Creando pesadillas: maestros de efectos especiales y criaturas

Publicado: julio 5, 2012 de Nubis en Cine

¡Está vivo, vivooo!” Exclamó el profesor, imitaba por inercia aquella famosa frase que tanto resonó como un eco intenso en su aquel entonces mente de niño. La edad no solucionó esto a pesar de que los muros del cráneo habían crecido, todo lo contrario, se acrecentó y tomó otro timbre de mismo mensaje.
El alba artificial saludaba en la mente del director, lo veía como si lo tuviese delante, solo tenía que pintar en la realidad eso mismo. Como pinturas tenía todo preparado, solo le faltaba esa guinda color rojo como lo fueron el robot y el tipo disfrazado, creaciones que lograron que incluso su mente que siempre tenía los pies en el suelo volara por un momento y temiera hasta por su propia vida, por extraño motivo de magia cinéfila…

–“Esbozando realidad; una guía para no morir joven en Hollywood” de Steven Lucas–

j

Hubo un pasado donde la electricidad no existía, “menuda obviedad se acaba de soltar” pensaréis, pero ya os digo que muchos no nos hemos parado a pensarlo. Desde que nacemos conocemos las bombillas, así que nos es imposible imaginar la oscuridad de una noche en la Edad Media, sobretodo si había luna nueva (si os ha venido cierta peli a la cabeza, por favor, fuera de aquí y purificaros con un hierro al rojo vivo, el blog no se va a mover), una noche “verdadera”, donde aparte de ver más estrellas en el firmamento como nunca habremos visto nunca, el negro que se lograba apreciar (o no apreciar mejor dicho) era hasta denso, y ya os digo que un candil de mierda no iluminaba ni una… pues eso, mierda.
Así que desde antes de esta Edad Oscura (que ni estancamiento, ni peste, ni ostias, se llamó así por la falta de bombillas) el ser humano ha mirado a esa oscuridad que podía tener cualquier forma, que activaba la imaginación y se estimulaba apoyada a través del tan siempre necesario fuego, que con sus mil y una formas nos regaló a personajes de la imaginería popular como los son el Hombre Lobo, los vampiros o Ramoncín.

Desde aquel mono que lanzó un hueso y lo convirtió en nave espacial hasta el Geek de 4Chan que tanto sabe de fetiches sobre mariposas, y en cualquier lugar del mundo, incluso donde viven cuatro gatos, las leyendas de criaturas siempre han estado y han sido contadas por cuenta-cuentos y troleros; así que imaginad cuantos de estos habrán llegado a existir y lo siguen haciendo. Por no contar los que vendrán.

Es por ello mis pequeños lectores que quiero hacer hincapié en otro tipo de “monstros”, más bien en los que crean con su imaginación esas mismas historias, pero dando un paso más allá: convertirlos en realidad. Y es que la magia del cine lo puede todo, y hay un arte últimamente poco apreciado por culpa del omnipresente CGI, ordenador hasta en los estornudos de los actores, ese quitar de merito, o mejor dicho, el tapar defectos de las pelis Hollywoodenses. Me refiero al arte de la creación de efectos especiales como siempre se ha hecho, de manera casera, dar vida a latex y otros materiales para hacernos creer que van andando por ahí sólitos. El buen crear de monstruos de los de verdad.

 Dame un besito¡Un troll fan de Crisis Creativa nos ha mandado una foto!

Esto de los monstruacos ya se llevaba desde los inicios del cine, y casi siempre usados en las pelis de terror. Nadie sabría decir cual fue la primera peli de ello, pero todo apunta a una de ni más ni menos 1896, “The Haunted Castle” donde las ganas de contar historias es palpable. Pero el primer monstruo memorable que todo amante del cine tendrá en mente es sin duda el “Nosferatu” de 1922, un ser que aún hoy en día veo difícil de superar tanto por maquillaje (si es que realmente lo era) como por interpretación. Autentica atmósfera e inquietud en estado puro.

Mi artículo se centrará en unos pocos ya del cine moderno, más acorde a lo que podamos conocer la mayoría. Entre ellos me duele saltarme al gran Tom Savini (Are You Fucking Kidding Me?), pero el pobre está ya tan quemado en otras listas y artículos que quiero aportar otros grandes para que podáis conocer más. Tampoco incluiré a creadores de Stop-Motion como el de sobra conocido Henry Sellick o el maestro de este arte Jan Svankmajer, del cual ya hable en este otro artículo.

Comencemos entonces con esta gala de seres aterradores como pocos, tener bien preparado el pañal:

hh

Greg Nicotero, Robert Kurtzman y Howard Berger:

En esto del cine pasa siempre una cosa curiosa, eso de conocer de sobra a un autor o autores más por sus obras que por su nombre. En el caso de estos señores, los fundadores de la KNB Efx Group es más que acertado.

A ellos debemos la mayoría de efectos especiales y maquillaje “demasiado especial” de pelis actuales, como pueden ser “Las Crónicas de Narnia”, “Las Colinas tienen Ojos”, “Scream” o la reciente serie y pesada “The Walking Dead” (a leer el cómic, leñes). Pero ya cuando os diga que son los que ayudan siempre a Tarantino y Rodriguez (junto a Savini, por supuesto) a que sus películas queden cucas (destacando “Sin City”) ya si que sabréis quienes son un poco mejor. Y si ya para los más frikis os digo que son los culpables de los bichejos de “El Ejercito de las Tinieblas” les hacéis la ola.

Su estilo es bastante “standard” dentro de lo que cabe, dando realismo y su justa medida a las criaturas más que darles una personalidad especial que sobresalga. Cumplen su trabajo y son de los mejores en ello, sin duda. Habremos visto su sangre mil veces y siempre nos la creemos, sus humanoides se mezclan entre la multitud con elegancia y sus trucos han asentado base en cientos de películas más. Aunque no sean de mis favoritos siempre les reconoceré todo el meritazo en las casi 150 películas donde han metido mano, pero en mi corazón siempre los recordaré por aquella extraña saga de películas que emitían en las madrugadas de Antena 3, los Ghoulies, nunca ir al baño fue tan peligroso.

h

Bob Keen:

Entra en escena un peso pesado, y con solo nombrar una de las pelis donde ha metido mano queda claro: “Hellraiser”. Su estilo visceral y crudo es memorable, del mejor gore posible y sus “Cenobitas” forman ya parte de las pesadillas de más de uno. Un vídeo os dejara claro a que me refiero (Siento no haberlo encontrado en otro lado, poned a partir del minuto 7):

Sucio y oxidado, pero en la carne, así es el estilo de Clive Barker, director y escritor muy conocido en el ámbito del terror y donde solo Bob Keen ha sabido representar sus extrañas fantasías de sadomasoquistas infernales. El bueno de Bob también destacó en la película “Candyman”, donde su estilo gore es bastante diferenciable. También existe un rumor sobre que él estaba implicado en la peli Alien, siendo el propio modelo…

h

Chiodo Brothers:

En algún lugar de Nueva York están estos tres hermanos maquinando alguna de las suyas. Su estilo a la hora de crear es bastante personal y divertido, siendo sus monstruitos más familiares, como en aquella parodia de “La Disparatada Parada de los Monstruos”, lugar donde se daban cita El Hombre con Cabeza de Calcetín (super emotivo el jodío), Mr. T (en persona) haciendo de La Mujer Barbuda, El Increíble Hombre Rana (un buzo, tal cual) o incluso encontrándonos la triste historia del martillo. Una peli desfasada que os recomiendo ver aunque sea solo por curiosidad.

Donde ya más se les conoce es con los graciosetes “Critters”, esos monstruos espaciales semi-erizos y descuartizadores que eran perseguidos por cazarecompensas que cambiaban de apariencia. Siempre me pareció curioso que hiciesen estas pelis de buena tarde, cuando son gores y bastante violentas, por muy simpáticos que caigan los bichos.

Pero de todas sus creaciones monstruosiles, me quedo con esta:

“Los Payasos Asesinos del Espacio Exterior” ¿Y porqué no? Una bizarrada del quince del humor negro que nos dice que ya que una peli no tiene coherencia, pues al menos vamos a partirnos la caja. Y ese es el mayor sello a la hora de trabajar de los Chiodo Brothers, aceptar solo películas donde el desfase esté garantizado, donde una indiferencia no tenga cabida y sea relegada a la originalidad.

h

Chris Walas y Stephan Dupuis:

Otros grandes creadores de, más que monstruos, de escenas durillas para la retina. Si conocéis al gran director David Cronenberg sabréis que sus pelis tienen un toque muy personal en todos sus aspectos, en absolutamente cada uno. En la parte de efectos especiales le toca a Walas, en un principio y siendo un tipo de sobra conocido por no tener miramientos a la hora de hacernos estallar la cabeza si hace falta, y en pelis posteriores a Dupuis. No les supone un problema a la hora de darnos angustia y asco según les ordene David, todo a favor de que nos creamos la historia. Juro que aún no se me olvida el ver a Viggo Mortensen el partir una mandíbula de una patada o ser acuchillado en un baño, hasta dudé si estaba viendo una peli o un documental.

Pero de mis trabajos favoritos de estos fieras es con una más que mítica peli que no necesita presentación, “La Mosca”. Voy a adjuntar un vídeo de la segunda parte, ya que de la primera solo he encontrado vídeos Spoiler. La 2 después de todo sigue implicado Walas y Dupuis en mayor medida:

Es entre asco y pena, dolor y tristeza, los efectos de este hombre a la hora de crear monstruos buscan la expresión, no siempre tiene porque ser una criatura que cause terror, sobretodo si esta antes fue humana. Su visceral arte está hecho con clase y elegancia, si es que se pueden unir esas palabras a lo crudo…

h

Jim Henson:

Cuando Mariods me sugirió un creador de monstruos, no me esperaba que dijera al gran Jim Henson, lo analicé y había acertado de pleno. Para dar un toque especial a esta lista Jim es el más indicado, y es que el padre de Los Teleñecos y Barrio Sésamo también supo de eso de crear monstruos inquietantes en algunos de sus largometrajes, principalmente en “El Cristal Oscuro” y “Dentro del Laberinto”. Los más niños descubrimos en su momento la oscuridad y tragedia reinante de la primera y el peculiar humor y mal rollo de algunos de los seres de la segunda que no nos dejó indiferentes, que nos maravilló y asustó por igual para quedarse como un gusano amistoso que carcome en el interior.

Cuan de acuerdo estoy con la coña de “Padre Americano” donde vemos que Henson está encerrado por el mismo Dios en un espejo cual malo de “Superman II”, todo por jugar a ser dios y conseguirlo. Nunca antes un muñeco había estado más vivo que nosotros mismos.

h

Rob Bottin:

Para mi de los mejores en este trabajo a veces menospreciado, Bottin es de esos que lo entrega todo a la hora de crear aunque su obra aparezca tan solo unos segundos en pantalla. Es el culpable de que fliparamos y flipemos con los efectos de “Robocop”, “Aullidos” o de rallarnos con el constante e inquietante ambiente de “Seven”.

Pero donde merece todos los premios del mundo es en la película de culto… “La Cosa”

Nunca un monstruo ha estado tan vivo y peligroso o ha tenido tantas escenas memorables y originales, desde la transformación del perro a lo que acabáis de ver en el vídeo de arriba, pasando por el nerviosismo de la escena de la prueba de sangre o como el pobre barbudo es copiado y aniquilado mientras grita con un sonido que no es de este mundo. Tiene lo que debe tener toda peli de terror, y sin ordenador alguno, todo artesanal y con cariño, con el máximo amor de querer sacar y alimentarse de nuestro miedo.

h

Stan Winston:

El gurú de los efectos especiales clásicos made in Hollywood, pero de la parte buena. Todo efecto especial moderno ha aprendido algo de este señor, y no es para menos cuando en tu currículum figuran pelis como “Aliens: El Regreso”, “Depredador”, “Terminator” o “Parque Jurásico”. No hay bicho que se le resista.
Su repercusión en el cine de los 90 fue bien premiado, poca veces unos oscars han sido tan bien dados como en el caso de este señor. También ganó un Emmy, aunque todo el mundo sabe que eso no son premios.

Como Youtube es así de especialico y no tiene vídeos de cierta peli, os adjunto desde Dailymotion una escena de uno de mis monstruos favoritos, aún recuerdo la tensión de la primera vez que vi esta escena:


http://www.dailymotion.com/video/xrbvor_the-alien-queen_shortfilms

Todo amor, le pedí matrimonio y me rechazó a garrazos, jamás lo olvidé en las tres semanas de hospital que pasé, ¡aún así la sigo queriendo!

Pero centrándonos, Stan es un a caballo entre los mejores efectos comerciales y el buen arte de crear que se ve últimamente poco por Hollywood, lugar donde todo tiene que salir ya preconcebido y donde se pierde el arte de calidad por culpa del producto rápido que se consume y genera the money. Stan demostró que aún estando atrapado en esa industria supo dar de vida y personalidad a sus monstruitos, los cuales son parte ya de la cultura de varias generaciones y en todo tipo de campos. Te aseguramos que el aspecto de tu T-800 o el Predator jamás pasará al olvido, maestro.

Para terminar con él (no malinterpretar… o sí, cada uno sus gustos), aquí os dejo un vídeo tributo por su muerte aún reciente hace pocos años.

h

*Menciones especiales:

Como no quiero alargar mucho más el artículo, aquí os dejo un resumen de más artistas de efectos:

Ray Harryhausen: Señor de sobra conocido por amenizar las tardes y ser todo un pionero en esto de los monstruos. Su medusa, cíclope o arpías a lo Stop-Motion serán eternas gracias a esos viajes que dedicó Simbad en sus tres películas o en Furia de Titanes (la original, por favor). Aquí os dejo un vídeo-lista de todas sus criaturas.

Jack P. Pierce: Diseñador de los monstruos clásicos como son esos primeros Drácula, Frankestein o La Momia. Todo un memorable para poner junto a Ray Harryhausen.

Dick Smith: Por clásicos de sobra conocidos, tiene un “monstruo” que bien conocéis.

Rick Baker: Por estar hasta en la sopa y crear los memorables aliens de “Men in Black”, el lobo de “Un Hombre Lobo Americano en Londres” (No perderse este cacho vídeo) o ayudar en la cruda Videodrome.

Cliff Wallace: Ayuda en bastantes pelis como “Hellboy” o “28 Días Después”

Kevin Yagher: Su compañia a hecho que sea posible ese aspecto para Freddy Krueger, el Guardián de la Cripta o Chucky, el ahora muñeco diabolico sin pena ni gloria.

Patrick Tatopoulos: Culpable de muchos efectos y criaturas de pelis de ahora como “Soy Leyenda”, “Pitch Black” o la encantadora “Super Mario Bros.”.

Pat Hay: A trabajado en decenas de series de televisión y para George Lucas, pero su trabajo más conocido es sin duda el Alien diseñado por H.R.Giger.

Tom Savini: Nombrado antes, es el responsable de los míticos y copiados por doquier zombies de George A. Romero, el gore y terror no sería lo mismo sin él.

h

Bien, aquí bien termina mi artículo que al final se ha explayado un poco, ¡y ya veis que me he dejado muchos en el tintero! Y es que el cine ya no es como antes, aunque claro, lo normal es evolucionar, pero últimamente echo de menos encontrarme en una peli algo de lo que no parezca que es hermano de algún videojuego. El que haya algo “real” ahí filmándose ayuda mucho a la obra, ya te digo, y la gente no es tonta y percibe lo artificial que se crea de la nada desde un monitor. Aún encima el paso del tiempo les sienta mal, al contrario que muchas de las criaturas de aquí, ¿no creéis?

Anuncios
comentarios
  1. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Maestros de efectos especiales y criaturas crisiscreativa.wordpress.com/2012/07/05/creando-pesadilla…  por NubisMusic hace […]

  2. Fosforo dice:

    Bonito artículo. Estamos que lo tiramos esta semana en Crisis Creativa, de variedad y de todo.
    Solo comentar que a mí, El cristal oscuro, me pareció un aburrimiento total, y perdía el hilo de la trama por falta de interés. Lo comento solo por hacerme odiar. Y ya.

    • Verdad que El Cristal Oscuro es durilla de ver… Muy desagradable. Y luego la historia es bastante juvenil. Complicada película, sin duda…

    • mariods86 dice:

      Pues nada, tú te la pierdes. ^^

    • Nubis dice:

      Artísticamente esa peli es una maravilla, un punto que le dio por ahí a Henson para probar algo más oscuro. Puede que no funcionara tanto como se esperaba, pero a mi me gustó bastante porque no paraba de maravillarme con los decorados y todo muñeco viviente. Es una historia al uso, pero eso de mezclar marionetas y oscuridad ya no se ha vuelto a hacer, siendo una rareza muy chula esta peli.

      Y gracias master, al final gasté más tiempo en buscar datos que cuidar la escritura del artículo, lo he notado y creo que podría mejorarlo. Pero a lo hecho pecho y así se queda, para aprender y mejorar futuros artículos, ea.

  3. Spykidey dice:

    Todo el cine anterior a 1990 es mierda. Y si requiere de maquillaje o efectos especiales, mas.

    • Fosforo dice:

      Obvious troll is obvious

    • Nubis dice:

      Es una pena, oye, que digas tan a la ligera eso despreciando los cien años de cine que habrán ahí en esa mierda, que no sepas ver que toda época del cine, toda, ha tenido sus grandes obras. Me da pena que no sepas disfrutar y apreciar el trabajo y cariño que supuso la creación de efectos especiales sin ordenador, eso que hubo antes y la evolución lógica que se formó.

      Me da pena, pero allá tú.

  4. Nunca entendí por qué se menosprecia tantísimo el GGI en las películas.

    ¿Que hay mucha mierda? Coño, como si las maquetas y el stop-motion de Robocop 2 fuera lo más de lo más. ¿Que se utilizó mucho? Pues sí, como toda tecnología incipiente. Basta ver cualquier cosa en los 90 para ver que había que meter CGI como fuera. Pero creo que aunque se haya utilizado mal, si vamos pillando escenas BIEN del CGI y las ponemos en un post, lo mismo veíamos cosas muy bien hechas que nos harían dejar de tener esa puñetera nostalgia…

    • A ver, ni todo el CGI es malo ni todo el animatronic-látex de los 80 era bueno. Claro que no. Pero tampoco se entiende por qué se menosprecia tanto lo segundo en la actualidad, ¿quizá porque es caro o requiere más trabajo? Lo que quiero decir (que repito en mi post, más abajo) es que últimamente abusan del CGI más de lo que deberían. Digamos que lo hacen todo muy artificial y no siempre funciona, se echa un poco más de menos algo de trabajo artesanal, que con una mezcla entre ambos se consigue un acabado maravilloso y muy realista, que perdura durante décadas sin que envejezca mal, ha quedado más que demostrado.

      Al final todo se resume en hacer las cosas bien. Y no te equivoques, algunos no hablamos desde la nostalgia, yo vi ambas de la Cosa (antigua y moderna) recientemente, ¡y me quedé flipado al ver los efectos de la primera tan convincentes!

      • Fosforo dice:

        Ejemplo de CGI vs latex: La saga de Alien.
        Y ahora siendo serios, yo no soy nada nostálgico de esta etapa, pero hay cosas que creo que son mil veces mejor en “analógico”.
        Un ejemplo que siempre digo: La película Team América (una de mis predilectas), donde todas las explosiones son explosiones reales, destrozando elaboradas maquetas de edificios y muñecos. Algunos de esos efectos de fuego y explosión son inimitables, en ninguna película actual quedan así de bien.
        Otro ejemplo, The Expendables, con esa escena final con fuego donde canta tantísimo que no hay fuego de verdad en la mayor parte de las escenas de los personajes. Hace 25 años se hubieran buscado la vida para hacer la escena con fuego sin que a los actores se les achicharrasen las canas, pero aquí se tira de un poquito de ordenador y yasta.
        Por otra parta, ¿alguien puede dudar de que la tecnología CGI ha permitido películas y escenas que hubieran sido imposibles en latex? Pues eso.

    • Eso sí, apoyo un post dedicado a los mejores efectos de CGI. Que hay encargados de ello que merecerían ser nombrados.

    • Nubis dice:

      He sonado nostálgico la verdad, pero no desprecio el CGI tanto como parece, simplemente critico el producto rápido y el no marearse solucionando todo con ordenador.
      De CGI para mi la Light&Magic de Lucas es una pasada, aunque no me molen mucho las pelis de los Transformers, reconozco que me creí ver al puto Optimus Prime “en persona”, que las peleas en mitad de la ciudad de robots gigantes son un currazo y te meten dentro. De las nuevas de Star Wars nunca se me olvidará lo fascinante que resulta el planeta Camino y sus seres, que parece más una filmación real que ordenador (con el tiempo, ya veremos si se sigue notando así). Y un buen ejemplo para apoyar mi punto es en Iron Man, donde el ordenador es excelente pero fíjate en las escenas donde sale el actor con el traje, quedan más naturales y permiten a este actuar con más realismo, queda más cotidiano y hasta te olvidas que lleva una armadura que no existe.

      En resumen, creo que cuando se filma algo que está ahí se consiguen mejores resultados que crear a partir de una croma, que esa es otra, los actores lo harán mejor si están en un paisaje real que en un estudio vacío con un fondo verde, imagino a los pobres les costará un pelín más meterse en el papel.

  5. Pero qué “bonitos” eran los efectos especiales ochenteros, cuando tenían que dar rienda suelta a la imaginación para suplir las limitaciones del material y se apreciaba mucho mejor ese laborioso trabajo para dar realismo a esas bestias que expones. De hecho, hoy en día se ven los mejores FX cuando se mezclan las posibilidades del CGI con los animatronics de toda la vida, con su látex y demás, dan una sensación mayor de verosimilitud.

    El mejor ejemplo de lo que digo está en la última de la Cosa, la precuela de la película de Carpenter. Si se compara con la original sale perdiendo en efectos especiales, ¿cómo es eso posible, llevándose entre ambas cerca de 20 años de diferencia? Eso demuestra que con el CGI… algo están haciendo mal.

    Por cierto, del bestiario que expones me quedo con los Payasos del Espacio (en serio, son más hilarantes de lo que creía, se ven falsos pero muy ingeniosos en sus métodos, me mola) y con los efectos de la segunda parte de la Mosca, que son bastante buenos y creíbles dentro de sus posibilidades.

    En resumen, que hay que aprovechar las nuevas tecnologías, pero nunca sin olvidar todo aquello que en el pasado funcionaba.

    Y para acabar: STAN WINSTON RULES! El más grande entre los grandes. Su último trabajo fue Iron Man, ¿sabéis? Qué genialísimo.

  6. Pues sí, tenías razón Nubis. El artículo me ha encantado.
    No rechazo el GGI pero todo este mundo de látex, monstruos babosos y sangre artificial me apasiona.
    Fíjate que Hellraiser no me convenció del todo como película pero la estética de sus monstruos, o esa escena en la que el cuerpo surge del suelo son estupendas.
    Por otro lado Cronenberg tiene sus más y sus menos en esto de las películas pero ya es un sello personal esa violencia tan explícita y repugnante que tiene su cine. No conocía los nombres Chris Walas y Stephan Dupuis pero olé sus cojones, la escena de Scanners es una de mis favoritas, la mosca es una delicia en lo que a ascazo se refiere, o Videodrome con todo ese rollo de “La nueva carne” con esa escena del hombre deshaciéndose en tumores,escalofriante. Luego en un terreno más realista tienes como has señalado la escena del baño de “Promesas del Este” o ciertas escenas de “Una historia de violencia”, que son un puñetazo en el estómago de lo crudas y realistas que son.
    Y bueno creo que el trabajo que se hizo en “La Cosa” es irrepetible, nunca un bicho de plástico quedará tan amenazador y real como en esa película. Aunque “Alien” no se queda atrás en cuanto a mal rollo hay escenas que han envejecido mal y sigue siendo un tipo metido dentro de un traje. En la cosa sin embargo nos regalan escenacas como esa transformación del perro, la autopsia fallida con la que casi aplaudo la primera vez que la vi por lo mucho que me sorprendió y la posterior cabeza convirtiéndose en araña. Una maravilla oiga.

    Pues eso que excelente artículo, me gusta que te acuerdes de Harryhausen. Siempre me han llamado mucho la atención sus creaciones. Es como verlo jugar con muñecos.

  7. juanespadas dice:

    Ray Harryhausen.
    Punto.
    😎

  8. mariods86 dice:

    Precioso, interesante y más que trabajado artículo. Bravo. 🙂 Y sí, personalmente, prefiero un buen trabajo artesanal al mejor CGI. Porque seamos sinceros, aún no se ha conseguido efecto de ordenador que verdaderamente sea creíble o que pueda hacerte decir “coño, está ahí mismo, con los actores”. Es casi imposible. La única peli en que he llegado a pensar eso fue precisamente en Jurassic Park, y ya ves que gran parte de los efectos especiales eran muñecos. Hasta ese tiranosaurio, que yo sigo flipando cuando veo ese documental en el que muestran como llegaron a construirlo, impresionante. 🙂

    • Nubis dice:

      Ahí está tío, Spielberg pudo abusar del buen ordenador de la época como ya se había visto en Terminator 2, toda una revolucionaria en efectos especiales. Pero como es un director de la vieja escuela, pues nada, habló con Winston y este con su super equipo de héroes humanos construyó un maldito robot gigante… luego pasa lo que pasa, que te pones a jugar con los otros chavales haciendo el Tiranosaurio o el Velociraptor de una manera tan natural gracias a que en la peli estaban ahí, justo al lado de los actores como bien índicas.

  9. Nubis dice:

    Para romper una lanza en favor al CGI, diré que los aliens de la peli “Distrito 9” me parecieron sublimes, salí del cine creyendo que me iba a cruzar a uno y lo iba a ver tan normal. Un trabajo muy bien hecho, ya te digo.

    • mariods86 dice:

      Hombre, esque en esa peli son tan “humanos” que da hasta miedo, y a ello también ayuda ese modo de dirigir. XD Aparte de todo el mensaje social y tal (que, por otro lado, nunca entenderé como porras triunfó más Avatar, cuando esta otra, partiendo de una premisa idéntica resulta mucho más interesante y entretenida).

    • Es que esos aliens son una mezcla de animatronics y látex con CGI, oiga. 😀