Batman Arkham Asylum

Publicado: septiembre 2, 2012 de Fosforo en Videojuegos

Batman Arkham Asylum es, en esencia, el arte de ser Batman. No se me ocurre otra forma de explicar el juego que esa. Realmente podría haberse tratado de un juego de acción genérico enfundado en la franquicia del hombre murciélago, pero en absoluto, se trata de la pura esencia de Batman, del personaje universal. No de una de sus muchas interpretaciones si no, al final, de una interpretación universal y prácticamente atemporal que esquiva con buen hacer al Batman de las películas para permanecer a un concepto y a un mito mucho más grande. Y desde esa perspectiva, difícil de alcanzar, además se construye un juego sensacional que cubre todas las necesidades del medio de una forma inteligente y efectiva. Un videojuego contemporáneo que cumple con todos los requisitos exigidos hoy en día a un videojuego de forma firme y, en varios casos, mejor que la media de la oferta videojueguil del género.

El juego se mueve en el universo de Batman con tranquilidad y seguridad, juntando a varios de los más peligrosos enemigos de Batman, recogidos de diferentes épocas, y llenando de guiños a la vasta galería de enemigos del superhéroe para que no se queden sin nombrar (casi) ninguno de los que no puede salir por una falta, lógica, de espacio. Con el Joker como lógico maestro de ceremonias, Batman: Arkham Asylum supone un completo acercamiento al personaje, con fichas y profundización en muchos de los personajes que podemos encontrar en las páginas de un cómic. De este modo ofrece un completo recorrido para los menos aficionados a Batman, mientras que para los acérrimos supondrá un gran placer descubrir todas esas referencias mientras nos sumergimos en una historia que va creciendo en dimensiones hasta sitiar toda la isla del célebre psiquiátrico lleno hasta los topes de dementes criminales.

Tendremos que usar todo el arsenal de equipos de Batman para hacer frente a estas amenazas. Batarangs de lo más variado, garfios, explosivos, poleas y mucho más formarán parte, a medida que avanza el juego, de nuestro muy necesario repertorio de gadgets que ayudarán a Batman a avanzar entre una auténtica marea de sicarios del Joker dispuestos a acabar con nosotros en todo momento.

Hay pocas cosas que MOLEN más en el mundo que volar con Batman.

Pero no solo eso, sino que en muchas situaciones tendremos que servirnos de estos equipos para operar con sigilo y cuidado, evitando ser detectados por los matones armados que puedan acabar con nosotros antes de que lleguen nuestros puños. Así, la ocultación, la paciencia del momento adecuado y la estrategia para abordar cada nuevo escenario colmará las necesidades de cualquier aficionado a un Splinter Cell. No olvidemos que somos Batman, y hay que sembrar el temor y el miedo en los corazones de los criminales. Esto implicará en muchos casos renunciar al combate directo para dedicarnos a colocar trampas, caer desde los tejados o acechar por la espalda a nuestros enemigos. Exacto. Acechar por la espalda. Puro Batman.

Sin embargo, también contamos con toda la fuerza bruta, movimientos y llaves de Batman para quebrar huesos, romper narices y noquear con nuestras propias manos a todo delincuente que ose ponerse a nuestro alcance. Y habrá no pocas veces que será nuestra capacidad para golpear con rapidez y contundencia mientras esquivamos los golpes de los matones lo que nos permita continuar sin ser derrotados. Aquí encontramos unas batallas con un sistema muy sencillo (un botón de pegar, uno de defenderse, uno de saltar y 2 llaves) que visualmente creará un combate fluido y variado lleno de movimiento, con muchísimos movimientos diferentes y una velocidad envidiable. Por comparar, notablemente mejor que el sistema, parecido, de Assassins Creed 2. En definitiva, sea cayendo en silencio sobre ellos o sacudiéndoles más que a una estera, se puede disfrutar, y mucho, de estos enfrentamientos, que podrán recrearse después en la sección de “Desafios”.

“Yo no estoy encerrado aquí con vosotros. Vosotros estáis encerrados aquí conmigo.”

Por último, nuestro ingenio nos tendrá que poner a la caza de Enigma, el villano de Batman, que ha plagado el mapa de acertijos, preguntas y trofeos ocultos que debemos localizar. Todo esto lo convierte en un juego extenso, donde una vez terminado el modo historia aún nos quedan, con toda probabilidad, el 50% de estos acertijos, que al mismo tiempo atienden a parte de la historia y que no se trata de simple acumulación porque sí, sino que es bastante más amena que, vuelvo a poner el ejemplo, Assassins Creed 2. En total, una gran experiencia donde todo lo que es Batman se une para dar forma a una aventura memorable con algunos momentos sencillamente magistrales.

Tengo pocas, muy pocas pegas a este juego, porque me ha parecido sencillamente impecable. No diría que es perfecto, pero sí es casi todo lo redondo que podía ser desde su concepción, y está resuelto con maestría. El apartado gráfico, la jugabilidad, incluso los doblajes y la historia. Quizá tiene un par de momentos cansinos, como el hecho de cargarte, a lo largo de la historia, a cerca de 10 enemigos “mutados” y “ultrafuertes”. La primera vez, bueno. La segunda…vale. Pero después de cargarte a varios ya pierde toda la magia, y meterlos de dos en dos para ver que pasa tampoco mejora mucho las cosas. Se hace algo cansino y repetitivo, y al menos la primera vez que acabé el modo historia ya estaba bastante hartito. Con lo sensacional que es la parte de zurrar a matones normales, podrían haber trabajado en una mayor variedad de “enemigos finales” que evitase tanto momento clónico jugando. No es que no haya variedad, pero sí que echo en falta más.

Si lo hago yo es gracioso. Si lo hace Batman: Arkham Asylum está mal.

Otro de los elementos que no me acabó de convencer del juego. El exceso, horrible exceso, de fanservice en que ha derivado Harley Quinn. El juego ni siquiera se molesta en taparlo o ocultarlo, directamente Quinn es un putón verbenero animado para que no pueda ni andar con normalidad vestido con un traje que deje poco a la imaginación y que se mueve y contonea como una putilla cada segundo que aparece en pantalla. La verdad es que creo que el juego es lo suficientemente bueno como para no tener que explotar el erotismo de un modelo animado. Igual es que mi recuerdo del personaje más presente es el de la serie de dibujos animados y en los cómics ahora mismo es igual de pendón, pero a mí me llegaba a incomodar. Un poco como “¡Quitad a esta furcia de mi vista y dadme más Batman!”.

Otra pequeña pega, esta ya reducida a la plataforma X-Box 360, es que los famosos logros de la consola por desbloquear el juego, que en general están bien cogidos, tienen un par de ellos que solo puedes hacer durante el modo historia…y no es imprescindible ni necesario hacerlos para avanzar. Dado que el juego no nos permite “volver” en este modo, tener que volver a empezar el juego desde cero para llegar CASI AL FINAL a conseguir un logro es una experiencia bastante frustrante y que te pone muy mal rollo en el cuerpo. Ese mal rollo en plan me vuelvo verde y APLASTO. ¿Se nota que me ha pasado? Sí, se nota.

Al margen de estos pequeños detalles es un gran juego, una compra recomendable y, creo yo, un imprescindible de esta generación. Y tiene una secuela que dicen que es aún mejor. De modo que ya se imaginan para qué estoy ahorrando yo. Y recuerden, este Viernes el post número 500 de Crisis Creativa. Un evento casi único con sorpresas de todo tipo. Ya lo verán…

Anuncios
comentarios
  1. Chuck Draug dice:

    Se lo comenté una vez al buen Marja: Arkham Asylum es el juego de ser Batman (y en modo difícil “the GODDAMN Batman!”). Pero no solo eso, es un juego competente, un juego que te mantiene enganchado ya no solo por querer partirle la boca al Joker, sino también porque es divertido. Un juego que me divierta y encima sea de Batman, captando su esencia. Rocksteady BIEN.

    Los desafíos… algún día tengo que volver a ellos, los tengo aparcaditos, aunque los de sigilo se vuelven muy puñeteros. Eso sí: me gusta mucho cómo se integran en el todo estas fases de sigilo, cómo consigues crear el pánico entre los secuaces del Joker… Todo muy Batman. Y las peleas me resultaron bastante fluidas y casi sin querer ya haces los combos y las esquivas. Y se agradece cuando se acerca más de un matón y no es todo “viene uno y los demás esperan”.
    Ahora, lo del abuso de los supermatones… Pues yo no tuve problema con ello, lo veía como parte de la historia, aunque entiendo que llegue a cansar a algunos. ¿Un poco más de variedad? No estaría mal, y sobre todo con… nada, no digo nada por el tema de los spoilers.

    Los acertijos repartidos por Arkham Asylum también se las traen, pero es entretenido buscarlos. ¿Y no hay mención a las fases del Espantapájaros? Porque no sé al resto de mortales, pero a mí me gustaron, aunque reconozco que se me hicieron muy fáciles.

    Otra cosa, el tema del doblaje… A mí me sorprendió gratamente el doblaje en español, y mira que el doblaje en inglés contaba con gran parte del reparto de la serie animada de Batman. Lo que significa tener a Mark Hamill haciendo del Joker. El mejor Joker en Arkham Asyulm, ¿qué más se le puede pedir? Oh, espera…

    Respecto a Harley Quinn, sí, ha quedado reducida a poco más que un fanservice con patas. Lo que es una lástima. Y más sabiendo que Paul Dini está detrás de la historia del juego. Paul PUTO Dini. Vamos, es como si un padre le comprara un modelito de puta barata a su hija y encima le animara a ponérselo y le aplaudiera. Que sí, que la chica es muy guapa y tal, ya en la serire animada nos lo dejaban claro, pero si iban a disfrazarla de enfermera, ¿no habría quedado mejor algo menos descarado? Claro que podría ser peor: podría ser la Harley Quinn del nuevo universo DC.

    • Fosforo dice:

      No he querido comentar mucho lo de Espantapájaros porque de hecho creo que hasta el propio juego lo considera spoiler. Y es, con diferencia, lo mejor del juego. Quizá lo segundo después del sistema de peleas. De hecho esto: “algunos momentos sencillamente magistrales” se refiere exactamente a eso. Especialmente ESE que te deja con el culo torcido. ESE que te hace un mindfuck de esos. ESE momento. Sí. Si has jugado, sabes cual es.
      Y sí, claro que lo de los tios brutotes va con la trama, pero jo,… No sé, llegó un punto que se me hizo algo repetitivo.

      • Chuck Draug dice:

        Lo decía por lo que es el sistema de juego en esas partes… Claro que si hablamos de lo que ya supondría spoiler, pues sí. Hay que vivirlo. Hay que jugar para comprender la sensación que te deja.

  2. randy dice:

    Pues yo solo quiero decir una cosa: Espérate a jugar a Arkham City. Y ahí lo dejo.

  3. Jesús dice:

    A mí lo que me moló de este juego es, aparte de que obviamente es la polla de divertido, que respeta un montón al que no sabe nada del universo Batman. O al menos eso me parece a mí desde mi punto de vista, el de alguien que lo único que conocía del murciélago eran las pelis (que eso, al menos para mí, es no saber nada, vaya). Más allá de eso, nunca he leído ningún cómic ni nada que se le pareciera.

    Quizás “respeta” no es la palabra adecuada. Más bien que al que no tiene ni pajolera idea le insufla un montón de amor por el conjunto y los detalles y, al menos por lo que a mí respecta, cuando lo terminé me dieron unas ganas locas de empezar a leer sus historietas y conocer más de todo lo que acababa de jugar.

    Y como dice Randy, el City es la leche. Aunque no sabría decir por qué el Asylum me parece un producto más redondo y cerrado.

  4. Corto dice:

    Sin ponerme a repetirme con lo comentado hasta ahora (sí, el juego es la hostia) y dejando patente que mis conocimientos de Batman son limitados (no se ciñen solo a las películas pero desde luego no cubren todo lo que ha salido ni de lejos del hombre murciélago) una tontería que me gusta del juego es el papel de Enigma. En cualquier otro videojuego ir a parte de salvando el mundo/ciudad/país/princesa de turno coleccionando chuminadas por el camino rara vez está justificado “in game”, a menos que tu héroe sea un cleptómano que no pueda evitar ir rompiendo jarrones y saqueando los baúles de las casas de los pueblerinos a los que tenía que salvar (por los gastos y eso) quitando cuando el héroe es un arqueólogo/saqueador de tumbas profesional, que dejar limpia la mazmorra es una cuestión lógica.

    En Arkham Asylum cualquier otra excusa para perder el tiempo mientras intentas detener el plan del Joker, sea cual sea, estaría completamente fuera de lugar y rompería completamente con el universo del héroe de DC, de no ser porque el Enigma/Riddler es quien se ha dedicado a sembrar la isla de adivinanzas y retos (su compulsión de costumbre) a sabiendas además de que el mejor detective del mundo acabaría apareciendo y no podría resistir la tentación de tratar de vencerle/perder el tiempo resolviendo cada maldita adivinanza. Claro esta queda a la elección del jugador si ignora completamente el desafío o trata de ganarle en su propio juego.

    Enigma/Riddler es villano de Batman con una facilidad excesiva para la caricatura, la auto-parodia y en general hacer el ridículo que en Asylum consigue al menos transmitir un mínimo de seriedad (dentro del papel que le toca interpretar) como solo algunos guionistas logran (y desde luego Jim Carrey no). Ya en Arkham City lo borda.

  5. spikereven dice:

    Poco más que añadir, has clavado el análisis. El juego es de lo mejorcito del género, respeta al personaje y su universo, tiene guiños por todos lados y la historia y las subtramas están geniales. Realmente sientes que estás guiando a Batman, y los desafíos y villanos que se presentan están a la altura del mismo.
    Como pega también destacaría el sistema de combate contra los minijefes y los jefes finales, y es que la secuencia a seguir para derrotarlos (batarang para aturdirlos cuando están en carrera, lluvia de hostias y repetir) se hace muy cansino, pero tanto la historia como desentrañar los enigmas hace que sea algo completamente perdonable.
    Quiero recalcar también que el doblaje en español es realmente bueno, algo que se agradece. Normalmente juego a los juegos con el audio en inglés porque el doblaje es infinitamente superior, pero me encanta jugar con el audio en español cuando el trabajo está bien hecho, y este es uno de esos casos.
    Muchos dicen que el Arkham City mejora lo aquí visto, pero para mi no fue así. Hay una notable mejora en el sistema de combate y las formas de liquidar a los bosses son diferentes, pero la historia no es tan redonda y los enigmas a resolver quedan reducidos en su mayoría a pruebas de habilidad tocapelotas, aparte de que las fichas de personajes y microhistorias que recoges son exactamente iguales que las del Asylum.