Somos nuestro peor enemigo: Fan y obra, esa extraña relación

Publicado: agosto 2, 2012 de Nubis en Cine, Libros y comics, Música, Opinión, Televisión, Videojuegos, Webcomics

Este artículo surge de la charla con los colegas Rokuruta y Bertowulf, en la cual concluimos algo importante sobre una afición:

Lo peor de un hobby son los fans

Con un hecho tan sencillo como este, es con lo que quiero empezar el asunto, y es que todos tenemos nuestras aficiones o amores platónicos en forma de obras artísticas, así como creaciones ajenas sean profesionales o no (entiéndase esto último desde el punto de vista empresarial).

Pero algunos se toman esas pasiones demasiado en serio, como si sustrajeran una extraña energía que nadie más ve o siente y con la que se alimentan. Claro está, esta energía tiene que ser compartida, y es cuando comienza la locura que no todos podemos entender.

Después de la siempre necesaria introducción (¡Auh!) repasemos entonces los ídolos y fans que nos podemos encontrar para ir un poco más prevenidos por la vida, desde lo alto a lo bajo:
b

 ¡Britney Spears también lee Crisis Creativa!
¡Crisis Creativaaaarrrlg!
b

Hola, soy Dios, queredme: Un caso cercano es el típico fan del ídolo musical de turno que habita hasta en la sopa del vecino. Si uno tiene suerte y se entrena en las secretas artes de los ninjas sordos podrá vivir feliz a ese machaque por radio, televisión y conversación de la tía que nos mola, menos, claro está, al ídolo total que tiene demasiado éxito, como el niñito “baby” en el que más de uno ya habrá pensado.

En serio, ¿nos merecemos escuchar a estos cantantes los que pasamos del tema? Es hasta injusto, debería ser una opción, no una obligación casi impuesta por sociedad. Las fans histéricas deberían ser encerradas solas en una ciudad aparte y que allí se entiendan ellas, que a los demás no nos interesa lo bien que se lo monta el rubito de turno. Es que llega a tal punto el asunto que se pide tan solo un poco de respeto, al igual que nosotros no les clavamos entre oídos lo que escuchamos. Si me interesa no te preocupes que ya me molestaré yo en oírlo a ver que tal.

El tema de los ídolos totales tiene su miga ya digo, ahora es Justin Bieber y millones de personas por algún extraño motivo y casi al unísono (que es lo más fuerte) saben todo de él y hasta de con quien sale, aunque vamos a ser sinceros, esto ya pasó en su momento con gente como Michael Jackson. ¡Ojo! no quiero hacer odiosas comparaciones, ya sé que musicalmente no es lo mismo y que el “blanco y negro” tenía temas de más calidad, lo que me refiero es al fenómeno fan que surgió tras la figura, ese ponerse de acuerdo cual zombies en pensar igual, vestir igual, decir frases recurrentes y, obviamente, escuchar lo mismo.
A efectos prácticos los nº 1 de la música, sean del estilo que sean, época, ámbito o cualquier aspecto que se os ocurra, son lo mismo, mueven a la gente de forma similar y les hace decir cosas incluso parecidas pero con otro lenguaje más o menos grosero. Me temo que en esta comparación he enfrentado al fan de Metallica con el de Bieber, aunque después de conocer a ambos puedo decir que tienen sus puntos en común, es lo que hay…

Hablemos de otro ejemplo conocido pero en otro medio, (*preparando el escudo, me asomo, respiro profundamente, me conciencio*) Crepúsculo (*bloqueando objeto volador muy afilado*), una saga de la que se dice ha desvirtuado el mito vampírico y en la que los seres sobrenaturales quedan a segundo plano debido al amor que impera entre los cara yesos de sus protagonistas.
Vamos a ser más sinceros y realistas, si esta saga no hubiese triunfado nadie la criticaría, otro gallo cantaría y de seguro que la gente que la pone a parir y lo leyese por casualidad opinaría cosas como “no está mal”, “que puntazo, los vampiros brillan, jaja” o en su línea del Twitter hasta lo recomendarían para pasar el rato.

Es tan malo el fan demasiado fanático como el crítico obseso, donde los dos provocan un sentimiento negativo de distintos aspectos pero de igual intensidad. A veces hasta siento como los que critican la moda de turno lo hacen ya por pura inercia, porque es su manera de ser y no pueden defraudarse a sí mismos ni a la máscara que han creado en su sociedad. Se informan de los cuatro chistes tontos que siempre pueden surgir de cualquier obra existente y, ale, a bromear con variables hasta que no haya fin. Me hace gracia porque muchos de estos ofensores son ya mayorcitos y se meten con jóvenes con estas aficiones, probablemente porque saben que estos apenas se pueden defender con argumentos sólidos. Yo os digo desde la comodidad de mi teclado, seréis menos ciegos que esos quinceañeros que sueñan con lunas que iluminan jóvenes sin camiseta, pero estáis tuertos y hasta cegados por esa ira artificial hacia lo que le gustan a otros. Que no tienen gustos, vale, pero nadie es perfecto. ¿Es qué vosotros con su edad no alucinabais con alguna serie? Pues ya está.

También hay que puntualizar que Crepúsculo debe su fama más a las películas que a los libros, a partir de esto se ha podido dar una imagen en la mente con la que poder meterse o adorar a dicha franquicia. Esa es otra, anda que no da rabia que a partir de una peli “saquen como novedad” el libro en que está basada con la portada de la puñetera película, matando de paso la imaginación porque parte de la magia de un libro es imaginar cada uno como quiera a los personajes y el entorno, pero me temo que de esta forma los vampiros de purpurina se quedan por siempre con el rostro tieso del actor guapete de turno. Seamos de nuevo claros y realistas, muchos de los fans que leen o ven estas sagas lo hacen más bien porque los actores y personajes son los guapos de turno, que les revolucionan las hormonas y no les hacen pensar. Es como el típico fan de un grupo que solo conoce la canción quemada de siempre y se considera lo máximo. Ya que he citado a Metallica, enga chavales, decidme más canciones aparte de Enter Sandman o Master of Puppets, vamos ; )

 El actor de Ron fue paralizado para la ocasión¡Por supuesto qué puedes tocarlo!” La madre que me…

b

Bah, yo ya lo conocía…: Otro clásicazo, aquel que conoce desde el primer día, o simplemente antes de que coja fama, una obra. Esto no debería suponer un problema si no fuera porque se toma una actitud un tanto pretenciosa, “Chaval, yo ya sabía de que pie cojeaban los Greyjoy antes que tú”, pues enhorabuena colega, enhorabuena. A mi lo que me hace gracia es cuando desean que todo el mundo lea ese gran libro que tan pocos conocen, y cuando por fin lo consiguen, ¡se ofenden! ¿No es lo qué querías? ¡Ahí tienes de repente a un montón de peña con la que discutir tu pasión! Si ahora no quieres, pues ten cuidado con lo que deseas, ¿qué quieres qué te diga?

En este apartado también entra aquel que ha leído el libro pero no desea ver adaptación alguna, por extraña razón de gafapasta. Se puede llegar al extremo de despreciar incluso a aquel que ha visto solo la adaptación y no lo original, mirándolo de repente como algo inferior. Vale que en la mayoría de casos la fuente original siempre supera a la adaptación hecha con fines comerciales, pero se tiene que pensar que a partir de esto se pueden ganar nuevos fans para la obra original, ¡pero no! ¡Qué ahora todo el mundo lo lee y ya no mola! ¡Qué yo estaba antes! Ains, en fin, yo lo que veo aquí es inconformismo o ganas de dárselas de algo.

b

¡Mira mamá! ¡Salgo por la tele!: Vayamos a algo más cercano, por decirlo de alguna forma. Todos aquí han visto o conocen aunque sea un poco al Crítico de la Nostalgia. Adoro a ese tío, es ingenioso y cada vez se lo curra más y sin apenas cobrar un duro, es un ejemplo a seguir en esto de Internet y las reseñas. Pero vamos a ser realistas, cualquiera de nosotros podría hacer lo mismo que él, sin la misma personalidad porque cada uno es un mundo, pero similar y con los mismos resultados al fin y al cabo. Todos hemos visto pelis malas con los amigos y hemos hecho comentarios graciosos o nos hemos escandalizado al ver una escena digna ya sea de crítica como de mofa, seguramente tenemos el clásico amigo que se suelta las mejores paridas sobre estas pelis. Bien, coge a tu colega y ponlo a hacer lo mismo que el Crítico, ¡ahí tienes la clave de este reseñador! Ey, no quiero quitarle merito al Crítico, solo poner las cosas en su sitio.

Otra cosa que me mosquea es si este personaje se pusiera a hacer las mismas reseñas pero por otro medio, no tendría ni la mitad de éxito. Es como si grabarse y subirse a Youtube te diera la voz de la razón o algo parecido, te otorgara la autoridad suprema de la que solo He-Man es poseedor. ¿Viene esto a qué la mayoría de la sociedad se cría más con la tele que con los libros? ¿Porqué una reseña escrita no merece o no tiene la misma aceptación que una grabada en vídeo? He leído reseñas donde te partes la caja por igual o te hace mover la cabeza de arriba a abajo sin darte cuenta para darle la razón al redactor. Si habéis pensado que es por el énfasis en la voz que suele usar, el Crítico también podría tener perfectamente un podcast y ser igual de grande, seguramente hubiese gustado por igual pero entre un público menor.
Esto me hace pensar que el medio visual es más poderoso de lo que creemos, por eso gente del montón o papanatas como los hay sueltos por el mundillo de los videobloggers triunfan tanto, porque el estar grabado nos engaña haciéndonos creer que es alguien “importante”, como siempre hemos visto desde críos en la televisión, un lugar donde solo los mejores pueden aparecer. O eso es lo que creíamos, hasta que creces y te das cuenta que la televisión es una farsa, pero ya es demasiado tarde y el inconsciente ha caído desde hace años en la trampa.

 El único fruto del amor... (8)Vamos Nubesito, que tú sabes como hacerme temblar…

b

Demasiada pasión por lo suyo: Quiero puntualizar también en un tipo de fan que todos alguna vez hemos conocido o conocemos de sobra, el que te intenta meter sus gustos a presión, el apasionado que cree que va a salvar nuestros mundos si leemos una obra específica. Lo peor es que no suelen ser mala gente y da mucha cosa mandarlos al cuerno, por lo que le sigues el rollo, te spoileas de toda la trama, aprendes a tener oído selectivo y a decir sí a todo. Luego viene el efecto secundario de que cada vez que ves u oyes hablar de dicha obra te den arcadas repentinas. Sabes que no lo haces a caso hecho, pero el mal ya está bien arraigado y ahora a ver quien se libra de él.

A este tipo de personas pesadas les digo que usen otras estrategias a la hora de recomendar, tienen que entender que no todo el mundo piensa ni sienten como ellos y que quizás esa obra con la que flipaste puede no ser para tanto para los ojos de otro. Si se recomienda algo, con una vez basta, la gente no es tonta y se queda con el detalle, podemos almacenar millones de datos en nuestros cerebros, así que ya ves. Así, si la víctima, que diga, el recomendado se cruza por casualidad con la recomendación, o no sabe que hacer y de repente se acuerda de lo que le dijiste, pues la degustará sin problema y sin relacionar malos momentos con ello. Tan sencillo como eso, es que hay que explicarlo todo, ya podrían hacerlo en el colegio que sé yo.

b

El creyente: Tenía que hacerlo, ponerlo, indicarlo, desahogarme por propias experiencias aquí y allí. Es el fan para el que ser aficionado a algo no es una pasión o divertimiento, es un dogma, tal cual, y si no te gusta o no compartes su opinión es como si hubieses realmente arremetido contra sus creencias, su dios artificial en donde se ha montado una película que hasta asusta. Por tanto, al ser infiel, eres el enemigo.

En serio, no ataco a nadie, es lo que veo, aparte de que todos los comentarios parecen escritos por el mismo, pues se ofende a su ego de una manera que no es normal, una manera fanática. Seguimos como ejemplo con el tema Bieber/Metallica, donde parecen los ataques unos a otro pre-diseñados y ensayados en grupo y en casa. Parece que cuando te haces de un grupo de fans de estos te entregan el guión que definirá tu vida, con la manera de hablar, excusas, ofensas y defensas y hasta que tienes que comer y beber (sin exagerar).

Al dios Baby/del Metal adorarás, y del dios Baby/del Metal huirás ¡Amén, hermano!

 "En la Boca del Miedo", película muy recomendadaLos redactores tampoco nos quedamos atrás, no sus creáis…

b

Bueno, antes de terminar aquí os dejo unos enlaces por si queréis más caña sobre el tema, no os perdáis estos recientes artículos surgidos por compañeros:

¡Qué pasó, perras! o cómo aprendí a odiar los videoblogs

El fenómeno fan, cansinismo sin par

¡Si no te gusto no me leas!

Si nos damos cuenta, (y en resumen a este rollo artículo) los fans deberíamos centramos menos en atacarnos unos a otros, en presumir cuanto se sabe/comprende una obra o no (otro tipo de fans, que si no eres el que sabe todo sobre algo te rechaza de su diminuto círculo) o lo admiradores que somos hasta disfrazándonos (por mucho que lo intentemos nunca se suple la identidad real, lo siento). Deberíamos ver el verdadero mal de este asunto, y son aquellos que saben aprovecharse de nuestros gustos y fe ciega, aquellos que ponen precio a nuestra dignidad con tal de conseguir esa miniatura edición limitada (durante unos pocos años) o que saben que vamos a esperar horas pasando frío con tal de ser de los primeros en adquirir ese nuevo videojuego, una espera nada comparada a los años que han pasado para que salga desde que sabemos del inicio del proyecto. Hay que darse cuenta que incluso ese aprovechamiento ha ido en aumento con cosas comos los DLC…

Se supone que estamos aquí para compartir y divertirnos, tener experiencias y enriquecernos culturalmente, no para desvivirnos con tal de demostrar algo. Bueno, sí, al final demostramos lo frikis que somos, en el mal sentido de la palabra. Es lo que hay.

Anuncios
comentarios
  1. spikereven dice:

    Los gustos son como los culos, cada uno tiene el suyo, y por normal general creemos que el nuestro apesta menos que el resto.

    Creo que la escala de fanatismo /devoción está relacionada con la edad y el desarrollo de las personas. De ahí que el tope, el fenómeno fan histérico-hostiable, se de en la adolescencia, etapa en la que buscas sentirte identificado con algo (o con lo que hacen los demás) y la mayoría se aferra a ello creyendo que eso les define como personas (por eso defiende su “afición” como si se tratase de defenderse a ellos mismos). En el momento en el que desarrollas otras inquietudes, fruto en gran parte de la maduración personal y mental, y aprendes que en el mundo hay “otras cosas” aparte de eso que te tenía “obsesionado” y no te dejaba ver más allá, desarrollas un nivel de afición diferente, por norma general más sano.

    Ojo, no digo que madurar conlleve un cambio de gustos. Hay cosas y aficiones que si realmente te gustan, más allá de intentar ser parte de la moda, siempre seguirán ahí, pero no ese borreguismo ciego.

    Y esto, señoras y señores, no se lo tomen al pie de la letra porque como ya saben, hay gente para todo.

    • Nubis dice:

      Las hormonas son muuu malas, lo peor es cuando te gustaba algo vergonzoso y por puro orgullo sigues diciendo que te mola. El orgullo, es parte de la culpa de este fenómeno fan, que intenta demostrar algo constantemente cuando realmente no es necesario.

      Y es cierto, madurar es lo lógico que debería ocurrir, pero por desgracia conozco casos de gente que se queda atrapada en el tiempo, y ya no sé si es por ellos mismos o por su obsesión con las aficiones que le obligan a seguir siendo un niño.

  2. fernanj dice:

    Esta clarisimo que sonará irónico, pero me hago fan de este post.

    A fin de cuentas, todo lo que nos rodea nos ha hecho crecer como personas y aun seguimos desarrollandonos, desde lo que hemos visto de nuestros padres hasta vete tú a saber qué nos encontraremos. Pero claro, como todo en la vida, existen unas cosas y existen las otras.

  3. En general, me gusta bastante el artículo, con algunos puntos me he tenido que enfrentar alguna que otra vez (curioso cómo Canción de Hielo y Fuego se encuentra en la mayoría de ellos, oiga), pero me gustaría indicar un par de puntualizaciones en las que discrepo enérgicamente (oh, qué pedante soy):

    -Si algo fuera menos popular… ¿sería menos criticado? ¿Crepúsculo sería recomendada como algo entretenido por aquellos que la critican ahora mismo? Joder, algún caso puntual extraño se podría dar, que de todo hay en la viña del Señor y ya hay quienes la recomiendan así aunque esté hasta en la sopa la saguita de marras. Pero, hablando en general, ¿en serio? No estoy de acuerdo, la verdad. ¿Quién en su sano juicio recomendaría la película de Luna Nueva (no confundir con el clásico de Howard Hawks)? Sea o no popular, es digna de ser vilipendiada una y otra vez. ¡Se lo merece, hostias! ¡Por cansina, por esperpéntica, por esos personajes! ROARGH. Y no tiene nada que ver que sea popular, aquello que es popular pero es decente también es recomendado. Haciendo la regla de tres, no salen las cuentas. Sinceramente, la saga de los vampiros diamantinos romanticones es criticada por muchos motivos que se pueden argumentar en tochos kilométricos, y entre todo ello poco tiene que ver que haya fans histéricas, eso solo echa leña al asunto, pero no creo que cambie tanto la percepción de mucha gente sobre esas películas y libros.

    -Cualquiera puede hacer lo que Doug Walker con el Crítico de la Nostalgia. Sí… claro. De verdad… ¿cómo se puede decir nada semejante? No creo que ese nivel de ironía e ingenio esté al alcance de todos. Ni mucho menos. Haced la prueba, os reto a ello. ¿Quién tiene los cojones de hacer más de 200 reseñas sin repetir los gags una y otra vez o sin agotar al espectador con los típicos “tics” inevitables? No, de verdad. No es tan fácil como parece. Todos podemos hacer coñas de tal y cual película, pero no a ese nivel SIEMPRE, ni tan regularmente ni con tanto carisma y personalidad, dando la dosis justa y sin extenderse demasiado. Que, en serio, ni tanto ni tan poco, afirmar que todos pueden hacerlo es una barbaridad. Si es tan fácil, ¿por qué no hay más así? ¿sabes cuántos imitadores hay por toda internet que se supone que hacen lo que él y caen en el ridículo? He visto unos cuantos y no le llegan lastimosamente ni a la suela de sus zapatos. Él puede hacer un vídeo de 20 minutos y jamás aburrirte, pero otro lo hace y puede llegar incluso a desesperar. ¡Ya quisiéramos muchos hacer siquiera una review como la de Moulin Rouge! O_O Y paro, que ya parezco un fan letal de esos, pero en serio os digo que creo que lo que él hace es MUY difícil, y encima el cabrón argumenta como pocos, si hasta se permite burlarse de sí mismo una y otra vez.

    Pero lo que sí es cierto es que lo audiovisual siempre tiene más poder que lo escrito o ilustrado. Solo hay que hacer cuentas entre las ventas de los best sellers, las recaudaciones de los cines o ver cuáles son los personajes más populares del momento para darse cuenta de ello.

    • Nubis dice:

      Es eso mismo, que hay demasiada gente que se queja por quejarse sin ni siquiera haber leído el puñetero libro. Al igual que tú, tuve la desgracia de ver la peli, la primera, y madre… ¡uf! Típica peli para adolescentes con el criterio aún poco desarrollado, por eso me da rabia/asusta que triunfe tanto.
      Pero es eso, que hay mucho gafapastismo por ahí que se aprenden las coñas básicas y, ale, a formar parte del rebaño. La sociedad es así, sobretodo en adolescentes, y no es de extrañar que incluso gente que se dice fan de Crepúsculo en el fondo no les guste, todo por miedo a acabar en la hoguera. Seguir una moda es lo que está de moda, vaya.

      Del Crítico quería levantar pasiones y lo he logrado ^^ De buen rollo, eso siempre. Soy fan de ese tipo, adoro lo que tú mismo dices. La de horas que le habrá echado a su “trabajo” (lo pongo así porque no está remunerado, pero debería) y el criterio propio sin sentar esa cátedra ni obligar a nadie y con un sentido del humor de lo más ingenioso que he visto.
      Mi “ataque” hacia a él se debe a que muchas veces me he visto identificado con él, no en el sentido de personalidad, si no de que sabía de antemano que iba a decir o iba a hacer, que todos esos fallos en las pelis era lo mismo que pensaba yo. De tipo de humor no le llego ni a la suela, pero conozco varios amigos que sí, por eso de que cualquiera podría hacer lo mismo que él, lo difícil es como enfocarlo y echarle tantas ganas como hace él.
      Hay mil imitadores a partir de él por toda la red, pero memorables muy pocos, pero dale tiempo al tiempo para terminar de hallar otros grandes a su altura, con la consiguiente progresión de olvido hacia el Crítico por parte de nuevas generaciones de espectadores, como tantas veces ha ocurrido con otros pioneros.

      Además, el objetivo era colocarlo en su sitio, que no hay que elevarlo tanto cuando realmente es un ser humano, a ver si con mis párrafos la gente recordaba que era una persona como cualquiera de nosotros con una pasión, de ahí también que grabarnos hablando de lo que nos gusta (más que imitar, que puede que en parte por ahí venga el problema de tanto cutre reseñador que vino después) puede hacer surgir buenos vídeos, porque más que las palabras, es como muestras lo que sientes, y ya puedes decir incoherencias que la emoción se notará y plasmará.

      • A decir verdad, el hecho de que no entendamos el éxito de Crepúsculo no es nada nuevo, recuerdo cómo mi primo (más mayor que yo) flipaba al ver el éxito de los Power Rangers y cómo nos tenía sorbidos el seso a tantos críos, cuando no ofrecían nada o menos que peleas cutres con escenarios de baratillo y trajes carnavalescos. Igual que el hermano mayor de un colega tampoco comprendía cómo podíamos flipar con los libracos de Pesadillas. Que sí, que Crepúsculo puede que sea aún más “nocivo” por los mensajes que trae, su enfoque o el pésimo retrato de unos personajes terriblemente conservadores y patéticos, ¿pero quién dijo que las modas son algo nuevo? Siguen ahí, solo que se van alternando. Aunque no puedo evitar pensar que van a peor, antes las chavalas al menos seguían cosas como Leyendas de pasión o Entrevista con el vampiro. Ufff…

        Lo del Crítico sigo pensando que has usado un mal ejemplo. Es decir, para expresar el poder de lo audiovisual frente a otra medio de mucho menos empaque pienso que habría quedado mejor utilizar de ejemplo a otro “videoblogger” (o como se diga) bastante menos capaz de Doug. Es decir, sí, lo inquietante es que a muchos se nos ha ocurrido alguna vez lo mismo que a él, pero como crítico, la forma en que argumenta y te sientes identificado con él es peligrosísima, realmente te llega a influir de mala manera. Tiene cierto “poder” más allá del que le ofrece el medio, diría que tiene habilidad para lo que le gusta hacer. De ahí que diga que hay muchos otros, precisamente de su web, que habrían servido mejor para lo que quieres decir. Que sí, que es un ser humano, no pierdo de vista eso, como también lo es Alan Moore o cualquier otro autor de cierto nivel. Es solo mi opinión y dejo ya de exponerla, que de verdad me asusto cuando me leo, parezco un fan letal de esos. XD

  4. Vrede dice:

    Par de cosejas:

    Si Crepúsculo no hubiese triunfado no hubiera gustado a sus haters. ¿Por qué? Es un libro mediocre con un amor de todo a cien. Hubiera pasado sin pena ni gloria y ahí se quedaría, quedando en nada. Debo puntualizar que el boom no surge a raiz de las pelis, sino de los libros en sí, pues ya había una legión de fans histéricas ANTES de que viéramos a sus inexpresivos protagonistas.

    Respecto a los que critican modas por inercia, ñe, en parte sí y en parte no. Es fácil criticar/odiar algo cuando te lo están metiendo hasta en la sopa, pero por otro lado no creo que haya gente que siempre critique lo que se pone de moda. Depende qué sea, claro está. Algunos se dedican simplemente a soltar pestes sin argumento alguno porque son tope destroyers y debe quedar cristalina su posición. Son los malotes, temedlos.

    A mí me gusta recomendar a mis amigos series, pelis, juegos, porque para empezar a mí me mola y quiero compartir eso mismo con ellos. Si les convence, oye, genial. Será otro tema de conversación con esa persona, y si no le gusta NO PASA NADA, que hay algunos que se ofenden cuando les dices que algo no les gusta y a ellos sí (pero si es a la inversa pronto saltan con el “para gustos los colores” 😛

    Y vamos, que buen artículo Nubarrón.

    • Nubis dice:

      “Para gustos los colores” Típica frase-excusa del saco de genéricas xD Lo veo más un sistema de defensa para auto-convencerse de que lo que les gusta es perfecto dentro de su mundo intocable. Como bien dices no pasa nada, pero la pasión de fan aférrimo ve alterada su percepción hacia la obra y tiene que remediarlo cuanto antes. El efecto placebo no sería descabellado en este caso.

      Y ya te digo que hay mucha gente que odia por inercia, ya los motivos son tan variados como las personas. Crepúsculo de no ser famoso te aseguro que incluso habría sido considerado “obra de culto”, ¿por qué? Fácil, porque precisamente como nadie lo conoce y lo leen cuatro quinceañeras casuales pues lo poco que leeríamos por ahí en reseñas es que es “una obra de culto” y nos lo creeríamos, quedando en nuestra mente que hay que echarle un ojo a eso cualquier día. Si no llega ese día, moriremos creyéndonos la mentira. Digo esto porque así pasa mucho en el mundo del cine, donde obras que solo conocen cuatro gatos y son consideradas la pera e infravaloradas en realidad no son para tanto y el criterio de esa gente que a lo mejor no tiene tanto ya se ha expandido cual virus.

      • Chuck Draug dice:

        “Para gustos los colores” es más dejar claro que no todos somos iguales, que cada cual tendrá su opinión, sus gustos… No lo veo ni placebo ni excusa, solo constatar la realidad de que todos somos diferentes… aunque sí, se usa más en plan derrotista, pero no tanto ante gente convencida de que algo le guste porque realmente le gusta y tiene sus razones como ante gente cabezota que no quiere argumentar nada.

        Odiar por inercia ocurrirá siempre, pero como digo, es más por popularidad y pesadez de los fans que por la obra en sí. Si algo es malo, es malo sea algo que pase sin pena ni gloria o tenga una popularidad enorme. Aunque también el rollo hipster y gafapasta tiene tanta miga como los fanáticos y los ‘haters’, porque decir “esta obra infravalorada…” puede ser realmente una buena obra que se ha quedado en el olvido injustamente… o realmente es que no merece la pena.

  5. Chuck Draug dice:

    Es una reflexión interesante sobre el fenómeno fan, pero tengo que decir que Crepúsculo seguiría siendo mala tuviera o no la fama de ahora. La cuestión de Crepúsculo es su visibilidad. Y como dice Vrede, el histerismo fan viene de los libros, igual que pasa con Canción de Hielo y Fuego, no con unas películas o una serie. Las películas ayudaron a que se diera a conocer a un público aún más amplio, pero ya existía esa fama con las novelas.
    Si no fuese tan famosa, Crepúsculo seguiría siendo tan mala, tan badfic de vampiros como sigue siendo, solo que es eso, que no sería tan visible. No es que su detractores la estarían mirando con mejores ojos, es que ni siquiera la mirarían porque no sabrían de su existencia sin esa legión de histéricos que en la actualidad lo adoran.
    Eso pasa con cualquier ídolo, llámase Justin Bieber, llámese Michael Jackson, llámese Manolo Escobar.

    Pero sí es cierto que cuando llevas el fenómeno fan al extremo ya no de que si critican tus cosas favoritas te ofendas, sino incluso a convertirlo en tu religión, arruínas el objeto original de tu pasión para los demás. A mí me pasa eso, precisamente, con Touhou y Friendship is Magic. Podría ser fan de cualquiera de esos materiales originales, pero la base fan de ambos, que parece no tener problemas en resaltar los elementos más radicales o, al menos, los menos sensatos.

    Lo de Touhou es lo más preocupante cuando miras gente que se les cae la baba con lolitas. Me da igual que sean voladoras, me da igual que en realidad sean más viejas de lo que aparentan, estamos hablando de personajes cuya apariencia, excepto contadas ocasiones, va de los 10 a los 16 años.
    Y añado otra cosa: más de uno ni siquiera ha jugado a los juegos originales y todo lo que saben de Touhou viene de memes, estúpidas o no, creadas por fans, unos acertados, otros a los que habría que patear hasta que recuperaran el sentido común. Y ahí tenemos otra clase de fan, o de falso fan: el que dice ser fanático de una cosa que solo ha conocido en su vertiente fan (art, fiction, game…) y no ha catado nada del material original. Son fans del fanon (fan + canon), no del original que supuestamente siguen.

    Sobre MLP:FiM… el primer brony que me venga con “amor y tolerancia”, lo mando a verse la serie de nuevo (e incluso meterle la generación 1 por el orto) y que luego vuelva y me diga dónde está eso de la tolerancia y si realmente ven la serie porque les entretiene y ver qué moraleja han colado o si es solo por ver a su poni de color pastel favorito haciendo cosas monas (y esto lo está diciendo alguien que cree que Fluttershy es el ser más adorable jamás creado, ojo).

    Vale, sí, yo veía la serie también por ver qué locura deadpooliana hacía Pinkie Pie. ¿Contentos?

    A lo que iba, que es otro caso de parece que saben del material original, pero realmente saben más del fanon que de otra cosa. Y que cuando en el canon, sea por lo que sea, no ‘respetan’ lo que los fans han creado (casos: los cambios de Derpy Hooves, la pegaso bizca, o que un tal Doctor Whooves se llame Time Turner), más de uno se rasgue las vestiduras. ¿Que son casos puntuales? Ojalá realmente fuesen puntuales.

    Ya veis, hay fandoms que hacen que no puedas declararte fan de algo por el qué dirán. Fijaos que le qué dirán tampoco es que sea algo tan importante para mí, pero cuando llegan a estos casos, apaga y vámonos.

    Ah, y el “mira, mamá, salgo en la tele”… se refuerza mucho eso del poder de la imagen y el sonido cuando luego enlazas el articulazo de Randy sobre los vloggers y se ve claramente que sí, que muy bien, que cualquiera se puede creer Doug Walker, aunque tengamos cada uno su personalidad, pero unos valen, otros no… pero igualmente tienen sus seguidores. Será movimiento fan radical, como bien demostró Randy, será que algunos son demasiado sensibles… será lo que sea, pero ya digo, ser un Doug Walker cualquiera no es fácil, convertir tu afición de hacer reseñas en tu trabajo, tampoco. Además, siempre hablamos de Doug como el Nostalgia Critic, pero olvidamos a Ask the Guy o a Chester A. Bum, que también los hace Doug.
    Y ya que hablamos de “cualquiera puede hacerlo”, precisamente TGWTG es un ejemplo de que cualquiera puede hacerlo, pero pocos valen para ello. No daré nombres por sonar como un fan radical de los que habla Nubis, pero echad un vistazo.

    • Entre todo lo que ha dicho Chuck, me he acordado de una vieja amiga, que una tarde volviendo de la facultad me comentaba que le encantaba Pucca, que tenía TODO de Pucca. Que si llaveros, que si ropa, que si carpetas, que si… (estamos hablando de una muchacha de como 25 años)… bolso, que si yo qué sé… Yo le dije que era una queca simpática, pero que yo sólo había visto la serie.
      “¿Tiene una serie?”
      (Es la misma amiga que me porfió que Hermione hacía mejor pareja con Harry que con Ron, y yo le decía que desde el primer libro se ve que Hermione y Ron hacen y harán buena pareja de verdad, y entonces me dijo “Yo es que no he leído los libros ni he visto las pelis”…)

      • Nubis dice:

        Cierto, otro tipo de fan del que me olvidaba comentar, el que lo sabe todo y no ha visto nada xDDD Se dividen en dos, los que aparentan y siguen el rollo como pueden a los fans que sí lo siguen y los que se empapan de información y se quedan ahí, solo en la teoría.

        Anda, dile a tu amiga que se está perdiendo un mundo, que no se quede en lo superficial jeje.

  6. mariods dice:

    Para empezar, diré que las fotografías usadas en este post son, a excepción de la de Sam Neill, de las más desagradables que he visto en Crisis Creativa. Bravo. XDDDDDD

    Y ciertamente, lo que echa a perder un producto es sencillamente eso, el fenómeno fan.

    He visto que muchos han comentado que difieren en una parte fundamental de este post: bien, yo en esa parte estoy de acuerdo. Me explico: Si Crepúsculo no fuera tan famoso, no se criticaría tanto. Yo estoy de acuerdo. Una novela / peli detestable es una novela / peli detestable. Pero ¿alguien ha leído / visto tantas críticas por todas partes a lo ancho y largo de internet de otra peli que no sea esa? Muchos detestan las pelis de Alvin y las Ardillas o las pelis de Transformers o de Dreamworks o la del Motorista Fantasma casi tanto o más que esa, y que yo vea, las críticas que se realizan sobre ellas no han llegado al nivel de “omnipresencia” de la que Crepúsculo ha hecho gala. En series de televisión, cómics, podcasts, videos de youtube, animaciones… EN TODOS LADOS se ha criticado Crepúsculo. Es casi algo automático. Y esto es potenciado por su popularidad. El hecho de que mucha gente conozca un determinado fenómeno (gracias a sus fanboys en su mayor parte) hace que la gente tenga muchas más ganas de criticarlo por todos lados. Y Crepúsculo pudo convertirse en una chorrada de moda que un día apareció y nadie más recordaría al medio año siguiente (como por ejemplo, qué se yo, la peli de Compañeros, que era más nefasta que eso y tampoco ví a tanto hater como hoy en día lo hay de Crepúsculo). Así que disculpadme, pero yo opino que sí, que la fama de un producto POTENCIA que la gente disfrute más criticándolo. ¿Por qué si no Hanna Montana se ha convertido en un tema odioso tan popular y sin embargo no se suele mencionar series de corte más horrendo como Sunny entre Estrellas? No tiene nada que ver que nos guste más o menos, yo detesto ambas. Pero sencillamente Hanna es más popular. Listos. Un mejor ejemplo: Los ponies. ¿En serio habría tantos anti-bronies si no existieran los bronies? Porque ahí están los Osos Amorosos, que tienen serie nueva super-hortera, y todo el mundo pasa de ellos. O las Bananas en Pijama. ¿Qué tienen los ponies que merezcan más odio que esas dos series juntas? Yo lo tengo más que claro.

    Y por otro lado, no creo que Nubis haya querido meterse con el talento de Doug Walker, sencillamente comenta el hecho de que, si hubiese optado por un medio menos “popular” como son los videos de Youtube, aún le conocería mucha menos gente. Creo que tiene razón. He leído posts descacharrantes o cómics con reviews magníficas y no veo que tengan tanto éxito como Doug. ¿Que Doug sea mejor que esas otras reviews? Ahí no me meto, pero aceptemos que no todo el mundo disfruta tanto leyendo webcómics o oyendo podcasts como viendo videos de Youtube. Y ciertamente, si Doug hubiera optado por otro medio que no hubiera sido Youtube, yo también coincido en que el grupo de fans hubiésemos sido mucho menor. Somos una generación que ha crecido con la televisión, y eso hace que lo que vemos en una caja tonta moviéndose atraiga mucho más nuestra atención que cualquier otro medio. Aquí puede saltar cualquiera (como yo) diciendo “no, yo disfruto más los cómics” “yo disfruto más un buen podcast en mi mp3 que un video” y sí, coincido. Pero eso no significa que todo el resto de la humanidad coincida. Y en ese sentido sí, apuesto a que una parte importante de fans del Crítico no existirían si Doug hubiera elegido otro medio para hacerse visible.

    Nada más, aparte de buen e interesantísimo post y tal. ^^

    • Como me siento aludido en gran parte de este comentario (de hecho, parece una respuesta directa del mío, no sé por qué no es tal cosa directamente :p), procedo a contestarte.

      -Tema Crepúsculo. Que se hable de ella es evidente por qué, por su fama y porque la hemos tenido hasta en la sopa. Aparte de que a muchos nos da algo cuando las “crepusculocas” dicen cosas como “ha descubierto el romanticismo trágico-gótico en los vampiros” (Anne Rice dice HOLA) o “es que es la historia de amor más bonita de todos los tiempos” (muero lentamente), lo que me lleva a decir que muchas veces nuestras críticas van más hacia esas fans que a la película en sí. ¿Qué pasaría si no fuera popular? Pues justo lo que tú mismo dices: sería olvidada y nadie hablaría de ella, apenas se acercaría nadie a verla y quien lo hiciera dudo que la recomendara (es en ese punto donde he diferido con Nubis), sino que a lo mejor diría: joder, qué cosa más insulsa y quizá no pasaría de ahí, a no ser que hablemos de uno de los redactores de Cine Cutre, por poner un ejemplo. Exactamente como pasó con Compañeros. Pero vamos, que dudo que el criterio de muchos cambiara, solo habría menos mala bilis, pero recomendaciones… permitirme dudarlo.

      -Sobre Doug, si yo no niego que el apoyo del medio audiovisual es bastante más potente que el escrito o el del podcast. De eso no hay duda. Pero mentar precisamente al Crítico de la Nostalgia y decir que eso lo hace cualquiera… joder, media un abismo. Especialmente porque yo estoy muy curtido en el tema de las críticas y reseñas en internet, leo blogs con ese material continuamente, y no he dejado de hacerlo desde hace por lo menos siete u ocho años mínimo (cómo pasa el tiempo), incluso yo he escrito varias basándome en el estilo de muchos y tratando de labrar el mío propio. Por eso sé que Doug, si tiene la fama que tiene, es la que se merece. Porque sí, es innegable que el medio le hace un gran favor, pero es que encima lo aprovecha al máximo. Y por si esto fuera poco, existen pocos críticos como su personaje, capaces de tener una ironía tan perfilada y unos argumentos tan sólidos, sin intentar sentar cátedra. Por medio escrito, sinceramente, he visto a muy pocos así. Vamos, que yo lo que critico es eso de “cualquier puede hacer lo que él”. Quizá sí, grabarse criticando una peli y luego editando el vídeo lo puede hacer cualquiera. A lo mejor Nubis se refería a eso. Pero hacerlo COMO él, solo hay que ver su propia web para darse cuenta de que nadie lo hace como él. Y encima hace que parezca fácil. Pues no lo es. Solo quería dejar constancia de ello, como fan que soy. XD

      Y nada, que eso. Que aún queriendo centrarme en estos puntos, el post está dando para debates interesantes, desde luego.

      • mariods dice:

        XDD Sobre lo de sentirte aludido, precisamente quería contestarte a tí para comentarlo, pero ví que Vrede y Draug comentaron algo muy similar después de tí, así que pensé que lo mejor era dejarlo como un comentario aparte. XD

        Y vamos, que coincido con lo que dices, al fin y al cabo solo quería matizar unos puntos. ^^

    • Chuck Draug dice:

      Por favor, comparar Crepúsculo con My Little Pony: Friendship is Magic es como comparar un mojón con la Capilla Sixtina. xD Aunque una cosa sí es cierto: si no fuese por las fans histéricas uno y por los retards de 4chan el otro, no tendrían tanta visibilidad.

      Parece que no ha quedado claro algo que hemos dicho más de uno: que es la popularidad lo que hace que sea tan visible. Pero Nubis da a entender que más de uno vería Crepúsculo como algo menos malo, incluso aceptable, si no fuese tan famoso. Yo digo que no, que seguiría siendo la misma mierda, pero con menor visibilidad, así que esos detractores pasarían de largo de algo que no, repito, no conocen de su existencia.
      Yo no criticaría algo por su popularidad, sino por su calidad objetiva y las impresiones subjetivas que me aporta. Eso no tiene nada que ver con el hecho de conocer algo porque se ha hecho popular debido a fans rabiosas, la calidad no está influidad por los retards, solo su popularidad y lo cansinos que son.

      Como he dicho, donde sí influyen los fans es en si tú puedes o no convertirte en fan de algo, porque aunque no te suela importar el qué dirán, aficiones como las de Sonic, Touhou o MLP, por decir algunas menos dañinas (aunque no buenas) que las de Crepúsculo, pues aunque te guste el material original, el fenómeno fan haga que vayas con cautela.

      Y exctamente: lo que Nubis quiere decir es que cualquiera puede ponerse delante de una cámara y hacer el chorras, pero no todos tienen talento. Aun así, fanatismo radical y el poder de lo audiovisual influyen en que vloggers de medio pelo sean famosos y tengan un público fácilmente impresionable. Porque eso también cuenta. Y como digo, TGWTG es el ejemplo perfecto de que cualquiera puede ponerse delante de la cámara, pero ¿cuántos NCs, cuántos Linkaras hay realmente?

      • Nubis dice:

        Eso es Draug, ni más ni menos, la respuesta a Ovi sirve para reforzar ese punto. Igual para el punto Crepúsculo, como ya le he dicho a Vrede.

        A mi lo que me mola del fenómeno fan, que todo tiene su lado bueno después de todo, son algunos memes ingeniosos que surgen, algunos cansinos y quemables, otros geniales que te sacan un sonrisa. Por eso en parte me da rabia que se metan con 4Chan, que a pesar de estar lleno de críos o depravados, tiene sus puntos de humor inteligente y crítica al más alto nivel. Toda moda es ahostiable, pero incluso de entre los restos del basurero se puede encontrar algo de valor, depende de como se enfoque.

        • Chuck Draug dice:

          No niego que en 4chan haya oro puro entre la basura, pero es como cualquier parte de Internet: encontrarás mierda y más mierda, aunque también haya cosas buenas.

          Y ya digo que el problema del fenómeno fan son sus radicales, sus retards y otros seres que ya has comentado en el artículo, y cuando son mayoría y/o mucho más visibles que los buenos fans, ahí hay un problema con ese fandom.

    • Nubis dice:

      Mario, m’as clavao xD

  7. juanespadas dice:

    Igual que no hay armas peligrosas, que los peligrosos son los hombres que las empuñan, no hay fans peligrosos, si no el seso que estés dispuesto a sacrificar en atenderles.
    😎
    Buen articulo, compi.
    Lo importante son los garbanzos y hacer buenas digestiones, lo demás….
    😎

  8. Yo equipararía “Fan” y “Hater”. La primera vez que supe de Justin Bieber fue por un hater en un foro en el que predominaba el Heavy. Y así con varias cosas de esas de las que tienen tantos fans como Haters.

    Del resto, pues poco más que decir, viendo la calidad de los comentarios de hoy, no tengo nada nuevo que aportar.

  9. Desty Nova dice:

    Un poco (bastante) offtopic, Nubis, queria preguntarte… Conoces por casualidad a un entrañable troll popularmente conocido como freezamite? Es un fan (o algo asi) de Dragon Ball que tiene su propia version de la escala de poderes, y lleva años (como minimo 5 segun se le puede rastrear) dando la paliza en diversas webs y foros con su teoria de que Freezer al 100% era mas fuerte que los androides A-17 y A-18 (o a veces que A-16, incluso igualado con Cell perfecto). No es su unica obsesion, tiende a ser expulsado por liarla en discusiones de politica, pero siempre vuelve con un nuevo nick, y negando ser quien es a pesar de que se le reconoce enseguida, no solo por su rollo, sino por sus formas. En fin, te lo digo porque es digno de estudio y de articulo propio.

    Dejando eso a un lado, y entrando mas en el tema de los fans, como estoy mas metido en el manga y anime que en otros campos del ocio (muy mal por mi parte, tengo varios libros criando polvo, y varios años de cine y videojuegos de retraso), pues solo comentare un caso realmente insufrible (y mira que los otakus en general ya tienden a serlo): Los fans de Evangelion. Son el equivalente a Crepusculo pero entre chicos adolescentes aficionados (o no) al anime. No voy a extenderme en detalles (conoce a tu enemigo, je), pero tengo que decir que vaya gilipollas somos de jovenes (me estoy incluyendo porque en su dia cai y fui un flipadete de la serie en cuestion), y lo realmente malo no es eso, sino que algunos parecen no superar esa etapa jamas.

    Otra cosa, respecto a la gente que recomienda. Yo suelo ir con pies de plomo con las mis recomendaciones, porque soy muy consciente de que no a todo el mundo le puede gustar lo mismo. Sin embargo, a veces estoy tan seguro que algo va a gustarle a alguien que caigo en lo de ser plasta, lo admito. Pero es que tambien se da el caso de recomendar algo sin mucho enfasis, y tiempo despues el recomendado te viene a comentar que ha visto tal cosa recomendada por una tercera persona. “Te la recomende yo hace un año y no me hiciste ni puto caso (y si insisto te quejas)”. Es un tema peliagudo, pardiez.

    • Nubis dice:

      No tío, no he tenido el gusto de conocer tal elemento xDDDDDD Que fuerte, desvivirse de esa manera con una serie es llegar a un límite serio. Recuerdo que de crío era casi igual con Dragon Ball, pero no suponía tanto como este señor, ¡uf! El problema es que ha llegado un punto en que ya no diferencia realidad de ficción, ese tipo de fan ya es mucho más serio de tratar. Una pena.

      Evangelion… tantos años después y aún siguen en auge. Ese intento de ser un David Lynch del manga se queda cojo, así que creo que lo que vende de la franquicia son el diseño de los personajes y los robots gore, porque otra cosa… aunque también digo que solo vi la primera serie, lo nuevo, que es más formal según tengo entendido, lo tengo pendiente. Pero vamos, te doy la razón que los fans de esta serie son muy heavys ellos.

      Otro tipo de fan que había olvidado, el “Te lo dije Marciaaal, te lo dije”, que es como ha pasado en tu caso. Pero bueno, al menos al final acabó viendo esa recomendación, ¿no? Pues a discutirlo alegremente, ea.

  10. ronin dice:

    Precisamente por culpa de los “creyentes” me he tenido que ir de un par de foros de manganime. Porque si vas a un sitio de estos y, como es mi caso, dices que no te gustan “Bleach” y “One Piece”, automáticamente te has ganado el odio de más de la mitad de la población del foro. O meterte en un foro de Gundam y decir que te gusta “Gundam Seed”, automáticamente recibirás una avalancha de comentarios por contradecir el dogma establecido (y esto último me ha pasado en 4Chan xD).

    Aunque la peor reacción la he vivido en los foros de videojuegos, que tienen más tribus que la Hispania prerromana: hardcores, sonyers, casuals, retros… En un extinto foro de videojuegos, se me ocurrió contar que estaba jugando al Pokemon Esmeralda en mi PSP, con un emulador de Game Boy Advance: unos cuantos me llamaron sacrílego y hereje, y otros se encargaron de dejarme bien claro que ya no era un “hardcore gamer” por jugar a un juego de Nintendo, y recordarme que Pokemon es solo para niños pequeños.

    Por esto y otros palos recibidos, cuando oigo que alguien se declara fan de algo, aumento mi distancia de seguridad, por si acaso se pone a gritar.

    • Los fanboys videojueguiles son la peor calaña existente. No hay más que echar la vista atrás un par de años, y ver cómo los fiebre de Palystation se cachondeaban del Wiimote y de la chorrada que era, y cómo se corrían al poco tiempo cada vez que veían el clon chungo que sacó Sony… Yo dejé de acercarme por Vidaextra porque era leer un comentario y empezar a pelearme con todo Dios… Joder, tengo que volver… xD

      • Atrévete a decir en un foro de videojuegos común que crees que Final Fantasy VII no es gran cosa.

        Para flipar.

        • Chuck Draug dice:

          Diles que tu favorito es el Final Fantasy VI y la gente te molera a hostias porque para ellos Final Fantasy empezó en el VII.

          Pero yo subo la apuesta: ir a un foro de juegos de lucha y decir que Skullgirls se come con patatas a todos los triple A de la lucha que han salido hasta la fecha, y con solo 8 personajes. Lloros y cabreos asegurados. 8D (Y es encima mi opinión)

          • ronin dice:

            Pues acabo de ver un par de vídeos de Skullgirls, ya que no conocía el juego, y le voy a tener que dar la razón. Al menos parece que se come con patatas al Marvel vs Capcom 3 en jugabilidad, y personalmente, soy de los que le gustan más los gráficos en 2D en los juegos de lucha que los 3D.

            Empezaré a buscarlo y después de machacar un par de botones, opinaré con más criterio.

            • Chuck Draug dice:

              Hay una demo en el Live de 360 y en la PSN. Y tal vez exagere un poco (bastante), pero oye, mejor que un MvC3 o un Mortal Kombat es. 😛

          • Nubis dice:

            ¡El Final Fantasy VI está a la altura del VII! Quien lo rechace por gráficos viejunos es que en verdad no se puede considerar una mierda etiquetas de esas de “hardcore gamer”. Un verdadero amante de los videojuegos en lo último que se fija es en los gráficos, que tienen su importancia, pero hay otras cosas más importantes, como, no sé, la jugabilidad.

            Menuda joya se pierden los chavales de hoy en día… una pena, allá ellos se queden con su PS3 tuneada…

            • “Un verdadero amante de los videojuegos en lo último que se fija es en los gráficos, que tienen su importancia, pero hay otras cosas más importantes, como, no sé, la jugabilidad.”
              A – PUTO – MÉN

    • Fosforo dice:

      ¿No le gusta One Piece? ¡FUERA DE LOS COMENTARIOS DE MI BLOG!

    • Nubis dice:

      Quien diga que nunca ha jugado a Pokémon, miente, y que es para críos, en parte, pero un adulto lo puede disfrutar igualmente, y más con las nuevas versiones que van complicandose la vida con estrategias nuevas (le falta, pero poco a poco mejora mucho). ¡A la espera de un juego Pokémon “tipo Zelda” como diox manda!

      Sacrilegio y hereje… ¿qué han viajado al pasado y la inquisición les ha educado? Menuda chorrada de argumentos te soltaron. Si la PSP tiene emuladores, pues habrá que aprovecharlo, ¿no? Ellos se lo pierden, así que pasa.

      Es que en serio, flipo con alguna actitudes y convicciones, en parte por ello surgió este artículo xD

      • Yo nunca he jugado a Pokémon… D=

        • Nubis dice:

          Mieeeeeeeeeeeeeeeentes, nooooooooooooo…

          Lograi… tú… no… ¡snif! 😦

          • Es que estoy muy mayor, cojones (vaya, pero mi hermano y mi cuñada, que son uno y dos años mayor, estaban enganchadérrimos), pero es que yo siempre he tenido la Game Boy Tocha, y luego me pillé la DS… Pero los Pokémon nuevos me parecen execrables… Meter bichos ahí a lo loco, anda ya…
            Fijo que luego juego y hasta me engancho… ¡aunque sólo sea por saber de qué coño habla el 20% de mi tuiter! xD

      • Una cuestión: ¿por qué Pokémon es para críos y Mario no? Porque vale, uno está protagonizado por críos, pero los dos son igual de ñoños en su planetamiento y diseños, y diría que Mario incluso más, con sus estrellitas y sus flores con caritas risueñas.

        Vamos, que yo nunca entenderé esas tonterías. ¿Que el Cola Cao es para niños? Quita, con lo bueno que está. Yo me lo sigo tomando y a quien le moleste que no mire. Más crío es quien trata de ser “adulto” (concepto sobrevalorado y malinterpretado por muchos) a la fuerza, como si tuviera que demostrar algo.

        • Desty Nova dice:

          Como que Mario no es para crios? Si es una de las grandes criticas de los Sonyers/Anti-Nintendo! Mario, Zelda, y hasta Metroid si me apuras, todo los juegos de Nintendo son para crios, no falla.

          En justicia, hay que mencionar la otra cara de la moneda: Todos los juegos de Sony/Microsoft son shooters de marines sudorosos y graficazos sin historia para adolescentes flipados. Ale.

          Asi se resume la opinion mayoritaria de unos y otros.

          • Al final, la única conclusión que saco es que las generalizaciones casi siempre acaban siendo memeces. Si disfrutas con Pokémon, Mario, los Ponnies, el puto Cola Cao y demás memeces, mientras no lo trates como una afición enfermiza, ¡estará de puta madre! Ya vale de tantas distinciones y etiquetas, joder. Es como cuando me dicen “¿pero cómo te pueden gustar los cómics de superhéroes? ¡si son para niños!” Anda e iros a cagar a la puta vía. XD

            La cuestión es criticar a la gente, no a los productos en sí. Que es lo que pasa habitualmente.

            • Chuck Draug dice:

              Algunos ya creen que porque te guste algo ya eres un fan, así que si dices ser un fan no me extrañaría que alguno te llamara zombi, enfermizo, radical y similares. Si lo sabré yo… 😛

            • Je… Como si los niños leyeran cómics de superhéroes…

            • Nubis dice:

              Ignorancia my friend, ignorancia… y según estudios tiene cura, y es un remedio realmente barato, pero me temo que la comodidad que esta ofrece es demasiado poderosa…

              Que se lean un Frank Miller o el The Boys de Garth Ennis, entonces ya hablamos si los superhéroes son para críos… pasarán años y seguiremos con lo mismo, vaya tela.

        • Yo tomo colacao todos los días, y ya tengo 32 tacos…

  11. […] Somos nuestro peor enemigo: Fan y obra, esa extraña relación crisiscreativa.wordpress.com/2012/08/02/somos-nuestro-peor-e… por Nubis hace 3 segs […]

  12. Pokemon es para niños porque es del 96, Super Mario es para adultos porque los que lo jugaron ya casi son cuarentones….Hasta que la casquen los del supermario, los pokemaniacos seguireis siendo “niños” XD.

    En cuanto al Cola-Cao….es sencillo, si no salen tias en bolas en el anuncio, no tiene alcohol, y no es estupefaciente….En el bar te miraran raro cuando lo pidas XD

  13. alikt dice:

    Los fanboys del anime son de lo peor que hay. Te tratan de inculcar su gusto hasta por las narices, y si dices algo en contra de Dragon Ball, te caen a madrazos XD. Y lo peor es que si no es japones no es animación según los comentarios de ellos. Incluso cuando realizan sus festivales caen de hipócritas, puesto que a pesar de ser tema principal el Anime, incluyen temas muy distantes a ellos como los comics, juegos de cartas, animaciones extranjeras. Saben muy bien que por mucho que quieran a su aficción existen gentes que ne le dán el minimo interés a eso.

    Y sí, Final Fantasy 6 es lo mejor, si hubiera retrasado un par de años más y saliera en Playstation, otro sería el cuento.

  14. […] a enaltecer todo lo que nos rodea a los jugadores, nos dan una clara guía para conocer qué tipos de fans habitan en el mundillo. No escondáis la cabeza, que la gran mayoría sufre de estos […]

  15. […] se siente como ese fan que ya explicamos por aquí que adora un autor u obra poco conocida y de repente todo el mundo habla de ella, sí, hasta esos […]

  16. […] ser de La Policía del Rol ademas de haber colaborado en otros artículos de este blog como el de la queja sobre los fans o la noche de pesadilla de la mitología griega. Llevaba tiempo queriendo colaborar por estos lares […]