El truco es empezar por las peleas

Publicado: junio 28, 2011 de nadieygris en Cine, Opinión

El grito enfurecido de la masa, el sudor resbaladizo en escena, los movimientos coordinados de los protagonistas y todo queda expuesto con una apariencia de intenciones épicas y de honor. No señores, no estoy hablando de una escena de sexo entre alguno de los personajes fantásticos de los libros aquí comentados, sino de lo que debe de ver y sentir cualquier juez de un festival de cine ante un film de boxeadores.

Si alguien ante tal afirmación se ve escandalizado y grita que es mentira que se pase por la lista de nominados y premiados en los oscar a lo largo de toda su historia. El boxeo es una apuesta segura en el cine, solo te hace falta encontrar una buena historia detrás de las peleas y ya esta. Te pueden servir las drogas, el afan de superacion, que te bases en un boxeador muy conocido o simplemente que el personaje principal antes de cada pelea se sacara la polla en público, cualquier cosa vale con poder tocar alguna fibra interna a ganchos de derecha.

Algunos directores tienen hoy un gran renombre gracias a sus filmes dentro del ring. Un claro ejemplo es Toro Salvaje, que para mi gusto personal no es lo mejor de Martin Scorsese (ojo, que De Niro hizo una interpretación de la que nadie debería tener quejas) y sale como una de sus mejores obras haya por donde vayas. Algo parecido le pasa a Clint Eastwood aunque en su caso he de decir que actores y película me gustan a partes iguales y mucho. Los actores desde luego siempre han sido los grandes beneficiados de estas historias, Russell Crowe, Will Smith o mas recientemente  Christian Bale han dado a su carrera cinematográfica un valor muy alto a ojos de la critica pedante.

Aunque claro está, no hace falta que el boxeo sea la piedra principal de tu film, Los creadores de American Ganster se lo imaginaron y aunque consiguieron una película redonda en mil sentidos, poner una pelea épica dentro del film ayudo mucho a dar valoraciones a los jueces del cine. Y aunque no te de premio seguro, permite que alguna que otra película no sea tirada directamente al olvido. Casos recientes, la última de Holmes.

En definitiva y porque empiezo a desvariar entre tanto ejemplo, el cine necesita otro genero más y ese es el del boxeo, aclamado por casi cualquier academia de cine, sus razones son infinitas a día de hoy, ya que ni todos los boxeadores creían en el honor, ni todos eran muertos de hambre que llegaron a lo más alto. Simplemente el boxeo está ahí, y ni se te ocurra enfrentarte en un festival con una película que hable de otro deporte practicado en el ring, porque esos trucos no valen, y si no que se lo digan a Mickey Rourke en the Wrestler.

Anuncios
comentarios
  1. mariods dice:

    Personalmente, el género pugilista no es precisamente de mis favoritos. Eso no quita que haya pelis de boxeo que me gusten, claro, pero digamos que no es un tema que me fascine lo suficiente como para llenar minutos de metraje… Pero sí, bien es verdad que a ese grupo tan fácilmente manipulable y subjetivo de la crítica (que suele ser la mayor parte que se edita en revistas y que tiene la última palabra en los Oscar) parece encantarle este tipo de cine… en fin.

    Personalmente Million Dolar Baby no me pareció de las mejores de Clint Eastwood, aunque valore mogollón a este gran hombre. Y coincido con lo de Toro Salvaje, es genial aunque no de lo mejor de Scoserse. Y aún así ambas películas parecen tener un mayor favoritismo por parte de la crítica que otras de sus obras maestras que sí merecerían mayor reconocimiento.

    Por parte de mi padre, he visto varias películas de boxeadores (mi padre es un fanático total), y he tenido que tragarme varios bodrios, pero también algunas muy buenas. Pero a veces me sorprendió enterarme de que la crítica llegó a puntuar muy bien cintas que a mí no me importaron más que un comino.

    Y Roky 1 también ganó un Oscar. Ups, vale, lo siento, imagino que queríais huir de este último ejemplo todo lo posible, pero, admitámoslo, no se puede huir. :b

    Mi favorita de Roky es la tercera.

    Soy todo vuestro, matadme lenta, asquerosa y dolorosamente. XDD

    • nadieygris dice:

      Mierda, lo de Roky lo estaba comentando con Fósforo ayer, y se me ha olvidado por completo meterlo y sobretodo buscar lo del Oscar que algo me sonaba. Muchas gracias por recordar la saga y desde luego que las películas como las de Roky entran perfectamente dentro de lo que buscaba.

  2. Juan dice:

    Al final pasa lo de siempre, se valorarán más las películas según el tipo de sociedad que las crea. Me explico, el boxeo es un deporte muy respetado (o al menos lo era) en EEUU. Basta ver que en muchísimas películas hay alguna referencia a algún combate mítico, o alguien pone de ejemplo a un boxeador que ganó un combate contra no se quién. Dentro de la cultura de EEUU, las referencias al deporte, pero sobretodo al beisbol y al boxeo, son muy comunes, de ahí que en muchas películas salgan en algún momento.

    Por lo demás, disfrazar el boxeo como deporte noble es más sencillo que hacerlo con la NBA o la NFL…

  3. Vrede dice:

    No valoro la actuación de un actor en una película sobre un púgil famoso. En realidad estamos ante un drama que con poco acabará transmitiendo al espectador. Para qué engañarnos, Stallone no es un actorazo y Rocky tiene sus ramalazos dramáticos.

    Que luego la historia y actores secundarios le otorguen más notoriedad, es otro asunto. A mi juicio, Milon Dollar Baby es una buena película, pero su actriz principal no hace un papelón. IMO.

  4. Chuck Draug dice:

    El género pugilístico no es de mis favoritos. Pero fíjate, las dos primeras películas de Rocky me gustan bastante. Creo que ambas son de esas películas que todo hijo de vecino ha de ver, independientemente de si te gusta o no el boxeo. A mí no me gusta el boxeo y esas películas me siguen pareciendo buenos ejemplos de cine de deporte y superación. Luego se les fue la olla metiendo a Mr T, Hulk Hogan y Dolph Lundgren, la quinta no me hizo tampoco mucha gracia y, sorprendentemente, me gustó la última.

    Otra excepción: a mí me gusta bastante Million Dollar Baby. Eso sí, seguramente no me hubiera gustado tanto si no fuera por la labor de Eastwood delante y detrás de las cámaras, y por la presencia de Morgan Freeman. Los grandes nombres condicionan un poco esta película… eso y que no depende todo de Hilary Swank, que lo hacía bien en la película, pero no sé si realmente era “de Oscar”. 😛

    Y coincido: Toro Salvaje no es lo mejor de Scorsese, pero está bastante bien y De Niro se marca un papelón.

    Oh, y no me saquéis de la saga de Balboa y de esas otras dos películas, porque si no me pierdo. Me pierdo mucho. xD