20th Century Boys

Publicado: octubre 28, 2011 de Fosforo en Cine

Yo ahora debería estar en Barcelona, en el Salón del Manga. Es donde yo debería estar, donde la lógica y la costumbre indican que debería encontrarme. Pero no es así. Vais a perdonarme, por tanto, que esta entrada improvisada (la que tenía preparada era sobre el Salón del Manga donde debería estar y…)oh, me estoy repitiendo, entremos en calor).

¿Sabes de eso cuando el cartel hace SPOILER de la película?

Para los que conozcan mi murga habitual sobre el manga ya saben que mi cómic japones favorito es 20th Century Boys, obra de Naoki Urasawa. No voy a hablar esta vez del cómic (entre otras cosas, porque ahora mismo no lo tengo completo a mano, y eso es un problema a la hora de comentarlo) sino de la película, que tuve la ocasión de ver hará ya 3 años en la muestra de cine de ciencia ficción de Madrid, y que hasta donde yo sé no ha llegado siquiera a traducirse al castellano.

Lo primero de lo que hay que concienciarse al ver la película es de que se trata de una película japonesa. Y a pesar de que en varios momentos se nota que está hecha también para el consumo occidental, hay cosas que lo delatan y la hacen bastante…rara. Para empezar, las actuaciones están bastante exageradas para los cánones del cine americano que estamos habituados a consumir. Tampoco es que los actores sean geniales, lo cual hace en el conjunto que varios momentos dramáticos o impactantes resulten más risibles que otra cosa.

Lo segundo, los tiempos. Y es que la película es lenta. Mucho. Y además, se hace particularmente lenta en los momentos clave. ¿Harto de que en los animes dos personajes se puedan estar mirando sin hacer nada durante 10 minutos? ¡Pruébalo en imagen real! Una experiencia bastante molesta. Y es que la película se quiere meter tanto dentro del manga que busca parecer un anime en imagen real. Esto es, repetitivo, lento, sinsentido y cambiando parcialmente casi todo lo que hay en el papel. En ese sentido, 20th Century Boys es un éxito rotundo.

Y es que efectivamente, al cambiar algunas escenas y momentos de sitio, la película logra que todo sea un poco más confuso que en el cómic, al tiempo que destruye mucho antes la sorpresa y la inquietud acerca de determinadas cosas, colocando los flashbacks muy al principio de la película, en lugar de repartirlos mejor como hace el cómic.

Para el espectador no japones: Versión japonesa de Machete, el gordo, la chica, el de gafas y tres personajes que voy a confundir todo el rato.

Para colmo, la película tiene como dos partes, muy diferenciadas, entre los primeros hallazgos de Kenji (el protagonista) y cuando finalmente este se ve obligado a huir de Amigo y la misteriosa secta que conforma el villano de esta historia.

Para los que no conozcan la obra, el argumento básicamente es este: En Japón, durante la década de los noventa, aparece una misteriosa organización, parecida a una secta, liderada por un misterioso personaje llamado “Amigo”. Al tiempo, comienza a desaparecer gente, a producirse asesinatos, y todo parece estar relacionado con Amigo y su grupo. A raíz de la muerte de un amigo de la infancia, Kenji comenzará a investigar esta organización para descubrir que, misteriosamente, siguen los designios que Kenji y sus amigos del colegio habían inventado para sus juegos veinte años antes. Y que el verdadero objetivo de Amigo es conquistar el mundo.

La trama suena terriblemente ridícula, y así podría ser. Pero en el cómic logran que realmente Amigo sea misterioso y peligroso, y sus “sectarios” sean inquietantes y te los puedas tomar en serio. En la película, entre que los actores dejan bastante que desear y todo está contado abreviando y eliminando diálogos, la cosa queda bastante más tonta. Al fin y al cabo es un villano que quiere gobernar el planeta siguiendo un cuaderno escrito por un niño pequeño hace 20 años. No había sido consciente de lo ridículo del planteamiento hasta no ver la película. Pero no creo que sea eso lo que pretendían transmitir.

Esta “segunda parte” dentro de la propia película es bastante más densa, saltan corriendo por encima de montones de detalles del cómic y se les ve con ganas de llegar al final, que después dura horas. Es inaguantable. Y para terminar, deja la trama lo más abierta posible, en el momento de mayor cliffhanger, en previsión de una segunda parte (¿21st Century Boys?) que no he visto, y de hecho, creo que no existe. Ooops, error. Tampoco sé como pretendían rodar algunas de las escenas finales del cómic, pero bueno.

En general la película, como forma de abrir boca para descubrir el tebeo no está mal (a mí me pasó así) pero si la tenemos en cuenta solo como película no vale demasiado, e incluso si has leído el manga, como adaptación deja mucho que desear en algunas cosas. Tiene de bueno eso, que si ves la película y luego lees el cómic te “spoilea” poca cosa.

En resumen: ¿Os recomiendo ver esta película? No. ¿Os recomiendo leer el cómic? No es que os lo recomiende, es que les ordeno hacerlo. Pero HOYGAN, si quieren un primer acercamiento, pueden disfrutar de la versión original japonesa con subtítulos en un dialecto extraño del español por Internet. Podría ser peor. Podría estar en “doblaje Antena 3”.

Con esto me despido por hoy, sin olvidar que…¡Yo debería estar en el puto Salón del Manga de Barcelona!

Anuncios
comentarios
  1. Creo que, de hecho, hay tres películas de 20thCB…
    Y sí, joder, es una de las mejores obras de la narrativa gráfica.
    Y me resisto a hacer paralelismos entre el Salón del Manga y la Expo de Osaka…

  2. Pziko dice:

    Tu deberias estar en el salón del manga. Pero va a estar en madrid rodeado de gente guay. No es mal intercambio

  3. No se donde deberías estar, pero desde luego no en el Salón del Manga, que empieza mañana… a no ser que tengas un stand o trabajes allí, claro!!

    Este post me lo salto porque aún no he visto ni leído 20th Century Boys. Cuando lo haga volveré a dar mi opinión! 🙂

    Un saludo!!!

  4. Chuck Draug dice:

    Excepto porque hay bastantes momentos en los tomos finales que parece que se esté alargando artificialmente la trama y/o se introducen personajes con calzador, 20th Century Boys es un manga bastante recomendable. De hecho, todo el mundo debería leerlo para formarse una opinión sobre el mismo. Merece la pena.

    Lo de las películas, es lo que dice Lograi: hay tres. Y me parece haber visto el pack de 3 DVDs en la Fnac, pero no voy a poner la mano en el fuego (además, habiendo un pack con Shaun of the Dead, Hot Fuzz y Scott Pilgrim, ¿a quién le interesa otro? xD). De todos modos, conociendo el cine japonés basado en mangas, no me da buenas vibraciones.

    Pero podría ser peor: podría haber sido un dorama. Y digo dos palabras: Sailor Moon. Ahí lo dejo.

  5. Spike dice:

    Pues sí, ya te confirmo yo que sacaron hace ya bastantes meses el pack en español con las tres películas. Yo me las vi en su día en unos días de estos de estar malo metido en casa, y la verdad es que la primera la disfrute como un enano. Me encantó tanto la trama como la manera de llevarla mediante los personajes con los saltos temporales, y su final me pareció un cliffhanger brutal. Por desgracia las dos siguientes no las disfrute de la misma manera. Se nota que en el traslado del manga al cine se han omitido muchas cosas que debían ser importantes para entender la motivación de los personajes o simplemente darle algo más de lógica a la distopia que se forma.
    Aun así me parece una trilogia notable, pero solo recomendable para los amantes del género o de las producciones japonesas, ya que al espectador medio le echará irremediablemente para atrás, tanto por la estructura narrativa como por la forma que tienen los japoneses de comportarse en determinadas circunstancias y que para los europeos no tienen sentido.