«For the sea will swallow up the mountains
And the sky will throw thunder-bolts and sparks»

Straight to You, Nick Cave & the Bad Seeds

 

Hace poco se emitieron por televisión la segunda entrega de la saga mutante, X-Men 2. Cómo no, fue TT en Twitter y mi TL se vio inundado de comentarios positivos sobre la película, que si era la mejor de la saga, que si tenía mucha profundidad y (lo peor), Fosforo dijo que era su película favorita de superhéroes.

Leyendo esto, no me quedó más remedio que plantearme dar un golpe de blog y tomar las riendas de Crisis creativa, que claramente está en manos de un demente. Sin embargo, antes de tomar una decisión tan drástica, he decidido darle a Fosforo la oportunidad de que se redima y vea que X-Men 2 tampoco es para tanto. Bueno, a él y a muchos de ustedes, que sé que también están en el ERROR.

Dama Mortal, compitiendo en patillas con Lobezno.

Ya cuando vi esta película por primera vez, allá por el lejano 2003, se me hizo algo pesada y aburrida, especialmente ese farragoso acto final que ocupa prácticamente la mitad de la película. La volví a ver un tiempo después, y la sensación no cambió. Sin embargo, quién sabe, a lo mejor un tercer visionado cambiaba mi percepción de la película. A fin de cuentas, ahora sé valorar muchas cosas que antes no. Por desgracia, la cinta ha salido peor parada al volver a verla: me ha resultado más soporífera que las dos veces anteriores, y eso que iba con buena predisposición.

Si lo bueno de X-Men era su corta duración (hora y media escasa) y que iban al grano, en la secuela nos encontramos con unas ínfulas que no hacen ningún bien a la historia, inspirada vagamente en la novela gráfica Dios ama, el hombre mata. A grandes rasgos, William Stryker, responsable del proyecto Arma X que le dio el esqueleto de adamantium y sus garras a Lobezno (o no, pero ya saben cómo es esto de los retconeos), planea crear su propia réplica de Cerebro para acabar con los mutantes.

Además de los consabidos cameos, X-Men 2 incorpora algunos nuevos mutantes a la plantilla, como Dama Mortal, Pyro, Mente Maestra y Rondador Nocturno, al que no se le saca todo el partido que se podría. Sí, le vemos rezar en un par de escenas para que sepamos que es creyente y demás, pero no se explota ni una fracción del potencial del personaje. En su lugar, solo tenemos una poderosa primera escena en la Casa Blanca, mientras que el resto de la película se la pasa rondando, ejejjejjjejejjjejejj.

«¡Javier Krahe ha ofendido mis sentimientos!»

Dama Mortal está para cubrir el hueco dejado por Dientes de Sable, y es que Lobezno tiene que tener alguien con el que afilarse las garras, ¿no? Pues nada, cogemos a una de las némesis emblemáticas del mutante canadiense, la reducimos a mero peón de Stryker, le damos una frase en toda la película y hale, tirando millas.

En cuanto a Pyro, no es más que el clásico personaje que empieza en el bando de los buenacos al cual se le ven las intenciones de irse de parranda con los malotes desde el minuto uno. Y es lo que pasa, claro. Algo que tampoco pilla de sorpresa a cualquier conocedor de los cómics, pero ya ven. El caso es que lo único que produce Pyro es ganas de matarlo a patadas en la boca, porque es tan chulo que es un dolor. El típico cani que da por saco con el mecherito, con el añadido de que este es pirokinético, por lo que puede dibujar un «toOo wApOoOoH» con llamas. Lo que faltaba.

¿Y los personajes antiguos QUÉ? Pues ahí están, bastante desdibujados en la mayoría de los casos. Jean Grey está preocupada porque su nivel de poder está aumentando y tiene malos presagios, y así nos lo hace saber en dos escenas, y YA. Cíclope está de fondo, haciendo NADA. El Profesor X se pasa la mayor parte del metraje manipulado. Pícara interviene en dos ocasiones y luego a tomar el sol, y así. Tan solo Lobezno y Magneto consiguen mantener cierto empaque, y más por los intérpretes que por cómo están escritos los personajes.

«¡Ese Lobezno, cómo mola, se merece una ola!»

La historia, bastante soporífera y alargada de por sí (y es que no eran necesarias dos horas para esto) está salpicada de GENIALES! incoherencias argumentales. Por ejemplo, en un momento de la película, un misil alcanza al jet de la Patrulla, provocando que este se precipite hacia el suelo en una caída inevitable. ¿O no? No olvidemos que a bordo se encuentra Tormenta, cuyos poderes le otorgan control sobre el clima. Sin embargo, pese a las proezas realizadas anteriormente, como crear varios tornados, generar un poco de viento para frenar la caída se antoja imposible. Menos mal que, en un deusexmachinazo del quince, Magneto está ahí para frenar su caída en el último momento. MENOS MAL.

¿Otro ejemplo? Mística adopta la apariencia de Jean Grey para intentar triscarse a Lobezno. ¿Por qué? Porque sí, porque es GRASIOSO engañar a los buenos y demás. Bien, pues el crédulo de Logan no se da cuenta del percal hasta que ve que «Jean» tiene tres cicatrices en el abdomen, producidas cuando Lobezno se la clavó le clavó las garras en la Estatua de Libertad, en la primera entrega. Ajá. Por partes: ¿por qué Mística, que puede alterar su apariencia a voluntad, no oculta las cicatrices? ¿Y por qué Lobezno, que distingue a la gente por el olor, no se había dado cuenta?

 

En resumen, X-Men 2 es una película a la que las ansias de grandeza le impiden hacer lo único que se le pedía: entretener. Y es que no se puede estar dando vueltas durante dos horas para no llegar a prácticamente ningún lado. Desde luego, no es X-Men 3: La decisión final (de la que ya hablé aquí), aunque es curioso que la tercera entrega, pese a ser peor película, resulta más amena que esta.

Anuncios
comentarios
  1. Pues eso, que X-Men 2 está sobrevalorada. Si es la película favorita de superhéroes de Fosforo… No quiero ni pensar en cómo deben de ser las otras… xD

  2. Neyebur dice:

    Creo que Dama Mortal no suelta NI UNA FRASE en la película, eso es lo que menos me gustó, al igual que Dientes de Sable en X1 la hicieron muda, siendo una gran villana

  3. Nubis dice:

    Hombre, dentro de lo que cabe, es la que más historia tiene, o al menos la mejor hilada y con más fidelidad a los cómics. Las escenas de acción están bien y cierto es que algunos personajes parecen ser del montón, pero es que con tanto personaje en la plantilla ponte tú en una peli de dos horas a nivelarlo, es normal que quede así.

  4. Fosforo dice:

    No es que sea mi película de superheroes favorita (ahí está El caballero oscuro, y recientemente Los Vengadores, con alguna más que me gusta mucho). Dije, si no me equivoco, que era mi adaptación favorita de un cómic. Tampoco es estrictamente cierto (a mí me gusto Sin City) pero me sigue pareciendo una gran película.
    No la veo lenta, ni se me hace larga ni es soporífera. Rondador nocturno tiene una gran escena inicial, pero después todo el primer acto va sobre él, salva a Pícara cuando se cae del jet, y finalmente es el que introduce a Tormenta en la máquina. Se ve una escena donde pregunta a Pícara por qué no adopta una forma “humana” para pasar desapercibida, escena que concretamente me encantó cuando la vi la primera vez. En resumen, que decir que no hace nada o se pasa el día rondando es para darle a usted de boinazos.
    Pyro también me parece un buen personaje. ¿Previsible? Quizá, pero está bien que después de una primera parte donde los mutantes tomaban bando PORQUE SÍ, se ve a alguien que cambia de chaqueta de un lado a otro y su progresivo descontento con los Hombres X antes de irse con Magneto.
    Dama Mortal es solo una excusa argumental para que Lobezno patee el culo a alguien, estoy de acuerdo. ¿Y? Si hubiera inventado a un personaje nuevo para que luchase con Lobezno, nos quejaríamos de que “habiendo una selección tan rica de personajes donde elegir, tengan que inventarse uno nuevo”. Podrían haberla dotado de una larga y rica historia, pero entonces la película se saldría de madre.
    Que el Profesor X se pase toda la película siendo manipulado no quiere decir que no haga nada, o que no salga. De hecho es mucho más protagonista de esta cinta que de la primera. Vamos, que menuda chorrada. Lo de Cíclope sí se lo concedo, en mi opinión eso es lo peor de la película.
    Y las críticas pajeras de fan de los cómics y las dos o tres supuestas inconsistencias también concedo que están ahí, pero si nos ponemos a sacar en ese plan, en 15 minutos cualquier película de supers es un truño (Avengers incluidos).

    Ah, de modo que así se siente Draug…

  5. Chuck Draug dice:

    Oh, Fósforo, ahora sabes lo que es marcarte tochacos en los comentarios…

    Pues a mí en ningún momento se me hizo una película larga ni aburrida, ni en el primer visionado, ni en el segundo, ni en el tercero… Lo mismo es que soy masoca, no sé.

    Respecto a Rondador Nocturno, hay unanimidad en que su asalto a la Casa Blanca es una genial demostración de sus poderes. ¿Que luego no hace tanto? Confieso que me esperaba que Rondador fuese más un cameo, algo así como Dientes de Sable (ese papel ya lo cumple Dama Mortal, y tampoco es que me rasgue las vestiduras), así que ver que tuviera más peso me sorprendió gratamente. Sí, no es un protagonista a lo Lobezno, pero Kurt tiene un par de diálogos interesantes, como el que menciona Fósforo con Mística (que no Pícara). Llámelo tener las expectativas muy bajas visto lo que algunos mutantes eran en la primera película (que también me gusta, ojo).

    Vale, sí, Lady Deathstrike ha sido reducida a una matona más de Stryker, igual que Omega Rojo y Mariposa Mental son reducidos a meras comparsas de la Hermandad que se monta Magneto en X-Men 3, y que habría quedado mejor si en una película de Lobezno tuviera un papel más prominente… pero dentro de esta película, funcionaba. Por desgracia, no se puede hacer una adaptación tremendamente fiel, aunque podría ser peor: podría ser el Masacr…. ARGGGGGHGGAGADFASDFASDFAG… lo siento, quería decir Proyecto Arma XI de X-Men Orígenes.

    Y con Pyro no tengo mucha queja, cumple su papel y punto. Se encargan de darle un poco de rivalidad con Iceman y progresivamente va mostrando su desencanto con la Patrulla antes de cambiar de bando. Que vale, que es el típico “este se va a volver malo sí o sí”, pero no es una transición muy brusca.

    Algo que sigue sin convencerme en esta película, y en ninguna, es Pícara, se me sigue haciendo que exageran demasiado su preocupación por su poder. Que sí, que en los cómics también ha tenido bajonas, pero ya digo, lo hacen tan importante que angustia, incluso para una adolescente.

    Y creo que no podemos entrar a hablar en el tema de Magneto y Lobezno y que sean los más prominentes y sobre cómo se comen la pantalla, es obvio que es así, pero la obra sigue siendo coral, así que incluso aunque haya personajes fuera de sí o con poca presencia, hacen algo. No mucho, pero hacen.

    ¿Adolece de incongruencias? Pues sí, desde luego, y luego en la tercera película y en X-Men Orígenes la situación se agrava de una forma realmente preocupante, pero aun así son tonterías menores… bueno, no, lo de Lobezno y Mística/Jean no es tan menor, pero es que esto encima lo llevaron al ridículo en Orígenes… habría que hablar más de Orígenes, ahí sí que íbamos todos a soltar una de bilis en vez de estar en desacuerdo educadamente…

    Para mí sigue siendo una película bastante válida y a mí sí me entretuvo.

  6. Es justo la sensación que tuve la primera vez que la vi en el momento del estreno. Se me hizo aburrida y larga, y la presencia de Cíclope no ayudaba precisamente a aliviar esa sensación. Todos los comentarios positivos que he leído con el tiempo me han hecho plantearme el revisionado, y sin embargo aún no he encontrado el momento. Con X-3 iba con miedo de que además de una mierda fuese igual de aburrida y al final me quedé con un “bueh, al menos me he entretenido” pero lo de mierdaca no se lo quita nadie.

  7. Chavalita: es k fosforo es to friski

    Neyebur: ¡Y a Masacre en X-Men orígenes: Lobezno!

    Nubis: Prefiero la primera entrega con mucho.

    Fosforo: Discrepo por lo expuesto en el artículo. Esta noche se queda usted sin HAMOR.

    Draug: Lo de Pícara es pa’ cagarse, desde luego. Carisma cero y parecido con el cómic nulo.

    Dr. Commonhate: No la revisione, créame. Yo lo he hecho y ya ve cómo he acabado.

  8. En mi condición de mutante con poderes sobre el clima (y los chipirones, pero esa es otra historia), os garantizo que es más fácil crear tornados en plan bruto que controlar el viento para ayudar a aterrizar a un aeroplano.

    No diré tanto como que se me ha quedado coja la entrada, pero sí se me ha hecho corta.

  9. spikereven dice:

    Creo que lo que le ha pasado a la película es que ha envejecido mal (aunque tu defiendes que nunca te hizo tilín), ya que las comparaciones con los últimos aciertos cinecomiqueros la hace oler a rancio a kilómetros.
    A mi en su momento me encantó, fue un paso más allá de lo planteado en la primera, dándole mayor peso a la acción. Y aquí está la miga, dado que la adaptación de los personajes fue bastante farragosa en la película anterior (nunca perdonaré esa mierda de adaptación que hicieron con Pícara), la única manera de salvar el tema era centrarse en otras cosas, como por ejemplo la aportación al reparto de Rondador Nocturno. Tienes razón en que está desaprovechado, pero las escenas en las que participa son geniales y siempre que la ponen en la tele como poco me veo la escena inicial, simplemente genial. Incluso con todo eso, por aquel entonces fue una de las mejores películas de superhéroes que se habían realizado hasta la fecha, pero me da que por aquel entonces saltábamos de alegría con tal de que no fuese un atentado visual.

    Soy el primero que defiende que es muy difícil adaptar algo que tiene a sus espaldas más de 50 años de historias y tradición, y que obviamente hay que reformular gran parte para que funcione en el contexto de un guión de hora y media o dos horas, y esta trilogía no consiguió ni hacer una buena adaptación ni de aportar algo nuevo y con fuerza. Además con la aparición de X-Men: Primera Generación, que aún con sus fallos, sí logra aportar algo nuevo y más que decente haciendo una adaptación más libre, esta trilogía pasa directamente a ser un “entretenimiento” superficial sobre los mutantes.