¿Es peor el cine actual que el de hace 30 años?

Publicado: marzo 26, 2012 de Fosforo en Cine

Una pregunta que me surgió el otro día al leer el blog de Runciter fue “¿Realmente está el cine ahora mismo peor que hace 30 años?”. Ya saben, con todas esas cosas de remakes, secuelas y demás demostraciones evidentes de que el cine como arte no es, ni de lejos, la opción mayoritaria de la industria. Por eso, he querido hacer un pequeño experimento. No es que quiera demostraros nada, solamente haceros pensar a vosotros, estimados lectores, sobre este particular. Para eso, he elegido 3 años. El primero es 2010. No por nada, solo porque 2012 no ha terminado y quería un año cercano. También porque es cuando este blog, tan lleno de odio y críticas negativas a películas echó a andar.

El segundo año es 1980. El emocionante comienzo de una década gloriosa. 30 años justos de diferencia. Las películas que cualquier persona de la edad de mis padres podría haber disfrutado en cartelera, más o menos, con mi edad. Y como necesitaba una tercera fecha, volví a restar 30. Y nos vamos a 1950, una época lejana, pero ya con cine a color, con sonido…Comparable, podríamos decir, con cualquiera de las fechas ya pasadas. Al fin y al cabo, el cine sumaba medio siglo de historia en fechas cercanas.

El experimento empieza así, y vale con cualquier tres fechas que queráis. Abrís IMDB (creo que lo contamos como Fuente Fiable) y en tres pestañas, abrís el listado de películas de ese año. A ser posible las colocáis por orden de IMDB, no de usuarios (algo un poco menos fiable, pero que por norma es bastante acertado especialmente en películas de más de 20 años) y empezamos a contar.

En 2010, en pleno auge de los remakes, secuelas y adaptaciones, me pongo a contar. Veo Origen en primer lugar, película que ya dije que no es para tanto en su momento. Pero bueno, ahí está. Sigo bajando y me encuentro con La red social y Cisne Negro, en mi opinión, dos buenas películas a pesar de que no son, en ningún caso, la obra magna de sus directores. También está Kick Ass, que es una adaptación un poco irregular, pero no está mal. Vale, en los primeros puestos también está el inmundo remake de Furia de Titanes, pero como he dicho, las calificaciones son poco fiables.

Seguimos bajando en busca de buenas películas. Ahí está la “tampoco es para tanto” Scott Pilgrim contra el mundo, que también reseñamos en este blog, y Shutter Island, una adaptación en forma de película excelente. Ahora mismo la tienen quizá un poco ninguneada, pero creo que con el tiempo será reconocida como la mejor de las “películas menores” de Martin Scorsese (AVISO: Opinión personal). Entre las infantiles vemos un poco más abajo Como entrenar a tú dragón, en la acción palomitera Los Mercenarios…que vale, sí, habrá quien la ponga en duda, pero cuando en los 80 salvamos mucho cine de acción, estamos aceptando películas aún más pobres que esta. No creo que Los Mercenarios sea una película memorable, pero sí de un entretenimiento aceptable.

Seguimos bajando y vemos El discurso del rey, película que a mí me gusto bastante y Valor de Ley, un remake, sí, pero bastante bien hecho. The Fighter también es una buena película, y seguimos bajando hasta que PUM. Toy Story 3 (en el camino nos hemos saltado a Harry Potter, Crepúsculo, Ironman 2 y al Equipo A). Quien piense que Toy Story 3 no es una película infantil memorable, que se vaya y cierre la puerta al salir. Seguimos bajando y bueno, no gran cosa, alguna película entretenida como Machete o la secuela de Wall Street, pero ya.

Bueno, pues ni tan mal. Yo diría que tenemos 6 o 7 GRANDES películas en 2010, aparte de una buena cantidad de cine de entretenimiento que, si bien no tendrá una vida larga, sí que probablemente siga recordándose por un par de décadas.

Vale, ahora vamos con 1980. Empieza muy muy fuerte. El resplandor, peliculón de primera. Sin embargo, entre la obra de Kubrik es segundona, y es una adaptación. Pero vale, que demonios, peliculón. Después El Imperio Contraataca. Joder, ¿en el segundo puesto? No me parece para tanto, pero sí, es una gran y más que memorable película. Toro Salvaje. Buf, y en medio, Aterriza como puedas. Menudo arranque. Es evidente que 1980 es una gran fecha para el cine. Sigamos bajando.

El hombre elefante de David Lynch, segundo largometraje de este director. A mí personalmente no me gusta mucho, pero la reconocemos como una película de interés. Después de El Lago azul nos saltamos a Flash Gordon y Holocausto caníbal, Viernes 13 y Superman 2…Ordinary People, dirigida por Robert Redford…Hombre, Redford es más bien actor, ¿no? Sigamos adelante. Fama y La niebla de Carpenter justo por encima de Popeye, seguimos y…buf, poco hay. En mi corazoncito me guardo Miedo en la ciudad de los muertos vivientes de Fulci, por ser peli de culto, y por ahí anda.

Como no soy un gran cinéfilo, solo un aficionado al cine, probablemente me dejo algún título que no he visto, pero que me suena. Animo a cualquier lector a sacarme buenas películas entre las 100 primeras de la lista (¿Vestida para matar?) pero mientras, nuestro balance queda en 6 o 7 grandes películas (al menos 3 de ellas inmensas) y un par de películas entretenidas y memorables.

¿Y en 1950? Pues tenemos El crepúsculo de los dioses para empezar. VALE. Pero en el segundo puesto tenemos la más que insulsa pelí de Disney Cenicienta. Rashomon, Eva al desnudo,…y un pelín más abajo, Río Grande. ¡Vale otra vez! Bajamos entre western y western para encontrar a Los Olvidados, de Buñuel, y  El padre de la novia (la original) que es una comedia divertida. Y… ¡Madre mía, que cantidad de pelis del Oeste! ¿Quién hablaba de falta de imaginación en la actualidad? También tenemos “En un lugar solitario”, que la protagoniza Humphrey Bogart…En general, ya digo, muchos westerns.

Aquí sí que voy a admitir que no tengo mucha idea. Igual me he dejado grandes obras maestras del séptimo arte en este último listado y, nuevamente, animo a los lectores a recomendarme las grandes películas de 1950 que no he citado en este artículo. Pero al margen de eso, tenemos 5 descomunales películas y poco más.

El tiempo pasa y borra los matices. Nos deja tan solo con lo más memorable, lo más grande. Las cintas entretenidas caducan y al final solo quedan unas pocas elegidas. Por eso, es relativamente fácil escoger 5 películas de 1950, pero ya dudaríamos más con los 80, y mucho más con 2010. No estoy diciendo que ninguna de las películas de 2010 sea tan buena como El crepúsculo de los dioses o a Río grande (tampoco creo que en 1980 lo haga ninguna) pero sí que hay grandes películas.

¿Y la proporción? ¡Ah! Ahí nos metemos en un terreno peligroso. Primero, porque estoy seguro de que en IMDB está hasta la última mierda estrenada en 2010, pero dudo que esté todo lo que se parió en 1950. Aún así, para comparar, y ya que hemos dado a la base de datos digital como Fuente Fiable, contamos con menos de 2.000 producciones en 1950, algo más de 3.000 en 1980 y casi 7.000 hace dos años. Aún así, como he tomado solo las dos primeras páginas de los listados, no interfiere mucho en la cantidad de películas de calidad. Lo que sí evidencia es que ahora se hace mucho más cine malo que antes. O bueno, que Bolliwood hace muchísimo cine, que viene a ser lo mismo.

Los remakes, adaptaciones y películas que siguen un esquema fijo para repetirse mil veces no son producto de esta época, sino que se han dado a lo largo de toda la historia. Ninguno de estos conceptos es malo. Hay grandiosas adaptaciones a lo largo de la historia del cine, y también hay enormes pifias (antes mencionábamos las películas de Superman). Hay remakes que nos han permitido seguir disfrutando de películas que se rodaron con medios mucho menos solventes, y que han sido adaptadas con fidelidad y calidad. Y hay secuelas que han mejorado a las originales, desafiando a los dichos populares. En todas las épocas se ha hecho estúpido cine de entretenimiento para la masa, y negarlo es tontería.

Dentro de 30 años, nadie de menos de 40 recordará que en 2010 se estrenó Eclipse, ni Percy Jackson y el ladrón del rayo (bueno, ni ahora), ni la Alicia en el país de las maravillas de Tim Burton. Y probablemente, dentro de 60, nadie se acuerde de Los mercenarios, ni del remake de Furia de Titanes. La gente solo sabrá de lo mejor que hubo, como me pasa a mí con 1950. Por suerte. Algo bueno tenía que tener envejecer.

Anuncios
comentarios
  1. Chuck Draug dice:

    Siempre ha habido remakes, sí. La Mosca con Jeff Goldblum es un remake de una película ya bien viejuna, aunque en mi opinión prefiero el remake, y mucho, a la original. Igual con La Cosa, que es la versión de John Carpenter de El enigma de otro mundo. Y me pasa lo mismo: prefiero la nueva versión a la original.
    La cuestión está en cuántas de las películas que ahora tenemos en un altar son en realidad reinvenciones de películas anteriores o están basadas en algún texto. Porque también tenemos el tema de las adaptaciones de novelas y demás. Por ejemplo, Desayuno con diamantes, que es más famosa por Audrey Hepburn enfundada en un traje negro que por el argumento en sí, es una adaptación – un tanto libre – de una novela de Truman Capote, ¿cierto? Pues igual que esa película, muchas otras en décadas anteriores a los 80 estaban basadas en alguna novela, por decir.

    Se pueden hacer cosas buenas, sean originales, adaptaciones o remakes. La cuestión está en no abusar demasiado de eso de pillar ideas ajenas o rehacer películas o, como pasa con los westerns en los 50 o en la década de 2000 con las ‘movies’, agotar un modelo de película. Supongo que vendrá por rachas…

    Y este es un ejercicio interesante de cómo hay películas que nunca serán recordadas porque otras, más válidas, más interesantes, han sido las que han realmente perdurado.

    • spikereven dice:

      “Se pueden hacer cosas buenas, sean originales, adaptaciones o remakes.”
      +1
      Te doy la razón en que muchas de las que hoy consideramos grandes obras “beben” (en ocasiones demasiado) directamente de otras de hace décadas y aún así consiguen una identidad propia mejorando incluso la fuente original

      • Chuck Draug dice:

        Ya te digo yo que La Mosca y La Cosa, dos de mis películas de SciFi-Terror favoritas, están basadas en otras películas y las prefiero a las originales. Y es eso: pueden salir cosas buenas sean originales, remakes o adaptaciones, solo hay que encontrar el punto en que no abuses de los dos últimos.

        A eso añadir lo que dice Fósforo: ahora se hacen más películas, así que la proporción de morralla va a ser mayor, inevitablemente. Si en 1950 había unas 2000 pelis registradas, ¿si se hubiesen hecho 7000 no habría una proporción bueno-malo similar a la actual? Es una cuestión interesante.

        • Yo creo que eso se debe a que cada vez el cine es más un producto de consumo masivo, que genera muchos más beneficios que inversiones, y esto va a más. Así que es más fácil que uno de los jefazos de la industria le dé luz verde a un proyecto arriesgado… Que más que arriesgado sea una mierda suicida, porque a poco que saque del público, puede cubrir gastos y algo más.
          Si hoy en día alguien presentara el proyecto de La puerta del cielo (también de 1980, hoyga), algún pez gordo de Hollywood diría que vale, pero que se haga barato y sin problema (que Cimino quisiera así ya es otro tema). Y sería peor que lo que salió al final (que tampoco es tan mala, según recuerdo), pero no hundiría a ningún estudio…

    • Bueno, para ser exactos, la versión de Carpenter de La cosa readapta la novela original, más que ser un remake propiamente dicho. Así están las cosas JAJAJAJAJAJA

      • Chuck Draug dice:

        Vaya, yo creía que era novela -> peli vieja -> peli de Carpenter. Pero igualmente, no es material original… y sigue siendo mejor la versión de Carpenter. Lo mismo que la del Planeta de los Simios con Charlton Heston es mejor que el relato original (que, por cierto, por lo que he visto se pasa buenamente por el forro, y me alegro) y, obviamente, que la cosa esa que hizo Tim Burton.

        • Sí, sí, si el orden es ese, pero a lo que yo me refiero es que Carpenter se pasa la película anterior por las narices y adapta directamente la novela. Vamos, que no es un remake, es una adaptación.

  2. spikereven dice:

    Completamente de acuerdo con el comentario. Con el paso del tiempo solo sobreviven en el recuerdo aquellas obras que fueron destacables y el resto pasa a un segundo plano al que solo le echa un ojo gente como el Nostalgia Critic para volver a traérnoslas a la memoria xD
    También creo que actualmente hay una saturación de adaptaciones y remakes por parte de la industria, y no es porque se hayan agotado las ideas para hacer cosas nuevas y originales, sino que se ha demostrado que por norma general es un negocio seguro y rentable, porque parten desde el principio con un público objetivo que sí irá a verla aunque sea para cagarse en sus muelas. No hay que olvidar que aparte de una forma de expresión artística, el cine es en su mayoría un negocio (mira, otro interesante debate xD)
    Sin embargo pocas de estas sobrevivirán al paso del tiempo, con las que nos quedaremos son las películas que sí aportaron algo al mundo del cine, que por norma general son las originales, no los refritos.

  3. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos ¿Es peor el cine actual que el de hace 30 años? crisiscreativa.wordpress.com/2012/03/26/es-peor-el-cine-a…  por NubisMusic hace […]

  4. Nubis dice:

    Buen enfoque, para la gente el IMDB es una vaca sagrada (sin cuestionarse muchas veces) y así a lo mejor te toman más en serio.

    Y ahí le has dado, cuanta más producción, obviamente más morralla saldrá. Es lógica, todo va en proporción y no solemos caer en ello.

  5. Carlos dice:

    Me encanta cuando alguien demuestra con hechos que el mundo sigue girando y la gente sigue haciendo cosas mejores y peores… como siempre 🙂 ¡Buen post!

  6. mariods dice:

    Esto es algo que he defendido siempre. El cine malo ha estado siempre, lo que pasa es que ahora le dan más publicidad. Pero de eso ha habido siempre, y si por algo solo nos quedamos con cinco pelis memorables de los cincuenta es porque el resto serán más de lo mismo. Era una época con prioridades distintas entre los espectadores, al igual que hoy en día lo invade todo el mercado Matrix y demás pelis de acción pseudo-punk y comedietas románticas, en esos días eran los westerns y las pelis de aventuras italianas. Hoy en día hay mucha más variedad, y es lo que permite que haya tantas películas de calidad como en anteriores años.

    En mi opinión, siempre ha habido cine de calidad y cine más “del montón”. Decir que hoy en día se hace cine peor me parece totalmente ridículo. De hecho el cine actual, por mucha peli pretendidamente “mala” que haya, en muchas ocasiones las pocas pelis geniales le dan mil patadas al antiguo, pero muy pocos se atreven a reconocerlo.

    Ahora dos remarcaciones:

    – Dices que Los Mercenarios es un buen entretenimiento y no tiene que envidiar a otras producciones de acción de los ochenta. BIEN. SÍ, SEÑOR.

    – La peli de Superman es una de las mejores producciones sobre superhéroes de todos los tiempos, es entretenida, hace uso de un dominio de la acción trepidante, es imaginativa, épica y llena de momentos inolvidables. Para mi gusto, la peli que mejor representa el concepto de superhéroe y su idealismo internacional nunca se queda atrás.

    – Lo de las pelis que se olvidan y que se recuerdan… yo eso lo veo muy relativo. Muchos decían (allá por la época de los setenta) que el cine de Bud Spencer y Terence Hill no iba a pasar de los ochenta (a revistas y cómics de la época me remito) y ya ves que hay mucha gente que sigue recordándolas hoy en día. Depende en gran medida del factor nostálgico y del grado de calado entre el público mayoritario, siendo ese mismo el único motivo por el que me explico que la gente siga valorando tanto “Lo que el viento se llevó” sin ser una peli que supere en gran medida a cualquier película romántica random de aquella época. Hoy en día también se recuerda la original “Furia de Titanes” aunque fue una peli sin ningún tipo de repercusión sobre la crítica y el público en su época. Lo mismo pasó con “La Bella Durmiente”, “Tron”, “La Soga”, “Pinocho”, “Blade Runner”… fueron todas ellas películas muy ninguneadas en su época, y necesitó del clamor y la persistencia de las pocas personas que verdaderamente supieron ver su valía (y la promoción de sus respectivas compañías) lo que las convirtió en películas que hoy en día siguen estando vigentes. Así que eso de recordarlas… depende mucho más del factor nostálgico que de otras cosas. Yo no descartaría que dentro de cincuenta años las jodidas pelis de Crepúsculo sigan siendo recordadas, ¿por qué? Porque, por mucho que las odiemos, han tenido su repercusión. Han inspirado otras películas (mal que nos pese). Han significado un hito fundamental en la historia del cine. Y eso se recordará. No son sólo factores de criterio.

    • Fosforo dice:

      En el post hablo de Superman 2, que es la estrenada en 1980. Pero vamos, que Superman 1 me parece menos defendible que Batman y Robin, y creo que con eso dejo todo claro.

  7. mariods dice:

    Euh… OK, han sido tres remarcaciones, perdón, se me fue la olla en el último párrafo. 😄

  8. red bat dice:

    La nostalgia, menuda mierda.

  9. Anonimazo dice:

    El cine de estos últimos diez años es de pésimo a peor, porque antes el cine se hacía para un público culto, y ahora se hace para que lo entienda el más bobalicón de la Tierra. El resultado es una colección de bodrios que con suerte son rentables en el día del estreno y que luego más vale olvidar.

    Nombrar obras maestras de los 50 y de los 80 es fácil. De los 60 y 70 ya es más difícil porque es cuando los hippies se pusieron detrás de las cámaras y esos años estan llenos de bodriacos infumables (y de películas de terror sobre niños infernales, ya que el buenismo hippie nunca ha sabido educar a un crío), lo mismo pasa con las películas de los últimos años. La calidad de los 80 no se debe tanto a que han pasado el filtro del tiempo, como a la gente que por aquél entonces trabajaba en la industria. La mierdaca que se produce ahora tiene mucho que ver con el bajón del nivel cultural de los directores, productores y guionistas de ahora, comparado con los de la generación anterior. Se nota sobremanera en las películas y series Disney, en las que las más antiguas (años 30-50) son infinitamente mejores que las actuales.

    Pero no todo está perdido, gente como yo confía que el cambio generacional jubile a esta mierda de artistas y llegue gente que de verdad apuesta por un trabajo bien hecho. Aunque de mientras, y viendo lo agilipollada que está la gente, yo rodaría de nuevo películas sobre niños infernales, ya que volverán a ser del gusto del público dentro de nada.

    • mariods dice:

      Yo no lo veo así. El cine y las series no han perdido para nada calidad en los últimos años. Hay más variedad, eso seguro, y por eso parece haber más “cine malo” pero no creo que eso sea tan general. Yo considero que las series y pelis Disney siguen ofreciendo grandes atisbos de calidad que no tienen nada que envidiar a lo de antaño. Las series animadas, aunque actualmente han tenido sus más y sus menos, siguen teniendo una buenísima calidad que iguala o supera a lo anterior: Gargoyles fue tan buena o incluso superior a Patoaventuras, por ejemplo. La serie de Lilo y Stitch también me parece fenomenal: otros ejemplos para mi gusto personal son Buzz Lightyear, Kim Possible o la que es hoy en día la mejor serie de la parrilla Disney: Phineas y Ferb. Y en cuanto a películas… Tiana y el Sapo, Enredados, las pelis Pixar… mantienen muy bien el nivel y adviertes una grandísima evolución. ¿Que a todo esto lo reodean las Hannas Montanas, Jonas Brothers y demás? Pues sí, y es un asco, pero eso no tiene por qué provocar que estas otras grandes obras tengan que ser menosrpeciadas.

    • Fosforo dice:

      El cine dejó de ser una cosa para público culto más o menos en los años 50. Quizá antes. Sobre las películas Disney, los 80 y hasta 1995 han dado las mejores películas de la factoría, de modo que no estamos de acuerdo.
      Y sobre la “mierda de artistas”, supongo que lo dice por Scorsese, Nolan; Aronofsky o Fincher, que son los directores de los que hablo, “actuales” en la reseña. O quizá lo dice por Tarantino, o por Woody Allen, o no sé. No sé por quién lo dice, pero vamos, en cualquier caso, me da la sensación de que, o no ha leido el artículo, o no lo ha querido entender.

  10. Nubis dice:

    He hecho este experimento en una de mis páginas gafapastas por excelencia, donde su Top 5.000 incluye además cortos y documentales.

    Para el año 1950 he obtenido unas 29 películas, para 1980 unas 61 y, curiosamente, para el 2010 habían unas poco más de 100…

    Esto se explica porque los que votan serán jóvenes y apenas habrán visto algo de los años 50, siendo una generación que nació para comenzar a apreciar los 80 y vivir esos locos años 10.

    Pero vamos, es solo una anécdota, no es para tomarlo en serio. Además, aseguro que en esa página no he visto nada de Crepúsculo o Furia de Titanes bien alto, todo lo contrario, está entre lo peor.

  11. roymustang1986 dice:

    Un artículo bastante interesante, la verdad. Yo siempre he pensado que se siguen haciendo películas buenas, incluso maravillas (“El gran Torino”, “Hugo”, “Toy Story 3”, etc.). El problema es que se le da mucho bombo y platillo a los blockbusters cinematográficos tipo pelis de superhéroes, la peli de Michael Bay de turno llena de “fuegos artificiales”, etc… Hay películas bastante desconocidas que, posiblemente, de aquí a unos años consideremos pelis de culto (en mi opinión, “Tucker & Dale contra el mal” es una candidata a ello). Por supuesto que en unos años no recordaremos la mierda y, de recordarla, será en plan risas o con cierto cariño nostálgico, como cuando uno ve esas exploitation de los 70 o las delirantes imitaciones que se hicieron de “Terminator”, “Alien” o de “Star Wars” que estaban en VHS en los estantes de los videoclubs.

    Lo que no niego es que la mayoría de los remakes que se hacen hoy en día (la mayoría, insisto), son innecesarios. No aportan nada al film original; es más, lo único que hacen es copiarlo y hacer una… ¿cómo decirlo? Versión para tontos (y así nos va con las nuevas generaciones). Tenemos remakes como el de “Pesadilla en Elm Street”… Los hay peores, sí (en serio); pero, ¿era realmente necesario hacerlo? Hacer un remake de los años 50 en plena década de los 80 (“La cosa”, “La mosca”) o, incluso, en los 70 (“La invasión de los ultracuerpos”) no sólo se antojaba como algo necesario (necesario porque desde los 50 a los 70/80 el cine cambió y tuvo una evolución bestial), sino que también aportaba al remake un punto de vista distinto, nuevo, etc… O sea, uno ve la original de “La mosca” y el remake de Cronenberg y la historia que se nos cuenta es básicamente la misma, sí, pero se le da más importancia a otras cosas, no se limita a copiar el original pero con mejores efectos como sí se hace hoy en día (además de simplificar la historia a lo bestia; versión para tontos, como decía). Aún así, se siguen haciendo remakes que, dejando de lado lo de que sean necesarios o innecesarios, consiguen entretener bastante (el de “El amanecer de los muertos” me entretuvo lo suyo, y eso que cuando fue anunciado estuve a un paso de perder mi fe en la humanidad; lo mismo podría decir de los dos films de “Halloween” dirigidos por Rob Zombie).

    Sobre lo que he leído unas líneas más arriba… ¿Pelis que tengan una historia que parezca original pero que, en realidad, ya existía y, aún así, nadie se percata de ello? Ahí está “Distrito 9” (la cual me parece cojonuda), la cual remite a un argumento de un film de sci-fi de los 50, “El experimento del Dr. Quatermass”.

    Ahora que, claro, si me centro en géneros… La cosa cambia. Sólo hay que ver el género de terror… Se siguen haciendo buenas, y tal, pero de ahí a maravillas como las que se hacían en los años 60, 70 o incluso 80 y 90… Pues como que no.

    Un saludo.

    • Roy D. Mustang dice:

      En otro orden de cosas, creo que esto de los comentarios en wordpress ha cambiado. Me ha salido un nombre de usuario distinto al que me salía siempre. De todas formas, al caso: soy Roy D. Mustang.

    • Fosforo dice:

      Pues hombre, ahora mismo el terror está sobrexplotado, y eso ha dado lugar a cambios importantes en el género. Habrá a quién le guste, y habrá quien ni siquiera lo considere terror. De todos modos, qué voy a decir yo, que el cine de zombis me parece todo una basura (que me divierte por cutre, malo y previsible).

  12. Runciter dice:

    Muy interesante este artículo, prácticamente suscribo todo.
    De los 50 no te dejas gran cosa, uno de los grandes géneros de décadas anteriores, el cine negro, daba sus últimas grandes pelis como las citadas “El crepúsculo de los dioses” y “En un lugar solitario” y “La jungla de asfalto” (esta creo que no la has citado, no es de mis favoritas, pero es una buena película). Pero sí, muchos westerns xD

  13. El Tipo de la Brocha dice:

    No me meto en lo riguroso del análisis (no creo que intención de Fosforo hacer un estudio meditado del tema, por tiempo que le haya robado), pero la idea en sí de hacer esta comparativa me parece muy acertada y la conclusión también.

    De 1950 personalmente hubiera mencionado también La isla del tesoro (clásico de aventuras Disney) y… pocas más, la verdad.

    • Fosforo dice:

      Un estudio riguroso de esto requiere un trabajo de análisis una a una de cientos de películas, documentación variada, consulta a expertos diversos en cine y artes relacionadas…Obviamente, no, no es algo riguroso. De hecho la propuesta es “elijan 3 años bajo estas mismas condiciones y hagan su propio experimento”.
      No sabía que La isla del Tesoro de 1950 fuera la de Disney. La tenía en VHS, y la recuerdo muy maja. Sin embargo, fue superada magistralmente por unos muñecajos liderados por una rana de trapo, de modo que me escudo en ello 😄

  14. odiolitos dice:

    Totalmente de acuerdo con lo expuesto: siempre es más fácil encontrar cosas buenas “sancionadas por la experiencia” que hoy en día. Tal vez porque lo mediocre se descataloga, o no se reseña. Y decir que cualquier tiempo pasado fue mejor es sólo nostalgia patatera.

  15. Esto lo he comentado yo con mis hamijos (un palo de escoba con batín y una taza) más de una vez: no es que el cine de ahora sea una basura y el de antes EL BIEN, sino que, con el tiempo, uno se acuerda más de las buenas que de las malas.

    Eso no significa que antes no hubiera HECES más grandes que el sombrero de un mexicano, sino que, como es lógico, no han sobrevivido al paso del tiempo. Bueno, algunas sí, como las de Ed Wood, las peores de Roger Corman, etc., pero ahí entran otros factores.

    En resumen: yo digo SÍ a su post y estoy de acuerdo con usted. No se acostumbre, que Cisne negro me sigue pareciendo peor que la peste negra.

    • Es como cuando uno echa de menos ir al colegio, donde todo era alegría y felicidad… ¿Es que acaso yo era el único al que los compañeros usaban de sparring de pressing catch por ser gordito y con gafas?

      • Chuck Draug dice:

        Curioso, yo me acuerdo más de las barrabasadas de los matones de mi colegio porque yo era el niño responsable y estudioso que de… bueno, sí, me acuerdo de los sobresalientes y de partidos de fútbol con botellas de plástico (no nos dejaban el balón en el recreo)…