¿Ha mejorado mi cómic? Hoy: Magia Negra

Publicado: enero 2, 2012 de Fosforo en Uncategorized, Webcomics

Hace tiempo, cuando este blog hablaba más de webcómics y yo no estaba tan harto de hacerlo, escribí una reseña sobre Magia Negra, un webcómic estilo manga (por decirlo de alguna manera) que había faneado con un cierto interés y que, como es tónica en subcultura con estas cosas, me decepcionó mucho al ojearlo seriamente. Faltas de ortografía, dibujo plano y sin fondos, cómic sans y un argumento que me seguía sin cuadrar del todo. Hice la reseña, muy negativa, y lo dejé estar.
Al tiempo, Ranusa, su autor, me mandó un mensaje a través de Subcultura. Se sentía algo desanimado por mi crítica (me sorprendió que la descubriera tan tarde, porque la promocioné en la web en su momento) y me pedía que ojease las páginas siguientes y tratase de hacer algo ligeramente más constructivo. Dadas las reacciones habituales de los autores de Subcultura hacia mis críticas (ya saben, o soy un hijo de puta o sencillamente no tengo ni puta idea de lo que hablo) me sorprendió mucho, y me comprometí a hacerlo.
He tardado mucho, sobretodo porque últimamente hacer este tipo de reseñas me requiere de una energía que no tengo, pero me parece que se lo ha ganado, de modo que aquí me pongo con mi segunda versión sobre Magia Negra.

No voy a profundizar mucho en los primeros dos capítulos, pero sí lo voy a hacer sobre la forma general del webcómic. No hay nada más tonto, y lo he dicho más veces, que estructurar un webcómic en capítulos. En temporadas quizá, a medida que vas teniendo que hacer parones o lo que sea, pero llenar un webcómic de portadas y de cliffhangers que en realidad duran una semana, lo mismo que de página a página normal me ha parecido siempre una chorrada profunda.


En esa clave, Magia Negra se toma muy poco tiempo en cerrar los capítulos, y en introducir situaciones de incertidumbre innecesarias, que no generan gran cosa en el lector habitual y que estorban la lectura de corrido del webcómic. Es una práctica generalizada de Subcultura, pero conviene recordar que el webcómic se lee tanto por entregas semana a semana como el archivo completo, y que hay que intentar un equilibrio entre ambos. Personalmente, no me gustan los cliffhangers, y menos en un webcómic.
Como decía, 22 páginas (el capítulo más largo) apenas da para contar anécdotas, sobretodo en un estilo lleno de viñetas grandes como Magia Negra, y por tanto las “tramas” se nos quedan en nada, todo va muy rápido. Es por eso que el autor se tiene que detener a dar explicaciones y a contar la ambientación que no debería de ser “contada” en un texto, sino bien explicada de forma integrada en el desarrollo del cómic.

Y por eso nunca saldrá un "¿Quién es quién en Magia Negra?"

La trama parte de una idea interesante, pero sigue estando mal resulta. Las motivaciones de los personajes no quedan nada claras, y su papel en la historia es bien raro. Lo del policía psicópata que después de intentar interrogar a unos niños trata de ejecutarlos sin juicio ni todas esas tonterías, pero que les da la opción de defenderse me dejó de piedra, pero no mucho más que el hecho de que esos mismos dos chavales se pasasen una tarde entera viendo una película con otro y esperen a por la noche y que el protagonista se quede dormido para despertarlo (sin atarlo ni nada, sencillamente le dejan que se duerma POR JODER) e interrogarle. Que digo, si pensase que un conocido mío es un peligrosísimo asesino, no le dejaría entrar en mi casa, y mucho menos le despertaría de malas maneras sin…no sé. Inmovilizarme o tomar algún tipo de precaución, supongo.
No me parece mal querer hacer una historieta de darse hostias. Al fin y al cabo, mi género son los superhéroes, y me he criado viendo Dragon Ball. Pero precisamente lo que hace que estas historias decaiga es que las batallas empiecen a ser aleatorias y sin sentido. Que no haya un argumento real para que dos personajes se líen a puñetazos. Que un policía, de pronto, decida ejecutar a dos niños que son testigos de un crimen y se ponga un guante mágico no es un argumento, es una excusa, y las excusas, sobretodo si no se disimulan, dan sensación de chapuza.
Sin embargo, la historia tiene un trasfondo interesante, y que podría resultar muy bien. No es que sea la quintaesencia de la originalidad, pero no produce úlceras en el neocortex, lo cual es más de lo que se puede decir de casi todo el manga que se publica en Subcultura. Y el dibujo ha mejorado. Sigue sin ser demasiado elogiable, pero ha ganado un poco de personalidad. Le falla, aun, la falta de volumen y perspectiva, algo que se va remediando, y el tema de los fondos, que siguen siendo casi inexistentes, en una trama que nos pide más y más referencias.

Clase magistral de dibujo técnico, salvo que no.

Siempre he pensando que cada cual debe dedicarse a lo que vale. Si aún no tienes cogido el punto a determinadas cosas, no puedes lanzarte a hacer un cómic sobre ello. Si no sé dibujar caballos, podré practicar a dibujarlos, pero no puedo hacer un cómic sobre caballos mientras voy aprendiendo, porque nadie va a entender qué demonios pasa en mi cómic y porque esas iguanas llevan herraduras. No sé si mi metáfora ha quedado clara o la he liado. Que si no sabes dibujar ni coches ni edificios, estaría bien no introducir en tu historia momentos que exigen que dibujes con cierta soltura dichos elementos.
Otro fallo es que de los tres personajes protagonistas, los dos chicos son casi iguales. No debería ser tan difícil que uno hubiera sido moreno (de cabello negro) pero viendo que no es el caso, un rediseño de peinado o de vestuario estaría bien. Ya puestos en la tesitura que pedir rostros diferenciables es excederse (algo con lo que puedo empalizar perfectamente).
En conclusión, que a la pregunta de si ha mejorado Magia Negra, la respuesta es sí. Ha mejorado sobretodo porque empieza a parecer Magia Negra, porque las faltas de ortografía van poco a poco haciéndose más escasas (sigue habiendo demasiadas) y porque la trama se va encarrilando. Pero le falta mucho trabajo para llegar a ser un webcómic de bien.
Decía Ranusa en uno de sus mensajes que mi primera crítica le había desanimado. No era mi intención, ni lo es ahora. Hay potencial, pero necesita mucho trabajo, muchos bocetos y montones de horas de practicar en dibujar más y más cosas que irán irremediablemente a la basura. Porque es así como se mejora. Sobre la narrativa, insisto, hay que pensar mejor como se plantean las batallas para construir situaciones con sentido, aun que no sean necesariamente realistas (es un cómic de fantasía).

Anuncios
comentarios
  1. Así debe de ser una reseña, si fuera el autor me llenaría de energías por los consejos y ese detalle de “tiene potencial”. Le digo lo mismo que le has dicho tú, a base de practicar se logra todo, nadie nace maestro y las ganas es de lo que más hace. Suena a tópico, pero es así.

  2. John Wheel dice:

    El que se aleje del estilo Raruto es un buen paso por muchas razones: Primero, ya no piensas al verlo “otra copia más de Raruto” porque acabas hasta las narices de verlas. Además que Magia Negra ni es una parodia de un manga, así que todavía mejor que no haya algo que te haga pensar que sí. Segundo, así se aprende más a dibujar que del otro modo. Y para terminar, al principio apenas se diferenciaba a un adulto de un niño.

    La historia todavía tiene tela, y la pelea con el policía es demasiado larga. Pero ha mejorado algunas cosas al fin y al cabo, ya le llegará el momento al resto.

  3. Chuck Draug dice:

    Estoy de acuerdo con lo que se dice aquí: ha habido mejora en varios sentidos y también es bueno ver que se aleja más del estilo Raruto en lo que a dibujo se refiere. ¿Sigue habiendo mucho margen de mejora? Por supuesto, pero el chico le está poniendo ganas e interés, y aunque se desanimara con la anterior crítica, en vez de rendirse se ha puesto a hacer más.

    Sigue siendo muy mejorable en todos los aspectos, pero si la pregunta es “¿ha mejorado?”, también coincido en que la respuesta es “sí”.

    Una cosa: sobre el tema de capítulos, es un lastre que viene de los cómics impresos. Que si las grapas de superhéroes, que si los capítulos de una Shonen Jump… los webcómics ofrecen más flexibilidad y voy a apuntármelo.

    PD: ¡Queremos post sobre los puntos negativos de Zaragoza! ¡Ya! (Bueno, ya no, si todavía no lo tienes, esperamos)

  4. Vrede dice:

    ¿POR QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE?

  5. Spike dice:

    Es de elogiar el esfuerzo del autor por querer e intentar mejorar, y desde luego se nota. Es evidente que para el tipo de historia que quiere contar todavía le queda bastante más práctica, tanto en el apartado visual como en el narrativo, pero me parece que va por el buen camino para poder conseguirlo.

  6. Rafanás dice:

    Al menos ha ido evolucionando el dibujo, más bien el estilo que la calidad. Me tira muy para atrás que el prota se llame Red y haga magia. Eso juntado con su anterior estilo delata al autor como otro fan más de Jesulink. Que Jesulink mola mucho. El ser el trigésimo tercer dibujante que lo imita, pues ya no tanto la verdad.