Un Top 9 rebuscado sobre videojuegos (1)

Publicado: septiembre 30, 2011 de Hauclir en Uncategorized, Videojuegos
Etiquetas:

El señor Edorta, que parece haberse delatado como una persona seria al final, para decepción de sus fans, ya colaboró con nosotros hace unos meses. De nuevo sacamos su firma bajo este Top 9 que vendrá en dos fantasticulosas entregas a lo largo de la semana. Las broncas, a él. Nosotros no nos hacemos responsables.

UN TOP 9 REBUSCADO SOBRE VIDEOJUEGOS

Siempre he vivido rodeado de videojuegos, al fin y al cabo es una magnifica manera de perder toda la tarde. He tenido el placer de jugar a una gran cantidad de títulos, pero hay un ‘género’ o ‘tipo de’ que siempre me ha fascinado. Gran cantidad de veces no por el aspecto jugable, sino por la curiosidad que me suscita. Me refiero a los videojuegos basados en franquicias. No famosas como Mario o ¿Sonic? (¿Sigue contando como famosa actualmente, no?), franquicias ajenas al mundo del entretenimiento videojueguil: películas, series…

Estos juegos no están en general muy bien considerados. Se les acusa de sacacuartos y de aprovechar un nombre para sacar juegos que dejan muchísimo de desear. Y no les falta razón. Cuando el pixel reinaba, se dedicaban a sacar versiones consoleras de absolutamente TODO, que generalmente eran un desastre que no tenía absolutamente nada que ver con el show que representaba y sólo veías al prota saltando por lugares cada vez más aleatorios e imposibles.

¡Donald nos lleva a Brasil! ¡El país ultravioleta de ladrillo dominado por cerdos con sombrero! ¡Un clásico!

Sí, hoy en día siguen llegando cosas así, pero al menos tienen que hacer los juegos en 3D y tardan un poco más en sacar a la calle la mierda. Por eso cuando sale uno bueno suele destacarse mucho y es recordado. Al gran Arkham Asylum. Al cojonudo Indiana Jones de LucasArts. A Goldeneye como uno de los mejores shooters ever. Al Rey León como un grande a pesar de lo imposible de llegar al final. A The Simpsons: Hit & Run, que es a los juegos mierder de los Simpson lo que Guía Para Sprinfield a los insustanciales libros de los Simpson… por ello me gustaría hablar de otros juegos. Juegos de los que no oigo hablar y me gustaría reivindicar de alguna manera. Por supuesto todo desde mi punto de vista, y con el valor sentimental a tope y blablablá, y  si ahora venís todos diciendo que tenéis todos estos juegos en la balda que está sobre la tele… pues me alegraré y todo. Vamos allá…

¡LOS 9 MEJORES JUEGOS OLVIDADOS BASADOS EN FRANQUICIAS NO RELACIONADAS CON VIDEOJUEGOS! (Long, isn’t it?)

¿Por qué nueve? ¡Porque me gusta ir un paso por detrás! ¡Empecemos!

9- RUGRATS: LA BÚSQUEDA DE REPTAR (1998)

                Ahora es cuando mi credibilidad se va al garete, ¿no? No, en serio, dejadme explicarme y romper una lanza a favor de los Rugrats, la serie. Además de ser una de las series más agradables a la vista de Nickelodeon (cosas que no es decir mucho) en sus comienzos realmente tenía ingenio. Resultaba una crítica muy divertida y mordaz hacia el mundo de los adultos, con cosas que realmente no esperabas ver en una serie protagonizada por bebés.

El polémico episodio de la orgía infantil. ¡Una vez más Chuckie no quiere participar en el juego y tendrán que obligarle por las malas!

Luego, con el paso del tiempo y la llegada de nuevos personajes totalmente innecesarios se fue convirtiendo en una serie de bebés para bebés, muy triste. Pero centrémonos en el videojuego. Eres Tommy y se te han perdido todas las piezas de tu puzle de Reptar (un dinosaurio con más carisma que todos los personajes de la serie, y todo Nickelodeon. Y aquí sí es decir mucho.) Para recuperarlas debes resolver varios niveles, y vamos, eso. Es cortico y resulta entretenido, pero si algo ha hecho que este juego llegue a esta lista es por tener EL MEJOR FINAL DE LA PUTA HISTORIA. Después de conseguir todas las piezas y haber montado su Reptar, vemos la cinemática final donde felicitan a Tommy y este se va a echar una siesta pues está agotado. ¡Pero de repente resulta que no es el final! ¡Aún hay algo más por hacer! ¡AHORA ERES REPTAR Y DEBES DESTRUIR LA CIUDAD!

¡Y no sólo eso! ¡Después de destruir la ciudad Reptar se pone una chistera y baila para ti! ¡¡SI ESTO NO ES EL MEJOR FINAL DE LA HISTORIA NO SÉ QUÉ ES!!

Obviamente para mi impresionable mente de entonces esto fue un subidón tremendo. Pero un subidón que de momento tiene la pole. Y merecidamente. Reptar haciendo tap dance, joder.

8- THE SIMPSONS ARCADE (1991)

Estabas en casa de un amigo cuando de repente sacaba un misterioso CD en el que unas inquietantes letras escritas en lo que Rex denominaría como tinta imborrable dejaban leer MAME32. Y tras lo que parecía Porno Gentlemen nos encontrábamos con un portal hacia el pasado. Juegos que sonaban raro y se veían raro, de los que no habíamos oído hablar en la vida. Algunos que no descubríamos como diablos funcionaban. Otros eróticos con peor imagen que una peli del plus codificada. Aún así pasábamos buenos ratos descubriendo cosas nuevas cada vez que revisitábamos la lista. Pero un juego destacaba por encima del resto…

Sí, el juego que he nombrado en negrita junto al 8. ¿Es un gran juego? Lo que sí es, es extraño. Una absoluta bizarrada (¿Qué? ¿Qué bizarro no está admitido como extravagante por la RAE?) Uh… pues es una locura ASÍN DE GRANDE (¿Asín sí está admitido, no? VIVA LA LENGUA) desde el mismo principio. Comienza con la intro de la serie en la que se intercalan minibiografías de los personas (en la que descubrimos por ejemplo que el alias de Homer es Home Dude y el de Maggie The Baby, que no es un bebé de verdad, ¡sólo un pseudónimo!) Y la historia: El esbirro criminal Smithers (con capa) roba un diamante, y al salir choca con Homer…

¡Oh cielos, he chocado y el diamante que acabo de robar ha caído en la boca de ese bebé! ¿Le quito el diamante de la boca y huyo como si nada hubiera pasado? ¡NO! ¡Mejor rapto al bebé! ¡Waylon E. Smithers, supergenio!

¡Ahora la familia debe salvar a Maggie! Este nivel de absurdo y total falta de coherencia de mantiene durante todo el juego. Y francamente se agradece, porque no tiene nada que ver con la serie, pero se hace muy divertido. Puedes lanzar cosas para noquear a tus enemigos, tales como vasos de papel o a Ayudante de Santa. Cuando matas al esbirro gordo antes de morir tiene espasmos y ríe histéricamente. Los conejos de Live in Hell aparecen de formas más o menos veladas y sin motivo aparente durante todo el juego. La taberna de Moe se convierte de repente en un gigantesco bar-casino-club de alterne. Marge lleva siempre consigo su mejor arma, ¡SU ASPIRADORA! Estos y miles de detalles extraños son los que hacen de este juego una experiencia hilarante.

Hee hee, parece que a los perdedores les estaba controlando una mano negr... OH WAIT!

Y además jugablemente está muy bien, señores. Y resulta ser un Beat ‘Em Up bastante desafiante, pero no imposible como el de Scott Pilgrim.

7- MICKEY MANÍA (1994)

Hace poco salió Epic Mickey, un juego que prometía un claro homenaje a la historia de Disney, a sus más famosos personajes como a aquellos que fueron olvidados en los oscuros cajones del estudio. Si bien la intención no era mala el juego resultó un tanto decepcionante, más por la jugabilidad que por las nombradas intenciones. Por ello, si queremos disfrutar de un perfecto homenaje a Disney a través de los ojos de su más famoso (que no carismático) personaje, Mickey Manía es la perfecta elección.

Recorrer sus más famosos cortometrajes (desde Steamboat Willie hasta El Príncipe y el Mendigo) es una gozada. Gráficamente precioso, representa el estilo visual de cada época a la perfección. Lo malo es que por muy divertido que resulta, el hecho de que sea un juego cuya dificultad vaya subiendo exponencialmente (y mucho) y no haya forma alguna de guardar… hace que en los últimos niveles acabes atacado de los nervios. Si llegas y no mueres directamente en el segundo nivel con esos putos murciélagos que están por todas partes, porque tampoco hay passwords alguno. ¡A volver a empezar!

A pesar de eso, en el resto de aspectos resulta ser un muy, muy buen juego. Y por no ser tan malo con Epic Mickey, creo que lo que nos decepcionaron realmente fueron nuestras expectativas, porque desde que vimos los artworks creíamos que iba a ser todo oscuro y tenebroso, y que el juego se iba a desarrollar en Disneyland Asylum, y que cuando Mickey se volvía malo se iba a volver un auténtico hijo de puta.

El lado oscuro que todos pedíamos a Epic Mickey y sólo Repelux nos supo dar.

Bah, de todas formas la cámara es terrible. ¡MICKEY MANÍA MEJOR!

6-  BUGS BUNNY PERDIDO EN EL TIEMPO (1999)

Si el anterior juego era un recorrido por los cortos de Mickey este lo hace por algunos de los mejores cortos de los Looney Tunes. Pero al contrario del anterior que seguía una estructura lineal sin trama alguna este esconde su homenaje a los clásicos en una divertida trama de VIAJES EN EL TIEMPO. ¡Viajes en el tiempo y los Looney Tunes, que más puedes pedir!

Bugs encuentra una máquina del tiempo en un cobertizo en el que aparece por error al no girar a la derecha en Alburquerque. Su curiosidad le puede y acaba en Ninguna Parte (literalmente), donde el simpático mago Merlín nos enseñará unos cuantos trucos para ayudarnos a volver a casa. Durante el juego también nos enseñará nuevos poderes y nos esperará a la salida de cada nivel para guardar la partida. ¡Qué atento!

Tener que oír este diálogo cada vez que terminaba un nivel hizo que se me quedara más grabado en la memoria que una canción de Mecano. Eso sí, al final acababa coreando las frases mientras jugaba.

Obviamente la solución para volver al presente es viajar por distintas épocas y recoger relojes y zanahorias doradas (¡obviamente!). Una aventura en la que tendrás que patear a Elmer en la prehistoria, esquivar las bombas de Sam el pirata siempre cabreado, evitar que Robin Lucas te robe tu oro en la Edad Media, frustrar el robo al banco de Rocky y Mugsy en los Años 30 o vencer a Marvin en una carrera por la conquista del Planeta X en el futuro. Unos pocos ejemplos de un juego divertidísimo y trufado de referencias a los cortos clásicos.

Tuvo una secuela, pero a pesar de tener el doble de movimientos (podías controlar a Taz también), las épocas visitadas tenían la mitad de carisma. Lástima.

Anuncios
comentarios
  1. Hauclir dice:

    Creo que no quedó bien clara la cabecera del blog “Tú escribes el post, tú lees el post. Nosotros hacemos el vago.” ya que muchos de vosotros nos hacéis currar en exceso mandándonos unos words en los que no se puede copiar las imagenes, por lo que tenemos que buscarnos la vida para conseguirlas xD

    P.D: Joder que solo miráis por vosotros xD

  2. mariods dice:

    TODOS.
    HE JUGADO A TODOS ESTOS JUEGOS.
    Y TODOS ME ENCANTAN. 8D

    En serio, joder, perdía HORAS en casa de unos familiares jugando al Rugrats de la Play. Y aunque no tenían tarjeta de memoria no me iba hasta no pasármelo enterito y jugar la fase de Reptar. Es un juego que, aún por tener níveles muy facilones (el circo en el jardín) era muy entretenidísimo, y en ocasiones era todo un reto (la pantalla en que Angelica lucha contra extraterrestres).

    Qué decir de esa maravilla de arcade de los Simpson. Era la máquina recreativa a la que más me gustaba jugar, después de la de las Tortugas Ninja. Recuerdo que a donde más lejos llegaba era a la pantalla del bosque, tras subir en el ascensor del bar de Moe y repartirle hostias a un puny cervecero de tres metros (otra de esas maravillas que solo el juego tenía).

    El Mickey Mania es uno de esos juegos BRUTALES, que al principio no lo parecen. Y maldita sea, nunca llegué a pasar de la pantalla de la caza del alce. Es, de todos los nombrados, el único juego que no se aún como acaba.

    Y DIOSSSSSS. Bugs Bunny Perdido en el Tiempo. ¡Es uno de mis juegos favoritos de la Play Station de todos los tiempos! ¡De pequeño lo amaba! El día en que los reyes me lo regalaron original para PC recuerdo que fué todo un éxtasis. Amo al puñetero Bugs Bunny, y ese juego representaba para mí un climax. Jugaba día y noche a ese juego, y a mí también se me acababa quedando la retahila del “Bieeen, pero has dejado cosas tras de tí” (el “Genial, Perfecto, has acabado este nivel” era menos frecuente, puesto que tan solo te lo decía cuando habías recopilado todas las zanahorias de oro y despertadores). Joer, este juego te daba una pantalla gigantesca en la que explorar miles y miles de detalles y huevos de pascua referenciando pelis y clásicos cortometrajes de los Looney Tunes, y cada vez que jugaba le encontraba algo nuevo. Y esa frustración por no encontrar UNA zanahoria que siemrpe se te escapaba… y esa cara de WTF cuando descubrías un nivel ABSOLUTAMENTE NUEVO que estaba escondido por ahí, en el que por fin encontraba la ansiada zanahoria… Jodeeeeeeeer.

    Vamos a ver, solo es la primera parte y ya AMO este post, maldita sea. 8D

    Arf, arf… vale, ya me he calmado, ya me he calmado. 😄

    • ES USTED UNA GRAN PERSONA

      En serio, me alegra mucho que alguien haya jugado a todos estos y les guarde tanto cariño xD

      El de los Rugrats era tan grande que me lo llevaba al pueblo en navidades y enganchaba a toda la familia (pero toda). ¡Ríase usted de los minijuegos de la wii! Por alguna razón recuerdo especialmente los niveles de Spike (¡porque podías manejar a Spike!) y el de la juguetería y las ocas asesinas (por el factor terror). Aunque mi parte favorita era la de explorar toda la casa, la alegría que me dio tras unos cuantos días descubrir que… ¡PODÍAS SALIR AL JARDÍN! ¡La caja de arena! ¡La casa de Spike! Estaba todo, ¡TODO!

      ¡Pero juégate el Simpson Arcade a través del Mame y así te lo pasas entero! Te pides una tarde libre, te rodeas de picoteo, y… ¡a jugar durante horas! Así lo hice yo ^^

      Yo en Mickey Manía llegué hasta el último mundo pero nunca conseguí pasármelo por -millones de- veces que lo intenté. El final lo vi en youtube por primera vez hace semanas. Mola.

      El juego de Bugs lo adoro como el que más y es uno de mis favoritos de siempre, la razón por la que no lo he metido más alto estará en el siguiente post. Lo jugué de nuevo poco antes de escribir este top (me lo encontré original en un mercadillo y no pude resistirme a pillarlo) ¡y no ha perdido nada! Me lo pasé como hacía tiempo que no me lo pasaba de bien. Grandioso juego a reivindicar.

      Esperemos que la segunda parte te deje tan buen sabor de boca xD

  3. Spike dice:

    Para mi gusto ha faltado que indicases las plataformas en las que salió cada uno, pero es un análisis muy interesante. Espero con impaciencia saber quienes están a la cabeza de esta lista y me reservo hasta ese momento para comentar los que a mi me impactaron más (no vaya a ser que coincidamos xD)

    • Rayos. La verdad es que lo iba a hacer e incluso busqué las plataformas de algunos de los juegos, pero luego se me pasó por completo incluir los datos. Suerte que existe la wikipedia para cubrir las lagunas de los redactores inexpertos xD

      ¡Espero tus mejores juegos olvidados en la segunda parte!

  4. Dr-Fleibur dice:

    Salvo ese arcade de los simpsons jugué a todos esos juegos y todos me encantaban.
    En cuanto a Bugs Bunny perdido en el tiempo creo que todos ellos que lo jugamos de pequeños nos quedamos con las coletillas continuas que soltaba el conejo. Genial post 🙂

  5. Chuck Draug dice:

    Mira que he jugado a videojuegos raros y todo eso, pero el de los Rugrats y el de Bugs Bunny nunca los jugué.

    El beat’em up de los Simpson es de esas joyas rarunas que hacía Konami en aquel entonces, aunque los de las Tortugas Ninja eran los mejores con diferencia. Eso de que la relación con la serie no fuese muy fuerte estaba bien, tenías tu propio universo donde Smithers roba joyas, usas a Ayudante de Santa como arma arrojadiza, el bar de Moe está al bajar una cascada enorme y tiene un casino-cabaret, te peleas con un actor kabuki… y oh, por supuesto, el señor Burns en un mecha. EL SEÑOR BURNS EN UN MECHA. ¿A quién le importa la continuidad, si en aquel entonces la serie iba a su puñetera bola? xD

    Y Mickey Mania es una delicia. Una muy grande. Esos escenarios, ese respeto al legado de Mickey Mouse (coincido en que no es el personaje más carismático de Disney, siempre he sido más de Donald y Goofy, sobre todo Goofy) y esa dificultad. Esos juegos de plataformas difíciles donde se recompensa el que aprendas de tus errores, aunque lo de no poder continuar tu progreso a base de passwords fastidiaba (eso lo sabían en Capcom tras el primer Megaman xD).

    • Lo de los Rugrats tiene un pase, pero ya puede ponerse a jugar el de Bugs PERO YA.

      Y sí, cierto, Burns era un mecha, creo que mi mente lo borró por el impacto xD

      A Mickey Mania solo le falta un minijuego de torturar gatitos.

  6. […] Pero como todo llega, y más vale tarde que nunca, aquí podéis disfrutar de la segunda parte de ESTE POST con el TOP5 del sr. Edorta. Una secuela más aplazada que el estreno de El […]