¡Qué pasó, perras! o cómo aprendí a odiar los videoblogs

Publicado: julio 17, 2012 de randy en Opinión
Etiquetas:, , , , , ,

El post de hoy viene con sorpresa incluída. No, no es una chica saliendo de una tarta, así que, por favor, los buscadores de pornografía pueden dirigirse a la equis más cercana. Resulta que la buena gente de Otakuart, ese evento valenciano destroyer, llamó a unos cuantos videobloggers para que fueran a dar una charla sobre el arte de hablar frente a una cámara y decir memeces. Como que uno a uno fueron rechazando la oferta por no cobrar o por exigir demasiado, me llamaron a mi, el bueno (es un decir) de Randy para cagarme en todos ellos. El problema fue que en la charla, un grupo de personas creyó que iba a venir Bollicao a hablar de lo lesbiana que es. Digo yo. No sé si sabe hablar de otra cosa. Al final, la cosa acabó en batalla campal entre un grupo liderado por Bóinez y un servidor y otro en el que había niñas de catorce años indignadas, fans de JPelirrojo y raperos videobloggers. No nos tiramos las sillas a la cabeza de milagro, pero me quedó claro que la próxima Gran Guerra podría empezar por cualquier chorrada. Esto que viene ahora es lo que dije en la charla, o lo que me dejaron decir antes de ponerme nervioso, de acusarme de homófobo y de envidioso. Tranquilos, Bóinez os lo contará todito en su blog el próximo sábado. Vamos allá entonces con “¡Qué pasó, perras! O cómo aprendí a odiar los videoblogs”, mi primera y última incursión en el mundo de las charlas. Para decir tonterías, tengo mi podcast. Gracias al cielo.

¡QUÉ PASÓ, PERRAS! Sé que hoy me voy a llevar hostias, puñetazos, dimes y diretes por un tubo, pero si no acabo con moratones hoy, es posible que acabe con moratones virtuales, que es casi hasta peor por eso de que manchan tu columna de Mentions en el Tweetdeck de chorradas. Empecemos por el principio: No sé muy bien cómo introducir lo que pienso de los videoblogs. Para mí, son como una terrible guerra en la que los cuerpos están descuartizados por las calles, los niños piden comida, un par de bombas nucleares caen en el campo y un pobre perrito muere de forma salvaje. O, yéndonos a algo peor, como las reformas del PP. O sea, sé que existe, sé que puedo verlo si enciendo el ordenador, pero me da tanto miedo pensar en la miseria humana que prefiero imaginar que han sido un producto de una mala noche, que realmente nadie se sienta delante de una webcam a contar su vida, que nadie piensa que la edición de vídeo consiste en hacer cortes aleatorios en mitad de planos. Y, sobre todo, que el “¡Qué pasó, perras!” es una frase que decía Scooby Doo al salir de fiesta e intentar ligar y que no hay una lesbiana con gafas que consigue sacarme de quicio cada vez que la pronuncia.


Si nos ponemos serios, por eso de aprender algo (poca cosa, ya os lo digo yo), la cosa comenzó en el año 2004, cuando un estadounidense se puso delante de la cámara y declaró que ese iba a ser el año del videoblogging. Podría haber dicho que iba a ser el año del jamón serrano y ahora igual teníamos todos un pata negra en nuestra cocina, pero no, digo que en 2004 lo que lo iba a petar era el videoblog. Y no lo hizo ese año, pero sí en 2005, y a lo GRANDE. Tan GRANDE que he usado mayúsculas para escribirlo. Ahora, en 2012, el que no tiene un videoblog es como si tuviera la lepra. ¿Cómo? ¿Que tú todavía escribes? O sea, ¿pero qué es esto, el siglo XVII o qué? ¡Que ya estamos en el… eh… 22! ¡Más o menos! ¡O por ahí! ¡Lo que mola es ponerte delante de una cámara y contar lo que piensas sobre el mundo! ¡Qué poco enrollado eres, gordo!

Los videoblogs son una burbuja como lo son los podcasts (aunque alguno destaca, como Normas de Equivocación, ese podcast al que dar una oportunidad a partir de la segunda temporada y olvidar la primera), lo fueron los blogs y lo serán los 3Dcasts o los hologramacast cuando salgan. Solo quiero dejar un concepto: Salvador Raya en 3D. La perdiz atacándote rollo Los pájaros. Very dan, suscribi plis. A lo que íbamos, el tema burbuja: Todos los vloggers conocen a todos los vloggers, hacen vídeos juntos, se abrazan, se quieren, comparten temas, cantan juntos, van a fiestas de vloggers, foll… ¡Bueno, que no es fácil entrar en el grupito cuando ya está formado! Es como entrar de nuevo en segundo de ESO. Vas a ser “el nuevo” hasta la carrera, pringao.

Y, pese a que todos se conozcan y se den cariño y consejos, ver un videoblog estándar sigue siendo uno de los coñazos más grandes que todo usuario de Internet ha de soportar. Tarde o temprano vas a caer por culpa de los links de Facebook que te muestran a esa tía taaaaan profunda que habla a favor de las gordas. Respeto, que lo hace mal, pero es un tema peliagudo y obvio. No se puede criticar lo mal que pega delante de la cámara. ¿Que por qué se trata de lo más horrible de Internet? Una pregunta que se responde con otra pregunta, a lo gallego: ¿Os acordáis de cuando salieron los primeros blogs? Todos eran un coñazo ególatra seguidos por gente sin vida que aplaudía las andanzas de los que escribían cosas como “Hoy la Yesi me ha dicho que el Jonatan era suyo”. Pues los videoblogs no van muy atrás en cuanto a ego, solo que algunos con pretensiones artísticas. No, en serio, no os perdáis el próximo vídeo.

Claro, si el videoblog en cuestión no te gusta, no dudes que enseguida saltarán los suscriptores (que es la forma cool de llamar a los fans de toda la vida) diciéndote una de estas dos frases. Primero, “Hazlo tú mejor”. Quien dice esto suele ser la típica tía que, en plena noche de risas en grupo gracias a una peli de Uwe Boll, Troll 2 o las reformas del Gobierno, suelta un “¡Pues no sé de qué os reis, hay gente que ha trabajado en esta película y se merece vuestro respeto!” o “¡Ssssssssssssh, que hay gente que quiere escuchar!”. A lo bajona. El respeto por bandera, colega. Vivamos una vida aburrida sin criticar nada. El argumento “Hazlo tú mejor” vale para cualquier cosa. ¿Ves ese adoquín que se han dejado los obreros en mitad de la calle? ¡Hazlo tú mejor! ¿Ves ese presidente del Gobierno que sube el IVA por no tener ni puta idea de qué hacer? ¡Hazlo tú mejor! ¿Ves a ese psicópata que asesina mendigos y luego se reboza en sus tripas? ¡Ah, hazlo tú mejor! ¡Que te crees muy listo tú! La segunda frase es aún peor (especialmente porque, después de criticarla, me la echaron en cara en la charla): “Si no te gusta, no la veas”, por lo general seguido de “Deja de criticar maricón hijo de puta nadie te obliga a verla”. Sí, la gente no lee los comentarios de Youtube antes de escribirlos y se nota. Quien dice esto es como el fan de Doctor Who que no reconoce que un episodio de extraterrestres tirándose pedos es malo, o como esos que dicen “¡Todo lo que me gusta es bueno e incriticable!”. ¡Pero si es Bollicao bajándose las bragas y cantando Esta Yegua No Es mi Vieja Yegua Gris! “¡Ah! ¡Hazlo tú mejor!”.

¿Para qué engañaros a vosotros mismos? Ver videoblogs es como ver Sálvame. Y curiosamente, los que más critican Sálvame son los vloggers. Claro, hombre: ¿A quién le puede interesar la vida de gente que ni nos va ni nos viene? *Ejem* Si te enganchas al vídeo de una tipa que cuenta diariamente cómo va al colegio, se pinta como una puerta, estudia el bachiller científico y se queja de que sus padres son súper-injustos, francamente, tienes la misma vida (o menos) que los que se dedican a ver a Belén Esteban. Por lo menos a ésta le dejan los novios y tal. Como videoblog podría ser hasta divertido.

“¡Pero mamá, este tío gordo está hablando de cosas que no sabe y a mí hay vídeos de Youtube que me hacen mucha risa, como ese en el que un niño se cae de un tronco y hace mucha risa!”. No, a ver, dejemos el concepto claro: Ni todos los vídeos de Youtube son videoblogs, ni todos los que crean vídeos, gracias a dios, hacen videoblogs.  Hay quien cree en marcar la diferencia, y creo que todos deberíamos luchar para ver una evolución en cuanto a la calidad. Porque si Yellow Mellow es nuestra respuesta al Nostalgia Critic, estamos muy jodidos. Con cariño y eso. Para ver la diferencia entre usuarios aburridos y usuarios que algún día llegarán a algo, los propios usuarios de Youtube han hecho una diferencia entre vlogger y Youtuber. Sí, es un nombre muy original. Es como si por trabajar en la tele fueras teler o por trabajar en el porno fueras porner.

El caso es que ver un videoblog normal es como leer el diario de tu hermana de once años: Ni tiene demasiado interés, ni lo que cuenta te va a interesar más allá del morbo. En todo caso puede interesarte si no tienes una vida propia demasiado enriquecedora. Yo juro que he visto a gente nerviosa por si Laurakun17 subía un vídeo explicando qué tal le había ido el examen de física. Y la Laurakun17 sube un vídeo grabado con su webcam en el que habla en voz baja y después de muchos “eeeeeeeh” y “uuuuuuuuuuuuh” (y cortes por doquier, claro, el recurso del mal editor) dice que ha suspendido porque el profe le tiene manía. Vaya por dios. Creo que veis el percal. Siempre se ha dicho de la mala televisión que hay que enseñar al espectador a ver lo que es bueno de verdad. Con los videoblogs pasa lo mismo: Nos hemos acostumbrado tanto a un nivel pésimo, que la gente no se da cuenta de que realmente lo es.

Un Youtuber, por su parte, se diferencia de un vlogger en que tiene algo que contar, un guión y, probablemente, se dedique a realizar sketches de mayor o menor calidad, doblajes o canciones. Por ejemplo tenemos a cracks como Zorman o Loulogio (cuando no se pone a hacer el idiota en videoblogs o monólogos), Youtubers de pro. Creo que se puede ver la diferencia entre estos dos vídeos. Y si no, tienes un serio problema llamado “retraso mental”. Besis.


O lo que es lo mismo, tal como yo lo veo: El curro de varios días para hacer un vídeo (y no, Laurakun 17 no se pasa cuatro días preparando sus alegatos, por mucho que digan los fans) no es lo mismo que encender la webcam, usarla como psicólogo y esperar visitas. En todo caso, hay una raza intermedia, esa que no es ni Youtuber ni Vlogger, que hace vídeos con guión simulando ser videoblogs y a la que yo propongo llamar, simplemente, gilipoller.

Los vídeos de los gilipoller, también llamado “videoblog preparado” vienen a ser como esos libros, rollo Diario de Greg o Diario de una adolescente histérica que tratan de parecerse a los diarios de las niñas de once años, pero escritos por alguien de treinta. O sea, la misma mierda, pero mejor contada. Generalmente tratan sobre temas variados, con algunas cosas fijas: Si eres lesbiana, tienes que hablar de lo lesbiana que eres, si eres gay tienes que hablar de cosas de gays, si eres pelirrojo tienes que usar argumentos tópicos sobre temas aburridos y promocionar tu disco de rap. Es algo así como la ley del gilipoller. Por una vez, vamos a juntar a vloggers y a gilipollers porque esto no se vaya hacia páginas y páginas de disertaciones.

Los vloggers, según la calidad de su vídeo (y de lo que les pague en el programa de partners de Youtube, claro), pueden ser amateur, también llamados “de mejicanos adolescentes pinche güey”, generalmente grabados con una webcam comprada en los chinos y a los que no se les oye por encima de la música que han puesto para decidir deleitarnos. No tienen ningún tipo de montaje y sí muchos “eeeeeeh”, “aaaaaaah” y silencios incómodos. Por lo general hablan de su dia a día y de sus interesantísimos comentarios sobre política, que por suerte rara vez conseguimos escuchar gracias a la música atronadora del Windows Media, que no para de sonar a todo trapo.

El nivel superior es el semiamateur. Grabas con una webcam buena, aprendes a meter músicas con el Movie Maker, haces videoblogs con temas tan apasionantes como “Mi habitación” o “Cosas que me gustan” y empiezas a ganar followers, por lo que haces un estupendo vídeo llamado “Gracias a mis 50 followers”, que recibirá comentarios del estilo a “Jo, tía, gracias a ti, eres la más wapa tq corazooooon”. No os dejéis engañar, quien comenta es a su vez otra videobloguera semiamateur que quiere más suscriptores. Si es que se las ve a la legua.

Finalmente, tenemos el nivel profesional. Aqui, los y las vloggers aprenden algo de edición y ya tenemos algo portentoso y que solo alguien que hace vídeos para Youtube entendería como un montaje normal: Los cortes. Porque, claro, ¿cómo vas a decir una frase entera sin meter un corte por el medio que no venga a cuento de nada? Los más atrevidos incluso utilizan algún efecto del Vegas (excepto JPelirrojo, que usó un efecto de imagen que le hizo gracia y ya se quedó con él para los restos) y, claro, hablan de sus cosas, cada uno de lo que más le interese. Hay que apuntar que el hecho de que te interese a ti no quiere decir que sea interesante para los demás, y he aquí donde enlazamos con el mundo de los temas. Porque, al fin y al cabo, ¿de qué coño habla un vlog?

Un vlog habla, básicamente, de lo que a la persona le venga en gana en ese momento. A no ser que seas lesbiana, claro, que entonces tienes que hablar de cualquier tema que tenga que ver con lesbianas, diciendo muchas veces la palabra “tetas”, para que se note que eres una tía guay y no una mojigata, o si eres gay, ya que en ese caso debes dejar clara la gran discriminación que sufres y que te gusta mucho revolcarte con otros muchachos. Una y otra vez. Algún día se darán cuenta de que nos da absolutamente igual con quién se acuestan, siempre que no sea con un extraterrestre gigantesco con varios tentáculos y tal (Nota: Por este comentario me llamaron homófobo. Supongo que hay quien no sabe leer entre líneas cuando digo “Me da igual con quién te acuestes, está normalizado”).

El género que predomina es el de opinión, ya sea sobre la actualidad, sobre la televisión, sobre los problema de ser lesbiana, sobre el queso azul o sobre ti mismo, que es de lo que suelen tratar, en el fondo, todos los vlogs: Miradme, miradme, que soy muy listo y muy majo y muy gracioso. ¿Me habéis visto ya? ¡Miradme!”. ¿Cuál es el problema con dar tu opinión sobre lo que pasa en el mundo? Que, o no dices nada que no pudieras haber escrito, solo que pareciendo más estúpido (porque, afrontémoslo, si ya es ridículo hablar delante de una cámara tú solo, hacerlo mientras das tu inteligente opinión es doblemente ridículo), o exageras tanto y haces tantos gestos para mostrar que tu opinión es única y original que parece que en vez de hablar del engorilamiento de la gente cuando España ganó la Eurocopa estás interpretando una obra de teatro conceptual. ¡PORQUE YOOO CREO QUE ESPAÑA SE MERECIA GANAR! ¡PEEERO LA GEEENTE! ¡OOOOH LA GEEENTEEEE!”. También puedes intentar crear polémica de la forma más absurda posible (“¡No me gusta el fútbol!”. Ni a la mitad de mi oficina. ¿Y qué?).

Dentro de estos vloggers de opinión están los que hacen humor. No, bueno, dejadme matizar. “Humor”: No, perdón, dejadme matizar de nuevo: “”””HUMOOOR””””. No, perdón, dejadme matizar una última vez: Son unos chistes por los que Hitler os habría llevado a la cámara de gas. No es que yo haga chistes mejores, pero al menos no me pongo delante de una cámara a interpretarlos como si fuera El club de la comedia, pero en el momento en que sale Eva Hache. Los chistes de los vloggers tienen un nivel de “Van dos y se cae el del medio” y por lo general el plano siguiente al chiste es, o bien un efecto de sonido con grillos (¡¡risas mil!!) o ellos haciendo un gesto al espectador y diciendo “¿Se entiende? ¿Lo pilláis?”. Siempre el mismo chiste. Que se entiende, sí. Tristemente se entiende. Para añadir más risa, este tipo de vloggers añaden también efectos de voz (ahora hablo lento, ahora hablo deprisa) y tomas falsas al final, para que veas que son gente campechana que también se equivoca al hablar, y no dioses como ellos mismos quieren creer. Son como tú y yo, solo que sin talento ni gracia. O sea, como tú y yo.

En tercer lugar tenemos a los poevloggers, esos que en su día tenían blogs de poesía personal, del estilo “Tu suerte es mi muerte/sin tu amor no siento calor/recuerdo aquella ola donde te hice una manola” y que tienen una cuenta en Twitter llamada lapoetisa, poemasparati, distopiaesmeralda, o alguna chorrada del estilo, donde dedican versos oníricos y otras memeces a amores que no existen. Ya sabéis: “Al verte, mi cuerpo susurró que eras para siempre”, “Un amor que retumbará en los anales de la historia”, “Por ti me injertaría un cerebro de verdad y no esta piedra que tengo ahora”, ya sabéis, cosas de mucho amor. Por lo general, al leer estas cosas uno se pregunta qué alma repleta de sentimientos está detrás, pero gracias a Youtube ahora lo sabemos: Niñas de quince años que lo más parecido a un novio que han tenido era un Phoskitos. Las poevlogueras son aptas solo para gente muy, pero que muy melosa: Hablan bajito, susurran, se acercan mucho a cámara, leen sus chorradas y piden que la gente se suscriba porque, claro, se lo merece por su sensibilidad profunda. Por supuesto, no falta su ejército de acólitas diciendo que es lo más bonito que han escuchado en su vida y que qué talento, tía, o sea. Ese tal Becquelauer, o Becquer, o como se llame, no tiene nada que hacer contra ti, tronca. Girls forever.

Aunque podríamos seguir durante horas hablando de los videoblogs de sexo (por lo general impartidos por chicas que tienen pinta de haber tenido relaciones de casualidad con un muchacho de madrugada en algún garito, pero que se han tragado todos los programas de Lorena Berdún), los de tutoriales (¿cómo se abre una cuenta en Facebook? ¡Por favor, cuéntamelo! ¡Soy demasiado retrasado para sacarme las castañas del fuego yo mismo!), las parodias (que por lo general el vlogger tiene a tomarse demasiado en serio, como Elvisa o Salvador Raya), los gameplays (oh, juegas a un videojuego y haces comentarios supuestamente graciosos. Muere en un incendio, por favor) o los tags. Los tags son como esos antiguos tests idiotas de cien preguntas que se mandaban antes por e-mail o por foros de adolescentes, solo que ahora en vídeo. Los vloggers se taguean entre ellos y los otros tienen que hacerlo para taguear a otros más. ¿Suena a coñazo? ¡Lo es, y mucho! “A ver, me ha tagueado María Luisa y bueno, pues voy a hacer este vídeo para ella. Recordad suscribiros, ¿vale? Bueno, a ver, pregunta 1… tu tu tu tuuu… ¡Ah, vale! ¿Qué es el amor para ti? ¡Buf, qué duro! A ver, ¿vale? Para mi, ¿vale? Es un poco como… como, ¿vale? Como… Bueno, creo que ya os ha quedado claro”. Y así durante cien preguntas. Luego se preguntarán por qué pido una evolución urgente. Otros tipos de tags incluyen “Mira mi vídeo sin reírte” (¿egolatría? ¡Qué va!) o chorradas similares, pero entrar en ellos sería una pérdida de tiempo.

¿Pero después de todo esto, sigues pensando que, ante la falta de trabajo, bien vale ser escoria social y ganar el mísero dinero que te da Youtube? ¿Has decidido que quieres ser vlogger, porque te falta un cerebro, porque necesitas atención, porque tus padres no te querían, por lo que fuera? ¡No te preocupes, porque hoy te vamos a enseñar los cinco pasos básicos para convertirte en un vlogger de éxito y cobrar hasta trescientos euros al mes impartidos por un tío que no es vlogger! ¡Wow! ¡Solo recomendable para quien viva con sus padres (ni amigos, a poder ser)!

En primer lugar, en cada vídeo que hagas debes dejar tu marca personal. Esta marca debe ser una frase pegadiza (o dos o tres), y no vale con “Otro vídeo más” u “Hola, ¿qué tal?”. No por nada, sino porque esa frase taaan pegadiza se la tiene pedida Salvador Raya. La frase-gancho debes decirla con cara de que te va la vida en ello, como si fuera tu último aliento y tú legado al mundo. Por ejemplo, “¡¡QUÉ PASÓ, PERRAS!!”, “¿Qué pasa, rutilófilos?” o “Y le digo, le digo entonces, le digo”, tres maravillas de la escritura que hacen palidecer a Juan Ramón Jiménez. Si no habéis visto ni un videoblog en vuestra vida posiblemente esto os parezca idiota, y lo es, pero a fuerza de repetirlo la gente se queda con ello. Hay que decir a favor de los vloggers que otras frases como “¡Por el poder de Greyskull!” o “Hazte con todos” tampoco es que fueran precisamente ingeniosas y todos las conocemos. Tampoco eso las hace buenas. Total, que pongamos que nuestro grito de guerra es, por ejemplo, “¡Hola! ¡Qué solos estáis, pringaos! ¡Me dais asco!”. Bueno, quizá haya que maquillarlo, pero es un inicio. Pegadizo, exagerado… ¿Qué más se puede pedir?

Ahora elegimos un tema, banal o no. A no ser que seamos lesbianas o gays, que lo tenemos muy fácil: Cómo besan las lesbianas, cómo ligar con un gay, reírte un rato de esos estúpidos, estúpidos heteros… El tema es libre, pero no esperes que, si eres un chaval gordete con perilla que roza los treinta, tu videoblog sobre macroeconomía americana tenga éxito en absoluto. Tampoco si hablas de tus hemorroides. Hay que elegir bien el tema, o llevar escote si eres tía. No hay otra. Si llevas escote, tú puedes estar hablando del renacer del IV Reich y de cómo esperas que la raza aria nos aniquile a todos, que la gente seguiría viéndolo, dándole a “me gusta” y poniendo comentarios al estilo de “melafo”. Bueno, tampoco se puede pedir mucho más del usuario medio de Youtube. Sería como pedirle más al usuario medio de Meneame: Si no se puede, no se puede.

Por supuesto, tienes que meter chistes sin gracia, por lo general realizados mediante el noble arte del corte y en el que tú haces de dos personajes en una conversación. Solo hacerlo ya implica HUMOR, así que no hace falta que te curres el diálogo. Si eres tía, los chistes dan lo mismo: Vas a tener visitas por todos-sabemos-qué. Sin embargo, siempre puedes buscar algo de calidad mediante juegos de palabras muy fáciles o cincuenta veces leídos en Internet, que siempre tienen su éxito. No olvides rebuscar entre los trending topics de Twitter para encontrar los mejores chistes y adaptarlos vilmente. Como Ana Rosa Quintana, pero con videoblogs. Si no quieres hacer chistes porque eres un tío serio que quiere dar su opinion, cambia los chistes por “Exagerar absolutamente todo lo que digas como si fuera el fin del mundo”. ¿Que la policia ha cargado contra la muchachada? Que parezca que te han pegado, te han violado, te han maltratado y ahora buscas venganza. Porque la moderación y el saber estar no es una posibilidad en el mundo de los videoblogs.


Como cuarto punto, no dejes de meter efectos, ya sea de sonido (¡Oh! ¡Ha sonado como si fuera una bala! ¡Qué cosas! ¡Y ahora un pedo! ¡Hillarante!), con cambios de voz (¡Vaya, Bollicao habla lentamente! ¿Cómo lo habrá hecho? ¿Es magia?), cortes (¡El recurso del que no ha dado un curso de montaje en su vida!) o efectos de cámara (ah, el efecto de ojo de buey, cuántos buenos vlogs ha dado a JPelirrojo. Ninguno, para ser exactos). Finalmente, como último consejo… ¡Móntate un segundo canal! ¡Y un tercero! ¡Y un cuarto! ¡Y un quinto! Sigue el ejemplo de Yellow Mellow: En uno haces videoblogs, en otro cuentas tu vida, en otro metes canciones, en otro juegas a videojuegos… ¡Eh! ¿Quién ha dicho que ganar dinero con los anuncios era fácil?

Vamos a dar, por ir terminando, un repaso a los videobloggers más conocidos:

Yellow Mellow: Chica que tiene una virtud muy especial: La de componer canciones, cantar, hablar, opinar, hacer bromas y contar su vida privada… ¡sin destacar en absoluto en ninguna de dichas categorias! Con una voz repelente y chirriante y una forma de grabar que solo nos hace querer decir un sonoro “¡Cómprate una cámara, cojones!” (¿Que graba con el móvil? ¡Pues que no grabe! ¿Es que no se da cuenta de que no queda bien?), Yellow Mellow viene a ser como esa amiga pesada que cree que su opinión es muy interesante y a la que terminas asintiendo tras cada palabra que dice para ver si se calla de una vez. Bueno, en realidad, cualquiera de esta lista es así, pero muy especialmente ella.

Jpelirrojo: Un tipo pelirrojo (¡quién lo hubiera dicho!) repleto de clichés, gestos exagerados y supuestas frases gancho como “¡Pum!”, “Qué pasa, rutilófilos” (incluso hay gente que se lo ha puesto en su biografía de Twitter, en plan “rutilófilo de pro” y en la conferencia hubo quien se definió como “rutilófila”. Cada vez que lo escucheis, cambiadlo mentalmente por “persona con la mente muy moldeable”) o “WOLAAAAAAAAS”, que indica que este señor se quedó en el Messenger en el 2005 y de ahí no ha salido. Ah, y tiene un disco de rap tan bueno como sus videoblogs, en los que el tipo comenta casos de actualidad que le han propuesto en los comentarios con la misma mordacidad que lo podría hacer cualquiera de nosotros un dia que solo hubiera dormido cuatro horas, solo que sonriendo mucho y gesticulando como un loco, para que no se note su ausencia de carisma. ¡PUM!

Salvador Raya: Poco cabe decir. No le veo, pero le defenderé a muerte. Si está haciendo una gran broma, es un maestro, un genio, una maravilla. Si realmente es así, espero que quien le tenga que aguantar, lo haga con dolor. ¿Maestro de maestros o pobre diablo? El tiempo lo dirá.

Bollicao: Solo quiero decir en voz alta algunos vídeos de Bollicao: “A todas las lesbianas les gusta el cunnilingus”, “5 tipos de lesbiana”, “30 clases de vagina”, “Las mejores posturas del kamasutra bollero”, “Soy tan lesbiana: El tampax”, “Si fuera heterosexual”, “Kamasutra lésbico, sexo oral y vibradores”, “Yo salgo con esa mujer”, “Lesbianas primerizas”... ¡Seguro que jamás adivinaríais cuál es su orientación sexual y en que basa cada vídeo que hace (de los conocidos, claro, ahora parece que quiere meterse en cosas más serias, pero no le sale). ¿Que te gusta por cómo edita? Supongo que alguien debe darle un Oscar a la edición por saber hacer cuatro cosas en el Sony Vegas. Lo de los monólogos, como que no. Vamos a dejárselo a los profesionales, que para algo están.

Quiero acabar diciendo que, por supuesto, respeto el trabajo de esta gente. Saben aprovecharse de la gente y ganar dinero con ello, y me quito el sombrero. Pero, ahora en serio… ¿No sentís que llega el momento de evolucionar? Ya hemos tenido a los primeros vloggers y gilipollers, pero los verdaderos Youtubers de calidad son muy pocos. ¿No va siendo hora de dejarse de monologuitos frente a la cámara y lanzarse a divertir a la gente de una manera diferente? Lo dejo en el aire. Ahora, las hostias las espero a la salida.

Anuncios
comentarios
  1. Sergi dice:

    Enorme, me ha encantado. Verdades como puños y de las que duelen a mucha gente, que son las mejores.

    Un saludo.

    • zas dice:

      Soy del tipo de personas que piensa que la crítica gratuita y sin fundamentos no vale, es decir, si quieres criticar a la gente como haces aquí, deberías hacerlo mejor que ellos, si no no tienes ningún derecho a decir esas gilipolleces porque no te guste esa gente. Hay una cosa que se llama libertad de expresión y no creo que estos vlogers insulten a nadie, cosa que tú si haces y que veo más criticable que lo de ellos.

      • “Soy del tipo de personas que piensa que la crítica gratuita y sin fundamentos no vale, es decir, si quieres criticar a la gente como haces aquí, deberías hacerlo mejor que ellos”
        Eso es lo que yo llamo “falacia ad Mägo de Oz”.

        “Hay una cosa que se llama libertad de expresión y no creo que estos vlogers insulten a nadie, cosa que tú si haces y que veo más criticable que lo de ellos.”
        ¡¡PARADOJA!!

      • Chuck Draug dice:

        Es leer tu comentario y no saber si reír como una hiena o reventar una pared a cabezazos de la vergüenza ajena. Así que en vez de eso, mejor uso el sentido común y respondo como un ser humano normal y corriente…

        Sobre lo de “si quieres criticarles deberías hacerlo mejor”, me copio y pego de uno de mis comentarios:

        “A ver, puede que tú no sepas hacerlo mejor porque, quién sabe, no eres tan mañoso, pero puedes tener un punto de vista, una opinión que pueda servir a quien sí sabe hacerlo, para que mejore, o incluso ver un fallo que el propio vlogger ni lo ha visto. Ya dependiendo del ego del vlogger en cuestión, aceptará o no.”

        Y esta no es una crítica gratuita ni sin fundamentos, de hecho presenta bastantes puntos que dan que pensar sobre si el autor del artículo tiene o no razón. Al menos expone unos argumentos para apoyar su opinión, no se queda en una crítica porque sí ni en simplemente insultar o hacer mofa. Al autor no le gusta el trabajo de ciertas personas, y no se queda solo en decir “gilipollers” y similares.

        Hablas de libertad de expresión y luego atacas la de Randy, el autor del artículo. Una cosa es estar en contra de lo que dice y explicarte… y otra es censurar y contradecirte.

      • Vimes dice:

        “Hola, soy zas, creo en la libertad de expresión salvo que se ejerza para criticar a los videobloggers. En ese caso la Constitución se modifica y la libertad de expresión ya no existe. Por el contrario, cuando los videobloggers critican el fútbol o el hecho de que las heterosexuales usen la excusa de “es que soy bollera” para espantarse moscones ya no me parece mal: es su libertad de expresión”.

        Anda a cagar.

      • Es usted un NECIO. ¿Mis fundamentos? Su comentario.

      • Adonis Fernández dice:

        Este ni se leyó el texto. No se da cuenta de que el “hazlo tú mejor” es la primera excusa que dan los fans. Por cierto, CUALQUIERA lo hace mejor que los videobloggers que mencionó. Lo que pasa es que el resto sí tenemos ocupaciones y vidas interesantes. ¿Te imaginas lo jodida que debe estar tu vida si el momento más brillante de tu día es sentarte frente a una cámara a demostrar cuán estúpido eres?¿O qué tan jodida está si lo mejor que haces en el día es ver a una persona que tiene su vida jodida y lo mejor que hace en todo el día es sentarse frente a la cámara web y demostrar qué tan estúpida es?

  2. Chuck Draug dice:

    La puta risión esta entrada. Bravo, Randy. BRA-VO.

    Lo que me sorprende es que tu comentario de “a nadie le interesa tu sexualidad porque es algo tan normalizado que no te hace especial” lo tomaran como un ataque homofóbico. Que seas heterosexual u homosexual, ¿qué importa? Pero si tú piensas que no hay que ser pesado con tu sexualidad, dejar de insistir que eres gay/lesbiana/hetero/bi/ponga-aquí-lo-que-quiera… pues es tu opinión, no estás atacando la sexualidad de esa persona. Al menos yo no veo ningún ataque ni ofensa.

    Las excusas “hazlo tú mejor” y “no lo veas”… A ver, puede que tú no sepas hacerlo mejor porque, quién sabe, no eres tan mañoso, pero puedes tener un punto de vista, una opinión que pueda servir a quien sí sabe hacerlo, para que mejore, o incluso ver un fallo que el propio vlogger ni lo ha visto. Ya dependiendo del ego del vlogger en cuestión, aceptará o no.
    Y lo de no verlo, ¿entonces cómo se opina, si no ves? ¿Cómo sabes si te va a gustar o no? Precisamente, si lo ves, sabes si te gusta o no, y ya decidirás si sigues viéndolo (porque te gusta o porque quieres darle otra oportunidad) o no (directamente no te merece la pena verlo).

    Eso sí, admito que no me he atrevido a reproducir ninguno de los vídeos que hay en este post porque uno, cuando ha estado dando tumbos por Internet durante bastante tiempo, ha visto cada elemento que ya sabe qué esperarse… y no querer volver a experimentarlo, básicamente.

    Y luego yo me quejaba de mis vídeos de mierda del MUGEN que luego borré atacado por la vergüenza propia… xD

    • “Lo que me sorprende es que tu comentario de “a nadie le interesa tu sexualidad porque es algo tan normalizado que no te hace especial” lo tomaran como un ataque homofóbico. ”
      Eso es porque hay gente que basa su sexualidad en repetir constantemente que es cualquier cosa menos hetero, y lo que hace Randy ahí es represión… Vamos, digo yo.

  3. Fosforo dice:

    Voy a dejar mi opinión, no sin antes recalcar lo mucho que le odio por escribir con menos frecuencia de la que sus fans deseamos.
    En mi opinión los vloggers estos son, como has dicho, los primeros blogueros en una versión avanzada. Por suerte, al final pasa el temporal de la moda (o sale Tuenti) y las cosas vuelven a su cauce, es decir, los blogs son cuatro matados muy buenos: ADLO, Viruete, Mi mesa cojea, etc… (por decir algunos que me gustan) y algún que otro aspirante *ejem*
    Con esto más o menos debería ocurrir algo, llegará el momento en que la gente acabe haciendo tuitcams de esas y finalmente quedará en que esos viddeos tan graciosos los verán los 4 colegas, mientras los otros flipan con la última chorrada con la que nos sorprenda Internet (yo apuesto a que en 2015 los foros volverán a petarlo, y muchísima gente dirá “No me puedo creer que nadie hubiera inventado esto antes”).
    Por eso nunca le he dado demasiada importancia a esta gente. Salvador Raya yo estuve estudiándolo de cara a un post y finalmente decidí que el tío está burlándose de todo el mundo, que me parece la peor de las opciones. Si yo tuviera el ingenio suficiente como para burlarme tan a lo bruto de los videobloggers, lo tendría para saber que no quiero que me reconozcan por la calle como “el mongolito ese de Youtube”. Espero que tenga novia formal porque ligar debe ser jodido en esas condiciones.
    JPelirrojo es, curiosamente, el que más expectativas me crea (siendo que me parece una mierda). Si sus videos durasen la tercera parte de lo que duran, esto es, si condensase su mierda, serían decentillos. Podría ir probando a hacer cosas nuevas y tal, y que coño, que los primeros videos del Nostalgia Critic tampoco es que sean un despliegue de edición de cagarse. Lo que pasa es que el chaval parece no entender el concepto de resumir, y que el “éxito” se le ha subido como para pensar que no necesita nada más.

    Dos últimas cosas. Los primeros videos me han hecho llorar en todos los sentidos, tanto de lástima como de risa. Y que, ¿dos enlaces a Normas de Equivocación? Voy a por la cachiporra anti-spam ahora mismo.

  4. sumire93 dice:

    madre mia xDDDD
    Nunca lo habia visto de esta manera..creo que me pensare eso de ser vlogger…..aunque no se si conoceras a un tal “DrossRotzank” yo pienso que de todos los que tengo es el mejor.
    Salud

    • randy dice:

      No, pero le echaré un vistazo. Todo lo que sea conocer gente nueva es bueno, y quizá sea yo el que cambie mi punto de vista.

      • Fosforo dice:

        Dross era un bloguero muy brutote que decía muchas palabrotas y luego se pasó a videobloguer posmoderno decadente, dejando en el proceso buena parte de la mala baba que tenía, y adaptándose al público youtubero, que es sensiblemente más joven que el de los blogs. No está mal, pero siempre me da la sensación de que sus videos son quiero-y-no-puedo.

        • fernanj dice:

          Es más, hubo un tiempo (no muy lejano) en el que no hacia videos especialmente para youtube y los subia a blip.tv, intenando hacer que se visitará más su blog que su canal de youtube.

  5. sumire93 dice:

    Yo por ejemplo tengo un amigo que adora a JPelirrojo y a Rush smith, según el, gracias a sus videos esta viendo la luz, es un muchacho sin mucha autoestima, sobre todo para darse cuanta a partir de unos vloggers =S

    En fin, pa gustos colores.
    Salud.

  6. Visto el percal (que ni se me ocurrió explorar los videoblogs que hay por ahí, oiga) creo que me seguiré quedando con Doug Walker y, en menor medida, con Zorman. Gracias.

  7. Vrede dice:

    Los primeros vídeos me dieron cáncer.

  8. Hace tiempo me desuscribí de este blog porque lo único o casi único que posteais son críticas y quejas, aunque hoy he llegado porque alguien lo ha puesto en Facebook.

    Hum… ya sólo el que este post sea taaaaaaan largo sólo para quejarse de que no te gustan los videoblogs es síntoma de que algo te pica. Digo yo que si no te gustan, pues dices en Twitter “no me gustan los videoblogs” y ale y en vez de quejarte podrías escribir un post sobre videoblogs que te gustan (si los hay) y todos salimos ganando.
    Y digo eso porque a medio post ya me ha quedado claro que no te gustan y como ya había pillado el mensaje he dejado de leer y simplemente le he dado un vistazo rápido al resto de la entrada.

    En los videoblogs, al igual que en los podcasts hay cosas buenas y cosas malas.
    Y veo que no te das cuenta de que esto es demasiado nuevo como para que todo mole y todo sea profesional (como pasó/está pasando en los podcasts).

    Los videobloggers (o Youtubers) en España están comenzando a ganarse la vida con esto ahora, hace un año o menos. En EEUU (por ejemplo) ya llevan tiempo. Y no veo el motivo por el que deba ser malo intentarlo.
    El videoblog es un formato que cuesta menos consumir que un podcast, es más fácil acceder a él que un podcast (¿Cuanta gente sabe suscribirse o usar iTunes y cuanta usa Youtube cada día?).

    Y como dice @sumire93 en un comentario anterior, un amigo suyo con baja autoestima está cambiando gracias a ver videoblogs. Eso es bueno, ¿no?.

    La verdad es que no conozco mucho del mundo videoblogger más allá de los 4 o 5 videoblogs que sigo, pero me parece que entre todos hay buen rollo.

    Luego se abre un debate sobre si hacer unas jornadas de Podcasting en Barcelona o Madrid y esto es cómo el fútbol, en vez de pensar que simplemente es un deporte, pensamos en la bandera y se crean beefs entre podcasts. Que lo mismo en el mundo del videoblog ya pasa, pero no lo sé.

    Como Podcaster deberías saber que no es fácil conseguir seguidores haciendo lo que a uno le gusta. La verdad es que me ha chocado que un podcaster con un buen podcast (hace tiempo que no escucho podcast, pero Normas de Equivocación me parece bueno) se ponga a criticar de esta manera. Además, atacando directamente a los videobloggers más conocidos del momento (te veo puesto en posicionamiento, pillín). Parece que lo que busques sea llamar la atención más que “dar tu opinión”. Porque bien podrías escribir un post sobre como odias los videoblogs sin mencionar a nadie 😉

    Yo sigo algún videopodcast de los que dices que odias y lo sorprendente es que sigues muchos más que yo, por lo que veo. Para odiarlos te veo puesto…

    Te pediría un favor, ¿Podrías hacer un post con videoblogs que te gustan? Alguno habrá. Aunque sea americano y lleve ya tiempo, que veo que sólo se ha mencionado a Nostalgia Critic.

    Besis. (Siempre leo esto en Twitter y nunca sabía cuando ponerlo).

    • Vrede dice:

      Mal empiezas si pronto reluce ese “será porque algo te pica”. *sigh*

    • Chuck Draug dice:

      A ver…

      “Hum… ya sólo el que este post sea taaaaaaan largo sólo para quejarse de que no te gustan los videoblogs es síntoma de que algo te pica.”

      Eh, si yo me pusiera a criticar, no sé, podcasts, cómics, videojuegos, películas… que no me gustan, seguramente también sea porque “algo me pica”.

      ¿Por qué tomas un artículo de opinión, una crítica, como un ataque de envidia? Además, se nota que no conoces a Randy de su propio blog y más cuando dices que te sorprende este artículo al tiempo que dices que escuchas Normas de Equivocación. ¿Es que te saltas las intervenciones de Randy en ese podcast? Esta no es, ni de lejos, la primera vez que critica a los vloggers, sea de la forma que sea, y en Normas ya lo ha hecho (brevemente), y no solo él. Pero bueno, si has escuchado Normas, deberías saberlo.

      Otra cosa: hablas de un post sobre videoblogs que sí le gustan a Randy. ¿Es que no es correcto que diga qué videoblogs no le gustan? ¿O es que solo podemos hablar de lo que nos gusta? Porque entonces, más de uno se pensará que esto es el país de la piruleta, que solo hay cosas buenas, bla bla bla… Tampoco queremos eso.

      Y mira, que los vloggers españoles ahora se estén ganando la vida con esto… Vengo de la comunidad webcomiquera en español, nosotros hemos tenido que soportar, incluso en este mismo blog, las críticas que nos han llovido, especialmente sobre endogamia y sobre inmovilismo. Llevamos tiempo queriendo que nos tomen en serio y está visto que no, que todavía nos queda camino.
      Y en vez de decir “jo, pues di cosas positivas de nosotros” (que nos las han dicho), nos hemos puesto serios y hemos dicho “pues nada, ¡a mejorar!”. Se han dado unos cuantos pasos en la dirección correcta, pero no todos lo han hecho, no todos han llegado a un nivel, pero en vez de pararnos a llorar, nos hemos puesto serios para mejorar. Tengamos el nivel que tengamos.
      Así que sí, se puede empezar a ganar dinero, vale, te lo concedo, pero no todo puede ser halagos y alabanzas, básicamente porque la vida no es de color de rosa.

      Que sí, que es bonito que te digan lo bueno que eres, pero si no viene alguien a decirte dónde fallas, ¿cómo vas a mejorar? Prefiero que alguien me saque fallos para que pueda verlos y corregirlos en vez de quedarme estancado mientras me hacen la pelota. No sé cómo se lo tomarán los vloggers famosos, pero así es la vida, quieras o no.

    • randy dice:

      Ostras, Jaume, qué cosa más larga. Vamos punto por punto:

      -Este post es en realidad una charla que di el domingo. En una charla, como bien sabes, los conceptos deben quedar claros y ser repetidos cada cierto tiempo para que quede clara la tesis, es muy diferente del medio escrito (por lo que creo también que hacer un vlog “leído” es muy estúpido. Por tanto, es un documento explicativo, un post “vago”, más que un post normal, que habría realizado de forma diferente.

      -¡Estamos de acuerdo! Yo pido una evolución del mundo videoblog, una evolución que llegará tarde o temprano. Lo repito cuatro o cinco veces: No quiero su destrucción, sino su evolución en algo mejor. Llegó en los podcasts y llegará en el mundo videoblog. Es normal, hay que aprender: Cuando empezamos a hacer Normas, nos salían mierdas pinchadas en un palo, y la gran mayoría de la primera temporada es terrorífica. Pero uno evoluciona y ahora estoy bastante orgulloso de cómo nos queda. Sin embargo, me da la impresión de que los vloggers siguen siempre igual. No innovan. No se reciclan. Siguen con su PUM, su Qué pasó perras y sus temas siempre iguales.

      -Una de las cosas que me echaron en cara, junto a mi supuesta homofobia, es que tengo envidia. ¿Envidia de qué? Me gano la vida escribiendo, tengo un podcast en el que disfruto, los pocos vídeos que hice en su día tuvieron buenas críticas… ¿De qué voy a tener envidia? No me pica nada, pero precisamente porque yo me exijo calidad a mí mismo, exijo calidad a los demás. Una calidad que yo no encuentro hoy por hoy en la escena videoblogger, Y como tal, creo que tengo el mismo derecho a quejarme que la gente a admirarles por encima de lo que creo que se merecen.

      -¿Que un amigo con baja autoestima está mejorando al ver videoblogs? Pues bueno. No sé qué quieres que te diga. En la charla nos dijeron que JPelirrojo hizo una canción contra la anorexia. ¿Me tiene que gustar por eso, por resaltar cosas obvias que ya han tratado mil y una veces? No sé, no lo termino de ver. También hay quien nos ha dicho que el Normas le alegra la semana y no por eso voy a mirar mal a quien me diga que está saturado o que no tenemos ni puta gracia. Opiniones son opiniones.

      -Este punto es Muy Importante y quiero resaltarlo con neón: Llevo muchos años haciendo blogs. Muchos. Me gano la vida con ello, por chulo que parezca. Y no tengo que demostrar nada a nadie ni andar mendigando seguidores… ¡para un blog que no es mío y con el que no voy a ganar ni un duro! Esta entrada no tiene nada que ver con ganar seguidores, lectores ni nada por el estilo. A estas alturas estoy de vuelta de todo, y esto es lo que menos me preocupa. Lo juro.

      -Podría no nombrar a nadie, pero cuando dije que iba a hacer esto, la gente pidió nombres. Y no tengo problema en darlos si con ellos, esas personas van a mejorar o pueden sentarse a pensar si lo que digo tiene cierto sentido. Obviamente, todo el post/charla tiene tintes de sorna y coña, y no debe ser tomado en serio al cien por cien.

      -¿Videoblogs que me gusten, en el más puro estilo del videoblog? No, ninguno. No. ¿Cosas hechas para Internet que me gustan? Muchas: Zorman, Nostalgia Critic, AVGN, Linkara, Loulogio… Se pueden hacer cosas muy buenas, pero limitarnos a ponernos delante de una cámara y decir moñeces me parece propio de un Internet en pañales.

      -En el mundo del videoblog habrá las mismas broncas que en el mundo del podcast. No lo sé, porque no estoy metido dentro, pero las habrá. No me cabe duda alguna. Pero ojo: El mundo del podcasting da para otro artículo como éste (que nunca haré por la que me pueda caer). No nos dejemos engañar, estamos en pañales igualmente, aunque quizá dando nuestros primeros pasos, a diferencia de los estancadísimos vlogs.

      Ale.

      • De acuerdo con unos puntos, no tanto en otros.
        Pero si no fuera así, ¡que aburrido sería esto!

        Te quejas del PUM y del “qué pasó perras”. Como dice darkhangamer más abajo “todo su post desprende envidia demasiada a mi parecer”. Y es que seguramente si con cada PUM o con cada “que pasó perras” no tuvieran tropomil visitas, seguramente no hubieras escrito este post. Creo, nunca lo sabremos.

        Por mi parte, los vídeos de JPelirrojo (si, soy fan) no los veo como algo inmaduro y falto de personalidad u oportunista como pareces dar a entender. Sigo a JP por su música desde antes de que fuera vlogger y lo he visto crecer como vlogger. Y creo que se merece la fama que se ha ganado (y está ganando). Te metes con su disco, por lo que supongo que entiendes de rap. RESPECT. Puede gustarte o no, pero digo yo que tonto sería si teniendo miles y miles de visitas con cada vídeo no promocionara su música. Además que no todos su vídeos son de vlogger, por lo que yo lo considero vlogger y Youtuber, como dices tú.
        Momento fan off.

        Y respondiendo a Chuck Draug, ya he dicho que hace mucho que no escucho podcasts, es más, hace mucho que ni siquiera grabo en el mío, que por cierto y si no me equivoco, fue de los primeros que apoyó a NDE. Así que no, no he escuchado a Randy y sus intervenciones, etc, porque hace mucho que ni escucho ni grabo podcasts.

        Ah, y cuando veo algo malo que no me gusta, normalmente mando un correo o un mensaje privado a la persona en cuestión para comentarle mi opinión. No le dedico un post “dejándole en evidencia”. (Lo pongo entre comillas porque las opiniones personales no creo que sean evidencias.)

        Si alguien más me ha dicho algo no lo he leído

        Randy, Mójate y habla del podcasting, que digo yo que al ser podcaster tendrás más y mejores argumentos, ¿no? 😛

        ¡Un saludo!

        • randy dice:

          A ver, si hay fanatismos por el medio yo no me meto. A mí el JP me crispa y me parece un exagerado. Y no, no tengo ni idea de rap, pero las canciones que tienen me dan un poquillo de grima, no las veo de buen nivel para lo poco que sé de rap. Me pasa también con Yellow Mellow: No entiendo de música, pero si algo no te gusta, no te gusta, de la misma forma que Zorman sí que lo hace.

          Y, ojo, respeto al cien por cien lo que hace JP. Yo no lo haría, pero es normal que teniendo tantos seguidores promocione su música. Pero, una vez más, si pones algo online, te arriesgas a que te machaquen tanto como que et adulen. No todo va a ser amor. Pero envidia, repito, NINGUNA. Personalmente creo que JP no se merece su fama, pero si otros creen que sí, pues oye, de eso se trata, de que tengamos opiniones diferentes. Lo que pasa es que hasta ahora de JP, Bolli y compañia solo he oído “ES GENIAL, MARAVILLOSO, ESTUPENDO” y siempre me he sentido un bicho raro.

          NdE ha evolucionado mucho desde sus tristes inicios, pero en su día, cuando hablamos de podcasts ya terminados en el episodio 2×05 “Guerra de podcasts” (por si alguien quiere escucharlo), parte de la podcastfera casi nos mata. Por eso no me atrevo a hablar de podcasting, porque mis opiniones sobre el tema no son todo lo gratas que debieran ser y es posible que ciertos podcasters me machaquen.

          Ah, en este caso no quiero dejar a nadie en evidencia, no es mi intención. Es una charla socarrona, no la verdad absoluta. Siento si te ha molestado, en serio.

        • Chuck Draug dice:

          Hombre, ya tú mismo dices que dar una opinión no es dejar a nadie en evidencia, supongo que te referirás más a las formas usadas… La cosa está en que hay gente que prefiere decir las cosas en público, otros en privado, otros indistintamente y los de más allá se callan. Yo he dicho (y me han dicho) cosas tanto en público como en privado. Luego cada cual con sus formas y las consecuencias.

          Y ya veo lo de NdE… Bueno, Randy ya te ha respondido a ello, que para eso es uno de los integrantes del podcast. 😛

  9. Malleys dice:

    Miedo me da imaginarme la que se armó en la conferencia esa, la verdad.

    • randy dice:

      Pues se armó parda: Videobloggers y fans de JPelirrojo por un lado, otros por otro. Yo casi ni cogí el micro en la post-charla.

  10. mariods86 dice:

    Snif. Me toca comentar después del tal Jaume Estruch. Me temo que mi comentario va a pasar totalmente desapercibido. En fin. 😄

    No soy muy seguidor de esta moda de los vloggers. De hecho suelo apagarlos cuando me redireccionan a uno. Hasta ahora solo los videoblogs de Doug Walker, James Rolfe, Loulogio, Viruete (si los Videofobias también pueden considerarse vloggers) o Zorman han conseguido hacerme reir. He tenido muy malas experiencias con el resto.

    Y es precisamente por lo que dices: si eres un friki “guay” que quiere contarle tus penas al mundo y quieres hacer un videoblog, por favor, ten algo interesante que contar, trata de tomarte a tu público en serio, no lo tomes como un diario personal o como un modo de desahogarte contando incoherencias sin ningún criterio, porque de ese modo más bien estás haciendo el capullo (al menos en mi opinión).

    Por eso mismo, igual tampoco estoy siendo muy justo ya que nunca jamás llegué a ver un videoblog entero de estos personajes que enlazas (salvo Zorman, claro, ese tío está pegando fuerte y se lo merece) y el hecho de que no haya visto mucho tiempo de ellos igual no me da derecho a opinar, solo se que no es el tipo de entretenimiento que me gusta.

    Y por otra parte, muy divertido el post. ^^

    pdd: Reconozco que yo soy de esos que alguna vez ha cometido el error de comentar cuando una peli se ha criticado mucho un sonoro “Han trabajado y volcado su ilusión en esto”, pero bueno, creo que al menos solo lo he hecho cuando de verdad he notado que había un mínimo de esfuerzo en la materia criticada, lo de estos videoblogs no llega ni a derramar la mínima gota de sudor. 😄

    • Chuck Draug dice:

      Loulogio no es de lo más equilibrado que digamos, pero tiene un nivel más que aceptable. Y no sé si considerar a Viru un vlogger, pero está claro que Doug Walker y la peña de TGWTG lo son, aunque sinceramente, solo Doug “NC”, Brad “Cinema Snob” (creo que era Brad, corregidme si me equivoco) y Lewis “Linkara” me parecen realmente dignos de mención.

      Ser un buen videoblogger es muy, muy difícil. Tienes que saber transmitir, tener desparpajo, ser natural… ¡hasta saber actuar puede ayudar! Pero ya sabes cómo es Internet: cualquiera puede hacer un videoblog, lo que es bueno y malo al mismo tiempo. Como los podcasts y los webcómics, vamos.

    • randy dice:

      Personalmente no considero videoblog ni a James, ni a Doug, ni a Viru, ni a Loulogio, ni a Zorman. Es más, creo que todos ellos suponen parte de esa evolución necesaria. Solo hay que verlos y luego ver a alguno de los videobloggers “famosos”: No hay color. Se pongan como se pongan, no hay color, ni en cuanto a curro ni en cuanto a ingenio.

      PD: Si una peli está hecha con cariño, puedo entenderlo (aunque yo prefiera ir a degüello). Si no, pues decir eso es cortar el rollo al que lo esté viendo. Las pelis infectas y bobas se ven a la legua. Y lo que molan.

      • mariods86 dice:

        Sí, sí, y como digo, admito que cometí errores al hacerlo. Se que a veces una actitud así corta el rollo cuando la cuestión es ver una peli para divertirse DE ella y ponerla a parir (que es uno de mis entretenimientos favoritos cuando la peli es realmente infecta XD). Solo lo quería dejar constar, porque joer, uno necesita a veces reconocer su culpa. 😄

  11. Estoy al 100% de acuerdo con el contenido del post. Ahora bien, tienes un par de cojones como el caballo de Espartero para decir las cosas que dices teniendo un podcast tan jodidamente aberrante.

    • randy dice:

      Eh, tan aberrante no es, creo yo. Tiene chistes malos a porrillo, pero a ratos se cuela uno bueno. Acepto las críticas, claro, pero yo estoy altamente orgulloso. Conste.

      • Ahora es cuando me meto en la conversación y me lío a palos con cualquier que diga que Normas es malo ¿no? ¿No es eso lo que hacen los fanáticos de los vloggers?

      • Sólo me cachondeo, hombre. Si soy el primero que se ha escuchado todos los programas de ‘Normas’.

        Lo único que os puedo criticar es que, en muchas ocasiones, parece una conversación de frikis exaltados en un McDonalds. Ya sabéis, esos que se sientan en la mesa de al lado, gritan por cualquier chorrada y te dejan la cabeza hecha polvo. Quizá UN POCO más de calma dentro de tanta locura y tanto grito injustificado por cualquier chorrada (no hablo de los “o no”, esos SON el programa). También os diría que mejoraseis un poco la vocalización, porque de vez en cuando no se entiende una palabra de lo que decís. Y por último, algo que me pone mucho de los nervios también, cuando ponéis cortes de películas, o de videoblogs, por favor, no habléis, porque entonces no se entiende un carajo ni de lo vuestro ni de lo del corte de audio (ya en el último programa, con los sketches anteriores, ni os cuento lo agotador que se me hizo). Y aprovechando que toco el tema sketches, el guión está BIEN pero a veces están algo faltos de ritmo.

        Pero por lo demás, todo halagos, es el único podcast que escucho actualmente y voy a seguir escuchándolo. Ha habido programas bastante notables, y a mi hermana pequeña le encantáis. Hasta me ofrecí a invertir algo si al final hacíais lo del crowdfunding.

        E, insisto, la charla es sencillamente brillante. Me he partido todo el ojal y además estoy de acuerdo al 100%.

        • randy dice:

          Coñe, se agradece mucho una crítica constructiva como esta. Estoy de acuerdo prácticamente en todo, supongo que ahora que lo hacemos en casa lo haremos con más calma y tranquilidad. Lo de los cortes de pelis… Eso sí que no vamos a dejar de hacerlo, porque por lo general es divertido. Sobre todo cuando basas una sección en ellos. Reconozco que lo del último programa fue MUY MALA IDEA.

          Los sketches los intentamos mejorar cada semana, pero hay veces que no hay tiempo. Cuando sale uno bueno, se nota.

          Y ya veremos qué hacemos con el crowdfunding, pero parece que sí que haremos. ¡En breve, más noticias!

  12. Suscribo punto por punto lo que ha dicho el amigo Randy, que ya colaboró en mi Apocalipsis videobloguero.

    Si pueden leer esto es que ni Randy ni yo fuimos atacados violentamente al salir del Otakuart… o al menos no demasiado.

  13. Squirtle dice:

    Que alguien suba esto a meneame, por favor. Que llega a la portada de las hostias que recibe.

  14. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos ¡Qué pasó, perras! o cómo aprendí a odiar los videoblogs crisiscreativa.wordpress.com/2012/07/17/que-paso-perras-o…  por YagoRosaF hace […]

  15. darkhangamer dice:

    Primero decir que Randy ha estado bastante acertado con todo lo que ha dicho, y segundo que todo su post desprende envidia demasiada a mi parecer… habla mucho de los fans de los videobloggers practicamente como si fuesen tarados que siguen a tarados aun mayores (quizas los de salvador raya si xD) y no deja de darme la sensacion de que el quiere que le sigan igual que vio en la conferencia como los fans apoyaban a los demas y se nota que le ha surgido la bilis.

    Tambien que los videoblogguers es un mundillo cerrado que se han hecho su burbuja y no le dejan entrar en el… (Pues no te metas en el del webcomic que ibas a flipar)

    No veo normal que un tipo que va a pedir “hueco” en una pagina tan genial como “awesome channel” (canal del critico de la nostalgia) ademas de otras paginas, se ponga a criticar algo que quiere hacer…

    A mi me gustaria que hubiese una especie de awesome channel español, incluso a mi me gustaria hacer videos (que para eso tengo titulo de editor y montador de imagen) y ya lo intente en su dia, pero lo borre por que en esto como todo en esta vida, hay que hacerlo BIEN, no voy a entrar si lo han hecho bien estos que mencionas, no me gusta ninguno de ellos, pero si tienen fans es como salvame… es una puta mierda su contenido, pero lo ve mucha gente y la audiencia es la que cuenta… en ese caso tampoco lo hacen tan mal…

    Ya vi tu video sobre cuando criticabas en broma batman arkhan asylum y hasta me lo crei, creo que tienes talento para ello, pero en ved de quejarte de los demas, hazte tu web y darles por culo a todos ellos, demuestrales que puedes hacer videos mejores y esto no es un simple “hazlo mejor” que te pueden decir los fans de los vlogguers esto es un…

    Se que puedes hacerlo mejor que ellos, incluso aqui das claves para hacerlo mejor, pero da la sensacion de que no tienes valor para usarlas.

    Y por ultimo, antes de decirme que no quieres ser vlogguer y hacer tus propios videos, a mi no me tomes por tonto, no fuiste a awesome channel por nada, no hablaste en privado con fistro por nada…

    Se que soy duro, y te pido disculpas, cuando te atrevas a hacer tu videocanal, vlogguers, mamporrero del youtube, lo que sea que se te pase por la mente me veras alli apoyando tu proyecto.

    • Squirtle dice:

      Talento tiene, y habilidad también. Lo que le falta es tiempo.

    • “Desprende envidia”.

    • randy dice:

      Tranquilo, hombre, es normal lo que dices, pero creo que no te has leido el post entero:

      Yo rechazo frontalmente a los videobloggers, pero ANIMO y APOYO a los Youtubers. Y con Youtubers entiendo al Nostalgia Critic, Zorman, Loulogio, Fistroman o yo mismo. Algo alejado del mundo vlogger. Con esto creo que he solucionado la mayor parte del comentario: Gente que hace cosas creativas, SI, SIEMPRE. Gente sentada frente a una cámara usando una micra de talento, NO, NUNCA.

      Por otro lado, envidia ninguna, ya lo he dicho más arriba: Me gano la vida escribiendo y haciendo vídeos, tengo mi podcast, cobro bien. Poca gente puede decirlo, y estoy muy contento. No quiero seguidores como aquellos, la verdad. Llevo muchos años ganándome la vida haciendo blogs y la fama va y viene, pero en todo caso es una fama estúpida y mínima. La de Bollicao, la de Ramón Rey, incluso la de Zorman, son famas de mentira, de quita y pon.

      En todo caso, el post es TAL CUAL lo que dije, no hay bilis de más. La bilis la tengo de serie, y solo hay que ver otros posts míos para darse cuenta.

      Y si tengo tiempo terminaré el video en el que ando ultimamente de una puñetera vez y lo subiré a ver qué pasa. En todo caso, no será un videoblog. Para nada.

  16. Toniomartinez dice:

    Ahora entiendo que casi no salieras vivo de alli, los has puesto finos xD

  17. Christian Perez Perera dice:

    En fin, no deja de ser un blog en vídeo. La mismita calidad me he encontrado en blogs por ahí, así que…. no has descrito nada nuevo, y has caído en lo mismo, sigh, lástima.
    Revisa la entrada, hay faltas de ortografía.

    • randy dice:

      ¡Demontres! Por supuesto que hay la misma calidad en ALGUNOS blogs que en ALGUNOS videoblogs. Solo que he visto más calidad en los mejores blogs que en los mejores vlogs. Y no debería ser así, ¿no?

      Es muy posible que haya faltas de ortografía, la terminé ayer muy tarde, gracias por avisar.

  18. Hagamos un Vlog repitiendo lo muy heterosísimos que somos. Lo petamos.

  19. Surrui dice:

    Leído y decir que más razón no tienes porque és imposible 😄

    Y eso lo digo siendo yo Vlogger. Cabe decir que, por suerte, no todos los vloggers se dedican a contar su vida o cosas que les han pasado (yo almenos cuando cuento algo es porque estoy hasta la polla, por lo demás solamente hago el subnormal o derivados para hacer reir a la gente XD). Se que es imposible no generalizar ya que la mayoría de vloggers solo te cuentan su vida, pero lo que mas me jode esque estos capullazos cobran una paaasta por poner estas cosas en youtube (refiriendome a la chupipandi vlogger, claro esta) y encima ahora les ha dado por hacer canales de gameplays (eso me jode mas porque al cabo de crear susodicho canal ya tienen mil y pico suscriptores sin siquiera subir un vídeo, viva el criterio de la gente).

    Diciendote esto no defiendo ni de lejos a esta gente, es mas, me caen como el puto culo. Como ejemplo pongo que una vez fui a una quedada de la señorita Yellow Mellow y ver que lo único que hizo es ponerse a tocar la guitarra mientras todo el mundo se sentaba a su alrededor me pareció patético (luego dicen que ellos no buscan fans, los cojones).

    En fin, me ha encantado cada maldita línea de este blog, se hechaba de menos a alguien que pusiese los puntos sobre las ies. Te iré leyendo, ya que muchos blogs suelen ser mas entretenidos que los vlogs. A cuidarse!!

  20. Aplaudiría sin parar el contenido del post si no fuese porque escribir aplaudiendo es mú difícil.
    Pero (porque siempre tiene que haber un pero, si no hay bronca comentar no mola) he de romper una lanza a favor de los gameplay. Como miembro de la comunidad hispana de ‘Let’s Play’, he de decir que hacer uno, sobre todo si es en vídeo, lleva su curro considerable, siempre y cuando se hagan bien. Cierto es que hay… “cosas” en Youtube que desprestigian un poquito a quien quiere sacar algo de humor de su sesión de juegos, pero también hay cosillas por ahí que se merecen mención de honor.

    ¡Ey, me he quejado de algo para traer polémica! ¿Soy cool ya? 😀

  21. Guild Adventure dice:

    uf, lo de “hazlo mejor” siempre me ha parecido de los comentarios mas odiosos y estupidos que se pueden decir en una discusion. Comentas que no te gusta una pelicula y ya te dicen “hazlo mejor” y discusion zanjada, la peli es buena. Claro, dame unos cuantos millones de dolares y un equipo profesional de trabajo completo con sus operarios y empleados y quiza lo haga mejor. Vale con los blogs es algo mas facil, pero creo que entendeis a lo que voy 😄

    • A mí lo del “hazlo mejor” me lo dijeron en un conocido blog de heavy metal, criticando Crepúsculo. Cuando me dijeron, con profusión de faltas de ortografía “¡Hazlo tú mejor! ¿O acaso eres escritor?”, me cayeron dos lagrimones de emoción, pues pensaba que nunca me dirían algo así en ese contexto… xD

  22. Wally Week dice:

    Me asombra la amalgama de acentos de la bollicao esta, entre sudaca y chanante.

  23. […] on Tontos futuristas del Siglo…Vulyer on Tontos futuristas del Siglo…Valerian on ¡Qué pasó, perras! o cómo apre…Afani on Tontos futuristas del Siglo… Más gente […]

  24. Deambulante dice:

    No veo el simbolito de Creative Commons para coger prestado y modificar contenido, así que disculpas por adelantado. Pero no lo he podido evitar, debido al “deja-veh”:

    ………………………..

    Ahora, en 2012, el que no tiene un [podcast] es como si tuviera la lepra. ¿Cómo? ¿Que tú todavía escribes? O sea, ¿pero qué es esto, el siglo XVII o qué? ¡Que ya estamos en el… eh… 22! ¡Más o menos! ¡O por ahí! ¡Lo que mola es ponerte delante de [un micro] y contar lo que piensas sobre el mundo! ¡Qué poco enrollado eres, gordo!

    Todos los [podcasters/bloggers/foreros] conocen a todos los [podcasters/bloggers], hacen [podcasts/otros blogs/foros] juntos, se abrazan, se quieren, comparten temas, cantan juntos, van a fiestas de [podcasters/bloggers/QDDs], foll… ¡Bueno, que no es fácil entrar en el grupito cuando ya está formado! Es como entrar de nuevo en segundo de ESO. Vas a ser “el nuevo” hasta la carrera, pringao.

    “Si no te gusta, no lo [escuches/leas]”, por lo general seguido de “Deja de criticar maricón hijo de puta nadie te obliga a [escuchar/leer]”.

    etc etc etc

    ………………………..

    Como dicen varias veces en Canción de Hielo y Fuego: El cuervo llama negro al grajo (o al revés, lo mismo da).

    Ni el formato blog, por viejo, es más maduro o más digno que el del podcast o el presente vlog. La mierda se puede recopilar tanto el primer año como los últimos. Qué es esto, ¿una especie de guerra de medios? Una guerra dentro de una casa de espejos como las de las ferias norteamericanas.

  25. randy dice:

    Ni que no fuera exactamente lo que he dicho, tú, que todo es una burbuja. Y podría hablar de podcasting o de blogging, pero me da más rabia el videoblog, qué le vamos a hacer. Libertad, libertad, sin ira libertad.

    A mi me parece bien que se hagan vlogs, pero que no estén leídos y escritos como si fueran para un blog, precisamente porque son para medios distintos. Si estás haciendo un artículo de opinión, no lo leas delante de una cámara: Postealo. El vídeo debe ser diferente.

    • Deambulante dice:

      Se me olvidó comentar: Como recopilación de los vloggers más insoportables, me parece un gran trabajo.

      Pero todo el prólogo, a lo cátedra sobre medios 2.0 (o como queráis llamarlo) me sigue pareciendo escupir hacia arriba. Serán medios con opciones, herramientas y cosas técnicas distintas, pero son los contenidos lo que de verdad cuenta. Y respecto a eso, y las personas detrás de esos medios, la cosa cambia poquísimo. Un vlogger, o cualquier otro podría marcarse un discurso como el tuyo cambiando un poco la jerga y las críticas encajarían a la perfección (lo que he intentado yo demostrar con mi copy paste de tu texto, en mi anterior respuesta). Hablas de madurez hacia el final del artículo… pues a mí textos como este, o las propias peleas que tienen entre vloggers, o las que sigue habiendo entre foros (un medio viejísimo), se me muestra todo como un patio de colegio, o de la ESO por utilizar tu propia analogía, donde los grupitos una vez formados se dedican a tirarse de los pelos unos a otros. No veo la diferencia… no, no hay ninguna dferencia entre un comentarista defensor del vlogging y lo que ocurre en este blog, en otras entradas, cuando recibís alguna crítica más o menos mal avenida, que salta o algún lector o hasta el Tipo con Boina, a decir “el texto está argimentado, lárgate” o a burlarse directamente del que no es afín a lo que aquí se pueda decir. Grupitos, amiguismos… uno de muchísimos ejemplos de paralelismos entre los medios. Por eso no compro nada toda tu reflexión, por mucha coña entre paréntesis (el equivalente de los insertos de los vloggers o sus cortes raros que no te gustan) o larga que sea.

      En tu respuesta hablas de libertad, pero luego en el siguiente párrafo dices cómo “debe” ser el vídeo… ¿?

      • randy dice:

        Apunto entonces:
        -No se puede discutir ni hablar mal de algo cibernético que no te gusta, porque es una pelea de patio de colegio.
        -Una coña escrita es igual a un corte en un videoblog
        -Un tipo con boina es idiota
        -No soy maduro ni escribo con madurez
        -No puedo opinar sobre cómo me gustaría ver los vídeos. Obviamente, al hablar de “como debe ser”, me refiero a “como me gustaría que fuera” en todo momento, yo no quiero sentar cátedra ni mucho menos.

        • Deambulante dice:

          Como tú me has dicho al principio “no digo eso exactamente”. Si se me permite explicarme:

          -No se puede discutir ni hablar mal de algo cibernético que no te gusta, porque es una pelea de patio de colegio.

          Lo parece bastante. Se podrá hablar mal, pero cuando esas criticas parece que rebotan sobre uno mismo… Estoy de acuerdo cuando dices que se puede hacer criba tanto en un medio como en otro, pero empezar a mirar por encima del hombro a uno no me parece justo, y sí muy hipócrita.

          -Una coña escrita es igual a un corte en un videoblog

          Son pequeños recursos, cada uno de su padre y de su madre, diferentes, pero recursos al fin y al cabo. No te gustan, vale, pero el tono del artículo deja por los suelos los recursos “del enemigo”, como si no fueran válidos para que otras personas los disfrutaran.

          -Un tipo con boina es idiota

          ¿De dónde sacas esto? Adjudicarme esto sí que es inmadurez, la verdad. Yo solo señalo lo que ocurre en un medio y en otro, no opino de Tipo con Boina en concreto.

          Pero si quieres mi opinión, yo prefiero un artículo suyo criticando un producto, sea bien o mal, que un artículo atacando a personas o grupos de personas (la mitad del presente).

          -No soy maduro ni escribo con madurez

          Todo este enfrentamiento no es nada maduro, y lanzarte en plan Bruce Willis con un cartel de “Odio a los negratas” en un barrio negro, no parece una decisión muy coherente. Madurar sería trabajar el medio que te gusta, antes que dedicarle tanto a uno que desprecias.

          -No puedo opinar sobre cómo me gustaría ver los vídeos. Obviamente, al hablar de “como debe ser”, me refiero a “como me gustaría que fuera” en todo momento, yo no quiero sentar cátedra ni mucho menos.

          Será problema mío, pero entiendo cosas muy distintas de una manera de expresarlo a otra. Y eso que soy de letras.

          Leeré con gusto más réplicas, pero yo me bajo de este tren si vas a tergiversar lo que digo o inventarte cosas, en vez de contrargumentar mis puntos en sí. Porque no es nada justo y me deja como un mero troll productor de ad hominems.

      • CUIDAO, yo nunca le digo a nadie que se largue, pero si van a rebatir algo que está argumentado, exijo cuanto menos un contenido igualmente razonado, no un “no tienes razón porque no, hala”. A mí me gusta discutir, pero siempre con fundamento.

  26. spikereven dice:

    Difícil aportar algo después del análisis y tanto comentario. A mi entender el videoblog es el nuevo fotolog y creo que su destino acabará siendo el mismo. Si no evoluciona más allá de “contar lo que me ha pasado hoy o mis maravillosas reflexiones sobre la vida” quedará obsoleto y olvidado, posiblemente por saturación de material idéntico. Mientras que los creadores audiovisuales o youtubers (madre de dios, que nombres) innovan, trabajan en su material y se adaptan a los cambios, por lo que su continuación y relevancia está más asegurada, aparte de que su trabajo es artístico y no una autofelación.

  27. red bat dice:

    No tienen NADA que hacer contra Diego el Profeta: http://www.youtube.com/watch?v=VyxC5Hl2uas

  28. vladek dice:

    Bravo por el articulo. Totalmente de acuerdo.

  29. Juli dice:

    “Es como si por trabajar en la tele fueras teler o por trabajar en el porno fueras porner.” O por llevar boina te llamen “Boiner”

    Solo he de añadir que los pelirrojos son el precio a pagar por las pelirrojas…

  30. Bisente dice:

    Estamos en lo de siempre: Cuatro listos se aprovechan de la ignorancia y la falta de criterio del resto para nutrir su ego. Es una necesidad más, y no es nueva: Sentirnos aceptados, sentirnos bien en el colectivo, es algo que busca mucha gente para lograr definirse como individuos.

    Lo preocupante es que en la actualidad, se está aceptando, e incluso reforzando, a personas que defienden su papel en la sociedad en base a verdaderas subnormaladas. ¿A mi qué me importa que Bollycao sea lesbiana, JPelirrojo sepa montar o Perico el de los palotes cague todos los días a las 7 en punto? Hay que construirse y constituirse como personas plenas, o cuanto menos intentarlo.

    Al autor del artículo: Tu opinión es muy válida, y ten presente que muchas personas la comparten. Te diría que todas esas cosas caen por su peso, pero tenemos un Sálvame y una Esteban dando por culo, mientras las cosas importantes pasan a la velocidad del rayo. Sólo cabe seguir criticando y esperar que poco a poco sus seguidores vayan saliendo del cascarón y abran los ojos críticos.

    Como contrapartida tengo que decir que no se si tus esfuerzos son también para nutrir tu ego, o de verdad intentas que algo cambie. Sea como fuere, si en Otakuart te semi-lincharon es porque la gente va a pasárselo bien, sin que la mareen, y si está feliz sorbiendo basura y apostando sobre quién aguanta más golpes en la cara, lo que menos le apetece es que un señor vaya a hacerles dudar sobre sus preferencias, ideas, o sobre su propia personalidad. Eso sí: Nadie tiene derecho a agredir física o verbalmente a otra persona, y si fue el caso (no estuve) es completamente reprochable.

    Fuerza, salud y libertad.

  31. Suru dice:

    Mucho odio hay hacia los vloggers en general. Y como vlogger creo que no se puede generalizar. Vale, no te voy a negar que JP, Mellow, Bolli y Rush son “la élite” y se han creado una fan base tan repugnante como las Beliebers o las Selenators (si, se llaman a sí mismas así… telita con las niñatas), y que las gente los tiene como a dioses. Pero son gente, como has dicho, moldeable mentalmente.

    Por otro lado, hay cantidad de vloggers que no son así, gente humilde que se curra los vídeos y los compagina con sus estudios en lugar de hacer el vago y vivir de las rentas. Podría decirte nombres… pero seguro que alguno de los que te dan la razón me salta con “NO! Pero es que esa es una vendida!” Bueno, ese no es mi problema. He de decir, que se ha celebrado hace poco el TubeFest en Sevilla (Al que me dio mucha pena no poder asistir) y allí anduvo gente que conozco, metida en el mundo del vlogging, que para nada siguen la línea de esos cuatro … en fin, no sé ni cómo llamarlos.

    Que tienes razón en muchos puntos es innegable. Has argumentado como no suele hacerlo nadie y por eso me pongo en pie, me quito el sombrero y te aplaudo. Y si te tengo que cantar una saeta te la canto, lo que haga falta. Pero generalizar y asegurar que todos los vloggers somos como esas cuatro personas que antes entretenían y ahora se llenan los bolsillos es exagerar.

  32. […] en el Otakuart de Valencia. Y si queréis saber más del tema no tenéis más que ver lo que fue la intervención de Randy y la posterior disertación del Boinudo. Si optáis por el “tl, dr” (además de ser […]

  33. […] ¡Qué pasó, perras! o cómo aprendí a odiar los videoblogs […]

  34. Omarmoper dice:

    Estas son la clase de criticas que aumentan mi criticismo. Gracias. Ahora soy menos iluso.

    Buena crítica,pero solamente has criticado su contenido, no su intención( o no he leido bien xDD). Ellos lo hacen especialmente por entretener a los demás, y punto. Y me parece injusto que lo veas de una manera superficial.

    Ellos quieren informar, dar un punto de vista, divertir,etc, a quienes le ven. Y además, se lo quieren pasar bien. Pero especialmente pretenden entretener. Aunque admito que cuando ellos cuentan su vida a menudo, suelen ser aburridos. De todas formas, no se merecen una crítica tan fuerte a unas buenas intenciones

    Saludos 🙂

  35. Y esta es la razón por la que en mi blog de videojuegos me he prohibido las videoreviews.

    Enorme post, by the way.

  36. Avestruz dice:

    ¿Y tú qué eres? Un chaval que quiso ser vlogger y se frustró porque no le veía nadie? ¿O quizá te da rabia que tu blog con b no llegue ni a la mitad de gente a la que llegan los vídeos de YellowMellow? O bueno, quizá ni fu ni fa y tan solo eres el típico troll. ¿Cómo puede haber tanto odio y envidia hacia una gente que no hace nada más que entretenerse haciendo vídeos? Es como si yo me dedicara a atacar rastreramente a la gente que se entretiene haciendo sudokus, oye. Que una cosa es hacer un poco de humor y otra muy distinta soltar la sarna que has soltado tú. Y sí, hay vlogs muy malos pero no todos son así. Igual que hay películas muy malas, y también blogs patéticos. Si coges a los peores ejemplos normal que den penita. Si quieres ir de “crítico guay” deberías criticar un vídeo en concreto de un vlogger, y no atacar al vlogger en sí, que también es una persona.

  37. Una pingüina, Rutilofila y Perra. dice:

    1. Eres gilipollas
    2. Como vuelvas a dar una opinion estupida y sin sentido de vloggers tan grandiosos como Bollicao, Yellow Mellow MG o JPelirrojo me encargare personalmente de que te cierren esto.
    3. Sinceramente , tu dices que te da igual lo que opinen sobre sus cosas ¿no? pues a mi me da igual lo que opines de vloggers que con su trabajo y su esfuerzo han llegado a incluso ganarse la vida con ello.

    Firmado: Una pingüina, Rutilofila y Perra.

    • “me encargare personalmente de que te cierren esto.”

      Como lector de este blog, me gustaría saber cómo harías eso.

    • randy dice:

      ¿Yo? Soy un chaval al que no le gustan los videoblogs. Y creo que tengo derecho a decirlo, igual que taaaaaaaanta gente tiene derecho a verlos y a adorar a los chavales que los hacen como si fueran Mesías de pelo rojo y vídeos cortados. Si quieres atacar a quien hace sudokus, oye, por mi encantado, si quieres te ayudo. Nunca le vi la gracia.

      Llevo años trabajando profesionalmente haciendo blogs y escribiendo, así que a estas alturas ni tengo que demostrar nada a nadie ni voy de “crítico guay”. Lo que hay que oir, madre mía. Por cierto, claro que es una persona. Y yo también. Y tengo opiniones diferentes a las suyas. Igual que él puede ponerme a parir (que lo entendería), yo puedo decir que él no me gusta. ¿O es que solo podemos criticar las cosas que no han hecho las personas?

      Esa piedra, qué hijaputa.

      Te respondo, corazón:

      1. Pedir respeto con faltas de respeto. ¡Bravo! ¡Así se hace!
      2. ¿Estúpida y sin sentido? ¿Por qué? ¿Acaso no está argumentada? Y oye, intenta cerrarlo, por favor. Solo por ver cómo la policía de Internet viene hacia aquí.
      3. Pues tan igual no te dará cuando estás escribiendo esto.

      Firmado: Una persona con personalidad real que no necesita escudarse en ridículos apelativos.

    • JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    • Donhurtado dice:

      Bueno, si te diera igual no creo que te encargues “personalmente de que te cierren esto”.

    • Venga ya, ¿el comentario ese va en serio? xDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    • Vrede dice:

      Vamos, que eres una gordaca que no folla ni con sus propias morcillas a.k.a dedos.

    • ronin dice:

      No me gusta desearle mal a nadie, pero espero que se te caiga el huevo al hielo y que te salga un crío bailarín. O que una orca se te coma un pie, lo que ocurra primero.

      Firmado: un pingüino de Nueva Zelanda.

  38. Amigo, deberías entender primero de todo que aunque se parezcan las palabras “vlogger” y “blogger”, no tienen nada que ver. No es ni por el formato, sino por lo que la gente busca. Quieren algo rápido para pensar, entretenerse, hacer algo con un tuto. Está claro, creo, que en 3 minutos no se puede explicar lo mismo que en un blog.
    Como videobloggera, youtube, como coño se me llame, te tengo que decir que te equivocas en muchos aspectos – el primordial es que nos queremos “aprovechar” de gente que nos ve. Yo hago vídeos porque me gusta muchísimo y sigo disfrutando tanto como cuando empecé.
    En fin, no me defiendo muy bien escribiendo (una de las razones por la que me expreso con vídeos) pero a ver si nos encontramos por valencia y te invito a un café y te digo mejor lo que pienso, ya que estoy segura que detrás del ordenador no tomarás en consideración la opinión de nadie a no ser que estén de acuerdo contigo. Cuídate. 🙂

    • randy dice:

      Me sorprende y ofende que crean que no tomaré en consideración la opinión de alguien si no es en persona. Si la opinión es interesante y no una barrabasada llena de topicazos como la de la amiga rutilófila de antes, claro que la tomo en consideración.

      Es posible que me equivoque en muchos aspectos. Yo no soy vlogger ni ganas. Y si hiciera vídeos para Youtube, como tengo alguno, me negaría a llamarme así. Solo hay que echar un vistazo a los Youtubers de EEUU y a nosotros para que se nos caiga la cara de puta vergüenza. No basta con tener una webcam para ser interesante. Además, hay que currárselo un poco (currárselo, no lo de JPelirrojo).

      Y claro que tienen que ver: Tanto los bloggers como los vloggers tienen una opinión que dar. Y aquí viene parte de lo que digo en el post, verás como estamos de acuerdo: Si lo que vas a contar en tu videoblog se entiende mejor escrito porque es una parrafada o porque sobreactúas de tal forma que parece que estás siempre contando un chiste, hazlo por escrito. No pasa nada, el teclado no muerde, de la misma forma que escribes tus guio– De la misma forma que escribes los puntos básicos de los que vas a hablar en una hoja, puedes escribirlo en un post: Permitirá reflexionar durante más tiempo, postergar la lectura, saltarse con facilidad los párrafos que no interesan a tus lectores…

      Si lo que vas a hacer tiene un GRAN poder de la imagen y PRECISA del poder de la imagen, entonces SI, apoyo completamente el videoblog, siempre que lo que cuentes, digas o hagas sea interesante. Personalmente no le veo el interés a una persona hablando a una cámara durante 20 minutos y no me parece que precise de un gran poder de imagen. YO (no olvidemos que esto es una opinión individual) le doy más importancia al medio escrito para dar opiniones, de la misma forma que le doy la misma importancia al escrito que al audiovisual para contar historias.

      Si se disfruta haciendo, allá cada cual. Lo que es innegable es que muchos vloggers, players y mierdas de esas se están aprovechando de los que los ven subiendo videos de INFIMA calidad y cobrando por los anuncios. Me parece cojonudo que se aprovechen, eh, yo también lo haría. Pero me parece una vergüenza que no se intenten dar vídeos de mayor calidad. Llevamos años con esto de los videoblogs y la única mejora que he visto han sido las cancioncitas. Y para ver a Curricé o Rush Smith cantando, prefiero que me inserten brasas por el orto.

      Si te lo pasas bien, felicidades. Yo me lo paso bien haciendo podcasting, pero me queda claro que el 80% de los podcasts españoles no tienen un nivel de calidad aceptable y, a cambio, tienen una base de fans MUY LOCOS dispuestos a hacer lo que sea por ellos. Y repito que formo parte de esa burbuja. Se trata de tener un poco de autocrítica.

      Tú cuídate, aquí yo estaré bien.

      • ¿Pero porqué debe ser escrito? Primero, no todos los vlogs son para dar opinión. Segundo, no todos somos tan geniales como tu escribiendo (con total sinceridad y sin ironía) y se nos da mejor hablar. Tercero, no todos los vlogs son para ENTRETENER a nadie, más que a nosotros mismos. La mayoría lo hacemos como hobbie, pocos se pueden permitir comprar más que un paquete de pipas con lo que ganan en anuncios. Cuarto, yo no niego para nada que haya gente que sube pura basura, al igual que hay blogs de pura basura, cuentas de flickr con fotos basura, basura en las listas de éxitos musicales, películas que son basura, libros que venden mucho y son basura… los vlogs es un nuevo “medio” y como tal está creciendo. No creo que haya ni un solo “youtuber” “gilipoller” o “vlogger” que realmente sepa qué está haciendo, aún así no es justo ni apropiado juzgarlo TODO como basura y especialmente de la forma unilateral que has hecho, lleno de comentarios sarcásticos y argumentos que no vienen al cuento.
        Mira, yo no tengo ningún problema en que no te gusten los vlogs, mi problema de todo este post ha sido tu intento de validar tu opinión. Sí, ha sido argumentada pero con argumentos de tan ínfima calidad y algunos tan terriblemente infantiles como tener que mencionar 4 veces que si eres gay o lesbiana ya lo tienes todo resuelto: cuando realmente más del 50% de gente que sube vídeos son homosexuales y definitivamente más de la mitad de los vídeos en YT no son de temática LGTB. Otro ejemplo: decirle a Yellow Mellow que no haga vídeos desde su móvil – es como deciros que no hagáis blogs porque el diseño de tu web no es profesional y no tenéis vuestro propio dominio. Último ejemplo “¿Cuál es el problema con dar tu opinión sobre lo que pasa en el mundo? Que, o no dices nada que no pudieras haber escrito, solo que pareciendo más estúpido (porque, afrontémoslo, si ya es ridículo hablar delante de una cámara tú solo, hacerlo mientras das tu inteligente opinión es doblemente ridículo),” venga, ¿de verdad? Vas a rebajarte tanto como para decir “¡Jaja sois unos putos frikis hablando delante de una cámara! ¡Forever alones! ¡Sin amigos! ¡sin personalidad!” (yo también se parafrasear como tú) Hombre, juzgándote por otros posts que he leído en este blog creo que puedes hacer mejor que eso.
        Lo dicho, que si no te gustan los vlogs a mi me da igual (aunque para no gustarte la verdad es que pareces todo un experto en el tema) sino que me ha resultado terriblemente chocante cómo te has expresado. Aún que estoy segura que es tu sincera opinión y no lo has empezado con el proposito de crear “guerra” .
        En fin, la oferta para café sigue en pie. Aunque no se si querrás si puedes escribirme otra parrafada, ¿para qué necesitamos hablar?.

        • «Realmente más del 50% de gente que sube vídeos son homosexuales».

          ¿Cómo ha calculado eso?

          «Lo dicho, que si no te gustan los vlogs a mi me da igual (aunque para no gustarte la verdad es que pareces todo un experto en el tema)».

          Digo yo que el bueno de Randy tendrá que documentarse, ¿no? ¡No va a dar su opinión sin haber visto vlogs! Cuando yo hice mi entrada sobre videoblogueros me tragué muchísima morralla para poder opinar con conocimiento de causa. Creo que es lo NORMAL.

        • Fosforo dice:

          El ejemplo de Yellow Mellow respecto a blog “no profesional” no es una buena comparación. Este blog no es profesional, pero hace el texto legible. La calidad de video de YM interfiere en la recepción de los videos: problemas de iluminación, sonido saturado, ruidos de fondo, temblequeo perpetuo. El ejemplo sería, por ejemplo, una tipografía complicada de leer (textos en Comic sans, Impact negrita o cosas por el estilo). Y definitivamente, es des-recomendable.
          Por otra parte, hay personas, vloggers (y Yellow Mellow es un caso) con una dicción tan espantosa que sería el equivalente, en blogger, a una pésima ortografía. Y definitivamente, si tienes mala ortografía, no deberías escribir un blog. O al menos tienes el corrector ortográfico, pero yo para algunos vloggers necesitaría subtítulos, como hacen los de Callejeros con los andaluces. No es coña, de verdad que es dificil entender a algunos.
          Se habla de eso, de las interferencias que produce una mala concepción de como grabar un video. Ya no se trata de si te gusta o no, que también, sino de que se hace desagradable de ver o de escuchar cuando un vlog está lleno de ruidos ambientales, sonidos saturados y temblequeos que vuelven loco al espectador.

          Y como ha dicho Boinez, nosotros antes de criticar algo intentamos documentarnos y conocerlo. Vamos, lo normal. Salvo si eres JPelirrojo y vas a acusar a todo el mundo de troll, claro.

          • “yo para algunos vloggers necesitaría subtítulos, como hacen los de Callejeros con los andaluces.”
            Pero es porque de Despeñaperros para arriba no entendéis, hombre…
            Aunque es verdad que yo no haría vlogs, entre otras muchas cosas, porque cuando llevo dos minutos hablando empiezo a dejar de caer las palabras… Y a hablar con puntos suspensivos… Y ‘sas cosas…

          • Chuck Draug dice:

            Si te digo que no somos pocos los andaluces que no entendemos a otros andaluces y que estamos esperando la versión con subtítulos de la realidad, seguro que ni te extraña.

            • Pero eso es porque hay andaluces que por lo que sea no hablan bien, como hay catalanes, madrileños o de todos lados. Si a eso le sumas que en Callejeros sólo salen yonkis, vagabundos y demás prendas…

            • Chuck Draug dice:

              ¡Leches, no puedo responder a Lograi! Pero bueno: estaba siguiendo el chiste. Ya sé que hay gente que no vocaliza independientemente de la Comunidad Autónoma en la que nazca, pero quería seguir el chiste.

              Gracias por cargártelo. xD

            • Soy lo puto peor… xD Lo sieeeentoooo… Pero oye, en serio, Andalucía, 8 provincias y cada una con lo menos dos acentos distintos, por no hablar de localismos, dialectos y jergas varias. ¿Cómo coño nos van a entender los de fuera si ni entre nosotros nos entendemos? xD

        • Chuck Draug dice:

          “Lo dicho, que si no te gustan los vlogs a mi me da igual (aunque para no gustarte la verdad es que pareces todo un experto en el tema)”

          Eso se llama documentación. Si quieres hablar bien o mal de algo, lo primero que debes hacer es conocerlo, no hablar de oídas ni inventarte la opinión. Si alguien va a criticar lo que hacen y cómo actúan algunas personas con sus videoblogs, primero tienen que haber visto los suficientes para saber de qué pie cojea cada uno o qué puntos positivos se pueden sacar, porque no todo es negativo.

          Sobre la comparación de “hacer un vlog con tu móvil vs escribir un post en un blog de mal diseño”, si el blog permite leer las entradas aunque no tenga un diseño muy atractivo, ya está cumpliendo su labor. Sería más bien compararlo con un blog lleno de lucecitas, música estridente que se reproduce sola (y que tardas en buscar el reproductor para detenerla) y un puntero que se convierte en un Pikachu (esto es real y Fósforo me lo puede confirmar), una serie de elementos que dificultan la lectura. Hacer un vídeo con una realización deficiente es lo mismo: al final no puedes soportarlo.
          Hay gente con más medios, sí, y luego hay gente que hace cosas entretenidas aunque no vayan tan bien de medios, pero en España, igual que pasa con los podcasts o los webcómics, aún estamos en pañales en los videoblogs.

          Y no es cosa de si se gana dinero o si es solo una afición, es ponerle ganas, aprender de tus errores y saber transmitir, ser interesante no solo para ti mismo, sino también para tu público, y saber escuchar sus críticas, porque no todos te van a hacer la pelota. Porque puedes alimentar tu ego, pero si tu público te lo pincha, buf… y cuanto más has subido, más te va a doler la caída o incluso llamarás a más de uno troll en tu rabieta. Hay que tener cuidadito con eso.

          ¿Y lo de que más del 50% de la gente que sube vídeos es homosexual, de dónde sale? Supongo que habrá algún momento en que lo hayan soltado para basarte en ese cálculo, ¿no? Además, esa crítica va directamente a Bolli precisamente porque a Randy le parece que se vuelve muy pesada con eso. Y lo es. Es lesbiana, lo que me parece genial, pero no hace falta irlo restregando. Yo no voy por ahí restregando que soy hetero.

          Por cierto, no veo que Randy trate de validar su opinión, solo exponerla y ofrecer argumentos de forma que se entienda por qué tiene esa opinión. Puedes o no compartir su visión, claro, si todos opináramos igual, ¡menuda birria!

    • Eh, usted es la que hizo una quedada para que sus espectadores le conociesen, ¿no?

  39. Casanova dice:

    Me hace gracia el final de tu post “yo respeto su profesión”, si, lo has dejado muuuuuy claro tras interminables párrafos donde no has sabido dar absolutamente ningún argumento bien fundamentado y razonado contra los vloggers en general.

    Sabes?
    En tu post has hecho referencia en diversas ocasiones a los suscriptores de diversos vloggers como que son gente de mente voluble que suelta dos frasecitas tópicas para que cualquier persona que critique se eche hacia atrás, y en los comentarios de este post estoy viendo exáctamente lo mismo, espero que sepas ver la viga en tu propio ojo.

    Y podría ir mencionando linea por linea todos y cada uno de los puntos en los que considero que, no es que estés tremendamente equivocado, sino que tus berrinches infantiles te impiden pensar en algo que no sea “No me gusta porque no me gusta” y luego desarrollarlo con elaborados y sutiles insultos que ocupan mas de la mitad del espacio de tu post…pero es que me da pereza y tengo un video en el que hacer muchos cortes.

    Aun así, si llego a saber que alguien iba a dar una charla sobre el videoblogging en Otakuart me habría pasado, ya que vivo cerca de Quart de poblet, y si además llego a saber que iba a ser alguien como tu aún con mas ganas, amo desmontar argumentos con un razonamiento simple, especialmente cuando veo que opiniones como la tuya están fundamentadas en una convicción ciega en algo de lo que no se tienen pruebas, como decir que un paciente de cáncer vive gracias a Dios pero muere por culpa de los médicos, si, mas o menos así.

    Espero encontrarte algún día en algún lugar con mucho público y que seas tu quien acabe con esos “eeeeeeh” y esos “aaaaaaah”.

    Hasta entonces…si no te gusta, pues no lo veas, que nada te cuesta 😉

    • Fosforo dice:

      Si tu nivel de argumentación está al nivel de lo expuesto aquí (argumentos falaces que ya han sido desmontados en el artículo, lugares comunes y manidos sin venir a cuento como lo del paciente de cancer y Dios, aires de superioridad y amenazas infantiles) estoy seguro de que Randy tiene cosas mejores que hacer que hablar con un gran público delante de ti. La prosprección minera de fosas nasales seguro que es más interesante.

    • randy dice:

      ¡Pero por favor! Te invito a desmoronar el post punto por punto, para eso está el asunto este, para debatir. Ahora, yo he contestado a los comentarios punto por punto. Lo curioso es que al tuyo poco puedo decir, dado que es más un tradicional “Que te meto, eh, que te meto” que una crítica en condiciones. Y por supuesto que se ver la paja en el ojo ajeno y te puedo sacar mil fallos del texto escrito arriba. Ni yo soy un gran orador (no creo que nunca lo haya dicho, me pongo nervioso ante el público) ni creo que mi palabra sea ley.

      Ahora, insultar diciendo “Eres gilipollas”… Pues hombre, sí, prefiero la sutileza, la verdad. En cuanto a los suscriptores, lo juro, aún no he encontrado a nadie que me diga porque soy Satán si no me gusta JPelirrojo. Lo gracioso de esto es que estoy absolutamente seguro de que, mientras que aquí hay gente defendiéndole hasta la muerte, al propio JP le da absolutamente igual que a mi no me guste en absoluto (como es lógico, por otro lado).

      Convicción ciega no. Me encantan algunos videobloggers, ¡si lo he dicho! Aprecio los consejos de Isasaweis, me gusta la ironía de Doug Walker, he aprendido mucho de James Rolfe, me hacen gracia Zorman o Loulogio… ¿O acaso no tengo derecho a opinar “Sí, creo que se debería ir por aquí en lugar de hacia un mundo donde cualquiera sin un guión decente puede tener miles de visitas porque no se exige un mínimo de calidad”?

      Aparte, por favor, tened en cuenta todos los enfurecidos que pasais por aquí, que el texto de arriba está EXAGERADO y escrito en un tono gamberro. Está escrito con humor (o algo así) y dirigido hacia gente a la que los videoblogs no le gustan o le chupan un pie, no para los fans. Con los fans no me meto, por lo general, son gente muy ciega defendiendo sus gustos, y caen rápidamente en el insulto fácil, como hemos visto ahí arriba.

      Venga, no os sulfureis, chavales.

  40. Pakejo dice:

    SHIFFF Pero cállate hombre que tengo que ganar para darle de comer a mis hijos no avises a la muchedumbre ya te vale.

  41. Hay alguna razon de odio a esa gente?

    La verdad, esa gente que odia algo porque si, me da pena.

  42. fabiola dice:

    PUTÍSIMO AMO!

  43. Colossusblog dice:

    Me ha encantado la entrada y aunque a mi me la pelan todos en su conjunto sin hacer excepción, estoy de acuerdo con la infección masiva de personas que quieren llamar la atención y por ello, se hacen Vloggers.

    Con respeto a la muchacha que dice ser amante de los tres Vloggers por excelencia y que se encargará de cerrar todo esto, pues no sé, no sabía que existía la versión femenina de Tony Montana y que pulula por aquí, acojonada me hallo.

    En otras cuestiones, yo soy canaria y conozco en persona y como persona a “Bollicao”, nada más que añadir al respecto de que se lo ha currado y tal. Principalmente porque me he molestado en ver sus videos y desconocía que se encuentra en la península y haciendo todo esto. A su vez añado que no hay ni un video donde no se crea lo mejor que se puede encontrar uno en una discoteca, la opción óptima cuando sales de farra en cuestión de mujeres, etcétera.

    Me jode bastante que recurra a topicazos para tratar a los hombres y sus palabras me recuerdan mucho a las de muchas feminazis, que considera que todo lo que sea el hombre, es malo o perjudicial. Ahora parece que ser lesbiana es ser estúpida o creerse que solo las mujeres son dignas de halago. Eso es lo que quiere expresar en sus vídeos y solo por el hecho de tal acto de prejuicio, paso de seguir gastando mi tiempo con sus gafas falsas, su “HOLA, SOY LESBIANA, MÍRAME, POR DIOS MÍRAME, ¿HOLA?” y su discurso sobre como ser una tía del montón y creerse Afrodita.

    PD. Un saludo, seguiré este blog muy de cerca..

  44. Neyebur dice:

    Os maldigo por haberme descubierto estos vídeos, era más feliz en mi ignorancia

  45. Uno dice:

    Puuuuuuuuuuuuuuuuuuf. Un tostón largúisimo. No lo leí entero, lo siento. Estoy de vacaciones. No soy videoblogger, pero me gusta ver vlogs. De lo poco que lei, siento decirte que la mayoría de los vloggers que veo, no cuentan su vida, si no que hablan de temas de actualidad, donde dan su opinión. Además su forma de editar es ingeniosa y divertida.
    En fin, creo que eres alguien que en su día fue vlogger, nadie te hizo ni puto caso y ahora cargas contra todos. Te voy a decir algo que quizás te sirva:
    “Vive tu vida, y deja en paz a los demás”. Que cada cual, haga lo que quiera (dentro de los límites legales). Un saludo! 😉

    • “No lo leí entero, lo siento. Aún así, voy a dar mi opinión sobre un tema en concreto sin saber a qué estoy replicando y montándome unas movidas yo solito.”

    • Chuck Draug dice:

      Si no has leído hasta el final, solo cachos, es como el que dice “si no te gusta, no lo veas”. ¿Cómo vas a opinar adecuadamente sobre algo que no has leído al completo? ¿Cómo entonces puedes llegar a pensar si el autor es un vlogger fracasado? Pregunto, puesto que yo suelo informarme y leer/ver/escuchar lo suficiente para dar una opinión, lo mismo estoy haciéndolo mal y yo sin saberlo…

  46. Joder Randy, con los videobloggers te has ido a meter!

    Aunque soy bastante asíduo en internet, he evitado tanto a esta gente que afortunadamente no conozco más que dos o tres, pero sí sé de qué palo suele ir esta gente.

    Salvo el Loulogio y alguno más que SÍ tienen gracia, el resto son los nuevos “monologuistas” que por sosos y matados no fueron admitidos en el Club de la comedia, pero que se creen más ‘cool’ porque se prodigan por internet. Eso en los “mejores casos”; en los peores: niñatas pubertosas e insoportables y adolescentes latinos que van de machotes y “grassssiosos”.

    De los que citas, creo que el caso más lamentable es el de la Bollicao. ¿Por qué? pues porque su único reclamo y herramienta para ser el centro de atención es precisamente su condición sexual: ser LESBIANA, así: en mayúsculas! está tan obsesionada con eso que ni se molesta en pensar que a los demás no nos importa a quién se folla. Eso sí, si alguien se atreve a decir que no le gustan sus vídeos ya tiene excusa fácil: “eres un homófobo”, lo cuál me parece cobarde y ruín! Pero, claro está, ella sí se puede permitir el lujo de soltar algún comentario jocoso sobre los heterosexuales… ¿hola?!

    Otro que conozco es el tal Dalas que hace sus ‘review’. Reconozco que, como jugador del LoL, me reí bastante con su vídeo en el que ponía a parir a ciertos jugadores que son realmente unos pequeños hijos de puta, pues parecía realmente cabreado. Lamentablemente, si se mira el resto de vídeos se ve que es su único recurso: simular estar encabronado para soltar cosas que todos los que hemos jugado a tal o cual juego hemos sufrido.

    Seamos sinceros:todos los que se prodigan mucho por internet quieren su couta de atención: el Loulogio, los videobloggers de mierda y hasta tú mismo, Randy (no creo que esto te lo tomes a modo ataque, eres un tío inteligente). Pero eso no es malo en absoluto. Lo malo es ser un petardo engreido con una imnensa necesidad de llamar la atención y que se cree que internet es suya y los videobloggers que has citado son el ejemplo más claro.

    El por qué tienen éxito esta gente es como el preguntarse por qué la gente que está de público en el Club de la comedia se parte la caja con sólo ver entrar al monologuista y sentarse en el taburete. Imagino que se debe a que cada vez más el público en general es más soso y cualquier chorrada le hace gracia: en especial aquellas que son cotidianas, pero que precisamente por eso son cansinas.

    Ahora ya sabes lo que te toca: aguantar fanboys histéricos/as que se habrán sentido dolidos por tus comentarios a sus semidioses. Suerte y paciencia!

    Un saludo!

  47. Randy, ya te seguía en tu blogderandy y no sé cómo he llegado aquí a estas alturas, pero mi más sincera enhorabuena por el tochazo. Lo suscribo punto por punto y sería curioso conocer tu opinión sobre los lumbreras conocidos como “Dickstroyers” liderados por el iluminado Carapollen. Youtube España está lleno de mierda chupipándica (exceptuando dos o tres canales a mi modo de ver: Loulogio, los primeros videos de Zorman… el equipo de TubeAdventures… y ahora mismo no se me ocurre más y dudo que se me ocurriera si siguiera pensando).

    Siguiendo el modelo establecido de “cojo mi cámara y hablo de mis mierdas” los vloggers pasan de aportar nada más, no se esfuerzan porque ven que con eso les basta para ganar pasta y como saben que su contenido es una mierda y que por ti mismo no lo vas a hacer tienen que dedicar dos minutos al final de cada video a decir que “le des a like”, que te suscribas y que lo comparta ¿si lo hacen simplemente porque a ellos les gusta grabarse y es su hobby a cuento de qué viene insistir tanto?

    La falta de talento y originalidad impera actualmente, excepto los vloggers que he nombrado anteriormente pocos tienen un estilo de humor definido, personal y lo que es más importante, GRACIOSO. Con tirar de frases de Los Simpson, chistecitos de twitter, coletillas de AMP? y eso que ellos llaman “humor random” que no es otra cosa que el humor absurdo denigrado hasta límites insospechados les basta. Y en esto la reina es YellowMellow, que lo poco que puede aportar original son sus canciones porque sus videos se basan en ella hablando de temas más que manidos (como si me viene ahora un monologuista quejándose de la comida de los aviones) y repitiendo frases de las fuentes antes citadas.

    Lo mejor son los comentarios de los seguidores (y de los propios vloggers) aferrándose desesperadamente al argumento de “si no te gusta no lo veas”, “si no te gusta es porque tienes envidia”. Ahora resulta que si no me gusta algo no puedo comentarlo o criticarlo, al final va a ser que el Árbol de la vida me resultó un peñazo infumable porque envidio terriblemente a Terence Mallick.

    Actualmente en youtube España se aplaude la mediocridad e incluso la imbecilidad en casos como el de Carapollen. Esperemos que conforme pase el tiempo esto cambie.

    • Por cierto, estoy haciendo una animación flash criticando a los youtubers que es casi calcada a este tochazo, a mi favor diré que empecé con la animación el año pasado y este pedazo de artículo lo he descubierto hoy (excusatio non pedita accusatio manifesta jijijij). Cuando la termine la postearé en los comentarios de esta entrada y ya digo, va a parecer plagio pero en realidad os digo hermanos que el guión del video surgió de mi visceral odio a estos personajes.

  48. ElCuadro dice:

    Me ha dado la impresión de que usted más que opinar parece que diera sablazos (pero de una forma enternecedora, siempre desde la más profunda sutileza). Y por lo que he podido observar en los comentarios de este artículo, cuando alguien saca un juicio en contra procede a desvalijarlo parafraseando, eso si no lo han intentado ya sus 5 compañeros que no hacen sino repetir exactamente los mismos argumentos.

    Gente clónica que se queja de la falta de interés y originalidad de los temas a tratar por la mayoría de vloggers, qué ironía tan maravillosa.

    • randy dice:

      Ya, bueno, es lo que tiene intentar hacer un post sobre estas cosas con tono de humor gamberrete, que al final disparas con balas de fogueo y puedes hacer daño. Eso sí, claro que es una opinión. ¿Cómo no va a ser una opinión? Simplemente, es negativa. Si solo se permiten opiniones positivas, pues oye, callamos y empezamos a vivir todos en un mundo de arcoiris y alegría.

      ¿Gente clónica? ¿En serio somos clónicos? ¿Pero tú has visto a los fans de JPelirrojo y compañía? Podemos tener los mismos argumentos contra el trabajo de esta gente (más que nada porque tampoco se trata de obras repletas de matices que explorar concienzudamente, así que las quejas básicas van a ser… bueno, las obvias), pero al margen de ahí cada cual tiene sus proyectos y sus cosas muy diferenciadas.

      Y creo que en los comentarios se ha intentado tener un debate, otra cosa es que los rutilófilos y compañía no den ni para medio asalto.

      • Bel dice:

        Es que me caes mal, macho 😄 Me caes muy mal Con la cantidad de contenido mierder que has generado, con lo mal que quedas delante de la cámara o el micro; que no tienes naturalidad, que quedas raro, que no sabes estar. Con lo mal que escribes, que no sabes hacer nada más que tirar de muletillas; cutres, además. Con el asco que da cuando te sale la vena esa maníaca depresiva, soltando frases tipo “este bloger sin talento” os cuento esto aunque no le interesa a nadie”, “he hecho este lo que sea sin gracia”. Con esa poca capacidad de entretener, convirtiendo en coñazacos infumables temas superficiales y sin profundidad (vlogers, verbigracia).
        Y con todo eso te paseas por la vida queriendo hacer crítica con humor Pero tu opinión no vale una mierda porque como quieres hacer “critica gamberra”(???? Un señor que no habra sido considerado gamberro en su santa vida, ni por el abuelo más senil, siendo un malote borderline por Internet, desoladorísima estampa) lo que dices no es inteligente, no se puede tomar en serio. Y no tienes ni puta gracia.Pues oye. Ole tú. Salao.

  49. […] Videobloggers […]

    • Jean dice:

      Si llevas escote, tú puedes estar hablando del renacer del IV Reich y de cómo esperas que la raza aria nos aniquile a todos, que la gente seguiría viéndolo, dándole a “me gusta” Me partí de risa con esto. Y es verdad, casi todos los videobloggers son un monton de simios perdidos en su ego. Perdón si ofendí a algun simio.

  50. lunaticfriki dice:

    empecé siguiendo vlogs de esos que criticas, básicamente porque siempre he estado metido en todo lo que salga en internet para ver qué se cuece. al final he acabado en vlogs que dan información. el mejor, de largo, el de slobulus, un chaval muy majo que es un puñetero sabio de los videojuegos. me di cuenta de lo obvio, que cuando un vlog te hace coger lápiz y papel y te da información vale la pena, lo demás suelen ser niñatos que tiene el ego subida por la contaminación de la cultura yanki de la autoayuda (no odies, sé tú mismo, si te lo curras llegarás lejos, no critiques porque eso es de amargados etc etc). no sé si te gustan los videojuegos o no, pero sólo quería poner un ejemplo de algo que merece la pena. el tal slobulus no es un crack en edición de video, pero ofrece un contenido ENORME de los temas que trata. espero encontrar algo similar en cuestiones de música, por ejemplo, que es lo mío. al final tendré que animare yo xD saludos y cuidado con los jóvenes motivados de hoy en día, que si te ven criticando en seguida te llaman amargado… en fin, que viva américa

  51. Javi dice:

    Gracias por exponer tan perfectamente unas ideas, que también me venían rondando a mi la cabeza y que ya no necesito publicar, porque tu lo has hecho ya mejor. Muchas Gracias !! A pesar de eso yo también soy un poco monguers y me encantan los videoBloggers de chicos guapos gays americanos xD!!! GRACIAS DE NUEVO