Una reseña positiva de El regreso del caballero oscuro

Publicado: marzo 19, 2012 de Fosforo en Libros y comics

Bienvenidos a la semana positiva de Crisis Creativa. ¿Qué? ¿Cómo? Se preguntan ustedes a que viene esto, ¿eh? Pues a que hemos decidido dedicar una semana entera de nuestro blog a hablar de cosas que nos gustan, que nos hagan felices y que son fantásticas. Para que vean. Esta semana, todo será optimismo, felicidad y amor, empezando hoy y durante 5 días ininterrumpidos (¡no como la semana pasada!), incluyendo un post especial de Un tipo con Boina para mañana y un alegre post invitado para el Jueves. ¡Sí! Todo eso y mucho más en la Semana Positiva de Crisis Creativa. Tiene rima, y eso lo hace más pegadizo.

Quiero aprovechar el espíritu de esta semana tan especial para responder a un post publicado en esta página hace unos meses. Y como podrán adivinar por el título del post, es, ¡sí!, sobre El regreso del caballero oscuro, el popular cómic de Frank Miller protagonizado por Batman. Ese que el tipo con boina dijo que No era para tanto. Pues es que no estoy nada de acuerdo con esas cosas que dijo, y me he propuesto contaros las bondades del cómic.

El regreso del caballero oscuro es una historia fuera de la continuidad oficial de Batman (y no vamos a incidir mucho en la continuidad en general de DC, que estamos POSITIVOS) en el que Miller intenta sacar las claves que expliquen las motivaciones, el entorno y resolver algunas incógnitas del superhéroe de Gotham. Para ello viaja al futuro, un futuro en el que Batman se ha retirado y los héroes no existen. Han desaparecido. El que sí que sigue ahí es Bruce Wayne, contemplando como la ciudad y el mundo se hunden. Entonces decide regresar (de ahí el nombre del cómic). Su regreso tendrá consecuencias sobre capítulos de su pasado (la primera parte de la obra) y su presente (segunda parte) hasta que finalmente se enfrentará al destino, un cierre que representa el enfrentamiento entre dos tipos de superhéroe. De eso trata El caballero oscuro.

El argumento, como os digo, está muy bien, es estructurado, lógico, y tiene un buen desarrollo de personajes que atiende a unas intenciones mayores. Una de las preguntas que Miller plantea constantemente en el cómic es cómo reaccionaría la sociedad ante un superhéroe, ante un Batman. Una persona que se tomase la justicia por su mano y rompiese la ley para defender la ley. Alguien que aplicase un criterio implacable y sin posibilidad de apelación a la hora de repartir guantazos. Esta escalada de pánico social y debate va creciendo hasta llegar al clímax, en el cual el guionista determina que el poder no podría tolerar semejantes actos. Miller plantea una casta política y de los medios corrupta, egocéntrica, estúpida y cobarde, y los hace tan grotescos y despreciables como los propios villanos.

La primera parte analiza el regreso de Batman, reflexiona sobre su papel en la creación de nuevos villanos y profundiza en su relación con su más íntimo y emblemático enemigo, el Joker. Aquí, las dos visiones sobre el papel del hombre murciélago ya quedan bien reflejadas, pero será en la segunda parte, en la que Batman se enfrenta a la banda de los Mutantes, una peligrosa banda callejera que ha tomado Gotham, en la que realmente queda claro el debate. ¿Es positivo que una persona se arrogue a si mismo la autoridad para impartir justicia y castigar físicamente a los que no cumplen su criterio? En la tercera parte se produce el enfrentamiento final, donde Batman cumple su destino y enfrenta esta visión, la del héroe que actúa al margen de la ley y es implacable, con la optimista y buenista visión de los supers en la Edad de Oro, representados por su máximo exponente. Una batalla épica que queda en tablas. Un final espectacular e inmejorable (no hablaremos de la “segunda parte” de la obra, porque estamos en una semana positiva).

¡Toma esa, boinudo asqueroso!

Posiblemente el cómic no tenga ningún discurso épico como el de La broma asesina, una especie de “respuesta” de Alan Moore al Batman que plantea Miller; pero sí que cuenta con momentos memorables, escenas épicas y un diálogo final que creo que está a la altura de los soliloquios del Joker en la obra de Moore. Los diálogos son buenos y dejan claro quién manda. El puto Batman.

Sobre el dibujo, que también corre a cuenta de Frank, es bastante bueno. Hay que destacar la labor del entintador, sobretodo tras ver los bocetos de Miller, pero en general es correcto. A quien no le guste el estilo de este autor dibujando, entiendo que no le va a hacer mucha gracia, pero el color arregla un poco las carencias de Miller. No es nada brillante ni destacable, sino algo resultón, práctico y cumplidor, en tonos apagados como corresponde. Personalmente me cansan un poquito los coloreados turbosaturados que ahora pueblan los cómics de superhéroes. No es que la labor de Lynn Varley sea tan buena como la desarrollada en 300, y es cierto que puede sonar algo chungo lo de que trabaje siempre en las obras de su marido, pero el caso es que en esta obra en concreto no lo hace nada mal. No peor que cualquier colorista cumplidor de los 80. No es una obra de arte, pero aguanta.

A mí personalmente me gusta mucho la definición que aporta al personaje, las claves que crean este cómic y han permitido desarrollar muchas otras historias de Batman inspiradas en los parámetros que se establecen en El regreso del caballero oscuro. Puede que actualmente muchas de las cosas que en su momento lo hicieron especial hayan sido mil veces repetidas y estemos un poco cansados de este esquema, pero no se le puede restar su valor y originalidad solo porque, treinta años después, se haya plagiado hasta el aburrimiento el concepto y el debate que sienta aquí Miller, y que por otra parte tanto se aplaude en la otra obra cumbre del género de esa década, Watchmen.

En resumen. Un buen cómic, con un dibujo aceptable, un uso del color que no desentona, grandes momentos y un planteamiento que va mucho más allá para el que lo quiera ver. Me gusta este cómic. Os lo recomiendo.

Anuncios
comentarios
  1. Síseñor. Creo que ya lo dije en la otra ocasión: a mí me encanta este cómic. Posiblemente sea, junto con Watchmen, mi segundo cómic favorito.

  2. mariods dice:

    “Toma esa, boinudo asqueroso” Me ha matao. XDDD

    A mí, personalmente, me encanta este cómic. Es tal vez de mis apreciaciones de Batman favoritas, y eso que se trata más bien de su Avalón. Y tal vez por eso me encanta. No imaginaría un mejor final para Batman que el que se relata aquí (y es que sí, lo de la secuela fue un despropósito que ojalá no hubiese salido del tablero de dibujo). Si ya era fan de Batman, este cómic hizo que lo fuera aún más, un dibujo que no molesta, si no que acompaña perfectamente a la historia; un guión envolvente y entretenido que anima a su relectura una y otra vez, y un tratamiento y desarrollo de personajes perfectamente creíble, fantástico y bien trabajado desde el principio. Todo un éxito de Frank Miller cuando aún… molaba. 😀

    Y personalmente, me encanta el Robin de este cómic mucho más que ningún otro. En serio. Creo que es la única vez que noto a un Robin perfectamente aprovechado en una historia de Batman.

    ¡Gran Review, tenía ganas de leer algo así por aquí! (que no se me malinterprete, también me gustan los otros tipos de reviews, pero se echaba en falta algo así tras tanta crítica negativa). XD

  3. Nubis dice:

    ¿Positivismo? ¿Por aquí? Esto solo debe de ocurrir cada dos años… xD ¡Así que aprovechemos el momento se ha dicho!

    A partir de unas de las ideas iniciales de Watchmen (que aún a día de hoy se sigue usando con frecuencia), Miller juega con su propio concepto de ello con un personaje que hay que tener cuidado al tocar, considerado una vaca sagrada para los más fans del género superheróico. Aunque seamos sinceros, Miller salvó a Daredevil y Batman, o así lo veo yo, así que le dejen hacer lo que le venga en gana con el murciélago, se lo puede permitir.
    Es de los pocos autores que se atreven a cuestionar lo establecido en el mundo del cómic, algo harto tonto ya que no significa que sea un regla a seguir a rajatabla, si no un ejemplo donde poder trabajar y avanzar por otros derroteros. O incluso obviarlo y tomarse sus propias conclusiones desde cero. La mayoría de autores parecen más ser unos mandados que siguen las reglas ya escritas de lo que vende en lugar de plantearse si hay más puntos donde escarbar y encontrar ese oro en ideas que todos buscan. Pero para encontrar, hay que arriesgarse a buscarlo ¿no?

    Este cómic es obligado si uno gusta de la buena lectura, si se es fan de Batman pues más obligado aún, aunque ya estará de sobra leído, claro. Es buena lectura porque nos hace pensar, y eso indica que el cómic se te va a quedar dentro, te vas a plantear cuestiones a partir de un punto de inicio, y eso supone mejorar como persona, es como leer un libro de buen filosofo. Te hace plantearte, por muy serio que sea uno, si realmente existiera un héroe local en tu ciudad como te lo tomarías, si lo apoyarías o te parecería un majadero, un terrorista (que ya se sabe que entre esta palabra y “héroe” hay una misma moneda). Para mi que una ficción te haga pensar en la realidad seriamente, pues no tiene precio, es simplemente fantástico.
    Una pena para aquellos que no consideran los cómics como un buen libro, la de pensamientos futuros que se pierden.

    Y bueno, veamos si la nueva peli del héroe de Gotham está basada o no en este cómic, algo me dirá que si, aunque el concepto no sea el mismo, compartirá muchos puntos en común en la filosofía que indico.

    Quien diga que Miller no sabe dibujar es que no ha leído el trabajo que llevó con Sin City, donde solo un verdadero amante del arte se preocuparía tanto en ese esfuerzo y dedicación. Gran puto Miller.

  4. Neyebur dice:

    Yo puedo decir sin duda que disfrute de este álbum y lo coloco entre los imprescindibles del Murciélago. Refleja muy bien que Batman es uno de los héroes de las viñetas más realistas y que quizás nuestra sociedad necesitaría a un héroe como él, aunque sea como ejemplo, transformando a nuestros “mutantes” (cualquier tipo de violencia callejera sin sentido) en guerreros del enmascarado. Y es que en verdad hay muchos que quieren luchar pero no saben porque causa
    Si tuviera que ponerle un “pero” sería que la batalla final contra el Joker me supo a poco. Le he visto SPOILER morir en otras dos ocasiones (Arkham City y Batman Beyond El Regreso del Joker) y sinceramente me quedo con la de Batman Beyond, me parece que marca mucho más a Bruce Wayne y el Joker muere con una “broma”, haciendo honor al dicho “quien a hierro mata a hierro muere” FIN SPOILER
    Es además de los albums que merece la pena leer más de una vez (yo lo leí en el vuelo de ida para conocer a Mario y me lo releí a la vuelta)
    Además esta claro que ha inspirado mucho a Nolan con sus pelis de Batman, y no hablo solo del Batmovil tanque. Para mí que Bane en esta tercera parte cumplirá un papel similar al del líder de los mutantes, buscando destruir Gotham y someterla, y así a Batman, que tendría que salir de su retiro, mucho más anciano, y lugar como antaño, llegando quizás a “morir”
    No solo Batman esta bien representado, creo que todos esos ciudadanos que entrevistan a lo largo de la historia, incluido después de ese “Apocalipsis” están muy bien representados, todos actuaríamos de alguna de esas maneras en esa situación
    Y de lo que más me gusta de este álbum es ver a Batman al ojito derecho de América: Superman. Puede tener todos los poderes del mundo, pero mientras que él lucha por América, su emblema, Batman lucha contra la injusticia, incluso si esta viene del mismísimo presidente

  5. Carlos dice:

    A mí me gustó 🙂

  6. El Tipo de la Brocha dice:

    Me lo leí y ni tan mal. Las historias autoconclusivas de Batman suelen ser bastante buenas y esta no es una excepción, a pesar de que el dibujo de Miller no sea para mí.

    De todos modos, sigo prefiriendo El largo Halloween y Batman & Drácula, entre otros.

  7. Vrede dice:

    Siendo la semana positiva, ¿Responderéis positivamente a los comentarios? Porque esto es para llorar de lo hippies que os habéis vuelto.

    • Nubis dice:

      Tengo una teoría que esto es para demostrar que los artículos positivos y buenos no son tan leídos como los más críticos y trolls.

  8. Runciter dice:

    Obra clave sin duda, tanto del cómic de los 80, como de la historia de Batman en general. Un día de estos publicaré una reseñilla de la segunda parte de esta obra, la infame (o quizás no) “El caballero oscuro contraataca” 🙂

    • Fosforo dice:

      No lo dude, la infamia de esta obra contamina hasta la última de mis neuronas. Pero estamos en la Semana Positiva.