Voto, que bonito nombre tú tienes

Publicado: octubre 27, 2011 de nadieygris en Opinión, Televisión

Señores y señoras, acérquense todo lo que puedan a mi alrededor, vengo a ofrecerles, en primicia no porque ya es harto conocido, el voto de hoy en día. ¿Y tal gilipollez porque se me antoja ahora? Porque la veda está abierta y el todo vale se ha instaurado poco a poco hasta en las organizaciones religiosas.

 

Ahora tirando un poco hacia algo más serio, el voto, hoy más que nunca es un artículo de lujo que otorga a su poseedor algo tan indescriptible como el orgasmo de un Papa. En todos los lugares del mundo se van abandonando las viejas creencias de convencer a partir de mentir al pueblo alzando la voz en mítines a decirnos la verdad de cara (es decir, decir poco o nada) y regalarnos papel higiénico con la cara de Rubalcaba. Todo lo que se esta haciendo últimamente por adquirir votos, no lo hemos inventado nosotros, el primero en explotarlo hasta su máximo nivel fue el carismático Obama, que hizo creer a medio mundo que por estar un poco mas moreno tenia algo mas de cariño por la sociedad.

 

Todo lo que hizo la campaña electoral de Obama fue prometer 2 cosas y después darse publicidad de la mano de cantantes, escritores, figuras importantes y mil letreros donde parecía que haciéndoles caso EEUU encontrarían el cielo. A día de hoy, el presidente yanqui nos ha dejado claro que el solo es un anuncio barato, un intento de remedio político que destila mucha sonrisa y mil momentos de entrañables que hacen que se te salgan los ojos cual cornada recibida. En el resto del mundo nos encontramos con trucos que aunque diferentes, juegan igual de lamentablemente. Los gobiernos populistas de Latinoamérica tienen su arma principal enfocada en la demagogia, en el insulto internacional y en hacer creer que todo va bien allí donde te hacen creer que todos son iguales.

 

Volviendo a España y estando a menos de un mes de acudir como borregos gilipollas a darles el pastel a los de siempre, topamos que aun se sigue utilizando el y tú mas tan típico de estas, nuestras tierras. Pero como si el mundo hubiese cambiado la dirección a la que girar nos encontramos de repente, con un Rajoy pausado que hace un uso enorme del mensaje de cartel, de las fotos ensalzadoras y de una confianza increíble hacia su propio partido que habla tanto o mas que el. En cambio Rubalcaba no abandona la línea del insulto fácil, pero llegando a nuestros retrasados corazoncitos con regalos como tazas irrompibles, polos propagandísticos y una barra de crema para los labios que pienso yo que si te la untas en el ano hace el mismo efecto cuando vengan a darte amor pidiéndote dinero. Lo único a lo que parece que mas han sumado fuerza los dos principales desechos es a joder la pava a través del infecto mundo de las redes sociales.

 

¿Y que coño pasa con el resto de grupos políticos? Pues parece que no han pagado a quien deberían, no han dicho las palabras correctas o han desistido en su empeño por hacerse más despreciables. En los medios se les dedica el tiempo justo como para que todos nos demos cuenta de que IU parece que se quedo estancado hace años, que UPD es ese partido comodín capaz de meterte de ostias solo por mirarles mal y CIU directamente debió echar a cara o cruz cuanto participaba.

 

En definitiva y sin aburrir más al personal, hablar de esto no tiene ningún efecto positivo en nadie. Los mayores están atascados en sus viejos prejuicios, nuestros padres aunque preocupados por lo que pasa, se conforman con que el pastel siga empezando con una P y en general los más jóvenes que pueden votar se lo toman como un juego del que creen que no les afecta nada. El porcentaje restante es una voz en el desierto que utiliza muchos matices y que apoya tanto el voto a los más pequeños como la ausencia de voto. Estaría interesante que aquí amaramos algo mas la pluralidad política, pues la verdad si, siempre es bueno mirar que diferencias hay entre un ladrón y otro.

Anuncios
comentarios
  1. mariods dice:

    Amén a todo eso.

  2. Hauclir dice:

    Odio el bipartidismo idiota de este país

  3. accmc dice:

    ¡Cuánta razón tienes en todo esto!
    Me ha encantado la frase: “se conforman con que el pastel siga empezando con una P”…y la de “siempre es bueno mirar qué diferencias hay entre un ladrón y otro.”