¿Es el videojuego un arte?

Publicado: febrero 20, 2012 de Fosforo en Videojuegos

Desde que tengo uso de razón (y conexión a esta antología global del disparate conocida como Internet) he visto múltiples opiniones calificando el videojuego como arte. Antes de entrar al trapo, analicemos un poco qué es un arte. Para este término tan elevado empiezo recurriendo a algo tan mundano como la RAE, que nos dice, en la segunda acepción de la palabra: Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.

Pero no nos vamos a quedar aquí, viendo que la palabrita tiene un puñado de sentidos diferentes, vamos a recurrir a otro elemento bien terreno, la Wikipedia (en inglés, por favor). La enciclopedia nos dice que el arte es el uso y organización deliberado de elementos, en ocasiones simbólicamente, para estimular los sentidos y/o el intelecto. Vamos a quedarnos entonces con la conclusión rápida (y revisable más adelante) de que el arte es el “uso humano de recursos diversos para expresar y estimular el intelecto y los sentidos”. Y resumiendo, tomamos tres elementos clave sin los cuales no tenemos arte: Uso humano, que hace que los animales no hagan arte; expresión, porque sin ella, arte sería fumarte unos porros y que alude tanto a los sentidos como al intelecto, lo racional y lo irracional. Por supuesto, el debate sobre esta definición se remonta, como poco, al siglo XV, de modo que tampoco vamos a obcecarnos en sacar punta a lo que no se puede, y nos quedamos de forma utilitaria con estos conceptos, que creo que son válidos desde casi cualquiera de las definiciones ampliamente aceptadas.

Las artes “numeradas”, conocidas generalmente como Bellas artes, tienen una definición algo más puntillosa, pero que es a grandes rasgos lo que ya hemos dicho más arriba. Sobre cuales son las “artes bellas” tampoco es que exista un consenso total, pero a todos en el colegio nos enseñan que son la Música, la Pintura, la Escultura, la Escritura, la Arquitectura y como “artes menores” la danza (y según la definición, la interpretación). A estas se les ha añadido el séptimo arte (el cine) y desde diversas “industrias” se ha promovido incluir a la fotografía y al cómic (el noveno arte). También he oído alguna vez que el marketing es arte, pero eso es como considerar deporte olímpico la lucha libre mexicana.

Después de media hora buscando una justificación para poner aquí la foto de una chica guapa, no la he encontrado de modo que se tendrán que conformar con los bellos cuerpos de los luchadores del WWE.

¿Es el videojuego el décimo arte? ¿Cumplen los juegos las condiciones que hemos destacado más arriba? Para ser estructurados, vamos a definir el concepto de videojuego, algo que creo que, para empezar, resulta más difícil de lo que creemos. Y no lo digo solo porque el último Metal Gear Solid tiene de JUEGO mis cojones. Un videojuego no es solo un juego interactivo, ni tampoco un juego digital. Necesita ambas características, y aquí nos damos de primeras con el gran golpe para entender el videojuego como arte. ¿Puede el arte ser interactivo? Os ahorro el tocho sobre lingüística y semiótica y proseguimos. Este es un punto interesante, porque la interactividad pone en serio peligro la expresión de lo que el artista pretende contarnos. Esa “visión personal” de la que habla la RAE se pierde, y también se diluye ese uso concreto de determinados elementos del que también hemos hablado. ¿O no?

En ocasiones tendemos a comparar el arte con otros artes. Esto ha dado lugar a grandes horrores a lo largo del Siglo XX, cuando pintores y escultores decidieron que si la música no tenía que representar nada, ellos también podían hacerlo y sus obras no necesitaban explicación ni sentido. Y así estamos. El videojuego, si es arte, no sigue las mismas reglas que otros géneros artísticos. Lo mucho o poco de interactivo que tenga un juego, así como la libertad más o menos amplia del jugador para alterar la “narrativa” del videojuego bien podría ser un elemento más que se usa para expresar algo. Por eso, yo creo que la interactividad no tiene nada que ver con si es arte o no es arte el videojuego, a pesar de que mucha gente lo descarta como tal por ello. Si una disciplina es arte o no está justificado en la propia definición de arte, no en la de la disciplina.

"No sé si llamarlo Intento de letra china con arena de playa o Sin título 14,5"

Entonces, vamos pasito a pasito. Está claro que el videojuego es de uso humano. También vamos a dar por hecho de que en la creación de un videojuego hay un proceso de uso de recursos consciente, a pesar de que hay algunos tan bien optimizados que parece que se programaron mientras los responsables se echaban la siesta. Quizá el primer bache sea la expresión. ¿Un videojuego expresa? Para eso hay que remontarse a algo más atrás, al juego. ¿Expresa un juego? La intencionalidad de un juego no es expresar, sino divertir y entretener. El arte puede ser divertido o entretenido, no hay más que ver la cantidad de risas que puede provocar esa obra indiscutible de arte que es El gran dictador, o lo rápido que puede volar el tiempo leyendo un buen libro. La expresión y el entretenimiento pueden ir acompañadas en las artes narrativas e incluso es altamente aconsejable. ¿Y qué hay con los que no son narrativos? ¿Puede ser arte el Tetris? Yo digo que no. Sencillamente porque no expresa nada, no tiene mensaje ni tampoco sentimientos. Bueno, aquí alguien me puede decir que expresa la impotencia de no poder encajar las piezas, pero eso me parece rizar el rizo para llegar a nada.

Pero ojo, que algunos videojuegos (el solitario del Windows) no sean arte no quiere decir que el videojuego (como concepto) no sea arte. Tampoco es arte el Tito Mc, y, por increíble que parezca, no se ha cargado el valor artístico de la música.

Meta-meta-arte. Un videojuego sobre una película sobre una cantante.

Entonces, ¿un videojuego que exprese algo podría ser arte? Creo que la tercera parte de la definición es un buen apoyo para defender esto. Al fin y al cabo, un videojuego nos inspira, por una parte, un reto intelectual, bien sea táctico o de deducción. Y si es una gran narración, nos puede llevar a reflexiones interesantes o a teorías retorcidas. Pero también inspira sentimientos. ¿No? Pues como antes, depende. Muchos nos sorprenden y provocan con sus diseños, su belleza o su originalidad, sus bandas sonoras. No todos los videojuegos lo hacen, pero una buena cantidad de ellos sí que provocan filias y fobias hacia personajes, además de que podríamos considerar la propia diversión y el reto de interactividad como un sentimiento.

Entonces podemos convenir en que el videojuego con una voluntad expresiva y la capacidad de provocar reacciones a través del intelecto y de los sentidos puede ser arte. Pero aún así, yo sigo considerando que no es, actualmente, un arte. Y hay una serie de puntos que no están expresamente en la definición de antes pero que me parecen imprescindibles para que algo que puede ser arte sea arte. El primer punto viene por aquello de la creación consciente. Sí, en la creación del videojuego hay una acción consciente, pero es una conciencia de la actividad artística. ¿Se hace el videojuego con intencionalidad de explotar artisticamente el medio? ¿O sencillamente hay un propósito de entretenimiento?

Lo enlazo con el segundo requisito. La crítica. O más bien, una “teoría del arte”. Por muy discultible que pueda resultar, y por mucho que se haya movido a lo largo de los tiempos, el arte ha contado siempre con una serie de “normas”, de “reglas” o bien de formas de comprensión del medio. Un cuadro antes era bueno cuanto más se acercaba a la realidad sirviendo a la intencionalidad del mismo. En la actualidad, un cuadro es bueno porque expresa sentimientos (y, curioso, la mayoría de las obras artísticas creadas con la concepción anterior caben en este). La música incluye unas normas de composición, una conciencia de virtuosismo, etc… Sí, las normas se pueden romper, pero existen. El ejemplo más fácil es el cómic, donde existen una serie de normas y recursos de sobra conocidos que todo el mundo asume como muestras claras de una obra. Luego hay gente que las rompe, pero hay una conciencia de que se está rompiendo con ello, y suele buscar provocar y sorprender más que ser algo involuntario.

Ahora que no hay Megaupload, el chip pirata de la Play de mi vecino es la nueva Biblioteca de Alejandría.

¿Existe eso en los videojuegos? ¿Cómo decidimos exactamente que un videojuego es artístico o no? ¿Qué es más o menos artístico? Pues normalmente se decide, otra vez, comparando con otras disciplinas artísticas. Si la historia es más o menos tal o cual, si la banda sonora es más o menos bonita, etc… Sería como considerar que una película con sonido tiene, por norma, más arte que una película muda sin banda sonora (Metropolis menos artística que American Pie 3). Más aún, sería como considerar que una película es mejor o peor mirando solo la música y el argumento, sin prestar atención a la cámara, a la interpretación, a decorados y vestuario. Una película es más que una suma de historia más interpretación más música. Es un arte nuevo y distinto, que sí, se sirve de algunas de estas disciplinas. Pero la Capilla Sixtina no deja de ser una obra de arquitectura solo porque tenga pinturas.

Los videojuegos, para ser arte, deben poder mirarse como un género nuevo, con sus propias reglas y condiciones, sus estrategias y sus formas artísticas. Eso hace necesaria una “teoría” y una crítica que la aplique, que decida que un videojuego es mejor o peor en base a esa teoría (discutible, claro, pero existente). Porque de momento, parece que un videojuego es más o menos bello estéticamente en base a la tecnología de gráficos. Según eso, Gears of War 2 es más artísitico que Monkey Island. ¿Estamos de acuerdo? Yo por lo menos no. Insisto, es como pensar que un cómic Image con coloreado digital y colores saturados y brillantes es mejor que uno de los años 60 o 70 con coloreado a puntitos (o que un cuadro de Velázquez sería mejor si el autor hubiera podido usar un Photoshop to reshulon to wapo).

El arte puede ser aburrido. Como un libro de Pérez Galdós o el Halo.

También necesitamos un artista. No un único artista (el cine, la arquitectura o la música son buena prueba de que la autoría de una obra puede ser compartida entre varios artistas) pero sí un artista, el papel de una(s) persona(s) que intenta hacer arte con sus videojuegos. No “en lugar de” el entretenimiento, pero sí “además”, y como función principal de este. Y para eso tiene que haber una forma de entender qué es lo que hace artístico a un videojuego y que no lo tiene…un juego de mesa, por ejemplo. Que no es arte, por mucho que nos guste el complicado trasfondo del Munchkin.

No soy quién para establecer yo esas condiciones y principios, igual que como lector de tebeos no se me ocurriría ponerme a escribir un tratado sobre narrativa en viñetas. Hacen falta los Eisenstein, Eisner y demás que le otorguen al videojuego las condiciones objetivas para ser arte. Y entonces, y solo entonces, será arte. El videojuego, como concepto, no los videojuegos, como totalidad. Para el arte del videojuego, el Buscaminas es como Crepúsculo a la literatura. Nada.

O la cúpula de Barceló a la pintu...arquite...a las manualidades infantiles.

Y ahora, por favor, pasen y opinen sin piedad. Discutan la definición de arte, de interactividad, o enfádense porque me he metido con algo que les gusta. Si se han quedado con ganas de más, aquí hay un artículo de un tío que sabe más que yo, de hace unos años, con el que comparto algunos puntos y no coincido en otros.

Anuncios
comentarios
  1. Muy interesante reflexión. Quisiera aportar dos cosas que se me ocurren, de unas cuantas más:

    Con respecto al tema de la teoría, es característico de todas las formas de arte que la teorización sea posterior (en muchos casos MUY posterior) a la expresión misma. En el caso de la música, por ejemplo, las teorías sobre relaciones armónicas y contrapuntísticas surgen por lo menos 100 años después de sus primeras aplicaciones. No creo que sea la teoría la que tenga que validar una forma artística, sino más bien debe ser una búsqueda de elementos para entender esa expresión.

    Por otro lado, creo que el videojuego debiera entenderse como una especie de “arte integrado”, en el que al igual que el cine, se conjugan música, imagen, narrativa, etc; y que por otro lado tienen elementos propios que los distingen. En el caso del videojuego, uno de estos sería la interactividad (que, por otro lado, tiene antecedentes en otras expresiones, como en la música, el teatro o el cine).

    Saludos

    • Fosforo dice:

      Sobre la teorización, yo considero que cuando se empieza a hablar de arte ya existe la teoría misma. Es decir, igual que comento que ocurre en el videojuego, la música tenía la potencialidad de ser artística, pero hasta que no se convino lo que era arte y lo que era ruido no había arte propiamente.

      El tema del arte integrado, de acuerdo, la comparación con el cine es imprescindible para este post. Pero sobre la interactividad, cuidado. Los antecedentes en otras expresiones artísiticas con interactividad son eso, una ruptura de la norma, algo fuera de lo común. En cambio, en el videojuego es el rasgo fundamental y diferenciador. Sin interactividad no hay videojuego, pero sí hay música, teatro o cine.

  2. valerian32 dice:

    Bueno, en disciplinas artísticas a partir de los años sesenta (con antecedentes en los dada y el futurismo) sí se metian con el público como parte de la obra. Es decir, existe esa interactividad.

    Aquí una reflexión al respecto de una historiadora que hizo un webcómic “doblegorra vs. la calva” con cosas del arte y demás. Y aquí la tira de los videojuegos. http://merigil.blogspot.com/2009/09/round-6-fight.html

    Luego realmente sí existe una teoría al respecto aunque sea una “teoría general”. Y muy probablemente existan escritos en profundidad respecto a la propia interactividad. (creo que Sr_A hizo alguno, así que implica que habrá algunos más en inglés). Aquí encontré uno: http://longforsra.blogspot.com/2011/11/el-disenador-los-jugadores-y-la.html

    Pero claro, estamos hablando de conceptos de “cosas que pueden ser arte” -en la que actualmente está CASI todo- y como bien has puesto muchos ejemplo, está la segunda parte de que… lo sean. Y eso es más complicado xD

    Ah, y por cierto, lo de las bellas artes o tal es una clasificación casi de Linneo que se hizo en el XVIII y que luego se extendió. No obstante eso, es un discurso como si hablas en términos pre-Newtonianos en física xD

    Así que aunque se use en los escritos cosas como “noveno arte” (o artes mayores o menores) son clasificaciones muy anticuadas de cualquier discurso sobre arte. Es como si clasificas los textos de forma totalmente estanca o si tomas y divides TODO el cómic en las cerradas categorías japonesas.

    • Fosforo dice:

      Lo de Bellas Artes lo he usado, más que nada, para establecer con qué iba a hacer las comparaciones. Fuera de esa clasificación de…¿Seis? ¿Siete? ¿Nueve? disciplinas, hay otras tantas cosas que “son arte” y las definiciones diversas del término son tan vagas que hubiera sido inabarcable. De todos modos, la RAE sigue usando tanto en Arte como en Artístico el concepto Bellas Artes, así como la mayor parte de las encicplopedias lo diferencian de Arte.

  3. Kurodachi dice:

    Errrr… No he leido todo el post y puede ser pretencioso por mi parte opinar alegremente, pero el concepto lo tenga bastante claro y no quiera pasar sin dejaros mi punto de vista.
    El Arte debe ser una disciplina que emita emociones aparte de su elemento fisico, por ejemplo, la belleza de una pintura como el Guernica, no quita que sientas, furia, desasosiego, tristeza u otros sentimientos que transmite el cuadro.
    De igual manera un Videojuego, transmite emociones independientemente de su elemento fisico que es entretener.
    Y si no os valiera como argumento, solo ver un juego como el Okami, y no considerarlo arte tiene que tener unos argumentos muy contundentes…
    http://elrincondelgolem.blogspot.com/2011/08/okami-o-cuando-arte-se-convierte-en.html

  4. Afani dice:

    Eres un genio y tal. Pero el Halo es divertido D:

  5. Gancho dice:

    Arte es todo lo que sea resultado de la creatividad. No lo veo tan complicado.

  6. darkhan dice:

    El videojuego puede ser arte y como en todos los tipos de arte ya sean cuadros o estatuas hay cosas buenas y mierdas puras…

    al FF6 o flower yo los considero arte, al videojuego del neng mierda pura XD es asi de simple la cosa xD pero si un tio plasmando cuadrados de colores o una lata de sopa en un cuadro se les considera obras de gran prestigio no se por que a un videojuego no podria ser igual xD

    Del halo 3 no hablo que no lo he jugado…

    Y el techo ese de plastidecor ofende por el dinero que ha costado y la mierda absurda que es…

  7. Y yo digo: hay de todo. Algunos (Shadow of the Colossus, por ejemplo) lo son, y otros (Aprende a ser dictador de un pequeño país centroeuropeo o similares) no.

    Buen post, por cierto. Mañana ya bajaré yo el nivel para que no parezca que aquí se hacen reflexiones de verdad.

  8. Nubis dice:

    Como ya dije en Twitter y lo que ya he dicho en Meneame:

    En mi opinión, cuando creas videojuegos es arte, cuando los juegas, no. Esto pasa en prácticamente todas las artes.

    Y a pesar de ser tan diferentes, el cine y los videojuegos tienen mucho en común… creo que el cine actual es el primer gran arte que va a dejar de serlo. Miraremos en los periódicos para leer “se busca, vacante para el séptimo arte, razón Hollywood”

    Pero si quieres confirmar que los videojuegos son arte, juega a cualquier juego del Team ICO y no volverás a ver la vida de la misma forma.

  9. mariods dice:

    Curiosa la teoría. Y ciertamente atinas en muchos aspectos.

    El arte como expresión de sentimientos puede considerarse en muchos campos, ya sea literatura, cómic, cine… y así lo es en muchos videojuegos. Es esa agrupación de emociones, estilo, diseño, ambiente… que te transmite un videojuego y su argumento, y el cómo es capaz de afectarte. De este modo, hay videojuegos que cumplen de sobras con esto. Y no, tampoco veo que se haya de medir el arte de un videojuego en cuanto a escenarios molones o gráficos más realistas. Lo que realmente importa es la emoción que te infunde. Aunque entraríamos en tema de controversia con lo de los juegos clásicos, pues estos, debido a su limitado número de pixels, no podían hacer otra cosa que recurrir a lo básico para conseguir divertir. Yo por mi parte juegos como el Tetris no los consideraría totalmente arte, pues, si bien te transmiten una cierta emoción y un estímulo a medida que pasan las pantallas y las piezas van más deprisa, no es más que un sentimiento de euforia que cualquier juego con una dificultad bien ajustada puede transmitir. Lo que verdaderamente sería arte es que tal videojuego sea capaz de transmitirte, aparte de esa, otro tipo de emociones. Desde luego, es un terreno muy complicado, y no es precisamente fácil de definir. Por ejemplo, para mí juegos como Portal son arte, pues no solo aportan mucho en cuanto a historia, si no también logran envolverte en una atmósfera acojonante y desconcertantemente divertida mientras lo único que estás haciendo es resolver puzzles. Para mí Monkey Island (así como muchas aventuras gráficas) son arte, no solo por el estilo de dibujo ni por sus recursos estéticos, si no por su forma de contarte una historia que te llega al fondo encarnando tú mismo al protagonista de un modo que ni el mejor (si es que hay alguno realmente bueno aparte del de los Petisos) de los libros de “Elige tu propia aventura” puede. Ultimamente el juego de los Cazafantasmas me está encantando, puede competir estupendamente contra cualquier película de hoy en día. Incluso por mí no hace falta tercera parte con actores viejunos, el videojuego ya cumple de sobras. XD

    Y, bueno, imagino que intuirías que diría algo sobre el Halo. Solo diré: oye, si a tí te aburre tú te lo pierdes. XD

    • Nubis dice:

      Eso me ha hecho recordar lo que hizo Bill Murray con el guión de Cazafantasmas 3, romperlo literalmente XD Así que sí, ese videojuego suplirá por siempre la tercera parte de esta gran franquicia.

      Pero por otro lado, me has hecho pensar que el videojuego se puede definir como arte al tener también la cualidad única de que es solo el jugador/es y nadie más quien entiende la obra. Si estás como espectador no evoca lo mismo y solo cuando coges el mando es cuando se convierte en algo especial que expresa.

      Al final mi idea de “Un juego solo es arte cuando lo creas” va cambiando…

  10. Mr. Fail dice:

    Yo he jugado a muchos (MUCHOS) juegos, y pocos he encontrado merecedores de que se les llame obra de arte.

    De momento, me vienen a la cabeza Bastion y Braid. Porque, efectivamente, transmiten. Y al igual que un libro o un cuadro, transmiten sólo si quieres, ya que siempre puedes pasar olímpicamente de la historia y jugar, al igual que puedes ver un cuadro y decir “es feo” y quedarte tan ancho.

  11. Fosforo dice:

    Todos tenemos nuestros videojuegos candidatos para llamarlos arte a todas horas, pero la cuestión que me interesaba, más que a videojuegos concretos, se ciñe al videojuego como concepto.
    Demostrar la posibilidad artística de un concepto global desde lo particular de uno u otro juego es un ejercicio de metonimia, y finalmente, poco concluyente. Si no podemos definir si el videojuego es arte, difícilmente podemos concluir que uno en concreto lo es, por bonito que sea.
    Sé que es un debate teórico y abstracto hasta la repelencia, pero me remito a él para no tener que (contra) argumentar sobre vuestros ejemplos en los comentarios.

  12. Kalitro dice:

    Creo que fue en Con C de Arte donde también se discutió el tema, yo me puse a defender que sí era arte, poniendo los típicos ejemplos (Shadow of the Colossus, Silent Hill 2, etc.). Pero bueno, lo que yo saqué de la discusión fue un comentario del propio autor del blog diciendo (muy acertadamente) que un arte debe tener su lenguaje propio y reconocible, argumento que a mí no se me había ocurrido. Yo pienso que tiene su propio lenguaje, y hay cienes de cosas que se reconocen como videojuegueras, incluso en la forma de narrar.

  13. Repelux dice:

    Para mí cualquier tipo de creación es arte, pero oiga, comprendo y respeto su enfoque aunque no lo comparta. Entiendo que es un tema muy subjetivo (no por su parte, que ha tratado de ser muy analítico, si no por la del tema a tratar).

  14. Mr. Fail dice:

    El “videojuego”, como concepto que engloba a todos y cada uno de ellos, difícilmente puede ser llamado arte.

    Si fuera como en el caso de la música o la pintura, en el que la mayoría de obras son obras de arte, sí que se podría generalizar y decir que “los videojuegos son un arte”, con excepciones.

    El problema aquí es que las obras de arte videojueguiles son, a mi modo de ver, la excepción. Por mucho que muchos juegos transmitan y demás, no están hechos con esa intención, y al Halo me remito. Dudo mucho que pretenda ser arte. Pero hay juegos como el Portal (1 y 2), Braid, o Bastion que viendo el proceso de desarrollo y tal, y lo que transmiten una vez que juegas, que sí que los consideraría sin dudarlo. Pero lo dicho, creo que son la excepción.

    Creo yo.

  15. Llevo cuatro años en Bellas Artes discutiendo en casi cada asignatura QUÉ es arte contra mi voluntad (los profesores que se empeñas, oye) Y es que NUNCA hemos llegado a nada y siempre he acabado con la cabeza como un bombo. ¿Conclusión generalizada? Para cada cual es arte lo que le sale de la polla.

    No tuve yo discusiones ni nada con una profa que me quería convencer que lo que hacía su amiga performancera (básicamente salir a la calle y gritar ‘tengo la regla! TENGO LA REGLAAA!’ -srsly-durante 20 minutos) era más arte que Pulp Fiction.

    ¿Mi opinión? Que el arte en sí no existe, que para mí hay cosas que me parecen tan cojonudas ya sea por su historia, su significado o por como están hechas que me parecen obras de arte, más como expresión subjetiva que como algo objetivo. En muchas coincido en lo que la historia del arte ha dicho que es arte, en otras muchas no. También meto películas y tebeos en el saco del arte sin rubor. Y sobre videojuegos… Bueno, para mí Psychonauts es una jodida obra de arte. ¿Al nivel del arte griego? No creo que todo tenga que ser comparable por meterlo en el mismo saco… si vemos todo lo que se considera arte por la ‘élite artística’ se nos caería la cara de vergüenza entre 100 y un millón de veces. A mí me pasa cada día en cada clase teórica (sí, arte moderno.)

    PD: Y sobre la interactividad… hay varios movimientos artísticos dedicados a ello de forma más o menos directa, así que no creo que sea exclusivo del videojuego.

  16. DeValles dice:

    Por las definiciones que hay en el artículo y las que la gente ha puesto en los comentarios yo diría que los videojuegos no son arte.

    Bajo mi punto de vista, muchos de los videojuegos que habéis nombrado como ejemplos de arte me parecen muy influenciados por el cine, literatura y demás. Y ya si vamos a muerte, me parece que ninguna historia ni mensaje o lo que quieras de videojuego le llega a la suela del betún a cualquier buen libro, peli, etc…

    Si los videojuegos quieren tirar por el camino de el arte y tal no deberían compararse con las artes “de toda la vida” porque no tienen nada que hacer. Cosas del rollo Minecraft si que me parecen majas para poder ir fardando.

    • Kurodachi dice:

      Llegado a ese punto de comparación, no sere yo quien critique a la literatura…. Pero, pero , pero, me gustaria conocer al escritor que escriba un libro puede generar la experiencia de Shadow of the colossus o mi antes mencionado Okami. Al igual que hay peliculas que no puede reproducirse en libro, ni libros en buenas peliculas, ni pinturas en esculturas….
      No son comparables, ni nunca lo seran por que son formatos muy diferentes.

      En cuanto a que esta influenciado por otras artes… Venga claro… y que arte no? Desde Altamira todo se ha ido copiando, y añadiendo un detalle propio, no hay nada practicamente original y eso te lo piede decir cualquier estudiante de arte.

      Otro punto interesante es que como antes mencionaban, tiene su propio lenguaje, y todo jugon lo conoce. Tiene sus reglas, tiene sus convenciones…

      Es muy posible que muchos juegos no puedan ser considerados arte, por malos, feos… ya que los juegos tienen un gran componente economico, hace que muchos de sus autores no esten tan interesados en transmitir como en ganar, pero eso no quita que pueden ser considerados un arte por que es una via para transmitir.

      • DeValles dice:

        Influenciado no tendría que haberlo usado, es más el utilizar técnicas narrativas ya muy manidas y en la mayoría de ocasiones en los videojuegos, tópicas.

        En cuanto nombrar libros que generan experiencias como Shadow of the colossus y tal, con todos los respetos, no me hagas reír. En la literatura se han llegado a cotas de intimismo y pasión brillantes que… oiga, que parece mentira que tenga que explicar esto.

        Por eso digo que los videojuegos tienen que encontrar sus propio camino para hacer algo “artístico” (lo pongo con comillas para no volver a lo de “¿qué es arte?”). ¿Como reglas y convenciones que dices que los videjuegos tienen a que te refieres?, ¿a la barra de vida?, ¿las vidas extra?, porque aparte de esas cosas no veo algo exclusivo y característico de los videojuegos como “arte”.

        • Nubis dice:

          Planteado así, es el único medio que te exige que busques activamente la expresión que quiere representar. Las otras artes te dan su opinión e ideas y tu observas o escuchas. En los videojuegos hay que currárselo más e insistir para encontrar esa expresión que quiere mostrar. Como ver una peli pero que necesita constantemente de la actividad del espectador. Eso para mí, es algo único que lo puede convertir en arte.

          Además, tarde o temprano lo será, dales tiempo para que crezcan las generaciones que vienen. Si no sale mal el asunto y el mundo es dominado por canis, cuando su artes, políticas y negocios se expandan será algo ya tan natural los videojuegos que serán asumidos como arte, al igual que la música o el dibujo. Así imagino que serían los principios de cada una de las nueve grandes artes.

          • Kurodachi dice:

            Errr… Me parece que no hablamos de lo mismo. No critico la literatura, ni discuto la profundidad de la misma. Pero igual que Nabokov no tiene nada que ver con Pratchett, ni Coelho es un tipo de escritura diferente a King.
            Pero de igual manera creo que tampoco conoces tu el otro concepto:
            “vidas extra”, “Barra de Vida” ?? Lo último que jugaste es el mario Bros o el Double dragon? La tierra ha girado por lo menos un par de veces desde entonces…
            Cuando he citado the shadow of colossus por ejemplo he cogido un ejemplo tan claro como el agua. En este juego no hay musica, no hay dialogos, no hay argumento manido. Solo un personaje que recorre un mundo creado entero. Solo caminar con el personaje te hace pensar. Es un ejercicio intimo que solo se puede experimentar jugandolo. ¿por que lucha el personaje? ¿quien es malvado? ¿tiene el personaje derecho a juzgar a los colosos? Nadie te contesta, solo tu viaje con el personaje hara que cada persona llegue a su propia conclusión.
            Eso es Arte.

            • Fosforo dice:

              Sobre este debate me parece interesante sacar a relucir la película de Scott Pilgrim, que para muchos era un nido de referencias a los videojuegos, e incluía muy poco más que los conceptos de Vida extra y de Barra de vida. Cabe preguntarse por qué a gran parte del fandom de los videojuegos aquello no le pareció mal. En cambio, todos tenemos muy claro como sería un juego ‘cinematográfico’.
              Estoy de acuerdo en la experiencia novedosa de SoC, pero, sigo insistiendo, me falta alguna determinación concreta sobre lo específico del videojuego. ¿Debe un juego prescindir de lo literario (la trama) o de la música para serlo enteramente?

            • Nubis dice:

              Leñe, respondes a DeValles, no a mí xD Ya decía yo que no me cuadraba jeje

              Avísale que no habrá visto la respuesta.

        • Fosforo dice:

          La respuesta era para todos, parte del debate. Estoy de acuerdo con lo que dice DeValles, al menos parcialmente.

  17. Fosforo dice:

    Disculpas a Mr. Fail y a Gancho, sus comentarios habían quedado atrapados en las redes del anti-spam del blog.

  18. Chuck Draug dice:

    Es difícil decir si los videojuegos son arte, pero en toda la cultura nos pasa igual. Visto lo visto, todo queda al final demasiado subjetivo.

    Es curioso: con otras artes, incluido el cómic, no parecemos tener dudas, pero llegamos a los videojuegos y estamos dándole vueltas al asunto, preguntándonos si es más artístico matar locusts en Gears of War o cabalgar sobre Epona en Ocarina of Time, o si es más evocador ver a Mario saltando sobre goombas y koopas o a Guybrush Threepwood recorrerse Melee Island para superar su prueba de pirata. Y al final esto se contagia a otras artes, porque nos preguntamos si realmente Sánchez-Dragó y Uwe Boll hacen arte (o mierda).

    La cuestión de los videojuegos siempre me ha parecido un tanto ambigua. Hay juegos como Okami que podrían llevarse el calificativo de artísticos, pero ¿en qué sentido?
    ¿En el sentido de diseños y puesta en escena? Porque entonces Ocarina of Time, Tales of Phantasia, Metal Gear Solid 1, Beyond Good & Evil, Ico, Shadow of the Colossus, Majin and the Forsaken Kingdom también podrían ser arte.
    ¿O es en el sentido de las nuevas experiencias que nos ofrecen? Porque entonces ahí podríamos hablar del tipo de control, de las situaciones planteadas (los RPGs de Bioware, por ejemplo, permitiendo que haya cambios significativos según tus elecciones)… y entonces ahí nos preguntaríamos si la interactividad también contaría parte del arte. Pero como dice Edorta, hay obras que, en mayor o menor medida, también buscan esa complicidad con el público. Una obra de teatro que rompiese el cuarto muro, por ejemplo, ¿sería menos artística?

  19. Os vais a cagar cuando alguien diseñe un videojuego titulado “Understanding Videogames”.
    Yo lo jugaría.

  20. Nubis dice:

    Con lo que le ha pasado a Tim Schafer que ha recaudado 2.000.000 de dolares de los fans me hace pensar que los videojuegos mueven tanto dinero como las típicas obras de arte de “Un punto en lienzo blanco… el Universo…”.

    Los coleccionistas de arte pagan barbaridades, los fanáticos de videojuegos también, pero en comuna. Al mover tanto dinero el negocio está asegurado y cuando le interesen a las grandes empresas dirán que los videojuegos son arte para vender más.

    Los videojuegos serán arte cuando el marketing lo requiera…

  21. […] que ocurre a todas las demás grandes expresiones creativas. Bienvenido al carro. (Ya que lo nombro, aquí en CC se habló del […]