Tercer aniversario de Crisis Creativa: dando la murga

Publicado: febrero 1, 2013 de Fosforo en Crisis Creativa

Eh… ¿Cómo era esto de escribir un post? ¡Ah, sí! Primero tengo que coger mi agenda de ideas y… oh, ¿qué es esto? ¿Tercer aniversario de qué? Oh MIERDA.

¡Hola, amiguitos y amiguitas al post del tercer aniversario de Crisis Creativa! Ha sido un año duro, ¿verdad? Pero al final lo hemos salvado con cierta dignidad, y hemos publicado la friolera de 139 artículos desde la anterior efeméride anual de esta casa. Durante este último año hemos cambiado de equipo, hemos cumplido 500 posts y, como siempre, hemos provocado algunas buenas peleas en los comentarios. Como el año pasado abrimos la selección “The Best Of” que podéis consultar más arriba, para este año he decidido ampliar la lista a unos cuantos artículos más. Si sois nuevos lectores, o queréis recordar cómo vivimos de las rentas de tiempos mejores, es el momento perfecto de ir ahí y recordar algunos momentos estelares de nuestras carreras como criticones de Internet. También es posible que falte vuestro artículo preferido: protestad y decir que la selección es una mierda. Ese es el espíritu del blog.

Este es un aniversario raro por muchos motivos. El principal es que, como reza la cabecera del blog, las actualizaciones de Crisis Creativa en los últimos meses han sido, en el mejor de los casos, impredeciblemente erráticas. ¡Y eso en el mejor de los casos! Me gustaría poder comprometerme con vosotros, queridos lectores, a que el ritmo de actualizaciones va a mejorar próximamente, pero no puedo. Una cosa os aseguro, haremos todo lo que podamos. Aprovechando que ya son 3 años, y que ya estamos todos más viejos, quiero agradecer a los lectores más veteranos que nos hayan aguantado tanta gilipollez desde hace ya tanto tiempo, por el indescriptible apoyo que, para mí, supone llevar leídos más de 500 artículos del blog. Ellos ya lo saben, pero esta es su casa casi tanto como la mía.

Un aniversario de Crisis Creativa es más aniversario con tetas.

Un aniversario de Crisis Creativa es más aniversario con chicas.

Cómo los que me sigan en Twitter ya sabrán, esto me pilla en periodo de exámenes, lo cual hace un poco complicado escribir algo sin estar pensando en que debería estar haciendo otra cosa, pero quería dedicar este artículo a hablar sobre el proceso creativo que llevo a cabo cada vez que quiero escribir un post para Crisis Creativa. Es una técnica que he ido perfeccionando a lo largo de tres años ya, y no es, ni de lejos, demasiado infalible, pero creo que a mí me resulta práctica y a vosotros os puede parecer interesante.

Bueno, para mí todo el proceso creativo comienza con una primera idea que suele venir de Twitter, de mis conversaciones con amigos o de alguna película/cómic/videojuego que me dejan algún tipo de sentimiento, bien de rechazo (lo más normal) o de admiración, y tengo ganas de hablar de ello. Lo cierto es que la red social del pajarito (no, no me refiero a Chatroulette) ha sido la que mejor comunicación me ha permitido para sacar material, hasta el punto de que algunos me hayan acusado de escribir posts sobre “mis discusiones con Mariods”. Que sí, la verdad es que sí, pero bueno.

-Es muy majo este Fosforo, ¿eh cari? -Estoy embarazada de tu padre.

-Es muy majo este Fosforo, ¿eh cari? -Estoy embarazada de tu padre. JAJAJAJA -JAJAJAJAPUTA

Una vez tengo el tema, lo llevo en la cabeza. Aún no me pongo a escribirlo porque hacer un post con una idea principal es la mejor forma de fracasar que he podido probar. Falta lo que llamo “el punto de vista”. Siempre intento que un post de Crisis Creativa tenga un punto de vista original, diferente o incluso memorable. En ocasiones, el tema queda incluso oculto por ese punto de vista. Así es como se le ocurre a uno hacer un post HOYGAN, una Semana Positiva, un “post en directo” por Twitter o una comparativa con Zack Snyder para hablar (bien) de Michael Bay. Claro que otras veces el tema sobrepasa al punto de vista, al fin y al cabo es el tema, pero para mí es importante que todos los artículos intenten ser algo que solo podrías leer aquí. Nada de reseñas asépticas que podrían estar en cualquier otro blog (que las hay, no todas las semanas tiene uno 3 genialidades en la cabeza).

Muchas veces el “punto de vista” es un chiste, una broma que se me ha ocurrido y que estoy deseando usar, y cuando encuentro el tema donde meterlo, pues ya construyo todo desde ahí. Otras veces los chistes vienen luego. Si el post quiero que sea muy redondo, o al menos muy divertido, suelo ir apuntando chistes hasta que tengo tres o cuatro, y entonces es cuando me lanzo a escribir. Esto me ha costado más de una vez que llegue alguien (cof*untipoconboina* cof cof) y me pise el artículo. ¡En ocasiones me han llegado a pisar los chistes! Hay muchos posts que se quedaron en bromas sueltas anotadas, como uno sobre el Cocinar un Cristo de Javier Krahe en el que tenía pensado invertir los roles y criticar que vale, puede querer o no querer ofender a la religión y eso me da igual, pero que me parecía inaceptable que porque su objetivo fuera ofender a la religión no se le condenase por un chiste tan nefasto.

Ya ven, muchos artículos no llegan porque luego viene la parte de escribir. Con todo ya anotado me lanzo a redactar artículos, y muchos mueren porque se quedan cortos. Para mí un post de Crisis Creativa de menos de 1000 palabras es un fracaso personal desde hace más de un año. La gente dice que 1000 es lo más que llega a leer alguien por internet, pero los artículos de CC suelen sobrepasar gustosamente esa cifra (los más valientes pasan de las 3.000 palabras) y de momento no solo no se ha resentido la cosa, sino que he encontrado incluso que los posts más largos tienen debates más animados normalmente que los que me salen cortos. Por eso, si la idea finalmente no me da para mucho, suelo dejarla en el cajón, esperando otro punto de vista que la saque a flote (como por ejemplo hice con mis ganas locas de escribir un post sobre Terry Pratchett).

Comparado con todos los posts de este último año, esto es un fanzine mal grapado.

Comparado con todos los posts de este último año, esto es un fanzine mal grapado.

Una vez redactado el tocho lo releo un par de veces. Si tengo dudas con él, o creo que no me ha quedado demasiado bien, se lo paso a algún amigo de confianza que lo repasa y me comenta qué le ha parecido. La verdad es que llegado a este punto suelo cambiar muy poco del post. Le hago un par de pasadas ortográficas (a pesar de que odio escribir a ordenador porque me cuesta mucho más darme cuenta de mis fallos ortográficos en la pantalla) y entonces es el momento de meter las fotos. Muchas veces improviso las fotos. Una vez escrito el artículo busco imágenes sobre el tema y pienso comentarios ingeniosos que poner debajo. Suelen ser mi aporte de humor a los posts, y surge de forma espontanea. Cuando la gente me dice que de un post lo que más gracia les ha hecho han sido las imágenes quiere decir que el post ha sido una mierda incapaz de superar a cuatro chistes facilones y a una tía semidesnuda añadidos en el último momento. Aún así, suele sentarme bien ver que mis chorradas han hecho reír a alguien más que a mí.

Y así es como se hace un post de Crisis Creativa. O al menos, como lo hago yo. Lo siento para los que creyeran que realmente sigo este esquema, pero no es así, o normalmente no es así. Aún así, reconozco que es una buena plantilla. Pero, ¿cómo lo hacen los demás? Pues untipoconboina nos cuenta lo suyo:

Hace ya año y poco que entré como colaborador a esta, nuestra casa y la de todos ustedes, Crisis creativa. Para mí fue un honor formar parte del único blog que sigo a diario, capitaneado por mi amigo, hermano y posible amante Fosforo.

A lo largo de este tiempo, les he hablado de cosas que tampoco son para tanto. Que si Los Increíbles, que si Cómo conocí a vuestra madre, que si el jodido Robert De Niro, que si J. J. Abrams… sin embargo, la entrada que más comentarios recibió, recibe y recibirá (a no ser que el Juanmu haga otro POGRAMA) fue la de Nirvana, esos sucios melenudos sobrevalorados.

¿Cómo fue el proceso creativo para realizar esta entrada? Bueno, por aquel entonces yo tenía dos cosas que ahora no tengo: un piso en Salford y pareja, cosa que condicionó seriamente mi enfoque de la entradJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA qué va, de haberla escrito ahora la hubiera enfocado del mismo modo.

El detonante de mis artículos siempre es el mismo: encontrarme con una obra sobrevalorada. Por lo general, suele ser una película o un cómic, por lo que no es difícil documentarse: basta con verla, leerla, o lo que proceda, luego hacer una búsqueda para ver su contexto cultural, cómo fue el proceso de creación, la recepción que tuvo… vamos, lo que todo el mundo debería hacer pero no hace antes de dar una opinión.

En el caso de Nirvana, lo que hice fue descargarme comprarme la discografía del grupo, escucharla con las letras delante para asegurarme de no perder detalle de las «profundas» letras de Cobain en caso de que el inglés me fallara y también porque Cobain cantaba vomitando, leer sobre el grupo, entrevistas, declaraciones… un proceso que, créanselo o no, me llevó horas. ¡Horas, les digo! En Crisis creativa hacemos los artículos como churros, y por eso no nos salen con la calidad de los mismos.

Una vez realizado todo el proceso de documentación, a escribir toca. Eso implica aislarme en mi Fortaleza de la Soledad: vamos, decirle a todo el mundo que no me hable hasta que acabe de escribir, a no ser que sea importante. No, mejor, a no ser que sea IMPORTANTE. En ese momento, solo queda repasar las anotaciones que había tomado en el cuaderno durante la escucha, ordenarlas, pulirlas y escribir el artículo a partir de ellas.

Y el resto, queridos lectores, es historia.

Nubis: Aparezco como actualización repentina debido a un despiste tonto del que incluso se me avisó… os debo mil disculpas a los lectores y a mis compañeros.
Fosforo me pidió que hablase del proceso creativo de los artículos y con gusto lo trataré, no siendo el asunto mucho misterio pero del que aún así supongo que hay miga. Todo sea por celebrar este aniversario del que espero sea uno de muchos más.

En un principio suelo apuntar toda idea que me surge en general, ya sea para historias, textos cortos o, como corresponde, artículos. Dichas ideas tienen a transformarse, extrapolarse a otros campos. Más de una vez una conversación sobre un tema tonto o un cuento sobre un duende piromano acaba en artículo (no es coña), todo debido a que suelo enfocar todo en todos los sentidos.

Debido a que esto es un caos, tengo en dos documentos toda idea repartida, donde el que corresponde al de los artículos tiene los títulos y resúmenes de los mismos para recordarlos bien en un futuro que siempre acaba llegando.

Aunque últimamente, ya tenía claro de lo siguiente que quería escribir, quizás por haber mejorado en todo este tiempo a la hora de centrarme y saber trata con un tema en cuestión. Ahora comparo mi primer artículo ever con el último y me enorgullezco de la mejoría, aún notando bastantes fallos y puntos forzados. Aunque no me dejo derrotar y uso esto para seguir mejorando y avanzando, intentando imaginar hasta que punto puedo llegar.

Mis dos artículos más leídos son el de la Basura Digital (en parte gracias al buscador de Google) y el de Dragon Ball (por cosas obvias). Del primero fue una ida de olla, pues me gusta mucho analizar el futuro y en que evolucionará cada tecnología o concepto posible (mientras que imaginar la propia vida dentro de un tiempo es imposible). Como en aquel entonces solía visitar Internet, el asunto fue algo tan sencillo como sumar uno y uno. El resultado es curioso al menos a lo largo de un texto escrito de un tirón y a la primera, donde la película Wall-E fue bastante inspiración.

El de Goku y su maldad era de los que tenía apuntado, acumulando y escribiendo los puntos a tratar a lo largo de un mes quizás. Por eso quedó algo largo y hablaba de tanta cosa, pero como ha dicho Fosforo, los más largos son los más comentados, yeah. De este artículo estoy bastante orgulloso (aunque lo veo aún muy mejorable), pues es de un tema que controlo y que me pilló con buen sentido del humor del que me salía sin pensar mucho. Reconozco ser forzado con los chistes, pues el humor no es algo natural en mi a menos de que lo piense mucho; una anti-tesis para la naturalidad que se necesita con eso, precisamente. También jugaba a mi favor hablar de una serie bastante conocida, una de las tácticas que solemos usar a la hora de buscar artículos que tratar. Lo suyo es, como ya han indicado antes, intentar que sea diferente a lo visto normalmente, un asunto que a veces puede ser un arma de doble filo pero que siempre merece la pena intentar. Otro punto clave es donde lo publicité, acertando de lleno con ese nido de intento de trolls como lo es Submanga. Mira que llegan a ser adorables 8D (Aprovecho para aclarar que Submanga es una página aparte que no tiene nada que ver con Subcultura, pues se llegó a confundir el asunto).

Hay otros artículos como el de Ira de Titanes que simplemente es un resumen apuntado de una de las muchas noches con mis colegas, de los que si me apuntara toda parida posible que se sueltan tendría para otro señor blog. Una pena que lo de La Policía del Rol no vaya adelante.
Luego está el de Warhammer, mi segundo artículo como colaborador, el cual me sirvió como campo de batalla/pruebas para aprender y mejorar en esto. Aún sabiendo hoy día más del tema, seguiría escribiendo lo mismo… lo siento por los jugadores, sigue sin entrarme esa historia tan gris🙂

Eso es. Que decir de este año (casi, en marzo lo cumplo) como colaborador tarado de este lugar… mira que he leído blogs, pero sólo este me obligaba a visitarlo casi a diario. Supongo que mi constante amor y discusiones conllevaron a acabar siendo parte del equipo, una noticia que me gustó de sobremanera y de la que no me lo pensé dos veces en aceptar. Ha llegado tal punto que actualizo siempre por aquí y jamás por mi blog personal, un detalle que espero seguir manteniendo. Aunque seguro que lo mantendré de sobra gracias a que estáis siempre por aquí con vuestro tiempo y dedicación. Espero seguir mejorando para vuestro disfrute.

Pues ya ven amigos, esto ha sido el tercer aniversario de Crisis Creativa. Pueden mandar regalos, felicitaciones y besos, contactar con nosotros por la página de Facebook. Muchas gracias por aguantarnos la tontería todo este tiempo y, en este caso la frase tópica va más en serio que nunca… que sean muchos más.Yo de paso quiero agradecer a la tropa habitual, otra vez, haber aguantado hasta aquí, y a Nubis y Boinez que sigan actualizando cuando yo no puedo. Un abrazo.

Hasta el Lunes, si los exámenes quieren.

comentarios
  1. spikereven dice:

    ¿Leer los 500 post y haber escrito uno de ellos convalida con alguna asignatura? ¿dais subvención? ¿un abrazo? ¡Darme algo hostias!

    ¡Enhorabuena por seguir al pie del cañón! Estamos deseando que pase el bache estudiantil para que volváis a la carga ¡Mucho ánimo a todos!

  2. mariods86 dice:

    ¡Yey! ¡Enhorabuenísima por el aniversario!😀 Y na, el ritmo de actualización se perdona si mantenéis la calidad, así que… no os preocupéis. ^^ ¡Muchos ánimos y a seguir dando lo mejor!

    Lo de las discusiones… ays, cuánta morriña de volver alTwitter y tener alguna discusión sobre algo con usted, oiga.😄 Me ha encantado la mención.🙂

  3. Afani dice:

    ¡Feliz aniversario, tórtolos!

  4. Jesús dice:

    Os queremos mucho :_) Como han dicho ya, mientras la calidad siga siendo TOP, el ritmo es lo de menos. ¡Y felicidades! Que tres años con un blog no se cumplen así como así.

  5. jariknoah dice:

    Mientras que sigas haciendo fuegos de tres metros sin que la cocina de mi padre quede calcinada, seguiré disfrutando de este blog.

    Pd: Pene, pene por muchos años.

  6. Fosforo dice:

    Spike: Un abrazo y los que quieras hombre. ¡Gracias veterano!

    Mariods: Usted se la merece😉 Aquí seguimos, ya sabes.

    Afani: Yo no creo en la Navidad. ¡Paparruchas!

    Jesús: Nosotros también nos queremos mucho… y bueno, a vosotros también. ¡Gracias!

    Jariknoah: ¡UF! No me recuerdes ese momento😄 Mucho pene para ti también🙂

  7. A seguir dando el callo 3 años más, no os dejaré salir del sótano hasta que lleguemos a las 1000 entradas

  8. Lo mejor del tercer aniversario de Crisis Creativa, sin duda, las fotos.

    Bien sabéis que no llevo siquiera un año leyendo este blog, básicamente porque no llevo un año tampoco en Twitter, y es a partir de mi llegada a la red social cuando empecé a conoceros. Pero Google me lo autocompleta a partir de “cri” (por delante de cristiano ronaldo) y eso quiere decir, que este blog está entre los habituales, y supongo que lo seguirá estando en 2013.

    Feliz aniversario, bendición, y buenas noches.

  9. Vrede dice:

    The king in the blogs!

  10. ¡Gracias a todos y felicidades al otro!

  11. Es todo muy raro, señores.😎

  12. Fosforo dice:

    Sergio: Si tardamos 3 años en llegar a mil entradas es que nos estamos tocando los cojones pero bien…

    Calave: Estar por delante de Cristiano Ronaldo es nuestro sueño, y lo hemos logrado.

    Vrede: Burguer King in the blogs

    Boinez: Felicidades, felicidades😉

    Ensis: Parafraseando: 8)

  13. fernanj dice:

    Sinceramente, me habéis hecho ver un mundo nuevo este ultimo año. Felicidades por lo que hacéis.

  14. Carlos dice:

    Feliz cumpleaños, majos🙂

  15. ¡La tarta, la tarta! =D
    ¡Felicidades, gentucilla!

  16. Fosforo dice:

    Fernanj: Uh, eso sí que es un halago fuerte. ¡Gracias!

    Carlos: Otro veterano, ¿qué te voy a decir a ti? Gracias por todo🙂

    Lograi: ¿Quién quiere tarta teniendo directamente a la tía ligera de ropa? ¡Gracias!

  17. Chuck Draug dice:

    ¿Tres años ya? Eso es bastante tiempo. Y haber contribuido con un artículo invitado y con tocho-comentarios hace que uno se sienta bastante partícipe.

    ¡Felicidades y a seguir, aunque no sea con mucha regularidad!

  18. Siempre dice:

    Pues que siga la murga.
    ¡Felicidades!

  19. Fosforo dice:

    Draug: Y tan partícipe. Ya lo digo, este blog es vuestra casa. Gracias por todo🙂

    Siempre: ¡Que siga! ¡Muchas gracias!

  20. Ejem, más vale tarde que nunca, ¿no?
    ¡Felicidades!, con solo 11 días de retraso, mi perro se comió el reader.