Basura Digital; El Infinito Limitado

Publicado: mayo 24, 2012 de Nubis en Opinión

Pensado y discurriendo he llegado a una clara deducción que no hace falta investigar mucho para percatarse: al Ser Humano le gusta llenarlo todo de basura.

¡No te lo lleves! Que seguro que encuentro algo útil. Mira que buena pinta tiene esto...Cacacacacacacacacacaca, así, de repente, nada más empezar el artículo

Basura en las calles y en casa que tiene que ser recogida para amontonarla o enterrarla en una gran extensión. Basura en el fondo del océano donde nunca más puede ser rescatada y que se convierte en un extraño bocado mortal para lo seres que lo habitan. Basura en el cielo de forma gaseosa y oscura, la cual también habita bien calentita y refugiada en nuestro pulmones. ¡E incluso basura en el espacio! Dando vueltas eternas esperando a estrellarse entre sí a altas velocidades o a tener el curioso destino de desintegrarse con nuestra atmósfera y convertirse en ese polvo que limpiamos de vez en cuando en cuanto tenemos tiempo. Hay tanta mierda, ¡tanta! Que le podemos dedicar una canción graciosa con ritmo y rimas para poder olvidar y reírnos con estúpida felicidad de este problema. Que levante la mano a quien le ha venido cierto episodio de Futurama a la cabeza…

d

El principal objetivo de este artículo es hablar de un nuevo tipo de basura que ya existe de hace tiempo: la digital. Un tipo de basura que no ocupa espacio (físico) y que no molesta en absoluto cuando uno se acostumbra a ella, al igual que el resto de tipos de basura. Pero esta basura aunque tenga forma de ceros y unos, tendrá también su límite ¿no? Llegará el momento en que nos agobiemos de tanto dato basura.
Según datos
, cada mes pueden llegar a nacer 4.5 millones de páginas. Entonces, con sencillos cálculos matemáticos podemos deducir que en un año pueden surgir perfectamente casi 60 millones de páginas. Ahora imaginemos en 10 años, pero no hay que olvidar que se aplica una potencia, por lo que el crecimiento es gradual e imparable conforme más gente se une a Internet y nuevos servicios y dominios donde inscribirse surgen. El futuro del que hablo ya existe prácticamente, solo que va a ser más exagerado aún.
Cuando el mundo alcance tal cantidad incontrolable, ¿qué haremos con tanta montaña de datos en la cual nos situamos justo arriba pasando con astuta ignorancia? ¿Qué haremos con esos infinitos blogs abandonados sobre gente que habla de su vida? ¿Y qué haremos con esas infinitas fotos standard de la fiesta del día anterior? Todo tiene un límite, todo, incluso el océano que es Internet.

¡Ey! ¡Creo que está sonando el mio!¿Y dónde dices que está ese problemilla?


En mi imaginación visualizo una de esas historias de ciencia-ficción post-apocalipticas donde un tipo normal (lo normal aquí es pobreza máxima) que busca entre la basura que tiene forma de ciudad objetos que le ayuden a comprender el pasado. Cuando encuentra uno de estos (como un oso de peluche, por ejemplo) lo guarda en casa e intenta imaginar para que servía o donde habría llegado a estar. Tal extremo no llegará obviamente gracias a que nuestro mundo guarda muy bien la información y la historia, y más con Internet que es la nueva biblioteca de Alejandría. Pero enfoquemoslo en el sentido de que un internauta se podrá pasar días enteros investigando páginas abandonadas que no sirven absolutamente de nada salvo para hablar y recordar como eran las generaciones anteriores. Ya no harán falta a los abuelos para que nos expliquen su juventud, esa base de datos obsoleta como lo es Facebook muestra fotos de la misma, con sus cosas buenas y malas. Nuestros abuelos no nos contaron nunca si se drogaban o se iban de putas, ahora (entonces) el pasado basura de la red lo confirma.

No es descabellado, de hecho se está mostrando, pensar que en el futuro todos estaremos bien controlados gracias a la red. No hablo de los supuestos chips de ideas a lo “1984” de George Orwell, si no de que voluntariamente (pero a su vez, paradojicamente, inconscientemente) lo diremos todo sobre nosotros y estará registrado para absolutamente cualquier persona existente, principalmente gobernantes y empresas (no es ningún misterio, ya se ha hablado de ello en cientos de sitios).
Pero antes que nosotros hubieron millones de personas y estamos pisándolas con las botas del olvido. Esos millones (o trillones) de datos están ahí, ¿qué haremos entonces? Esto no se puede lanzar al espacio ni al fondo del océano, esto no se entierra y por supuesto no se puede ignorar eternamente. En un principio seguramente sea clasificada, y se pensará en borrar datos obsoletos para vaciar servidores. ¿Pero un familiar de un fallecido de una cuenta Facebook tendrá derecho a reclamarla? ¿Tendrá derecho a pedir que no sea borrada aunque sea solo por el recuerdo como si de un álbum de fotos se tratase? Puede ser, probablemente sí. Pero entonces llegamos a otro asunto, ¿hará todo el mundo lo mismo? Entonces poco vamos a borrar… decenas de leyes surgirán y abogados de un nuevo estilo defenderán datos basura para que su recuerdo no desaparezca. Se inventará un sistema para comprimir los datos por parte del gobierno o similar, pero entonces recordamos que todo tiene su límite… todo.
Es como si lo viera, “Cementerios de Usuarios” así tan normal y siniestro a su vez, donde pasearemos virtualmente por perfiles de difuntos mientras llegamos para ver el de un ser cercano, con toda su vida resumida en un bloque de texto desde que nació hasta que murió, siendo en la mayoría de sus fotos una juerga constante “¡Qué grande que fuiste Manolo! Nadie como tú para bailar en esas fiesta en el Pub del Rigoberto… y ya”.

Cementerio de... eh, espera, ¡esto es un render del año la pera!Stephen King pronto escribirá algo sobre esto

 

También imagino, no se porqué, en los cementerios físicos pantallas de ordenador en las tumbas donde puedes fisgonear como era esa persona a través del perfil que dejó en la red, recuerdos macabros donde las abuelas de turno cotillearán con sumo gusto para ver porque murió tan joven aquel chaval tan guapete y que sale disfrazado de diva en sus fotos del recuerdo mortal.

Quiero especificar la ironía que es el tener un espacio absolutamente casi infinito y que aún así se nos quedará pequeño. Se aumentará los servidores, sí, la memoria de los ordenadores cada vez será más titánica, sí, pero repito, ¿qué haremos con toda esa basura del pasado? Google tendrá que ser más potente aún si tienes que navegar por esa peculiar imitación de Universo creado, navegar con naves espaciales digitales para llegar al planeta más extremo solo para darte un sencillo dato. Me parece a mi que hacer los deberes va a ser cada vez toda una odisea.
Ante tal inmensidad, el mundo real se quedará enano en comparación, olvidándonos poco a poco de el, atraídos cual mosca a la mierda inmensa que supondrá el artificio digital que cumple toda promesa lanzada. Al final toda barrera entre ficción para olvidar y distraer y de realidad donde vivir experiencias y emociones será difusa, extraña, y todo andará mezclado sin entenderse nada de nada, pero nos dejaremos llevar aún así, olvidando sin más.

Ya lo he dicho alguna que otra vez, para mí la película Wall-E es la crítica definitiva a la humanidad y su sociedad, tanto actual como la que se avecina. El hombre quería abarcarlo todo, y parece ser que ya lo ha conseguido…

Anuncios
comentarios
  1. Siempre dice:

    Fantástica entrada. Algún día, es posible que alguien que hoy ni siquiera ha nacido la encuentre y exclamé ¡Este Nubis era un visionario!

    Un consejo, si me lo permite, registre esta entrada ¡Ya! o cualquier día ve la idea plasmada en una película y a usted ni lo nombran.

  2. Jarik Noah dice:

    También tienes que pensar de qué manera van a evolucionar las tecnologías. Cada día nos impresionamos más con innovaciones que ni si quiera imaginábamos. Tu has planteado esta hipótesis desde lo que tenemos ahora, pero tal vez dentro de 10 años comienzan a surgir métodos de reciclaje energético que no concebimos actualmente.

    Pero sí, este post es un magnífico acercamiento. Bastante probable.
    Todo apunta en el ambiente a que nos estamos destruyendo sin darnos cuenta…

    Pd: En el fondo nos va el sado, y nos divierte divagar con los mundos distópicos. 😛

  3. Fosforo dice:

    Crisis Creativa es un blog de contaminación masiva 😛

  4. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Basura Digital; El Infinito Limitado crisiscreativa.wordpress.com/2012/05/24/basura-digital-el…  por NubisMusic hace […]

  5. rafanas dice:

    Lo de la lápida con el Timeline de Facebook no lo veo nada descabellado. Es más, la gente lo querrá sí o sí.

  6. Dios JuanSe, me has sobrecogido con este artículo. Me has dejado de piedra, no me he planteado nunca todo esto que comentas. Es cierto, ¿qué pasará en un futuro? ¿qué pensarán nuestros hijos y nietos de nosotros cuando vean nuestros blogs, tweets, perfiles de facebook…? ¿Qué pasará con todo eso cuando muramos? Sorprendente.

    Y digo más, todo está destinado a perderse, tarde o temprano. Como lágrimas en la lluvia.

  7. Fran_Bicho dice:

    Genial entrada. Da bastante qué pensar. La verdad es que me parece sumamente emocionante imaginarme en el futuro rebuscando entre cientos de páginas obsoletas para recordar cómo se vivía en mi época y poder mostrárselo a mis hijos. Sin embargo, no sé por qué veo que los datos de internet serán aun más perecederos que fotos o libros, cuando los dueños de servidores y páginas se cansen de ellas, no les sean rentables o simplemente se queden sin espacio, y empiecen a eliminar basura sin pedirle permiso a nadie..

  8. mariods dice:

    Wow. Muchas cosas que no me había planteado. Cuando has mencionado a Stephen King, yo también he pensado en las posibilidades de una historia sobre datos perdidos de internet que de algún modo forman gracias a su conjunción una serie de pistas o piezas de puzzle que acaban desenmarañando una compleja trama de conspiraciones, hasta descubrir como se ha establecido un sistema dedicado a analizarnos de una forma más precisa y letal… no me rayo más, perdón. XD

    Artículo muy bueno. Pa guardárselo y que no se pierda en ese olvido internetero, sin lugar a dudas.

  9. […]  Fantástica entrada. Algún día, es posible que alguien que hoy ni siquiera ha nacido la encuentre y exclamé ¡Este Nubis era un visionario! -Siempre […]

  10. iris dice:

    no me interesa esta foto tarada

  11. Nubis dice:

    Iris, presentame a tu camello, tengo que decirle un par de cosas…