Scott Pilgrim, el cómic

Publicado: julio 2, 2012 de Fosforo en Libros y comics

Hace ya bastante tiempo que debo por este blog una reseña del cómic de Scott Pilgrim, después de mi visión de la película. Me da miedo hacerlo por dos cosas. Primero, porque voy a quedar como un horrible fanboy, segundo, porque en los comentarios del citado post sobre la peli ya dijeron muchas de las cosas que me gustaría decir a mí sobre esta obra. Quiero por tanto aclarar que esta es la reseña de un fan incondicional de la pequeña saga de Bryan Lee O’Malley, y que usted puede llevarse un pequeño chasco si se deja llevar por mis impresiones. Mi consejo es que lea esta obra y la disfrute al 100%, porque Scott Pilgrim es, por encima de todo, una obra de entretenimiento.

De modo que olvídate de lo pretencioso del slice of lifeen el cómic promedio, y déjate arrastrar a la locura divertida y surrealista de esta obra. Si alguien me preguntara 10 cómics imprescindibles, 10 cómics que hay que leer, que vale la pena comprar y soltar hasta el último euro por ellos, esta saga estaría ahí. Seguramente a muchos les parecerá exagerado, pero como ya he dicho, soy un auténtico fan. Y en los párrafos siguientes voy a exponer mi punto de vista acerca de ello. Espero convenceros un poco de que tengo toda la razón.

Aviso, tanto el texto como las imágenes pueden contener Spoilers. De un cómic del 2004.

Lo primero que hay que entender para sumergirse en Scott Pilgrim es que su historia no transcurre en nuestro mundo. Igual que en ocasiones los cómics ocurren en universos donde hay superhéroes, o en mundos llenos de elfos y dragones, las historias de este cómic transcurren en un mundo de videojuego. Un mundo con malos finales, puntos de guardado, vidas extra, puntos de experiencia y mucho más. No es que estemos viendo un videojuego, sino que la historia ocurre en un mundo que sigue las reglas, más o menos, de un videojuego. Lo imaginativo y original de este punto de partida va a empapar toda la obra, y si te pierdes este importante detalle, seguramente todo te parezca raro y estrafalario. A mí me parece una idea con muchísimas posibilidades y muy inteligente, pero O’Malley no está interesado en todo ese abanico de opciones, lo único que quiere contarnos es la vida del pobre Scott Pilgrim.

El dibujo visto así puede no convencer. Leído es una pasada.

Y es que en esencia, por encima de las batallas con malos finales y demás patochadas de acción propias del videojuego (o el cómic) de turno, estos tomos son un slice of life, la historia de un chico que descubre a una mujer de la que se enamora, y su lucha por ser felices que es más una lucha contra ellos mismos que contra unos malvados que pretenden separarles. Sí, hay hostias, y complots para dividirlos, pero los mayores enemigos de esta obra son los miedos de Ramona, su inseguridad y prepotencia, la torpeza y falta de tacto de Scott y el equipaje de relaciones pasadas que ambos llevan a la espalda. Y esto está magníficamente retratado, de una forma cariñosa y realista, de una forma que puedes creer. Al final este cómic trata, sencillamente, del amor. Y no es bonito ni es sencillo, es doloroso, complicado, absurdo y está lleno de errores que serían fácilmente solucionables si no fuésemos, todos, unos completos idiotas.

Y no solo de Scott y Ramona vive el cómic, porque las cosas son mucho más complicadas que eso. Y ahí están las exnovias de Scott, y esas amigas que siempre te preguntas “¿Qué hubiera pasado si…?” y todo eso se arremolina a la vez, y cuando las cosas van mal con Ramona piensas de nuevo “¿y si…?”. Scott Pilgrim lo pasa realmente mal en un mar de dudas donde muchas veces, tomará la decisión equivocada, a pesar de que realmente, lo único que quiere, es que Ramona sea feliz a su lado. La profundidad con la que están tratados estos temas, a pesar de su aparente superficialidad, te llega hasta el fondo, porque quien más quien menos todos hemos sufrido estas situaciones, hemos tenido amigos que han vivido cosas así, cada día de nuestras vidas lidiamos con el conflicto personal y emocional que Scott Pilgrim nos plantea.

Y es sumamente fácil identificarse con los personajes, especialmente con Scott, porque todos nos hemos sentido así de tontorrones y frustrados. Es una experiencia magnífica cuando un protagonista que no te cae bien y al que desprecias, al mismo tiempo logra hacerte sentir identificado. No es una experiencia agradable, no te provoca ninguna sonrisa, pero afecta directamente al lector, y no hay nada más poderoso que eso. No solo en el amor, también su relación con sus amigos, como se distancia de ellos, como le dan de lado, como descubre que las cosas ya no son como él las había dejado antes de sumergirse en hacer otras cosas. Los últimos dos tomos de los 6 que componen esta obra son desesperadamente tristes, y al mismo tiempo realistas y cercanos. No hace falta una invasión del mal a ningún reino de fantasía, ni ningún terrorífico monstruo que nos acecha desde la oscuridad de una nave espacial para hacernos sentir tan desoladoramente mal. A veces solo hace falta contar bien una cosa que todos hemos sentido.

Esta es Ramona Flowers ¿No es preciosa?

Pero no todo el cómic es triste, sino que cuenta con un humor muy fresco y divertido, que sabe cuando quedarse al margen y sabe cuando golpear las páginas para hacernos reír (eso tan difícil). El humor de Scott Pilgrim es absurdo y es bueno. No se trata de que sea gracioso porque reconocemos una referencia, a pesar de que hay (y vamos a reconocer) muchas, sino que es gracioso porque tiene unos diálogos graciosos, y unas situaciones delirantes. El mejor personaje en ese sentido es Wallace, el amigo gay de Scott, que pasa entre entrenador espiritual a lo Yoda y secundario cómico con un punto cabrón. Sin embargo, todos los personajes tienen sus momentos simpáticos, incluso el propio Scott, cuyo patetismo no solo logrará emocionarnos, sino que muchas veces sencillamente nos burlaremos de él y de sus fobias y manías.

Y para no perder el ritmo, la obra se completa con las famosas luchas y patadas, combates originales y muy divertidos que van de lo superheroico a lo humorístico. Todos los secundarios tienen su punto de carisma, y también de patetismo (al fin y al cabo se trata de un grupo de idiotas que siguen yendo detrás de una chica que hace años que les dio calabazas). Al mismo tiempo pueden molarte que reírte de lo lamentables que son (e incluso pueden “sonarte” a ese exnovio de tu amiga que no la deja en paz). Todo lo heroico de esta obra es solo una magnificación de lo mundano (como Sucker Punch pero mejor hecho), una versión de videojuego machacabotones de lo que hay en la vida real. ¿He dicho ya lo genial que es este cómic?

Otro de mis personajes favoritos y que en la peli ni fu ni fa, Kim.

Pero si los personajes y la trama son geniales, el dibujo y la narrativa no se quedan atrás. Y es que es, parafraseando a Sentei: uno de esos estilos que nada más verlos te hacen pensar: “dios, que ganas de plagiarlo tengo”. Es sencillo pero efectivo, es resultón y claramente identificable. Tiene personalidad y trazo, pero a la vez, no nos distrae. La evolución tomo a tomo también es apreciable, especialmente en los fondos, donde pasa de un estilo también caricaturesco a algo mucho más definido y realista (terminando de darle esa estética “manga” que tanto tira para atrás a algunas personas). Y además de ser muy expresivo, es también MUY EXPRESIVO. Logra hacer que cuatro trazos no demasiado diferentes al del resto de personajes te hagan saber, sin ningún atisbo de duda, lo guapa que es Ramona, lo cortito que es Lucas Lee o lo chulo prepotente y perturbado que está Gideon. Me encanta. Es muy difícil lograr que te enamores de un garabato, y el cómic logra que yo me enamore de Ramona Flowers. Luego en la peli pusieron a quien pusieron y acabaron de liarla.

Hola, soy un pie de foto que no os interesa.

Realmente creo que pocas veces se disfruta de algo tan sencillo y tan efectivo (se me ocurre así, a bote pronto, el dibujo de Schulz) como el dibujo de Scott Pilgrim. Para cualquier al que le guste dibujar va a ser, como decía más arriba, una revelación. Unas ganas de plagiarlo todo y constatar que no te queda igual de bien. Porque hace mucho con muy poco y eso le da miles de puntos al cómic. La narrativa, para colmo, es divertidísima, saltándose la lógica, la coherencia y la cuarta pared por donde quiere. Desde varias páginas donde los personajes nos enseñan a preparar la cena que van a tomar en el 2º tomo, hasta la “muerte” de Scott, en el último, pasando por los innumerables cartelitos con comentarios y notas del autor, las tablaturas de las canciones de los grupos o las escenas por el sub-espacio. Me encanta como se atreve a transgredir el medio, a romper las reglas. Esto es un cómic bien hecho.

¿Y qué decir de las referencias a música, cine, cómic y videojuegos de la obra? Sin ser cargante ni su motivo principal, O ‘Malley sabe crear el universo medio de un chaval de 22 años aficionado a la subcultura y al rock independiente. Sabe dotar a los personajes de un trasfondo que más o menos reconocemos y que parece completo y real (no como la película). Los personajes tienen aficiones, les gustan cosas, y podemos conocerlas. Me encanta.

Crisis Creativa garantiza que no hay personajes interesados en la prima de riesgo en este cómic.

Como digo, me parece un cómic indispensable, una obra necesaria que todo aficionado al cómic debería leer. Cambia la percepción que tienes sobre el medio, sobre los cómics románticos, sobre los cómics de acción. Agita tu cabeza y te conmueve hasta que quieras llorar, pero te divierte y te entretiene. Es una historia real, como la vida misma, pero en un mundo diferente. Es prácticamente redondo. Si no lo habéis leído, dadle una oportunidad.

 Post dedicado a Lord Urko que me puso más fácil hacerme con todos los tomos.

Anuncios
comentarios
  1. spikereven dice:

    Por primera vez no tengo nada que aportar, ¡suscribo todo lo dicho! Para mi, personalmente, es de esas lecturas que me han hecho querer dedicarme a contar historias.

  2. odiolitos dice:

    Ñarr, la manía que le tengo… ¡Me compré los tres primeros tomos, y acabé regalándolos! Supongo que no debería juzgar habiendo leído sólo la mitad, pero la verdad es que me pareció planísimo.

    Que sí, el dibujo es resultón, y la idea no está mal, pero a mí me cansó enseguida. Los personajes me parecían planos, y aunque veo lo de la “realidad videojueguil”, me dio la sensación más de un recurso para quedar original que otra cosa.

    En fin, ya saben ustedes dónde dirigir las piedras…

    • Fosforo dice:

      ¿Personajes planos? Ya digo que para mí el mejor momento narrando personajes son el 4º y 5º, pero cuando llegas ahí no veo en absoluto personajes planos, sino que los vamos conociendo y, como cuando conoces a alguien, al principio sabes poco de ellos y luego vas aprendiendo más. Y en el tercer volumen ya llevas mucho camino hecho en eso.
      Lo de la “realidad videojueguil” claro que es un recurso para que la obra sea original. ¡Eso lo hace diferente y destacable en el estante de la tienda! Al fin y al cabo, de eso se trata si quieres vender en un mercado tan saturado como el de la historieta (y encima en formato manga). Por otra parte, también creo que es que al autor le apetecía meter frikadas de cuando en cuando y se sirvió de ese recurso.
      Vamos, que donde usted ve personajes planos yo veo personajes realistas que van creciendo, y sobre lo de la realidad videojueguil no entiendo que tiene de malo.
      Piedras no, bastante tiene con no disfrutar del cómic XD

      • odiolitos dice:

        Pues mira, será que precisamente he pillado los tres tomos en los que no se desarrollan los personajes, o lo hacen por generación espontánea. Porque mi sensación es esa: los rasgos de personalidad aparecen por arte de magia, de una página a otra y porque los personajes dicen tenerlos. No ves indicios hasta que ¡PUM! dicen que son de una manera, y volantazo a las motivaciones. Como las apariciones de los exes, pero con rasgos de personalidad.

        Y mi problema con la realidad videojueguil es, en cierta medida, el mismo: no me vale con que me saques flechitas señalando a los personajes y me digas en seis palabras cómo son. Quiero verlo, entenderlo por sus acciones y palabras, no por la ficha de PJ.

        Vamos, que mi problema con lo que he leído (y mira que quería que me gustara, igual que la peli…) es que avanza a trompicones, y todo me parece sacado de la manga para avanzar la trama. Igual me leo los que me quedan y se me amanece la virgen, pero habiendo leído la mitad exacta no me dice nada.

        En fin, eso es lo que hay…

        • Fosforo dice:

          Si no te han gustado los 3 primeros, hay pocas posibilidades de que te gusten los otros, porque aún siendo mejores, mantienen mucho “el rollo”.
          Ya está, supongo que no todo el mundo puede amar Scott Pilgrim como yo. Que le vamos a hacer.

  3. mariods dice:

    Bueno, por mi parte solo puedo decir que esta es una de esas obras que, aunquesí que he podido leer fragmentos gracias a gente que me ha prestado algunos tomos, aún tengo pendientes de leer por completo -sigh, no me matéis- Pero desde luego, lo poco que leí de ellos me ha parecido más que interesante, el estilo es más que personal y la narrativa, tal y como comentas, es tan fluída y expresiva que consigue sumergirte en la historia. Tengo ganas de pillármela entera para poder dar una opinión mejor.

    Y mira por donde, una más que interesante review positiva (con leves críticas salteadas a la peli, pero bueno, ya es algo). XD

    pdd: Lo de “Hola, soy un pié de foto que no os interesa” me ha matao. XD

  4. A mí también me enamoró. Me los tuve que leer del tirón porque es que era terminar uno y tener la imperiosa necesidad de leer el siguiente. Un pastón que me gasté ese mes.

    Me encanta la historia, los diálogos, los personajes y el dibujo. No sé qué más le puedo pedir.

  5. Fran_Bicho dice:

    La verdad es que, una vez más, no tengo nada que aportar a lo ya dicho. En este caso, estoy 100% de acuerdo con todo lo expuesto por Fosforo, y sólo quería dejar constancia de ello.

  6. Nubis dice:

    Gran obra, ya te digo, un cómic obligado para nuestra generación pero donde las anteriores no lograrán ver el porqué es para tanto y las posteriores a saber. Es el riesgo de pertenecer a una generación específica y crear una obra sobre ello desde un punto de vista no histórico.

    Estoy contigo en eso que aprovecha el medio que supone un cómic hasta reventar la imaginación. Es un estilo que me encanta y los personajes no tienen miedo a reconocer su condición. Es como quien admite conocer la realidad de este puñetero mundo y en lugar de dejarse llevar se enfrenta con buen humor ácido o no. Eso le da vida a los personajes y un punto más para empatizar.

    Aunque vamos a ser sinceros, al autor se le nota novato y patoso, ha cometido el error de crear una Mary Sue/Gary Stu en su historia. Pero ese es el punto fuerte, el como lo cuenta a pesar de notarse, y el como es tan real a pesar de haber tantos elementos fantásticos (ojo, pero no en todo momento, solo cuando debe tocar) y lo bien que sienta ver una lucha cotidiana de buscar empleo, una discusión de pareja o ir a ver un concierto pero en plan con rayos de energía, katanas poderosas o demonias invocadas. La vida es metáfora después de todo.

    Estoy esperando a la nueva ola del “Cómic canadiense”, que lo raro es que no haya surgido ya con la escuela que habrá creado Scott Pilgrim, pero tiempo al tiempo, ya veréis.

    • Fosforo dice:

      Personalmente no creo que tenga demasiados problemas “generacionales”. Como digo, en las referencias no está el eje del asunto. Quizá para una generación que no tenga contacto ninguno con los videojuegos…pero creo que la mayor parte de conceptos son suficientemente estandar e inmortales como para que casi cualquier lector de cómics actual pueda reconocerlos.
      Y para las generaciones posteriores igual, no creo que haya problema ninguno con conceptos como Vida Extra, Punto de Guardado, Subir de Nivel o Barra de vida. Son conceptos casi universalizados.
      Sobre el Mary Sue/Gary Stue, creo que ha llegado un momento en que todo personaje que no tenga 24 pasados siniestros y oscuros con 24 motivaciones distintas y un principio de esquizofrenia se le califica así. Yo veo personajes diferenciados con personalidad, y sobretodo un pasado. No son meros objetos decorativos, que es lo que se supone que representa el término de Mary Sue.

  7. Superlayo dice:

    “Al final este cómic trata, sencillamente, del amor. Y no es bonito ni es sencillo, es doloroso, complicado, absurdo y está lleno de errores que serían fácilmente solucionables si no fuésemos, todos, unos completos idiotas.”

    Amén a eso. Cuanta sabiduría encerrada en tres líneas. Volviendo al tema que nos ocupa, y como MarioDS, aún tengo pendiente leerme los cómics, pero la película me gustó bastante, así que supongo que por lo que he leído por CC, la experiencia sólo puede mejorar… (Lo más cercano que he estado al estilo de dibujo manga ha sido El Vosque, así que dudo que si no hubiesen hecho peli hubiera pensado siquiera en acercarme a Scott Pilgrim)

  8. Tremenda saga, aunque la pelicula no me parece tan buena como dicen muchos. La lei hace un par de veranos por internet, y corrí presto a comprarmela. Ahora ocupa un lugar de honor en mi estantería, con Sin City, Mafalda y Pratchett

  9. ESTE COMIS ES UNA BERGA MEGOR LEAN LOS DE SU HAMIJO I BESINO ESPIDERMNA

  10. Sentei dice:

    Joe y es que aún tengo ganas de plagiar ese estilo! En fin, si quedara algo por decir lo diría, pero es que coño! No te has dejado nada!

  11. No lo incluiría entre los 10 mejores cómics que he leído, pero es que he leído muchos. Más Kim y menos Ramona.

  12. Chuck Draug dice:

    Le encasquetaría un “tampoco es para tanto”, pero 1. no soy Bóinez 2. estaría mintiendo.

    Vale, mentiría también si dijese que me parece de lo mejor que he leído, pero sí, me gusta Scott Pilgrim. Bastante. Aunque estoy de acuerdo con Nubis en que alguna parte es demasiado de una generación en concreta (los 90, más concretamente), si bien el tema de videojuegos es algo que es un poco más universal para las generaciones a partir de los 80, por lo que no es demasiado grave ni tampoco lo consideraría un defecto. Además, es una historia de amor y de madurez, lo de los videojuegos, con sus habilidades y los chistes y referencias a la cultura popular son solo adornos. Adornos que quedan bien e incluso enriquecen.

    Y debo ser de los que no tiene a Scott en muy buena estima. Es que ni como Gary Stu sirve, y mira que tiene todas las papeletas… lo mismo es una parodia de los Gary Stus y las Mary Sues, de ahí que me parezca poco más que un tonto l’haba que va madurando a medida que va transcurriendo el cómic.

    Una cosa que comenta Litos sobre las personalidades de los personajes: son arquetipos y poco a poco se va viendo que son más que lo que su arquetipo muestra. Y estoy con el Tipo de la Brocha: más Kim, menos Ramona. Y es curioso, porque Ramona no me cae mal ni nada, pero es que Kim es mucha Kim y a mí me jodió lo suyo que en la película fuese un personaje terciario, porque ni a secundario llega. Serán las limitaciones de la adaptación, o eso quiero creer.

    Otra cosa: el estilo de dibujo. Me gusta mucho, muy personal… pero al principio me costaba diferenciar a las chicas, incluso a pesar de los peinados, O’Malleys tiene tres o cuatro modelos de caras (bueno, cinco: no olvidemos a Knives xD) para sus personajes y va tirando, pero a medida que avanza la historia evoluciona, y para bien. Y se agradece.

  13. red bat dice:

    A mí no me gustó. Quizá esperaba otra cosa, algo más gamberro, más desenfadado, yo que sé. Pero una buena parte del primer tomo es roooooooollo de historia de amor con algún despunte, hasta que la cosa se desmadra con la irrupción del primer jefe final. Y después volvemos al coñazo. Esa forma de romper el ritmo, de tirar todo el trabajo previo por la borda… Me dejó roto, lo encontré algo gratuito y demasiado forzado. Seguí leyendo un par de tomos más (creo que lo dejé en el 3) y aunque la cosa está bastante bien hilada, no me gusta. Reconozco el buen trabajo del autor, el nivel narrativo con el que juega, la forma de romper tópicos para contar una historia de amor y ganar en originalidad y frescura, pero a mí no me llega.
    Eso por no hablar de la pésima edición que tenemos en España. Si alguien tiene toda la colección sin que se le haya salido una página, que le haga una foto.

    • Fosforo dice:

      Yo los tengo todos intactos. Es más, he llegado a tener 9 tomos en mi poder (los 3 primeros repetidos) y a ninguno se le había caido ni una hoja. Y yo soy de leer en el Metro, de llevar los cómics en la mochila y de releer y releer hasta la muerte.
      Sobre la ruptura del ritmo, depende de lo que te guste. Si querías peleas y batallas, sí, tienes razón. Si lo que te interesa es la historia de amor, entonces, amigo, el cómic no te aburre. Lo que tu llamas rollo yo lo llamo “lo que mola”.

      • red bat dice:

        Yo los saqué de la biblio, pero no sé que pasa, que parece que aunque no tengan ni un año, los libros se pudren solos al ponerlos en las estanterías.
        Y si hubiese seguido una historia de amor, con alguna que otra licencia majara, quizá me hubiese gustado. Pero se me hace un contraste demasiado basto entre los “rollo-normal” y la demencia de las peleas. Me rompía el ritmo de lectura demasiado.

        • Fosforo dice:

          Como ya he dicho un par de veces, creo que es un tema de expectativas. Si esperabas un cómic de peleas, te descoloca tanto “rollo” de rutina e historia de amor. Si esperabas desarrollo de personajes, te gusta, y puedes encajar las peleas de otro modo. PEro entiendo lo que quieres decir.

  14. Me encanta este cómic, es verdad que al principio esperas que sea mas gamberro con situaciones bizarras y todo eso, pero con el desarrollo de la historia me pego una hostia a mi criterio por la gran madurez que llega a atravesar el personaje y las situaciones que llega a afrontar para llegar a se una mejor persona.

    Scott Pilgrim no es una historia de amor o de peleas propiamente tal, sino una historia en la que predomina el abandono de nuestros comportamientos que nos hace que nos comportemos como unos niñatos y que afrontemos nuestros problemas con madurez y valentía.

  15. tobias :D dice:

    hola , fosforo dejame decirte que fue la mejor explicacion del comic , pero tengo un gran miedo , creo que me obsecione u.u hasta peor que vos , creo que ultimamente mi vida esta girando en torno a este comic , lo admito la peli es buena pero creo que no se compara en lo absoluto con el comic , y te comento por que mi miedo … me falta leer el tomo 6 u.u y no se como termina . yo vi la pelicula y vi el final alternativo que no me gusto nada , es ese que termina llendose con knieves :/ , ahota tengo miedo de que el comic temrine asi u.u esto es demasiado parar que me falle asi . de todas formas me parecio muy completo tu aporte y lo suficientemente convinsente para el que no lo leyó .

  16. Grandísimo Scott Pilgrim y muy buena reseña!