Tener algo que decir o no tener nada que decir, he ahí la cuestión

Publicado: agosto 28, 2012 de Un tipo con boina en Opinión
Etiquetas:, ,

«Prolix! Prolix! Nothing a pair of scissors can’t fix!»

We Call Upon the Author, Nick Cave & the Bad Seeds

 

«A veces es mejor estar callado y parecer idiota que abrir la boca y confirmarlo», «no hables si no vas a mejorar el silencio», o «nunca digas “de esta agua no beberé” ni “este cura no es mi padre”». Todas ellas (bueno, la última no) frases que tratan un asunto importante: que hablar para no decir nada es de NECIOS. ¿O no lo es? ¿Hay que saber de lo que se habla para opinar? ¿Hay que tener algo interesante que decir? Nah, tampoco es para tanto.

Si hay algo que nos ha traído internet, es porno y memes de mierda una ventana de opinión. Ahora, quien más quien menos tiene Facebook, Twitter, blog o las tres cosas, y desde ahí vierte sus comentarios, muchas veces vacíos. Y es que no es tan importante tener algo que decir para hablar, ¿eh?

Por ejemplo, en el momento de estar escribiendo esto, es sábado por la mañana. Ya he ayudado a guardar la compra, atendido unos cuantos pedidos de Entre hamas y chapas (¡publicidad!) y revisado mis distintas cuentas de correo. Tras haberme duchado y afeitado, me he dispuesto a escribir esta entrada, que genero mientras escucho el Dig, Lazarus, Dig!!! de Nick Cave & the Bad Seeds, disco al que pertenece la canción de la cabecera. Y es que me he dado cuenta de que escribo con mucha más fluidez si tengo este disco de fondo. Curioso, ¿no? Normalmente se suele poner música instrumental y suave de fondo, pero a mí me funciona mejor la FURIA de Cave.

En fin, vaya calor que hace, ¿eh? Claro, es agosto y es normal, pero aun así, qué ganas de que empiece a refrescar ya, ¿no creen? Yo es que llevo mejor el frío que el calor, porque a fin de cuentas, si hace frío, uno se pone más capas de ropa y au, pero con el calor… no va a ir uno desnudo por la calle, que luego le detienen y qué mal, eh. QUÉ MAL.

Cambiando de tercio, me estoy releyendo El hobbit, y la verdad es que, aunque es muy entretenido, se me está haciendo algo cuesta arriba. Demasiada descripción para mi gusto, oigan. Ah, y desde que Peter Jackson dijo que iba a hacer no una ni dos, sino TRES películas, mis ganas de verlas son CERO. Se lo digo en serio. Tengo tantas ganas como de ver The Dark Knight Rises, con ese Bane que toma ibuprofeno.

Y podría seguir contándoles mi vida, pero ya ven que casi mejor que escriba cuando tenga algo que decir, ¿no? Lo que nos lleva a una pregunta clave: ¿por qué narices la gente ve videoblogs de gente contando su día a día*? ¿Por qué a la gente le interesa tanto las vidas de los famosetes? ¿Por qué triunfan los programas del corazón? Ah, pero estas preguntas dan para entradas aparte, así que, hasta entonces… no sé. Algo.

*Sí, al final todo lleva a los videoblogs. Como diría el Juanmu, tengo un POBLEMA.

Anuncios
comentarios
  1. Fosforo dice:

    Siga, siga metiéndose con el Hobbit y LE MATO. A besos. Pero le mato.

  2. Corto dice:

    ¡La respuesta es 42! O no… En fin, hay gente con aficiones muy raras

  3. valerian32 dice:

    oh, el metalenguaje. Pruebe a ser videoblogger conceptual. Que On Kawara se sienta orgulloso ;P

  4. Vrede dice:

    No sé si es un genio o un estúpido. Y tampoco si le amo o le odio. Diantres.

  5. Nubis dice:

    No me canso de escuchar esta del tío Nick: https://www.youtube.com/watch?v=elaHaLl8T1k Una pasada.

  6. Chuck Draug dice:

    Diga la verdad: solo ha escrito esto para meterse con El Hobbit, The Dark Knight Rises y los videobloggers, ¿verdad?

  7. coroneldredd dice:

    La gente ve esas cosas por un principio universal : El vacío es como un agujero, pide a gritos que lo llenen aunque sea con mierda. Y la gente produce mierda por otro principio universal, a todo el mundo le parece que la suya huele mejor que la de los demás. Pura sinergia entre Mesías de retrete virtual y coprofago huecos. Una de las maravillas de la era virtual, que le ha dado voz propia a la estupidez.