Phineas y Ferb a través de la segunda dimensión, la película…

Publicado: febrero 22, 2012 de Fosforo en Cine

Debo reconocer ante todo que soy un gran fan de la serie de dibujos animados de Phineas y Ferb, y que en dos años me he tragado sus capítulos varias veces y los he disfrutado a rabiar. La serie tiene algún capítulo flojo, pero la media es excelente, y ocasionalmente, tiene capítulos brillantes. Por eso era tremendamente reticente a ver la película, dado que las películas de series suelen variar entre un capítulo demasiado largo *ejem* Los Simpson *ejem* y el despropósito para consumo familiar (vease La banda del patio). Finalmente y armado de valor, echo manos a mi DVD de Phineas y Ferb a través de la 2ª dimensión. En Versión Original Subtitulada, para no empañar ni un poquito mi crítica.

Para los que no la conozcan…la serie trata de dos hermanos, Phineas y Ferb, que dedican cada día de un largo verano en vivir aventuras o construir complejísimas ideas, desde montañas rusas gigantes hasta restaurantes de lujo en el jardín. Tienen un ornitorrinco como mascota que es a la vez un agente secreto que lucha, todos los capítulos, contra un científico maléfico llamado Doofenshmirtz. E invariablemente en todos los capítulos, Candace, la hermana de Phineas y Ferb, trata de hacer que sus padres pillen a los niños haciendo de las suyas. Pero nunca lo consigue. Recomendadísima, en mi opinión la mejor serie de dibujos actualmente.

Ya la estética Matrix esta me tiraba un poco para atrás...

Acerca de la trama de la película, no estamos ante un capítulo dolorosamente extendido hasta la hora y media, sino más bien una “película definitiva” de Phineas y Ferb donde poco a poco van confluyendo todos los personajes y tramas de la serie de Tv. Pero al mismo tiempo, no da término a la misma, sino que sirve como parte de una “historia” que perfectamente puede continuar por más temporadas. Todo es un poquito forzado, pero funciona, que es lo adecuado.

Yo dividiría el argumento de la película de Phineas y Ferb en dos momentos. El primero empieza con Phineas y Ferb celebrando el cumpleaños de Perry y después deciden construir uno de los artilugios chiflados mientras que el ornitorrinco parte hacia una nueva misión contra Doofenshmirtz. Pero las cosas se tuercen y los chicos acaban en la guarida del inventor malvado, ayudándole a arreglar su última invención diabólica, y Perry no puede detenerlo sin revelar su papel como agente secreto a los niños. Esta parte me arrancó carcajadas por doquier, como también lo hicieron las primeras escenas con los niños, el ornitorrinco y Doofenshmirtz en la dimensión alternativa donde el genio del mal controla el área de los tres estados. Incluso uno de mis momentos más temidos, cuando Phineas descubre que Perry es un agente secreto es hilarante, correcta, y redonda. Como fan, no podría haber escrito mejor esta parte.

Sin embargo, la segunda parte es algo más floja. Finalmente Candace entra también en esta dimensión malvada, y todos ellos, junto con sus alter-egos de esta segunda dimensión luchan contra el Doofenshmirtz más malvado, que trata de conquistar la dimensión 1 con su ejército de robots gigantes. A pesar de que tiene puntos graciosos, esta segunda parte vive mucho de la acción, la previsible y emotiva moralina final y las referencias a todos los capítulos anteriores, con cameos de casi todos los inventos de Phineas y Ferb en sus dos primeras temporadas. Puede que los niños aprecien mucho la acción de esta segunda mitad, pero la calidad del guión desciende, los gags son menos brillantes y hasta tiene momentos que se hacen un poco largos. Aún así, el resultado general es bastante entretenido, hilarante, cuanto menos.

Pero lo mejor, sin ninguna duda, son las canciones. Y era otro de mis temores, porque reconozco que no todas las canciones de la serie son de mi agrado, pero las de la película me han encandilado. Salvo la primera canción, sobre el cumpleaños de Perry, todas las demás son geniales. La que cantan Phineas y Ferb a sus yos de la otra dimensión para explicarles lo que es el verano es cojonuda, pero después de pensarlo bien me tengo que quedar con la que cantan a duo ambos Doofenshmirtz cuando se conocen. Y es que a pesar de que el rollo de las dimensiones paralelas es un cliché gastadísimo, la película le saca juego e incluso sorprende. Como la propia serie, incluye pequeñas referencias y guiños para el espectador un poco más maduro (empezando por el título de la película).

Otra cosa donde no las tenía todas conmigo era el personaje de Ferb. ¿Lograrían tenerle callado toda la película hasta que al final dijera una sola frase? No es lo mismo hacerlo durante 10 minutos que durante más de 70. Efectivamente, no lo consiguen, pero no dice más que una cada 20 minutos o así, de modo que cumple perfectamente con el “canon” de la serie. Y eso da gusto, porque la película se muestra muy respetuosa con el material sobre el que está trabajando, y juega con todo ello siempre manteniendo la coherencia. No como pasaba, por ejemplo, con la de La banda del patio, donde la trama era una versión alternativa de una idea que ya se mostraba en un capítulo. Aquí todo es nuevo, y definitivo. Gracias a un oportuno “lo hizo un mago” para salvar el día y permitir que la serie siga como hasta ahora.

Entre las escasas licencias que se permite, hay una que me gusta particularmente. La película explota a Perry como personaje, y no solo como recurso cómico. Tiene sentimientos, al fin, y buena parte de la cinta se trata más sobre el conflicto de intereses del ornitorrinco (sí, ahora que lo escribo está sonando raro) que sobre conquistas del mundo a cargo de ejércitos intradimensionales. Y se agradece mucho dotar a los personajes de ese pequeño trasfondo emocional, incluso resolviendo una de las dos “situaciones sexuales no resueltas” de la serie. No voy a decir cual.

En definitiva, que la película es un entretenimiento válido, que ni es un capítulo estirado ni un intento chapucero de dotar de un climax a la serie. No es tan brillante como los capítulos más brillantes de la serie original, pero se encuentra en la media de los episodios, de modo que no se le puede poner mucha queja. Las canciones son sensacionales y no toma al espectador por estúpido. No se me ocurre nada mejor que decir. Si eres aficionado al programa de Tv, vale la pena.

Anuncios
comentarios
  1. Chuck Draug dice:

    El problema de la película es que toma el manido argumento de “hacemos la peli y va sobre salvar al mundo” y en vez de parodiarlo, como uno puede esperar de Phineas & Ferb, lo siguen al pie de la letra. Es una oportunidad perdida, en mi opinión, y que la habría hecho mucho mejor, pero la disfruté. Una película que entretiene, que en la sala donde la vi en su momento mantenía a los niños atentos y riendo y a los padres también riendo.
    Aun así, donde pierde ahí gana en el desarrollo de Perry. Quiero decir, es el primer ornitorrinco que mola, ¿qué menos que darle un desarrollo de personaje digno? Antes todo era simplemente “jiji, jaja, un ornitorrínco pegándole a un científico loco”, pero ahora, en fin, consiguen que sea un personaje más.

    Coincido en el bajón que hay en la segunda parte. Se hace algo cansado, pero al menos no es una cosa demasiado grave, porque no empaña en demasía el conjunto general. Puede que no convierta a la película en algo genial, pero la mantiene en un espectro de calidad que ya quisieran otras series.

    Y sobre las dos versiones (inglés y español), me reitero sobre algo que dije hace tiempo: el único que se salva realmente del doblaje español es Doofenshmirtz, genial aunque no tenga el acentaco del original, y tenemos a Candace en una segunda posición, mientras el resto es normalucho… y el chaval que pone de voz a Phineas ya no está para dar voz a un niño. Y las canciones, en inglés sí o sí, en eso no ha discusión.

  2. Vrede dice:

    El vídeo aparece bloqueado. Bitch.

    La película me gustó, y juraría que también entretuvo a mi novia que fue con quien la vi. No, no era un capítulo largo, ni mucho menos como bien has resaltado, y sí, esa primera parte de querer salvar la situación a riesgo de ser descubierto, me encantó. Lo que me resultó forzado y no terminó de convencerme es cómo era la resolución del problema, como si forzasen a que saliera bien a pesar de que no dejan cabos sueltos y queda todo muy bien. Sinceramente, yo me esperaba en la peli que se liase todo de verdad y genuinamente, para que Doof dominase ese mundo (el Doof fracasado, ofc) y en un momento dado se arrepintiera, viendo que ese no es el camino, que su maldad es un error, etc PERO que finalmente, como descubren lo de Perry, al borrarles la memoria Doof volviese a ser el mismo malhechor de risa.

    ANyway, buena peli, cualquier seguidor de la serie la disfrutará. Para niños y no tan niños (vale, y frikis asquerosos).

  3. Neyebur dice:

    Yo la disfrute en el cine y la disfrute como un crió viendo a estos dos hermanastros en la pantalla grande. Ahora mismo no se me ocurre otra película que adapte tan bien el espíritu de una serie, incluso añadiendo matices nunca vistos antes, sales de la peli sintiendo que conoces más a los personajes

  4. Nubis dice:

    Que reseñes esta peli ha sido toda una sorpresa, después de la onda de las anteriores pues era una que jamás esperaría (y justo el día después de la reseña de “Drive” de Boinez xD)

    La película me gustó, pero como bien dices, no es lo mejor que han producido este equipo de desarrollo. Aún así hay momentos bastante identificables al estilo de la serie, cosa que suele olvidarse en otras pelis de animación basadas en series (¿Por qué ocurre esto? Es como si tuviesen unas reglas a seguir según hagas series o películas y las siguieran a rajatabla, así no hay quien innove).

    Mi motivo por considerar esta serie como una de las mejores de la historia es por el meritazo de que cada episodio tiene varios elementos originales, pero, afrontados y elaborados con repetitivos gags que jamás cansan. Un proeza. Aún encima estos detalles se comen la trama principal, siendo de las pocas obras que la trama principal de la historia en sí queda reducida.

    Si lo analizamos, en cada episodio tenemos:

    – Un invento de Phineas y Ferb (y la idea previa que lo genera)

    – Táctica de Candace para pillar a sus hermanos

    – Una entrada secreta de la agencia de Perry

    – Una chorrada con el Mayor y el becario

    – Una trampa que siempre coge a Perry

    – Un invento de Doofenshmirtz (y su justificación o historia de niño traumado)

    – Una canción

    – Una derrota de Doofenshmirtz

    – Un efecto mariposa (aquí el punto más elaborado) que hace que todo vuelva a la normalidad y que Candace no se salga con la suya.

    – Pequeños detalles a lo largo como “No eres un poco joven para…”, la frase final de Ferb o las comidas que invita mamá justo al final.

    Me pongo en la piel de uno de los guionistas de esta serie y se me viene el mundo encima, es todo un reto que en cada episodio tengas que pensar cada uno de estos elementos de tal forma que cuadren con el efecto mariposa del final. Pero episodio tras episodio estos malditos lo logran y lo que es mejor, ¡no se hace cansino!, es como un don que episodio tras episodio se repita absolutamente todo y que aún así queramos ver más. Luego están esos episodios diferentes de vez en cuando, los cuales no desentonan y cuadran con el resto de la historia de manera muy natural, genial también.
    Esto demuestra que los guionistas tienen una imaginación descomunal, son creativos a más no poder. Si tuviese que poner a prueba a alguien creativo, le diría que guionizara un episodio de esta serie de manera muy coherente.

    Esta serie nos enseña que hasta la rutina puede ser divertida si sabes enfocarla, aún encima nos puede ayudar a ser más creativos si sabemos combatirla. Una gran lección para este mundo tan gris y burocrático en el que vivimos y lección más grande aún para los niños que necesitan fomentar estas cosas.

  5. Nubis dice:

    ¡Ah! Y se me olvidaba. Esta peli funciona porque ha sido dirigida por ¡Nick Park! El culpable que sea la luna de mantequilla y que Wallace&Gromit anden sueltos por ahí. Eso explica muchas cosas.

  6. mariods dice:

    Wow, una crítica en la que se te ha visto muy suelto y entrañable, se nota que te gusta la serie, algo jodidamente normal. Dificil es encontrar a alguien a quien no le guste. 😄

    Aún no he visto la peli (bueeno, telefilm en todo caso pero camuflado como peli cuando llegó aquí a España para conseguir dinericos) pero seguramente sea fantástica. Y precisamente por ello, porque al tratarse de un telefilm y no una peli pretendidamente para consumo cinematográfico, será mucho más fiel al espíritu de la serie y mucho más libre para crear situaciones divertidas (el primer error de la peli de La Banda… que comentas es precisamente ese cambio de tono al tratarse de películas cinematográficas, mientras que con los Simpson es que ni el argumento se salvaba). Le tengo muchas ganas a esta, veremos qué tal. 🙂

  7. El Tipo de la Brocha dice:

    De la serie no hacen más que hablarme bien. ¿Qué episodio debería ver para engancharme? Alguna vez he pillado uno medio empezado en la tele y ni fu ni fa.

  8. Me entretuvo, pero, al igual que en la serie, las canciones podían metérselas por el ano.

  9. spikereven dice:

    A mi, y a los que la vieron conmigo, nos encantó. Supo hacernos reír y emocionarnos a la par. Como bien dices el protagonismo y la personalidad de la que se dota a Perry es de lo mejorcito, y el conflicto con Phineas me parece redondo y muy bien llevado. Las cosas no pasan y se aceptan porque sí, sino que tienen un recorrido, y eso en una película sobre una serie de animación infantil es todo un logro (que coño, ¡hoy por hoy es un logro en el cine y la televisión en general!)
    A mi entender es el homenaje definitivo a los fans y al material original que tanto se merece esta gran serie.