Cinco razones para jugar un videojuego.

Publicado: octubre 21, 2010 de Fosforo en Uncategorized

Si ayer os proponía, con todo mi ego, cinco motivos para odiar a un videojuego, me parece correcto dedicarle otro día a analizar los cinco motivos que encuentro yo para jugar a un juego. Para los acérrimos al Halo 3, ninguno de ellos es el multijugador. Lo siento.

Chocodiversión a raudales. Un juego puede contener tal cantidad de elementos cómicos y divertidos como para divertirte sin que la historia sea ninguna maravilla. Es el caso de Postal 2, del que nadieygris ya habló por ahí, o el de una de mis franquicias más queridas, los videojuegos de Lego.

Absoluta inmersión de juego. Un juego que te posea, de ese que sigues jugando aun que la casa esté en llamas, pero que te da sed si en el juego estás en un desierto y miedo si se trata de un juego de terror. Juegos que han sabido crear un mundo coherente e interesante, y una historia y unos personajes que pronto pasen a formar, en tu cabeza, parte de tu vida. Es el caso de juegazos como Bioshock o Doom 3, por citar un par.

Peligrosa adictividad. Generalmente relacionada con la dificultad o con el género arcade, hay videojuegos tan adictivos que es imposible dejar de pensar en ellos. Te vicias, le das vueltas a ello en la cama por la noche y aprovechas cualquier segundo para plantarte ante la pantalla que sea para seguir jugando. Las aventuras gráficas suelen generar en mi esta sensación, pero todos lo identificamos con el Snake del móvil.

Libertad de juego. Especialmente los juegos de rol (online o no) que permiten una enorme cantidad de opciones, ideas, actividades. Te permiten hacer montones de cosas y disfrutar al máximo del reto de jugar con un personaje definido enteramente por tu personalidad y capacidades. Aparte de la mención obvia al World Of Warcraft (al que no juego, por cierto), Diablo y a uno de mis favoritos, Oblivion. Cuidado, porque algunos de estos juegos acaban derivando en elementos pasilleros (tengo entendido que le ha pasado al WOW) o dan tanta libertad que pierdes el interés.

ESPECTACULARIDAD. Hay juegos espectaculares. Si, tienen una historia interesante, unos controles adecuados, unos personajes interesantes…pero lo realmente grande es que es un juego espectacular. Con el paso del tiempo algunos de estos juegos dejan de ser espectaculares. Poca gente podrá entender hasta que punto resultaba espectacular el primer Tomb Raider. O Far Cry. O incluso Bioshock. Probablemente e juego que más me ha hecho decir “Woaaaaaaaaaa” fue el de Star Wars, La amenaza Fantasma, juego que gráficamente habrá envejecido mal, pero que sigue siendo un pasote.

Por supuesto, hay más motivos, pero si un juego no cumple al menos uno de estos cinco puntos, difícilmente valdrá la pena. Y si, ahora mirad. ¿Dónde caben los juegos de deportes? Pues eso.

Anuncios
comentarios
  1. […] Actualizados : Cinco razones para jugar un videojuego. ALICIA Y SUS MARAVILLAS Declaración de principios. […]