Gru, mi empalague favorito

Publicado: noviembre 23, 2011 de Fosforo en Cine

El otro día ALSA volvió a jugármela. Quizá hayáis escuchado los rumores de que ese servicio de autobuses interurbanos pone películas de calidad ocasionalmente. Mi experiencia estadísima lo desmiente. Indiana Jones 4, Lobezno, El motorista fantasma, … El fin de semana pasado tuve mi último encontronazo con este servicio, que decidió fastidiarme el viaje con Gru, mi villano favorito. A cuenta de esto tuitee algunas cosas malas sobre la película, provocando una oleada de respuestas en contra de mi desprecio por esta película. Como me debo a mi público, o algo así, la he vuelto a ver, y esta es la reseña final.

La película parte de una propuesta que tampoco brilla por su originalidad, sobretodo dado que en fechas cercanas también se estreno Megamind, que, por cierto, tampoco es un dechado de bondades, sino al final, un intento tardío de subirse al carro de Los Increíbles y el cine de superhéroes, pero para un público más infantil. Pero a diferencia de la de Pixar, esta otra carece del justo equilibrio entre acción, humor, ternura y espectacularidad.

Gru, mi villano favorito, es una película ñoña. Sumamente ñoña. Es ñoña por los mensajes que tiene y la forma de ponerlos sobre la mesa; pero también lo es por el tratamiento de los personajes. El protagonista, en demasiadas ocasiones, no parece Gru, sino el trío de niñas que adopta para robar un rayo menguante para así conseguir la Luna. Este grupito de niñas, Repelentia, Pastelosa y “la del gorro”, cumplen con todas las características de personaje infantil que no sea de Disney. Son despreciables, cargantes, irritantes y ñoñas.

El personaje de Gru, que tendría que sobrellevar la carga del film, es bastante más insulso que Megamind, por comparar con la producción de Dreamworks. No solo porque no le veamos cometer ni una sola maldad auténtica, sino porque sus trazas de villanía son demasiado volátiles, y no hay realmente mucho contraste entre el Gru de antes y después de conocer a las niñas, que es precisamente de lo que se supone que trata la película. En estas condiciones, obviamente, no tenemos demasiado interés, ni nos motiva demasiado. Para colmo el doblaje es penoso, de lo peor que he visto en mucho tiempo, con lo cual el personaje principal es una birria.

En ocasiones parece que los guionistas han confiado en que toda la parte humorística recaiga sobre los hombros de los Minions, los siervos mutantes de Gru, y si bien son simpáticos (caen mejor que cualquier ser humano de la película) no es para tanto, y, sobretodo, es demasiado obvio, y cansa. En general esta película es a la sutileza lo que…que se yo, Un tipo con boina a la crítica de cómics de Batman.

"Wo, somos tan guays y graciosos..."

El propósito de Gru  es robar la Luna, para después chantajear a la humanidad. Para eso se hace con un rayo menguante, por el cual deberá competir con villano, Vector. Para robarle el rayo a Vector, adopta a tres niñitas para que distraigan a su rival mientras él se hace con el rayo. Vale, hasta aquí el argumento podría haber tenido sentido. Pero después la cosa se empieza a desmadrar. Para empezar, Gru necesita un cohete, y para ello, acude al banco del mal a solicitar un préstamo que…un momento. Un supervillano. Con armas laser, rayos congeladores y demás que utiliza para colarse en las cafeterias y ganar en la feria. Ese tipo que conduce un vehículo gigantesco y enorme por la ciudad, aplastando coches a su paso. Ese mismo. Ese, pide préstamos al banco.

Y digo yo, ¿no es más fácil robar el dinero? No parece. Ni siquiera parece que “el mal” esté permitido, por lo que debemos suponer que cuando Gru hace alarde de toda su maquinaria diabólica y demás…no sé, ¿las autoridades no deberían intentar detenerlo? ¿Están muy ocupadas aporreando al 15M? ¿No hay superhéroes en el mundo de Gru? Entonces, si nadie intenta detenerle, ¿qué sentido tiene armarse hasta los dientes de un complicado arsenal de última generación cuando precisamente te falta dinero para comprar un cohete? ¿No sería mejor invertir en la nave espacial?

Luego resulta que el del Banco del mal es el padre de Vector, que confabula para que sea su hijo el que robe la Luna. ¿Bueno, qué esperaban de un tipo que dirige un banco que hace préstamos a supervillanos? Lo que no tiene mucho sentido es que esto no haya ocurrido antes, ¿no creen?

Vector, el, digamos, “malo” de la película, tampoco nos inspira nada de maldad, ni de miedo, ni de nada. Es un personaje cómico venido a más en una trama sumamente mediocre. Y si el “malo” es el director del banco, más de lo mismo. No resulta nada temible, nada carismático. Ni siquiera tiene nombre, o al menos, ninguno que recuerde siquiera que existe después de dos visionados en menos de 7 días. Así de poco atractivo resulta como personaje.

Vamos, que en general la idea podría no haber sido mala (salvo por la espantosa idea del “Banco del mal”) pero que los personajes sin ningún carisma ni interés, amén del tratamiento ñoño a la historia, con detalles “monos” por parte de las niñas, hace de esta película una diabetes predecible y plana, sin gracia ni demasiada lógica interna. La idea de “el malo conoce a las niñas y se hace bueno” está gastada desde los primeros capítulos de Heidi, y si encima el personaje del malo no parece demasiado malo, y las niñas dan ganas de pisarles la boca, pues tú me dirás.

Mención aparte merece, de verdad, el espantoso doblaje al castellano que han hecho. Si los personajes en la original debían caer mal, la versión en español ya es directamente repugnante, y, si cabe, más ñoños.

En conclusión, que la película tiene poco humor, una “aventura” sin demasiado interés y una trama ñoña y sensiblera resuelta de la forma más empalagosa posible. Y, cual mierda de película moderna para niños, no sabe como terminar, y alarga el final sin aportar nada, en un intento de cerrar con un gag genial, pero poniendo todos los intentos posibles. Pista: ninguno es genial, sino bastante vistos y bastante malos.

¿Esta película es tan buena como para que 5 o 6 personas aparezcan a llevarme la contraria y a pedirme explicaciones porque digo que es una mierda? Pues no me quiero ni imaginar que pasará como me ponga a analizar la filmografía de Pixar. Cosa que haré algún día.

Anuncios
comentarios
  1. Pziko dice:

    Yo ya lo dije: vi esta película porque me recordaba un montón a mi Dodger (en los trailers). Hasta ahí el parecido. Y aunque estuvo medianamente entretenida, es demasiado pastelosa. Aun asi, “la del gorro” es un personaje que recuerdo que me gustó.
    Y poco más, realmente es una película para ver con los pequeños de la familia un sábado por la tarde

  2. ¡No has tenido infancia, no tienes sensibilidad, blablabla! y todo eso que te diría alguien enfadado de verdad 8D

    Se comprende el porqué no te gusta hombre, no es para ponerse así. Buscabas algo más profundo y que desarrollara esta idea con cierto potencial. Es para niños, que le vamos a hacer y eso conlleva a adaptar ideas más maduras. Una manía muy aferrada, ya que los niños de tontos no tienen un pelo, y más en esa fase que lo aprenden todo.

    Lo del Banco del Mal a mi me pareció bueno, no queda mal en la peli y ayuda a situarla un poco más. De las niñas solo es ñoña la más pequeña, las otras se muestran más maduras (dentro de lo que cabe). Y el malo… no lo veo como el malo de la película, si no un obstaculo para la lección que aprende Gru. Aquí no hay ni malos ni buenos, solo puntos de vista, donde el director de banco representa la realidad (bancaria, ya se entiende).

    A mi la peli me gusta porque me transmitió, y eso no es fácil con la animación de hoy en día. Y eso, el doblaje no es malo hombre, Florentino no hace de él mismo y por eso ayuda a que esté bien y no caiga en tópicas por ser X doblador.

    Por lo demás, buena reseña, sincera y directa como debe de ser siempre, muy respetable por tu buena redacción y opinión con base. ¡Quiero más guerra! Ya que dices lo de Pixar ¿Te apetece reseñar Wall-E? 😉

  3. Chuck Draug dice:

    Gru es una película empalagosa (y lo es, y mucho), aunque eso no me impide disfrutar algunas de sus partes. Tiene sus puntos, los Minions me hacen gracia (claro que también hablamos de un tío que aún le hacen gracia los Rabbids cuando el resto del mundo piensa en aniquilarlos… ojo, digo los Rabbids como personajes, no sus juegos)… el punto empalagoso, que es lo negativo, lo ponen las niñas, unos personajes con los que tienes que tragar, con más resignación que el propio Gru. Con muchísima más resignación.

    Pero será porque sé que es una película para niños por lo que pude tolerarla. Y no he visto Megamind, pero es que Dreamworks… uf… tras Monstruos vs Alienígenas, ya la di por perdida, pero tendré que darle una segunda oportunidad viendo que Cómo entrenar a tu dragón y Kung Fu Panda 2 han salido mejor paradas. Pero bueno, lo que quiero decir es que no puedo hacer las comparaciones entre ambas películas.

    Hay muchas películas de animación muchísimo mejores que Gru y con mejores personajes, pero Gru es de esas películas que las ves y dices “no está mal”.

    Sobre el doblaje en español, Florentino Fernández no lo hace mal, básicamente porque no hace las gracietas que siempre se le asocian (ídem con Po en Kung Fu Panda), pero lo de las niñas es de juzgado de guardia. Un logopeda es lo que necesitan. Y clases de actuación. Hubiera preferido que las niñas las hubieran doblado las habituales de Bart Simpson, Lisa Simpson y Ralph Wiggum, al menos no me habría dado asco al escucharlas hablar.

    Y yo creo que fui el primero que pidió que hicieses esta reseña, pero a diferencia de los otros 4 o 5, yo no me indigno. xD Y estoy esperando lo que vas a hacer con las pelis de Pixar. Me froto las manos, y eso que de Pixar solo no me gustan Bichos, Cars y Cars 2.

  4. A-funny-name dice:

    Cielos, ¿qué hace usted buscándole lógica económica a una jodida película infantil? Igual se cree que los niños van a estar pensando en para qué hostias quieren los malvados un banco pudiendo reírse del esbirro que ha tropezado con una cáscara de plátano o emocionarse con el tipo malo siendo abrazado por las niñas, como jamás hubiéramos imaginado a pesar de que esa imagen salga en el anuncio.

  5. Vrede dice:

    No tienes corazón.

  6. mariods dice:

    Cada persona tiene sus gustos, y tu opinión es válida como cualquier otra. Pero una opinión no puede llegar al extremo como para decir que una peli a la que desprecias, pero que gusta a más personas de las que crees es sencillamene “mierda”. Una mierda es una sustancia viscosa y repugnante que se origina del cuerpo humano sin más. No sirve para definir el paciente y arduo trabajo de cientos de guionistas, animadores, directores, productores, encargados de los efectos informáticos, supervisores… puede que una peli no me guste. Pero NUNCA JAMÁS me atrevería a decir que los esfuerzos combinados de un grupo de personas son basura. Perdóname, pero valoro demasiado el trabajo ajeno, y mjás si se trata de películas como esta, como para ponerme de ese modo. De ahí que prefiero críticas más constructivas y análisis más serios como este que una directa denominación de “Mierda”. Y eso fue lo que te dije por Twitter. Nada más ni nada menos.

    Y ahora, cosas en que no coincido:

    – Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal es BUENÍSIMA (al menos para mí).
    – Las niñas no son repelentes. De hecho no dejas claro el porqué te caen mal. La niña pequeña tiene unas salidas ingeniosísimas, mucho más que las que podría aportar cualquier niño actor de cualquier dramón francés. Y las otras dos niñas, aunque menos desarrolladas, no dejan de ser el sustento perfectamente apropiado para la trama de la película, que para mí no resulta para nada ñoño, sencillamente expresa la felicidad por la vida y el cómo la llegada de los sentimientos puros a un corazón seco y podrido es capaz de hacerle cambiar.
    – Porque esa es otra, Gru SÍ QUE CAMBIA. Te recomendaría volver a ver la peli, porque sin lugar a dudas evoluciona, y mucho, desde el principio hasta el final de la peli. Pasa de ser jodidamente cabrón a ser solo medio-troll, como un miembro de la familia Addams. El mero hecho de que siga queriendo conquistar la luna no significa que no haya aprendido el valor de la familia y el poder de ser uno mismo y conformarse con lo que se tiene.
    – El rival es tonto. Pero esto es aposta. Dudo mucho que los guionistas pretendieran crear a un rival que aparentara ser inteligente. De hecho la gracia radica en el hecho de que aquí el villano es lo de menos, no siempre se necesita a un villano que imponga, en ocasiones es un soplo de aire fresco que aparezcan villanos más risibles que autoritarios. Es uno de los puntos fueres de la película, y yo lo valoro mucho.
    – El doblaje no es del todo malo. Solo no te gusta porque está Flo (o al menos así lo creo porque, al igual que con las niñas, no llegas a explicar el por qué no te gusta exactamente). Míralo en VO, que tienes al bueno de Steve Carrel ahí, macho. Y si no siempre puedes quitarle la voz cuando hable Florentino Fernández. A una amiga mía no le gusta Cruz y Raya, pero aún así Shrek le gusta. No veo potable condenar a todo un equipo de dobladores profesionales solo porque uno de sus componentes no sea de tu agrado. :b
    – En general, la crítica ha estado bien, obviamente muchísimo mejor que decir sencillamente que es una mierda. Pero he notado demasiado hincapié en el hecho de que analizas demasiadol concienzudamente los aspectos técnicos de una peli DE FANTASÍA Y DE HUMOR CON PERSONAS QUE TIENEN PISCINAS CON TIBURONES EN SU SÓTANO. Analiza del mismo modo los clásicos de Chuck Jones y verás qué te sale. No me gusta el recurso de analizar una peli que es pretendidamente humorística por sus incoherencias o irrealidades, porque precisamente ahí radica gran parte de la gracia de esta. No son fallos de guión, los guionistas sabían demasiado bien que Gru no tenía héroes, y la razó por la que no cogía dinero de forma ilícita. Sencillamente porque es UNA PARODIA de villano, la peli retrata el mundo como si ser supervillano fuera una opción más de vida, como un trabajo en el que no hay superhéroes ni nadie se entromete contigo, esa es la gran diferencia con Megamind, y hace que el argumento de esta peli sea original: el sentdo hecho de que es un simple villano llevando una vida normal y corriente.

    En resumen. Me parece muy injusto someter a una peli como esta a un escrutinio tan duro, teniendo en cuenta que es una bella historia con chistes muy divertidos (lo son, a mí me hicieron gracia, y a otras personas también, ergo son chistes divertidos), que se basa mucho más en su sentido conceptual, su mensaje amable y simpático y su única pretensión de hacer brotar una sonrisa en los labios de las personas con un niño interior. Es sencillamente una llamada a la gente para volver a soñar con alcanzar la luna, a hacerles notar que hasta el corazón más cruel y déspota puede albergar cariño, para sencillamente animar a la gente a seguir viviendo en un mundo cada vez más inseguro y destructvo. Para deprimirte ya están las demás películas. Dejemos a estas películas esbozarnos una sonrisa de vez en cuando, o acabaremos muertos de mente y espíritu.

    Hasta aquí mi opinión, un placer compartir estos puntos de vista contigo. Sabes que en el momento en que te atrevas a llamar “Mierda” a algo de Pixar ahí voy a estar también. XD

    • Tanto Los Increíbles como Cars son una mierda más grande que un niño de tres años.

      • mariods dice:

        Los Increíbles es una peli muy entretenida, con una ambientación apoteósica y personajes muy carismáticos, expresivos y una idea central lo suficientemente directa y original como para mantenerte atento desde el principio hasta el final. No la considero de las mejores de Pixar por ciertos detalles como que en ocasiones se olvida un poco de que su público son los niños y se centra demasiado en los adultos, pero tampoco la considero de las peores por sus obvias virtudes. Me parece perfecta y espectacular, así como un buen homenaje y rendición a la era dorada superheroica de Stan Lee (que es referenciado en la peli).

        Sobre Cars, la verdad es que no me entusiasma tanto (la considero de sus pelis tan flojas) pero no es una mierda para nada. Es una buena historia, con personajes muy entrañables y una gran maestría estética al conseguir que unos coches tengan alma, adaptando cada modelo de vehículo a un tipo de personalidad diferente. Es muy interesante y merece atención por su elaborado apartado artístico. Aparte, rebosa ingenio por los cuatro costados y las persecuciones son extraordinariamente vibrantes.

        Venga, va, ¿alguien más quiere retarme? XD

        • Y yo le digo que es una MIERDA, que ambas aburren y que la primera se puede considerar tanto un homenaje a la era dorada de Stan Lee como X-Men 3. Y bueno, en cuanto a la segunda, que los coches tengan personalidades diferentes según su modelo es algo bastante viejo, eh.

          P.D.: ¡Son caca! ¡Jijijiji!

  7. Spike dice:

    Para pasar el rato. Comparto tu opinión de que el arco del protagonista es inexistente y a mi incluso las niñas se me hace repelentes en algunos momentos.
    Para mi la peli la salvan los minions, que también deberían ser más graciosos, pero por lo menos te hacen sonrerir cuando salen en pantalla.
    La de Megamind no la vi, pero tampoco me llama demasiado. A mi de ese año la que más me gustó fue “Lluvia de albóndigas” (creo que son del mismo año, vaya)

  8. Pues a mí Gru me gustó bastante y tu crítica me ha dado ganas de volverla a ver 😀 Cada uno tiene sus opiniones y yo reconozco que las moñadas y pastelosidades no son un defecto para mí, más bien al contrario (si están bien puestas claro, Buscando a Nemo por ejemplo me aburrió a muerte), pero no es así para todos. Me reí mucho con las niñas, lo del Banco del Mal no me pareció tan surrealista – teniendo en cuenta que Vector tiene una pirámide en su jardín pintada de azul – y no sé, me pareció que el argumento no se quedaba parado en ningún momento. Los minions fueron lo que menos gracia tuvo para mí, fíjate. Y en fin, que eso. Con un mes de retraso y tal.