El orgullo del bloguero

Publicado: julio 28, 2011 de Fosforo en Opinión
Etiquetas:,

Podría decir muchas cosas de mi bienquerido Tipo con Boina. Sin embargo, los que ya llevan un tiempo en este blog ya me las han oido decir, y los que sean nuevos ya tendrán tiempo de escucharlas. O mejor, de comprobarlo in situ en su blog. Porque Boiner es mucho más bloguero que yo.

Locurón. LOCURÓN en Crisis creativa. Esas mentes enfermas de Fosforo, Hauclir y nadieygris han decidido juntar a lo más destacado de la elite bloguera (además de a su seguro servidor, un tipo con boina) y pedirnos que escribamos algo para su impasse veraniego. Nada bueno puede salir de esto, amigos. Nada bueno.

Si algo nos enseñó Crisis en tierras infinitas(aparte del más profundo aburrimiento) es que si se reúne un grupo de superhéroes ante una amenaza, aunque sea la destrucción del multiverso, todo irá (más o menos) BIEN. Lejos queda de mi intención compararnos a nosotros, los sumidos en plena crisis creativa (aunque sea por un día) con Superman, Batman o Linterna Verde, aunque si tuviera que hacerlo, me pediría ser Batman, solo para que Fosforo fuera mi Robin. Fosforo, le amo, guapet… un momento, ¿he escrito esto, o solo lo he pensado? Bueno, lo mejor será seguir y esperar que ningún lector se dé cuenta de mi oculta y desenfrenada pasión hacia FosfAH HOLA, ESTÁN AHÍ.

Un mono para distraer su atención. Fíjense, fíjense. ¡Si son casi como nosotros! Menos por lo de arrojar sus deposiciones, claro.

 

Como les iba diciendo, si Crisis en tierras infinitas y Secret Wars fueron los dos mayores eventos en la historia de DC y Marvel, podríamos decir que… euh… como sea que se llame a esta reunión (¿Crisis en veranos infinitos? ¿Secret Blogs? ¿Unos blogueros muy locuelos?) supone un hito en la blogosfera. Sí, sí, aunque esté Randy Meeks, a quien sin duda voy a unfollowear en Twitter en cuanto acabe de escribir esto.

Ahora en serio, es obvio que exagero con lo de que esto es un hito, pero no me negarán que no habían visto a tanto bloguero junto desde la última reunión de Alcohólicos Anónimos. Hay que reconocer que Crisis creativa tiene un alto poder de convocatoria, pues hasta yo, que ya les hablé de Amazing Superpowers hace unos meses, he vuelto. Y no ha tenido nada que ver la promesa de un cargamento de boinas, eh. Nada.

Y es que a los blogueros nos gusta colaborar en otros blogs, que nos saquen de paseo, virtualmente hablando. Es una ocasión para cambiar de aires, para escribir cosas que tal vez no escribiríamos en nuestros propios blogs y, para qué negarlo, una oportunidad para darnos a conocer en otros círculos.

Sí, amigos, aquí quería llegar yo: a los blogueros nos gusta colaborar, pero lo que nos gusta realmente es que nos lean, a fin de cuentas, para eso publicamos, ¿no? Esto, que puede parecer una perogrullada («Váyase a la mierda, Bóinez, cuatrocientas palabras para llegar a esto», estarán ustedes ladrándole a la pantalla), resulta no serlo tanto cuando se habla con algunas personas, ya sean blogueros, podcasters, o, Tom no lo quiera, hamorcritoras.

Ya saben a qué clase de personas me refiero. Esas que, ante la pregunta «Y tú, ¿por qué escribes?», contestan con un altivo y autosuficiente «Yo no escribo para nadie más que para mí mismo», y suelen añadir «si la gente me quiere leer, que me lean, pero yo solo escribo para mí». Bien, este es un argumento fácilmente rebatible: si escriben para sí mismos, ¿por qué lo cuelgan en internet? «No, es que así lo tengo todo en un lugar y puedo acceder fácilmente».

Como vemos, esta gente desconoce la existencia de Word y de su posibilidad de guardar archivos, por no hablar de los sistemas de carpetas para tener las cosas bien organizaditas. Pero es que, de todos modos, los blogs se pueden blindar de forma que solo se pueda acceder con contraseña.

Si mis conocimientos de informática no me fallan, se le pone uno de estos bien gordos al monitor y ya está.

No nos engañemos: publicamos para que nos lean. Nos gusta dar nuestra opinión, nos gusta que los lectores reaccionen a nuestras palabras y comenten nuestras entradas. Nos hace sentirnos importantes, nos da gustico, incluso nos sorprende que ustedes les presten atención a nuestras divagaciones sobre distintos temas. Una cosa es que escribamos sobre temas que nos gustan a nosotros, pero, ¿pretender que nos da igual el lector? JÁ.

Y es que, hay que reconocerlo: el bloguero medio tiene el ego acentuado. Ninguno de nosotros pensamos que no tenemos nada interesante que decir, de lo contrario, ¿para qué publicaríamos? Como diría Darth Vader, «miren en el fondo de su corazón… saben que es cierto». Pero EH, no hay nada de malo en ello, ¿no? Al menos, mientras no caigamos en ese abismo que es crear un blog en el que narremos nuestra vida cotidiana.

«Hola, ¿qué tal? Hoy he ido a la universidad. Al principio creía que me había dejado el bonobús en casa, pero al final no. ¡Qué susto! Jajajá. Bueno, he ido a clase y me he aburrido un poco, pero al final las clases han acabado y he vuelto a mi casa. Ahora estoy escribiendo esto para que sepáis cómo me ha ido el día. Como ya os he dicho, he ido a clase y…».

EL HORROR. Y de estos blogs hay unos cuantos. Afortunadamente, no es el caso de ninguno de los que colaboramos aquí (que yo sepa). Nosotros intentamos acercarles entradas sobre cosas que tal vez conociesen, o tal vez no, pero siempre intentando abordar los temas desde un punto de vista ameno. Si me han leído ustedes alguna vez, verán que les suelo hablar de películas atroces, y no siempre de serie B; les hablo sobre temas de actualidad… generalmente con un punto ácido. Un poco lo que también hace Fosforo, y es que, desengañémonos: las entradas positivas no son tan GRASIOSAS. ¿Qué íbamos a decir? «Ah, pues esto está muy bien, jajá». Hombre, sería informativo, pero no cómico.

Servidor, durante sus labores de escritura.

Claro, que esto depende también del espíritu de cada autor, y no estoy diciendo que las entradas positivas no puedan ser interesantes (de hecho, la mayoría de las veces lo son), pero dejan poco espacio para el humor.

¿Qué se puede sacar en claro de este sinsentido que les he soltado? Tras una relectura, parece un poco incoherente (y probablemente lo sea), pero hay varios puntos que sí se pueden resaltar:

– Los blogueros no escribimos para nosotros.

– Nos gusta que nos lean y nos comenten.

– Los blogs personales son EL SOPOR.

– Las entradas negativas son más GRASIOSAS.

– Un tipo con boina escribe incoherencias.

Sinceramente, no sé si habrán llegado hasta aquí, el final de la entrada, ni si habrán leído el artículo entero o solo se lo habrán mirado por encima, pero no me importa: yo solo escribo para mí mismo.

Anuncios
comentarios
  1. Vrede dice:

    Chapó, camarada Bóiner, una vez más lo ha vuelto a hacer. ¿Incoherente el texto? ¡Qué va! Bueno, un poco tal vez. Un poquito. Solo lo entenderán aquellas personas que no padecen catalepsia cada vez que ven Sálvame y sucedáneos, pero es lo que importa.

    De acuerdo con varios puntos siendo blogero, yo no escribo “por amor al arte” o para mí mismo (valiente estupidez), escribo porque ME DA LA GANA, SOY UN REBELDE Y ES MI MANERA DE ESCUPIR AL MUNDO DESDE MI CARO PORTATIL. No, en serio, escribo un blog porque creo que mi opinión es más interesante que la de una gran cantidad de mortales, y porque siempre es interesante leer las impresiones de los lectores, de quienes se alimenta un blogger. Sin ellos no somos más que tristes buscando atención. Seríamos como Fosforo, vaya.

    Y este comentario lo escribo para mí, no porque quiera que los demás conozcan mi opinión respecto a la entrada. Word y Bloc de notas es demasiado mainstream para mí.

  2. Fosforo dice:

    Es, junto al de Pziko, el comentario más incoherente de todos los que nos han llegado. Le amo Boiner.

  3. Lord Urko dice:

    EXAMINA TUS SENTIMIENTOS!!!

  4. Mr. Fail dice:

    Efectivamente. El momento en el que se cierra un blog no es cuando no tienes nada que decir, sino cuando a nadie le interesa lo que dices.

  5. Si es que… si es que… tienes razón, ¡maldita sea! ¡Existo! ¡Mirarme bien! Seguidme! Lo deseeeeeeeoooo:

    http://buenoyente.blogspot.com

    y velando por la seguridad de tus juegos de rol:

    http://rolpolice.wordpress.com

    Y después de darte la razón como a los locos, quiero que sepas que me gusta tu manera de escribir amena y directa. Cuando acabes con Fósforo ya sabes donde buscarme… 🙂

  6. mariods dice:

    Qué puedo decir. Lo has clavao fijo y directo. XDDD La verdad sobre el blog y el bloguero en pocos párrafos. Por otro lado, ha sido un post muy divertido e interesante. 🙂
    Por cierto, los dos primeros párrafos y la foto han sido la risión, buena forma de enganchar al lector. XDDDDD

  7. Chuck Draug dice:

    A mí me queda claro que los blogueros están faltos de amor y necesitan que los alimenten a base de comentarios y lamidas de culo para que su ego no caiga y que Boiner sólo sabe soltar incoherencias…

    … Porque hablaba de eso, ¿no? 😛

  8. Yo escribo por el poder, el dinero y las mujeres. Por eso precisamente sigo escribiendo.

  9. He leído el artículo entero y estoy de acuerdo en muchas cosas. Empecé mi blog porque ser un guionista en provincias no es fácil (aunque uno lleve 14 años en lo de escribir y tenga dos premios). Ahora lo mantengo sólo porque me gusta que me lean y me den las gracias.

    En lo que seguramente disentiremos será en la crítica de “Cisne Negro”. Sigo esperando con ansia su post, Sr. Boínez, que seguramente será muy jugoso.