Tontos futuristas del Siglo XIX

Publicado: abril 2, 2012 de Fosforo en Opinión
Etiquetas:, , ,

Hace cosa de un año, una persona vino un día a mi puerta (metafóricamente, porque esto ocurrió en una conversación de Messenger) y me dijo “Tío, me voy a hacer steampunk”. Como es habitual en mi comprensiva y abierta mentalidad, estallé en una carcajada ruidosa y enorme ante la mamarrachada que supone que una persona, de un día para otro, decida que va a ser “cualquier cosa”. Lo de las tribus urbanas nunca dejará de sorprenderme. Aún así, intrigado, tuve la necesidad de informarme. ¿Qué era eso del steampunk? La primera respuesta que me brindó Internet era un género literario. Descubrí así que algunas de las novelas de ciencia ficción que había leído pertenecían a dicho género, y aún más, que también se había trasladado a otros sitios.

Gracias a esa persona (cuyo nombre no voy a dar porque soy así de agradable) descubrí que el “steampunk” se había pasado a la moda, y que algunos supervivientes de las distintas modas góticas, cybergóticas y cyberpunks; junto con el alimento habitual de estas tribus (adolescentes asociales) habían dado en crear una nueva tribu urbana, “los steampunks”. En aquel momento no le di mayor importancia que la de reírme un rato viendo los imposibles diseños, aburridas prendas e incómodos y absurdos complementos que vienen englobados dentro de esa moda steampunk. No sabía que en la época victoriana todo el mundo llevase gafas de aviador, pero parece que sí. ¿Acaso me voy a creer que sé más que los steampunks sobre esa época? ¡Seguro que saben perfectamente de lo que hablan! Solo hay que ver su atuendo para tomártelos en serio.

El monóculo steampunk: la nueva versión del flequillo emo para tapar tu cara de subnormal.

El caso es que pasó el tiempo y de pronto me encontré con algo terrible. El steampunk había desembarcado en mi vida y ya no habría forma de sacarlo. Empecé a ver adolescentes vestidos de marrón y cobre (“Steampunk is what happens when goths discover brown.” – Jess Nevins”), a escuchar hablar de grupos de música steampunk (que para mi gran decepción, no se trataba de música de estilo wagneriano con arreglos electrónicos, cosa que hubiera logrado apartarme del cinismo un rato)  e incluso a descubrir que el cine y los webcómics se plagaban de esa estética y temáticas. Me preocupé ligeramente, pero tampoco mucho. Al fin y al cabo, ¿qué más daba? No es como si de pronto nadie fuera a considerar el steampunk como algo verdaderamente importante. ¿No? ¿NO? Pues sí.

Cuando quise darme cuenta el steampunk ya era una filosofía de vida que combinaba una versión bastante ridícula del positivismo tecnológico del Siglo XIX (¿esta gente no ha oído hablar del movimiento obrero, de los socialistas utópicos ni de las condiciones de trabajo durante la Revolución Industrial?) junto con elementos de la ideología “punk”. Arg. No hay nada que me sangre más que escuchar ese tipo de mierda. Para empezar, cualquier movimiento de estética definida no puede calificarse como “punk”, y mucho menos, si encima se identifica con positivismo tecnológico. Da la impresión de que desde que el Cyberpunk se apropiase del término “punk” como género literario (algo sobre lo que tengo una opinión más compleja) cualquiera puede hacerlo, y poco importa que “distopía” y “punk” no sean sinónimos.

Hay quien lo llama elegancia. Sus padres suelen ser hermanos.

Siempre me ha dado mucho asco todo lo relacionado con la estética, ya lo he dicho, y si bien debo reconocer que con 15 años aún me flipaban los goticos que iban con capas, gabardinas, anillos que cubrían los dedos, largas pulseras y cadenas; nunca me plantee vestirme así y mucho menos a estas alturas. Básicamente en mi vida prima la comodidad sobre la estética. Y quien me diga que se siente cómoda con un corsé de 48 nudos, con unas botas con 4 hebillas o con dos e incluso tres gafas de aviador (o aeronauta) en la cabeza, sinceramente, puede irse de mi parte a la Inglaterra victoriana a buscar a su madre, abierta en canal por Jack el destripador. Vamos, que no me lo creo.

La gente empezó a hablar del Steampunk como un género narrativo aparte, como algo independiente de la ciencia ficción o la novela negra. Para colmo, me tocó enfrentarme con algún que otro adalid del movimiento steampunk que aseguraba que el término había nacido para determinar la estética, no el género literario; o peor, que se había empollado la entrada correspondiente de Wikipedia o alguno de los pedantes artículos que analizan este “movimiento tan original y elegante” desde la subjetividad más absoluta.

El steampunk es una idea para ambientar algunas historias, y que resulta bien si la historia se plantea adecuadamente y tiene que ver. Introducir en una historia una ambientación steampunk a capón para describir muchas cosas con remaches, engranajes y agujas no lo convierte en algo mejor, lo transforma en fan-service del cutre que probablemente desvirtuaría la buena historia que hubiera detrás si no fuese porque la gente que hace eso no suele tener buenas historias. Si la ambientación de tu obra es más importante que tu historia, o eres Tolkien o tu historia es una mierda. De hecho, qué demonios, la historia de El Señor de los Anillos es, de por sí, una gran mierda. Y aún puedo entender que en un cómic o en una película la estética puede molar (pese a que para vestir sea un coñazo), pero de ahí a considerarlo como algo culminante dentro de los géneros narrativos…

Si Star Wars hubiera sido steampunk, sería mejor. Seguro.

Probablemente el steampunk sea el nuevo cyberpunk y nos toque cruzarnos en la calle con veinteañeros y treintañeros modernitos vestidos mitad de ferroviario del siglo XIX, mitad de C3-PO con chistera. Vamos, algo molesto y cuya existencia es todo padecimiento para él y para sus seres cercanos. En otro momento nos tocó el tema de las gabardinas, las gafas de sol y el cuero. Son modas, imagino. Modas de mierda, modas que dan asco. Y alguien les debería decir a las chicas sin tetas que se compran corsés, que de donde no hay, no se puede sacar. Así, como apunte rápido.

Mientras esperamos a que la moda amaine y las aguas vuelvan a su cauce (o más bien, mientras esperamos a que aparezca otra moda igualmente estúpida que cautive a los vestigio de lo que en otro tiempo fue la estética gótica) podemos divertirnos viendo la gran multitud de personas que se creen ilustradores steampunk, o echarnos unas risas a costa de los pobres imbéciles dispuestos a pagar prendas de ropa absurdas a precios astronómicas que dentro de 4 años volverán a verse como la culminación de lo hortera. Solo espero que realmente no afecte tanto a los cómics y al cine como tiene pinta de que está siendo, porque suficientes plagios de la estética Matrix hemos tenido, como para que ahora nos volvamos a encasquillar en un género tan encorsetado como este; por mucho que algunas obras steampunk sigan siendo tan buenas como cuando las leí, antes de conocer la palabreja de marras.

Ciencia ficción en el siglo XIX, u otra forma de vestirte de putilla.

Anuncios
comentarios
  1. Afani dice:

    A mí la temática Steampunk me gusta, oye, aunque se le da demasiado bombo, eso sí. Pero tiene un toque extravagante que a mí me llama,la atención. Y la estética lo mismo. Al menos, en dibujos suele ser la hostia en vinagreta.

    Lo que yo no sabía es que hay una tribu urbana Steampunk. Eso a Cuenca no ha llegao.

    Y por cierto, no vuelvas a insultar nada de Tolkien. Aunque lo que digas sea verdad. No lo hagas.

  2. Kalitro dice:

    Es gracioso, porque los tonos parduzcos de la estética viene porque er… las fotos de la época que quedan están amarilleadas por el tiempo. Se ve que la gente por aquel entonces vestía tan colorida o más como ahora, pero claro, no le vamos a pedir a la gente que investigue sobre las modas que sigue ¡hasta ahí podríamos llegar!

    • Clausgatto dice:

      ¿qué más da como sea lo original? no siguen la estética de la época, sino una estética BASADA en esa época y en otros estilos. Es una mezcla, algo que “ha surgido de”, no algo que “copia a”

  3. “como para que ahora nos volvamos a encasquillar en un género tan encorsetado como este”
    Qué bien traído…
    Por todo lo demás, nada que añadir, salvo que al carajo se vayan estas modas y los niñatos que las promueven… ¡Coged un libro, cagonlaputayá!

  4. Aclaro… A mí la estética y el steampunk como género narrativo me gusta y tal. Que lo que me jode es que ahora se ponga de moda y todo el mundo se suba al carro. Y que, como comenta Kalitro, se apunten a la moda sin saber de qué va.

  5. lirael42 dice:

    Pues oye, a me gusta la estética steampunk, aunque sinceramente, no creo que tenga nada mas que ver con el genero literario que en el nombre… xD

    Porque lo único que hace es pillar cualquier prenda de tonos marrones, parduzcos o tierras y meterle engranajes, tubitos, cadenas, y demás accesorios dorados, cobrizos o demás… Y no se, pero a mi eso me mola xD, puede que en un origen si fuera algo mas victoriana la estética, pero desde luego ya no…

    De todos modos los ejemplos que has puesto están ahí a mala fe, que hay cosas realmente guapas hechas en esa estética y has ido a elegir las mas bizarras y horteras… ¬¬

    Y tampoco creo que la estética y la comodidad estén reñidas, se puede ir steampunk sin ir incomodo, no todo son corsés estrechos y botas con cientos de hebillas 😛

    Y al igual que Afani, tampoco sabia que hubiera una tribu urbana steampunk, creía que hacia falta algo mas que un estilo de vestir para configurar una tribu urbana o.O, tampoco es que vea a la gente por la calle vestida así, así que no se cuan de moda se habrá puesto 😛

    • Fosforo dice:

      Yo ya he visto alguna cuadrilla que apunta maneras. Sobre lo de tribu urbana, insisto, hay webs donde debaten sobre la filosofía de la estética steampunk y cosas similares. A mí me vale para llamarlos tribu urbana. Hay “tribus” con mucho menos.
      Sobre los ejemplos a mala fe, salvo el teléfono movil (esa foto puebla mis pesadillas desde hace tiempo) todos están sacados de las 2 primeras páginas de resultados de “Steampunk” y “Steampunk moda” en Google imágenes. Puedes comprobarlo, no hay (demasiada) mala fe.
      Y lo de la comodidad…hombre, se podrá, el cuero es cómodo, las hebillas son cómodas, las chaquetas son cómodas. Pero cuando pincho en páginas de moda steampunk o veo a conocidos míos comprando ropa…te juro que eso no es comodidad.

  6. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Steampunk, tontos futuristas del Siglo XIX crisiscreativa.wordpress.com/2012/04/02/tontos-futuristas…  por NubisMusic hace […]

  7. Pues yo a las putillas las prefiero así.

  8. lo que hay que leer dice:

    No sé cómo he llegado a este blog, pero apenas llevo leido unos párrafos y no hago más que leer la palabra tonto. No sé, por curiosidad me gustaría ver tu cara por ver si tienes un poco de eso; un poco de tonto. Por corroborar lo ya imagino, vaya.

    • Lo que le pasa a Fosforo es que tiene envidia de los steampunk. A ver si se pega un tiro.

      • Vrede dice:

        Ha sido leer el nick del amigo anónimo “lo que hay que leer” y el resto del comentario solo ha sido un sinfín de soplapollas con ínfulas de troll de mierda. ¿Qué pasa, que eres de los que se la cascan con una mano con un guante de esta estética mientras ves fotos de tías encorsetadas en tonos sepia? Púdrete.

    • Fosforo dice:

      Probablemente sí tengo un poco de cara de tonto. Sobre como has llegado, imagino que a través de Google, o de Twitter, menos probablemente de Facebook o de Meneame. Bienvenido.
      Aparte de que no le gusta que haya dicho la palabra tonto (que la utilizo de muchas y variadas maneras, convendrá conmigo en que mi mérito tengo a ese respecto), ¿qué opina del post? ¿Qué opina del steampunk? ¿Y de la moda steampunk?
      Gracias por su comentario. Valoraré la posibilidad de poner mi cara en la cabecera del blog, para que pueda corroborar su tesis.
      Un abrazo.

  9. odiolitos dice:

    Bueno, es que como movimiento no tiene chicha… Es otro sabor absurdo del cosplay, ya de por sí absurdo.

    Eso sí, como un género que reavive la concepción de ciencia ficción de Verne y similares, tal vez añadiendo puntos de Dickens, me parece que tiene posibilidades. Igual es porque en menos de un año me ha tocado hacer dos historias “steampunk”. Y añado el entrecomillado porque nunca las habría etiquetado así.

  10. Vrede dice:

    A mí el steampunk como una “rama” de ciencia ficción, me resulta bastante curioso. Pero hasta ahí. El ir luego con unos cosplays ridículos con unos ropajes que NADA tienen que ver con al época victoriana y añadirle unos complementos incómodos y ridículos, son un insulto a la inteligencia.

    Me ha dejado pillado tu colega, “me voy a hacer steampunk”. Povale, retraso mental detectado, tiro y al hoyo. Parece que se puso algo de moda el meter en cómics esto, pero pocos están bien llevados. En el caso de Juguetes de Cuerda y El Cernícalo, me mola cómo está planteado.

    Vamos, que valiente soplapollez el pretender ir con esas pintas por la calle. Si ya me parecen ridículos los gotiquillos o los uberjebis, estos ya me dan ascopena.

    • Dudde dice:

      Tienes razon . El steampunk es una gilipollez .Y no es futurismo , es retrofuturismo . Lo de la estetica de matrix …… Matrix esta totalmente basada en ambientacion en ghost in the shell (incluso escenas calcadas) siendo una bazofia consumista protocyberpunk (almenos las secuelas) . Siendo yo un seguidor del cyberpunk al que le aborrecen el steampunk y los cybergoths no puedo estar mas deacuerdo con este artículo al igual que con el de los juegos del hambre .

      Pd: la estetica a mi me mola

  11. Runciter dice:

    Este género nunca ha sido santo de mi devoción, si bien es cierto que hay historias steampunk muy buenas, como el cómic “La liga de los hombres extraordinarios”, y grandes bazofias como la peli de “Wild wild west” XDDDD

  12. La estética steampunk mola, al igual que mola la estética gótica, punk, rockabilly y demás “tribus”. Pero seamos serios, solo mola porque normalmente hay varias jamonas que se visten así y cuelgan sus fotos en internet.

    Si en vez de una jamona pones al gordo granudo disfrazado como el nazi de de Hellboy (Karl Ruprecht Kroenen), pues igual no molaría tanto como en la película. Pero oye, que las modas son hasta graciosas, y siempre te darán para 3 o 4 artículos 🙂

  13. Chuck Draug dice:

    El steampunk como variante de la ciencia-ficción, como género para novelas y cómics o como inspiración para alguna ilustración, no lo veo nada mal. De hecho, me gusta ese tipo de estética y de posibilidades que puede traer.

    Lo que no me gusta, como es obvio, son la sobreexplotación y la ignorancia. Y el steampunk no es una tribu urbana como se piensa más de uno. Es gracioso ver gente que dice “vestir al estilo steampunk” y no tener ni zorra de lo que es la época victoriana. En vez de ponerle engranajes a todo o pensar que los colores parduzcos y las gafas de aviador “te hacen steampunk”, deberían repasar la época victoriana y los ejemplos de literatura steampunk más prominentes para que vean qué es lo que significa realmente. Al menos, yo lo veo así.

  14. farko dice:

    A mi sinceramente la estética me gusta. No en plan “voy a vestir así, para que el chico que me gusta me vea”, si no más bien en plan “interesante uso del vapor en esa distopía”.

    Un ejemplo es http://en.wikipedia.org/wiki/The_Amazing_Screw-On_Head, que utilizan el Steam-Punk en una sociedad de espías y robots muy entretenida.

    Y si no lo has visto mezclarse con magia en un montón de comics, aún no has visto lo peor.

  15. blackgetter dice:

    A mi el steampunk me gusta en la serie de dibujos de Sherlock Holmes, en Nadia, en Laputa Castle in the Sky, en Sakura Wars, la novela de El homúnculo, Bioshock (aunque supuestamente sea posterior a la Inglaterra Victoriana, tiene mucho punto Steam)… Ahí es simpático, Difference Engine y SteamBoy me parecen pretenciosas y aburridas de morir.

    Que la gente se disfrace… woah, mientras sea de putilla, bien.

  16. 747Jackpot dice:

    A ver, molar mola… Pero en los campos adecuados. O sea, a mi personalmente me gustan los videojuegos, libros y tal con esta ambientación, pero también me gusta la ambientación de One Piece o Fairy Tail, y no voy por la calle vestido de pirata elástico. Vamos, que está bien para hacer cosplay, pero un tío que va así por la calle merece la lapidación.
    PD: ¡Gran blog, seguid así!

  17. Burt Minorrot dice:

    Que pena que se haga un comentario tan fribolo de algo que se desconoce, y asi lo demuestra el autor, de el movimiento Steampunk (que en ningún momento es tribu urbana) y se usen estereotipos falsos recurentes para hablar mal de todo un movimiento y se falte al respeto a los aficionados de él.

    Me parece muy bien que se tenga un criterio hacia una cos u otra, pero me parece que con educación y sin falta de respeto, así como con un minimo de información sería más que suficiente como para no poner tópicos y desconocimiento usados por articulistas (que no periodistas) desconocedores del tema y que, como “está de moda” no quieren perder la oportunidad de escribir “para hacerse notar”.

    Personalmente, a menos que haya una jornada o quedada de retrofuturismos, no he visto a nadie vestido por la calle de las guisas que aquí se dicen, por lo que, francamente, gran imaginación se tiene para poderlos ver.

    De todas formas, si realmente se desea conocer un poco (sólo un poco, pero conocer) que es realmente el Steampunk, ese gran desconocido, os puedo indicar un blog, por ejemplo que en el la autora realiza artículos realmente buenos sobre este tema:

    http://steampunkyretrofuturismos.blogspot.com.es/, pero más en concreto el artículo sobre estereotipos falsos sobre el Steampunk, que tanto han pululado en este artículo de Tontos futuristas del Siglo XIX: http://steampunkyretrofuturismos.blogspot.com.es/2011/07/estereotipos-falsos-sobre-el-steampunk.html

    • Fosforo dice:

      Estimado lector:
      Da usted por hecho, por motivos que imagino que usted conoce (yo no) que desconozco “el movimiento steampunk”. Como aficionado a la ciencia ficción, y más aún, como persona que gusta de documentarse antes de escribir, no puedo más que decirle que tengo bastantes nociones sobre este particular, que no he visto necesarias sacar a colación en este artículo de tono humorístico. Lamento si mi cinismo y sarcasmo le han resultado a usted ofensivos, porque me solidarizo mucho con las personas con baja autoestima a las que ofenden cuatro chistes de calidad mediocre.
      El artículo parte de una motivación concreta y un caso real que relato, y aún más, no, no soy periodista, pero como verá, esto es un blog de opinión, y no un medio periodístico donde, amigo, quizá sí que sería necesario reforzar con cientos de citas y entradillas mis opiones.
      Usted acude a mi “gran imaginación” para explicar que yo haya visto a personas vestidas de Steampunk por la calle. Siento informarle de que lo que cuento es real, y celebro que usted no sea tan necio como para hacerlo. En ese caso, querido lector, temo que este post no hable de usted, porque habla exclusivamente de una floreciente moda (como lo era la moda gótica en los 90, no insinuo que tengan nada que ver más que el hecho de que ambas son modas) que sí que se está dando en mi ciudad y en mi país (desconozco de donde proviene usted y cual es su residencia actual).
      Sobre el artículo que me enlaza, lo conozco (visité dicho blog para documentar este artículo) y solo le puedo decir que seguramente las personas de las que hablo en este post estén enañadas respecto a algunas de las cosas que desmiente el artículo. Ellos sí creen que hay que ir vestido así, ellos sí creen que el steampunk es eso y sí se consideran “una tribu urbana” del mismo modo que los “góticos” y tantas otras. De ahí las comparaciones, de ahí el post.
      Espero que aclarado todo este punto, y escrito con toda la corrección que me permite mi baja tolerancia al insulto gratuito y las argumentaciones ad hominem, disfrute usted de este blog y se sienta como en casa.
      Un abrazo de su siempre amable

      Fosforo

  18. Vulyer dice:

    Yo creo que tu problema es tener malas fuentes de referencia, sino no dirías cosas como que les gusta pagar precios astronómicos por las prendas, siendo una de las ideas fundamentales del género hacer las cosas uno mismo para, justamente, ir en contra de la corriente consumista. Lo que pasa es que como se puso de moda el capitalismo trata de aprovecharlo metiendo productos de interés en el mercado, pero eso no es Steampunk nato.

    • Yo no sé, no estoy seguro, pero voy a pensar bien de Fosforo, pero creo que precisamente es eso lo que critica: los que se suben al carro por moda y los que tratan de sacar provecho de eso.

  19. Haya paz dice:

    Bueno, para los que no sepan: Como movimiento ha promovido mucho la lectura de autores clásicos… por lo menos por estas tierras.

  20. Luis Burlarte dice:

    “Y no porque me anime a hablar significa que tengo lengua”, o lo que es lo mismo, este autor es el típico albañil que mira la construcción sentado en una roca criticando lo malo que va a quedar el edificio, lo haraganes que son los que lo construyen y lo deplorable del diseño, cuando tristemente le han rechazado la solicitud para trabajar en ella.

  21. Abraham dice:

    estimado creador de esta nefasta “notita” por que es a lo que mas llega, tu deberías instruirte mas, y como das a entender no deberías usar palabras o términos que no conoces, las tribus urbanas son aquellas pandillas, bandas callejeras o simplemente agrupaciones de jóvenes que visten de forma similar, poseen hábitos comunes y lugares de reunión, el genero steampunk no es tribu urbana, simplemente el deseo de darle vida a “una forma de ser” si lo quieres ver así, es verdad en la época victoriana se sufrió, pero los steampunk quieren ver lo bonito de la época. además, el que propuso el nombre steampunk, fue uno de los creadores de libros de este estilo, no es nuevo, sino de 1890 así que investiga un poquito mas, y otra cosa, si te molesta ni modo, pero así como las “tribus” no te dicen nada ofensivo, tu no digas nada ofensivo de ellas se mas “maduro” como dices Atte: un “friki” cualquiera.

  22. Clausgatto dice:

    Qué queréis que os diga. Yo no sé cuándo se puso de moda el steampunk ni si sigue estándolo. Yo un día vi una foto y me gustó. Así de simple. Ni modas ni mierdas. Nunca he sido de seguir modas y puedo presumir de no tener un estilo definido. Visto como me viene ese día.
    Claro, no me pondría un corsé ni gafas de aviador para ir por la calle, pero me encantaría disfrazarme de ello en una ocasión especial.
    Me parece una exageración la crítica que se le hace a un estilo que apenas vemos reflejados por la calle ¿tribu urbana? ¿cuándo los viste tu vestidos así? ¿Hiciste el artículo en carnaval?