Vuestra madre no aparece por ningún lado

Publicado: enero 5, 2011 de Fosforo en Uncategorized

En nuestro último parón en Crisis Creativa escribí una entrada acerca de Cómo conocí a vuestra madre, la popular serie americana que, en aquel momento y con dos temporadas a las espaldas, me parecía un absoluto y completo plagio de la fórmula Friends. Ahora, con tres temporadas y media más, el alegato es ligeramente más indulgente, pero eso no implica que me haya pasado a las filas de los fans de esta serie que a tanta gente tiene enloquecida. Sencillamente, no me parece nada del otro mundo.

La serie mejora a lo largo de las temporadas que siguen a las dos primeras, básicamente, porque hasta los guionistas se dan cuenta de que están plagiando a Friends de forma repulsiva. Y si bien de cuando en cuando parece que todo va a volver a empezar, y algunas de las subtramas nos recuerdan con demasiada fuerza a la serie más popular de Estados Unidos, hay nuevas motivaciones, nuevas temáticas, y algunos personajes realmente interesantes. En definitiva, dejan de plagiar historias y cogen el potencial de personajes plagiados para hacer cosas nuevas. No está mal. A veces…

Y no me cansaré de decirlo.

¿A qué me refiero con esto? A que mientras que Barney y Robin acaban saliendo por una temporada (a imagen de Joey y Rachel en Friends), o Lily arregla los problemas con su padre (a imagen de Chandler en la otra serie), Ted vive experiencias diferentes (a pesar de que tiene problemas al ir a casarse y al final la relación se va al traste, justo como con la segunda esposa de Ross, curiosamente también profesor de Universidad). Vamos, que huele. Pero por otra parte, conflictos laborales de Ted con la demolición de un edificio, el rollo del embarazo de Lily o cosas así le dan algo de chispa a una serie con un puntazo cada tres o cuatro capítulos. Se deja ver, pero tampoco es una serie que me importe un pimiento.

Probablemente la sexta temporada esté en un momento interesante, pero como pasa siempre con Cómo conocí a vuestra madre, sabes que las cosas no van a ninguna parte, porque al final, la chica de Ted no será la definitiva, ni los personajes durarán demasiado en la trama. Actualmente “la chica” es Zoey, la esposa de un excéntrico millonario de 54 años. El caso es que está interpretada por una de mis musas, la sin par Jennifer Morrison, a la que casi todo el mundo recuerda por la serie House. Los últimos capítulos que he estado viendo apenas he podido apartar los ojos de esta preciosidad de chica.

Y he dicho solo preciosidad por no extenderme mucho...

Y por lo demás…Barney cada vez es menos gracioso en general, pero cada vez hay más capítulos geniales centrados en él. Espero que nunca, nunca, se les ocurra hacer una serie para el personaje en solitario. Seguro que daría más asco que los puñeteros fans de Barney. Como los odio.

Anuncios
comentarios
  1. Si hay algo peor que Barney, son los fans de Barney. Estúpidos personajes hechos para molar.

    Confieso que no soy seguidor de la serie, pero los varios capítulos que he visto (dos o tres de cada temporada) me han parecido bastante flojos. Es más, me da la impresión de ser una serie de sketches, con un mínimo hilo conductor entre escenas, y ya.

    Eso sí, en un capítulo salió un mono. ¡Vivan los monos!