X-men: La decisión final – Abogado del diablo, by Ovi-One

Publicado: julio 16, 2012 de Fosforo en Cine
Etiquetas:

Si no conocen a Ovi-One, les diré que es uno de los autores más en alza de Subcultura, además de participar en el fanzine Juego de Tronados y tener su propio blog, La Alternativa 2.0 donde una vez cada cierto tiempo sube sus reflexiones sobre cómics y derivados. Como nos quiere mucho (por más que se haga el duro) ha decidido inmolarse en nombre de la CrisisCreatividad con esto. Pero aún no me ha aclarado si quiere que lo incineremos o que lo enterremos en alguna fosa común.

No hace tanto que sigo este blog y ya me hayo aquí como invitado, lo cual es un placer y a la vez un compromiso, pues no sé si estaré a la altura. No obstante, en Crisis Creativa se supone que no predominan los artículos positivistas, aquellos que se dedican a defender una obra concreta. Pero teniendo en cuenta que en algún momento hubo un valiente (ejem, ejem) que se atrevió a cantar alabanzas de la paupérrima “La Isla” de Michael Bay, creo que tampoco quedaría tan aberrante defender la hazaña de Brett Ratner frente a los mutantes del celuloide, ¿verdad?

¿VERDAD?

¿No te horripila pensar que los pósters de esta película son infinitamente mejores que los de los Vengadores?

El caso es que es un tema del que siempre he querido hablar y que, visto en retrospectiva, me veo con más armas para tratarlo adecuadamente. Así pues, voy a dedicarme a exponer los defectos y las virtudes de tan controvertido e irregular filme, para luego mostrar mi “decisión final” a la hora de valorarlo en general. Allá vamos.

Defectos

Algunos de los defectos, aunque muchos no quieran reconocerlo, los arrastra de las anteriores películas, o mejor dicho: los comparte.

El primero que me gustaría destacar es la omnipresente figura de Lobezno como absoluto protagonista. El tipo está en todos los fregados, sin quererlo ni beberlo, realizando las acciones más importantes, dejando al resto chupando banquillo. ¿Que podría salir un equipo a por Jean o a investigar a Magneto y los suyos? No, no, tranquilos, que ya va solo el canadiense. ¿Que hay que detener a Jean? Eh, que ahí va el de las garras a chupar cámara. ¿Que necesitamos un líder ahora que no está Scott? Pues nada, que salga el Jackman a ponerse en cabeza. Total, el cartel ya anuncia que es absoluto protagonista. Pero eso sí, en honor a la verdad… ¡eso ya pasaba en las dos primeras!

¿Es que no os habéis enterado de que esto es “Wolverine & X-men”? En los “tebeyos” ya hemos dejado de disimular llamando a una serie de ese modo.

También está la caracterización totalmente inventada de algunos personajes que se supone que adaptan al cine. Por ejemplo, Calisto no se parece en nada a la original, ni tan siquiera en habilidades, pero también se puede decir lo mismo de Mística y Pícara en cuanto a carácter y personalidades. Ninguna de las tres destaca en exceso en ninguna de las entregas de la saga. Como mucho la sureña, que al menos cumplió bien con su papel de “Kitty Pryde” en la primera, pero es evidente que Anna Paquin no es la encantadora mujer de la que muchos nos enamoramos en la televisión. Y en cuanto a la metamorfa azul querida por todos,  la Romjin está indudablemente sexy con esas pintas, pero no dejó jamás de ser una pose vacía, la típica femme fatale que sirve solo para acompañar al “malo” de turno y poco más. Ocurre igual con muchos otros (a la cabeza me ha venido Dama Mortal, pero esa al menos tenía “excusa”), y aunque no puede considerarse un fallo de por sí (ya se sabe, adaptar no quiere decir “calcar”), conviene señalarlo porque no es nada nuevo en esta entrega de Ratner.

“Calcaíta”, “jamía”, como dos gotas de agua.

Todo esto es inevitable, por un sencillo motivo: son demasiados personajes con demasiada historia como para resumirlos convenientemente en pocos minutos. Lo que nos lleva a dos de los fallos más notables de la cinta: su duración y el exceso de secundarios y cameos. No había necesidad de mostrar a tanta gente nueva, sobre todo cuando los protagonistas siguen siendo los de siempre y chupan cámara los mismos actores. Warren Worthington, por ejemplo, quizá habría quedado mejor sin que llegara a las filas de los X-men, porque para lo que hace debería haber quedado como un cameo más, solo para presentar la cura mutante como algo que se quiere imponer para algunos y ya está. Demasiada presencia tiene en los carteles para los pocos minutos que aparece en pantalla. Por el contrario, tenemos la ausencia de Rondador, que no se molestaron ni en explicar.

Lo que me lleva a hablar del desaprovechamiento de la trama de Jean Grey como Fénix. ¿Qué es exactamente el Fénix Oscuro en esta película? Está claro que no se podía adaptar fielmente algo tan cósmico en una trilogía que tiene los pies tan asentados en la tierra y que pretende mantener un enfoque más o menos realista. La idea del desdoblamiento de personalidad no está mal y no es un mal cambio respecto a la entidad de fuego que vemos en las viñetas. Pero… entonces… ¿por qué vimos a ese pájaro ígneo en X-men 2? ¿Dónde está aquí? ¿Por qué Jean parece más bien poseída? ¿No podrían haberle dado algún tipo de personalidad cuando adoptara la de Fénix? Mira que parecía que nos iban a dar a la Jean sexy que fue reclutada por el Club Fuego Infernal, se atisbaba en cierta escena con ella y Logan en el quirófano, pero quedó en agua de borrajas.

¡Esta trama está llena de coitus interruptus! ¡Algunos literales!

También hay que comentar que, pese a que por fin tenemos una batalla campal entre mutantes, no da la impresión de que se luzcan todo lo que deberían. Ignoro si por falta de presupuesto, por lo precipitado que fue el rodaje y la postproducción, por desidia o por simple falta de talento. Algunas escenas eliminadas con los efectos a mitad dan a entender que fue lo primero. Lo que sí está claro es que la mayoría de los seguidores de Magneto se presentan clónicos, ni siquiera parecen tener habilidades especiales o no demuestran ingenio ni variedad alguna a la hora de mostrarlas. Por lo que, la batalla final, queda como muy descafeinada, casi tanto como el ataque de Jean, que tampoco es todo lo intenso que debería. Es, en definitiva, un clímax bastante flojo para lo que podría haber sido.

Y creo que eso es to… eh… ah sí. Casi me olvido. Que matan a Cíclope en una elipsis muy marronera o algo así. Cierto.

Aunque yo diría que Jean lo teletransportó a un universo alternativo para hacer del papanatas del novio de una supuesta Lois Lane.

Siendo honestos, este último defecto me parece casi una virtud. Pero solo por el hecho de perderlo de vista, eh, que la elipsis me sigue pareciendo una completa chapuza. A mí también me habría gustado verlo reventar.

Virtudes

Empezamos igual que con los defectos, con aquellas que comparte con las películas de Singer.

Primero está el tono de la historia, tomándose en serio el mundillo de los X-men. Los fallos del guión están más que expuestos, pero al menos podemos decir que esta tercera entrega no se convierte en una algarabía que no tiene nada que ver con las anteriores. El efecto continuista se cumple hasta en el croma de la imagen, en los encuadres y en la fotografía. Que tampoco es decir mucho pero por lo menos se molestaron en ser coherentes con lo que venían mostrando.

Esta escena bien podría ser de cualquier entrega de la saga. Así de sosos son estos dos.

Destaca también el buen uso de personajes como Bestia, Kavita Rao o Sanji para incluirlos acertada y convincentemente en este universo ya asentado. Hank McCoy, como enlace del gobierno, cumple bien su función y su relación con Xavier y el resto de los integrantes del equipo no chirría en ningún momento, siendo posiblemente la mejor adquisición para esta parte de la saga con diferencia. Gran parte de la culpa la tiene la elección de Kelsey Grammer para interpretar al personaje, muy acertada.

Lo que me lleva también a alabar la elección de escoger la cura mutante como trama principal, ya que ofrece una perspectiva muy ambigua de esta especie de “Civil War” mutante. “¿De parte de quién estás?”, no es una pregunta trampa, es realmente difícil posicionarse moralmente en según qué bando. ¿Qué prefieres? ¿Qué exista una cura que pueda eliminar tus habilidades o confiar en que solo la usaran para aquellos que deseen desprenderse de ellas? ¿Es demasiado idealista confiar en un Gobierno que podría esgrimirla como arma contra ti en algún momento? ¿Es algo que dejar pasar? No es una cuestión nada sencilla y se podría pensar que los planes de Magneto, aunque terroristas, tienen su razón de ser. Es más, hay algo muy siniestro en eso de que los propios X-men utilicen precisamente esa cura para detener, de una vez por todas, al bueno de Erik, que contempla impasible cómo su propia raza emplea una posible arma elaborada por humanos para acabar con él. No es algo muy heroico, que digamos. Es puro Marvel.

-Oye Logan, ¿pero aquí quiénes son los buenos y quiénes los malos? -¿Se lo preguntas al tipo que destripa a diestro y siniestro?

Y aunque, irónicamente, no esté a la altura de lo previsto en la ya comentada batalla final, eso no impidió que fuera la película más épica y espectacular de la saga, al menos hasta la llegada de X-men First Class. Tiene momentos para el recuerdo que muchos fans esperábamos: el lanzamiento especial, el prometido enfrentamiento entre Bobby Drake y Pyros, la lucha psíquica entre Jean y Xavier (probablemente una de las mejores escenas de las tres películas), Magneto mostrando al fin su poder levantando todo un puente de hierro o lanzando unos coches por los aires con un simple gesto de la mano… A todo esto sumémosle una excelente banda sonora a cargo de un inspiradísimo John Powell, que se encarga de regalarle al Fénix una BSO como jamás habíamos soñado.

Balance y opinión personal

La verdadera pregunta es “¿qué es X-men La decisión final para mí?”. Bueno, pues una película con la que mantengo una relación de amor/odio bastante extraña, pero que al final siempre se descubre como un placer culpable ante mis ojos. Está muy lejos de ser una película perfecta o el cierre perfecto que todos imaginábamos tras la preparación que Singer realizó de una trama que parecía estar pensada para tener mucha más enjundia y épica. Se nota, en exceso, que la FOX no buscaba brindarnos el colofón que parecía prometido, el apresurado montaje es una gran muestra de ello, algunas escenas eliminadas son un buen ejemplo de lo desesperados que estaban por estrenar el filme antes de que Singer acabara de rodar el suyo. Y es que da la impresión de que nunca se tomaron bien la “huída” del director a la competencia, con Superman nada menos, no es de extrañar que no quisieran siquiera esperarlo. Pero, lamentablemente, las cosas no se hacen así, no cuando el berrinche lo sufren los espectadores.

Oh dios… ¿Por qué? ¿Por qué tuviste que hacer… “eso”? ¿POR QUÉ?

Aún así, Ratner hizo lo que pudo, y no lo hizo tan mal. Le salió una película correcta y aceptable, deudora de las dos anteriores que, si bien no brilló como aquellas, sí tuvo la dignidad suficiente como para mostrarse como un producto decente que se ha llevado más palos de los merecidos por una serie de circunstancias ajenas a su acabado. No es lo mejor que cabría esperar, pero tampoco el horror que muchos dicen. Por desgracia, tenemos demasiados ejemplos de películas de superhéroes que están a muchísimos peldaños por debajo de esta. Si me permitís la osadía, diría que el intento de Singer por actualizar a Clark Kent estaría entre ellas.

Mal nos pese, es por el momento la mejor tercera parte de una saga de superhéroes. Pero eso es porque las demás sí son un verdadero desastre, al menos hasta que veamos lo que Nolan tiene que decirnos con el cierre de su saga en Batman. Todo esto no quiere decir nada, solo que “en el país de los ciegos, el tuerto es el rey”. Pero ya iba siendo hora de reconocer que esta es, al menos, “un tuerto”.

Crisis Creativa rechaza toda responsabilidad por las opiniones vertidas por sus colaboradores. Ni compartimos ni apoyamos necesariamente lo que se dice en este post. Cada palo que aguante su vela, o hablando de palos, que sean todos para Ovi.

Anuncios
comentarios
  1. Afani dice:

    Que se ha llevado más palos de los que debería te lo concedo. Que en ella hay varias escenas y personajes stupendillos lo reconozco. Pero todo eso no quita que la película en sí sea un bodriazo. Y lo es.

    • Yo es que creo que el apelativo de “bodriazo” le viene mejor a muchas otras películas del género (por desgracia, demasiadas), a esta le aplicaría el término de “floja”, que al menos tiene una trama interesante, escenas potentes y resulta entretenida.

  2. Fosforo dice:

    A mí me parece peor que la tercera de Batman (si, esa con Jim Carrey como villano), y hasta diría que me parece peor que Spiderman 3.
    Creo que con eso está todo dicho.

    • ¿Has visto Batman Forever recientemente? Lo pregunto en serio, porque esa película sí es realmente atroz. Que la pongas por encima de esta solo puedo tildarlo de odio irracional.

      Con Spider-man 3 ya es cuestión de qué aceptas mejor o peor, ya que ambas tienen fallos en común. Pero al menos veo X-men 3 mucho más comedida y menos ridícula.

  3. punishelf dice:

    Juggernaut mutante. Solo diré eso.

    • Y Dama Mortal obtiene sus garras de Arma-X, pero nadie lanzó un grito al cielo por ello. Además, no sé cómo iban a explicar que posee una joya de Cittorak y demás en un contexto así.

  4. ¡Dice usted más defectos que virtudes!

    Mi opinión ya la expuse aquí, pero le diré que Singer SÍ planeaba adaptar la saga de Fénix Oscura de manera más fiel al original, con el Club Fuego Infernal y muerte y evolución a entidad cósmica.

    • No creo decir más defectos, pero desde luego trato de ser lo más objetivo que puedo, dentro de mi criterio vaya.

      Y no sé qué planeaba Singer, algo leí por ahí bastante sugerente. No niego que era MUY probable que hubiese hecho algo muchísimo mejor, pero el muy cabroncete prefirió largarse para homenajear (PLAGIAAR) el Superman de Donner. Con penosos resultados.

      Sea lo que fuere, los espectadores acabamos perdiendo.

  5. mariods86 dice:

    Pos debo decir que el análisis está más que correcto, las virtudes que expones son claras y coincido con ellas, del mismo modo que los defectos (honestamente, creo que lo de Cíclope pudo haberse arreglado sin tener qe matarle, solo con el simple hecho de haber “arreglado” al personaje un poquito – yo soy de los que prefiere arriesgar y replantearse de cero a un personaje antes que quitárselo de encima solo por el hecho de estar mal desarrollado),

    Yo cuando ví esta peli en los cines no me desagradó, precisamente por esas virtudes que expones, que en mi modesta opinión pueden perfectamente sobreponerse a esos defectos. Los errores con respecto a los cómics no me importan mucho, teniendo en cuenta que yo las adaptaciones me las tomo como eso, adaptaciones. Pero ciertamente peca de momentos muy “coñazo”, amén de ciertos personajes que sobran (Fenix la primera, me da igual que en los cómics sea de las mejores, en la peli no llega a ser un personaje que despierte mucho carisma) y una trama que se desarrolla de un modo algo extraño (muchas escenas de la peli parecen estar muy desaprovechadas, otras no parecen encajar ni tener una especie de coherencia específica con el contexto final (¿de qué sirvió esa escena de Lobezno entrando en el campamento a lo loco? ¿Para hacernos ver que no sirve de nada el ataque en solitario y Lobi debe ir en grupo? me pareció una escena muy de relleno, al igual que muchos diálogos entre algunos personajes, ese triángulo amoroso Bobby-Kitty-Pícara que la verdad no me interesaba lo más mínimo…).

    Que vamos, bien expuestas tus razones, y mira, sí, es una peli entretenida al fin y al cabo. 🙂

    • Yo también habría preferido ver a Cíclope vivo y con un papel, al fin, decente en la trama. Pero seamos honestos, esa muerte fuera de cámara ocurre porque Singer decidió llevarse al actor. Ni más ni menos. Ante algo así, los apresurados productores de la FOX (que un rayo les parta) decidieron quitarse de en medio al personaje porque no creyeron conveniente poner uno nuevo. Se notan las prisas, ya digo, especialmente en el montaje. Es el principal fallo que le achaco a la película.

      Y Fénix no creo que sobre, más bien le faltaron bastantes más escenas.

      Lo de Lobezno entrando en el campamento era más bien una misión de infiltración (muy común con el personaje) para saber qué pasaba con Jean y si estaba allí en contra de su voluntad o por su propio pie. Así que la escena sí era necesaria, el problema es que no tiene mucho sentido que fuera él solo. Podrían haberla aprovechado para mostrar una escena de trabajo en equipo con el nuevo grupo y sin Ciclo, pero… en fin.

      Al final, es lo de siempre: ¿que pudo ser mejor? Desde luego. Pero siendo lo que es, es un producto entretenido.

      • mariods86 dice:

        Mira que me has comentado veces lo del actor de Cíclope y siempre se me olvida comentarlo. XDDD Ciertamente teniendo eso en cuenta la muerte de este estaba más que justificada… pero bueno, en mi opinión no quita que se pudo cambiar al actor, al fin y al cabo este tipo de maniobras ya se hacen mucho en el cine de superhéroes y a veces hasta mejoran la peli.

        Sobre lo de Fénix, no se… igual le faltaron escenas para ser más interesante para mí, pero creo sinceramente que para eso el guión debió ser totalmente diferente, no centrarse en la cura si no en algo en lo que su personaje pegara más.

        Lo de Lobezno, no se, sigo pensando que tan solo “ralentiza” la acción, por eso mismo que comentas, es como un acto demasiado espontáneo, de repente se le ocurre hacerlo y solo consigue quedar en ridículo (y al fin y al cabo tampoco llega a saber si Jean está ahí por su voluntad o no, porque sigue poseída por el Fénix). Pienso como dices, tal escena hubiera mejorado como un acto en equipo, que al menos supusiera algo importante para la trama, como el hecho de que Tormenta entendiera lo que supone llevar a su cargo a un equipo (qué se yo, cosas como que Fenix amenazara con cargarse a Kitty o a Bobby si no se iban de allí cagando leches, le hubiera dado consistencia al personaje de Ororo y a su capacidad por tomar decisiones, que al fin y al cabo no hace mucho en esta peli.

  6. Yo sólo diré que es la única vez que he llegado al cine con la peli empezada y no me ha importado…

  7. Chuck Draug dice:

    Eh, se puede decir que al menos esta película no es X-Men Orígenes: Lobezno. Y tiene a Kelsey Grammer. Y creo que ya está… Me he tomado la libertad de copiar algunas cosas que dije en la crítica que hizo Bóinez, pero tranquilo, Ovi, que hay material original para ti.

    Esta claro que esta película, si uno la ve bien, es para lucimiento de Hugh Jackman. Ni siquiera Ian McKellen, que hace lo que bien puede, es capaz de mantener el tipo en un guión que hace aguas con todas las buenas ideas que podrían haberse usado, pero de eso ya hablo ahora. También es un poco lucimiento para Hale Berry y su poco convincente Tormenta. No se pide un calco de la Ororo de los cómics, pero sí un personaje con chicha. Ahora, no sé si es cosa de la Berry (que sabe actuar) o del guión en sí.

    Y sí, hay muchos personajes. Demasiados. Al menos en las anteriores tiraban de personajes más o menos representativos, con algún pequeño cameo en forma de nombre más que nada. Pero aquí sacaron tropecientos mutantes y algunos ni siquiera parecen ellos mismos (¿una mezcla de Médula y Omega Rojo? ¿esa es Mariposa Mental? ¿quién eres tú y qué has hecho con Calisto?). Vamos, ¿qué problema había en una Hermandad de Mutantes o un Club del Fuego Infernal con pocos miembros pero reconocibles, en vez de un ejército olvidable?

    Hablando de los malosos y cameos… ¿Qué problema hay en poner al Juggernaut con gema de Cytorak y hermanastro de Xavier? Vale, lo mismo esto ya es ponerse muy quejica, pero vamos… si vas a sacar al Juggernaut, al menos dale más peso y respeto en vez de encasquetarle una frase de un vídeo de coña de YouTube (verídico).

    Otra cosa: ¿qué problema tenían en meter la Fuerza Fénix tal cual, una energía mística que yacía dormida y ahora toma el control de Jean tras morir en X-Men 2? Vale, la doble personalidad funcionará mejor sin irse por ramas cósmicas, que quede como un poder oculto de la propia Jean, reprimido durante años para evitar que saliera a la luz y provocara el desastre, pero es que el tema de la Fuerza Fénix y, por ende, de Fénix Oscura se queda en “está ahí” y punto.

    Ahora, ¿cosas buenas? Bueno, tenemos a Kelsey Grammer como Bestia. KELSEY GRAMMER COMO BESTIA. La mejor elección del casting de mutantes que hicieron en esta película, un personaje que en los cómics también era muy relevante en la lucha mutante por sus derechos… y van y lo dejan de personaje de fondo. ¡QUE ES KELSEY GRAMMER! ¿Veis, niños? Esto se llama desaprovechar una gran virtud.

    No entremos en el tema de la cura… bueno, sí, me parece una premisa interesante, como bien dice Ovi podría dar lugar a una suerte de guerra civil mutante en vez del festival pirotécnico y acrobático del final (que tiene alguna escena de acción interesante, pero aun así… muy mejorable). También podría haber ayudado a desarrollar mejor al personaje de Pícara, que en toda la saga ha mostrado solo ese lado angustioso y que aquí ni siquiera consiguen que la decisión que toma la tengamos en consideración o que nos importe.

    Por cierto, la muerte de Cíclope, junto a Kelsey Grammer y las ideas (aunque mal aprovechadas) de la película, lo poco bueno que tiene, ¿eh? Vamos, no soportaba al Cíclope de los cómics, pero es que el de las películas era muchísimo peor.

    ¿Mejor que Spider-Man 3? No lo sé. ¿Mejor que X-Men Orígenes: Lobezno, las películas de los 4F, la de Hulk de Ang Lee, la de Daredevil y las del Motorista Fantasma? Pues sí. Pero está muy por debajo de lo esperado, y más con las anteriores entregas que, sin ser una maravilla, sí que cumplían su labor de entretener y dar un toque más “realista” a los mutis. Que esta película haya tratado de seguir ese tono está bien, pero no supo jugar sus cartas debidamente y al final quedó en un montón de ideas desaprovechadas, acción desigual y lucimiento de Jackman.

    • Ah, así que esto es lo que se siente cuando Chuck Draug te obsequia uno de sus famosos tochos. Oiga, pues yo estoy encantado. 😀

      Sobre lo que comentas en cuanto a temas de adaptación… ¿Te das cuenta de que se pueden esgrimir exactamente las mismas quejas con las demás películas mutantes? Y cuando digo las demás, digo TODAS. Vamos, que podría ponerme a hablar de cómo Stryker debió haber sido un cura que quiso dar un gran sermón al resto del mundo, de cómo el ataque a la Mansión Xavier pudo haber sido mucho más impactante y con un despliegue de poderes mayor por parte del resto del alumnado mutante, de cómo Cíclope debería haber mostrado ser un líder y no un niñato llorón que se deja secuestrar como si nada, de cómo Dama Mortal debió haber sido bastante más carismática, de cómo el niño de las ilusiones en la silla de ruedas pudo haber sido Mente Maestra… Vamos, que se le pueden pegar los mismos palos en ese aspecto. ¿La diferencia? Que X-men 2 es mucho mejor película. Que al fin y al cabo es lo que importa.

      Por eso digo que, intentando valorar la Decisión Final como tal, como película de entretenimiento, como blockbuster veraniego, como película de superhéroes… pues oye, no creo que esté ni por asomo tan mal, y menos cuando simpatizo con ese tipo de tramas tan ambiguas y que tratan de escapar de lo típico con bastante atrevimiento, matando personajes tan importantes como Xavier en momentos sinceramente espectaculares y con una gran banda sonora. ¿Eso lo hace una gran película? Ni de coña, siguen habiendo defectos ahí, y por desgracia no son pocos. Pero en su cómputo global yo diría que aprueba. Entonces, ¿por qué es tan criticada, dejando de lado el tema de la adaptación? Pues porque es especialmente decepcionante como fin de saga. Está claro que esperábamos más tras la genial secuela de Singer. Pero, en retrospectiva, tampoco creo que merezca tantos palos.

      A lo de Jackman diré… ¿aquí tiene, de verdad, más lucimiento que en X-men 2? Permitirme dudarlo.

      • Chuck Draug dice:

        El tema de adaptaciones es peliagudo, lo sé, perdona si a veces me salta el lado fanboy. La cuestión está más en el respeto, independientemente de la fidelidad o no (no estoy pidiendo una Pícara maciza, por ejemplo). Vale, puede que con lo del Juggernaut me haya pasado y sí, podría hacerse mutante y pasar de la gema, pero supongo que es el equivalente de Dientes de Sable en la primera película o Dama Mortal en la segunda: un matón más y punto. Pero en esos dos casos medio se llevaron bien, mejor en el caso de Yuriko que en el de Víctor, pero aquí incluso Juggernaut es menos que ellos dos juntos.

        Lo dicho, disculpa si me salta el lado fanboy. Da gracias que esto no es X-Men Orígenes: Lobezno…

        Sobre si merece tantos palos, te concedo que la hemos estado vapuleando demasiado, y señalo los ejemplos de películas superheroicas que se llevan muchísimos más palos que X-Men 3. Y mira que no he metido Superman Returns o Linterna Verde porque quería mantenerme en las de Marvel, pero es que esas dos de DC… buf…

        Y yo sí veo que aquí hay más Jackman que en X-Men 2, y mira que en X-Men 2 ya tenía demasiados minutos de pantalla. X-Men 3 solo lo confirmó, y para mal.

        • ¿Sabes? Los casos de Green Lantern y Superman Returns me parecen mucho más dolorosos que el de X-men 3. No solo porque me parezcan películas más mediocres y aburridas, sino porque esta tercera parte de los mutantes contó con muchas imposiciones de la productora y tuvieron que hacerla a toda leche con tal de competir con la propuesta de Warner Bros con Singer de por medio. Rattner, el sustituto del sustituto, hizo lo que pudo en un corto lapso de tiempo y con un guión que sufrió numerosos cambios por unas razones u otras, con un montaje que pareció haberse realizado en una tarde mientras te comías el bocadillo (ríete de tú de la Gran Superproducción de Superlópez) e incorporándose a última hora. Aún con todo esto en contra, se las apañaron para hacer algo decente, o al menos con un nivel aceptable. Sin embargo, las películas mencionadas a principio de párrafo fueron malas simplemente por ser malas propuestas, tener horrorosas elecciones de casting (y no lo digo por Reynolds especialmente, lo digo en serio) y por no saber salirse del molde en el caso de la primera.

          Por todo esto, no puedo evitar simpatizar por la intentona del director de Dragón Rojo. E insisto, en retrospectiva y viendo el percal, ni de coña me parece tan mala como se dice.

  8. spikereven dice:

    Creo que podemos analizarla como una película más o como cierre de la trilogía.

    -Como una película más. Admito que está dentro de la línea marcada anteriormente por Singer, algo que debería ser bueno, pero como bien indicas también arrastra sus numerosos defectos aunque aquí llevados al extremo, a destacar el exceso de protagonismo de Lobezno y Tormenta (el primero se entiende, el segundo porque Halle Berry acababa de ganar un Oscar y sino no había manera de que hiciera la película), exceso de secundarios sin desarrollo (lo de Ángel es vergonzoso, o lo de Pícara, que parece que solo pasaba por allí), efectos especiales cogidos con alfileres, personajes que no hacen lo que deberían hacer (¿Calisto? WTF! Coinciden en el nombre y poco más), el ejercito de Magneto que parece que todos tienen la misma habilidad cutre de saltar como una rana (¿clones de Sapo?), y mi favorita, anunciar a bombo y platillo que por fin íbamos a ver Centinelas y ver tristemente solo la cabeza de uno y toda la batalla contra él en off.
    El único punto bueno que tiene es la trama de la cura, que es una adaptación del primer arco argumental de Astonishing X-Men de Joss Whedon, y las escenas de Jean Grey “poseída” por el Fénix, a destacar la de la casa, ahí se nota que lo dieron todo.

    -Como cierre de la trilogía: Es un intento, lógico, de llevar la apuesta y lo épico un paso más allá, y a mi parecer falla. Puede ser por haber intentado abarcar demasiadas tramas míticas del comic o puede ser por las farragosas escenas de acción, pero el conjunto queda deslucido. Ni el Fénix tiene el peso que debería, aunque se lleva las mejores escenas de calle, ni la gran batalla es grande.
    Visto con perspectiva no es un terrible cierre de la saga, siendo lo que ha sido esta, pero sí que da la sensación de que se hizo todo deprisa y corriendo.

    • Y diría que más que exceso de protagonismo de Tormenta y Lobezno, creo que hay más dejadez por parte del resto de los secundarios. Es decir, creo que ambos tienen más o menos los mismos minutos en pantalla que los que tuvieron en X-men 2 (de hecho, diría que la Berry tiene un papel con bastante más enjundia en aquella), lo que ocurre es que en X-men 3 se subió el número de personajes y solo se aprovecharon unos pocos, aunque Bestia tiene sus escenas, así como Bobby o Kitty. También Pícara hace lo justo, porque al fin y al cabo es lo que su papel pide en esa historia. Vamos, que yo diría que es un “fallo” que comparte con la anterior secuela, criticaría más el hecho de que haya personajes que no aporta nada, que es otra cuestión.

      También diré que lo de Calisto fue una verdadera lástima.

  9. Neyebur dice:

    Vi esta peli cuando empecé a interesarme por el cine de superhéroes que no fuera Spiderman. Fue la primera peli que vi sobre los mutantes, de hecho, fue mi primer contacto con los X Men si no contamos la serie de televisión de la que apenas vi de crió. Así que a mí no me importaba que fuera fiel, solo quería ver una peli interesante de acción. Y considero que cumplió su cometido.
    Además, hizo que me interesara lo suficiente por los mutantes como para verme el resto de sus películas e interesarme por sus cómics.
    Y coincido con lo que muchos dicen de que la batalla final en Alcatraz es la mejor pelea de toda la saga, con Bestia y Lobezno mano a mano, el Hombre de hielo por fin transformado, los lanzamientos de Coloso…
    Y también coincido en que Ángel aporta menos que Gwen Stacy en Spiderman 3 (esta me gusta menos que XMen 3)

    • No eres el único no-lector que disfrutó con la película en su momento. Es más, estando yo en la facultad no os podéis ni imaginar la cara que pusieron mis compañeros de clase cuando les dije que la tercera parte de X-men me decepcionó (con los revisionados la acepté mucho mejor y la he visto ya demasiadas veces como para negar que me entretiene bastante), porque a ellos les gustó mucho y creyeron que yo debía estar encantado con ella.

      Así que es una película que evidentemente tiene sus fallos y se queda corta en su premisa, pero es curioso cómo fascinó a los menos curtidos en la materia mutante. :p

      • Neyebur dice:

        Si hablamos de ser o no fiel al original, Synger tampoco brillaba por ser fiel, de hecho, prefiero lo que hicieron en la 3 con Juggernaut a lo que hicieron con Dientes de Sable en la 1, y aún peor, con Dama Mortal en la 2. Cuando empecé a leer los cómics y vi lo importante que eran esos mutantes en la vida de Lobezno y la poca mención que tienen en la película me molestó más que Juggernaut no llevara su gema o que no mencionara ser hermano de Xavier. De hecho pensaba que en XMen 3 apenas se habían cruzado ellos dos, y si volvían en una 4 parte podrían hablar de su relación en un momento más pausado