También la lluvia

Publicado: mayo 31, 2011 de nadieygris en Cine

Géneros de cine hay mas de los que los premios anuales nos quieren hacer creer y uno de los que tiene películas con más fuerza es l cine político, social o de denuncia. Muchas veces las obras que entran dentro de este genero lo hacen por la puerta de los documentales, pero revisando un poco la historia del celuloide nos topamos con historias como las de Chaplin en Tiempos modernos, la película francesa de Germinal y mas actualmente Hotel Rwanda y el Jardinero fiel, que servidas una detrás de otra hacen pensar que al planeta le esta saliendo flequillo y que tiene ganas de cortarse las venas. Aquí en la península (Si, lo se desde hace tiempo solo comento películas españolas XD) tenemos algún ejemplo notable como Los lunes al sol, pero según en lo que me he fijado normalmente nos quedamos con problemas de fronteras para dentro, aunque claro esta, siempre hay excepciones y al de hoy es una, También la lluvia.

También la lluvia, que aun hablando sobre el problema que en Bolivia se sufre con el agua, tiene uno de los títulos más raros, confusos y ambiguos que hay y aun viendo la película mil veces no lo descifrare. La crisis del agua de Bolivia se une a la grabación de una película que intenta denunciar los crímenes cometidos por Colon cuando descubrió América. El productor de la película (Luis Tosar) intenta minimizar los costes de la película contratando decenas de indígenas como extras y pagándoles apenas un poco mas de lo que normalmente les pagan en trabajos cotidianos, es decir la mierda que cagan las vacas decorada de gominotas, o algo similar. El gran productor tiene que convivir con los problemas del país y al final se ve inmerso entre la espada y la pared ayudando a algunos extras de su película.

 

El actor que se apunta a hacer más papeles al año

La historia es llevada con buen ritmo y no recuerdo momentos bajos, aun así el equipo directivo de la película tiene un perfil raro donde los haya con sus cínicos, gente con buenas intenciones que al final miran por si mismos y sobre todo el productor que empieza como el tío mas egoísta del grupo y acaba casi como Indiana Jones corriendo de un lado a otro evitando obstáculos.

 

El director de la película no se si buscaba dejar un gran sabor amargo con la historia y con ello impactar más, pero si fuera esa la intención rebajo el acelerador hacia el final de la película y no te deja apenas conmocionado.

 

En pocas palabras, el objetivo de protesta de la película se queda un poco flojo hacia el final, pero la película no aburre en ningún momento, los personajes son lo suficientemente fuertes como para sostener la historia y la idea es mejor de lo que esperaba antes de entrar al cine. No estaría de mas echarle un vistazo, pero sin la idea de que solo busca entretener.

Anuncios
comentarios
  1. Anónimo dice:

    Una amiga cinéfila me llevó al cine a verla.

    Tengo la sensibilidad de un canto rodado para el séptimo arte, de modo que no haré crítica de la película. Pero quisiera aportar el dato de que el título se refiere a que “también [les cobraban [o querían cobrar, no recuerdo bien] el agua que recogían de] la lluvia”.

    O al menos, eso decía mi amiga. Yo, ni idea. Te lo dejo como dato orientativo, por si te sirve para investigar y comprender un poco más el título.