Los dibujitos de los noventa, animando lo inanimable (Parte 1)

Publicado: julio 26, 2011 de Fosforo en Televisión
Etiquetas:

MarioDS es ese autor de Subcultura que, por primera vez, me hizo decir “Joder, esto es TAN BUENO que lo debería conocer más gente” e hizo que escribiera una reseña sobre su comic, Toby, el chico ardilla, para promocionarlo. De modo que ya sabéis a quien culpar de todo lo que vino despues. Y a medida que nosotros nos ganábamos el odio de la comunidad del webcomic, Mario ha seguido sacando más y más comics, solo o acompañado. Mariods es ese dibujante cuyos guionistas deben vigilar con celo no sea que un día se lo robe. Mariods es esa persona capaz de crearte un complejo de inferioridad desde la humildad más sincera. Ese es Mario. Y esto es solo la primera parte.

Si algo nos caracteriza a los españoles es nuestra capacidad para quedarnos siempre a medias…

Dejando a un lado las obviedades que seguramente todos, mentes enfermas, habréis pensado al leer esta primera frase, me refiero a que… queremos producir pelis tan interesantes como las yanquis, y no nos salen. Queremos hacer videojuegos tan pegadizos como los japoneses, y no nos salen. Queremos hacer cine tan gafapasta como el francés, y… vamos, que no. En otras palabras, queremos abrirnos al resto el mundo, mostrar nuestro talento, pero solo acabamos haciendo el ridículo, y el mundo sigue pensando que somos unos Sancho Panzas que vivimos con mujeres folcklóricas que bailan todo el día para nosotros mientras nos las arreglamos para hacer palmas mientras comemos chorizo, y los domingos nos vamos a ver a un tío en leotardos con lentejuelas y con orejas de Mickey Mouse que humilla y trincha a un animalito. Sí, señor, Spain is different.

Otro gran ejemplo de esto es nuestra animación patria. Buenas ideas tenemos. De hecho la animación española está llena de personajes interesantes, buenos conceptos e imaginación. Es el resultado final, nuestra falta de empeño, bajo presupuesto o descuido en el proceso de producción lo que lo echa todo al vertedero televisivo. Como fanático de los dibujos animados que soy, siempre he considerado que el “Cartoon” español es una asignatura pendiente de estudiar por muchos analistas, pues es tan interesante y tan llena de altibajos, de esperanzas vanas, sueños rotos y “mindfucks” no intencionados que prácticamente podrías llenar dos campos de futbol con ellos (lo suficiente, en mi opinión como para que el nivel de cultura medio existente en un partido de futbol se multiplicara en un noventa por ciento).

Seguramente otros blogs se habrán encargado de hablar de ello, con mucha más eficacia y objetividad que yo, eso sin duda. God Save Viruete! Aún así, de alguna manera siento como una especie de deseo irrefrenable de dejar constancia de un aspecto que marcó tanto mi infancia y la de muchos, pasando tan inadvertida para tantos que ya ni nos acordamos… Estas fueron algunas de las series que me acompañaron en mi crecimiento, que me educaron e hicieron de mí lo que soy ahora… no veo por qué porras no puedo vengarme de ellas.

Aunque soy más bien contrario al bipartidismo, he querido hablar de las dos empresas animadas que mayor relevancia y temor han generado en el panorama español. Las dos empresas que nos dieron series tan atrayentes como despreciables, tan interesantes como bizarras. Hablamos de BRB International y D´Ocon Films. Necesito una tila para esto… ¡Puaf! Tila… ¡Bleeerg! en fin…

BRB International

Empresa tiranizada, digo, dirigida por Claudio Biern Boyd (jamás un tío ha ejercido tanto control en una productora: diseña, dirige, guioniza y produce, es el Tommy Wiseau español). En los 80, nos ofreció los que son considerados como grandes clásicos españoles: D´Artacan y los Tres Mosqueperros, La vuleta al mundo de Willy Fog y David el gnomo. Eran tres series entretenidas, no eran precisamente unas obras maestras en cuanto a currazo de animación como lo eran los Tiny Toon o los Animaniacs… bueno, siendo honestos, ni siquiera llegaban al nivel de Calimero, pero no quita que fueran buenas series, perfectas para los niños, fieles al modelo literario en que se basaban y muy imaginativas… Siendo así, ¿QUÉ PORRAS NOS PASÓ EN LOS NOVENTA?

Yo Claudio (jaa, osti Mario, eres la risión)

Willy Fog 2

Estamos hablando del puto Willy Fog. Joder, es un jodido león con traje y chistera que viaja alrededor del mundo. Eso MOLA. Quieras o no, eso MOLA UN HUEVO. ¿Cómo es posible que hacer un crossover entre este tipo y otras dos novelas juliovernescas bad-ass (al más puro estilo Alan Moore) no acabe de cuajar? Pues es posible. En esta secuela, una expedición al centro de la tierra y un viaje en el Nautilus al fondo del mar se convertían en los nuevos destinos turísticos de nuestro peludo amigo y sus patéticos secundarios (porque eran patéticos, yo veía la serie para ver si el bueno de Willy se acababa volviendo loco y devoraba a Tico, aunque sabía que eso nunca pasaría).

Míralo, qué rabia da la rata, ahí, chupando cámara hasta en el título, qué inquina, aarrrrg.

¿Qué fallaba en esta serie? Los guiones no se sostenían por ningún lado. Tratando de adaptar la novela de Julio Verne original, no se esforzaban lo más mínimo en convertirlas en tramas interesantes. Durante un capítulo, no pasaba nada. Pero nada de nada. De hecho, ya nos podíamos dar con un canto en los dientes si dos personajes mantenían un diálogo de más de diez minutos mientras escalaban una roca. Y por si no fuera bastante, la animación de los personajes (y más comparada con la de la anterior serie) daba vergüenza ajena. A su lado, Maguila el Gorila era tan loco y dinámico como Roger Rabbit (que no se me cabreen los fans de Hanna-Barbera, solo estoy criticando el estilo de animación, no el concepto). De hecho, ver Willy Fog 2 era como ver un capítulo de Dragon Ball Z en su peor época, solo que aquí Rigodón no lanzaba discos cortantes con la mano ni Romy se convertía en Supersayan… Coño. Willy Fog tirándole una Bola Genki al Capitán Nemo. De hecho no estaría mal.

Este dibujo se lo dedico a Nubis, gran fan de Alan Moore. Y sí, he leído el segundo volumen de la Liga, y se lo irónico que resulta que Rigodón y Tico sean el hombre invisible y Hyde.

 Mortadelo y Filemón (serie de los noventa)

Todos los que conocen mis webcomics saben de mi gran admiración por estos dos personajes. Son para mí el punto álgido de los cómics españoles, el primer cómic que leí y por tanto mi mayor referente en el mundo de la ilustración. Lo admito, ya no son lo que eran y cualquiera de sus argumentos de comedia Slapstick no tiene nada que hacer contra cualquier trama media de Super Lopez… Pero joder, son Mortadelo y Filemón, del maestro Francisco Ibáñez. Me hacían feliz con cada viñeta, cada personaje, cada detallito de final de viñeta, cada hostia, cada frase. Eran para mí únicos e irrepetibles y de lo mejorcito que ha dado España al mundo. ¿CÓMO una serie animada sobre estos tíos podía ser un fracaso? PUES LO FUE.

No tengo palabras para expresar lo que me parece esto. En serio. No tengo palabras.

Mortadelo y Filemón nos ofrecía la versión animada moderna (tras el buen intento de los Estudios Vara en los 70) de estos entrañables personajes. Pero de algún modo, destruyó totalmente nuestra percepción sobre ellos. Si en Willy Fog 2 la animación era penosa, aquí no es que fuera penosa, es que rozaba lo más profundo del pozo del hedor eterno del mismísimo último escalón del infierno de Dante. Las hostias eran tan poco creíbles y lentas que hacían tanta gracia como una patada en los bajos. Los personajes se movían como si fueran marionetas de hilo (en cualquier momento te imaginabas a Gepetto encima de ellos cantando “mi lindo marionette”), las expresiones parecían sacadas de un libro de pasatiempos, y su gestualidad daba pena (no sabían qué hacer con las manos, constantemente se meneaban de forma ilógica e injustificada). Por si todo esto fuera poco, los guiones se basaban en un Ctrl+C + Ctrl +V de los cómics originales. Como si tuvieran miedo de tocar algo de la obra de Ibáñez, cogían el mismo guión de los cómics (censurando situaciones escandalosas y frases mal sonantes, como no) y lo reproducían totalmente, sin ninguna variación. Esto hacía que los que habíamos leído el cómic previamente nos acabara aburriendo la serie, más aún cuando veíamos que un “gag” divertido había perdido toda su gracia una vez animado. Joder, al menos las pelis de Astérix jugaban con las tramas originales y las adaptaban para que resultaran más cinematográficas. Aquí no se aprecia nada de eso. Era una serie burda, no se tomaba en serio a los personajes y encima no hacía justicia al dinamismo de las viñetas. En resumen, el cómic era muchísimo más animado que la serie.

Agradezco a esta web el darme la posibilidad de haber dibujado esta tira. ¡Cuánto tiempo llevaba guardándome esto dentro, por Dios!

Zipi y Zape

Vale, seamos justos. Esta serie era infinitamente mejor que la de Mortadelo. La animación era mejor, los argumentos eran más auténticos e interesantes (de algún modo), y lo único sujeto a tu opinión subjetiva era si eras partidario de la estética “Billy y Mandy” de los personajes o no (yo personalmente nunca he tenido problema con ello). Con la experiencia alcanzada por BRB International tras tantos años, es posible que pudiéramos hablar de cierta evolución, ¿no…? Pos va a ser que no.

“¿Por qué no seguimos trabajando con Ramis y Cera, tío? Ellos lo hacían bien.”

Dejando a un lado el nuevo dinamismo de personajes (que dicho sea de paso, le hubiese pegado más a Mortadelo que a Zipi y Zape), los argumentos rozaban tanto el absurdo que acababa por desquiciarte. La serie pretendía imitar el nuevo modelo de argumentos Cartoon Network, al estilo Vaca y Pollo. Pero olvidaron algo importante: el humor. No puedes basar todo el éxito de una serie en meter cuatro frases con un dialecto coloquial y “punk” al más puro estilo Ramoncín “Tronqui, tu melón no está maduro” o “Te ha arreao con el as de bastos en to´l Gepeto, poscrito bollicao” mientras vemos a Zipi y Zape haciendo trampas en exámenes o poniendo petardos en el asiento del profe con jocosos e irónicos resultados. En demasiadas ocasiones nos da la sensación de estar viendo una serie hecha por unos adultos que quieren ser “modelnos” y hacerse los “guays” con los niños, y eso en cierto modo repele bastante.

Sí, sí, ahora hablo de él… Este dibujo se lo dedico al colega Neyebur, que detesta a Peloto y a Evilina con toda su alma.

Si bien en Mortadelo… no se arriesgaron a cambiar los guiones, en Zipi y Zape se tomaron tal libertad que las historias no se parecían en nada a los cómics. Todo el humor ingenioso con juegos de palabras al estilo Tip y Coll, la crítica social y los altercados cotidianos de la obra de Josep Escobar eran totalmente ignorados en esta serie. Como mucho, amplió el universo de Zipi y Zape con más personajes, pero todos ellos estereotipados: Evilina, la nueva villana, era la típica pija de instituto a la que le arrearías dos hostias (y cuya voz de Belén Esteban no ayudaba a que el personaje fuera más carismático). Es más, cuando mentía se convertía en mutante (¿¿??); Peloto se había fusionado con los pendientes Potara con Sapientín, y ahora era una amalgama abominable de ambos (por si los críos con gafas no teníamos suficiente con lo nuestro, ahora haced que los niños nos odien más)… personalmente, tiraría a todos estos nuevos personajes a ser digeridos durante mil años por un Sarlaac si no fuera por Wanda, la novia de Zipi, para mí el mejor puto personaje que ha creado BRB en toda su historia. ¿Por qué? Porque era como mezclar en un solo personaje a una My Little Pony con el coronel de los marines de Aliens. ¡Mi sueño hecho realidad! Sí, sueño cosas muy raras.

En serio, esta chica se merece una serie propia.

Y hasta aquí el repaso por las series que por poco arruinaron BRB Internacional. Fueron, aún por su original planteamiento, un fracaso de audiencia y merchandising, todo por culpa de una mala resolución final y una falta de interés total en sacar un buen producto en marcha, quien sabe si por falta de dinero, falta de mano de obra o falta de ganas… Pero estamos hablando de series que, al fin y al cabo, se dejan ver y puedes mostrar a tus hijos con la esperanza de un trabajo medianamente correcto y cierta coherencia en el apartado argumental. Aún así, aún no hemos llegado al fondo de lo que es el verdadero lodazal del cutrerío animado español por antonomasia… próximamente, y si no me demandan… ¡Llega D`Ocon Films!

Y no es broma. Anden antentos a sus pantallas. En cualquier momento, la segunda parte de esta aterradora historia de nostalgia.

Anuncios
comentarios
  1. Juan dice:

    Buah, criticando a BRB, tú lo que pasa es que eres un envidioso que le gustaría ser el dueño de RBR y que la gente llenase los blogs con los “Os acordais de las series de los 80 de BRB??”

    Buscando la fama criticando series de RBR de los 90. Muy mal, esto es la crítica fácil para que tu blog se llene de gente.

    PD: La serie de mortadelo solo molaba por la sintonía, que era bien fácil para ir silbando en el ascensor. Por lo demás era vomitiva.

  2. A-funny-name dice:

    Puto MarioDS. Ganándose todo mi respeto, molando cada día más, dándome razones para admirarle… Maldito sea, de verdad.

    Lo curioso es que yo vi primero un par de capítulos de la serie de Mortadelo y Filemón, y después leí los cómics. Y pensé que los cómics eran una copia de la serie pero mejorada. ¡No me miréis así! ¡Era joven y desinformado! (más aún).

    • mariods dice:

      XDD No pasa nada, yo también pensé lo mismo la primera vez que leí los cómics de Garfield. XD

  3. Ataque de nostalgia en tres… dos… uno…

    La de Willy Fog no la recordaba así, en serio, ¡pero para nada! Creía que era más… no sé… un poquitín más decente, simplemente. Me ha dado vergüenza ajena ver el vídeo.

    QUE CACHO DIBUJO, se dice que terceras partes no superan las segundas, pero esta es la excepción, como con Troll 3 (qué aún no he visto, pero supera de goleada esa segunda parte seguro, fijo xD)

    Y la de Zipi y Zape sabía de su existencia pero jamás vi. Ya veo a los españoles imitando a la Cartoon Network, ya… Mandy se come a todos esos de un bocado.

    • mariods dice:

      XDD Bueno, pues muchas gracias. 🙂

      Y Mandy se comería a TANTOS… Por cierto, imagino que sabes de la existencia del crossover Billy y Mandy / Código KND, ¿no? Mandy está que se sale. 🙂

  4. Fadri dice:

    Si con BRB me he dado esta risa, ni me quiero imaginar cuando Mario hable del cutrerío máximo que es D’Ocon. xD

    • Pero no superará el modo irónico máximo y rencoroso que ha mostrado Mario con ese dibujo hacía la obra de Ibañez. En mi vida he visto tanto odio junto en tres viñetas xDDD

  5. Red bat dice:

    No deja de ser irónico que la cabecera de Mortadelo comience con un la frase “Para un trabajo bien hecho”. En fin, como fan de Morta de los de toda la vida, era de esos que se la tragaba. No tenía Antena 3 en el pueblo, así que un tio me la grababa. Incluso más tarde llegué a comprar un pack de VHSs que no me atrevo a revisar consciente de lo que pueden albergar. La verdad, según pasaba el tiempo ya te dabas cuenta de que aquello era cáncer. Cuando los monigotes empezaban a gesticular porque sí, como llenando segundos de metraje, la deformidades evidentes, la mala calidad del dibujo… Por lo menos daban más cancha a Irma y confirmaron como personaje al recurrente nombre del “agente Bestiajez”. Y para de contar, porque el acento de Bacterio, telita. Pero como digo, me la tragué. Y eso. Compara con los cortos de los 70 y no hay puto color.
    En cuanto a Zipi y Zape, me pilló algo más tarde y no le dí ni puta oportunidad, porque de Zipi y Zape tenían sólo el nombre. Vale que el principal lastre de los Zapatilla fué que eran un maldito anacronismo, sobre todo en indumientaria, pero puestos a hacer un reboot y poner todo el universo patas arriba, haber ido más lejos. No, Zipi y Zape con corbata y chaleco.
    Lo que llegué a ver fué un ladrón llamado Manitas que no se parecía en nada al original, una cargante voz en off, chistes de mocos y pedos a lo bonzo, personajes oligofrénicos y lenguaje cheli casi por defecto. Cargante. Y siento contradecirte, pero lo de Ramis y Cera a mi también me parecía la bosta padre. Aquello no eran Zipi y Zape, y soy de los que creen que a César lo que es de César. O sea, Zipi y Zape de Escobar, de Ramis/ Cera los Xungis, Pafman o Sporty. Punto. Me gustó el rediseño de Peloto, pero el resto… Fuá.
    Y eso, BRB se medio salva por sus series clásicas, pero no se sabe que pasó después. Descubirían las drogas o algo. Cuando sea la parte de Ocon films, será un sálvese quien pueda.

    • Y no te olvides de que solo se podía mover un personaje, el otro se quedaba congelado hasta que el otro “le permitiera” moverse. Cuando corrían dos tenían que hacerlo en extraño e hipnótico binomio…

    • mariods dice:

      Bueeno, no estoy diciendo que los cómics de Ramis y Cera de Zipi y Zape fueran la repanocha, pero como mínimo eran infinitamente más fieles al original y más tragables que la serie, al menos en mi opinión. 🙂
      Y yo, como fan y coleccionista Mortadelero no es que me la tragara, esque incluso me compré los VHS que regalaban con el periódico. Y aunque me cabreaba más con cada episodio me completé la colección. Y me jodió que no sacaran los cuatro últimos episodios. XD Y no solo eso, cuando sacaron los DVDs también me los compré. No aprendo. Para que te hagas una idea. Por suerte, luego y para compensar, compré los DVDs de los cortometrajes de Estudios Vara y El Armario del Tiempo. Esque si no es pa´matarme. XD
      Y bueno, contento de ver a tantos con opiniones afines en esto. 🙂

      • Fosforo dice:

        Yo tengo un par de VHS con cosas de Estudios Vara y Mortadelo. No es que la serie fuese gran cosa, que no lo era, pero le pega tantas patadas a la versión “moderna” que es imposible no mirarla con nostalgia.

  6. Neyebur dice:

    Lo peor de estas series es esa sensación que comentas de que estaban hechas a medias, que si se hubieran esforzado un poco más las series hubieran molado mucho
    Gracias por la mención artista

    • Juan dice:

      Es la sensación que dejan todas las series españolas de la época. Algunas más, algunas menos, pero a mi es lo que me parece.

  7. Pues a mí la serie de Mortadelo me gustaba y la recuerdo con mucho cariño. Claro, que igual la vuelvo a ver ahora y se me afloja el esfínter, vaya usted a saber. La que no tragaba, pero PARA NADA, era la de Zipi y Zape. Ya el diseño de personajes me daba ganas de sacar el arcabuz y liarme a disparos (lentos, porque ya sabe cómo son los arcabuces) con los responsables.

    Sus dibujos son el puto BIEN, por otro lado. Viva usted, yo digo SÍ, y todas esas mierdas que digo constantemente.

  8. Malleys dice:

    Lo de Mortadelo es tan cierto que DUELE.

  9. Dr- Fleibur dice:

    Lo malo de la infancia es que nos comemos unos mojones tremendos sin darnos cuenta, yo disfrutaba muchísimo con ese Willy Fog al bordo del Nautilus y lo miras ahora y te empieza a hervir la sangre. Sobre todo esa puta rata andaluza, quizás a los que hacían estas series les parecía divertido meter un estereotipo en ellas pero ni tú Tico ni tú Gazpacho (que además eres una puta piña) teníais gracia, lo siento por vosotros. Es un insulto a los andaluces.

    Con Mortadelo y Filemón me pasó más de lo mismo, desde pequeño he adorado a esos dos agentes, he tenido una buena colección de cómics de ellos, tantos de los finitos (que son los que con más cariño guardo) como esas colecciones de Super Humor que ocupan una de mis estanterías así que coger esos VHS que venían con el periódico de Extremadura no iban a ser menos, me gustaba la sintonía y me gustaba la serie; pero es verla ahora y darte cuenta de que es una patada en la boca a Ibáñez..

    Y bueno de Zipi Zape mejor no hablo, nunca me hicieron demasiada gracia sus historias pero la serie era demasiado, quizás me cogió un poco más mayor pero es que era verla y quitarla, la intro ya de por sí es como tu bien dices echa por unos adultos que intentan ir de guays, con esos diálogos que parecen sacados de una película del cine kinki de los 80 adaptada a niños.

    En fin que en España parece que se hacen las cosas mal a posta en lo que a animación se refiere, cosas buenas hay no te digo yo que no pero será que la basura huele más y es lo que destaca.

    Espero con ansia ver como les das caña a los Fruitis XD y geniales los dibujos.
    Un saludo ^^

  10. rokuruta dice:

    Me ha gustado mucho el articulo, y encima con los dibujos que te has marcado Mario ( Quiero el cómic de La Liga de los Animales Excelentes). Es triste ver como una compañía asi pario series de ese tipo sin lo que parece ser ningún control de calidad, a mi lo de Mortadelo y Filemon me da pena, porque no me parece lógico que le dedicaran mas tiempo a conseguir una serie en condiciones, pero ahi entra el funcionamiento de todo en este nuestro país. Yo creo que en España se llego a un punto en todos los ámbitos tanto laborales como sociales que consistía en ganar la mayor cantidad de pasta gastando el mínimo, y así tenemos estas series tan pobres.
    Espero con ansia la segunda parte, que a los de D´Ocon Films les tengo ganas 😉

  11. Chuck Draug dice:

    Debo ser una excepción a la regla en el mundo del webcómic, porque no os odio. Claro que para que yo odie a alguien debe haber hecho algo muy jodido… Igualmente, ¿un post de MarioDS con DIBUJAZOS? Eso es oro puro. =D

    BRB Internacional, en los 80, tenía el apoyo de los estudios japoneses, de ahí que los antiguos dibujos animados tuvieran mejor calidad que los que salieron después. Vale, no eran obras maestras de la animación y actualmente están desfasados, pero entretenían y visualmente siguen teniendo su encanto.

    A partir de los 90… se digitalizaron. Pero lo hicieron mal. Hay que aplaudir que trataran de dar el primer paso en España, pero series como Willy Fog 2 o El retorno de D’Artacán demostraban que no iban por buen camino. Ah, y yo tampoco soportaba a Rigodón y a Tico, todos éramos fans de Willy Fog porque era la versión badass del Phileas Fog original.

    Pero es que Mortadelo y Filemón era peor. Se entendía que en vez de usar historias nuevas o mezclar un poco fusilaran álbumes enteros… bueno, no, los recortaban y esparcían los cachos por ahí… pero era eso, pillar los guiones originales y en un intento de copiar y pegar los distorsionaran. Era ver el episodio basado en Misión de perros y pillar directamente el cómic original, que no era de mis favoritos pero pronto se convirtió en uno de ellos porque, en comparación, era una obra de arte.
    Y estaban tan mal animados que hacían que los antiguos cortos de Mortadelo y Filemón, con sus fallos de racord y animación, parecieran puras obras maestras (bueno, El Armario del Tiempo no es que lo parezca, lo es). Y le tengo cariño a los cortos de Estudio Vara a pesar de sus defectos (y ojo, los he vuelto a ver, y varias veces), pero esta serie más moderna sólo se salva el Súper con voz de Samuel L. Jackson.

    Estoy totalmente de acuerdo con lo de Zipi y Zape. A ver, a mí no me gustaba el cómic original, pero tenía algunas salidas, el Tonel del Tiempo es memorable y Peloto y Sapientín tenían más carisma que los gemelos… el engendro que los unía en un único cuerpo, en cambio, merecía la muerte. Bueno, la serie en general merecía la muerte. Incluso Wanda. Lo siento, Mario, Wanda era el mejor personaje de todos en la serie, pero estaba en la animación equivocada…

    Y aunque ha tenido batacazos, parece que BRB está aprendiendo. A marchas forzadas, pero aprende, y al menos se abre a la Red 2.0, que es un buen avance. Ahora, que no se den más batacazos…

    Ahora, si me disculpáis, voy a preparar la bolsa de vomitos, que viene D’Ocón.

  12. El artículo es genial, me ha encantado. No iba a escribir nada porque hay ya tantos comentarios que seguro que se ha dicho todo, pero hay una cosa que no me puedo callar.

    ¡Ahora no consigo quitarme la canción de Mortadelo y Filemón de la cabeza por tu culpa! XD

  13. Umbriel dice:

    Por dios, la animación de Mortadelo y Filemón de A3 era… era… era digan de entrar dentro de la categoría de “Crimen contra la humanidad”. He visto piedras en el suelo más dinámicas que la animación de aquella serie.
    En cuanto a la segunda de Willy Fog… no merece ni comentarios. De Zipi y Zape no hablo porque no la llegué a ver -por suerte al parecer-.
    Ansío leer el próximo artículo, ya que siempre me he preguntado como nadie tuvo ataques de epilepsia con los colores que usaba D’Ocon y esas animaciones y fondos repetidos hasta la saciedad.
    PD. Tarea para el próximo artículo: que alguien me explique que tiene de andaluz una piña y desde cuando un cactus es una fruta. No premio para el que encuentre una respuesta coherente y lógica.

  14. Turbiales dice:

    Me uno a los que piensan que La serie de Mortadelo y Filemon es de lo peor, creo que esa puta serie acabó con mi infancia. (Y con mi afición a Mortadelo y Filemon).

  15. Mr. Fail dice:

    Impresionante. Y es verdad que siempre me pregunté qué les pasaba en las manos a los de Mortadelo, si tenían Parkinson prematuro o algo.

  16. psikolabis dice:

    ¿Estas seguro que Zipi y Zape serie tv es de los 90?

    • Fosforo dice:

      De hecho, la serie es de 2003, pero supongo que si hablas de la producción de BRB, es casi ineludible hablar de su último gran fiasco.

    • mariods dice:

      Tiene razón. Zipi y Zape es la excepción. Pero decidí incluirla en la lista sencillamente porque las demás series intermedias de la productora a finales de los noventa eran o bien más salvables o bien menos destacables (o sease, repetían los fallos de la de Mortadelo o ni bien ni fú ni fá, por lo que no habría valido la pena hacer una reseña de ellas). De hecho en la siguiente parte enumero algunas de ellas de pasada.

      • Chuck Draug dice:

        Ya decía yo que engendros como Fantaghiró o series bienintencionadas pero mal ejecutadas como la del chico ciego o el ABORTO de El nuevo mundo de los gnomos faltaban…

        • Dr- Fleibur dice:

          Dios, pues sí, podría haber hablado de la serie esa del niño ciego, Nicolás, no había un personaje al que no quisieras asesinar, que mojonazo de serie por dios, una cosa es hablar a los niños de integración y otras tratarlos de gilipollas

          • Chuck Draug dice:

            Eso, Nicolás… y yo creo que la serie tenía una buena intención, pero ahí está el problema que comentas: aquí sólo sabemos tratar a los niños como idiotas o algo parecido. Creo que pocas series en España han tratado a los niños como seres inteligentes…

            • mariods dice:

              De hecho también recuerdo esa serie. Y no solo eso, sino que en nuestra escuela la BRB hizo un concurso para seleccionar un posible argumento para uno de los episodios (que aún no había salido al aire, y prometían que sería la hostia…).
              Mi argumento contenía extraterrestres que querían dejar ciega a toda la humanidad, un mafioso llamado juanito manospistolas que era la némesis del prota y un perro-guía parlante que siempre salvaba a su torpe amo de los problemas en que se metía constántemente. Joder, qué quereis, era un crío. XD

  17. Vrede dice:

    Eh, yo la serie de Mortadelo y Filemón la veía y me partía la caja. Pensaba que estaba hecho mal para ser graciosa, pero ahora me doy cuenta de que no es así. CRUEL VIDA, BLAAAAAARGH.

    Si esta es solo la parte 1, cómo será la dos. Porque aun quedan varias series en el tintero, y una de ellas la que más odié de pequeño por su personaje principal. Y creo que sí hablará de ella.

    Mario, eres un crack.