La cosa más dulce

Publicado: marzo 5, 2012 de Fosforo en Cine

Celebramos hoy el día de Gender Bender en Crisis Creativa, una iniciativa que llevan los chicos de En Crisis. Webcómic, por cierto, en el que he participado como co-guionista en su última página. Y para meterme en el papel de Cerilla, he decidido ver La cosa más dulce.

La primera vez que me decidí a ver La cosa más dulce fue por recomendación de una amiga que me aseguró que aquella película era una provocadora comedia americana que dinamitaba los roles de las mujeres en las comedias románticas estadounidenses. Me la vendió como poco menos que la culminación de décadas de feminismo, como una película diferente y rompedora. Y conozco más gente que lo piensa, siendo, después de Amelia, la peli que más chicas conozco que la consideran “su preferida”. Y la verdad, después de verla, no entiendo nada.

La cosa más dulce trata sobre Christina, una chica guapa y a la moda interpretada por Cameron Diaz, y ya desde el principio nos dejan claro que es una de esas chicas que cada noche ligan con un chico en las discotecas, y que juegan con los hombres a su antojo. Después de eso, lo demás que nos cuentan ya nos lo sabemos. Va con tacones bailando por la calle, se preocupa todo el rato por las calorías, no cree en el amor y todos esos estereotipos. Christina es el prototipo de chica rompecorazones que ya hemos visto mil veces. Y no solo eso, sino que, como hemos visto mil veces, acaba enamorándose del primero que pasa, de la forma más tonta posible.

Conoce a Peter (Thomas Jane, ahí arriba lo tenéis) en una discoteca, primero le odia, se obsesiona, luego empieza a pasarlo bien con él y cuando se quiere dar cuenta, Peter desaparece. Pero ella y su amiga Courtney (interpretada por Christina Applegate) deciden ir a buscarle a la boda de su hermano porque Chistina está enamorada. Zorrean durante un viaje y finalmente, después de muchas payasadas, descubren que la boda no es del hermano de Peter, sino del propio Peter. Lágrimas y decepción, huyen de la boda y lloran mucho. Pero Peter no se casa, y acaba volviendo para buscarla a ella. Y como ella ha aprendido que la pareja estable, el amor y posiblemente el matrimonio son lo más importante,  y que todo lo demás hace que se sienta vacía, pues eso, se enrolla con él, se casan, y todas esas cosas.

No veo en este argumento nada de todas esas rompedoras y feministas intenciones de subvertir los tópicos sobre mujeres en las comedias románticas, pues el mensaje sigue siendo el mismo. Disfrutar de tu sexualidad como mujer es algo vacío que no te aporta nada, la felicidad se encuentra en las parejas estables, las chicas quieren tener un cuerpo 10, vestir a la moda, que se las folle un maromo de grandes dimensiones genitales y ya. La película es de un conservadurismo que llegaría a ser ridículo si no fuera lo habitual en toda producción de cine comercial donde mujeres disfruten de la liberación sexual. Si una chica decide “ir por libre” y ligar con quien le parezca en cada momento, es un pendón y, además, no es feliz con ello, aun que ni ella se dé cuenta. Ya caerá en las redes de algún hombre que la devuelva a su lugar.

En parte esperaba que, por lo menos, el tratamiento del sexo fuese algo rompedor, visto desde el punto de vista de la mujer y no del hombre. Pero no tuve mucha suerte con ello. La cosa más dulce es un American Pie con tres chicas de 28 años como protagonistas. Y como mujeres, a lo que se dedican es a suspirar por el chico ideal, a hablar de pollas y zorrear. Porque las mujeres sin novio son todas unas calientapollas. Además de ser idiotas de remate, claro. Las motivaciones de las chicas, cuando aún no estamos metidos hasta las cejas en el topicazo del amor verdadero, son básicamente las que se le atribuye a los tíos en el resto de películas, pero con un sentimiento de culpa final. Muy feminista todo.

A mí no me preguntes, solo soy una chica

A mí no me preguntes, solo soy una chica

Pero dejando al margen que esta película es una mofa a todo aquello que podamos considerar liberación sexual, ¿qué tal como comedia? Pues una mierda, sinceramente. A ello contribuye el hecho de que el dúo protagonista (y la tercera pieza, Selma Blair, en un papel algo más secundario) sea inaguantable. Un insulto a mi inteligencia. Son pijas, tontas, las reinas del baile y en esencia, eso, una panda de zorras que explotan sus físicos para conseguir lo que quieren (y tienen las aspiraciones bajas). De hecho, durante toda la película me pregunté…Si se supone que esto es una cinta para chicas…¿por qué tanta concesión para el público masculino más necesitado de sexo sugerido?

Porque, por supuesto, el sexo en esta película se practica siempre con ropa, nunca sale nada que insinué destape. Eso sí, escenas de Cameron Diaz en sujetador, unas cuantas. Y así, igual hay quien no se da cuenta de que el argumento es una soberana mierda. Realmente me indigna bastante que haya gente que considere que esta película no tiene un argumento machista y topicazo, una condena más a la mujer a prescindir de su sexualidad más allá de satisfacer al hombre, y que considera al hombre como un animal de instintos que solo piensa en follar y que está en poder de la mujer. Nada más alejado de la puta realidad.

Esto es lo que nos interesa, chicas. Y nada más.

Sin embargo, pensé…¿Qué ocurriría si la película fuera poseída por el espíritu de Gender Bender? ¿Qué pensaríamos si el chico protagonista pellizcase en el culo a una chica en una discoteca solo para llamar su atención, y que cuando esta decidiera irse educadamente, la llamase zorra? ¿Qué nos parecería una película donde los tíos cantasen canciones sobre el olor vaginal? ¿Qué opinaría la legión de feministas de sofá que le ríen las gracias a esta película si el padre del novio pegase a la novia por suspender una boda? Y más preocupante, ¿nos parecería graciosa una escena dónde varias chicas hablasen de un tío que se las tiró y luego les dio números falsos o las trató como a una mierda?

El cartel da para un post aparte...

En conclusión, que la película es tópica, aburrida, tonta, mojigata y moralista, echando a perder, una vez más, una oportunidad de hacer una película donde las mujeres pudieran vivir tranquilamente su sexualidad como lo hacen los hombres en tantas otras películas. No solo eso, sino que además como comedia falla tremendamente, no hace reír y sus intentos de ser escatológica y provocadora se quedan en topicazos aburridos y chistes de patio de colegio sobre el sexo oral.

Ah, por cierto. Incluye una escena LARGA con Cameron Diaz y la Applegate probándose ropa ridícula mientras suena música, en plan montaje. Dura varios minutos. Y no viene a cuento de nada, ni tiene sentido, ni es graciosa ni nada de nada. Es odiosa.

Anuncios
comentarios
  1. Nubis dice:

    Si las feministas de hoy en día se identifican con esta peli, eso habla un poco de ellas… Primero que sepan realmente lo que significa “feminismo” y luego que aprendan a ser mujeres de verdad, no Barbies salidas de un molde de fábrica.

  2. spikereven dice:

    La película es un buen montón de mierda. Nunca me hizo especial gracia (y soy muy fan de las comedias románticas) y coincido en que conozco a muchas chicas que en su día la abanderaron como “lo mejor del mundo mundial”. Incluso hubo una temporada que estaba muy de moda cantar la cancioncilla de “No, no puede caber aquí” como símbolo de liberación sexual o algo parecido

  3. Ameyeg dice:

    Seas chico o seas chica, si tienes cerebro esta película te parecerá una soberana mierda, no sabía que había gente que la veía como el culmen del feminismo, cuando toda la peli parecen las fantasías sexuales de los guionistas
    Muy acertado el comentario de que si esta película sufriera un genderbender seguro que hubiera recibido más de una denuncia, un mundo hipócrita y medio ciego en el que vivimos para creer que la historia de siempre es algo nuevo y reivindicativo

  4. Yo solo vi una escena en una de esas ocasiones que zapeaba: el Trío Furciesco cantando que no se iban a dejar que se la metieran up in the air arse. Tras acabar el numerito, apagué la tele y me pegué con un mazo en la sesera.

  5. mariods dice:

    Entramos en ese tema tan complicado de qué es lo que se considera igualdad entre sexo y qué es feminismo exhacerbado inducido a engaño. Desde luego, muy interesante.

    No he visto la peli, pero vamos, tras ver muchos trailers y leer sipnosis más o menos ya imagino que no va a ofrecer más que lo que ofrece cualquier comedieta romántica al uso, solo que más orientado hacia las chicas. ¿Es eso símbolo de feminismo? Yo creo que no. El hecho de que veas la peli desde el punto de vista de la mujer no significa que la prota no cumpla los requisitos típicos del personaje arquetipo de chica-florero que solo piensa en sexo y en zumbarse a cuanto más hombre mejor. Eso para mí no es igualdad de sexos, es volver a lo primigenio, a la concepción de la mujer como mero objeto sexual sin ningún tipo de carácter por ella misma. Nunca me ha gustado el hecho de que pelis así sean el estandarte del feminismo, cuando realmente sus historias no hacen más que desdeñar y hundir en los mismos tópicos de siempre a la mujer (que por otro lado, muy autosuficiente pero siempre entregada a las modas, la provocación por encima de las demás hembras y la superficialidad).

    Por otro lado, no hay que confundir igualdad con venganza feminista porque sí. No es cuestión de “hacer que la chica sea la que maltrate al hombre porque es lo contrario de lo que pasaba antes”, con ello no se igualan las tornas. Solo se consigue salpicar de mierda a cualquier mujer responsable y autosuficiente. Si hay comedias sobre tíos que no necesitan meter puyas al sexo cada cinco minutos, creo que también se puede conseguir con comedias para mujeres. Digo yo, vamos.

    Aparte de eso, no creo que hiciera falta ver esa peli para tener un ejemplo claro de este tema: cualquier serie de comedieta española refleja bastante bien todo lo que dices (e incluso te da más material jugoso con el que dudar de la mentalidad igualitaria de ciertas personas). XD

  6. Lo único que merece la pena de esa película es Selma Blair. El resto es que no hace ni gracia.

  7. El Tipo de la Brocha dice:

    La peli es una mierda y Cameron Diaz no ha estado realmente buena desde La Máscara, por lo que, para un tío, no hay por dónde cogerla. Para las mujeres… ellas y su lógica extraña sabrán.

  8. No sé si soy la primera chica que comenta porque hay un par de suscriptores de sexualidad incierta, pero esta película es una mierda y la única persona que conozco a la que le gusta es un tío. Por las tetas que se intuyen, supongo. Tampoco me acaba el papel de Selma Blair, y la escena de la lavandería y la corrida me da auténtico ASCO, será que no soy revolucionaria ni feminista.

    • Fosforo dice:

      Pues de verdad, no sabe el coñazo que he sufrido con esta película. Tenía una amiga que se sabía todos los diálogos de memoria, la citaba como si fuera algo muy provocador y la tenía original en DVD. Es el caso más extremo, pero conozco más.
      Eso me decidió a hablar de ello. Completamente de acuerdo con que la película es un asco y una mierda.

  9. Carlos dice:

    Una película interesante y atípica que explora temas interesantes de las relaciones sin caer en estereotipos (al menos no demasiados) es la primera de Spike Lee, Nola Darling / She’s gotta have it. Es un pelín rarita y primeriza, pero tiene su encanto. Va de una chica que tiene tres novios porque uno solo no puede darle todo lo que necesita – y no es dinero 😛 Me parece una reflexión interesante acerca de la obsesión con las relaciones monogámico-monolíticas que plaga el cine hollywoodiense.

    • Nubis dice:

      Apuntada men, me parece más inteligente, madura y feminista que la caca de la vaca de película de más arriba. Puede que no sea lo más como dices, pero la intención e idea se come ya a todas las pelis tontas de este estilo que pare Hollywood.

      Hollywood, hazme el favor, arde de una vez, por favor te lo pido, arde, lenta y dolorosamente… y como diría cierto David: http://www.youtube.com/watch?v=1g4V55DSrbg