Megaupload, Anonymous y la amenaza fantasma

Publicado: enero 27, 2012 de Fosforo en Opinión

El autor recomienda el visionado de esta introducción en video para ambientar mejor el artículo.

Y es que la World War Web de Anonymous no puede definirse mejor que como La amenaza fantasma. Vamos, una fantasmada. Una amenaza absolutamente ridícula que se ha dejado en evidencia a sí misma ante las medidas tomadas tras la caída de Megaupload. ¿Qué? Ah, sí. Bueno. Se tumbaron algunas webs, se hizo un Trending Topic llorón y otro bravucón. Bueno, ya saben, lo típico. Quiero decir, hacer Trending Topic es tan sencillo que hasta las fans de Justin Bieber lo logran cada cierto tiempo. No me parece que tenga mucho mérito.

Sobre las webs, entramos en un terreno delicado. De modo que voy a ser delicado. Es la pataleta de niño rabioso más patética que he visto en mi vida, la subnormalidad más gorda que jamás ha parido un colectivo supuestamente político, y lo digo después de haber visto muchas asambleas de casas okupas y del 15M. Anonymous (o lo que sea que ahora mismo se haga llamar Anonymous) actuó como un niño pequeño, pataleando en el sentido más literal. Ejerciendo toda su fuerza infantil en todas las direcciones tratando de hacer daño con todos los medios que conoce mientras berrea como un descosido para que todo el mundo le preste atención. En este caso, la fuerza infantil fue el número, una gran cantidad de personas tremendamente enfadadas porque les habían quitado sus series gratis (“eh, que no, que era por la libertad de expresión”. Tranquilo. Luego hablamos de eso. Siga leyendo). Todas las direcciones son, literalmente, todas las direcciones. Da igual que fuese la web de derechos de autor de América que el departamento de la policía de Utah, que la web de la Casa Blanca. El caso era culpar a todo el mundo porque nos habían quitado nuestras series y películas gratuitas. Y en este simil, por supuesto los medios que conoce son los ataques DDoS y el berrear son sus múltiples, y a cual más innecesaria, cuentas de twitter.

El tema de los ataques a las páginas es algo que parece muy chulo, y muy guay, y asumo que es incluso más fácil de lo que cuentan viendo la clase de fauna que se puede permitir hacerlos, pero lo que no resulta tan fácil es entender exactamente qué se está haciendo o qué se pretende conseguir. Tumbar la web de empresas que gestionan por Internet, como cuando se hizo contra Paypal y otras entidades que bloquearon las cuentas de Wikileaks, tiene una lógica. Produce pérdidas económicas, usuarios enfadados con la empresa y se alcanza una mayor difusión (muchos no sabían que esas cuentas habían sido bloqueadas hasta que no se produjeron los ataques). ¿Cuánto daño el hace al departamento de Justicia o al FBI que su página de Internet pública resulte inaccesible por unas horas? La respuesta es “ningún daño”, y si has pensado otra cosa, eres un ingenuo o un idiota.

¿Locura? ¡ESTO-ES-MONGOMYNUUUUUUUUUUUUUUUUUS!

Y básicamente es eso lo único que sabe hacer Anonymous. Lo que en otro momento pudo haber sido un movimiento innovador y original con una forma distinta de entender Internet y lo que allí sucedía es ahora una quimera adolescente que ha aprendido a hacer algo para salir nombrados en el telediario y que no se plantea, ni tiene el cerebro para plantearse, nuevas estrategias, nuevas formas. Se han quedado anquilosados antes de empezar a andar. Que se diviertan con sus ataques DDoS y que las ediciones digitales de los periódicos se hagan eco de ello como anécdota de la noticia. De vez en cuando la policía del mundo real detendrá a dos o tres para “dar ejemplo” y harán una rueda de prensa igualmente ridicula para alimentar el circo y que la gente que no entiende demasiado de Internet aplauda con las orejas porque se está frenando a estos vándalos de las mascaritas feas. Eso es lo que tiene Anonymous que aportar a la sociedad, por lo visto, y es una puta mierda.

El problema, claro, es de fondo, es mucho más importante, y no se soluciona derribando durante media hora la página de la Casa Blanca, ni publicando datos del FBI sin ninguna lógica ni capacidad crítica respecto a lo que se hace. El cierre de Megaupload ha cambiado el Internet de los próximos años de una forma más que previsible. De hecho, muchos lo llevamos diciendo bastante tiempo. La libertad de Internet pasa por los usuarios, no por los intermediarios de ningún tipo. La red centralizada por empresas es una forma de volver a los mismos esquemas que ya existen fuera de ella, unas pocas empresas que deciden lo que es noticia y lo que no, lo que es pernicioso y lo que no, y lo que debe ser censurado y lo que no, mientras los gobiernos intentan presionar tímidamente a estas multinacionales millonarias de Internet. ¿Es este el mundo que quieren Anonymous? Porque sí que es el que quiere Megaupload. Es el mundo Megaupload en estado puro. Libre competencia de mercado entre ellos y las empresas de contenidos.

Vaya por delante que yo usaba Megavideo. Era un servicio útil para determinadas cosas. Megavideo me servía para no tener que descargarme 400 capítulos de series que luego iba a borrar porque no me tengo ni disco duro ni interés en ellos. Y la maqueta de mi grupoestaba disponible en Megaupload. Básicamente porque cuando la subí al e-mule se me quejó mucha gente que es que “ya no usaba de eso”. Pero abandonar este tipo de programas (P2P) para depender de un servidor nos conducía directamente a esto era un error. Y si bien como usuario me ha jodido, si el cierre de Megaupload sirve para que la gente tome conciencia de esto y dejemos de depender tanto de servidores privados, bienvenido sea. Defender a capa y espada a Megaupload como empresa es cometer un error de bulto. A los propietarios no les importa una mierda ni la libertad en la red ni la cultura más en cuanto les sirve para obtener beneficio. Si las empresas de gestión le hubieran pagado a estos tipos el dinero suficiente, hubieran cerrado y con viento fresco. El cierre de Megaupload obedece tan solo a una lucha entre dos empresas. Es como si, por poner un ejemplo, cuando Microsoft se ve obligado a pagar indemnizaciones por infracción de patente, nos enfureciéramos con la empresa denunciante porque piratear Windows es más fácil que piratear el otro programa. ¿Qué clase de subnormal diría que Microsoft representa la libertad de expresión y uso gratuito de la informática? Pues a mí me resulta igual de absurdo escucharlo sobre este tema.

¡Semos la revolución!

Que no digo que no exista un peligro, y que el precedente sea desagradable, pero los niñatos (y no tan niñatos) que berrean por sus series gratis solo están haciendo el ridículo y, lo que es peor, lograr el protagonismo mediático que haga que todos los usuarios de Internet parezcamos los mismos gilipollas irresponsables y molestos que vamos por ahí dando por culo sin tener ni puta idea de lo que hablamos. Anonymous, sus videos de Loquendo tan mal escritos que el programa se traba y sus ataques DDoS nos están metiendo muy mala imagen a los que usamos Internet de otro modo y también queremos una red libre de interferencias de los estados y las empresas.

Y ahora vamos con el punto interesante. “La lucha por la libertad”. Porque claro, yo aquí estoy diciendo que toda esta berreada infantil y malcriada de Internet es para poder descargarse películas gratis, pero también había archivos personales, cosas sin copyright, y toda esta lucha tiene que ver con la libertad de expresión. Quiero recordar a estos amiguitos míos que entre esos archivos personales estaba la maqueta de mi grupo. Pero aún así eso es mentira. La gente no se está quejando de eso, a la gente lo que le jode son las series gratis. Habrá casos en que no sea así, pero son agujas en un descomunal pajar de gente que se ha quedado sin poder ver desde Series Yonkis lo nuevo de Cómo conocí a vuestra madre esta semana. Solo había que ver twitter, solo hay que escuchar los comunicados, solo hay que navegar un poco por la red para darse cuenta de que todo esto tiene muy poco que ver con la libertad de expresión y mucho con el mal llamado y peor entendido “derecho a la cultura”.

Y aquí nos metemos en otro espinoso jardín. No soy muy fan de la RAE, pero vamos a hacerles caso y digamos que cultura es “Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.” Bien. Entonces, ahí casi cualquier producto audiovisual, musical, escrito, dibujado, o lo que sea entraría. Muy bien. Y estoy de acuerdo, todo el mundo tiene derecho a la cultura. Pero ojo, es imposible que leamos, veamos y escuchemos todo lo que hay para conocer en este mundo. Al fin y al cabo, solo tenemos una vida. ¿Entonces? El problema es que el derecho a la cultura no implica que esta sea gratis, ni que sea gratis a la hora y media de salir en Tv con unos subtítulos desincronizados. Sinceramente, opino que el cine es cultura, pero ver un screener de una película grabada en el cine con subtítulos amateur tiene de cultura tanto como llamar gastronomía a comer directamente de una bolsa de variados alimentos en estado de putrefacción. Eso no es cultura.

¡La ONU ampara mi derecho a ver a Jacob sin camiseta, sin luminosidad y pixelado!

Como tampoco es “derecho a la cultura” poder seguir semana a semana cualquier serie estadounidense de turno. Estoy de acuerdo que en que las series son cultura, pero nadie dijo que el acceso deba ser ni inmediato ni gratuito. Sería preferible, pero el derecho a la vivienda no la hace gratuita. El derecho al trabajo es un derecho, pero nadie te da un trabajo en cuanto cumples los 18 años (o la edad legal para trabajar donde vivas). Todos tenemos derecho a expresarnos, pero eso no obligará a la gente a que nos escuche. El derecho a la cultura debe estar amparado por una buena educación que permita que entendamos la cultura, por un acceso, más pronto o más tarde, a los productos culturales de nuestro tiempo y, del mismo modo, un acceso también a los productos culturales históricos. Estoy a favor de tu derecho a leer libros. Por eso estoy a favor de bibliotecas publicas (no son gratuitas) pero no me parece que eso ampare tu derecho a robar un libro y devolverlo cuando te lo termines, ni tampoco a descargarte sin pagar un duro lo último del best seller de turno. Estoy a favor de que se creen videotecas, y de que la industria haga accesibles sus productos (todos, no solo los que se venden bien) para la gente. Pero no tiene porque ser gratis. Un precio accesible por ello.

La industria no está cumpliendo y en eso se está “justificando” la gente para descargar de páginas ilegales. De acuerdo. Pero no me lo vendan como libertad de nada, porque es “aquí vale todo porque todos somos igual de hijos de puta”. Yo tengo dinero para comprarme un par de cómics al mes, una película cada 3 o 4 meses, dos videojuegos al año y aproximadamente cada año también, alguna serie o un par de Temporadas completas. Además, compro discos siempre que voy a un concierto y el grupo los pone a la venta. El resto, me lo bajo. Mi economía no da para más. Si los precios fueran otros, pagaría más cosas. No me puedo quedar sin comer una semana para pedir por eBay las temporadas de Breaking Bad y que encima luego resulte que no me gustan. La gente que presume de no haber pagado un disco en su vida, de no ir al cine desde que tiene Series Yonkis y que tiene la DS pirateada con 500 juegos a los que luego no juega no puede venir a venderme que hay que defender el libre acceso a la cultura. Porque las cosas no son así.

Sigo sin entender, por cierto, en que momento el malo es el tío que pone la pasta para hacer las series que quieres ver, y el bueno es el tío que las aloja en un servidor, pone una restricción de tiempo y de velocidad de descarga y te sacude ante los ojos una cuenta Premium. Que alguien me lo explique.

Si quieren saber más sobre Mongomynous, pueden leer la sosegada entrada del camarada Vrede o saludar a Un tipo con Boina en el post donde acuñó tan entrañable término.

Anuncios
comentarios
  1. Mr. Fail dice:

    Todas y cada una de las acciones de los Anon de hoy en día son simbolismo puro y duro, sin ninguna repercusión real. “Super-juankear” las páginas web que les molestan es algo que puede hacer hasta un crío de 10 años buscando un tutorial por la web.

    Van contra todo y contra todos, pero adoptan como seña de identidad una máscara de 15 lereles sacada a la calle por una gran empresa de medios audiovisuales (no sé cuál, ni me preocupa). Al contrario de lo que quieren hacer creer a la gente, son idealistas, ni revolucionarios ni hostias. Porque todo es simbolismo, no hay acción. Por mucho que me digan que se manifiestan y todo eso, al fin y al cabo eso no tiene repercusión.

    Tenía más cosas en la cabeza, pero estoy recién despierto. Luego sigo si eso.

    • Mr. Fail dice:

      Me autorrespondo: Además son parásitos ideológicos. Al menos, aquí en España. ¿Tienen causa propia? No señora. Lo que hacen es adherirse a movimientos como el 15M y la plataforma antideshaucios esta. Y llevarse méritos. No hacen nada remarcable por sí mismos.

  2. El último párrafo es para enmarcarlo…
    Yo sólo digo que, con todo lo que hay por lo que protestar en el mundo, si sólo nos quejamos porque nos quiten las series gratis, es que quien quiera que maneje los hilos ha ganado.

  3. sinuhloa dice:

    Pues eso, se acabó el paraíso en lo que se refiere a Internet, fue bonito mientras duró XD. Ahora a pagar contenidos ^^, sencillamente así van a ser las cosas a partir de ahora.
    ¿Has oído hablar de Megabox? se dice que es el motivo real por el que han tirado Megaupload.

    Por cierto, buen vídeo de entrada, me he reído un montón con el XD.
    En cuanto a la maqueta de tu grupo, ya que veo que la tienes en libre distribución ¿donde se puede conseguir? no se el genero musical ni si me gustará, pero al menos ganas de echarle un oído me han quedado.

  4. Chuck Draug dice:

    Hacer un trending topic no es un logro cuando cualquier mención a Justin Bieber ya lo consigue. Y de Anonymous, ¿cuánta gente queda de lo que fue realmente el movimiento? Y en España abundan los Mongonymous que ni siquiera saben de qué va el asunto y solo lo hacen “por llevar la contraria” o “por llevar la máscara del tío de V de Vendetta, que es to’ rebelde”.

    Y mientras unos hablamos de libertad de expresión y que se ofrezca un nuevo modelo de cultura en el que todos salgamos ganando, punto en el que todavía no hay mucho en común que digamos, otros solo hablan de “todo gratis” y se pillan un berrinche con el asunto de Megaupload. MU era una empresa, un intermediario más, y ganaba dinero alojando archivos… que, en buena parte, tenían derechos de autor.
    Me sigue pareciendo mal por toda la gente que compartía sus archivos (las fotos que habían hecho, las maquetas del grupo en que toca…) con otros en MU, pero por otro lado, si tantas tropelías (¿se sigue diciendo esta palabra? es que uno es algo vejete) ha cometido MU, pues han jugado con fuego y se han quemado.
    Sobre Megabox, ¿es esto cierto o es algo que ha salido al paso para intentar parecer que los de MU “no son tan malos”? Ni lo sé ni, sinceramente, me importa. ¿Que las multinacionales audiovisuales tenían miedo? Se convertiría en un competidor más que las trataría de tú a tú… porque seguramente se convertiría en lo mismo que aquellas.
    ¿Dónde está en MU la libertad de expresión que tanto queremos defender? Pregunto, porque necesito que alguien me responda con honestidad y conocimiento.

    Y si se ofrecen servicios adecuados para conseguir contenidos, yo pagaré por ellos. Steam, por ejemplo, es un modelo que no está mal. Gracias a Steam, he conocido y comprado juegos, más de lo que solía hacerlo. ¿Por qué? Precios accesibles, ofertas bien pensadas… hay que tener cuidado y no comprar más de lo que realmente vas a necesitar (el síndrome del coleccionista mezclado con Diógenes: empiezas a comprar y no paras, incluso comprando juegos que nunca jugarás), pero es un modelo que funciona por el momento y que aprovecha las ventajas de que los desarrolladores, independientes o no, ofrezcan directamente su producto a través de esa plataforma.
    Claro, está el problema de “es que como Steam caiga, pierdes todo, porque está todo en la nube”, y estoy seguro de que Valve y las desarrolladoras que utilizan la plataforma lo habrán tenido en cuenta, además de que puedes hacer copias locales. Pero vamos, la cuestión es que, con sus ventajas e inconvenientes, es uno de los caminos, en mi opinión acertados, a tomar. No es perfecto, pero no hay que ignorarlo.

    Pero la imagen que nos da en su mayoría la industria cultural es que no está dando los pasos adecuados, pero no justifica nuestras pataletas. Una cosa es luchar por querer precios justos y un modelo que beneficie a todos… porque a día de hoy, los autores ¿qué reciben?
    Y hablando de autores, estos son grandes perjudicados no ya en el tema monetario solamente, sino también en lo que se refiere a su imagen, a su popularidad. Que haya gente como Alejandro Sanz soltando burradas no quiere decir que todos los creadores de contenido cultural sean unos chupasangres que te llamarán ladrón y pirata.
    Y otra cosa: cuando tú eres un creador te das cuenta de que tu trabajo debe ser reconocido, por todo el tiempo que has invertido en él, y que si quieres ganarte la vida con ello, puedes hacerlo, o al menos intentarlo. Pero no se puede pensar en el “todo gratis” y poner verdes a los autores por culpa de unos pocos “iluminados”. Pagar por el disco de tu grupo favorito, por el libro de tu autor de culto o por el videojuego de tu saga favorita es un “me gusta lo que haces, te mereces mi apreciación” en forma de dinero (claro que luego viene el tema de intermediarios y que el autor reciba una miseria al final comparado con el beneficio inicial). Y hay que saber reconocer la labor de la gente que escriben, dibujan, filman, programan esas historias y aventuras que tanto te gustan. Pero hasta que el “todo gratis” y la demonización de los autores como “cómplices de la SGAE y las multinacionales malvadas” desaparezcan, hay mucho que hacer.

    Todo se solucionaría si ambos “bandos” se sentaran y se dejasen de extremismos, porque al final todo el mundo sale perjudicado: empresas y autores serán considerados villanos que pretenden arruinarnos y chuparnos hasta el tuétano, y los internautas serán una pandilla de mocosos caraduras que quieren todo gratis. Y para estas generalizaciones estúpidas no estamos algunos.

    Y lo he dicho en varios sitios: yo admito que descargo de Internet, pero también admito que compro lo que me gusta. Las descargas sirven en plan demo (de lo que sea: música, cine, TV, juegos…) y si me gusta, lo compro; y si no, lo borro del disco duro, porque no merece la pena tener algo que no me guste ocupando espacio útil en mi ordenador.

    He dicho.

  5. Con la caña que te metieron cuando el post de Series Yonkis…

    Mongomynous es lo que es, y desde que los foros empezaron a llenarse de firmas con el “we are Mongomynous” es todavía peor. Pero bueno, hay cosas peores en la vida que pajilleros unidos con un programilla para hacer “dedos” (los únicos dedos que harán en mucho tiempo)…

    Por lo demás, hay tantos temas de fondo, que sería un poco aburrido tratarlos todos de una vez…

  6. Vrede dice:

    Aplaudo con las orejas y testículos. No sé, desde el vídeo me he partid un rato y no hay nada que objetar. Anon hace tiempo que es una caricatura de lo que fue y pudo ser más adelante. En gran parte, es una putada y una pena enorme, pero es lo que pasa cuando cualquier mierdas entra ahí.

    Puedo dar fe de lo sencillo que es iniciar un ataque DDoS, no tiene ningún mérito: es mediante un programa e introducir par de datos. Ahí tienes la sofisticación de Anon. Añadir que, además, la mayoría no sabe ni cómo hacer para que no se les pueda rastrear la IP. Pero claro, ¿La policía va a perder tiempo tras peña que hace mierda? Pues eso.

    Por cierto, genuinos artículos que recomiendas al final. Yo también digo LEAN.

  7. Generalizar siempre está muy feo. Sólo digo eso.

    • Vrede dice:

      El problema gordo viene cuando se puede aplicar con tanta facilidad lo dicho a un colectivo en su mayoría. Y eso, eso es la auténtica mierda. Pocos Anon AUTENTICOS hay en España, o siquiera en Europa.

    • Chuck Draug dice:

      ¿Es por el tema de Anonymous? Yo no sé cuántos quedan entre los verdaderos Anon, pero parece que hay una parte que debe haber olvidado que Anonymous no es solamente ataques DDoS o llevar la máscara de Guy Fawkes.

      Y citándome a mí mismo:

      “Todo se solucionaría si ambos “bandos” se sentaran y se dejasen de extremismos, porque al final todo el mundo sale perjudicado: empresas y autores serán considerados villanos que pretenden arruinarnos y chuparnos hasta el tuétano, y los internautas serán una pandilla de mocosos caraduras que quieren todo gratis. Y para estas generalizaciones estúpidas no estamos algunos.”

      A mí tampoco me gustan las generalizaciones. Y a esto añado que, por el camino que vamos, esa solución está aún lejos. Fíjate en Álex de la Iglesia, que casi lo linchan porque decían que “se reunía con piratas” cuando solo quería ver si ambos “bandos” podían acercarse y discutir como personas civilizadas.

  8. mariods dice:

    Por Dios. SÍ.

    Ya era hora. Era practicamente TODO lo que quería leer. 😀

    En serio, no confundamos “Libertad” con simple y directa desvergüenza. Una cosa es descargar de vez en cuando esas series y pelis que tienes ganas de ver y no puedes encontrar editadas (contentísimo estoy de tener completas series de televisión que no volveré a ver por ahí en la vida), pero otra cosa es centrar tu vida en ver de todo sin siquiera pagar y contribuir un poco a ello, amparándote en la falsa excusa de “libertad de cultura”. Si la cultura no puede avanzar es por el mero hecho de que el público deja de dar dinero a la causa, y ese tipo de cosas no favorecen al avance de la cultura, si no a su estancamiento. Que sí, que son unos ladrones, que nos la meten doblada cada vez que sacan innecesarias reediciones de sus películas, que nos meten precios abusivos con DVDs de palo camuflados como “ediciones especiales” y solo nos editan los que más éxito tienen, y nos joden continuamente sacándonos las perras, pero tampoco es plan como para sumirlos en la crisis y no querer dar siquiera un empujón por aquello que te gusta (ojo, una cosa es pagar por unicamente lo que te gusta y otra es gastarte todas las semanas cientos de perras en temporadas en DVDs solo porque es la serie que te falta coleccionar)… personalmente veo que eres un verdadero fan del cine si tienes tu humilde estantería con las películas que más te gustan bien expuestas y con calidad de lujo para disfrutar una y otra vez de la saga de la Jungla, pero no me lo pareces tanto con esa triste tarrina de doscientos DVDs con pelis y series en Screener. Si para algo tiene que servir la cultura libre es por el mero hecho de poder tener acceso a cualquier serie o película que quieras de la forma más fácil posible, pero sin que por ello tenga que resultar totalmente gratis. Como has dicho, una biblioteca es cultura libre, pero el pueblo la paga con los impuestos. Internet debe ser parecido.

    Y en serio, Annonymous. ¿De qué porras sirve lo que han hecho hasta ahora? (a no ser que los medios de comunicación nos estén engañando y realmente los pavos de las páginas web que han cerrado estén realmente con el agua al cuello). Yo tampoco entiendo exactamente a quién pueden hacer daño (salvo a la propia sociedad) con algunas de esas acciones contra páginas de propaganda del FBI, del gobierno… con trolleadas que duran una hora o menos, de las que yo ni me hubiera enterado salvo por las noticias del Google. Si podeis hacerlo, cambiad el fondo de Facebook a un gif epiléptico, haced que Twitter funcione al revés, reventad Tuenti, inhabilitad totalmente páginas con auténticos secretos de estado… Coño, haced algo que de verdad pueda hacernos decir “estos cabrones demuestran que el gobierno debe temer al pueblo”. Yo creo que hasta ahora aún no lo han demostrado. Lo peor que han hecho hasta ahora es mancillar a Alan Moore. Si usais una idea de Alan Moore, estad a la altura, hombres.

    Muy, muy buen post. Voto por este para el recopilatorio “Lo mejor de CC”. 🙂

  9. Picajantes dice:

    Totalmente de acuerdo con la mayoria de lo que dices, has expuesto una descripción muy precisa con la realidad actual del mundo de internet, pero yo hecho en falta alguna propuesta seria de soluciones, no solo por tu parte, sino de todo el mundo que se queja sobre esta situación. Supongo que todos estaremos de acuerdo en que los artistas merecen compensación económica por su trabajo, y yo soy de los q suelo o intento adquirir aquellos productos que realmente me han causado un buen impacto, previo visualizado en internet sin pagar junto con otro montón de cosas que ves, pero q no te merece la pena pagar por ello. Por todo esto, considero que el camino a seguir desde aquí seria el dejarse de pataletas y realmente ser capaces de proponer una solución seria y que pudiera satisfacer a todas las partes y hacerla oir para que se enteren los q mueven los hilos. Porque seguir este camino solo puede conducir a recrudecer la situación cada vez más, consiguiendo al final quedarse sin acceder a estos contenidos de ninguna de las maneras.
    Las videotecas que también se hablan en los comentarios tienen un problema, y es que no nos podemos olvidar que pese a que las bibliotecas se subvencionan con dinero público, es el gobierno de turno el que decide en que autores gastar el dinero poniendo varios ejemplares de sus libros en las bibliotecas y que autores dejar de lado con menos o ninguna presencia; si esto se aplicara al contenido audiovisual es de suponer que también ocurriría lo mismo pudiendo solo acceder a aquellas series que ellos considerasen adecuadas, dejando de lado a los autores que no quisiesen lamerles el culo.
    Personalmente sigo sin entender que tendría de malo el comparto de archivos vía emule (estoy entre los pocos que aun satisface sus aficiones con este medio), del mismo modo que cuando eramos pequeños les podíamos dejar a nuestros amigos la primera temporada de dragon ball que teniamos grabada en cintas VHS.
    Lo que realmente debería perseguirse es el que terceras personas pudieran hacer negocio con ello en vez de continuar perjudicando a usuarios responsables que no solo mantienen los archivos compartidos en la red, sino que intentan contribuir económicamente adquiriendo temporadas o merchandasing oficial siempre que el bolsillo lo permite.
    Puedo entender que esto tampoco le haría gracia a las grandes compañías audiovisuales, pero entonces mi pregunta es; realmente alguien tendría problemas en pagarle a telefónica 10 euros más al mes por la conexión a internet y que las cadenas de televisión alojasen sus productos en plataformas un par de dias después de su emisión para poder descargarlo desde ahí? Así ellos conseguirían cierta retribución y nosotros podríamos gozar de productos en formatos optimos de calidad. En función del número de descargas recibirían más dinero o menos, y la gente honrada seguiría comprando despues las temporadas de sus series favoritas para poder tenerlas para siempre, junto con sus contenidos adicionales.

    Realmente lo que no podemos pretender es continuar consumiendo de gratis, ni las grandes compañías intentar restringir todo acceso a sus contenidos. La verdadera solución pasará por arrimar el hombro y dejar de comportarse ambas partes como niños caprichosos.

    • Fosforo dice:

      Yo ya he comentado cual es mi opción. Spotify, Netflix, bibliotecas y videotecas digitales a precios razonables, Applestore y cosas por el estilo también a precios accesibles y con catálogos completos.
      Youtube y un servicio tipo Megaupload realmente preocupado por las demandas por derechos de autor que permita a quienes se quieran distribuir gratuitamente poner disponibles sus producciones.
      Y el uso de redes P2P como BitTorrent que permitan compartir ciertas cosas sin intermediarios ni empresas mafiosas forrándose en el proceso.

  10. […] raíz de un artículo de Crisis Creativa escrito por Fósforo, colé el típico tocho-comentario que suelo endosarles en ese blog, pero tras hablarlo con el […]

  11. Siempre dice:

    Una excelente entrada que nos debe empujar ¡ya! a empezar a buscar y ofrecer soluciones que no se limiten al pataleo infantil y las meteduras de pata infructuosas.

  12. D dice:

    Para ser un colecitvo de “adolescentes” y “vándalos” que no tienen el menor peso político o social, es curioso que en apenas un año estén en boca de todo el mundo. Más curioso es que para lograrlo no hayan recurrido ni a la violencia, ni a otras muestras de histrionismo de las que se alimentan los telediarios y la prensa sensacionalista.

    Me resulta desconcertante que uses tantas palabras para expresar algo que podrías resumir en tres frases. Da la sensación de que Anonymous sea el blanco en que desahogas alguna frustración. ¿Qué ocurrió? ¿Los Anonymous te robaron la novia?

    • Fosforo dice:

      No, los Anonymous jodieron la imagen de los que luchamos por un Internet verdaderamente libre. Justin Bieber también está en boca de todo el mundo, es el criterio más idiota del mundo para medir el éxito. De lo que me quejo, precisamente, es de que han monopolizado la atención con sus chorradas adolescentes sobre los argumentos, la crítica y la verdadera creación de opciones para salir de esta situación.

    • Vrede dice:

      ¿No han recurrido a la violencia?¿Tumbar webs no es “violencia? Hay algo más allá de la violencia física. Estás usando unos argumentos tan falaces y tan débiles que no sé ni cómo se te ocurre esgrimirlos.

      Los Anon de antes y los de ahora no tienen nada que ver. ¿Qué pasa, eres un usuario de Cuánto Cabrón ofendido que usa su máscara de Guy Fawkes y se cree uno más? /pat

  13. umm dice:

    Tienes todisisisisisma la razon te mamo la polla y la verga hacia tiempo que queria leer tanta mierda junta BRAVO

  14. PINXE KAVRON LOS DE ANONIMUS LE BAMOS HA XINGAR EL VLOJ POR DESIR ESAS KOSAS DE NOSOTROS

    ZOMOS ANONIMUS ZOMOS LEJION NO OLBIDAMOS NO PERDONAMOS ES PERREN NOS

  15. juan padas dice:

    Yo defiendo la cultura, pero me gusta dar de comer caliente a mi niña.
    Es un debate muy espinoso, pero lo cierto es que pronto dejará de serlo.
    La piratería tiene los días contados y se morirá por si sola, sin anonimos ni tontunas.
    😎

  16. Harkonnen dice:

    OH OH OH, por fin alguien que dice esto, pensaba que era el unico. Oiga, autenticos HISTERISMOS he tenido que soportar con el tema de Megaupload, como si fueran santos martires de la libertad de expresion. Me enmarco el articulo 😉

  17. Apichatpong dice:

    Yo creo que uno de los grandes problemas es que la industria se está radicalizando mucho y, debido a ello, el usuario también. Es injusto que, por ejemplo, como ocurrió en su día, “Avatar” o “Lobezno” estén gratis en la red antes del estreno en las salas para beneficiar a personas que no las han creado, pero también es injusto que pretendan joder a la gente que quiera ver gratis, por ejemplo, pelis de Billy Wilder o Akira Kurosawa, que están bien muertos (con perdón) o pelis que ya han superado “un cupo comercial”, pelis que tengan ya diez años, series ya emitidas etc.

    Lo que sí tengo claro es que el modelo antiguo del “formato” ya no sirve: la gente no quiere formato, la gente no quiere “su estantería llena de discos”, quiere escuchar la música en el ordenata y punto, y ver la peli y borrarla después y punto. Bueno, algunos sí quieren “formato” (yo colecciono cómics y libros y pago por ellos -por los que me gustan previamente a haberlos leído por internet-), pero no ya una mayoría. Y no estoy de acuerdo en que la piratería tenga los días contados en absoluto, como comentan arriba; hay montones de maneras de copiar por muchos cortafuegos que se pongan, y leyes como la Hadopi de Francia, mucho más dura que la Sinde-Wert, han sido un brutal fracaso.

    Imagino que habrá que abandonar radicalismos y la industria y los usuarios tendrán que firmar un armisticio y ceder ambos terreno. Otra cosa es que la industria no sobreviva, por lo menos como la conocemos, lo cual creo probable: cada vez hay más artistas que están pasando de la industria y los intermediarios (que terminarán obsoletos en su mayor parte, pienso), entre ellos muchos nombres famosos.

    Es mi opinión. Buen blog.

  18. NiñaPiña dice:

    ¿A nadie más le molesta no poder decir estas cosas en público porque la gente se echa a ti como si fueras Hitler? ARRR LA CULTURA ES DE TODOS COMO TE ATREVES!!!1