Scott Pilgrim contra el mundo

Publicado: noviembre 9, 2011 de Fosforo en Cine

Bueno, parece que al final hemos conseguido actualizar todos, ¿eh? Efectivamente, parece que la “familia Crisis Creativa” ha crecido, le han salido dos hijos tontos, el señor Tipo con Boina y el señor Randy, que nos divertirán en Martes alternos con sus cosas. Que graciosos…Mejor les dejamos a ellos y yo abandono definitivamente los blogs, ¿no?

Llevo mucho tiempo con una reseña pendiente, un extraño favor que le debo a una persona que supongo que debo considerar mi amigo, incluso en momentos como estos. La reseña de la película de Scott Pilgrim contra el mundo. Como le voy a pegar un buen repaso, quiero puntualizar antes que la película me gustó. Es entretenida, ingeniosa y en varios puntos es hasta tierna, lo cual se agradece en un género (el “cine para frikazos”, donde por escena tierna se entiende a Kirsten Dunst con la blusa empapada besando a un tío colgado del techo). Pero está plagada de pequeños defectos que, si te pones puntilloso, matan por completo la película. Pero que se olviden los aficionados a la sangre, esto no va a ser una puta mierda llorona como la reseña de Cinecutre.

El argumento es algo sencillo. Scott, un flipadillo de veintitrés años, se enamora de Ramona Flowers, una joven estadounidense bastante chula ella también. Pero para salir con ella, Scott debe luchar contra La Liga de los Exnovio malvados. A lo largo de la película nadie se detiene a explicarnos qué es o por qué existe, o sencillamente cual es el propósito de dichos exnovios. Ya en las partes finales parece darse a entender que trabajan para Gideon, la última pareja de Ramona, pero no se nos aclara tampoco mucho qué ganan ellos con todo este tinglado. ¿Dinero? ¿Una estrella de cine o un músico de éxito necesitan pelearse con un adolescente por un pasado noviazgo para sacar cuatro perras?

El caso es que todos parecen tener algo personal metido en todo esto, pero al final todos asumen que el destino de Ramona es Gideon, y no ellos mismos. No tiene mucho sentido, ¿verdad? Pues no importa, la película nos conduce de batalla en batalla con este argumento sin molestarse en parar a darnos alguna explicación. Tampoco nos explican como es que Scott es un gran luchador, con poderes casi sobrenaturales. Y es que en esta película nos enfrentamos a un clásico ejemplo de “Watchmencitis”, es decir, personajes que, según el canon, no deberían ser sobrehumanos, haciendo gala de superpoderes asombrosos. Y no, nadie se molesta en explicarlo, salvo en uno de los casos. ¿Y los demás? Acostumbrémonos a que no vamos a recibir ningún tipo de nota aclarativa por parte de la película, y avancemos.

El principio de la película se centra en presentarnos a los personajes, desde los componentes del grupo de rock donde toca Scott hasta su novia adolescente de instituto, asiática y en uniforme, que no deja de babear por Scott y decir lo guay que es. Esto, que al principio halaga al protagonista, pasa a hastiarle, y es entonces cuando aparece Ramona. No entiendo muy bien por qué los mejores diálogos entre Scott y ambas chicas, al menos durante la primera parte de la película, son eliminados y reconvertidos en otros que tienen bastante menos gracia. La cuestión es que casi todos los cambios son para aludir a los videojuegos.

¿Qué pasa? La película, de forma aún más acusada que el cómic, pretendía ser un “homenaje” a la cultura pop adolescente actual, y parece que a algún genio de Hollywood le pareció que los videojuegos eran la práctica totalidad de ese tema. Suprimimos así referencias a películas y cómics para hablar casi en exclusiva de videoconsolas. ¡Pero es que hasta las referencias a videojuegos del cómic han sido alteradas! ¿Qué coño pretenden?

Gente que dice que "no es para tanto". Morid.

Esta primera parte se puede hacer algo lenta, pero como yo estoy absolutamente enamorado de Mary Elizabeth Winstead (y en su papel de Ramona ya ni te cuento) pues a mí se me pasa ligerito, empapando el suelo de casa de babas y suspiros. Luego llega el primer concierto. Y a mí el rollito que transpira el tema del concierto en el cómic me encanta, y en la película está llevado regular. Pero bueno, al final aparece el primero de los exnovios, hay unas cuantas patadas y bueno, más o menos se resuelven las cosas y arranca la acción.

Los primeros tres exnovios están muy bien resueltos. Especialmente destacar que el segundo y el tercero son el Capitán América/Antorcha humana por un lado y Superman por el otro. A pesar de que le pegaría más ser Green Lantern. Oye, no se aprovecha de nada la película para meter el guiño ¡Con lo fácil que era! Y los cuatro listillos que lo hubiéramos pillado habríamos gemido de gusto. La cosa empieza a degenerar con el cuarto encuentro. Aquí se avecinan unos pequeños SPOILERS; pero el que no ha visto ya la película o leído el cómic dudo que tenga demasiado interés en conservar intacta en su mente la inocencia frente a la trama, de modo que no dé por culo.

Con la cuarta, la única chica de la Liga, parece que los guionistas pensaron que bromear sobre la bisexualidad y la experimentación y curiosidad sobre el sexo propio iba a ser suficiente. Pero como EEUU es un país tan políticamente correcto, el resultado es un petardo tan blandurrio de chiste que hasta los Animaniacs hubieran resuelto más provocadoramente…Además, por primera vez apuntan a que la Liga es algo palpable y con un propósito, y que Gideon está detrás, pero tampoco queda nada claro ni sirve para que entiendas mejor las cosas, solo para que te hagas más preguntas que no van a ser contestadas.

De paso, el tratamiento de “la ruptura” entre Ramona y Scott es una basura, con unos diálogos cortos y de besugo que no transmiten nada y que resultan inverosímiles (aún más que todo lo anterior). Fuego y muerte para los que escribieron los diálogos de esta adaptación. A partir de aquí la cosa ya deja de tener sentido por completo, se llena de paja para rellenar y lo que debería ser un clímax, la lucha entre el grupo de Scott y los últimos dos exnovios, es un tostón y, con diferencia, la pelea con peor ritmo de la cinta. Un cero patatero.

Ya en el final ni entro, porque está lleno de fallos. Lo que en el cómic funcionaría (matar al personaje y que no recordemos que hace 4 números consiguió una vida extra) no funciona en la pantalla, donde hace menos de una hora que lo hemos visto. No cuela, es demasiado obvio. Después de la derrota de Gideon la cos degenera aún más, lo que era raro pasa a ser directamente relleno sin sentido y lo que en otros momentos había resultado tierno es empalagoso. Se nota que el final se lo inventaron. En general, el principal defecto de la película es que tiene unos guionistas malos que juegan con un buen material de partida que no aciertan a adaptar correctamente.

La dirección, no obstante, es sobresaliente, las batallas son vibrantes (¡y sin síndrome del cámara masturbatorio!) y las coreografías son de las mejores que he visto en años. Los guiños visuales están bien introducidos, la música es impecable y, a diferencia de El visionario director de 300 Zack Snyder, la cámara sabe cuando seguir a las viñetas y cuando no hacerlo. Pero algo más lastra la película. El elenco.

"Juas, juas; soy un actor de mierda"

No voy a cuestionar a mi amada e idolatrada Mary Elizabeth Winstead porque no hay dónde cogerlo. Clava al personaje, su prepotencia, su seguridad, y también su fragilidad. Su lado tierno y su cara despiadada. No es solo que sea preciosa, es que además lo hace bien. No es una actriz de Oscar, pero mucho mejor que la media de “actrices monas” que ronda las adaptaciones al cine de los cómics (¿alguien ha dicho Jennifer Garner, Katie Holmes, Jessica Alba, …?).

El que falla es Michael Cera, que interpreta a un Scott menos seguro, carismático y expresivo que su contrapartida de papel. De hecho, Cera se dedica a lo único que sabe, poner cara de besugo, hacer el ridículo y ocasionalmente quedarse dormido mientras están rodando. Algo que no quedaba tan mal en Juno, el papel donde muchos le conocimos, pero que al guión que exigía Scott le queda mal. No nos queda nada clara la personalidad del protagonista, que se debate entre la nulidad de carisma del actor y el derroche que desprende el original (suavizado jodido por los guionistas mediocres y sus diálogos de mierda).

El resto es correcto y gracias. Tampoco es que el resto de personajes den para muchísimo más, destacando algunas malas ideas como Anna Kendrick como la hermana pequeña de Scott, al menos, en los cómics. Porque dado que Kendrick tiene 3 años más que Cera, y que además este tiene cara de seguir repitiendo 3º de la ESO, durante toda la película entendemos lo contrario, que es la hermana mayor. Vale, puede ser un detalle sin importancia, pero si haces cine para frikis te expones a que estos se fijen hasta en esos detalles.

Más Winstead. De gratis. Marca de la casa.

Pero, donde yo quería ir, es al malo, a Gideon. Otro caso de personaje que debería derrochar carisma y que solo da grimilla. Y grimilla de feo, siquiera porque es lo que pretende dar. ¿Cómo es posible que hagas una película así y te fallen 2 de los 3 principales actores? La aparición de Gideon es el pistoletazo de salida para el hundimiento hasta los abismos de una producción que, con sus peros, arranca excepcionalmente bien.

El resultado es una película irregular, que como fan te dice una cosa y como crítico consumidor te dice otra bien distinta. Es una película que se puede disfrutar y una adaptación digna, con momentos que mejoran la edición en papel y otros en los que lamentas que no les cortasen las manos a los guionistas. Se deja ver, pero prometía algo más, un producto aún más cuidado, más exclusivo, creado por y para los aficionados a un mundillo que ha quedado retratado, siendo generosos, a medias. No es que el cómic lo cubra perfectamente, pero sí tiene algo más de profundidad. Un suficiente alto. Eso sí, se merecía más presencia en las salas de cine, al menos, en España.

Anuncios
comentarios
  1. Pziko dice:

    Es un grandísimo cómic, y la primera mitad de la película lo tratan genial. Pero después cae en picado, haciéndolo más absurdo todo y sin explicar nada. A los fans que nos leimos el comic antes no nos importó (tanto), pero adivino que los neófitos estarían completamente perdidos. Y la batalla final fue un despropósito, no teniendo absolutamente nada que ver con el cómic. ¿scott pilgrim oscuro? Vamos, no me jodas, ese tendría que haber salido al principio, no al final

  2. Mr. Fail dice:

    Reseña del cómic para compensar el haber recordado esto. Hay 2 cosas buenas en la peli: Ramona (obviamente) y la katana de píxeles.

    También echo de menos que no comentes la de chistes que se cargan con la traducción (MUCHOS).

  3. Chuck Draug dice:

    Atención, comentaristas de Crisis Creativa: este comentario tiene spoilers. Y cuando digo spoilers, digo SPOILERS.

    Se te ha olvidado mencionar a Kieran Culkin, hermano de Macaulay Culkin, que clava a Wallace Wells. Y sí, la señorita Mary Elizabeth Winstead, que hace de Ramona, no solo es una preciosidad sino que borda al personaje. Cera… ni fu ni fa, es que el Scott original ya me caía gordo, Cera me daba esa sensación también y no le di importancia… claro que su jeto le resta fuerza al personaje.

    Para mí la película pierde tras el tercer exnovio. A partir de ahí, se hace todo apresurado, la medio-ninja es de chiste, los gemelos japoneses pasan sin pena ni gloria, Gideon queda como un enemigo final decepcionante (lo del “enemigo final secreto” no hay por dónde cogerlo, y mira que soy muy de videojueogos)… y lo de la vida extra está tanto bien como mal aprovechado. Me explico: está mal aprovechado por el momento en que Scott consigue esa vida extra, eso hace que pierdas el factor “oh, mierda, el prota ha muerto” y solo cuando vuelve a la vida recuerdas la vida extra… pero el planteamiento de cómo la usa y qué ocurre (volver al punto de guardado y rehacer todo con el conocimiento de qué va a pasar) me gusta más que en el cómic. Aunque es cierto que en la película abusan demasiado de los videojuegos, dejando las referencias a cómics, cine y música a un lado.

    Pero ojo: me gustó esta peli. Y me sigue gustando. Eso sí, en V.O., por favor.

  4. odiolitos dice:

    Como ya es costumbre, pasaré a pisar el entusiasmo…

    Tanto el cómic como la peli me parecieron mediocres tirando a malos, con constantes guiños a la cultura freak/hipster que se quedan a medio gas, y unos agujeros de trama dignos de los más negros abismos del webcomiqueo malo.

    Aunque las planificaciones de página no están mal, y el dibujo tiene su puntito (en la peli, montaje y cámara son grandes), los chistes son planos y malos, y la trama se detiene con chorradas que no aportan ni a la trama, sin explicar para nada los puntos que has señalado y un par más.

    Y tal vez esto sea una cosa mía (como todo lo demás), pero los letreritos explicativos al lado de los personajes me insultan la inteligencia (Edad, cuánto mola… WTFF??!!) Anoche mismo me dijeron que era por la diferencia generacional. Supongo que también tenía diferencia generacional con la mierda que hacía Image en su día, pero aún no tenía la edad…

    Hale, ya me he quedado medio tranquilo…

  5. Spike dice:

    En postproducción hicieron algo muy bueno, poner los créditos iniciales como si fuesen los de un videojuego. Si al verlos ves la película como si de un videojuego se tratase se disfruta bastante más, ya que con ello se “justifica” prácticamente todo lo sobrehumano de la peli y la estructura de “fases con jefe final” funciona mejor. Si la ves como una película normal es normal que la narrativa choque.
    Estoy de acuerdo en que el tercer acto es bastante flojo con respecto a los otros dos, sobre todo en el tema de las peleas pero… mierda, es que cada vez que pienso en la jodida peli sonrío y… que puñetas, con todos sus defectos y virtudes ¡sigue siendo una completa pasada!

  6. Totalmente de acuerdo con lo que dice Spike de no tomarse la película como una normal.

    Mary Elizabeth Winstead es LA MIERDA. ¿Dice usted que clava a Ramona? Pues vea el premake de La cosa, donde también clava… a Ramona. Esta actriz solo tiene un registro, el de carapalo. No varía la expresión ni aunque le estén metiendo un ariete por el cuCENSURADO.

    Y mire, no me haga seguir, que al final haré un Tampoco es para tanto, y usted no quiere eso. USTED NO QUIERE ESO.

    • Fosforo dice:

      Bueno, pero lo clava. Otra cosa es que no sea buena actirz, pero el personaje lo clava. Y le reto a hacer un “tampoco es para tanto”, dado que yo mismo digo que la película no me parece tanto…

      • Chuck Draug dice:

        Yo creo que Bóinez querrá el “tampoco es para tanto” para Mary Elizabeth Winstead en particular, no la peli en general. O lo mismo sí. Y hombre, para lo que es Ramona en los cómics, la clava. Pero vamos, Ramona no tiene mucha chicha, Scott Pilgrim (el cómic y la película) se basa mucho en los secundarios, aunque en la película tengamos que aguantar el careto de Michael Cera. 😛

        • Sí, sí, yo digo de Winstead, no de la peli, que me gustó bastante. Aunque no nos engañemos: no lo haré de Winstead porque tampoco da para una entrada.

          • Fosforo dice:

            La Winstead no está valorada, de modo que mucho menos “sobrevalorada”. Es una actríz del montón que gana puntos por estar BUENA. Fin.

            • gloria dice:

              yo creo que está sobrevalorada porque está buena y no es conocida, asi que es perfecta para ser el amor platonico de un hipster XD No es buena actriz en absoluto y como dije, ni una sola vez la vi riendo, ni tirándose una carcajada. No me gustó su papel como Rammy, ya que Rammy es muy divertida, y atenta y hasta celosa. Cosa que winstead no reflejo ni en un sólo instante.

  7. Sentei dice:

    A mi el comic me pareció una obra maestra. Si, así, como te lo cuento. Es uno de esos comics que tienen el detalle de dejar que saques tus propias conclusiones, a partir de tu propia experiencia. Si señores, todos somos Pilgrim, eso es lo que entendí yo cuando acabé de leerlo. El dibujo es simplemente genial, refrescante, uno de esos estilos que nada más verlos te hacen pensar: “dios, que ganas de plagiarlo tengo”.

    Las referencias a la cultura popular estan cuidadosamente elegidas. Y los personajes a excepción de unos pocos que se me antojan poco perfilados (ea, no iba a ser perfecto todo oye) son por lo general muy carísmaticos.

    Es cierto que como en el comic, muchas preguntas quedan en el aire. A mi me dió igual (él que diga que entendió el comic sin necesidad de darle vueltas a la cabeza después, es tan fantasma que debería salir en el reparto de Casper, pero como secundario, por capullo) puesto que en el comic sucede igual. A mi juicio Scott Pilgrim es una obra sumamente metafórica y deja un amplio margen de interpretación al lector, al igual que la película. Vamos que son preguntas sin resolver, para las que uno mismo puede encontrar su respuesta (ojo, su respuesta personal) si se molesta en darle a la cabeza.

    Respecto a los actores, pues oye, a mi también me chocó encontrarme al señor Cera en el papel protagonista, y he de decir que no me disgusta del todo pero que es cierto que no es el scott que me esperaba (probablemente y como se apunta en otros comentarios, porque el tio no es un guaperas, pero oye, prefiero a Cera antes que al tipico guaperas-jode-papeles de turno, por lo menos el muchacho le da a Scott ese toque de cercanía que tiene en los comic). Pero el que me crispa sin lugar a dudas es Gideon, esa si que es una malisima elección… el tipo es que simplemente… no es su personaje, y lo sabes nada mas verlo…

    Aun así la peli me encantó, y coincido con Fósforo en la parte tocante a la banda sonora y la acción. Lo unico imperdonable, es el momento Scott negativo, que entra con calzador al final de la película.

  8. […] ya bastante tiempo que debo por este blog una reseña del cómic de Scott Pilgrim, después de mi visión de la película. Me da miedo hacerlo por dos cosas. Primero, porque voy a quedar como un horrible fanboy, segundo, […]

  9. gloria dice:

    la pelicula es una pelicula “cool”, pero no es una buena pelicula. Todas las actuaciones fueron pésimas. Ósea, se muere tú novio frente a ti y sólo te quedas parada?! la actitud de winstead no me gustó en absoluto, exageró la prepotencia, nunca fue divertida ni un sólo instante. Creo que nunca la vi reír. Ese fue error de los adaptadores pero ella como actriz debió de hacer algo. Michael cera peor, exageran su lado víctima para que el público se sienta identificado . Pero en.fin, como dije, es una pelicula “cool” pero no una buena pelicula. OJO: amo la historia de SP, en los.comics y no pido una adaptación idéntica, pero pudo ser mejor, más fiel y las actuaciones fueron pésimas.