«Now at midnight all the agents
And the superhuman crew
Come out and round up everyone
That knows more than they do»

Desolation Row, Bob Dylan

Películas infantiles, esos torturapadres que, por otro lado, cumplen una función indispensable en vacaciones: mantener a los críos fuera de casa para que dejen de dar por saco se distraigan.

Sin embargo, desde hace unos años, hay alguna que otra película que se salva de la quema. Les hablo de películas que, aunque están dirigidas a un público mayoritariamente infantil, hacen concesiones a los adultos, películas que pueden ser disfrutadas por grandes y pequeños, películas que son una joya que atesorar.

Los Increíbles no es una de ellas.

Cosas que salen en el cartel y que no encontrarán en la película: un bebé con traje, acción, emoción y personajes carismáticos.

Lo sé, lo sé: a todo el mundo le encanta Los Increíbles. Tiene un 90 en Metacritic y un 97% en Rotten Tomatoes, para aquellos de ustedes a los que les interese. Pero, ¿saben qué les digo? Que tampoco es para tanto. Voy más allá: Los Increíbles es una mala película.

Recuerdo cuando la vi en el cine, cuando servidor contaba con catorce años. Por aquel entonces yo era un chaval regordete de pelo largo (sí, QUÉ PASA), y tenía ganas de ver qué salía de esa película de superhéroes. Eh, al fin y al cabo, Pixar nunca me había decepcionado… hasta ese momento.

Si hay algo que recuerdo del visionado es el sentimiento de tedio que me invadió durante casi todo el metraje. Y es que, no nos engañemos, Los Increíbles no es una película de superhéroes, sino de soporhéroes. Si no, ¿cómo se explica que en la primera de las dos laaaargas horas de la cinta apenas despegue la trama?

¡Listos para la acción que nunca llega!

Antes de que empiecen a arrojarme sus propios excrementos mientras gritan «¡SI HACE OCHO AÑOS QUE NO HAS VISTO LA PELÍCULA, MAMELUCO!», les informo de que, justo antes de escribir esto, me sometí de nuevo a la tortura al visionado del film. Como ya hice la segunda vez que vi Kick-Ass, rebajé mis expectativas para ver si así conseguía que la película, si no me parecía la GENIALIDAD que tantos ven, al menos me entretuviese. ¿Lo consiguió? Pues no.

Sí, reconozco que el prólogo, con las entrevistas y el noticiario que informa del retiro forzoso de los superhéroes (o «súpers», como si de un tebeo de Mortadelo se tratara) me resultó bastante prometedor. Bueno, no es nada nuevo, ya saben, nada que los lectores de Watchmen o el sobrevalorado El regreso del caballero oscuro no nos hubieran enseñado ya, pero bueno, BIEN, era algo inédito en cine hasta que llegó Zack Snyder.

¿Qué pasa a partir de ahí? EL SOPOR. La familia Increíble es increíblemente anodina y tópica: desde el padre frustrado que echa de menos sus glory days (chan chan chanchán, chan chanchanchán), glory days, uooooooooh, GLORY DAYS; como les decía, desde el padre frustrado hasta el hijo pequeño rebelde e hiperactivo, pasando por la madre que mantiene a la familia unida y la hija adolescente con problemas de autoestima. Realmente original, sin duda.

Resulta increíblemente difícil empatizar con unos personajes desdibujados y mal construidos, arquetipos a los que han desprovisto de cualquier atractivo que pudieran tener. Vamos, ¿alguien realmente llega a preocuparse por las desventuras de nuestros rancios protagonistas los Parr? ¿Por los problemas de autoestima (repentinamente superados) de Violeta, la hija? ¿Por la necesidad patológica de atención de Dash, el repelente hijo mayor? ¿Por si a Jack-Jack, el bebé, hace falta cambiarle el pañal?

No podía faltar el abrazo familiar, claro.

Haberlos haylos que comparan a los Parr con los 4 Fantásticos, por eso de ser una familia un tanto disfuncional y demás. Bueno, es cierto que los poderes son los mismos (superfuerza, elasticidad y la pareja invisibilidad-generación de campos de fuerza), pero el tema de las relaciones familiares está muchísimo mejor llevado en los 4 Fantásticos. Pero MUCHÍSIMO. Adem… ¿qué? ¿Cómo? Está bien, les acepto que ese villano final, el Socavador (doblado, por algún motivo, por Álex de la Iglesia) es un claro referente al Hombre Topo, pero paren ustedes de contar.

Es este punto, las referencias comiqueras, el uso de los clichés superheroicos y su (supuesta) subversión lo que muchos esgrimen a favor de Los Increíbles. Creo que todos estamos de acuerdo en que meter referencias no hace automáticamente que una película sea buena, así que no entraré en esos trasuntos de Cíclope y demás que nos encontramos en el innecesariamente largo metraje de la película.

Sí quisiera, por otro lado, hablar de la presunta subversión del género superheroico. O, más bien, encontrarla, porque no la veo por ningún lado. Sí, claro, las escenas en las que se nos muestra a un Bob «Mr. Increíble» Parr intentando (sobre)vivir de forma mundana y gris, asfixiado en un trabajo poco gratificante (y su posterior recuperación a base de volver a las horas de las tortas), son probablemente lo mejor de la película, pero, ¿qué viene luego?

EL ARGUMENTO a favor de la versión original: donde en inglés tenemos a Samuel L. Jackson, en castellano sufrimos a Antonio Molero.

Ni más ni menos que todos y cada uno de los topicazos del género: que el todo es más que la suma de cada una de las partes, el momento en el que todo se ve perdido, la ayudante del villano que, al comprender la verdadera naturaleza de su jefe, decide ayudar al héroe, los siempre recurrentes deus ex machina, la exaltación de la familia como unidad suprema y el villano resentido por un antiguo trauma.

Oh, vale, reconozco que el origen de Síndrome (cuyo noble apellido, al juzgar por sus facciones, debe de ser «de Down») está bien traído: un chaval obsesionado con el héroe de su infancia que, al verse rechazado por este, opta por el camino opuesto. Y no tiene mal plan, ojo: programar un robot para que siembre el caos, detenerlo, llevarse la gloria y, cuando se canse, vender sus inventos y FORRARSE. Lástima que su plan tenga un pequeño fallo, que el robot aprende y le joroba la idea en menos de dos minutos, pero EH.

Tampoco se puede esperar mucho de alguien que lleva ese peinado.

«Bueno, ¡pero es que esta película es para los críos! ¡No seas tan duro!», les oigo exclamar mientras se aferran a sus disfraces de Mr. Increíble. Bueno, sí. Es una película para críos. Por eso mismo no logro comprender cómo tuvo tanto éxito entre los adultos. Todo el mundo HAMA Los Increíbles, especialmente los aficionados a los cómics, lo que no deja de sorprenderme. ¿No debería alguien que está empapado en cómics darse cuenta de las carencias de esta película?

De todos modos, no es necesario tener un máster en Tebeología para darse cuenta de las carencias de la película: su ritmo lento, su metraje innecesariamente largo, sus personajes anodinos o sus escenas que no llevan a ninguna parte son tan solo algunas de las cosas que hacen que Los Increíbles no sea ni para tanto ni tan siquiera una buena película.

Sorprendentemente, nunca se cita a Los Increíbles junto a Cars cuando se habla de las (pocas, eso sí) pifias de Pixar. Y eso, para mí, sí que es increíble.

Anuncios
comentarios
  1. 13 dice:

    Tanto como pifia no, pero estoy de acuerdo en que es una película muy sobrevalorada.

  2. Chuck Draug dice:

    Eh, oiga, que no ha mencionado a Edna Moda como elemento para justificar la creación de los supertrajes. Reconozco que esa parte es de lo que más me gustó. Eso y lo de las capas. Uno que tiene la mente simplona para según qué cosas…

    A lo que iba… la película es un “no es para tanto”, sí, pero también es verdad que a mí me pierde el género superheroico. Tal vez demasiado. Debe ser porque es simplemente una película familiar (en el sentido de “hay una familia que protagoniza la cinta”), por las referencias, por el personaje de Síndrome y porque el argumento de querer revivir las viejas glorias del pasado cuando vives un presente anodino me llama. Claro que también he de decir que, efectivamente, el personaje de Violeta es de todo menos creíble, a mí se me hizo muy forzada su evolución.

    Y sí: está hasta arriba de clichés y simple en su estructura, pero me entretengo con ella, es de esas que desconectas el cerebro para entretenerte sin dar más vueltas a la situación. Es cierto que con el tiempo ha perdido bastante (cosa que no me pasa con Monstruos S.A., por ejemplo), pero siempre la consideraré mejor que cualquiera de Cars o incluso que Bichos. Pero no me haga demasiado caso, señor Bóinez, que servidor es un bicho raro. 😛

    Ahora le desafío a que destripe WALL·E o Up sin piedad. Bueno, no sé si debería con WALL·E, porque entonces tocaría mi fibra sensible, que es MUY sensible y… (oh, mierda, creo que he dado a conocer un punto débil)

    • Fosforo dice:

      A mí Los Increibles me gusta. Me gusta bastante. Lo cual no quiere decir que no esté de acuerdo en absolutamente todo con lo que dice este artículo.
      Yo interpreto la película más bien como un homenaje para niños, un acercamiento para ellos que juega con todos los clichés del género completamente adrede y los infantiliza aún más, dentro de una trama donde todos puedan sentirse mínimamente identificados (algo que hoy en día quiere decir “que lo hayas visto miles de veces”).
      La película para adultos consiste en el pequeño espectáculo de BING BANG BUNG, acción, y alguna referencia simpática. Algo que funcionaría mejor de no ser por el metraje insosteniblemente largo. Aún así yo sí la disfruto, con su duración como mayor handicap.
      Digamos sencillamente que es una revisión infantil de un género que nos chifla a muchos adultos. Y por eso ha llegado a sobrevalorarse horriblemente, incluso en medios y críticos que luego denostan alegremente los cómics de superheroes.

      • Chuck Draug dice:

        Yo no te digo que no. Estoy de acuerdo en unas cosas y en otras no, a mí me gustan las referencias y el argumente de las viejas glorias, cosas que a Bóinez no, pero estoy de acuerdo con él, por ejemplo, en lo de la evolución sin sentido de Violeta o que el origen de Síndrome es un buen punto a tener en cuenta. Sobre la duración de la película, la verdad es que si estuviera más concentrada las escenas de acción quedarían mejor, porque se harían más rápidas y disfrutables (que no digo que no lo sean, pero mejorarían).

        Y me gustan cosas peores que Los Increíbles. Mucho peores. xD

    • Wall·E y Up son puro HAMOR.

  3. Sangreeeeeeeee, quiero saaaaangreeeeeeeee 8D

    Me ha pasado como con la reseña de Fósforo sobre Gru, Mi Villano favorito, esperaba algo más ácido y me encuentro con la realidad y opinión acertada de alguien a quien no le gusta, tengo que relajarme :\

    Veamos, la trama asimila lenta y no parece ir a ningún lado, error. Es una constante, va enlazando con las paranoias y nostalgias del padre de una manera muy natural hasta el verdadero asunto que representa el plan de Síndrome. No es lenta, está en su justa medida, y gracias a esto podemos apreciar la de buenos detalles que tiene la peli. Puede que esos detalles y pequeñas historias ya están algo quemados dentro del mundo del cómic, pero está enfocado de tal manera para el espectador medio que no sabe de superhéroes se fascine con todo lo que rodea a este mundillo, algo muy acertado y que se logra de sobra.

    Y vamos a ver, fui a verla esperando una peli de superhéroes, ¡y es lo que me dieron! Principio, nudo y final muy en la onda de un cómic clásico sin complicaciones, de los standars muy de la época de Stan Lee.
    Al menos estás de acuerdo con que el principio es muy bueno (y de seguro es referencia a Watchmen), a mi también me gustó mucho. Así como especial atención a la ambientación, que es como si fuese setentera o de época similar, lo que logra indicar del todo que se pretende homenajear a los superhéroes de anteriores épocas y no los actuales, los cuales giran en torno a tramas más serias y enrevesadas. Que hubiese molado también mucho el haber tirado por ahí, pero quien sabe, a lo mejor para la segunda parte tienen pensado referenciar a cómics más actuales, que no me extrañaría que ya lo tuviesen pensado desde el principio.

    El caso que sincera reseña, me gusta, amena y da para discutir. Le pongo tres gafas de pasta y media 8D

  4. Elis River dice:

    Estás añadido a la lista negra policial.

    Como te encuentre por la calle te enterarás, primero te daré galletas, de las de verdad, para cuando bajes la guardia ¡darte de las otras! >:-( NA-DIE (exacto, morirás) se mete con Los Increíbles, ¡son un modelo a seguir! ¡Son como unos padres para mí! Ya me gustaría verte a ti día y noche velando porque las puñeteras palomas sigan recibiendo de comer en el parque por esas abuelitas a las que protegemos y que nada agradecen. ¡Ya me gustaría verte en traje ajustado! ¡Ya!

    Espero que te haya quedado claro, esta noche estaré vigilandote por webcam y mañana cogeré el primer vuelo a tu paisichucho de poco monta, para asegurarme que has aprendido la lección…

    ¡Pf! Tipejos… ¬¬

  5. OLI dice:

    Concuerdo en casi todo, salvo qué a mí sí me gustó Cars (la primera, dado que su secuela deja bastante qué desear).

    Buen articulo.

  6. El Tipo de la Brocha dice:

    Esta película me causó tal impacto que no recuerdo absolutamente nada de ella.

  7. Yo añadiría Bichos a las pifias de Pixar, pero es que es una película tan olvidable, que a veces olvido que la vi en el cine…

    Por lo demás, pues lo que me pasa siempre con las películas de Pixar. Todo el mundo me habla maravillas de ellas, una y otra vez, y cuando las veo, con las espectativas tan altas, siempre acabo con un “psch, pues tampoco era para tanto”…

  8. bakuten dice:

    Esta me aburrió, pero mas o menos… ñe,hasta Bold tenía mas carisma. La de wall-e me pareció so-po-rí-fe-ra y de una tonteria que se me ponian los brazos como aspas de molino… Up me encantó, de buenas a primeras te hacia empatizar y te secuestraba emocionalmente, aunque la parte final es algo sosilla, pero no se me hizo pesada.

  9. Brad Bird dice:

    Vale, sí, pero quéjese de El Gigante de Hierro si hay cojones.

  10. Tampoco me gustó a mí, me aburrí con ella, aunque comparada con Cars me parece una obra maestra del cine contemporáneo. La vi hace eones y no recuerdo casi nada pero sé que me pasé todo el rato queriendo dar dos collejas a cada hijo e____e

    Creo que me pierdo con la clasificación de gafapastez, por cierto xD

    • Chuck Draug dice:

      Yo me he tomado la clasificación gafapasta como “nivel de sobrevaloración”. Y bueno, no pocas películas comparadas con Cars parecen obras maestras. Y con Cars 2 ya ni te digo.

  11. Neyebur dice:

    Pues a mí me gusto

  12. Kalitro dice:

    A mí hay un detalle que me parece sutil y al mismo tiempo muy bueno de la peli y que creo que le añade cierta miga, y es que el traje de Mr. Increíble al principio es azul y negro, muy estilizadete y en la línea darkier & edgier de los 90, pero cuando rediseñan los trajes son coloridos y tal, más propios de la edad de oro y plata. Siempre lo he interpretado como un guiño a esa época y lo nefando de los superhéroes noventeros, la verdad.

  13. Hiawatha dice:

    Lo cierto es que es de las más flojas de la compañía, quizás solo por detrás de Bichos. No emociona, ni de lejos, tanto como las sendas Toy Story, Wall·E, Up o Monstruos S.A. (para mí la mejor de Pixar).

    Me recuerda más o menos a lo que pasó con las bazofias de Shrek, sobre todo con la segunda parte; que la película era tan mierder que lo único que destacó fue el todavía si cabe más repelente personaje del gato con botas.

    Con Los Increíbles pasó algo parecido, aunque no tan a lo bestia, con Jack Jack, y es que al final a la gente le hizo más gracia el corto de la niñera que la película en sí. Y eso, pues no es que diga mucho en favor de la película, desde luego.

  14. Vrede dice:

    Teniendo en cuenta que ABURRIO a mi hermana pequeña, digamos que es cuando te das cuenta de que iba dirigida a un público más adulto. Concuerdo con que era excesivamente larga, con muchas escenas que sobraban y un exceso de clichés. Pero esto se da porque la gente es lo que quiere, lo nuevo les confunde y aterra, ¡Y ES CIERTO!

  15. Vale que no es comparable a otras de buen nivel de Pixar, vale que no es brillante ni muchísimo menos, vale que no te retuerces de la risa con esta película… Pero me resulta imposible verla así de soporífera. Eso sí, Síndrome me horroriza en todos los sentidos, pero el resto pues ni tan mal.

    Aunque al ponerme a escribir me he dado cuenta de que no tengo argumentos y es simplemente una cuestión de gusto personal o vaya usted a saber de que. Así que se lo perdono.

  16. Wally Week dice:

    A mí me pareció un rollazo y asumí que era por ser una película para niños. En cuanto a parodias/homenajes de superhéroes, me parece que Sky High está mucho mejor a todos los niveles. Y sin tirar del recurso fácil de los dibujitos Pixar.

    • Chuck Draug dice:

      ¿Esa peli en la que salen Kurt Russell y Bruce Campb-¡Oh, por supuesto que es esa! Y yo pensaba que sería una tontada, pero al final no me pareció mala, a pesar de ser claramente infantil-juvenil, además de ser una buena parodia de los tópicos superheroicos mezclados con típica película familiar. Vamos, que no mata, pero no es algo horrible de lo que avergonzarse.

  17. mariods dice:

    Veamos.

    Si algo ha caracterizado a Pixar es el hecho de procurar no producir nunca una película idéntica a la anterior, en no repetir una serie de clichés y mantener siempre un nivel de entretenimiento para cualquier tipo de público combinado con una calidad de estética innovadora y diferente. Bien es cierto que en el segundo caso siempre da en el clavo: las películas de Pixar, a lo largo del tiempo mejoran en estética, ambientación, innovación (por no hablar de pixels por centímetro cuadrado)… Tan solo hace falta volver a ver Toy Story y Bichos para ver cómo han llegado a evolucionar en ese sentido. Desgraciadamente, en el primer punto no todos coinciden. Pixar a lo largo del tiempo tiene altibajos. Hay películas que a unos gustarán más que a otros. Pero yo personalmente no lo atribuyo a que unas sean más malas que otras, lo atribuyo a que cada persona tiene un cierto interés por algunos temas y otros no. Si mis películas menos predilectas de Pixar son Cars sencillamente es por el hecho de que no me entusiasma mucho el tema del automovilismo, así como que ya he visto demasiadas películas acerca del héroe que pretende llegar a lo más alto ganando en una carrera de coches pero se le presentan obstáculos por el camino y al final aprende una lección que no se basa en el ganar (no mencionaré qué película con esta temática me parece mejor que Cars porque entonces sí que voy a cabrear a alguien. XD).

    Pero, en mi modesta opinión, todo el mundo tiene su propio ranking personal de Pixar, dependiendo del criterio y tipo de temas que más le interesen. No estoy diciendo que a los que no les guste Los Increíbles no les gusten los superhéroes, porque es todo lo contrario. De hecho, opino que Los Increíbles representa más una especie de “maduración” de los superhéroes, al estilo Watchmen, pero saliéndose de lo establecido sin llegar a usar para ello violencia o escenas no toleradas a menores. La película coge los estereotipos que un niño tiene de los superhéroes y los combina con la vida real, desmitificando muchos de sus puntos fuertes al mismo tiempo que potenciando la “esencia” misma del superhéroe sesentero, creando un todo consistente en el que los humanos y los superhéroes tienen los mismos problemas, preocupaciones y dudas. Visto desde esta perspectiva, quien busque en esta película un desenfreno total de acción y locura explosiva va a sentirse tal vez defraudado la primera media hora – hora. Y es en este punto el único en el que coincido con tu review: la película, si bien resulta muy interesante y aguda en ese primer vistazo a un mundo de superhéroes desmitificado y alejado de sus años de gloria en el que vemos al cabeza de familia sufriendo los pormenores de la vida de un oficinista mediocre, llega a ser un poco aburrida y cargante en ese primer acto, si no llegas a congeniar con los personajes y no tratas de ponerte en su lugar. Es como una primera prueba de fuego para muchos niños, de hecho cuando acompañé a mi hermano pequeño a verla al cine (tendría más o menos la misma edad que tú mencionas en tu post) se durmió. Y yo también admito que me desesperé un poco en algún momento. Sí, qué se le va a hacer, la película es un poco lenta esa primera hora, pero depende también del interés que le pongas. Cuando yo volví a ver la peli por segunda vez, esa parte no se me hizo aburrida, sino bastante interesante y llena de momentos que hacen gritar “bravo” a los animadores por su sabio uso de la expresividad y su valiente representación de la vida cotidiana de una familia cualquiera donde todos pueden sentirse identificados (si no tenemos en cuenta los obvios valores americanos que impregnan a los hijos).

    Saliendo de esa primera media hora – hora, para mí la película es totalmente espectacular. El plan del villano, en mi modesta opinión, es sencillamente genial, sin lugar a dudas podría ser el mejor villano jamás creado por Pixar en este sentido, porque te lo llegas a tomar en serio dentro de lo idiota que es. La idea de un fanático que es traumatizado y por ello pretende destruir aquello que tanto amó de niño sustituyéndolo por fama y dinero y convirtiéndose irónicamente en aquello que siempre soñó. Me parece perfecta. Como se ha mencionado aquí, otros aspectos de la película (el diseño de los uniformes de Moda, los cacharros, la base en la isla, las escenas de acción y combate perfectamente interpretadas y representadas… son un alarde de imaginación que nunca antes había visto en una película de este tipo. Y si eso no fuera suficiente, podría decir que los combates finales son tal vez los más épicos que he visto nunca en una película de Pixar. En mi opinión, la película funciona de maravilla en esa segunda mitad. Consigue hacerte sentir como un crío y volver a creer en los superhéroes tras tirártelos por el suelo y escupir sobre ellos pocos minutos antes. Es un guión diferente, sabe que no va a gustar a todo el mundo, pero guarda grandes sorpresas para aquel que sea capaz de aguantarlo.

    Obviamente, en mi propio ranking, no es precisamente la mejor película de Pixar, pero para nada la cuento entre las peores. Por supuesto que Sulley y Mike les dan mil vueltas como personajes. Por supuesto que Wall-E y Up te llegan más a la patata. Pero, como he dicho, Pixar siempre ha basado sus películas en no repetir patrones y ofrecer siempre una serie de alternativas para todo tipo de público. De hecho, el que a mucha gente no le guste Cars 2 es por el mero hecho de que era una secuela humorística y más bien autoparódica que se realizó justo después de esa maravilla dramática y nostálgica que fue Toy Story 3. Pero yo pienso que no puedes juzgar las películas por pertenecer a una determinada factoría o no que ya tenga cierto caché, porque entonces la limitas como productora (en otras palabras, si una compañia ha hecho algo que te ha apasionado, ya no puede bajar el listón o la apalizas sin piedad, yo eso no lo considero una buena forma de proceder). Es más, opino que si Cars hubiese sido producida por Dreamworks, apuesto a que muchos de los que juzgan las películas de esa forma la considerarían de mejor manera, pero me voy por las ramas. Como he dicho, todo se basa en el criterio personal de uno mismo, y su capacidad de atención a ciertas temáticas y géneros. y quien no guste de las desventuras de un coche colorado al que no conduce ningún humano igual si puede disfrutar con este homenaje al superhéroe sesentero que brilla tanto por su aportación al mundo de la animación como por su valiente argumento y guión. O igual es capaz de disfrutar de ambas películas por igual. O igual no le gusta ninguna, pero personalmente, yo disfruté mucho de Los
    Increíbles.

    ¿Qué podría haber sido mejor? Indudablemente, igual que el 80% de las películas bajo nuestro propio criterio, pero también pudo haber sido MUCHÍSIMO peor. Pixar supo rentabilizar perfectamente esa idea y sacarle todo su jugo, poniendo de su parte en algo que puede entusiasmar a un amplio tipo de público. Y creo que ahí radica gran parte de la magia de esta productora. Como ellos suelen decir, solo realizan aquellas películas que les gustaría ver en los cines. Y hasta ahora, en mi modesta opinión, han cumplido de sobras.

    El nivel de sobrevaloración de algo siempre me ha parecido algo totalmente absurdo. Entiendo que igual hay gente que se guía por ver ciertas películas solo porque muchos hablan de ellas o porque ha ganado premios. Pero al fin y al cabo es uno y solo uno quien decide lo que le apetece ver. Yo por ejemplo, si no me parece atractiva una determinada temática o género de película, pues por mucho que me lo recomienden no me va a apetecer verla. Igual algún día la veo de refilón bien con los colegas o bien por la tele y entonces me puede encantar y hacer que rectifique mi opinión, pero mientras tanto no voy a pagar por una película que no me llame, por muy bien que me hable la gente sore ella. Si me llamaba la película y no cumplió mis expectativas, por supuesto que tengo derecho a quejarme, pero quejarme porque a los demás les siga gustando… en fin. Por suerte, creo que existe algo llamado libertad de elección. Y hasta ahora nadie ha muerto o es detenido o se convierte en una persona horripilante que vive en un sótano y destripa a gente porque no le guste una película ganadora de un oscar al mejor guión. Y espero que así sea por muchos, muchos años.

    Y hasta aquí mi opinión. 😉

    • Chuck Draug dice:

      Mario, si Cars fuese de Dreamworks en vez de Pixar, seguro que la tendría en muchísima peor consideración. xD

      La sobrevaloración es, realmente, subjetiva. Viene a ser la impresión que nos dan otros de ciertas películas, series o lo que sea, de que en nuestro entorno (amigos, familiares, críticos que solemos seguir) parece haber un consenso, una decisión casi unánime. Y que tú, con falta de criterio, vayas pensando que será lo que ellos dicen. Pero no: al final resulta que has puesto las expectativas muy altas, cuando no deberías tener ninguna más allá de, yo qué sé, un trailer a lo mejor, y te llevas el chasco. Por eso, porque es subjetivo.
      Y sé perfectamente lo que es eso, porque conocía de gente que ponía bastante bien Monstruos vs Alienígenas. Y yo mismo creía que la idea molaría, que sería una película que parodiaría y homenajearía a los clásicos del cine de terror fantástico y la serie B… lo que me encontré fue tímidos homenajes, una historia plana y una protagonista soporífera. Y fue el día en que Dreamworks, para mí, no levantó vuelo (lo digo porque todavía no he visto Cómo entrenar a tu dragón, así que linchamientos ahora no xD).
      Esa es mi historia sobre la sobrevaloración y cómo controlar tus expectativas.

      Y sobre Los Increíbles ya he dicho todo lo que tenía que decir: me sigue gustando y entreteniendo, con sus clichés y referencias, con sus virtudes y defectos, con su villano que a mí me parece un gran acierto (vale, el traje tal vez no), con una niñata que evoluciona de forma nada natural a lo largo de la historia, con una historia de viejas glorias que quieren volver a la acción para escapar de la actual existencia gris y anodina… Me gusta y que esté de acuerdo en algunos puntos con Bóinez no quitará que disfrute de esta película y que no lo haga con Bichos o las dos de Cars, hablando de películas Pixar.
      Y sí, tienes razón en que no siempre repiten esquemas (incluso las continuaciones tienen sus variantes, más afortunadas en Toy Story que en Cars, y espero que salga bien en la se/precuela de Monstruos S.A.), pero también tienes razón en los altibajos. Porque nadie es perfecto.

      • mariods dice:

        Bueno, tal vez no me expliqué bien con lo de “si Cars hubiese sido de Dreamworks”, XD me refiero a que Cars, aunque muchos opinan que es mala porque comparada con el nivel de Pixar está bastante baja, despuntaría bastante más comparada con el nivel de Dreamworks (en mi modesta opinión, está bastante más interesante que Monstruos vs Alienígenas, y en mi opinión Cars es mejor que más de un tercio de la producción Dreamworks). Pero lo dicho, estamos hablando del criterio de cada uno, y me alegro que coincidamos en el aspecto de la subjetividad y de que nadie debería controlar las expectativas de nadie al ver una película. Yo por mi parte, nunca suelo formarme ciertas expectativas con una película, de ahí que suelo disfrutar con muchas (la única vez que tuve auténticas expectativas fue con la peli de Mortadelo y Filemón, y no me fueron muy beneficiosas para poder valorar la película…) :b

      • mariods dice:

        Oh, y personalmente también soy de los que creen que Como entrenar a tu dragón sube bastante el listón de Dreamworks. En mi opinión, al menos. 🙂

    • En su opinión de la película difiero por lo que pone en la entrada (no tiene sentido repetirlo aquí), pero en cuanto a la sobrevaloración… yo no veo una película porque tal o cual me lo digan, pero es indiscutible que siempre hay una corriente de opinión respecto al cine. Y, por si fuera poco, es tan fácil como consultar Metacritic, Rotten Tomatoes, o similares, para ver por dónde van los tiros.

      Dicho esto, Cars es mala, y punto. Me da igual el estudio que sea, el problema es el guion, no la productora.

      • mariods dice:

        Hombre, eso de que Cars sea mala y punto es en tu opinión, lo dicho. Hay gente a la que le gusta, y mucho.
        Mi problema con Metacritic, Rotten Tomatoes o similares es que yo no estoy a favor de que haya una corriente de opinión con respecto al cine, porque eso no hace más que controlar y manipular la mente y el buen gusto de cada uno (más aún si cabe de personas sin criterio, que de los que están aquí no he visto a ninguno), algo que, en mi opinión, debería ser tan intocable como el propio oxígeno. Hay gustos para todo. El hecho de que muchas personas tengan un determinado gusto no convierte algo automáticamente en algo malo para todo el mundo.

      • mariods dice:

        Por alguna razón no se ha posteado mi último comentario, y no se si es por problemas actuales de la página que luego se solucionarán o no. De todos modos repito:

        Nunca he confíado en lo que pone en Rotten Tomatoes, Metacritic o similares porque cada persona es un mundo, y el hecho de que muchos opinen de un modo similar sobre algo no significa que algo pueda ser considerado malo. porque siempre habrá alguien a quien le guste y le sepa ver el valor. A la inversa es exactamente lo mismo. Y yo no veo que “Cars sea mala y punto”. A mí no me mata, pero por mucho que la considere la peor de Pixar me gusta y se reconocer sus valores. Y habrá gente a la que le gustará mucho más, como para que la considere de las mejores de Pixar. Y esa gente no tiene por qué estar equivocada, sencillamente tienen su propio criterio.

        • Claro, cada persona es un mundo, pero la media aritmética es la media aritmética, y sirve para hacerse una idea, creo yo.

          Por cierto, lo que pasaba es que WordPress lo había marcado como spam, probablemente porque defendía a Cars AJAJAJAJAJAJJJ

          • mariods dice:

            XDDDD ¡Malditos, imaginaba que era por algo así! XDDDDDDD

            Hombre, y ahora en serio, hablando por mí, yo nunca jamás me he hecho una idea de una película dependiendo de lo que los demás han opinado de ella. Yo solo creo en dos tipos de películas: Las que a mí me gustan y las que no. Las que me gustan son de las que suelo hablar con la gente y comentar. Las que no sencillamente las dejo en el pasado y si alguien me dice que le gustan, lo valoro y lo respeto. Y esto para mí debería ser inapelable para todo el mundo con su propio criterio.

            • mariods dice:

              Hey, que con eso último no estoy diciendo que no pueda divertirte hablar mal de una peli que no te guste, es algo natural, pero ese es mi modo de ver el cine. 🙂

            • Yo respeto que a cada uno le gusta lo que le gusta, pero coincidirá conmigo en que una entrada en la que dijera cada dos por tres «pero bueno, bonicos, solo es una opinión» sería una entrada sosa y sin gracia. Más vale hacer sangre y que el lector distinga entre forma, contenido y autor.

              Y, una vez explicado que respeto que cada uno tiene sus gustos, aprovecho para decir que hay que ser muy cabestro para ser espectador de La que se avecina.

  18. mariods dice:

    Como no puedo responder a Un tipo con boina desde el último post, vuelvo a comentar XD:

    A mí tampoco me gusta nada La que se avecina, pero a mis padres les gusta, por ejemplo, y no los considero unos cabestros. XD También conozco a alguien a quien le encantan las películas de Resident Evil, y por mucho que esas pelis figuren entre mi ranking personal de pelis más odiadas de la historia no considero para nada a ese hombre como un inculto o algo así. Simplemente alguien con un gusto diferente al mío.

    Y no es que quiera ver críticas en las que se diga que algo es una opinión constantemente, eso sería sosísimo. XDD pero personalmente también me aburre ver críticas en las que se expongan una serie de opiniones como hechos que no pueden debatirse. Por ese mismo tipo de cosas mis comentarios suelo remarcarlos siempre desde mi punto de vista subjetivo y procuro que siempre conste que es mi propia opinión de la película, aunque solo sea en el último párrafo.

    • No ha pillado usted mi chiste sobre tan nefanda serie.

      Creo que cualquier entrada valorativa sobre algo es evidentemente una opinión personal. Me parece que se pasa usted de políticamente correcto, o que yo me quedo corto, o ambas. En cualquier caso, buen rollo.

      • mariods dice:

        No, no, si buen rollo siempre, eso por supueso, hombre. XDDD

        Lo que pasa es que sí, admito que suelo dar la impresión de que me tomo demasiado en serio las críticas y de ser demasiado “políticamente correcto” con estas cosas… pero no se, no me gusta criticar películas. Entiendo que a muchos les encante, pero es algo que a mí nunca me ha llamado. Me gusta valorar el espectáculo que se me ofrece, y si no me ha convencido, sencillamente lo olvido y paso a otra cosa. El problema es que por el contrario sí que me gusta, y mucho, opinar de algo que sí me ha gustado. Y no dejo pasar la oportunidad en entradas de este tipo. XD

        Eso sí, quiero que siempre conste que el hecho de que a mí me guste mucho una peli que vosotros critiqueis no significa que esté disgustado ni mucho menos con vosotros, aunque en ocasiones me deje llevar demasiado por mis propios argumentos. Solo quiero constatar que no estoy de acuerdo con lo que he leído, sin por ello despreciar para nada todo el trabajo que ha supuesto el post, el cual, por otro lado, es ameno y está bien construido. 🙂

        • Creo que le van a quitar el Nobel de la Paz a Obama para dártelo a ti. Me has encantado xD

        • Como ya te dije, jamás tengas miedo a dar tu opinión, ¡además de que te expresas muy bien! Esos textos de arriba deberían darte la seguridad suficiente para opinar siempre lo que desees.

          Lo mejor de estos sitios es el discutir, el lanzarnos piedras ficticias y lograr experiencias con ello, además de aumentar la amistad con toda esta buena gente de Internet. Cuando alguien va de mal rollo se nota, incluso de manera escrita, y aquí lo que veo son gustos muy diferentes que han sabido cuajar ¡Ojalá fuesen todos los foros y blogs así!

          Forocoches, ahí si que se “quieren” de verdad… un día tenemos que quedar todos para ir a trolearles xD

  19. Estoy empezando a creer que soy el único ser vivo del planeta que piensa que Cars 2 es más buena que Cars, pero muchísimo más.

  20. Siempre dice:

    A mí no sólo no me gustó la película, es que los personajes me caían mal. Triste muy triste, lo sé; que me caigan mal unos niños que encima sólo pretenden hacer el bien hace que me se sienta muy mala persona, que, encima, los niños que me caen mal sean pura ficción, hace que me se sienta muy tonta y con todo ello podemos decir que se cierra el círculo porque que me aburran, me caigan mal, me hagan sentirme mala persona y encima tonta, hace que me caigan aún peor. Por suerte yo no escribo blogs sobre pelis y no he tenido que someterme a la tortura de verla de nuevo ¡Es usted un valiente, Tipo con biona!

  21. Estefano dice:

    Me apena que para ti una película valga lo mismo que su argumento (no guión porque el guión de esta es buenísimo), pues es la sensación que transmites. Que te dan igual el ritmo, la banda sonora, los planos y la aventura puramente cinematográfica que es esta película. Aún más me sorprende que estando tan sobrevalorada la película como dices todo el mundo en los comentarios esté más o menos de acuerdo contigo.

  22. Jonnie dice:

    This piece was cogent, welwelritt-n, and pithy.