Pokemon, adictiva droga de diseño asiático

Publicado: marzo 2, 2011 de Fosforo en Uncategorized

Soy consciente de que mi caso no es el único. Terminas los exámenes, te sientes libre para hacer lo que quieras. Te sientes tan poderoso que decides jugar a algún videojuego. Tomas tu portatil más cercana, enchufas ESE juego y…¡Maldita sea! Vuelves a estar enganchado a ese juego que hace 8 años te atrapó por primera vez.

Si, señores y señoras, hoy estoy hablando del maldito videojuego de Pokemon. Tener tu equipo a un ritmo de crecimiento de 5 niveles por gimnasio (tu equipo, que suele llegar a los 20 componentes en total), atrapar todos los pokemons posibles de cada zona, etc…Nuevamente me ves obligado a pasar por humillantes “retos” para llegar hasta líderes de gimnasio sin carisma ninguno que se empeñarán en sacar todo el rato criaturitas del mismo tipo, haciendo facil que los fulmines con la elección adecuada de Pokemon.

Y todo empezó, al menos en mi caso, con la televisión. No jugué mucho a los juegos en mi tardo-infancia (ya hablaremos algún día de mis traumas al respecto) sino que yo era un verdadero aficionado a la serie de televisión. Por aquel entonces había terminado de ver Dragon Ball, y Digimon y Pokemon eran las alternativas que las televisiones ofrecian a los chavales de mi generación. Eso, y Doraemon. No me culpen por elegir a los monstruitos con poderes.

La serie de Pokemon era mala. No hay que darle más vueltas de las que merece a este hecho. Igual, no lo se, hay alguien que guarda un buen recuerdo de ella como una serie digna, llena de acción y muy divertida. En ese caso, le recomiendo que se baje algún capítulo se compre la primera temporada completa en DVD y vea UN capítulo antes de arrepentirse para siempre de haberse gastado el dinero. Descubrirá lo que muchos tenemos interiorizado, que Pokemon era una puta mierda, a pesar de que nosotros, con nuestra tierna inocencia, pensásemos que era mucho mejor que Digimon, una serie que no le da más vueltas a Pokemon porque no la dejan.

Todos los capítulos mantenían una misma irritante estructura, la animación era más repetitiva que Antena 3 con Los Simpson y los personajes carecían completamente de unos mínimos de carisma. Todo en aquella serie era espantoso, pero si aún no han quedado convencidos, igual, como yo, habían borrado de su mente cosas como esta:

Vergüenza ajena, ¿verdad? Pues aún no han visto nada. Vamos a darle un repaso a los personajes de la serie, para entender porque carecía por completo de gracia. Estaba Ash, personaje más plano que el busto de Misty, cuyo objetivo en esta vida es ser maestro Pokemon. Es un chapuzas, apenas captura Pokemons, siempre pierde los combates, pero en la serie nos lo intentaban vender como una gran promesa del entrenamiento Pokemon. Su voz en la serie traducida bastaba para cogerle grima.

Misty, a la que nombré el otro día hablando de One Piece, era la chica florero con caracter del 90% de las series anime de “humor”. Los japos deberían hacérselo mirar, porque es grave que su estereotipo de mujer pendule entre esto y el pivón anatómicamente imposible violado por tentáculos. Peeero, no estamos aquí para hablar de eso, ni de porque Pokemon es una de las series con más versiones hentai de la historia.

¿Alguien había pedido una pesadilla para hoy?

En definitiva, que Misty era solo un recurso de los autores para especular con la posibilidad de que se enrollase con Ash y que el protagonista no pareciera homosexual o zoofílico. Obviamente no lo consiguieron, traumatizando a miles de niños. El tercero en discordia era un tal Brock (según Wikipedia) que tenía siempre los ojos cerrados y era una mezcla de chino, sudamericano y negro, todo mezclado. Si, ha dado lugar a mucho hentay inter-racial, pero no me obliguen a postear más mierda de esta o me cerrarán el blog.

Y por si faltaba algo para desprestigiar completamente a esta serie era…que la mayoría de los “problemas” los producía un Team Rocket con menos carisma aún que los protagonistas. Tenían un Pokemon que hablaba y…¡¿Qué?! UN POKEMON QUE HABLA COMO LOS SERES HUMANOS. Eso no tenía ningún puto sentido, era imposible y punto.

En definitiva, que Pokemon era una *********************** puta mierda de serie. Y fin. ¿Lo de los asteriscos? No se, por rellenar. No me fastidien, que yo no debería actualizar hoy, debería estar jugando a la Nintendo Ds…digoo…a mi X-Box 360 de hardcore gamer. Si, eso…

Anuncios
comentarios
  1. Êliel dice:

    Lo que me he podido reir con la entrada… Y lo identificada que me he sentido!! Pokemon, una de las series de mi infancia… Aunque no pasé de la primera o segunda temporada… Los personajes no me caían bien, todos eran idiotas y la voz de Brock me ponía nerviosa (que por cosas del destino, esa voz es usada para doblar a unos cuantos personajes de animes…).
    Y cuando empezó Digimon, pensé que era una burda imitación, pero me bastó un par de capítulos más para darme cuenta de la gran diferencia, y preferir esta última sin ninguna duda (aunque he de admitir que los pokemons eran más monos…).
    P.d: Sería mala, pero me sabía todos lo malditos nombres… Y aun me sigo acordando de la mayoría (malditos cromos)
    P.d: Por qué hace eso Pikachu?? T__T

  2. A mí es que, directamente, nunca me gustó. Punto.

  3. Anónimo dice:

    me gustaria biolar a aranza o aymara

  4. Asdf-sama dice:

    Ese anónimo es un sudaca PINCHE CULIAO RECULIAO DE LA RECONTRABERGA!11!!

  5. Nubis dice:

    Ay, madre, no recordaba ESA cosa de dibujo…

    Mañana en CC… ¡Más Pokémon!