Ron, ron, ron, la botella de ron…

Publicado: mayo 15, 2011 de Fosforo en Alcohol
Etiquetas:

Esto es un experimento que se nos ocurrió un día en casa de un amigo. Teníamos una botella de Ron Legendario. Vamos a decir las cosas claras, Legendario no es el mejor ron del mundo, pero es mejor que Negrita y derivados de marcas blancas. Se deja beber, y no da una resaca impresionante.

El caso es que no teníamos muchas ganas de mezclarlo con bebidas con gas, ya que llevábamos toda la noche bebiendo cerveza, y luego nos tocaba dormir a todos juntos y ya nos temíamos la guerra química. Dándole vueltas a la cabeza, decidimos un buen modo que darle uso al ron.

Por tanto, os cito ya los ingredientes de esta sorprendente mezcla que durante casi un año hizo las delicias de nuestras reuniones.

-Una botella de ron (por favor, ni Negrita ni un ron bueno, que lo vamos a destrozar)

Colacao (y no, el Nesquic no es un maldito sustitutivo)

-Leche

-Leche condensada

-Azucar (opcional)

Exacto, lo habéis adivinado. Vamos a mezclar todo esto como si no hubiera un mañana. Si, algunos ya estaréis pensando en que mezclar leche y ron no es una buena idea. Si, yo también he oído esas historias de terror sobre terribles problemas gástricos. Pero en aquel momento, con unas cervezas de más, siquiera pensamos en ello, y muchas consumiciones después, nunca me ha sentado mal ni a mí ni a la mayoría de mis amigos. Igual es que somos de estómago fuerte, vete tú a saber.

La proporción para esta maléfica pócima es de, aproximadamente, un quinto de leche condensada, 2/5 de ron, y el resto en leche con Colacao. Se recomienda mucho chocolate, que le da un sabor sensacional. También puede echarle azucar, en la medida que te veas. Y obviamente, no es un producto para diabéticos o gente intentando adelgazar.

Tuvimos que dejar de beberlo cuando Nadieygris se puso así.

El caso es que el resultado es cercano a una crema de ron, con un sabor muy dulzón, pero también fuerte, bastante agradable. Es cremoso, pero no pastoso, a pesar de lo que pueda parecer, y pega un buen pelotazo, para que nos vamos a engañar. Además de que engaña, porque al estar tan suave y mezclado, puedes beberte tranquilamente un vaso antes de percatarte de que se te está subiendo a la cabeza.

Probablemente, si intentas emborrachar a una chica para beneficiartela con esto, se ponga como una foca antes de que lo logres.

Lo estuvimos sirviendo en varias fiestas, como digo, con bastante éxito. Hicimos más pruebas, pero ninguna resultaba tan bien como la de la leche condensada y el colacao, de modo que es la que os recomiendo, si algún valiente quiere probarlo.

Anuncios
comentarios
  1. Lord Urko dice:

    Realmente, se parece mucho a la receta del ruso blanco que popularizó Jeff Lebowski, ¿no? Sería cuestión de echarle menos colacao y más café…
    En cualquier caso, es de esas bebidas que seguro que mola probar, pero en entornos seguros, no de fiesta por ahí…

  2. Lord Urko dice:

    A propósito (lamento el doble post), me gusta menos el nuevo diseño que el anterior

  3. Yo es que soy más de agua.

  4. Êliel dice:

    Vaya, he llegado a pensar que me había metido en una web de cocina (aun sin tener muy claro cómo), a que os habían pirateado la página… Muy chulo el diseño, aunque choca un poco tanto cambio a la vez 😛
    Respecto a la mezcla, no sé cómo sobrevivísteis después de la cerveza, con lo que sube el alcohol juntado con al azúcar… Aun asi me resulta una convinación altamente llamativa…

  5. Nubis dice:

    Muy buena mezcla si señor, pero como ya has dicho, las bebidas dulces pegan más fuerte y al día siguiente te acuerdas hasta de la madre de uno mismo xD Apuntada queda la mezcla, a ver que tal.

    Eso me recuerda a aquella vez que unos colegas desayunamos orujo con magdalenas, se había acabado la leche. También la noche anterior hicimos una mezcla efectiva que trataba de orujo (blanco), zumo de piña y batido de chocolate, un poco de cada, salio algo curioso, no el summun, pero si potable y que te ponía tonto xD