Questionable Content

Publicado: junio 8, 2011 de Fosforo en Webcomics

Cuando Lord Urko me recomendó Questionable Content, de primeras no me esperaba tener que enfrentarme con una descomunal cantidad de archivo. Casi 2000 tiras, a tamaño página y en inglés. Y es que probablemente sea lo que más me ha costado de QC, no porque tenga un mal nivel (es indispensable manejarse en la lengua de Shakespeare para entender el comic) sino porque al leer unas 50 o 60, ya estaba absolutamente agotado. ¡Y actualiza cada día! Una odisea terminarse todo el archivo. Eso si, hace falta. Esto no es un cómic de tiras sueltas, sino una suerte de Friends con una década menos y en formato cómic, y como tal cuenta con casi todos los ingredientes de la serie americana, aparte de varios añadidos del siglo XXI.

Marten y Fayevendrían siendo nuestra habitual pareja que si que no durante una inacabable sucesión de tramas secundarias que no logran despistarnos de la pregunta clave. ¿Logrará Marten hacerse con la chica? ¿Admitirá de una vez Faye que está colada por él? Y así hasta el infinito. Marten es un chico inseguro, depresivo que vive solo con su robot parlante y desvergonzado. Le gusta la música indie y todo eso, y en el fondo no es TAN pringado como al principio nos pudiera parecer. Por su parte, Faye es de estas chicas con carácter…mucho y demasiado carácter. Algo traumatizada y desengañada de las relaciones de pareja, negará en todo momento, por la fuerza si fuese posible, sentirse atraída por su vecino/compañero de piso, pero todos sabemos (o queremos saber) que está completamente enamorada.

Marten, su robot Pintsize y Faye. Pintsize mola más que tú y punto.

Lo más odioso de Faye es, probablemente, lo más odioso del comic: La absoluta necesidad de constatar constantemente lo asquerosamente indie que es. Y es que rara es la sucesión de 10 páginas sin que alguien suelte la dichosa palabrita, por no comentar que, de cuando en cuando, el autor nos regala un par de páginas de diálogo tarantinesco acerca de grupos indies o estética indie o su puta madre indie. No es que estemos hablando de ese tipo de indie gafapasta que asegura que La soledad es más divertida que Ironman, sino de ese acomplejado reducto de geeks adictos a Apple que escuchan pretenciosos grupos de pop-rock que se venden como lo más de lo más. Como personalmente no soy nada fan de ese tipo de gente (que, como Faye, suelen tener una preocupante necesidad de sentirse superiores al resto de los mortales) la verdad es que en ese sentido me carga un poco.

Pero bueno… Obviando esto, y a pesar de contar con todos los ingredientes para ser un ya-visto topicazo de veinteañeros que comparten piso, Questionable Content salva los muebles y se convierte en un webcomic interesante gracias al sentido del humor de su autor, J. Jacques, que sabe como trazar buenos diálogos y situaciones divertidas, al margen de su necesidad de establecer la superioridad de la raza indie sobre todas las demás tribus urbanas. Al respecto del dibujo, en estas 1900 y pico entregas el autor ha ido mejorando y experimentando mucho. Se trata de un cambio sumamente gradual, pero que poco a poco va asomando, y que si no sigues el comic, hace absolutamente irreconocibles a los personajes de un momento al otro de la historia. Así por ejemplo, Faye está considerablemente más mona en su versión minimalista de las primeras 100 tiras, que en las actuales. El realismo ha matado su atractivo. Este cambio estético se debe a una mejora EVIDENTE de las capacidades del autor. Quiero decir, es evidente que las últimas tiras están mejor dibujadas que las primeras. No obstante, a mí personalmente me gustaba mucho más el estilo minimalista de la primera etapa que el actual. El realismo no siempre es la mejor opción, y al cómic le pegaba mucho aquel primer tipo de dibujo.

Faye y más de 1000 tiras de diferencia (y unos cuantos kilos...)

Vamos, que estamos ante un comic que, por varios motivos, hace falta leerse de cabo a rabo para poder disfrutarlo, además de que el archivo del webcomic contiene demasiados pasajes hilarantes como para obviarlo. Ahora que empieza el verano, es un buen momento para seguir practicando tu inglés leyendo Questionable Content. QC es divertido, es simpático y costumbrista, y está muy bien hecho. Merece la pena sin lugar a dudas, a pesar de lo agotador que pueda parecernos al principio…y a pesar de que su autor sea indie.

¡Muerte a los indies!

¡Larga vida a los webcomics!

¡Voy a desayunar!

¡No puedo dejar de hablar con exclamaciones!

¡¿Os he dicho ya que Pintsize mola?!

Anuncios
comentarios
  1. Lord Urko dice:

    ¿El circuito de carreras favorito de Faye? Indieanapolis!!

    Y bromas aparte, genial! He echado de menos alguna mención a Hannelore (para mí el mejor personaje DE CALLE) y señalar que hay una miríada de secundarios jodidamente parecidos entre sí, que a veces lían lo suyo, pero por lo demás, el post me ha encantado.
    A mí me gusta más el dibujo actual, aunque sí que reconozco que puede tener menos encanto…

    Y sí, Pintsize mola mucho, y lo meten en su justa medida.

    • Fosforo dice:

      Lo de los secundarios es un punto en contra, si. Al principio lo desarrolla muy bien con poca cosa, pero a medida que el grupo se va ampliando, cada vez son menos interesantes. Algun@ se salva, de todas maneras…

  2. Vrede dice:

    Me lo leería pero…2000 tirazas. No es como LCPSN que de un tirón me leí todas, es que son un HUEVAZO. A ver si en verano me animo. Y el otro punto negativo…indie…indies…por qué tenían que ser indies, POR QUÉ SEÑOR.

  3. Pues yo empecé con Sinfest y lo tuve que dejar, y el archivo iba por ahí… ¿No estaban subiendo esto traducido a Subcultura? Parece que está un poco parado…

  4. Mr. Fail dice:

    2000 tiras. Tarea para verano.