Campeones: Definitivamente NO era para tanto

Publicado: julio 30, 2012 de Fosforo en Televisión
Etiquetas:

Lograi es escritor, bloguero, webcomiquero…y ante todo, es una persona legal y fiel lector de Crisis Creativa. Su aporte para esta sesión de artículos invitados iba a ser contestado por mi parte con un post sobre odiar el fútbol y demás, pero al final…MEH. Disfrutad de su post. Kawaii desu!

Yo tenía que escribir algo para Crisis Creativa. El caso es que tenía la idea. Pensé que podría dar mi opinión del cacho que tenía visto de Bleach, ya que se comentó en alguna ocasión. Pero la mamona de Afani se me adelantó y lo hizo él antes (y mejor de lo que yo lo habría hecho). Y, encima, ha visto el mismo cacho que yo…

¡Para actualizar Die, Die, mein Führer!! tarda casi un año, pero para esto sí que corrió…!

Bueno, el caso es que acabo de leer la entrada de Nubis acerca de Dragon Ball, que si no fue para tanto, que si sí… Y, ya que se habla tanto de manganime por ahí, se me ocurrió que podría hablar de una serie que, definitivamente, NO fue para tanto…

Tonadilla que nos hace rememorar numerosas pachangas en nuestras infancias, coplita que asociamos automáticamente a la épica historia de lucha y superación personal, ¿eh?

¿Pues sabéis una cosa?

Bueno, tras destrozar un poco más vuestra infancia, vamos a terminar de rematarla exponiendo algo que todos sabíais, pero que algunos os resistíais a admitir: Campeones era basura.

¡Dame amor o una pelota, no tengo nada en este sucio mundo!

Yo siempre he comparado a Campeones (me niego a llamarle por su título más popular por razones que expondré más adelante si me acuerdo…) con la ingesta desmedida de alcohol o, más generalmente, con las drogas. Porque, sí, en el momento es lo más grande que tienes en la vida, pero, una vez se termina y lo dejas atrás… Dios, qué cosa más mala…

Pero vamos al turrón…

La serie narra la historia de Olvier Aton (o Atom), pequeño genio del fútbol (voy a usar sus nombres occidentalizados y no los originales no porque no los sepa… que no los sé, es que hasta el más friki de la serie conocerá mejor los nombres por los que nos llegaron originalmente), que llega nuevo al pueblo con su mejor amigo: un balón de fútbol. Más concretamente, cualquier balón de fútbol. Esto es un punto importante a tener en cuenta, y más adelante volveremos a ello. Como lo único que le importa en el mundo es jugar al fútbol, pues se junta con un equipo de tuercebotas que serán, en su mayor parte, totalmente desechados cuando consiga formar un equipo decente.

Dicho equipo decente provendrá en su mayor parte del Saint Francis, equipo de élite (se supone) cuyo portero es el muy duro de roer Benji Price.

Es este un punto en el que quiero hacer un inciso. Benji es uno de los personajes más carismáticos de la serie, y desde el momento en el que aparece se ve que será el colega/rival de nuestro protagonista. El caso es que después de la primera temporada desaparece sólo para hacer cameos, al igual que Tom Baker, otro recién llegado parte-panas. ¿Pero qué es lo que pasa? Que cuando llegó a España y empezó a doblarse, los autores de esa cancioncilla que predecía a cada capítulo pensaron quizás que Benji estaría en toda la serie. Por eso le daban un papel en la misma equiparable al Centro del Universo. ¡¡Y luego ves la serie y a Benji se le ve nada y menos!! ¡¡Pero eso no es lo peor!! Es que, como habéis visto en el vídeo que he subido, al título “Campeones” se le añadió un “Oliver y Benji“, y, tal vez me equivoque, pero me suena haber visto por la tele ese mismo opening y, al final, aparecer tan sólo un “Oliver y Benji“… ¡Me parto! ¡Eso sería como titular a Bola de Dragón como… no sé… “Goku y Oolong“…!

(Esto pasa también con Los caballeros del Zodíaco, cuya escucha atenta al opening deja claro que el letrista no vio ni un capítulo…)

Esto no habría pasado de informarse un poco. El manga original y el anime llevaban el mismo y mucho más revelador título de “Captain Tsubasa“, o, lo que es lo mismo, “Soy Oliver Atom, y aquí manda mi polla”.

 

Soy Oliver Atom…¡y esto es Jackass!

Con esto queda claro el principal defecto de la serie: es una serie acerca de un deporte de equipo en el que sólo importa UN JUGADOR. Porque, reconozcámoslo, en el New Team jugaban 9 tíos pasándole el balón a Oliver para que rematara, y luego estaba el portero, que sólo estaba para encajar goles y hacer la situación más épica.

Y eso pasaba en todos los equipos. Bueno, en todos menos en el Flynet, y por eso era mi equipo, qué coño…

¡Espera! ¿He dicho “mi equipo”? ¡Ya lo creo! Porque a mí el fútbol nunca ha sido algo que me haya apasionado lo más mínimo, pero la serie me la tragaba lo mismo que todos los críos de mi generación, y todos teníamos nuestro equipo. Yo era del Flynet, algunos eran del New Team, pero la gran mayoría eran del Muppet (¿Teleñeco?) y luego del Toho, y sabéis por qué, ¿verdad?

¡¡La Sole mielda como me ha pueeeeshto… Soleeee, que te viá dá con el mesheeeeeroooo…!!

El. Puto. Mark Lenders.

Y es que Mark Lenders, rival por antonomasia de nuestro detestado Oliver Atom, tenía todo lo que el prota no tenía. Carisma. Era un tío duro con una vida dura que se entrenaba en la playa pegando pelotazos a las olas. ¡El tiro del puto tigre! Además, llevaba las mangas enrolladas y los cuellos a lo Éric Cantona. Tenía que molar sí o sí. ¡Pero no! ¡Un ente de carisma puro como Mark Lenders tenía que quedar por debajo de Oliver Atom en todo! ¡Porque no podía ser que alguien molara más que el soso de Oliver! Oliver tenía que ser el mejor, por eso ganaba siempre (o empataba, a lo sumo), porque se supone que era el mejor pelotero del mundo. ¿Y por qué? ¿Cuál era su secreto? ¿Dronjas? ¿Una fruta del diablo? ¿Era nativo del planeta Vegeta? ¡NO! Su superpoder futbolero proviene de su, atención, ¡amistad con el balón de fútbol!

Amigos para siempre

Si a mí me hace eso un tío que me considera su mejor amigo, desconfiaría…

El balón es su mejor amigo. Penoso. Que un tío se curta el lomo con 10 notas más en el campo de fútbol y aún así prefiera a cualquier bola de cuero sintético que a sus compañeros es, o debería ser, la antítesis del spokon (o manga deportivo). Básicamente, el mensaje que Campeones intenta transmitir a su público es “si quieres ser el más grande, desprecia a aquellos que trabajan para ti”. ¿Cómo lo veis dentro del contexto de la cultura japonesa…?

Cierto spokon muy superior a esta basura (y al 99% de la historia del manga, redondeando por lo bajo), en cambio, ofrece una visión totalmente opuesta a la mostrada en Campeones. Me refiero a la obra maestra de Inoue Takehiko, Slam Dunk.

Fardo más y soy más malote que Mark Lenders y encima soy pelirrojo.

Voy a comparar estas dos obras durante un rato, así que, si no habéis leído Slam Dunk, tengo que recomendaros que… vayáis a leerlo y luego volváis. O seguid leyendo y luego lo leéis, tampoco voy a destripar gran cosa…

Empecemos por sus protagonistas. Oliver es un buen chico de manual, estudioso, educado, con éxito entre sus amigos y las chicas… Lo que viene siendo un coñazo de tío. Lo único que le interesa es jugar a la pelotita. El cafre de Hanamichi Sakuragi, por contra, sólo quiere jugar al baloncesto con el noble propósito de LIGAR. ¡Trasfondo! Mientras que en Campeones el equipo sólo sirve para ponerle la pelota en el pie a Oliver, en Slam Dunk juegan ¡en equipo! ¡Como el Flynet! Y mientras que en Campeones los partidos se convierten en una sucesión de aburridas victorias, en Slam Dunk hay ¡ÉPICA!

¡Épica! ¡Y Simone es pelirroja, como Sakuragi!

Como habéis podido ver hasta ahora, la capacidad de transmisión de valores a la juventud que aporta Campeones alcanza unos niveles de deleznabilidad (palabro que me saco de la manga) que rozan el absurdo. ¡Y los padres de algunos (no los míos) se quejaban de Dragon Ball Z!

¿Que juego al fútbol? Compañerismo cero.

¿Que tengo una enfermedad de corazón que me impide hacer deporte? Me la suda.

¿Que tengo dos lesiones graves y debería guardar reposo? A mamarla…

De hecho, no sé cómo acaba la serie… aunque he leído algo, luego comento. Pero yo, si fuera el autor de ese ñordo (que no lo soy, menos mal), habría acabado con Oliver incapacitado para jugar a causa de la lesión de tobillo. Vamos, por gilipollas…

El caso es que tengo entendido que termina jugando en un trasunto del Barça, que se casa con Patty (¡Eso sí es un giro de guión sorprendente! ¿A quién se le habría ocurrido que la tía le importaba una mierda?) y manteniendo una gran rivalidad con un brasileño llamado Natureza (tiene tela…), que, al parecer, practicaba en la selva del Amazonas… ¡En la selva del Amazonas!

Ahí practicaba Natureza los tiros a puerta.

Vamos, que si la serie empezó mal, se ve que no hizo más que descender a los infiernos de la incoherencia. Pero eso no seré yo quien lo juzgue… ¡Aunque acabe de hacerlo!

Os la he colao…

Lo peor, sin embargo, no es sólo la pésima calidad de la historia o la animación (no hablaré de los campos kilométricos, las increíbles técnicas de fútbol superheroico o de los partidos que duraban 15 minutos namekianos, no, eso es bueno, nos dio muchas risas a lo largo de la serie…). Lo peor fue la cantidad de productos surgidos a partir de la campeonexplotation, que trajo productos deleznables y cosas menos lamentables…

Pero antes de entrar a saco en el tema, tengo que hablaros a los más jóvenes de cómo fueron los primeros tiempos de las teles privadas…

Cuando en el mundo aparecieron Tele5 y Antena3, sólo estaban disponibles en algunas provincias. En las grandes, para que nos entendamos: Madrid, Barcelona, Valencia… Yo sólo podía disfrutar de las series guapas que echaban en esos canales cuando iba a Sevilla… ¿pero qué pasa? ¡Que la gente mandaba cartas a Tele5 pidiendo que se dejara de emitir Campeones durante el verano, porque mucha gente iba a provincias tercermundistas sin Tele5! ¡Y yo no podía ver esa serie tan cojonuda de la que tanto se hablaba! (Que luego fue para mejor, pero bueno…)

En fin, retomando el tema de la  campeonexplotation…

Quiero destacar la serie Supergol, que yo vi incluso antes que la que nos ocupa (porque para cuando Tele5 llegó a Cádiz, ya no echaban Campeones, seguramente porque el lote de capítulos comprados se agotó), y pusieron esta secuela que contaba el ascenso a la gloria de un exjugador del Saint Francis que llegaba  aun pueblillo y termina jugando en un equipo de mataos…

¿Pero qué pasa? ¡Que esa serie no era secuela ni spin-off ni hostias de Campeones ni nada! Pero a alguna mente despierta se le ocurrió que si lo vendían como tal, colaría y vendería más y mejor. Y creo yo que coló.

Así que me tuve que tragar todo el ñordo de Supergol hasta que volvieron a poner Campeones

Y resulta que ahora lo piensas y no era tan mala, Supergol… Tenía su puntito de épica y los partidos duraban uno o como mucho dos capítulos, los personajes eran majos, había puntito de romance y los personajes tenían el doble de carisma que un puñado de bultos de Campeones

Y el portero malvado era un greñas como Ed Warner

Sin embargo, como sucede con todo, el 90% del total era producto-mojón. Material insufrible que, visto de donde venía, tampoco es de extrañar…

Porque sí, lo digo, y lo afirmo categoricamente: Campeones es basura. Se le agradece que ayudara a la expansión del anime en España, pero es una serie malísima. Sus personajes son planos, la trama fuera del campo es inexistente, la emoción es mínima y los valores que aportan son peligrosos. Y el prota es el tío más soso que se ha asomado a las pantallas. Series deportivas las hay mejores a puñados, como la mencionada Slam Dunk, cuyas virtudes ni he empezado a mostrar, o la muy emocional Touch!, o Bateadores, en la que el deporte es sólo un aspecto más dentro de las muy atribuladas vidas de sus sufridos protagonistas. ¿¡Y Ashita no Joe!? Entonces, ¿por qué triunfó Campeones? ¿Es porque el fútbol es un deporte predominante en casi todo el mundo? ¿Tendría tanto éxito si en vez de ir sobre fútbol fuera sobre hockey hielo, baloncesto, ajedrez o curling? ¿Y si fuera sobre fútbol pero tuviera el trasfondo de Touch!?

En fin, parece una clara muestra de que el éxito es algo impredecible, suma de factores que en muchos casos no hay forma de controlar…

Y que la mierda flota.

Anuncios
comentarios
  1. Neyebur dice:

    Al igual que DragonBall y Bleach está nunca me la vi, pero mientras que las otras no me interesaban, de esta huí como de la peste: nunca me gustó el fútbol y cuando trate de verla de niño pensé que los protas eran idiotas haciendo que el balón fuera el centro de su vida

  2. Vrede dice:

    Odiaba campeones de pequeño. Era una serie que me aburría in extremis, no le veía el punto, no era más que unos tíos que PUTOSIEMPRE ganaban. Y lo de los valores no me lo había planteado pero: joder sí. Qué espanto. Qué horror. Qué bochorno.

    Yo a mis hijos les pondré El Equipo A y pista.

  3. La serie es insufrible. El manga cuenta lo mismo, pero al menos no pone a prueba la paciencia de uno con episodios interminables.

    Ahora me entero de dónde sale la canción.

    • Nubis dice:

      Tío, se te había ido el comentario a Spam, creo que la palabra “manga” ha llegado a ser muy hardcore por este blog xD

  4. Chuck Draug dice:

    “Campeones era basura” Eso lo sabíamos de nanos, ¿cómo y cuándo crees que surgieron los chistes sobre japos dopados, gitano Lenders y campos de fútbol infinitos? Los niños ya teníamos mala leche. Y veíamos Sailor Moon por las minifaldas. Espera, ¿he escrito esto último? MIERD-

    Ejem… ¿sabías que en Francia la serie era Oliver y Tom? Sí, vamos, que iban tan desencaminados como aquí y nuestro Oliver y Benji, cuando debería ser Capitán Oliver. Pero claro, Capitán Oliver sonaba a capitán de barco (su padre xD) o llevaría a pensar en el Capitán Harlock… Ni idea, el caso es que con Campeones va que chuta. Y aun así, nos reímos del título.

    Lo gracioso es que tengo de un concurso las dos temporadas de la serie antigua en DVD. Son una risa. Risa de lo mala y absurda que es la serie, del carisma que tiene gitano Lenders y lo mal que lo tratan (porque admitámoslo, es un ‘badass’ de manual, pero tenía carisma)… Y que Oliver sea tan soso como el Ryu de Street Fighter, y mira que eso es difícil, no ayuda. Nadie quería ir con el New Team, todos querían ir como el Muppet o el Toho, pero no solo por Mark Lenders, sino también por Danny Mellow, que es el ‘sidekick’ de Mark y también un tío competente. Luego está Bruce Harper, que es un matao y el alivio cómico de la serie, pero con más personalidad que Oliver, a fin de cuentas…

    Lo curioso es también que eso, que Oliver está obsesionado con el fútbol, con tener como amigo el balón, con irse a Brasil, luego al Barça, casarse con Patty (¿dónde puñetas estaba el puto romance entre estos dos?)… Vamos, que eso último de casarse con Patty queda como un pegote, seguramente para que el chaval no quede como un Cristiano Ronaldo de la vida. Pero hasta Cristiano tiene más dignidad que Oliver. 😛

    Y con el tiempo, y esto es curioso también, he visto Dash Kappei/Chicho Terremoto como una parodia de este tipo de manga de deportes donde un tío tiene que hacerse cargo de todo su equipo e incluso querer ser el mejor en cuantos más deportes pueda, aunque esto es insultar al bueno de Chicho comparándolo con Oliver… Luego Slam Dunk vino a sentar un “cómo hacer un manga deportivo”, pero claro, es Inoue, ¿qué íbamos a esperar si no?

  5. mariods86 dice:

    Dios santo, entre “Soy Oliver Atom y aquí mi polla manda” y la moraleja de tratar a los colegas como basura has definido a la perfección la misma opinión que tengo yo del manga. 😄

    Joer, en serio que no se qué le veía la gente a la serie, nunca fuí un gran fan, y me ví bastantes capítulos para asegurarme de que fuera mejor de lo que pensaba. Y na. Sencillamente opino que el éxito de esta serie se debe a la afición española por el futbol y poco más. Porque que yo sepa esta serie no goza de un gran merchandising en Japón, y tampoco veo que se referencie en muchos mangas. Sencillamente en España encontró un filón y ya. O eso creo al menos. Porque aparte de la temática, esque el resto de alicientes de esta serie no acompañan. Yo no conozco a nadie que recuerde esta serie más allá del opening o mencionando algún hecho casual que acontezca en ella. Todos tiran hacia los mismos chistes sobre longitud de campos de futbol. Así que no creo ir desencaminado si digo que lo único que atraía de esta serie era la temática del futbol y ya. :b

    Y sí, joder, Slam Dunk le pega 140 vueltas a esta serie, tanto a nivel argumental como en calidad de dibujo como mensaje como en cualquier otra galaxia. Y Chicho Terremoto no te digo. 😄

    Y maldición, siempre lo supe. LUPIN WINS. Jodido Oliver Atom, nisiquiera la intro de la serie, que era lo único que minimamente molaba, era suya. A partir de ahora todos mis respetos a Lupin. Y esa versión de la canción compuesta por los “secundarios cómicos” del Hormiguero ya pueden ir cambiando la jodida letra por LUPIN LUPIN INCORREGIBILE. Pero YA.

    • Desty Nova dice:

      Solo a titulo infomativo, en Japon tambien debio tener su exito (nada exagerado, pero se ve que tiene su hueco), y sigue teniendolo. Con los años se han hecho varias continuaciones, y como mera curiosidad, la de Captain Tsubasa World Youth tuvo hasta tres portadas seguidas en la Shonen Jump, cosa que ni Dragon Ball (y esto lo se gracias a una reciente discusion desmitiendo “leyendas” de esta ultima, ejem!).

  6. Como no me gustaba el fútbol, no me interesaba demasiado. Aun así, vi varios capítulos y me parecieron un coñazo.

    Eso sí, participaba José Carabias doblando. Luego Cruz y raya le absorbió y nunca volvió a ser el mismo.

    • Chuck Draug dice:

      Y esto es gracioso, en cualquiera de las nuevas series que salieron de Campeones (porque salieron dos más: una que era un remake hasta llegar a un fan de Oliver que quiere ser como él, y otro que es del Mundial 2002), Pepe Carabias siempre doblaba a Benji aunque el resto de dobladores cambiara. Lo que hacía (y seguro que seguirá haciendo) el hombre para volver al camino correcto, aunque ahora creo que es “propiedad de Juan Muñoz y EL POGRAMA”.

  7. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Campeones (Oliver y Benji): Definitivamente NO era para tanto crisiscreativa.wordpress.com/2012/07/30/campeones-definit…  por NubisMusic hace […]

  8. Nubis dice:

    “es una serie acerca de un deporte de equipo en el que sólo importa UN JUGADOR. Porque, reconozcámoslo, en el New Team jugaban 9 tíos pasándole el balón a Oliver para que rematara, y luego estaba el portero, que sólo estaba para encajar goles y hacer la situación más épica.”

    ¿Pero esto no es como en la vida real? xD

    A mi lo que me ralla del manga es las proporciones, el autor mira si las practicó y nunca las terminó por definir: http://yaminofansub.files.wordpress.com/2010/05/newslarge1.jpg

    ¿¿¿Qué le pasa en la cabeza???

  9. sumire93 dice:

    Yo solo lo veia por la canción, bueno, cambiaba de canal cuando se terminaba la sintonia xD

  10. ovnysennin dice:

    Esperen!! Hacen un post de Campeones y ni una sola referencia a Giant Killing, HEREJÍA.

  11. Ovi-One dice:

    Lo realmente inquietante es que a mí me encantaba la serie (joder, tenía hasta los cromos) sin que de peque JAMÁS me gustara el fútbol. No sé por qué, pero me tenía enganchadísimo, junto a Dragon Ball y Musculman fueron los 3 animes que más me encandilaron durante una gran temporada. Curiosamente, cuando alcancé la adolescencia empecé a verla con otros ojos y me aburría terriblemente, no era capaz de ver un capítulo entero salvo si estaba acompañado y para comentarlo. De hecho, hoy en día si veo algo me descojono brutalmente. No exagero, es ver esas pausas dramáticas con las imágenes fijas y la música sonando a todo tren y me entra la carcajada. me parece TAN exageradamente forzado el drama de esa serie supuestamente infantil que resulta espantoso hoy en día, te tienes que reír por no llorar.

    Y precisamente comentaba hace poco con un amigo lo malísimo que es Oliver como protagonista. Es el PEOR ejemplo posible para los críos, está enteramente obsesionado por ganar y le importa un comino todo lo demás. Jamás tiene problemas morales o nada semejante. Un buen ejemplo es aquel momento en que están él y Mark Lenders en una misma sala, exponiendo por qué querían ganar el campeonato y mientras que el segundo decía que quería aportar algo de dinero para su familia pobre (eso era un héroe deportivo y un buen prota para una serie de ese estilo) el primero solo grita (encima con soberbia, tras escuchar lo de Lenders) que quiere irse a Brasil con Roberto. Pero… peroperoperopero… ¿quién cojones se cree que es ese niñato? 😄

    Vamos, que sí, que no tiene justificación la serie. Es bastante mala, y mucho peor de lo que fue jamás Dragon Ball, bastante más aceptable en todos los apartados. Y no hablemos ya si la comparamos con Chicho (que hace poco me vi unos capítulos y aguanta de maravilla el tipo) o con otras que aquí se han nombrado.

  12. Yeray Rodriguez dice:

    Me parece una tontería hablar de la calidad de una serie de hace más de 20 años. Ahora es obvio que no te gustará y le encontrarás cientos de errores y guiones estúpidos..pero es que éramos niños..!!!

    Yo crecí viendo a Espinete..y lo recuerdo como las mejores tardes de mi vida. No sería lógico ni justo volver a verla ahora porque me parecería una bazofia. Pero es así..

    Sólo te faltaba hablar mal de caballeros del zodíaco, que eran una pasada..!!! Prefiero no volver a verla para no llevarme un mal trago..

    Pregunta a gente de tu edad por Mazinger Z, Marco o Heidi, a ver si las recuerdan como basura. Pero no se te ocurra verlas ahora, porque te darían vergüenza ajena..

    • mariods86 dice:

      He visto capítulos de Heidi y Marco recientemente. Y siguen siendo geniales. Su mensaje a los niños, expresividad, ambientación, desarrollo de personajes y forma de dramatizar son muy superiores a Campeones. Y aunque de mayor le reconozco errorcillos que de niño dejaba pasar, siguen pareciéndome dos buenos animes.

      Mazinger Z ha perdido con los años por sus argumentos previsibles y su protagonista excesivamente “perfecto” y un tanto insoportable, pero se mantiene gracias a diseños de robots más que acojonantes, héroes y villanos con muy buenas motivaciones, peleas de acción muy bien medidas (sin recurrir a efectos dramáticos ultra-exagerados) y como mínimo buenas peleas en equipo, en las que hasta Robot-Jefe aportaba algo.

      Campeones… no, no me mola. No creo que sea cuestión de su época o de la edad.

      • El Robot Jefe es el puto amo. Y estoy con Mario. Heidi y Marco siguen siendo series bastante buenas (aunque, para mi gusto, no tanto como Conan, el niño del futuro, que es aún anterior)

    • Nubis dice:

      Las mejores series son aquellas que aguantan el paso del tiempo, ¿no crees? Esa es la diferencia entre un clásico de las demás obras.

  13. ganryu dice:

    Totalmente de acuerdo, hace poco vi unos caps del anime y quede profundamente decepcionado de uno de los amores de mi infancia xD, aunque de todas compararlo con Slam Dunk es un poco cruel, Slam Dunk es mejor que el 95% del shounen.

  14. Carlos dice:

    Pues sí, era malilla. A mí me hacía más gracia Supergol, que eran una pandilla de matados. Como casi todos los que jugábamos a fútbol en mi barrio, por otra parte 🙂

  15. randy dice:

    Pues a mi me gustaba y me sigue gustando ahora, oigan. La veo con alegría si la pillo, me emociono con Julian Ross a punto de morir, me encantan las paradas imposibles de Ed Warner, cómo Oliver descubre el punto flaco de Teo O’Sellers… Me encanta Campeones, y no creo para nada que sea una serie más exagerada que otros mangas de lucha o, sin ir más lejos, la propia Bakuman.

    ¿Que todo es exagerado? Por supuesto, ¡de eso se trata! A mi no me gusta el fútbol y los Gemelos Derrick me hicieron amar los tiros combinados y la catapulta infernal, Mark Lenders me hizo soñar con poder hacer el tiro del tigre… Y sí, me lo pasaba pipa. La animación no es buena, tardan veinte minutos en meter un gol. ¿Y? Para mí, Oliver y Benji sigue siendo esa serie repleta de giros, emoción y tontuna que hace veinte años.

    Ojo, coincido con que Oliver no es, ni de lejos, el protagonista perfecto, pero solo por su batalla contra el Kaiser, jugando con la selección japonesa, mereció la pena tragarse todo Oliver y Benji. Para mí es un SI enorme, y no por el factor nostalgia, sino por el factor “emoción”. Una serie capaz de tenerme en vilo a los 28 años aún sabiendo lo que va a pasar tiene un gran mérito.

  16. spikereven dice:

    La serie tiene una de las características que más se repite en la mayoría de los animes/mangas de aquella época (y que a día de hoy siguen arrastrando muchos): Un protagonistas odioso, hostiable y repelente, pero un elenco de secundarios estupendos y “humanos” que eran los que te hacían engancharte a la serie. A todos nos la sudaba Oliver (vease Seiya), es más, todos estábamos deseando que se lesionase y dejase protagonismo al resto, porque si no era por el protagonista era imposible vencer.

    Tom Backer, Ed Wagner, Benji, Julian Ross, los hermanos Derrick, Lenders… hasta Bruce Arper era mejor personaje que Oliver! todos eran personajes imperfectos, con su pasado, sus dificultades para triunfar y manías, pero eran los que realmente conectaban con nosotros.

    Fuck you Oliver!

  17. Guild Adventure dice:

    A mi siempre me parecio mil veces mejor “Shoot”. Creo que la serie es bastante desconocida porque aparte de mi y dos colegas no conozco a nadie que la haya visto pero la ponian tambien en españa. La serie iba de un chaval mas o menos malo en el futbol pero que tenia un chute muy fuerte, y se metia en un equipo que habia formado un ex-jugador profesional con la intencion de demostrar que podia conseguir que un equipo de mataos llegase a ser campeon.

    La cosa es que al principio parecia que iba a ser igual que campeones pero segun avanza la serie se veia que el prota seguia siendo igual de pringao pero conseguia meter goles gracias al juego en equipo, que los mejores jugadores del equipo eran varios de sus compañeros que en principio eran secundarios, que la mitad de partidos los pierden y los que ganan es solo porque su entrenador se mete como jugador y lo gana por ellos, y que hay hasta relaciones amorosas y broncas de cojones.

    Tenia una parte cojonuda en la que llegan a la final de un torneo gracias a que su entrenador entra como jugador, pero el ultimo partido no lo juega y les meten 9-1 XDD

  18. Es una serie que va de fútbol, y esto es España…. Que cojones es lo que os parece raro de que triunfara?? 😄

  19. tontossois dice:

    Pandaaaaaaaa de catetos, y pelotas, parece esto el gobierno………..UDAAAAAA PARA TODOS.