Miquel Casals: con dos tacones y poca gracia

Publicado: mayo 9, 2011 de Fosforo en Webcomics
Etiquetas:,

No hace demasiado que desatamos la polémica por este blog a cuenta de cierto webcomic famoso que no me gusta. He dejado que pase el tiempo, y he hablado sobre muchos comics, buenos y malos, famosos y nuevos, para evitar colgarme el título oficial de attention whore que algunos señores tuvieron a bien cascarme en su momento. No obstante, volverá a pasar, esto está claro. Pero yo voy a escribir mi artículo de hoy con la conciencia tranquila.

Y es que nuevamente os voy a hablar de un joven autor de webcomics, reconocido, incluso celebrado y con buenas relaciones en el mundillo (solo hay que ver las personas que han colaborado ocasionalmente en su anterior webcomic) pero que, adivinadlo, no me gusta nada de nada su trabajo. El afortunado criticado de hoy es el señor Miquel Casals, autor de 20ypocos y que ahora actualiza semanalmente un bodrio comic de humor “femenino” conocido como Con dos tacones.

No conozco a Miquel en persona, pero desde luego, por sus comics, podríamos juzgar (y posiblemente nos equivocariamos) que es una persona con un mundo interior más bien cortito. Si coges 20ypocos, un comic en el que ha estado trabajando 3 años (desde los 21 hasta los 24) te das cuenta de que todo en la vida de sus personajes gira en torno al fútbol, el sexo, la cerveza y el alcohol (como forma de tener sexo) y…ya.

Pase que como persona a la que no le gusta el fútbol, podría ser que buena parte de los chistes del webcomic los reciba como extraños y no me hagan gracia. No obstante, tampoco le encuentro la gracia al resto, de modo que, nuevamente, voy a jugármela a adivinar que, si fuera un forofo del balompié, tampoco iba a disfrutar lo más mínimo con esos gags.

Pero a lo que estamos. Los personajes de Miquel son menos tridimensionales que el Pacman, lo cual imposibilita, al menos en mi caso, cogerles el más mínimo aprecio. Sencillamente son unos putos imbeciles descerebrados, babosos y subnormaloides, y todo lo malo que les pase te la suda, mientras que todo lo bueno…pues también. Igual es el principal problema de 20ypocos, que los personajes te la sudan ampliamente. Tanto los chicos (prototipo de jovencito que no moja completamente hostiable e idiota) como las chicas (todas cortas, caprichosas y buenorras). La cosa es tan sangrante que los múltiples fanarts, realizados en muchos casos por gente muy ingeniosa y divertida, son malos…malísimos. Y es culpa de los personajes. No puedes hacer este tipo de humor sin un elenco decente, y tanto por lo corto como por lo estúpido del reparto, 20ypocos no da para nada.

¿De verdad no os moris de la risa al leer esto? No, yo tampoco.

Y si esto no fuera suficiente como para destruir y sembrar con cal viva un webcomic basado en la vida rutinaria de los personajes, resulta que los chistes son la monguez. Humor de trazo MUY grueso, y bastante mal resuelto. Igual aquí el problema es que a Miquel se le quedan cortas las tiras cómicas. Pues bueno, inténtalo con páginas completas. El arte de la tira cómica es muy jodido, y tú, Miquel Casals, no lo tienes dominado. Esto lo digo por las bromas que parecen tener potencial, que hay otras que de tópico y burdo son de patada en la boca.

Vale, pero 20ypocos ya no sigue. Ahora su autor dedica sus esfuerzos a Con dos tacones, un webcomic donde su autor promete “Una nueva visión del humor femenino (que no feminista), con muchas risas.” Desde luego que feminista no es. Aquí Miquel vuelve a mostrarse superficial y topicazo (pero sin gracia) en lo relativo a las chicas, que vuelven a estar todas buenorras. Y lo de las “muchas risas”,…pues no HOYGA, tampoco.

Oh dios, mirad en la segunda viñeta. El tío necesita un exorcista.

Miquel tiene otro problema algo grave respecto a los argumentos. No se le dan bien. Esto, si lees 20ypocos ya te das cuenta, de que las cosas transcurren muy rápido en cuanto intenta darle continuidad a algo, y para colmo cierra las cosas mal o peor. O no lo hace. Aquí empezó con cuatro amigas que se juntan después de mucho tiempo por el suicidio de una amiga común. Vale…pues no. Primero, tardamos 10 tiras en ver a dos chicas compartiendo viñeta. Joder, menudo reencuentro más chungo. Luego, tampoco te pienses que realmente va a haber demasiado “reencuentro”. Vamos, que parece como que no ha pasado el tiempo, o que no tienen nada que contarse más allá de lo que dicen en la primera tira. Puff, mal empezamos.

Ey, tío, es gracioso porque...porque...¡Mirad, más texto debajo!

Venga va, pero igual los chistes han mejorado…pues no. Volvemos a encontrarnos con el mismo perfil de personajes que no te importan una maldita mierda y planos como el encefalograma de un cantante de reggaeton. Dos de ellas quieren pillar, a la otra le agobia el trabajo…y a la otra sencillamente nada. Es que no nos importa un bledo ninguna. Los chistes vuelven a ser tontorrones hasta la nausea en la mayor parte de los casos, pero aquí vemos que la cosa está mejor resuelta. No tenemos la sensación de que las tiras se le queden cortas, y eso es, sin duda, una mejora importantísima. Hasta hay algún gag decente (no de reírte, pero…) en las 16 entregas que llevamos. No está tan mal.

Bueno, pues esto relativo a los guiones. No vale, no vale, dirán algunos. Para meterte con El Listo criticabas el dibujo, y ahora criticas los guiones porque Miquel Casals dibuja bien. Pues aquí es donde ya pongo mi cuello en la guillotina y digo: Pues no es para tanto. Es algo que me cansa un poquito de la gente a la que le mola Miquel, que todos destacan lo bien que dibuja. Se las arregla, y sin duda dibuja mejor que El Listo o que Blip, y que yo (voy a decirlo para que nadie me muerda).

Pero vamos, tampoco es para tanto. Ya sin entrar en algunas obras de arte que hay por la webcomiqsfera (¿alguien había dicho ya esta palabra?), hay muchos dibujantes de webcomics de humor mucho más solventes. Miquel dibuja corrientilla y gracias (para ser dibujante). Sus personajes son muy retorcidos, como de goma y sin articulaciones. Y luego…las expresiones. Hay madre, las expresiones. Los personajes pueden estar gritando de alegría que de dolor que de pena, que tienen la misma cara: Ojos grandes, boca muy abierta, siempre con la misma forma. No hombre no, no es lo mismo. Y así todo.

¿A donde coño están mirando? Porque a las italianas está claro que no.

Ha superado la etapa donde todos sus personajes parecían puestos de farlopa (con esos ojos desorbitados y las pupilas contrayéndose y dilatándose aleatoriamente) pero de vez en cuando se le escapa y no sabes si el personaje va drogado o que. En general yo solo soy capaz de diferencia 4 expresiones en los comics:

  • Asombrado/preocupado
  • Feliz
  • Enfadado
  • Todas las demás posibilidades

Entre eso, y que casi todos los personajes miran al vacío (su problema con la tercera dimensión no parece limitarse a lo metafórico de las personalidades), durante un tiempo me pensaba que 20ypocos era un webcomic sobre el Proyecto hombre. Total, todos los protas parecían tener comido el cerebro por alguna sustancia peligrosa…

Mirad la última viñeta. Si pones en el bocadillo "¡Mira tío, un dragón rosa!" funciona hasta mejor el chiste.

En definitiva gente, que esto es lo que no me gusta de los comics de Miquel Casals. Sin embargo, ya digo que veo una mejoría entre un comic y otro. Quizá dentro de 6 años y un par de proyectos, cuando los personajes estén mejor trabajados y la continuidad exista, cuando haya pulido un poco más la parte gráfica (que es lo menos malo) el comic que lance Miquel en 2017 me parezca lo mejor que he leído nunca. Espero que sí, porque lo crea o no la gentuza que siempre se lanza al cuello, a mí me gustan los webcomics.

Cómo saben los que me siguen en Twitter, WordPress me está dando serios problemas para subir las imágenes que tenía preparadas. Intentaré subirlas en algún momento de la mañana. Ahora, me voy a clase. Lo siento.

Anuncios
comentarios
  1. Chuck Draug dice:

    Pues la verdad es que de ambos cómics, 20pocos y Con dos tacones, lo que he leído ha sido tiras sueltas. Y no están mal, tienen algún punto, pero no matan. Te doy la razón en que los personajes no son de esos de los que te puedes encariñar y que llegas a un punto en que ni te importan, de hecho son las situaciones las que hacen que el tema tenga gracia.

    Y a mí el estilo de dibujo no me desagrada, a pesar de sus fallos (como que es un poco genérico). Los hay mejores y más expresivos, pero vamos, que a mí me hace gracia. 😛

    Como a muchos nos va a pasar (espero xD), cuando Miquel tenga más y más experiencia, seguramente nos irá sorprendiendo con cosas mejores. No sé si será en 2017 o mañana o nunca, pero bueno… habrá que esperar…

  2. “todo en la vida de sus personajes gira en torno al fútbol, el sexo, la cerveza y el alcohol”

    Desdeluego, es un cóctel sorprendente pudiendo retratar veinteañeros cuya vida gaire entorno cosas que no sean fútbol, sexo y alcohol.

  3. Buenas,

    Gracias por la crítica,

    soy muy consciente de mis limitaciones y muy autocrítico, y realmente no crea que tenga nada de lo que reprocharte, más que algunas opiniones personales tuyas.

    Simplemente me planteo cada tira y cada dibujo como un aprendizaje más, por lo que me alegra que Con dos Tacones te guste algo más que 20pocos.

    Para mí dibujar es lo que más me gusta en este mundo y simplemente lo hago porque me gusta y me lo paso bien, que es lo más importante. Si luego eso llega a gustar a alguien es fantástico, y entiendo que habrá gente que no le guste.

    Sin duda, en tu crítica he encontrado los argumentos más fundamentados acerca de mis trabajos.

    Tan sólo espero seguir mejorando tira a tira… 🙂

    Salud y dibujetes!!

  4. Nubis dice:

    Todo autor que lee tus reseñas se lo toma a bien, maquina Fosforo 😉 Me encanta la sinceridad con la que te expresas, dices lo que sientes y punto.

    También te desahogarás a veces y a gusto xD

  5. Vrede dice:

    El dibujo no es tan horrible hombre. Es mejorable, aunque opino que podría ser más chanante el cómic si el argumento girase en torno al día a día de unos yonkis, porque lo bordarían.

    Todo es adecuarlo. Yo lo veo. “Con dos pastillones”.

  6. Spike dice:

    Seguí durante un tiempo 20ypocos y desconocía que el autor hubiese empezado ya otro webcomic. Creo que no llegó a engancharme del todo por algo que tu remarcas, los personajes, y es que ahora mismo no se me viene a la cabeza ninguno. Aunque muchas de las tramas estaban bien, no acababas de cogerles cariño a los protagonista y creo que por eso fui olvidando el entrar a mirar si había actualización. No obstante, gracias a tu crítica ahora empezaré a leer su nueva obra a ver que tal. Creo que es un tío que puede tener un buen futuro si sabe evolucionar adecuadamente.