Los 90 no molaban

Publicado: junio 22, 2011 de Fosforo en Opinión

Los nacidos durante la primera mitad de la década de los noventa vivimos atrapados en un extraño bucle de nostalgia prefabricada en torno a cosas que no pertenecen realmente a nuestra infancia. Recordamos las cosas de manera forzadamente distorsionada para podernos sentir en una posición de superioridad respecto a la generación posterior que no es acorde con la realidad que vivimos siendo jóvenes. Y es que los recuerdos de la infancia de cualquier nacido posterior a la caída del Muro de Berlínfueron muy diferente a como realmente queremos imaginar aquellos primeros años de colegio.

"Oh, que recuerdos de Curro, de la Expo..." Cuando en el 92 ni sabías pronunciar su nombre.

Hemos construido en nuestra mente una imagen idílica de la peor década cultural de todo el siglo XX, y aún nos atrevemos, como imbéciles, a mirar por encima del hombro a todo aquel que haya nacido con unos años de diferencia. Somos una generación perdida que añora cosas que no tuvo, que recuerda cosas que no vivió y que endiosa elementos realmente infectos de nuestra infancia, omitiendo que “aquellas series tan guays que veíamos en la tele” las presentaba Leticia Sabater mientras hacía publicidad una y otra vez de ColaCao. La nostalgia de los nacidos en los noventa es una falacia.

Una de las peores invenciones de este mundo de ensueño que hemos creado es la que gira en torno a los videojuegos. “Los noventa fueron una década sensacional en los videojuegos”. Sí, y no la vivimos.

Super Mario Bros 3 llegó a Europa en verano de 1991. Dado que los nacidos en 1990 aún contaban un añito, y el resto ni había nacido, dudo que ningún nacido en los 90 lo jugase hasta…no se, al menos cinco años después. ¡5 años! Eso ya es retro. EL VIDEOJUEGO, es decir, Super Mario World, salió ese mismo año. Y el Super Mario All Star no vió la luz en Europa hasta 1993. Por supuesto, en esa fecha ya todos teníamos SNES en casa, incluso los nacidos ese mismo año. El primer Mario Kart se remonta a 1992. Vale, ya les ha quedado claro, ¿no?

Los juegos del erizo de Sega tienen unos pocos años más. 1992, tanto para Master System como para Megadrive…Ah, la clásica pelea de consolas entre Nintendo y Sega. Cómo añoras ir en pañales y discutir sobre si SNES o Megadrive en el pediatra, ¿eh gilipollas de mierda?

"Que friki soy, llevo una camiseta de una cosa que me han contado en un foro pero que digo que he vivido."

Nuestra generación no tuvo una guerra Sonic vs Mario, sino a Crash Bandicoot, ese zorro creado por Sony y cuyos videojuegos fueron pasando del “no muy buenos” al “oh Dios, ¿por qué?”. Soy consciente de que en cualquier momento alguien aparecerá a reivindicar la calidad de los primeros juegos de Crash, pero no. No eran buenos juegos, eran jugables y gracias.

Dejando ya el tema de las consolas de sobremesa, con las portátiles también hay un caso similar. La nostalgia a la Game Boy ladrillo, clásica. Dado que Game Boy Pocket llegó a España en 1997, me resulta difícil creer que muchos padres de los 90 (recuerden, el miedo a los videojuegos y esas cosas) comprarán una GB ladrillazo a su retoño de…¿6? ¿5? ¿2 años? No digo que no hubiera gente que la heredase, o padres muy guays que te la regalasen cuando empezaste el colegio, pero es imposible que tanto niño de los 90 eche de menos la GB Ladrillo. En cuanto a los videojuegos, a mediados de la década salió la primera pareja de cartuchos de Pokemon, de modo que me atrevería a decir que, en muchos casos, ese y no Super Mario Bros fue el primer juego para Game Boy de mi generación.

Y luego está la Edad de Oro de las Aventuras Gráficas. Las aventuras gráficas surgieron en los últimos 80, y de ahí salen algunos de los títulos más emblemáticos. El resto, efectivamente ubicados en los 90 surgieron muy pronto. Las dos primeras partes de Monkey Island son respectivamente de 1990 y 1991, King Quest VIaparece ese mismo año 91. Exijo que todos esos “niños de los noventa” vengan y me expliquen como lograron terminarse esas aventuras gráficas antes de aprender a leer y a escribir fluidamente. Al igual que los juegos de SNES o Megadrive, los jugamos como juegos retro. No forman parte de nuestra infancia de los 90, por mucho que salieran en esos años. Con toda probabilidad nadie nacido en esa década logró terminar un Monkey Island antes del año 2000.

"¡Si digo esta frase cada 30 minutos, demostraré lo friki y de los 90 que soy!"

Solo por apuntar un poco más con el tema de los videojuegos (y ya termino), la saga Castlevania empieza su seria, seria decadencia en torno a 1996. ¡Hasta en Castlevania nos tocó jugar juegos viejos o putas mierdas infumables! Eso es así. Diré en defensa de mi generación, eso sí, que en 1998 aparecieron el Zelda: Ocarina of Time y Grim Fandango, dos videojuegos más que respetables que pudimos jugar (con muchas dificultades) al filo de la década de los 90. No se cuantos chavales de menos de 10 años serían capaces de terminar la aventura gráfica de Manny Calavera, pero al menos pudimos pasar unas cuantas horas frustrados frente al monitor.

Otro de esos deliciosos tics de la chavalería nacida en los 90 es el de reivindicar las películas y series de “mi época” frente a los degenerados productos actuales. Y no seré yo el que niegue que la producción Disney de los últimos 10 años es vergonzosa, pero…

El primer lanzamiento en la década por parte de Disney es “Los rescatadores en Cangurolandia”. A pesar de su espantoso nombre y ser la secuela de una cinta mediocre, se trata de una muy buena película que fue, para muchos, nuestro primer VHS Disney no heredado. Sin embargo es difícil pensar que alguien nacido en 1990 puedo ver una película en el cine antes de, al menos, tener 3 años. Eso quita de la lista de películas que vimos en el cine a La bella y la bestia y Aladdin. Ambas las tuvimos en VHS y fuimos torturados y torturadas con ellas. Y eso suponiendo que nacieras en 1990. Si eres del 93 quita de la lista El rey león (1994), Pocahontas (1995, y bastante mierder) y probablemente fueras al cine a ver El jorobado de Notre Dame, lanzada a los cines en 1996 y una auténtica mierda con todas las letras. Desde ahí todo lo que ha sacado Disney es malo, empezando por Hercules y terminando con la espectacular pero insulsa Tarzán.

Sin olvidar las series Disney de los 90...

Es decir, que pocas, o ninguna, de las buenas películas de Disney las pudimos disfrutar en el cine. En su lugar nos tragamos el sensacional repertorio de películas Disney de los 70 (dado que en los 80 solo hay una película que valga la pena). Es decir, que las películas Disney que pueden darnos nostalgia también se la daban a vuestro hermano mayor. No valen. Si acaso, y con un poco de mala suerte, vimos en el cine la secuela de Aladdin, El retorno de Jafar, que no aportaba nada. Y fuera de Disney tampoco es que las cosas fuesen mucho mejor, dado que uno de los grandes éxitos de la animación de esa década es la empalagosa a morir La princesa Cisne (1994) o la película de Tom y Jerry. También puede que vierais las espantosas secuelas de En busca del valle encantado (1988) que se prodigaron durante todos los 90, alcanzando cotas de mugre insospechadas.

Los de los noventa tampoco vimos en cine la recreación de Batman llevada por Tim Burton, pero recuerdo que con apenas 6 añitos, quedamos todos los coleguis del cole para ver Batman Returns en VHS, que por aquel entonces nos pareció el colmo de las obras maestras. Con un poco de mala suerte, vuestro primer contacto con el cine de no animación en la pantalla grande pudo ser, como el mío, Batman Forever (1995), o la terrible adaptación a imagen real de Los Picapiedra protagonizada por John Goodman.

Como en los videojuegos, también hay cosas positivas. Toy Story, Babe el cerdito valiente, Jumanji o Los teleñecos en la isla del tesoro son cuatro ejemplos de películas estrenadas a partir de la segunda mitad de la década que siguen siendo grandes cintas de entretenimiento. En menor medida, las secuelas de Solo en Casa también se dejaban ver…Y curiosamente, salvo la de Pixar, no suelen ser reivindicadas por esa gente tan nostálgica y estúpida.

¿Y las series? No me voy a extender mucho, porque esto da para otro post (y bastante largo), pero digamos que salvando Batman, The Animated Series y en menor medida Spider-man, The Animated Series todo lo demás era bastante mediocre. El resto de series sobre superhéroes eran malas, los mejores tiempos de la animación española habían pasado y nos estábamos tragando secuelas, reposiciones y cagadas como La banda de Mozart, que no lo veía nadie de lo moñas que era. Ya al final de la década gozamos (NO) de basura como Gargoyles o Sherlock Holmes en el siglo XXII. Si, esta última existió. Algún día hablaremos de ello. Y en 1999 salió Flipper y Lopaka, ya un poco forzado, la serie no era lo peor que ponían.

Pegadiza musiquilla con la peor letra existente.

Si es que hasta los programas contenedor infantiles eran bastante porquería. Los de los primeros años de los 90 apenas llegamos a que nos estallasen las hormonas con Elena Jimenez del Club Disney, y ya estábamos mayores cuando en el Megatrix pusieron a Natalia. Mierda de generación. Quiero dedicarle, no obstante, un espacio a una auténtica birria de programa infantil de los 90. Y no, no es Mucha Marcha, sobre el que no hace falta decir nada, sino el Club TPH.

Me dicen que ya no ponemos tantas tías ligeras de ropa como antes...

Si Club Disney y Megatrix eran la cara y la cruz de la programación para niños de la televisión de nuestro tiempo, TPH era como una pesadilla constante. Con presentadores animados digitalmente de forma cutre y anormal y sin ningún tipo de carisma, podríamos decir que su mayor logro fue hacer que todos los niños de mi generación odiáramos que el Efecto 2000 no terminase con la civilización y, especialmente, con aquellos horribles personajillos. De todos ellos, el único mínimamente memorable era SuperEñe, y más por lo ridículo de todo el tema que por él mismo, que era cargante y bastante aburrido. Las implicaciones políticas me las salto.

El programa trataba de ser tan didáctico que aburría, y ni la presencia de Paloma Lago, servía para nada a una audiencia infantil que lo que quería era vibrantes aventuras como las del Club Disney, y no las series aburridas creadas por D’Ocon y de las que quizá se hable aquí en otro momento.

No es que absolutamente todo fuese malo. El pato Darkwing molaba, y Animaniacs es sensacional, pero la gran mayoría de la producción televisiva de los 90 era mala y aburrida, especialmente la producida en España. Por cierto, de Dragon Ball y sin ser reposición, casi cualquier chaval de los 90 solo llegó a ver Dragon Ball GT. Añorad eso.

¿Por qué de esto no hay camisetas?

En conclusión, que la mayor parte de la nostalgia noventera es una patraña construida por algún pérfido hijo de la década de los 80, y que como subnormales toda la gente de los 90 ha querido abrazar alocadamente. La gran mayoría de los productos culturales infantil/juvenil de los 90 hicieron su aparición al comienzo de la década, y los nacidos entre 1990 y 1995 apenas pudimos disfrutar de ellos en aquel momento, entrando en contacto con ello especialmente durante la década siguiente. Podría hablar del horrible comic americano de la época, o de la deleznable decadencia de los comics de Mortadelo en los 90, pero me lo guardo para otra entrada. Para otro día.

Echad de menos esto, estúpidos.

Anuncios
comentarios
  1. […] Los 90 no molaban crisiscreativa.wordpress.com/2011/06/22/los-90-no-molaban/  por NubisMusic hace 2 segundos […]

  2. Vrede dice:

    Yo recuerdo al pato Darkwing, y también recuerdo la serie de Patoaventuras. Yo fui de los afortunados de tener la ladrillo en mis manos, y recuerdo ver como primera película de no animación la de La Momia (que creo se estrenó en el…98, creo).

    Pero sí, no hay mucho que añorar de esa época, parece que al acabar la década de los 80todo se fuera a tomar por culo, no estoy orgulloso para nada de mi generación, en ningún sentido. Solo hay que ver cómo son la mayoría de adolescentes de esta década, o cómo han salido los actuales universitarios, es como si desde el año 90 hubiese habido en muchos casos un cromosoma extra en los nacidos.

    Pero, eh, yo vi Dragon Ball, pero en su versión vasca (Dragoi Bola) y todos los refritos de las series de bien, véase El Equipo A, McGiver, Los hombres de Harrelson…Sí, he sido un niño de acción gracias a mi abuelo, qué pasa.

    A los niños de los 90 se nos ha tratado como a verdaderos gilipollas. Punto.

  3. Víctor dice:

    Yo la verdad que en general no tengo mal recuerdo de los 90 pero no acabo de entender por qué hay quien lo mitifica cuando es obvio que al revisarlo encuentras cosas que son basura pura y dura pero que está empañada por ese halo de inocencia y felicidad que tiene la infancia (Volver a ver Pokémon fue toda una revelación) e incluso ya entonces había cosas, como la serie de Hércules, que me parecían directamente infumables.

  4. Nubis84 dice:

    No estoy de acuerdo en los insultos dados y el mancillar de algunas series que me gustan, pero conociendo el estilo del blog debería estar ya acostumbrado xD Pero si hay que analizarlos mejor… se te nota bastante frustrado, si no, no insultarías así de sincero.

    Razón no te falta, la gente de los 90 sois gente de prestado, siento lastima y un poco de rabia a su vez. Los 80, salvo quizá por la música en comparación a otra décadas, fue una década muy imaginativa. El poder vivir el lanzamiento de Monkey Island (y previamente el de Indiana Jones) no tiene precio, el leer tu artículo me ha hecho apreciarlo mejor. También está el tema de ver en cine de las mejores épocas del Disney más moderno, sobretodo el Rey León.
    Pero ya te digo que no deberías sentirte frustrado por todo esto ¿Acaso no lo has disfrutado igual ya siendo más mayor? Y más hoy en día con esto del Internet, puedes conseguir todo lo bueno y mejor que te pilló muy de joven y saborearlo todas las veces que quieras. El vivirlo en primicia no tiene porque quitarle esencia.

    Y creo que deberías darle una oportunidad a Gargoyles, en un principio parece una cosa, pero luego pega un giro de guión inesperado que me encantó mucho en su momento. He de reconocer que la parte seria de Irregular Elis ha mamado de esta mítica serie.

    Postdata: No he tardado nada en menearte, y ellos no han tardado nada en leerlo:
    http://www.meneame.net/story/los-90-no-molaban

    • Fosforo dice:

      Gracias por el meneo, ya estoy al tanto de ello (y comentando la jugada en tuiter).
      ¿Frustración? Que va. Es mucho más sencillo que eso. Es hastío. Pero no de mi generación. Yo disfruté de todo eso, y lo hice contento y feliz, con la criba que el tiempo da y selecciona lo mejor. El hastío de la comercialización de esa nostalgia, que como digo en el primer párrafo, me es ajena y me parece prefabricada. Los insultos…bueh, no son personales hacia nadie concreto, sino más bien formas de dar énfasis. XD

      Y me tragué todo Gargolas en su momento y me pareció una ***** de serie. Supongo que podría descargarla y volver a verla, pero de momento tengo otras prioridades.

  5. RockBirth dice:

    Yo ni siquiera nací en la primera mitad de la década, sino hasta 1996, y mi nostalgia por algunas series, videojuegos, películas… no es fingida ni mucho menos.
    Será que pasé mi infacia como de 4 – 6 años jugando al Super Mario World (aunque ya estuvieese anticuado, vamos), y viendo películas como El Rey León precisamente (me cuentan que esa me la tragaba como 20 veces),
    Tuve una infancia bonita, supongo, y es por eso que la “añoro”.

  6. BatchDrake dice:

    Este no es el primer post cagándose en la madre que parió a los noventa, y tiene razón en cierta medida: los años noventa fueron un auténtico torpedo mental contra toda una generación de cuyo golpe aún se está recuperando.

    Sin embargo, he de hacer notar algo: en Galicia el tema de las series infantiles no estuvo tan mal. Uno de esos programas contenedores que tú llamas, el Xabarín Club, era algo que tenía más que ver con los ochenta que con los decadentes noventa. Introdujo Dragon Ball en España, sacaron Doraemon, Dr. Slump, el Ninja Hatori, tocaban muchos grupos de rock y punk (¡para críos de 10 años como mucho!) y bueno, era un espectáculo.

    Aparte de eso, ¿cuántos años dices que tienes?

    • Repelux dice:

      Siniestro. Puto. Total. Y La Patrulla X. Sólo eso ya convierte al Xabarín en lo mejor que le pasó a la TVG en su historia.

  7. DFC dice:

    Lo que me parece mas bien, es que aqui el autor no cae en la cuenta de que, en gran medida, esa fue la decada dorada para quienes nacimos en los 80. El cambio de decada fue brutal, siempre que tengas esa edad temprana para flipar con unos dibujos, pero tambien edad suficiente como para disfrutarlo.
    Por mucho que nazcas en los 90, en tu puñetera vida habras rebobinado un casette de 90′ con un boli bic, ni te habras dejado las retinas con el entramado de la porno del plus, ni tampoco habras alucinado con el paso de las 8 a 16 bit, ni tampocohabras visto nacer la variedad de canales, que por entonces trataban de entretener con malas series de dibujos, pero que al menos tenian franja horaria de tarde, perfecto para el bcata…. en fin, que yo tambien alucino con quienes endiosan la decada de los 80, su movida madrileña, etc….. pero el hecho de que entonces yo estuviera en pañales literalmente, me da ese grado de humildad de saber que no vivi esa decada, sino que naci en ella…
    Chato, espero de verdad que solo estes criticando al tipico “nostalgico” nacido en el 94 (por poner un ejemplo) que defiende una decada que realmente vivio entre pañales y chupetes, pero dejanos al resto lo que realmente supimos disfrutar, en paz……

    • Fosforo dice:

      Juas. De hecho, es exáctamente eso. Lo digo varias veces, pero:
      ““Los noventa fueron una década sensacional en los videojuegos”. Sí, y no la vivimos.”
      En conclusión, mi problema no es tanto con los años 90, o con la nostalgia en sí, como esa nostalgia fabricada ad hoc en los últimos años.

  8. Chuck Draug dice:

    Cuando naces a principio de los 80 (por mucho que lo intentes, no harás que me sienta viejo), sobrevives la mitad de una década y toda la que sigue a base de estas cosas que, ahora, se consideran nostálgicas. Y yo considero los 80 mucho peores que los 90. Sólo tienes que escuchar esos horrores que quieren hacer pasar por música electrónica (toda película ochentera con montaje de gente haciendo cosas tiene ese tipo de ‘beat’, y lo llegué a detestar de crío, así que imagínate ahora…) y ver la moda que se gastaba entonces en los EE.UU. (y en la tardía “movida” aquí en España) para pensar que los 90 no eran tan malos…

    Claro que el artículo está escrito desde la vista de alguien nacido en los 90 que conoce a gente de su quinta que dicen ser nostálgicos sin tener ni puñetera idea de lo que hablan (la gente que conoces, no tú :P) y que siente que esta nostalgia está prefabricada. Y tienes parte de razón en que está prefabricada… por gente que en su momento entendió mal el propósito de la web de Viruete y creían que había que glorificar todo lo que oliera a ochentero y principios-de-los-90.

    Ahora en serio: yo fui de los que, con 5 años, descubrió la NES, de los que con 6/7/8 años se echó un primer Green Beret/Ghouls & Ghosts/Street Fighter II, de los que se tragaba series de David el Gnomo, Willy Fogg, He-Man, G.I. Joe, el Equipo A y las Tortugas Ninja, de los que gracias a su tío informático descubrió las aventuras gráficas y los juegos de estrategia, de los que le regalaron la Game Boy ladrillo por su comunión… y podría seguir así.
    Pero todo tiene su sitio y su tiempo. Y aunque hay cosas que han aguantado bien el paso del tiempo, otras no, y hay que admitirlo. No hay que dejar que lo que yo llamo “nostalgia viruetil/celspiñolera” (con respeto a los mentados, pero me sirve para apoyar en buena parte el argumento de la nostalgia ochentera prefabricada) nos ciegue… ni que haga que la gente que no vivió aquello en su momento se ponga nostálgica por lo que no pudieron conocer de primera mano, que no pasa nada por descubrir algo tarde, pero no finjas saber de algo “desde el principio” cuando no lo conociste hasta años después. Como dice Nubis, no disfrutarlo en sus comienzos no quiere decir que pierda su esencia.

    Sobre animación, los 90 fueron la caída en picado de BRB Internacional (desde el año 2000 intentan enderezarse y sólo hasta hace un lustro no han conseguido mi aprobación nuevamente) y la demostración de que D’Ocón es basura. Y películas Disney… Pocahontas fue el comienzo de un ‘divorcio’ entre Disney y yo en lo que a pelis se refiere (menos Goofy e hijo, y ya después mejoraría un poco la cosa).
    Y a mí Gargoyles me gustaba. Por supuesto, está por debajo de Batman: TAS, del Pato Darkwing, de los Animaniacs o de la serie animada de Spidey (que es mejor de lo que la recordaba, a pesar de los cutre-efectos 3D), pero sabiendo que era Disney, podría haber sido mucho peor (bueno, y Darkwing, pero si entras en el juego de la parodia, el pato justiciero mola aún más).
    Y Los Rescatadores en Cangurolandia se mea en su predecesora, sigue siendo una cinta que merece la pena ver, no como la original.

    Ganas hay de ver la segunda parte de esta entrada.

    • mariods dice:

      Ya que lo mencionas, creo que Goofy e Hijo realmente se estrenó en EEUU el mismo año que La Bella y la Bestia, solo que aquí en España llegó con (varios) años de retraso. Eso del bajón post-Pocahontas… admito que Pocahontas era algo aburridilla, pero no lo veo como para decir que El Jorobado de Notre Damme, Hércules o Mulán no molaran. Sencillamente las vimos cuando ya eramos demasiado adultos. Y si antes de verlas no conservas un cachito de esa emoción infantil que tanto te benefició cuando disfrutaste en su día Aladdin… pues es normal que no las acabes e entender. Yo personalmente valoro mucho todas las películas Disney, algunas son mejores que otras, pero para mí no existe eso del “Bajón Post-Pocahontas.”

      Por cierto, encantado estoy de ver que por aquí hay tantos que valoren tan bien la peli de Goofy e Hijo. Clasicazo de mi infancia. 🙂

  9. Mr. Fail dice:

    Yo en los 90 estaba traumatizado porque tenía que quedarme en el comedor del colegio (que ya era un trauma en sí mismo) y no podía ver Digimon. Llegó un año que me regalaron el pokémon azul y no recuerdo más.

  10. Juan dice:

    Yo lo que no entiendo es la necesidad de presumir de su infancia que tienen algunos. Esta “lucha de nostalgias” que se ve desde la aparición del correo de la generación de los 70 (luego reconvertido en generación de los 80, y me imagino que ahora habrá otro de los 90).

    Soy de los que piensa que a menos que nazcas en un año acabado en 0 o en 1, la década que realmente disfrutas es la siguiente. Soy del 83 y no vi prácticamente ningún programa supuestamente mítico como Bola de Cristal (mi primer recuerdo es con Cajón desastre, con Miriam Díaz Aroca), no aprendí a programar el video hasta que tenía más de 7 años, y ya crecí jugando a la consola…

    Pero bueno, lo de la nostalgia es algo que tienen todas las generaciones, lo realmente extraño es tenerla con menos de 30 años…

  11. Neyebur dice:

    Aún recuerdo la primera vez que fui al cine a ver El rey León, aún recuerdo mi primer videojuego que fue para la Play 1, Spyro el dragón, en mi opinión una mejor saga para la primera consola de Sony que Crash Bandicoot, aún recuerdo levantarme temprano por las mañanas, algo que ya no hago ni por casualidad, para disfrutar de los dibujos como el Pato Darkwing, El laboratorio de Dexter, Quack Pack, Animaniacs, Guardianes Rescatadores… Puede que haya habido mejores y peores épocas pero yo me alegro de haber nacido cuando nací 😀

  12. Kalitro dice:

    Esto mismo lo pensé yo hace unos años con los de mi quinta, la ochentera. Que los 80 no eran tan buenos y que muchos no podían haber vivido todo eso.
    ¿Y qué tiene de bueno rebobinar con un boli? Es como si un tipo del medievo nos dijera que nosotros nunca hemos pasado la peste negra, que eso sí que era una enfermedad mítica.

    Y por supuesto todo esto se mitifica ¿por qué? Porque los que nacieron en los 90 ahora empiezan a hacerse adultos y por lo tanto los mejores consumidores (trabajan pero viven con los padres y no tienen que mantener hijos), así que hay que venderles cosas de su época.

    • De acuerdo en todo, pero, la verdad, cuando se me reinicia el mp3 por la cara, echo en falta poder rebobinar con un boli y no tener que volver a escuchar medio podcast… xD

    • Carlos dice:

      ¿Y qué tiene de bueno rebobinar con un boli? Es como si un tipo del medievo nos dijera que nosotros nunca hemos pasado la peste negra, que eso sí que era una enfermedad mítica.

      ¡Fantástica metáfora! 😀

  13. ¡Eh, yo nací en el 79! ¡Tengo derecho a la nostalgia noventera! :p

  14. zervio dice:

    Que curioso. Yo soy hijo del año 80 y me ocurre lo mismo que a tí, pero con Alaska y los pegamoides o Parchís… Pero a diferéncia que a tí… no he anhelado nunca poder vivir a esos esperpénticos personajes de los que mucha gente se declara nostálgica.
    A decir verdad, la estética de principios de los ochenta me parece fea y no me transmite ningún tipo de afinidad sobre mis gustos. Sin contar el hecho de que los mismos “jovenzuelos antisistema” de entonces son ahora los promotores de la SGAE entre otras.
    No ocurre lo mismo, sin embargo, con la segunda mitad de la decada de los 80 donde grupos de musica como Metallica, Iron Maiden o Guns’n’Roses empezaron a destacar en el panorama. Eso ya me cohio con mas “consciencia del mundo” y lo pude disfrutar mucho mejor.

    La NES, SNES, Mega drive con el consedcutivo MEgaCD, GB ladrillo, GB color… Quiza estas cosas te las perdieses, Pero jugar de nuevas a grandes aventuras como Monkey, Hollywood Monster, Indianas Jones… etc etc… Sonics y Marios varios… creo que es indiferente si te pillaba ya un poco ‘retro’, porque son juegos inigualables incluso a dia de hoy.
    Tal y como me ocurrió a mi con Blade Runner. Que apesar de ser de principios del 80, para mi es una película inigualable incluso a dia de hoy y me da igual haberla disfrutado unos años despues de su estreno.

    PS. Si te interesa, te aconsejo que visites un blog de videojuegos retro y pixelados que administra un buen amigo. http://www.pixelsmil.com

  15. Me sabe mal tener que decirle esto, pero estoy en DESACUERDO.

    Hombre, no me diga que usted no jugó a Monkey Island hasta que tuvo diecipico, ¿o es que soy el único que se pasó la segunda entrega con ocho años? Y ojo, que la tercera entrega tampoco estaba tan mal, igual que los Crash Bandicoot (que era eso, un bandicoot, no un zorro), que durante la etapa de Naughty Dog eran buenos juegos. BUENOS JUEGOS. De todos modos, ya le digo que su argumento de que fuéramos pequeños en esa época no se sostiene: quizá no los jugásemos en el momento de su lanzamiento, pero sí unos pocos años después, y seguían siendo los 90. Por cierto, Donkey Kong 64.

    Por otro lado, también le digo que las series Marvel de los 90 eran, en conjunto, bastante buenas. Tanto la de la Patrulla, como la de Iron Man, Hulk, o la de los 4F. Gárgolas era una serie notable que ha envejecido bastante bien, y no me diga que Los motorratones o Capitán Simio y los monos del espacio (futuras entradas en RduTcB) no le gustaban, porque lo mato a palos aquí mismo. Cartoon Network tenía series muy buenas: El laboratorio de Dexter, Agallas, el perro cobarde (era del 99, pero EH), Animaniacs… También le digo que una de las series más mitificadas, Pokémon, siempre me pareció una putísima mierda soporífera, y que prefería Digimon, que al menos tenía trama (y un doblaje horrible).

    En cuanto a series adultas, los 90 fueron EL BIEN: Seinfeld, Frasier, Friends…. Yo las veía de pequeño, seguro que no era el único. Obviamente ahora las comprendo mejor, pero ya entonces las disfrutaba.

    Del cine infantil poco recuerdo, pero Aladdin estaba BIEN, maldita sea. Grandísimo Genio (no hay un genio más genial, ya sabe). Por supuesto, los 90 le pertenecen a Tarantino, pero no son films muy infantiles, claro.

    Para concluir, le diré que yo no soy nostálgico, pero no puede ir por ahí vilipendiando los 90. A no ser que se vaya a meter con la música, que fue una BASURA, como queda demostrado por el hecho de que sea Kurt Cobain el mayor representante de la década. Menos mal que se pegó un tiro.

    • Discrepo en lo último. La década pasada fue mucho peor, y, si no mejora en esta, mal va la cosa…

    • Fosforo dice:

      De la música hablaré en la SEGUNDA PARTE QUE COMENTO AL FINAL DEL POST. Como se nota que no les tengo acostumbrados a segundas partes.
      A mí las series de Marvel, salvando malamente a la de Spidey, me parecieron malas todas. La de la Patrulla la veía por puro vicio, pero no me gustaba mucho, y con las demás es que no podía. Gargolas, ya veo que va a ser un punto de conflicto. No me gusta, ni me gustó nunca.
      De animaniacs hablo, el resto de Cartoon Network no es ni mejor ni peor que lo actual (de modo que no me vale el “eso eran series, no como lo que yo veía antes”) Y si, yo era de los que con 5 años veía Friends, Seinfeld y Fraiser con sus padres, pero eso no es nostálgico, o al menos, aún nadie me ha intentado vender una camiseta de Fraiser Crane.
      Y yo me pasé el Monkey Island con 9 años, es decir, en 1999, justo después de pasarme, al borde del llanto, Gim Fandango. Pero me daba igual que fuera de los 90 que de los 80, porque no me servía de nada que saliera en el 91 si no podía jugarlo entonces.

      • Si ya sé que de la música hablará, oiga, que lo he leído… ¡pero nunca es mal momento para meterse con Nirvana!

        Eso sí, no me niegue que hay nostalgia de Friends, que la hay. Catorce mil reediciones de los DVD con motivos de conmemorar los aniversarios dan fe de ello.

    • Nubis84 dice:

      El mayor representante fue Radiohead (incluso en los 2000), lo que pasa que aquí solo triunfo una canción, el resto del mundo disfruto el OK Computer.

      Sinceramente, para mi, la peor década de la música fueron los 80, porque salvo The Cure, el verdadero gótico, el Post Punk y los maestros aun vivos de décadas anteriores, no hubo auge ni nada original en todo el mundo, solo abuso de teclados e imitación barata de electrónica.

      Y siempre lo diré, lo mejor de Nirvana son los Foo Fighters.

  16. Hey, ¡aquí falta un anexo con los años que hace que no se acerca a todo lo que critica! Nah, realmente nunca me ha dado por presumir que soy de los noventa, porque cada época tiene sus cosas cojonudas y deplorables, pero hay que reconocer que los 90 tuvo muchas cojonudas, ¡y hasta cosas que viví en su momento!

    Al parecer debo ser el único que vio La Bella y la Bestia y Aladdin en el cine (Con 2 años y 3 respectivamente), con su posterior compra en VHS meses después y revisión religiosa semanal durante varios meses. También vi el resto, pero a partir de El Rey León es cierto que dio bajón y la época dorada terminó. Si bien Hercules no me parece mala en absoluto, la BSO de Menken es brillante (como para no, que este tipo compuso las canciones de la Sirenita y Aladdin), es tremendamente divertida y la gente tiene a criticarla por inercia y sin siquiera recordarla, lo cual es una pena. También tenemos a Goofy e Hijo, que nació de una serie malilla como la Tropa Goofy para convertirse en una de mis preferidas de mi infancia, y es que oiga, tiene el mejor climax final de todo Disney, y lo mantengo tras haberla vuelto a ver el año pasado.

    Con los videojuegos no me voy a meter mucho, porque comprendo que dejas todo lo bueno de la 64 y la Play para el segundo artículo, y bien es cierto que no he jugado a la NES y aventuras gráficas hasta no hace mucho. Pero la Sega sí que la viví mucho gracias a un amigo (nos pasábamos el día jugando a Cool Spot 8D), y sobre Crash… ay, Crash… no tengo más remedio que rebatir su poderoso argumento (“pero no”). Crash molaba, y mucho. Los tres primeros juegos, los de Naughty Dog, a partir de hay vendieron la franquicia y se convirtió en basura putrefacta, pero los tres primeros son enormes. Mario era muy divertido de jugar (nadie lo duda), pero Crash además de divertido era increiblemente gracioso (las 1001 maneras de morir, los estrafalarios villanos psicóticos…), y qué diablos, Crash Team Racing mola mil veces más que Mario Kart. Que sí, que es un plagio, pero cuando un plagio es a mejor pues bienvenido sea. Y es que irás a comparar resbalarte con una cáscara de plano a ir a toda velocidad hacia la meta y encontrarte con el suelo repleto de nitroglicerina y TNT. IRÁS A.
    Y Spyro molaba, el primero. A partir del segundo me parecieron terriblemente flojos.

    Y sobre series… pues sí, se te han olvidado miles de ellas (De antes del 95 son los Tiny Toons, un buen ejemplo de como de una terrible idea salió una gran serie). Pero ya esperaré al siguiente post.YA.

    • Nubis84 dice:

      No olvides que el Crash Team Racing mezclaba plataformas, el único juego de conducción que mezcla eso! Y no es tan plagio ahí donde lo ves, Mario Kart es puro vicio y carreras a tope, el Crash es mas variado pero menos vicioso, es mas para un jugador. El multijugador Mario gana por goleada.

      • No lo olvido, de hecho no hace tanto que volví a echarme unas carrerillas con él. Realmente he dicho eso directamente porque es lo primero que me contestan cuando hablo de lo que mola el CTR, y para que vamos a engañarnos, muchas de las cosas están sacadas de Mario Kart. Pero como ya digo, en mi opinión tiene muchos cambios y mejoras, y por ello lo considero mejor juego. En cuanto a multijugador, no es por discrepar, porque apenas he jugado a multi con el Mario Kart, así que no tengo mucho con lo que llevar la contraria, pero con el multi CTR me lo he pasado pipa, y eso que los juegos de carreras no me hacen demasiada gracia. ^^

    • Chuck Draug dice:

      ¡Cierto, Tiny Toons! Yo tenía miedo con esa serie, vaya a ser que la pifiaran, pero consiguieron algo muy bueno. Eso sí, prefiero Animaniacs. 😛

    • mariods dice:

      Coincido PLENAMENTE con lo que ha dicho edorta.

  17. Malleys dice:

    PUES PARA NO GUSTARTE HABLAS MUCHO DE LOS 90

  18. Randy Meeks dice:

    Pues NO. Yo naci en el 84 y, las cosas como son:

    -No jugué al Monkey Island hasta que tuve 20 años. Y me encantó, me parece una obra maestra soberbia, pero no por eso soy hijo de los 90, soy hijo de los buenos videojuegos.
    -La MAGIA de los 90 no es solo que las series eran tristonas y demás, sino que VIVIAMOS DE LAS REPOSICIONES, conjugando lo mejor de finales de los 80 y las nuevas series de los 90. Y será nostalgia, pero esas mañanas con Punky Brewster, California Dreams, Salvados Por la Campana, Parker Lewis, Pepper Ann, La Banda del Patio, Spiderman, X-Men y demás ahora se han visto relegadas a chorri-series en Boing o Neox. No es lo mismo, si se mitifican los 90 es porque, entre mucha basura, había cosas decentes. ¿Y sabéis qué? Sí, se hacían subproductos como La banda de Mozart, Los fruittis o lo que os de la real gana, pero al menos había animación española. Ahora tenemos Pocoyó, que mola MUCHISIMO, y dentro de poco la portentosa Jelly Jamm. Y entre medias, un enorme océano.
    -En videojuegos no me meto. Efectivamente, crecí con una Game Boy Pocket, pero he visto muchas Game Boy tocho en mi vida, pero, cokmo digo, nací en el 84. Es más normal que alguien que nació en el 90.

    La nostalgia noventera existe para aquellos que crecimos en los 90. Venga ya, yo tuve de 6 a 16 años en esa época. Si no le tengo cariño, es que soy idiota. Y no era una época mejor ni peor que los 80, ni mejor o peor que la época actual: Era diferente. Con eso debería valer para que, los que crecimos por allá, le tengamos cariño.

    • Fosforo dice:

      Pero ahora también hay muchas cosas decentes. El tema es que se ha malinterpretado la intención del post. A mí no me parece mal tener nostalgia de las cosas buenas de los 90, lo que no tiene sentido es ver a chavales de 16 años con camisetas sobre la guerra de los 16 bits jactándose de que ellos eran de SEGA cuando SEGA; cuando ellos tuvieron edad para jugar videojuegos, estaba en las últimas.
      Y lo siento, la banda de Mozart es imperdonable.

      • Randy Meeks dice:

        PUES A MI ME GUSTABA LA BANDA DE MOZART. Y EL CONCIERTAZO. Era un niño hostiable. De todas formas estoy de acuerdo contigo, lo de los chavales de 16 con camisetas de MegaDrive es para matarles.

        Y claro que ahora hay cosas decentes. ¿Quién ha dicho lo contrario?

  19. Tsuko dice:

    Lo que más me molesta que se reivindique de los 90 es el anime de Slayers. BASURA ANODINA.

  20. mariods dice:

    Va tochaco.

    Para empezar, muy buen trabajo recopilatorio de los noventa. Me ha encantado y has sabido hacer un muy buen compendio.

    Yo nací a finales de los ochenta, por lo que creo que tuve más suerte en cuestión de disfrutar de lo que nos dió los noventa. Ahora mis objeciones:
    – A ver, el Crash Bandicoot era muy entretenido, e imagino que estamos entrando en cuestión de gustos, pero reconoce que entretenido era un buen rato. Bueno, vale, personalmente mi juego de la Play favorito era el Bugs Bunny Lost in Time, pero bueno… XD
    – Yo tuve una Game Boy tochaca. A los seis años. Y me duró diez. Y más que hubiera durado si no fuera porque se me rompió accidentalmente la pantalla. Y, aunque puede que esto me haga parecer un carca, desde siempre ha sido mi consola favorita de todos los tiempos.
    – La película de Los Picapiedra a mí me gustaba mucho de pequeño. De hecho la sigo considerando como la mejor adaptación que se ha hecho jamás de un dibujo animado.
    – El Retorno de Jafar NUNCA se estrenó en cines. Fue mierda hasta para eso. Solo salió en VHS y gracias.
    – Gargoyles, cuando era pequeño, no acababa de molarme. Pero cuando volví a verla un poco más mayor me encantó. En serio. Creo que tú también deberías darle una oportunidad. Es, para mí, de lo mejorcito que ha hecho Disney en cuanto a series.
    – Si mencionas a Spider-man no estaría mal mencionar de pasada a los X-Men. Y si mencionas a Batman no estaría mal mencionar a Bitelchus.
    – Has mencionado Animaniacs (bieeen), pero te has dejado la anterior serie de esa productora, Tiny Toon, que, aunque de animación un pelín más caótica y menos experimentada que en Animaniacs, sigue siendo genial y una de las más excelentes muestras del buen hacer animado en los noventa (mi primer VHS fue una peli de ellos, la cual guardo con un gran cariño pues me marcó hasta tal punto que fue la razón más importante que me hizo amar el cómic y el dibujo animado).

    Por cierto, no hay que ser tan duro con la animación de los noventa, hay que recordar que existieron muchas series que supusieron el génesis de Cartoon Network y el gran filón animado de principios del Siglo XX. El Laboratiorio de Dexter, Johnny Bravo, Vaca y Pollo y Las Supernenas creo que aún llegan a ser de los noventa, por ejemplo. Y hay una serie estupenda, llamada Dos Perros Tontos, que para mí es de las más grandes de la factoría Hanna-Barbera pre-Cartoon Network. Por otra parte, aunque no fueran una maravilla, había otros dibujos animados que eran muy entretenidos (y bastante más decentes que muchas cosas de los ochenta): La serie de Fievel (yo la recuerdo bastante entretenida), Yogi y la Búsqueda del Tesoro (de pequeño me maravillaba, eran todos los personajes de Hanna-Barbera juntos), Detective Bogey, Los pequebichos, Denver el último dinosaurio (esta no estoy seguro de si es más de los ochenta), La vida moderna de Rocko, Ren y Stmpy (Espero que haya sido un error por tu parte no mencionar a estos últimos XD), Family Dog, Taz-mania… y muchas más, siento no poder darte una visión más extensa, pero son las que se me han ocurrido ahora mismo.

    No me quiero meter ya con el anime, porque yo también fuí de ver solo Dragon Ball, Ginger Cinturón Negro, Doraemon, El Rey del Curry, Musculman, Fly y Dr. Slump, no sería hasta más tarde cuando conocería otros animes…

    Por otro lado, sí, personalmente yo siempre fuí más del Club Disney (antes de que se prostituyera) que del Club Megatrix (que practicamente solo hacía series manga bastante horripilantes exceptuando Chico Terremoto y otras bastante interesantes)… y fuí un gran fan del valenciano Canal 9 (ANTES) y del catalán Club Super 3 (aunque aquí ya pasamos a hablar de los contenedores infantiles autonómicos, y aquí obviamente cada comunidad tendrá a los suyos). Y yo también incluiría en el saco de buenas series a Aladdin (quizás el Retorno de Jafar era una mierda, pero como mínimo dió lugar a una serie muy entretenida e imaginativa), y a la corta pero intensa Quack Pack, la serie del Pato Donald. LA SERIE DEL PATO DONALD, JODER. 8DDDD

    En cuanto a cómics de Mortadelo, vale, coincido en que no fue una época muy buena, pero coño, sí que nos dió clásicos innegables como El Quinto Centenario, El 35 Aniversario o Dinosaurios. Ah, y ¡Pesadillaaaa!

    En resumen, que eso de que los 90 no molaban… depende también de con qué series te criaste. 🙂 Yo personalmente, aún siendo nacido en los 80, considero los noventa bastante superiores.Y sí, coincido en que deberían haber más camisetas del Pato Darkwing. 😀

    ¡Un saludo y enhorabuena por este curradísimo post!

    • Fosforo dice:

      Me la voy a jugar a corregir a Mario en algo relacionado con Disney. Me atrevería a decir que El retorno de Jafar sí que se estrenó en cines. La que no lo hizo fué la 3ª parte de Aladdin (Aladdin y el Rey de los ladrones) que era especialmente mala y gratuita.
      EDITO He buscado y Mario tiene razón, solo la primera de Aladdin puso disfrutarse en la pantalla grande. Dejo el comentario para mi eterna vergüenza.

      Y si, las series de Disney dan para mucho. El tema es que ya hay cosas sobre el tema, y me da pereza. Pero sobre los temas más interesantes ya estoy preparando algún artículo.

  21. Eso de que las secuelas de Sólo en Casa se dejaban ver… que ya la tercera parte era ya puta mierda de mucho cuidado.

    Y Hercules y Tarzan molan y nadie me convencerá de lo contrario. Y en general hay mucho cine guay de los 90, pero lo que pasa es que con la nostalgia todo se encumbra porque lo realmente malo o ha quedado ampliamente olvidado (o incluso desaparecido como si nunca existiese) o está mitificado por nnuestra memoria

    PD: Viva El informal.

  22. key dice:

    De música, cine y series cada década se hacen miles, es absurdo sacar nada de ahí, se puede manipular para quedar bien o mal.

    ¿No hubiera sido mejor escribir sobre cosas que sí definan una generación?: el vestir, la forma de hablar, modas en bailes… de las que todo 90ero de bien se avergüenza (cazadoras bombers, guay, el rap)

    que sólo te ha faltado restregarnos Infovía y el Ecu.

    • ¡Joer, el Ecu! Yo compré un Ecu en la Expo.

    • mariods dice:

      Hombre, obviamente aquí solo se ha tratado el tema digamos más de la cultura Pop. Eso de que “cosas que sí definan una generación”… digamos que cada uno tiene su idea de qué es lo que define una generación. Yo, por ejemplo, cuando era un crío no me preocupaba mucho por la moda, el modo de vestir y la forma de hablar, la verdad. :b

    • Fosforo dice:

      Key, si te fijas, el artículo habla de la infancia de la gente nacida en los 90, una época donde la forma de vestir, los bailes, etc…no tenían demasiado peso. Yo al menos, con cuatro o cinco años, no me preocupaba demasiado de ello, ni es lo que podría añorar de mi infancia.

  23. key dice:

    Es que sólo los genios tipo Mozart captarán, valorarán o recordarán con 3 o 4 años lo que les rodea. Me temo que tu generación es la de OT. Con no suicidarte ya es mérito.

    Lo que sí hay son pelis que retratan a una generación. Para bien, las de Linklater (Suburbia y Antes que anochezca). Para mal, Bocados de realidad. Sarta de tópicos.

    Pero no puedo decir que Sin perdón retrata a mi generación por mucho que se estenara en el 92. Porque va de un cincuentón ambientada hace siglo y medio. Por muy buena que sea, no fuimos en masa los chavalines a verla. Si fuimos en masa a ver Goldeneye, aceptaría que aunque no vaya de jóvenes esa sí nos unió. Y los tois nos unió. Y Viceversa y OBK. Que se le va a hacer. Avergonzarnos ahora. Pero no de todo.

    Yo nací en 1980, fuí joven en los 90. Te aseguro que no éramos unos tristes,eso era una pose de los USA que veíamos en mil formatos e imitábamos. Por tirarnos ese rollo. Pero nuestros padres estaban tranquilos porque luego nos veían todo alegres jugando al Golden Axe, viendo Parker Lewis y jugando al fútbol sala. Cosas todas ellas no deprimentes. Al español de entonces le gustaba la música de Nirvana, pero no imitaba su ropa o su actitud en serio. Eso lo hicimos con Oasis, más bien. Ropa similar, actitud chulesca. Ni me enteré cuando el Kurt Cobain murió, pero no veas lo que me ha dolido la separación de los hermanitos.

    Por un lado éramos muy tímidos e ingenuos (con las chicas) y por otro nos iba el gamberrismo un montón. Lo que éramos es tontos infuenciables, pero felices en ese momento.

  24. Spike dice:

    Soy del 85, así que yo sí que pude “disfrutar” de esta década como Diox manda xD Todavía recuerdo con infinita felicidad el momento en que me regalaron la Megadrive II al hacer la comunión. Y sí, las disputas Sega vs Nintendo eran legendarias.
    Por cierto, Gargoyles era la leche!

  25. Daerius dice:

    Pues que decir, yo soy del ’94, poco y nada de los productos de esa epoca pude disfrutar, parte por mi poco interes en lo que era “actual” y parte por vivir en un pais en donde todo llegaba (y a veces sigue llegando) con varios años de retraso en comparacion del resto del mundo. Pero si algo he de decir a su favor es que acierta en que ninguno de esos productos “nostalgicos” me son familiares, mi infancia fue desde el ’99 al 2005.El único tema en el que estaba mas o menos actualizado era la televisión, De la cual recuerdo con bastante cariño la era de oro de Fox Kids y Cartoon Network, con cosas como La Vaca y el Pollito, Dos perros tontos, El laboratorio de Dexter, Digimon (que prácticamente fue mi escuelita de dibujo de monstruos), Pokemon (que deje rápidamente por su ñoñismo) y la serie de Escalofríos (que sin duda fue mi primer contacto con la genial experiencia de sentir miedo)

  26. Ninfa dice:

    Yo soy del 96 y he visto un montón de series que me gustaron de esa época y anteriores. Yo veia,por ejemplo las series de Hércules (que me encantaba,aunque no la he vuelto a mirar) la de Aladdin, la de Timón y Pumba (tuvieron serie propia) los Rugrats, la Banda del Patio (aunque siguen poniendola en Disney) Findemanía, Tom y Jerry, la serie de Tarzán, House of Mouse (nada que ver con La casa de Mickey Mouse de ahora,muchisimo mejor) las Supernenas, Johny Bravo, el Laboratorio de Dexter, Digimon,las Patoaventuras y ahora no me acuerdo de más… Demasiado veia yo la tele…
    De todas formas aunque fuesen reposiciones, si tú las veias en esa época las recuerdas como propias de esa época. Y sigo teniendo libros de Flanagan.

  27. […] otro dijo… Ninfa on Los 90 no molabanMarco Antonio on Helena no se lava ni cuando…Chuck Draug on El truco es empezar por […]

  28. Yoryer dice:

    Pues yo soy de tu época y aunque no me pillase en lo justo añoro todo eso, y me encanta la decada de los 90, me pillara pequeño o lo viera por reposición. Llevo diciendo mucho tiempo que ya no se hacen series animadas como las de antes, y lo tengo estudiado y comprobado, a partir del 2000 se acabaron salvo por alguna escepcion, no se hacen grandes series como la de los 60, 70, 80 y los 90 que aunque puede ser la mas floja, había grandes cosas. Ahora como he dicoh salvo excepciones es todo mierda, lo mejor de Cartoon Network, Disney, WB, Nickelodeon y lo mejor de España…

  29. Antonio dice:

    Nací en los 80, y me has leído el pensamiento: lo mejor de los 90 si acaso fueron los 2 o 3 primeros años. Luego Nirvana se lo cargó todo, y si no eras heavy o indie y no te drogabas no molabas