Los peores Piratas son gallegos

Publicado: mayo 27, 2011 de Fosforo en Televisión
Etiquetas:, ,

Cuando mi muy querido Boiner escribió su artículo sobre “Piratas” unas horas antes de que yo terminase el mío, me puso en una situación complicada. Su artículo era divertido, ameno,…como él suele ser. Por tanto, a mí no me quedaba otra que derrotarle con algo que hiciera que mi reseña de la nueva serie de Telecinco digna de ser leída una vez conocida la suya. En este empeño sacrifiqué mis últimos rasgos de auto-conservación y me sometí, no solo al capítulo primero de tan magna obra, sino también a sus dos consecutivas entregas de las aventurillas de Oscar Jaenada. Este es el artículo de Crisis Creativa sobre Piratas.

Vamos a ver, la serie es cutre, y no hay mucho que decir sobre ello. No me voy a extender sobre esto, ni sobre las espantosas actuaciones. Me voy a centrar en el argumento de la serie, para que todos ustedes entiendan que las series españolas no son malas por un problema de presupuesto, sino por tratar a su audiencia como subnormales profundos. Y es que tiene tela la cosa…joder que si la tiene.

De izq a derecha: Malo que finje ser bueno, personaje bueno pero tonto, capitan de la guardia noble y guapo, la buena y noble, el carismático y gracioso prota, la tía buena y de armas tomar, el pirata malo que rie con voz de pirata, el niño repelente y el secundario cómico.

El primer capítulo tiene un guión soportable. Alvaro Mondego (Jaenada) es un noble sátiro y venido a menos que, debido a montones de delitos es condenado a muerte, pero le ofrecen la oportunidad de infiltrarse en una tripulación pirata para espiarles. Eso así, a priori, no pinta mal. El problema es cuando esos crímenes que se le imputan carecen de pies ni cabeza. Quema un combate, huye de una batalla,…todo para que nos quede claro que Mondego es un torpe y un cobarde, además de un pervertido de cuidado. Debería llevar condenado y muerto mucho tiempo, pero bueno…

La tripulación pirata está compuesta por el capitán Bocanegra, un fiero pirata avaricioso, traidor y con una garra de metal; su hija Carmen  (Pilar Rubio) aspirante a Robin Hood en pirata; un negro que por lo visto es turco (pero negro mulatazo) que es el segundo de a bordo y que carece de personalidad ninguna; Fosco, un pirata psicópata y tuerto y El Puñales, un pirata estereotipado hasta decir basta. El Puñales es mi favorito, y no solo por su nombre o porque sea clavadito a El Drogas, del de Barricada. Es que es tan burdo que te ríes. Pone una forzadísima voz de pirata borracho, repite 20 veces las cosas para ser más rudo, siempre está mascando tabaco y bebe ron. Vamos, que solo le falta el loro en el hombro.

Autor de frases épicas como "Somos marinos, bebemos ron". Aún estoy esperando que diga "Grumete de agua dulce".

Bueno, y entonces llega Mondego allí a donde los piratas, que matan a mucha gente para conseguir un barco (si, una temible tripulación pirata que merece ser espiada no tenía barco) y este, en lugar de intentar salvarse, solo piensa en follarse a Pilar Rubio, que no es que no me la follaría yo, pero sinceramente, no es para tanto. Por el camino hay un portugues que se pasa el rato recitando su genealogía cual personaje de Tolkien y un niñato.

En esencia, el primer capítulo es eso con un poco (tampoco mucho) de cacha de Pilar Rubio, que solo está ahí para eso porque actúa tan mal que da hasta penita la pobre. Hasta aquí el primer capítulo, del que no me puedo dejar sin destacar el espantoso híbrido de castellano antiguo y actual con frases “Mira pollo que te reviento el craneo” o “Vuestra merced haga lo que le plazca, que yo me largo” . Una jugada tan polémica que no se la juegan en el resto de capítulos dejando a los personajes hablar en un registro actual todo el rato, y pasándose por el forro los cultismos que a nadie interesan, porque aquí solo estamos a ver si enseñan las tetash de Pilar Rubio. Y no, no lo hacen.

Esto lo vendió Telecinco como "Pilar pierde toda la ropa".

Con los dos capítulos siguientes Telecinco decide dejarse de tonterías y abandona muchos de los tics que contenía el piloto. Para empezar, Pilar no vuelve a enseñar ni una pizca de carne. Que digo yo, si la desnudas rápido en el primer capítulo, sigue en esa línea, ahora no te cortes. Más aún, si contratas a la chica solo para que enseñe, obligalá a enseñar.

No solo esta escena existe. Además Telecinco la incluye entre "los mejores momentos" de la serie.

Lo segundo es que deciden pasar olímpicamente de la trama seria aderezada con algo de humor y directamente se convierte en un conjunto de chascarrillos, bromas y tonterías pasando cada vez más del argumento principal, del que solo queda la pobre Silvia Abascal que todo el rato da la impresión de ir a echarse a llorar. La historia avanza sin sentido ninguno, con unos personajes a cual más idiota, que hacen las cosas sin reflexionar y sin ninguna motivación. Hacen que las cosas ocurran a golpes de Deux ex Machina y patadas al sentido común mientras desfila una galería de malos tópicos y chistes más dignos de Aquí no hay quien viva que de una serie que, se suponía, pretendía tomarse en serio a si misma.

El tercer “defecto” que deciden pasarse por el forro es la imitación descarada de Jaenada, que intentaba hacer de Jack Sparrow con menos arte del mínimo necesario, y eso que lo de Piratas del Caribe hace tiempo que es de traca también. Directamente pasa a hacer de sí mismo pero en versión putero, con menos gracia aún, pero al menos, sin plagiar a nadie.

Lleva la estatuilla del Goya introducida en el ano, y por eso actua tan mal. Es la única explicación posible a lo de este hombre.

En los sucesivos capítulos, Jaenada descubre que hay un tesoro en la isla de los piratas, y trata, junto con el niñato estúpido y el portugues pesado que no deja de dar la vara (y que por cierto, el el hijo del pirata que enterró el tesoro…si, como lo oyen leen) de conseguir el tesoro antes que los piratas, arriesgando su vida una y otra y otra vez. Que si ahora quedamos con los piratas y no aparecemos, que si ahora me voy a buscar alguna mujer para follar y me fugo, que si robamos la mano cortada del capitán que está dentro de un cofre…

Aquí vuelve a aparecer mi queridísimo El Puñales, quejándose repetidamente de las cosas, mascando tabaco y diciendo estereotipos de marino sin ningún sentido. Sin él, no habría sido capaz de aguantar toda la serie, lo juro. Por que es que lo demás es tan patético, tópico y risible que apesta. Joder, es que es infumable. Hasta HISPANIA era mejor que Piratas. Y eso sin contar con que Ana de Armas me parece doscientas veces más atractiva que Pilar Rubio. Joder, Hispania.

En el guión decía "lujoso carruaje". ¿Dónde coño están los 600.000€ de presupuesto por capítulo?¿En maquillaje para Pilar Rubio?

Piratas es lo peor que he visto nunca en la televisión. Es como un miembro gangrenado desprendiéndose de un niño deforme mientras este llora sin cesar. Así de asqueroso. Y se podría haber hecho algo decente, porque hay mucho dinero metido, porque en España hay material en hacer series “históricas” y porque tenemos una cantera de actores sensacional. Pero mientras no renunciemos a meter “humor” en todas partes, a meter niños en los argumentos con calzador y a convertir todo en un culebrón, nunca jamás lograremos salir del fangoso charco de mierda donde Piratas se sumerge hasta lo más hondo.

Y si, planeo ver el resto de capítulos, puesto que la cadena ha decidido que, dada la acogida, lo va a limitar a 8 episodios. Cuando termine, igual cae otro articulito.

Anuncios
comentarios
  1. Chuck Draug dice:

    El primer episodio, aunque fuese por ver las escenas donde la Rubio enseña cacha y por la pobre imitación de Jack Sparrow que hace Óscar Jaenada y los cuernos que va poniendo, al menos podías verlo, por mucho que para ti dijeses “¡¿pero qué hago viendo esta mierda?!”, entre el Bocanegra con sus patillas de Don Pantuflo, el niño repelente y el sastre este que cada vez que dice su nombre debe mentar a todos sus muertos. Y estoy contigo en que El Puñales es tan tópico que hasta te cae bien…

    … Claro que eso fue en el primer capítulo. Estuve viendo los cinco primeros minutos del segundo (tras los casi 20 minutos de promoción y resumen del capítulo anterior) y no pude. De verdad: NO PUDE. Era superior a mí. Y el tercero ni intenté verlo. Por eso te aplaudo por los santos cojones que tienes de proponerte ver todo lo que queda.

    Lo más gracioso de todo, creo yo, es que, por lo que se ve, en Twitter la Rubio (o su becaria) se pone a comentar el capítulo. Será para sentirse más campechana o algo así…

  2. “Y eso sin contar con que Ana de Armas me parece doscientas veces más atractiva que Pilar Rubio.”
    Second…
    A lo demás, nada que añadir. Soy demasiado cobarde como para ver aunque sea las promos.
    Eso sí, voy a citar las palabras textuales de mi madre. “¡Es que es muy mala! ¡Para dejar de verla yo…!”
    Y ella no se pierde un capítulo de Los protegidos…

  3. Pziko dice:

    Temática de piratas: ese gran vapuleado. Desde los teleñecos no he visto nada decente. Bueno, si, Piratas del Caribe.
    *esquiva piedra*
    Me ha encantado la analogia con “miembro putrefacto de niño amorfo que llora sin parar”. Me la apunto. Me quedo con eso y las tetas de Pilar Rubio

  4. Mr. Fail dice:

    Da mucho ascopena la serie. ¿600K € de presupuesto por capítulo? Drogas para los monos que tendrán contratados como guionistas. Para que rindan, y eso.

  5. Nubis dice:

    Lo único bueno que tienen estas series son las risas que te hechas de las críticas reseñadas a lo largo de la red ¡y es qué en todas la ponen a parir a Piratas! Grande España que al menos no le falta humor… que triste.

    Y si tenemos que ser más fieles a la época, ninguna mujer podía subir a un barco ya que traía malfario, por eso no hay casi documentadas mujeres piratas.

  6. Ante todo, gracias por escribir esta entrada para ahorrarme tener que seguir viendo la serie. Tengo grabado el segundo episodio, pero NO ME ATREVO.

    ¿Cómo? ¿Que la personalidad de Mondongo cambia a partir del segundo episodio? Viva la coherencia, amigos.

    El Puñales es el mismo actor que hacía de yonki con gorra en Celda 211, por cierto. Su carrera ha ido en alza, ya lo ven.

    Y gracias por sus amables palabras, Fosforo. Esos veinte euros que le di fueron una buena inversión.

  7. ¡Bueno, ya está bien de meterse con el trabajo de la gente! ¿Sabéis lo que me costó producir la serie de marras? ¡Como no había dinero para contratar a actores de verdad, tuvimos que cargar con Pilar Rubio! ¡Luego a Silvia Abascal le da un ictus! ¡Aitor Mazo no tenía ningún mazo, y tuvimos que darle una espada! ¡El niño no sabía cantar ni bailar, así que nos jorobó los números musicales!

    ¿Para esto me vine yo de Texas? ¿PARA ESTO? ¡Si aquí ni siquiera me dejan dispararle al director si no me gusta su trabajo ni zumbarme a las actrices que quiera! ¿A esto lo llamáis democracia!

    GOD BLESS AMERICA! Oh, saaaaaay can you seeeeeeee by the dawn’s early liiiiiight… LA CUCARACHA, LA CUCARACHA, SHALALALALALA LALALALA!

  8. ori_sings dice:

    Yo sólo vi la escena que colgó El Tipo en su entrada (la de Pilar Rubio con camisa mojada luchando en el lago con el yonki) y lo cierto es que logró hacerme sentir cosas. Vergüenza ajena, concretamente, pero tratándose de una serie española ya es más de lo que esperaba poder decir.
    ¿Y para qué voy a ver nada más si puedo venir a sus blogs y reírme a gusto? Y sin anuncios. ¡Grandes!

  9. Sentei dice:

    Tranquilos, con lo “buena” que es la serie, todo apunta a que los 4 ultimos capitulos seran solo un primer plano estático de las tetas de Pilar Rubio durante una hora. Sin cortes.

    Pilar Rubio dira en su twitter mientras tanto cosas como:

    “Chicos que os parece mi areola?” “Tengo un pezón duro, o me lo parece?”

    Pero todos estarán demasiado ocupados viendo la enorme interpretación de sus senos como para responder a sus preguntas.