estos.

    A saber cómo continuará esto, como dice Draug, me huelo ponies.😄

  4. […] continuación del artículo del jueves sobre series, fans y descargas. O algo […]

  5. La pura verdad. Esta nueva tendencia a ensalzar series es como Arg. No he visto Breaking Bad me harto sólo de escucharla nombrar. A veces cuando quieren que veas una serie, terminan cansandote antes de tiempo.

    • Nubis dice:

      ¿Pero cuándo comenzó todo? Las series siempre han estado, y de repente las productores ven un filón a pesar de que a la larga una serie es más costosa que una película. Sólo hay que ver cuánto cuesta cada capítulo de Los Simpsons. Hasta series como Breaking Bad, de 90% de hablar, son caras en cada episodio.

      Imagino que Internet ha influído mucho para arriesgar por tal apuesta. Encima dura un largo plazon con beneficios que ninguna película, menos los clásicos, pueden lograr.