Maremagnum mental

Publicado: noviembre 4, 2011 de Fosforo en Webcomics

¿Qué por qué no ha habido actualizaciones en Crisis Creativa estos días? Euh, no sé, pregunten a…alguien. Digamos que problemas de logística y comunicación. Lo resolveremos en posteriores entregas.

 Maremagnum mental es uno de los primeros webcómics que leí en Subcultura. Sea porque el dibujo me llamó la atención, o sencillamente porque me reconciliaba con mi infancia con la aparición de Mochilo, pero con mejores guiones, no me dejó mucha huella, pero la suficiente como para que, cuando me registré (o algo) en Subcultura me acordase de “ese cómic tan simplón visualmente con Meneillos y Mochilo”.

Y es que lo primero que destaca de Maremagnum mental es su sencillez visualmente. Líneas limpias y cerradas en negro sobre fondos blancos, sin color, sin tramas, sin nada. Solo putas líneas perfectamente negras (cada vez más gruesas y nítidas, y mejor) sobre el impoluto lienzo vacío. Podría parecer una crítica, pero Spike se mueve como pez en el agua con ello y crea fondos cuando lo necesita (no muy a menudo, ¡cacho de vago! XD) y solamente a los personajes cuando los necesita. No te distraes en los detalles, vas al fondo de la cuestión, que son precisamente ellos.¿Quiénes son estos personajes que viven en una nada casi tan perfecta como la de Pocoyo? Spike es Spike. Es el dibujante, el guionista, el aspirante a guionista de algo más serio que un webcómic de Subcultura, el soñador torpón que todo autor de comedias necesita para hacer un poco de escarnio público. Vive con Mochilo, un plátano gigante que habla y Meneillos, un conejo Playboy bastante mala gente, pero sumamente entrañable.

Al principio estos dos no tienen ningún tipo de personalidad, lo cual puede ser un mal precedente. Cuando digo ninguna es que ninguna. Se puede poner cualquier personaje con cualquier trasfondo en la misma situación, con idénticos diálogos, y queda igualmente absurdo y vacuo. Pero poco a poco la cosa va acelerando, y cuando llevamos unas 20 tiras, y saltando un par de tiras de humor absurdo sin personajes, llegamos a tener una cierta idea de quienes son esos dos extraños habitantes que comparten sus horas con Spike.

Humor que mezcla el costumbrismo con un cierto absurdo surrealista para un cómic que se lee de una sentada y se despacha en un minuto a cada actualización, pero que divierte y entretiene, y donde, de cuando en cuando, te llevas una sorpresa gracias a tiras hechas con el corazón, con un “algo más”, ese algo más que te hace ver que no estás ante un cómic cualquiera, sino ante un producto con mucho amor y talento invertido, y se agradece.

De vez en cuando te cuela alguna tira sin Spike y estos. Leyendo archivo se agradece, pero con la actualización a veces me disgusta un poco. No sé, será que les he cogido cariño a esos cabrones y no me gusta estar 14 días sin saber nada de ellos. No tengo gran cosa que decir de Maremagnum Mental. Solo puedo recomendarlo, y esperar que le encontréis ese “algo” que yo le he encontrado. Pero no todos los días se cumplen 100 tiras, y de algún modo quería colaborar con la celebración.

De modo que ¡felicidades Juanan! Conociendo tu rutina con este blog, igual no lo ves hasta dentro de 10 días, pero da igual Xd

Anuncios
comentarios
  1. Neyebur dice:

    Este cómic me tiene totalmente encandilado, pese a la “sencillez” de su dibujo, sus personajes e historias enamoran y es imposible no sentirse identificado o reir a a carcajada limpia con ellos. Por ello se ganaron un puesto en mi Art Meme

  2. Ioannes Ensis dice:

    Yo lo había visto por enciam varias veces, pero no llegó a engancharme nunca (tal vez los fruitis me pillaron demasiado mayor)…
    Pero en fin, le daré otra oportunidad.
    😎

  3. Spike dice:

    Oh my cat! Ahora me siento alguien importante y todo T_T Muchisimas gracias por el análisis, me hacía mucha ilusión ver una crítica a Maremágnum por tu parte (y no morir en el intento xD). Es una manera perfecta de completar la semana de la tira 100.

    La verdad es que coincido en prácticamente todo, hasta con el tema de las actualizaciones. Mochilo y Mene en las primeras tiras solo servían para dar la réplica, pero me di cuenta de que había que darles un transfondo para justificar su “existencia” más allá de por ser muy monos.

    Cuando hice la 100 me leí todas de una sentada para rememorar lo hecho y hasta yo mismo me sorprendo de lo que se me va la cabeza a veces. Pero lo que más me gusta es que muchas destilan algo así como…mmm, ¿”nostalgia”? No sé como explicarlo, pero es un poco lo que me pasa cuando leo Calvin & Hobbes (sin osar comparme con una obra tan magnífica, por supuesto) que son tiras de humor pero también muy entrañables.

    Por cierto, es curioso pero la verdad es que miro todos los días si hay actualizacion en el rss de Crisis Creativa y si hay algo nuevo lo leo. El problema es que se me pasa comentar y cuando lo hago lo mismo es tres días después y a tres post a la vez xDDDD

    PD: Neyebur, vas a hacer que me emocione!

  4. Chuck Draug dice:

    Pues mira, no lo conocía, y visto lo visto, debería haberlo conocido de antes. Se agradece algo más sencillito… ainsh, recuerdo cuando hacía tontadas sencillitas… sniff… si es que en el fondo estas cosas que se despachan pronto y bien entran mejor.

    Gracias por recomendarlo, Fósforo. Algo más que añadir a la lista BIEN.

  5. A pesar de tener muchos webcomics faneados en Sub, es de los que disfruto mucho leyendolo, y espero contento que actualice, esta entre mis favoritas de primera linea. 🙂

  6. mariods dice:

    Efectivamente, un cómic que sabe combinar a la perfección unos guiones eficaces y punzantes con un estilo de personajes simple pero entrañable y carismático. Mi más sincera enhorabuena por su tira 100 (y por el video “Elige tu propia historia” que se marcó, sencillamente genial). 🙂

  7. John Wheel dice:

    Lo miré un poco cuando empezó y no llegó a llamarme la atención. Habrá que darle un tiento ahora que está madurito.

  8. […] es el autor de Maremagnum mental. De los lectores veteranos, este año no ha logrado escapar a mi chantaje para escribir un post […]

  9. […] es el autor de Maremagnum mental. De los lectores veteranos, este año no ha logrado escapar a mi chantaje para escribir un post […]