Los 90 molaban: la década que sí que ocurrió

Publicado: junio 29, 2011 de Fosforo en Opinión

Antes de meterme de lleno en la segunda parte de mi artículo sobre la década de los noventa, quiero aclarar algunos de los equívocos que provocó su primera entrega, Los 90 no molaban, y que son, sin duda, culpa de mis limitaciones como comunicador. En primer lugar, el artículo no menosprecia la gran cantidad de material de entretenimiento surgido entre 1990 y 1995, sino que yo trataba de argumentar que esa no es la infancia que vivimos los nacidos en ese espacio temporal. Por otra parte, está claro que muchas de esas cosas también han pertenecido a nuestra infancia, igual que lo hicieron las películas clásicas de Disney de hace ya más de 60 años o el Pacman. Pero no me valen como “recuerdos de mi infancia como niño de los 90”. Son recuerdos de tu infancia como lo son, incluso “más legítimamente”, los de tu hermano nacido en 1985, y si me apuras tu primo que te saca dos lustros de edad.

Y en tercer lugar, reincidir en que se trata de un artículo sobre la infancia de los noventa. La moda, la música o los programas de televisión no-infantiles son algo que me resulta completamente ajeno a la infancia de niños menores de 8 años, y por eso, si los nombro, será de pasada. A mí la mayor parte de la música de los 90 no me gusta. Ahí lo dejo.

¡Que bonitos fueron los noventa! Y lo digo de verdad, sin sarcasmos y sin ironías. Yo crecí en esa generación que cierra el siglo, esa que no vivió el comunismo y la cual apenas entendía nada de cómo funcionaba el mundo cuando vio desplomarse las Torres Gemelas en 11 de Septiembre de 2001. Hubo cosas muy buenas en mi infancia, y otras que fueron buenas en la infancia de los demás mientras los niños de mi clase me pegaban por llevar gafas. Ya dejé claro que cosas me resulta ridículo que “mi generación” reivindique como propias de los años 90. Ahora vamos a ver las cosas que realmente sí pudimos vivir.

Como en el anterior post, voy a hablar primero de los videojuegos. Yo entiendo que todo el mundo ha jugado a Super Mario y Zelda, y tal vez con menos probabilidad a Sonic. Que hubo padres muy enrollados que pusieron los juegos de ordenador en las manos de niños muy pequeños. Pero por norma, los primeros contactos con los videojuegos de los nacidos en los primeros años de los 90 tuvieron lugar en torno a 1998. Un año importante porque apareció uno de los mejores juegos de la historia del píxel: Half Life. Los que fueron más precoces pudieron disfrutar en un primer momento del sensacional Age of Empires (1997) que llegó más o menos por los mismos tiempos que a la portátil de Nintendo llegaba la primera pareja de juegos de Pokemon.

Es decir, que entre los 6 y los 8 años vivimos la aparición de tres juegos clave y de absoluta capitalidad para el mundillo, y que, con su dificultad interesante, eran mucho más asequibles que las aventuras gráficas más complejas de Lucas Arts y compañía.

También tuvimos el honor de presenciar la aparición de Game Boy Color (1998) consolita que pronto empezó a estar en manos de casi todos los niños de la edad, equipada normalmente con su correspondiente copia del juego de Pokemon. Y en consolas de sobremesa también pudimos disfrutar de un nacimiento de los que marcan época: la incursión de Sony en el mundo de las videoconsolas con PlayStation (1996), de la que en muchos casos solo pudieron disfrutar los más afortunados o los que tenían un hermano mayor en casa. Venga, vale, que sí, que a todos os compraron una videoconsola con 6 años, seguro.

En un mundo más probable tuvimos a nuestro alcance una PlayStation 2, probablemente la primera consola propia y de primera mano de gran parte de mi generación, por mucho que se empeñen en negarlo. Claro que sí, tú discutías sobre si Nintendo o Sega en la guardería. Que sí. Pesaos. Otra posibilidad a considerar es que la, ya con una imagen familiar Nintendo, lograse colarle a tus padres en 1997 o 98 una Nintendo 64, con la cual te pusiste las botas a jugar Mario Kart y Super Mario hasta la muerte. Y, como dije, Zelda Ocarina of Time. Otro juegazo.

Ah…sí…claro. Si eras un gafe de mierda te regalaron una Dreamcast y nadie te quiso nunca jamás. Pero me consta que son pocos los que gozaron de esta avanzadilla del futuro. Los niños con una Dreamcast se suicidaron, o ahora son los niñatos que se presentaron al casting de Operación Ni-Ni o algún programa similar. Ese es el daño que SEGA hizo a toda una generación. Odiadles.

Otros videojuegos de esta época dorada son los ya mentados anteriormente Crash Bandicoot, que, si concedo que empezaron siendo muy divertidos, estaban protagonizados por un Poochie en toda regla y que se volvieron tremendamente cargantes. Los Spyro The Dragon, saga que nunca me llamó lo más mínimo, y Rayman, saga que llegó con un enorme retraso a España (más de dos años) y cuya primera entrega se puso a la venta por estas tierras en el mismo 1998 donde apareció el dragoncito marica ese…

Y bueno, para los niños MUY RAROS, también por finales de esta década aparece mi muy querido Star Wars Jedi Knight, un JUEGAZO que merece la pena, no como insulsas sagas del momento como Gran Turismo o Tony Hawk, de las que también tendremos, demasiados, recuerdos de jugar las calurosas tardes de verano. Era 1999, y dábamos asco, pero se nos perdona.

"¡Ser un skater mola, chavales!"

Alguien ahora podría decir “Coño Fosforo, ¿ves como tú infancia como chaval de los 90 no fue mala? ¿Por qué pones a parir en el artículo anterior los 90?” Incluso, conociendo la media de subnormales que aparecen por aquí a odiarme, alguno dirá “Los noventa molaron y solo los pusiste a parir porque eres un Atention Whore”. ¡Ni tan calvo! Resulta que estoy más que harto de que nadie hable del Jedi Knight, o de Spyro, o Rayman o los primeros Pokemon cuando habla de su gloriosa infancia como nacido en 1991, mientras que se llena la boca a hablar de Sega, de Monkey Island y de la Game Boy ladrillo. Hay preciosos recuerdos de nuestra VERDADERA infancia de iniciación a los videojuegos. ¿Qué necesidad tiene nadie de inventársela?

Con las series y películas pasa algo parecido. Claro que hubo series cojonudas en nuestra infancia. La serie de Timón y Pumba era casi tan buena como Animaniacs, y más comprensible para el público infantil. La serie de Aladdin era un cúmulo de aventuras y diversión. Y vale que la animación era muy cutre, ¡pero nos daba igual! Lo que no puede ser es que olvidemos que, al tiempo que nos tragábamos eso, veíamos la serie de La Sirenita o la de Hercules. No. De verdad. La serie de Hercules era una basura, y la película es mala y visualmente Anti-Disney. Que nadie me tire de la lengua con el tema.

No voy a extenderme mucho con los programas contenedor de aquella década. Sé que hay gente que quiere, pero ya lo dejé claro. El Club Disney tomó la carrera de la decadencia y atropelló la infancia de muchos niños haciendo que viéramos a los presentadores de nuestro programa favorito llorar por las Spice Girls o haciendo imitaciones de canciones de Britney Spears. Eso pasó y yo lo recuerdo. Y para los que querían que hablásemos de música, toma. Esto es de 1998.

Mucha gente me ha echado en cara esta semana la serie de los Tiny Toons. Era una serie muy divertida. Vale que aquí llego muy pronto, pero nos la tragamos reposicionada muchísimo, igual que Animaniacs. Un buen día las dejaron de poner ambas y nunca más se supo. Los niños de hoy no saben lo que se pierden. Como digo, buenas series, pésimos formatos, empezando con el Mucha Marcha de Leticia Sabater (no, no me cansaré de repetirlo) y terminando con ese espanto con patas en que convirtieron nuestro querido Club Disney.

En el campo del “anime” aquella época solo tenía dos posibilidades aparte de reposiciones de Dragon Ball y Oliver y Bengi, que a nadie le gustaba pero todos lo veían. Las personas que veían Pokemon y la execrable lacra social que veía Digimon, que solían ser los más marginados y tristes del cole. Al final, aquellos bastardos tenían razón, su serie molaba y Pokemon era una mierda. Como mi mejor amigo veía Digimon, yo tuve el raro privilegio de ver ambas sin prejuicios.

¡Ah! Que no se me olvide. En los comentarios del otro día alguien comentaba la serie Findemania. Aparte de que la serie es del año 2000, era una puta mierda. Ahí os queda.

¿Y las películas? “Eso Fosforo, habla de las películas”. Lo siento pero no puedo. Las películas infantiles de la segunda mitad de los 90 son malas. Prácticamente todas. La más “reciente” que alcanzo a recordar que me pareciera buena es Jumanji, que aquí se estreno el caluroso verano de 1996, si no me equivoco. Disney había entrado en barrena y ya no sabría que hacer (pero al menos no nos tocó vivir El Emperador y sus Locuras, uno de los mayores batacazos de la historia de las salas Disney, y que inexplicablemente ahora tiene una inaguantable serie de Tv). Pixar molaba, pero Pixar es una película cada dos años. Dreamworks no hizo nada bueno hasta que no llego Shrek (que es del 2001) a pesar de que recuerdo que Antz por aquel entonces le gustaba a mucha gente. Hoy en día solo hace falta ponerla al lado de Bichos y usar un poco nuestro criterio para ver que Pixar escupe a la boca de Antz. Ey, también estuvieron las películas de Pokemon. Espero que nadie quiera hablar de ellas.

En imagen real pudimos “disfrutar” de películas bastante maluchas como La Momia, La amenaza fantasma (esa película que no existe), Asterix y Obelix contra el Cesar o las secuelas de Batman no dirigidas por Burton. Ya arriesgando, en el año 2000 fui a ver con una docena de amigos Dragones y Mazmorras, y fue la primera vez que tuve conciencia de que había pagado por ver un auténtico truño. Igual la memoria de los demás actúa de manera diferente, pero yo no recuerdo ninguna película de imagen real realmente buena que viera en el cine antes de cumplir los 11 años.

El grupo del que hablo, los nacidos entre 1990 y 1995 entraron en el nuevo siglo aún en la tierna infancia. Como por aquel entonces éramos menos precoces, solo los más enfermos se la machacaban como monos, mientras el resto aún conservaban una feliz y cándida infancia. Podría hablar de los primeros años del siglo XXI, pero sería aburriros. Mucho. Esto ya ha quedado suficientemente largo.

En conclusión, esto es de lo que yo quería hablar. Soy (y lo era desde el principio) consciente de que muchos no estarán de acuerdo con todo lo que digo, o incluso con nada. Pero quiero que quede clara una cosa. Mi infancia fue guay. Vale, sí, había niños que se metían conmigo, mis profesores me odiaban y mis padres NUNCA ME DEJARON TENER UNA GAMEBOY. Pero aparte de eso, recuerdo haberlo pasado como un enano. Precisamente por eso, me fastidia tanto que la gente se empeñe en contar infancias que no ha vivido, que no ha tenido. Porque los noventa sí que molaron. A pesar de la serie de Pokemon. Incluso a pesar de ella.

Sé que no estamos acostumbrados a hacer en Crisis Creativa post por entregas. Pero joder, mirad si no hubiera quedado largo todo junto. Entre el tema y el formato, esto me ha quedado más Randy que nunca. No se pierdan lo que dijo él en su momento de las series de Disney y de Megatrix. No estoy de acuerdo con casi nada, pero ¿qué más da? Es Randy.

comentarios
  1. Paco dice:

    Confirmado, es usted gay.

    • Fosforo dice:

      Dejando a un lado que no lo desmiento, ¿a qué se debe la aseveración?

      • Paco dice:

        En que todas las imagenes del post son claramente gays.

        • Fosforo dice:

          Vale la de Digimon y la de Super Mario 64.Em…voy a aceptar que Pequeños Guerreros es gay, y vale que Tony Hawk parece a punto de insertarse un falo entre los dientes. ¿Pero Age of Empires?

          • Paco dice:

            Son todos tíos, orgía gay. Si te fijas, los 3 tíos principales llevan un objeto comúnmente utilizado en las orgías gays.

            • Vrede dice:

              Sí, Fosforo es gay, yo lo confirmo. Un gay reprimido que no asume su homosexualidad y por eso tiene parejas del sexo opuesto. ¡A mí una vez me tocó! ¡Varias veces me ha tocado!

  2. Dani dice:

    Yo soy más viejuno que usted, tampoco mucho (soy del 83), pero algo sí, y de todos modos me encantaba la serie de Timón y Pumba, no puedo esconderlo. Aún recuerdo episodios míticos como el de la competición entre los personajes para ver quién hacía el chili más picante. Me muero. Animaniacs es muy grande, de lo más, y Disney no creo que aspire al estilo de locura de la Warner (por lo menos de la de entonces y en aquella época), pero un spin-off del Rey León como ése nunca esperé que se hiciera y era muy grande.

    Un saludo.

  3. Kalitro dice:

    Sólo discrepo con lo de Age of Empires, aún gustándome muchísimo, desde que descubrí la saga Total War, mi corazón tiene un nuevo dueño en lo que a estrategia se refiere.

  4. Chuck Draug dice:

    Yo es que de juegos de estrategia, soy una putita de Blizzard y del Ascendancy. Sí, soy tan viejuno y tan bicho raro que jugué a un juego que casi nadie recuerda.

    Y yo nunca vi D&D en el cine, básicamente porque unos amigos ya lo habían hecho entonces y hablaron horrores de ella, lo suficiente para que no la viéramos en el cine (pero no lo suficiente como para pensar en verla en TV y horrorizarnos nosotros mismos)… y seguimos con nuestras partidas roleras para no pensar en la película de marras. xD

  5. Sr. Mejillon dice:

    Así que no te gusta Super Mario 64 e insinúas que Pokemon gustaba más que Dragon Ball u Oliver y Benji. Yo también te habría pegado.

    P.D: Hey, es divertido esto de centrarse en una o dos cosas de todo el artículo en las que no estás de acuerdo y arremeter con ellas obviando todo el resto. Debo hacerlo más.

  6. El primer videojuego que disfruté fue Hocus Pocus, de 1993, de Apogee, que había que ejecutar via Ms-Dos. NUNCA tuve una GameBoy, de hecho jamás he tocado una gameboy ladrillo. Y siempre quise una gameboycolor, me la pedia todos los años, junto con un juego de pokemon.
    Tenia amigos con la gameboy y su pokemon y me dejaban hacerme mi equipo con pokemon mierdas de su caja, y yo era feliz. Mi única gameboy la conseguí cuando mi primo la quiso tirar a la basura teniendo yo 15 años. Y fui feliz.
    Con 8-9 años (1998!!) me regalaron la MEGADRIVEII. Con tres cartuchos, uno de 6 juegos que incluia el Streets Of Rage, Shinobi, Sonic 1, Columns, uno de Formula 1 y un Soccer, otro con el Alex Kid, Flicky, Rage of the Beast y Gunstar PUTO Heroes (diosh, como amo ese juego). Y otro con el After Burner.
    JAmás tuve una PSX, aunque jugaba mucho en casas de amigos. Mis padres no me querian como gamer, está claro.
    Hasta que me compraron un PC y me hice con Los Sims (la primera y alguna expansión) y el Age Of Empires II. Y hasta hoy, que tengo una NDS, la PS2 cogiendo polvo en la estantería, la Wii del 25 aniversario de Mario en Rojo Putón, un PC bruto para los juegos y mi querida MegaDrive II
    Respecto a series, yo era el que se tragaba todo el programa de Leticia Sabater, y de Super Ñ. Y el club Disney. Y la Banda del sur, en un canal autonómico (que aun sigue en activo, pero la entropía ha hecho mucho daño). JAmás me gustó Megatrix, aunque mi tia me hizo socio y me llegaba spam al buzón xD. Nunca vi Oliver y Benji y mucho menos DB. No me gustaban, ni me gustan y orgulloso que estoy de decirlo. A mi me pilló Sakura, Lum, la chica invasora (aunque esto es ya entrados en el sXXI), me pilló Digimon (tremenda serie digas lo que digas) y me pilló la fiebre pokemon, que al no tener Gameboy, lo resolvia con tazos y el album de cromos.
    Y respecto a las pelis… está claro que la época dorada de disney no corresponde a los 90. Yo me crié con todos sus “clásicos”, desde Blancanieves hasta Aladdin, que sí, la vi en el cine con 3 años y me tuve que salir porque me agobié.
    Yo jamás diré lo de GameBoy tocha, ni cosas retroides por el estilo, porque no las viví. Excepto las series. Si algo trae la tele de los 90, son reposiciones de series cutres de los 80.
    ¿Una serie que me marcó y que vi de principio a fin? Willy Fog.
    Y esa es mi infancia, aderezada con muchos juguetes de construcción y Power Rangers

  7. Neyebur dice:

    Este articulo es la exepción de que las segundas partes nunca son buenas
    PD Spyro fue el primer videojuego que fue solo mío, ni prestrado ni heredado ni nada, y su saga fue mi favorita, y aún hoy sigo jugandolo

  8. A-funny-name dice:

    Pues a mí La Momia me gustó bastante. Y la saga de Spyro the Dragon. Claro que yo soy demasiado jovenzuelo para haber vivido los 90, claro, yo nací en el 93…

  9. Fadri dice:

    Pues Hércules y Mulán son tan buenas o más que las pelis Disney de la primera mitad de los 90, por mucho que digas que Hércules no.😛

  10. mariods dice:

    A ver:

    Cosas que te has dejado (y estoy apoyándome en mi hermano, que nació en el año 1991, y él sí puede corroborar que conoció estas cosas):
    – Los Power Rangers.
    – El nacimiento de Cartoon Network: Supernenas, El laboratorio de Dexter, Johnny Bravo, Vaca y Pollo, Agallas.
    – Jurassic Park (tal vez ir al cine no, pero el VHS todos los niños lo vieron).
    – Mars Attacks.
    – Space Jam (en mi escuela todos presumían de haberla ido a ver tres o cuatro veces y yo solo podía decir… “yo solo una, snif”).
    – La Jungla de Cristal 3, y el videojuego de la saga.
    – El Informal (aunque no lo entendiéramos, todos lo vimos de pequeños por ver las gracias de los señores tirándose pedos mientras caminaban).
    – El Chavo del 8 y El Chapulín Colorado. Latin Power.
    – Más allá del límite (ale, todos los niños madrugando).
    – La Princesa Mononoke (no me digas que aburriría a los niños, porque Digimon por esa regla del tres también los aburriría).
    – Los tazos.
    – Los Street Sharks (serie floja, muñecos buenísimos).
    – Manos a la Obra (sí, amigos. Lo siento pero sí. Manos a la Obra. Lo digo bien alto, ¡Manos a la Obra!).
    – Y en cuanto a música, la verdad es que no llegué a conocer a ningún grupo que no apestara a comercialidad hasta que ya crecí lo suficiente, pero bueno, teníamos las primeras canciones de los Mojinos Escozios (creo que fue el primer disco que oyó mi hermano).

    Y me dejo una infinidad de cosas.

    Ahora objeciones…

    – No te gusta Hércules, no te gusta El Emperador y sus Locuras… joer, no me gusta tener que discrepar en estas cosas contigo (aunque ya dices en el artículo que no le demos vueltas, pero como imaginarás yo tengo que hacerlo XD) ¿Estética Anti-Disney? ¡Pero si Hércules tiene una estética Disney a rabiar! ¿Acaso has visto Fantasía? ¿O Donald en el país de las matemáticas? Si las ves te darás cuenta de que Hércules para nada es un estilo absolutamente innoador, si no que ya era usado por Disney en sus inicios. Si te refieres a que era DEMASIADO absurda, pues sí, pero eso no hace que deje de ser un aporte divertido a la historia de Disney, y a mí de pequeño me encantaba. Y para mí El Emperador y sus Locuras es un triunfo de Disney que no sonó en las carteleras, pero que igualmente merece una gran valoración por parte del público por su humor ágil, irónico, sin inhibiciones y su regreso a los buenos tiempos Disney con el humor por el humor (véase El Libro de la Selva o Robin Hood).
    – Yo no acababa de tragarme Oliver y Benji, pero Dragon Ball me gustaba (creo que en varias ocasiones lo he dejado claro :b). Eso sí, Dragon Ball GT… en fin, ahí te doy la razón, le gustaba más a mi hermano.
    – Ant Z es mejor que Bichos. Lo siento por Pixar, pero en mi opìnión es así. Si no me crees, vuelve a echarles un vistazo a ambas.
    – La Momia para mí era una peli buena. Yo creo que hay por ahí una especie de manía por tildar de basura todo lo que hace el pobre Stephen Sommers, y al fin y al cabo el tío solo quiere hacer un tipo de cine propio, basado en los 60, sin ninguna otra pretensión que entretener a un público de todas las edades, sólo que con mucho ordenador y personajes un pelín estereotipados, pero al fin y al cabo son divertidas con escenas de acción perfectamente calculadas, y un gran entretenimiento dominguero…
    -Y tienes razón, Digimon tenía animación barata, dobladores pésimos, personajes con menos carisma que un huevo… pero coño, al final era mejor que Pokémon. Y yo de pequeño no te hubiera creído.🙂 Ojo, eso no significa que fuera infinitamente mejor. A mí personalmente este tipo de animes nunca me ha llegado a encandilar. Me parecen (pero es mi opinión) supérfluos y poco trabajados guionísticamente hablando. Eso sí, para niños a los que les guste la idea de un niño correteando por ahí con un monstruo, por supuesto, son geniales.
    – Por supuesto que acepto el reto de volver a ver Pequeños Guerreros de Joe Dante. Y tropecientas veces más si hace falta.🙂

    Pero bueno, como te dije la otra vez, un buen compendio. ¡Enhorabuena!😀

    • Chuck Draug dice:

      La primera de La Momia es entretenida, pero le pasa como más tarde pensaríamos algunos de Piratas del Caribe: debería haberse quedado en una película y punto.
      Y Space Jam era un petardo. Un petardo con Michael Jordan y Bugs Bunny, y cameo de Bill Murray, pero un petardo. Yo le echo la culpa a Lola Bunny. xD

      Eh, y Manos a la Obra estaba muy bien, era como ver a Pepe Gotera y Otilio en carne y hueso. Además, hablamos de Carlos Iglesias. CARLOS. IGLESIAS.

      Y Digimon tenía algo que Pokemon nunca tendrá: Angewomon. Con eso lo digo todo. xD

      Ahora que lo pienso… menciones a Oliver y Benji, y a Dragon Ball… pero nada de Ranma 1/2 ni de Sailor Moon… oh, espera, son más de la primera mitad de los 90 aquí en España, aunque Sailor Moon la repusieron (y encima sacaron las temporadas Super S y Stars) por las autonómicas, creo… aunque podrían haberse molestado en poner a los dobladores que había en Antena 3, cojones, que no todo el anime debe doblarlo Arait Multimedia con los cuatro gatos de siempre. xD
      ¿Que por qué sé esto? Bueno, alguien tiene que informarse y sacrificarse, ¿no?

      • mariods dice:

        Space Jam no fue un petardo por culpa de Lola Bunny. Era un personaje más y basta, aparte de que era la única tía con carácter de todos los Looney Tunes. Al fin alguien más aparte de Babs Bunny. Yo creo que fue un petardo (que tampoco tanto) por 1) Los Nerdlucks, 2) Actuación algo pésima de Michael Jordan y 3) Demasiada valoración a los actores humanos, cuando la peli hubiese sido infinitamente mejor solo con los Looney, Bill Murray e igual Wayne Knight.

        • Chuck Draug dice:

          Lo de Lola lo decía de broma, hombre, de ahí el “xD”. Igualmente, a mí más que chica con carácter me parecía fantasía de furries. xD

          A mí es que no me gusta la película porque parece un anuncio de Nike alargado cual chicle. Eso y que Michael Jordan no era precisamente buen actor.

          • Fosforo dice:

            Space jam es un petardo. Manos a la obra nunca la ví. Los power Rangers..¿hace falta que hable de lo malos que son los Power Rangers?
            Sobre Ranma, etc, etc. Mi experiencia con el anime de niño fué muy reducida. Hay quien culpa a la programación madrileña, y haré por creermelo.

            • mariods dice:

              A ver, pero ahí volvemos a lo de “qué es malo o qué”. En esa época, muchos de nosotros no teníamos el mismo criterio que tenemos ahora, y muchas de las cosas que ahora consideramos malas nos encantaban de pequeños. Yo, al menos, cuando era pequeño, te juro que TODAS las cosas que he nombrado GUSTABAN a la gran mayoría. A mí Space Jam de niño me gustaba, ahora le veo muchos defectos, pero no por ello la odio, la considero parte de mi infancia. Y estoy orgulloso de ello. Lo mismo me pasa con los Power Rangers. El que sea una serie hortera, terrible y espantosa (vista con nuestros ojos adultos) no quita que de pequeños nos enganchaba mogollón (a una mayoría)… ¿por qué? Porque estas series y pelis estaban BIEN PENSADAS para el público al que iban dirigidas. Ofrecían una historia que gustaba a los niños y les daba lo que querían. Y punto. Eso era lo importante. Existen series MUCHÍSIMO PEORES que sí que ofrecían contenidos que hasta de pequeños veíamos absurdos, y esos no los he visto comentar en tu artículo (¿alguien dijo Teletubbies?). Yo valoro estas cosas, y no me atrevería a criticarlas de este modo tan a la ligera. Podemos burlarnos todo lo que queramos, por supuesto. Pero de ahí a decir directamente que son un petardo… no, mira, tampoco tienen que serlo para todos.

              Y Ranma no valdría meterla aquí, la primera vez que se vió en Antena 3 era a finales de los ochenta y principios de los noventa, por lo tanto los nacidos en los noventa no la podrían experimentar.

            • Chuck Draug dice:

              Ya digo, que Ranma y otras series anime son de la otra mitad, de la mitad “no vivida” por tu generación, de ahí lo que he dicho que mejor no seguir con eso. En todo caso, debería haberse dicho en la otra parte.😛

              Space Jam me gustaba cuando era más jovencillo, pero en parte porque en aquel entonces mamaba partidos de la NBA grabados y era fan de Jordan (y de los Looney Tunes, pero eso no se va con la edad xD). El fanatismo también puede cegar y no dejarte ver los defectos. Y cuando creces y ya no tienes fanatismo cegador, ves claramente que sí, que técnicamente es una buena película, pero el argumento no casa con los Looney Tunes, los malos no tienen carisma alguno, Jordan actúa peor que un muro, los chistes son irregulares y la mayoría sin gracia…

            • Nubis84 dice:

              Los Power Rangers es mala, mala, pero joer, la recuerdo con un cariño que flipas. Jamás se me olvidará por ejemplo un episodio como la boda de Rita y Lord Zed, lo tengo muy dentro de mí.

              Algo así me pasa con Space Jam. De mis pelis favoritas es ¿Quien engañó a Roger Rabbit?, por lo que ver películas como Cool World (que nadie la ha nombrado, creo, quizá más abajo) o esta Space Jam hace mirarlas con ojos distintos y especiales por malas o buenas que sean.

            • Joer, pues yo nunca vi los Power Rangers, que también yo soy mayorcete que vosotros. Pero Bioman sí que la veía.
              Si creeis que Power Rangers era mala, es porque no habéis visto Bioman… Joer, que la segunda mitad del capítulo era copypaste… ¡Y no es coña!
              Esquema de los últimos 10 minutos de Bioman:
              – Los Biomanes invocan su superarma.
              – Revientan al malo.
              – Aparece el nota que los resucita.
              – Aparece el bicho de antes pero en gigante.
              – Los biomanes saltan de un lado a otro y el rojo dice “¡Máquina Búfalo!”
              – Aparece la Máquina Búfalo y salen el Cóndor de Fuego, el León Meteoro y el Delfín Luchador.
              – Los biomanes aparecen mágicamente montados en él.
              – Las tres máquinas se funden en una.
              – Los biomanes aparecen mágicamente en la misma cabina.
              – Turbomandoble.
              – El bicho revienta.
              – Epílogo.
              Buscad en youtube si no me creéis… :p

  11. mariods dice:

    Y eso de llamar Spyro “dragón marica…” tú siempre haciendo amigos, ¿eh? XDDDD

  12. Mr. Fail dice:

    Yo en la PS1 (que sí, tuve una de segunda mano relativamente joven) jugaba al Abe’s Odyssey. Y ME GUSTÓ, MALDITA SEA.

    Ahora, que el Zelda de la GB se come con patatas al Pokémon y a los Zeldas en 3D. Me dí cuenta demasiado tarde.

    Y yo nunca tuve PS2.

    • mariods dice:

      “El Zelda de la GB se come con patatas al Pokémon” ¡Sí! ¡Al fin alguien lo dijo!😄

    • Nubis84 dice:

      Los dos primeros de Abe’s son dios en cuanto a plataformas. Muy infravalorados.

      Los Zeldas son más activos y entretenidos que Pokémon, estos son más para pensar e ir con calma. Nos lo compararía, es más gustos de dinámica que prefiere cada uno.

  13. Mr. Fail dice:

    Y por cierto, se habla mucho de Cartoon Network y tal, ¿AQUÍ TODO EL MUNDO TENÍA TELE POR SATÉLITE MENOS YO O QUÉ?

    Ah, y los Beast Wars. Aún tengo como 15 kilos de restos de muñecos y piezas por ahí. El coleccionista que soy hoy en día sufre cada vez que va a mi garaje.

  14. De hecho no sé como, pero me tiré una temporada pillando el cartoon network en inglés por la antena, sin satelite ni nada xDDD Y me lo tragaba, y no entendia no papa, pero me encantaba

    • ¡Yo también! ¡Y nunca entendí por qué pasaba eso! Me pasaba las tardes enganchado a ese maravilloso canal, en esa época Cartoon Network sí que tenía una selección de series grandiosa.

  15. Venía a decir cosas de Hércules, pero Mario ya ha dicho cuanto se podría decir, y no me quiero
    poner pesado con el tema. Aunque… ¿ahora también vas a por el Emperador y sus Locuras? Esa película es una apología al absurdo absoluto que me encanta. Ojalá hubiera más películas de ese tipo y tan bien conseguidas. Y que fuera un batacazo en taquilla no creo que signifique algo sobre la calidad de la película (Alicia en el país de las maravillas también tuvo una recepción muy fría en taquilla, y no deja de ser una gran peli), y tampoco que su serie secuela fuera lo peor de lo peor. También lo era la de la Sirenita, y eso no quita valor al momento ‘Bésalaaaa’.

    Y siento discrepar en lo de Bichos y Antz, pero Antz no está al nivel de Bichos. Y lo digo gustándome las dos y habiéndolas visto unas cuantas veces, pero la sensación que me deja Bichos no me la deja la hormiga marrón. Bichos sólo con la primera toma de la película, con ese grandioso zoom en el que empieza a sonar el tema principal ya me tiene absolutamente ganado. Los personajes tienen un carisma especial que no tienen en la de DreamWorks (salvo por el prota, que al fin y al cabo de Woody Allen, y quizá su colega). Además Bichos tiene a Hopper y la escena final del ‘¡PÁJARO!’, que cuando la vi de peque en pantalla grande me cagaba. Además Antz es MUY fea (estéticamente, vamos). Y eso, que como ya he dicho me gustan ambas, pero con Bichos me llega mucho más.

    Respecto al resto de cosicas…
    -A mí nunca me gustó Dragon Ball ni Oliver y Benji… ¡y nunca lo vi! De pequeño siempre odié los dibujos con estética manga, no me gustaban nada (y me sigue pasando, aunque hoy en día he asumido que hay animes que molan y que incluso me he animado a ver (dos o así)). Yo crecí con los Looney, los Tiny, Pedro Picapiedra y Johnny Bravo.

    -De peque me encantaba Space Jam. La vi de nuevo hace un par de meses y es terrible. Joder, si hasta los Looney Tunes de nuevo en acción tiene momentos mil veces más logrados, y eso que es mediocre de narices.

    -¡Y yo si tuve una play station! Eso sí, no cuando salió, tendría 7 y medio o así cuando me la compraron. Y fue por lo mismo que le pasaba a Fosforo. MIS PADRES NUNCA ME DEJARON TENER UNA GAME BOY. No querían que saliera a la calle a estar enganchado a la ‘maquinita’. Así que me compraron una para que jugara, pero cuando estuviera en casa. ¡La calle es para correr y pegar botes! Eso decían.

    • Chuck Draug dice:

      Coincido en que Looney Tunes: de nuevo en acción, siendo una película muy mediocre, es mejor que Space Jam. El hecho de que no se tome en serio a sí misma (cosa que no hacía tan bien Space Jam), que Timothy Dalton se autoparodie y que salgan Daleks ayudan.😛

  16. Vrede dice:

    Te has metido con Spyro, eres un mierdas. Yo tengo por ahí los juegos del dragoncillo todavía, y eran entretenidos un ratejo. Fui un niño con PlayStation y Game Boy (primero la ladrillo y posteriormente llegaría la color). La gente presumía de su Game Boy pocket, ¿La recordáis? Era simplemente más pequeña y MUCHO más frágil. Y también jugaba en casa de mi amigo con la N64, al Mario Kart, al Smash Bros, nos turnábamos al Zelda y al Mario y llorábamos con el SUperman 64.

    No te perdono que obvies una PELICULAZA como fue Toy Story (1995), Bichos (1998) y la no tan buena como la primera Toy Story 2 (1999) así como Monstruos SA (2001) que fue un PELICULON DE LA HOSTIA. Y con 10 años la veías, y era buena, y ayer la vi y me sigue pareciendo cojonuda.

    Las series nada que decir, yo ya comenté: fui niño de reposiciones sobre todo de series de acción, y las de Disney las veía de refilón. Dragon Ball, sí, y SOY DE LOS DE DIGIMON. Era algo más “realista”. Morían los bichejos, coño, como debe ser, nada de debilitado y a la bolita. T eso que Pokemon me encanta, y sigo jugando.

    Club Disney, Megatrix, Mucha Marcha, Yakutake…Fallaban los presentadores, y tenían eso, series salvables. Pero nada más. No olvidar Art Attack, que hizo que desquiciasen las madres rápidamente por el cúmulo de manualidades que se hacían. Por aquel entonces recuerdo haber visto Futurama también en mi niñez, y los SImpsons claro, aunque no pillaba todos los chistes me reía.

    Y ahora no me viene más a la cabeza. Salvo que eres gay como dijo el otro y que en realidad no tuviste niñez. Con lo divertido que era ANDAR EN BICI siendo niño. A todo el mundo le gusta ir en BICI.

    ZAPATERO.

    • Cierto, las pelis de pixar. ¡TODAS LAS PUTAS PELIS DE PIXAR!

      ¡Fosforo dimisión!

      PD: Me alegra que alguien comparta mi opinión de PELICULON DE LA HOSTIA sobre Monstruos SA. Al fin y al cabo esa película tiene el mejor momento de TODO pixar. El musical de ‘¡Pon eso donde estaba o te vas a enterar!’ es simplemente insuperable.

    • mariods dice:

      E aquí otro amante de Monstruos S.A. en el buen sentido.😄
      Y joder, tienes razón, no se valora suficiente lo que era ANDAR EN BICI. Tres cuartos del verano me los pasaba yo dando vueltas por la monataña en BICI. Qué recuerdos, joder. Snif. Para que luego digan que solo nos acordamos de la cultura Pop.

  17. Red bat dice:

    Mi infancia fué rara. Soy del 86, los 90 me los tragué enteritos, pero me pasé de ñajo metiéndole caña a la NES (La Súper me la salté, jugué al Donkey kong en casa de unos primos y poco más) y luego pasé a la 64 directamente. PS no la toqué nunca.
    En cuanto a la TV, en mi pueblo hasta quizá mediados de los 90 no hubo ni A3 ni T5, lo que veía eran las series de la 1 y la 2. Creo que antes del programa de Leticia Sabater loca perdida, había uno que se llamaba PIC-NIC, no sé si alguien recordará eso. Digimon lo ví la primera temporada, el resto por mí podía arder.
    Musicalmente si me acuerdo del boom de las Spice-girls y los Backstreet Boys, los Biever del momento, pero sin duda el ambiente musical que recuerdo fué el boom del bakalao y los cien mil discos de remixes y de SKA-P en la cima, con el ejército de punk kalimotxero que vino después. Las cintas, los walk-man.
    Películas, Toy Story, por Dios. La moda de los dinosaurios con Jurassic Park. El rey león.
    Series. Pues Beetlejuice (estuve viendo algún capi por youtube, y joder, socorro), Tiny Toons y recuerdo un concurso de crios de Carmen Sandiego. Y otro que era telita con el uso de cromas. “La búsqueda del Talismán” o algo así.
    Y “Peuqeños guerreros” es una de mis pelis favoritas. Me la sopla su reto. La he visto mil veces.

    • mariods dice:

      ¡Pic-Nic! ¡Lo recuerdo! Una cosa rarísima, con unos presentadores humanos muy peculiares. Recuerdo que era la parrilla donde ví muchas de las series de mi infancia. ¿Por qué porras la gente no se acuerda de ellos?
      ¡Y la Búsqueda del Talismán! ¡Qué gran concurso, dentro de su cutrez! 8D
      Y me alegra saber de alguien más que sabe apreciar el gamberrismo varonil del Comando de Élite y la entrañabilidad ecologista de los Gorgonitas🙂

  18. key dice:

    De acuerdo, éstos artículos van sobre los que fuísteis niños entonces, no sobre los jóvenes de entonces. Yo que venía con las balas de Doctor en Alaska y El gran Lebowski…

    Aun así tengo el mismo problema, distinguir entre ejemplos de cosas buenas y malas, y cosas que retraten la generación (infantil) de la época que estemos analizando. Porque lo que a mí me gustaba en la preadolescencia: El secreto de la pirámide, Clarissa, las Ruffles bravas, Golden Axe, primeras temp. de Yo y el mundo, El secreto de la isla de las focas, el Stratego (que no sé cuando llegó a España pero todos jugábamos) Alex Mack no fueron fenómenos sociales. ¡Fuí un niño indie!

    Me fío de lo que digáis porque en el 95 ya tenía 15 años y las horas libres se las llevaba el fútbol sala y casi no hacía nada más. Ni idea de como los niños captaron lo que se hacía para ellos.

    • mariods dice:

      Bien argumentado.

      Y sobre lo de “cómo los niños captaban lo que se hacía para ellos”, de hecho ahí está la gracia. no sabíamos que era lo que se hacía para nosotros. Como he comentado, yo veía El Informal,aunque claramente no era destinado para nosotros. Al igual que Força Barça (programa de TV3), anime violento, la Jungla de Cristal, Terminator, pelis de terror… Yo odiaba la calificación “mayores de 13 años”, porque figuraba en MUCHAS de las cosas que más me gustaban.

  19. […] Los 90 molaban: la década que sí que ocurrió crisiscreativa.wordpress.com/2011/06/29/los-90-molaban-la…  por NubisMusic hace 2 segundos […]

  20. Otuplam dice:

    Y con esto queda claro que las entradas Nostálgicas atraen un 200% más de comentarios que el resto.

  21. OliBolson dice:

    Hala, pues fíjate que todo el mundo coincidía conmigo sobre lo de que la serie de Digimon era mejor que la de Pokémon xD.

  22. Nubis84 dice:

    De esto no sé nada, eh, Fósforo xD

  23. key dice:

    ¿De verdad no érais felices viendo Ranma o Bateadores? O Chicho o Musculman, recuerdo debates extensísimos en el patio del colegio sobre detalles de éstas.

    • Bateadores fue un bofetón de los buenos. Acostumbrados a la épica trasnochada de Campeones, yo me esperaba lo mismo, pero con béisbol…
      Y me equivocaba.
      Fue la primera vez que lloré viendo dibujos animados.

  24. Bueno, por fin he podido leerlo todo xD
    ¡No se habla aquí lo suficiente de música!
    Será que me pilló toda la década adolescente (nací en el 79, así que empecé la década con 10 recién cumplidos, y la acabé con 20 y 3 días), así que tengo más que claro que la música de los 90 ha moldeado mi forma de ser.
    Porque los 90 no fueron sólo Nirvana. Cierto que el movimiento grunge tuvo su empuje. Aunque a mí me gustaban (y me gustan) más Pearl Jam. Y Soundgarden. Y Stone Temple Pilots. Y Alice in Chains. Pero no tuvimos sólo grunge. De hecho, ya se ha dicho que aquí no tuvimos tanto. Aquí, por la distancia, nos dio más el brit-pop, con Oasis, Blur, Suede (muy grandes), Elastica, Melon Diesel (británicos, aunque la gente se pensaba que eran españoles) o chorromil grupos más.
    Y decidme una canción pop de los últimos 11 años que pueda compararse a la sombra de Wonderwall.
    Sí, también tuvimos el Bakalao. Pero también el eurodance. En esa época se podía ir a las discotecas. En esa época, yo iba a las discotecas. De hecho, me gustaba ir a las discotecas, ¡por la música! (Y las chicas, pero la música la tenía seguro). ¿Y esos recopilatorios? Todos recordamos los Máquina Total, Bolero Mix y demás. ¿Pero qué pasa con los Thunderdome? Esos recopilatoriacos de technho harcore que nos dejó cosas tan impresionantes como el Get it up, de Sensitive World, que hacían que la discoteca se paralizara para luego reventar todos juntos en un éxtasis emocional de proporciones épicas…
    Sí. A mí me gustaba ir a discotecas… ¡A bailar, cuidao, que no se entere mi novia!
    Y bueno, también tuvimos a Laura Pausini haciendo llorar a las niñas, y a cosas como Viceversa, el debut de Alejandro Sanz…
    Pero también por aquella época, hasta Shakira hacía buenas canciones, Metallica dieron un giro que no gustó, pero a mí me encantaba, Bruce Dickinson comenzó su carrera en solitario y hasta Dover hacía cosas buenas. U2 sacó sus últimos buenos trabajos (Zooropa, Pop…) y Depeche Mode nos dejaron esa maravilla que fue Songs of Faith and Devotion… Debutaron también Björk en solitario, Garbage, y Aerosmith sacaron sus últimos buenos discos (mítico Get a Grip, Nine Lives…)
    ¡Y se podían escuchar los 40 principales!