Monográfico Justin Bieber: Justin, apenas te conocemos

Publicado: enero 20, 2011 de Fosforo en Uncategorized

Justin Bieber era un niño tirando a feote y con una cabeza como un globo aerostático cuya madre, muy católica, empezó a subir en 2007 videos suyos cantando. El niño cantaba, a los once años, para su mamá. Un día (no diremos que era bueno) un productor vio el video accidentalmente y le llamó la atención. Buscó a Justin y solicitó a la madre que dejase a Justin irse con el para enseñarle un juego de ir desnudos ir a grabar una demo.

Así de cabezón era el niño.

La madre rezó mucho pidiendo un productor cristiano en lugar de un pederasta solterón y para colmo judío de Nueva York. Esta mujer, tras que le dieran un fajo de billetes mucho rezar, consiguió dejar de ser antisemita reticente a aceptar que Justin emprendiera su carrera en Atlanta. Justin Timberlake también pujó por él, pero pudo más la billetera del judio (uy, he dicho algo anti-semita, ¿será contagioso?)

Desde entonces ha sacado un disco, una regrabación del disco y…nada más. Vale, si, han sido dos años nada más, un disco no es poca cosa, y ha logrado multitud de éxitos de ventas y un cierto reconocimiento, algo nada desdeñable para un niño de 16 años.

¿Cuál es la mierda? Lo primero de todo es que un grupo de idiotas, a falta de un término más concreto, les dio por crucificar al chaval sin venir a cuento de nada como si fuese la antítesis del rock, el metal, el punk y en general todos los estilos presuntamente anti-comerciales que en realidad no lo son tanto. Es entonces cuando lo que es una simple moda musical se convierte, a la par, en un fenómeno de Internet sin precedentes apoyado por una promoción descomunal en la vida real que alimenta el odio de sus detractores, que hacen aún más grande su reputación y popularidad.

Sinceramente más de una vez me he parado a reflexionar sobre este efecto bola de nieve y que bien podría haber sido una maniobra de los mismos productores y gente de marketing para difundir el nombre de Justin, aun que sea a coste de provocar rabietas entre personas que, ellos saben, no son en ningún caso potenciales compradores de la marca Justin Bieber. Es decir, provocan a la gente que saben que le va a odiar de todos modos para que vean una y otra vez sus videos, generen ríos de información con su nombre en la red (esto es un ejemplo) y así consiguen que hablen de él (mal, pero hablan). Publicidad. ¿Retorcido? Puede, pero increíble no es, ¿verdad?

Las declaraciones publicadas por este, insisto, niño de 16 años al que está claro que la fama le ha llegado demasiado pronto y protegido por su racista sobreprotectora mamá han escandalizado al mundillo de la música underground…pero ¿Qué hay de real en estas declaraciones? Aún no he encontrado un medio serio o una referencia a estos que se haga eco de esas declaraciones. Son tan solo bulos de Internet, y en algunos casos, sumamente burdos. Como antes, insisto en que detrás pueden estar tanto tocapelotas sin cerebro y ganas de liarla como agentes y personal de marketing haciendo de las suyas. La polémica vende, y Justin de momento vende mucho…

En cierta medida es lo que paso con Porta...Ah, que ya nadie se acuerda de él. Mejor.

¿Su música es una mierda? Pse. Es más de lo mismo. Es pop moñas, con letras vacías y empalagosas y melodías insulsas. No es ni más ni menos horroroso que tanta otra mierda que se difunde cada día desde los canales y las radios musicales. No es más que otro producto para poner, temporalmente, de hilo musical en las tiendas. Es simplemente otro fenómeno para niñas. Y cuanta más publicidad se le da, más dinero le estáis dando. Dejad de dar el coñazo en los videos de youtube de cualquier grupo, dejad de despotricar contra él. Dejad de hacer entradas de blog sobre…euh…

¡Mañana más sangre en Crisis Creativa!

Anuncios
comentarios
  1. Zervio dice:

    Ya lo dijo Marilyn Monroe: “Que hablen de mi aunque sea mal”

    Esta es una máxima de la publicidad, tal y como comentabas. La mitad de las veces vende más el conflicto sensacionalista que no el producto en sí.
    Mira los políticos, por ejemplo. Si no se tiraran mierda mútuamente nadie les haría puto caso.

  2. La Zorra dice:

    La leche de articulo jejeje mola mola, yo creo que la tia del video está contratada… y no lo digo de coñaXD

  3. DALILA dice:

    la verdad esta pagina es un isuto para justin ose para todos los que cantan pop pórque una parte dice que el pop esta llena de frases vacias ojala que el o la que a escrito esto que se pudra en el infierno

  4. mariods dice:

    Dios, ahora que lo veo en notificaciones me paso a leer el artículo y… maldición, cuánta razón tienes. Ya está bien de hablar de este tío, en serio, la gente debería darse cuenta de que hablar mal de ellos no hace más que reportares más fama inmerecida. Si no te gustan, más vale no hacerles ni puñetero caso, y punto.

    Bravo.

  5. Fustigueitor dice:

    El Justin este de los cojones es el niñato más repugnante que he visto en mi vida, y he visto muchos. Seguid adorándolo, tontas del haba, y de paso que os escupa en la cara, que seguro que os mola. Una mili de dos años en los Regulares de Melilla le daba yo. Ale!!