Atlantis: The Lost Empire of Disney sequels

Publicado: diciembre 23, 2011 de Fosforo en Cine

En mi particular guerra contra el Disney de la última década, una batalla con muertos y heridos últimamente, el otro día me puse a ver Atlantis. La recordaba más bien malucha, una de las últimas películas de animación Disney que fui a ver al cine aún en calidad de niño. Por eso fue gratamente sorprendente que la disfrutase muchísimo, y que se haya quedado como una de las mejores Disney de los últimos 20 años en mi opinión. Lejos de “amargarme” el post, como podría pensarse, aquí va mi repaso a esta ninguneada cinta de dibujos.

Y es que Atlantis es una película que ha pasado sin pena ni gloria por la galería de “clásicos Disney”, entre otras cosas porque su acogida fue bastante fría. Ni atracciones en Disney-world ni serie de televisión, solo una triste secuela directa al consumo doméstico de la que hablaremos luego. Este pequeño fracaso en taquillo bien puede deberse al cambio de “target” respecto a otras producciones de la compañía. La película es más madura, y una historia de aventuras con relativamente poco humor y sin canciones. Es de los pocos “clásicos Disney” de animación tradicional sin canciones de por medio, algo que suele delatar esas producciones Disney para un público algo más crecidito.

Solo hay que ver el poster...

Como película de aventuras tiene un poquito de Julio Verne, otro poquito de cómic Pulp y un pellizco importante de la clásica historia de egiptólogos. El conjunto funciona, y especialmente la primera mitad de la película, hasta que llegan a la Atlántida, funciona a las mil maravillas. Porque de es va la película. El protagonista, Milo Match, intenta conseguir financiación para continuar la búsqueda de la Atlántida, comenzada por su abuelo. La obtendrá de la forma menos esperada a través de un anciano algo excéntrico, amigo de su abuelo, el señor Withmore.

Este le asigna un equipo de especialistas, y le dota de un impresionante submarino para que navegue en las profundidades del Atlántico en busca de la ciudad perdida. El equipo a mí me falla un poco. Probablemente es lo que menos me convence de la película, y por eso me dejase tan malos recuerdos en su época. Tiene un afable doctor negro, una sexy pero malhumorada mujer de acción, una joven mecánica, un capitán hecho para la aventura y dos personajes cómicos; Vinny, un experto en demoliciones apasionado con los explosivos y Mole, un neurótico geólogo francés obsesionado con las excavaciones, la suciedad y criado por topos.

Mientras que Vinny es un personaje con un punto gracioso, Mole se supone que es la monda de gracioso, tan excéntrico, tan raro, tan…cargante. Un personaje del que te encantaría prescindir, porque es una lata soportar los constantes “mira que gracioso” del bicho este. El resto del equipo, ya digo, poco memorables. Es un fallo de la película que el personaje que más se te quede sea porque es insoportable. Pero para la historia funcionan, y es aquí donde la cosa importa, en la aventura.

"Miradme, soy gracioso" Y *BANG*, escopetazo en la cara...

La primera mitad de la película tiene un regusto inevitable a Julio Verne. Algo así como si juntas 20.000 leguas de viaje submarino y Viaje al centro de la Tierra, pero lo haces bien, no como la serie de animación de D’Ocon en su segunda temporada. Ya digo, auténtica aventura en estado puro, siempre con la inquietud de qué será lo próximo que aparezca y les joda el viaje. Muy, muy bueno.

Cuando llegan a la Atlántida la cosa decae, pero ni de lejos tanto como alguna gente lo pinta. Resulta que la civilización atlante está un poco en las últimas, su poder ya no es el que era. Es como una Edad Oscura para ellos, donde incluso se ha perdido la escritura. Los atlantes no son capaces de leer un lenguaje de signos que les rodea en las paredes llenas de runas de la ciudad. Y Milo sí que sabe leerlo. Por esto comienza a investigar con Kida, hija del rey atlante, que busca la forma de devolver la gloria y el poder a su cultura. Por cierto, podría haber Spoilers a partir de aquí. Sobre una película que tiene diez años. Y eso…

Pero las cosas se ponen mal cuando el equipo de Milo, que se destapan como un grupo de mercenarios sin escrúpulos, secuestra a Kida y toma la ciudad para hacerse con la fuente de energía atlante, la más poderosa de la historia. Esta fuente resulta ser una especia de gigantesco cristal místico dotado de una cierta conciencia propia que se refugia en la propia Kida. Ni cortos ni perezosos, los mercenarios meten a la heredera al trono, convertida en un ser de poder, en una caja fuerte y se la intentan llevar a la superficie, donde la venderán como arma al mejor postor (la película transcurre en 1914). Pero la integridad de Milo y su intento de detener los planes del capitán Rourke hacen mella y gran parte del equipo de especialistas se pone de su parte, ayudando a detener a su antiguo compañero.

A partir de aquí la película es cuando verdaderamente decae. Sin bien la investigación en Atlantis sí que conserva parte de esa intriga aventurera, la batalla final dentro de un volcán, con aviones de batalla salidos de la nada y naves atlantes de tecnología futurista es algo más cansina y tan pulp que molesta un poco. A pesar de que el final sea eso, un poco lo peor de la película, esta sigue siendo un entretenimiento muy válido, y solo por su primera mitad ya vale descaradamente la pena.

Boniiiiito

Visualmente recordaba la película un poco como la de Hércules, con anatomías grotescas, manazas descomunales y sin usar una línea curva siempre que se pudiera abusar de las figuras angulosas. Pero realmente no es para tanto, y si bien el estilo no es muy Disney, tampoco es tan desproporcionado. Quizá un poco más simplista con las figuras humanas, pero ya está. Esto también ha mejorado mi percepción sobre la película, y resulta que hasta mi mil veces amado y jaleado Mike Mignola estuvo implicado en el proceso artístico para la película. Una vez lo sabes sí que es verdad que hay cosas que lo delatan.

También el uso de los ordenadores en algunas escenas, como las del submarino y demás, está mucho mejor traído que en la de Hercules, dando el pego completamente y sin desentonar con la animación tradicional.  Así sí, joder, se agradece y mucho.

En conclusión, que Atlantis: The Lost Empire es una gran película de aventuras para críos, divertida, con un punto diferente (eso de que no haya malo hasta la primera mitad, y resulte que los malos eran los buenos del principio…eso mola) y que recomiendo. Porque me ha sorprendido muy gratamente.

La secuela. La secuela. La secuela…Atlantis: El regreso de Milo es la peor secuela para consumo doméstico que ha hecho nunca Disney. Bueno, vale, no he visto La Cenicienta 2, de modo que puede que esté exagerando, pero no mucho. Es infinitamente peor que las de Aladdin, e incluso que las de mi odiada Lilo y Stich. Para empezar, porque la película es más bien como una cinta con los tres primeros capítulos de una serie de animación basada en la película, pero sin cortes. No hay una trama continua durante toda la película, sino tres relatos cortos que se van encadenando sin ninguna justificación.

Me importa tan poco la secuela mierder esta que ni me molesto en buscar el cartel ni nada…

Además de eso, la previsiblemente terrible animación, la multiplicación del efecto “secundario cómico” y lo tremendamente innecesario de semejante mierda cierran el círculo y dejan como conclusión que hay que huir como de la peste de esta reputa mierda. Nah, es que ni pude terminarla, mi tiempo vale demasiado como para eso. Con esto quiero decir que cuando terminéis la primera, felices y contentos, no decidáis “curiosear” a ver que hicieron en la secuela. Cagarla. Cagarla mucho. Caca. No se mira.

Y Feliz Navidad y esas cosas que diría ese blandengue de Randy.

Anuncios
comentarios
  1. 13 dice:

    Soy fan de esta película, la vi en el cine con 25 años sólo para ver hasta donde llegaba la mano de Mignola. Luego la he disfrutado muchas más veces, para mí de lo mejor de Disney de siempre. Un fracaso del todo inmerecido y que habla mucho de que el público se traga lo que la gente le dice que se trague.

    Y soy fan de Vinny y de su doblaje, con el tiempo me he encontrado que Mourinho habla exactamente igual. 😀

    • Fosforo dice:

      Sí, Vinny mola. Es un punto cómico, pero eso, un punto. Mole, en cambio, merece la muerte. Y si eres fan no sé si lo habrás intentado, pero por si no, de verdad, DE VERDAD, no se te ocurra ni acercarte a la secuela…

  2. Yo recuerdo que me gustó bastante cuando la vi. Y sale una señora que fuma, algo inédito en una película Disney. Y si fuma, chupa. Aunque creo recordar que era una señora mayor, así que BLEUARGH.

  3. Chuck Draug dice:

    Me extraña no ver menciones a aquel supuesto plagio que hacía de “Nadia, el misterio de la piedra azul”, con la que, al final, resulta que coincidía en un prota con gafas y que hubiese atlantes, y para de contar. Ainsh, cuando éramos más inocentes y nos tragábamos todo lo que decía Internet… hasta que veías la película y, en ese momento, empezabas a desconfiar de Internet y en las mentiras que te podían colar.

    Atlantis tiene, como dices, un punto de Julio Verne y de novela pulp, y en algunos puntos me recuerda un poco a Stargate, más que nada el protagonista, por eso de querer investigar una civilización antigua (atlantes aquí, egipcios allá) y desentrañar su misterio mientras comparte pantalla con un grupo de expertos en sus materias (pero sin Kurt Russell). Y es una película que entretiene, que no está mal. No mata, pero no es ni de lejos tan horrible como podías llegar a pensar mientras te trataban de comer la cabeza con un supuesto plagio que no es tal.

    Y sí, Mole es cargante y Vinny es el que más destaca de los secundarios (bueno, la mecánica también, por su historia y porque se molestaron en que la doblara una chica latina en vez de pillar a la primera tía para que pusiera un falso acento), pero la verdad es que la galería de secundarios, en general, es anodina.

    Y no he visto la secuela, ni ganas hay. Tal y como terminó, no debería haber ni siquiera planes para una secuela, el final era un punto y final, en mi opinión.

    Oh, y espero tu crítica de Lilo y Stitch, ya que la mencionas. O un especial “secuelas Disney de mierda”… y luego te meterás con Aladdin y el rey de los ladrones, que es normalmente aceptada y respetada. Normalmente, ojo.

    • ¡NOOOOOOOO! ¡Especial secuelas de Disney no! ¡Era mi plan de publicación para The Cinéfagos después de lo de Ed Wood! ¡Yo le maldigo! ¡LE MALDIGOOOOOOOO!

      • Fosforo dice:

        Respondiendo un poco a eso: no, no tengo planeado un “especial secuelas de Disney” porque estoy gestando algo bastante peor. Ya veran, ya… Eso sí, si lo va a hacer el boiniato este, yo lo quiero leer.
        Lilo y Stitch es una película que no me gusta nada de nada, pero no porque me parezca particularmente mala, sencillamente no me gusta.
        Y Aladdin y el rey de los ladrones es una secuela VHS más, es decir, basura prescindible.

  4. Vrede dice:

    Yo la vi algo más crecidito, como regalo que le cayó a mi hermana. Debo admitir que al verla con…¿17-18? Me gustó bastante. Es una peli curiosa de Disney, saliéndose de su tónica habitual, y me tuvo pegado de principio a fin con su argumento (también porque todo lo relacionado con la Atlántida y lo mitológico me vuelve loco).

    Qué decir… El grupo en sí era más que el cargante de Mole. El Dr Nigga tenía su aquel, la señora con cara de pocos amigos y humor de perros también daba su juego, al igual que el viejete cocinillas. Vinny era el que ponía una nota de color con sus despistes, comentarios…Era un buen personaje cumpliendo su cometido. Tal vez habiendo suprimido alguna intervención de Mole, el bicho hubiese sido aceptado, pues algún punto tenía a la hora de hablar. Aunque el problema de este, más que el hecho de haber sido tan explotado era el ser gabacho. Solo ha gustado un personaje con tintes franceses en Disney: Lumier.

  5. Encon dice:

    Team Fortress 2 es una adaptación de esta película, nuff said.

  6. mariods dice:

    Yo cuando vea esta peli completa podré dar una mejor opinión. Solo puedo decir al respecto que sí, ambientalmente es genial, los fondos y diseño de personajes son fantásticos, así como la expresividad y tal. Apartado estético estupendísimo, a mi parecer. El guión tiene toda una pinta maravillosa entre aventura Julio Vernesca y un poco de ciencia ficción rollo Atlantis, como se ha comentado anteriormente. Hasta lo que pude ver porque se me jodió el VHS era una peli estupenda de la que guardo un buen recuerdo. Un día la veré completa solo para poder corroborar que debe ser sin lugar a dudas una de las pelis más infravaloradas de Disney. Y no es justo, leñe. 🙂

  7. mariods dice:

    Vale, donde antes dije “rollo Atlantis” cambiese por “rollo Stargate”. 😄

  8. Malleys dice:

    El ataque del monstruo marino es acojonante, y sí, la peli decae en cuanto llegan a la Atlántida, pero es muy disfrutable. De pequeño me flipó mucho que los malos eran… ¡los buenos! *gasp*
    Fun fact: sobre la secuela, la vi de pequeño en un campamento y al principio fue un “oh, qué guay, la de Atlantis” para convertirse en un “PERO QUÉ ES ESTO” tras ver que era una segunda parte rara y terrible.

    • Malleys dice:

      Edit lol
      No me gusta la Atlántida super bonita y alegre de esta peli, yo es que estoy enamorado de la abandonada y terrorífica ciudad de Indiana Jones.

  9. Neyebur dice:

    Yo la vi en su momento en el cine y me sorprendió gratamente, quizás fuera su cambio de estética en un momento que buscaba algo diferente, y quizás por eso en su momento también me gustó El Planeta del Tesoro, estaba en una edad en que buscaba historias diferentes y estas dos lo fueron