Como me aburrió vuestra madre

Publicado: julio 20, 2010 de Fosforo en Uncategorized

Como conocí a vuestra madre es una de esas cargantes series que se ponen de moda y todo el mundo te recomienda, se descojona cuando alguien la nombra  y en los blogs le hacen la ola. Total, que un día llega vuestro amigo Fosforo, en su descanso vacacional (más información en la columna de la derecha) y se pone a verla en Megavideo. Se traga una temporada y pico del tirón en tres días…

Y descubre que es una puta mierda.

Vamos a ver, si no es que la serie sea un bodriazo, simplemente que no me divierte en absoluto. Es tan Friends que da asco. Porque si, todas las series americanas se centran en el mismo elemento de chico y chica que desde el primer capítulo hasta el último están dando por saco con el que si sí que si no. Le pasa a The Big Bang Theory, le pasa a Scrubs, le pasa a todas las comedias de 20 minutos, incluso a South Park. Pero las premisas, ambientación y demás de esta serie es aún más calcado de la serie protagonizada por Jennifer Aniston

Oh vamos, lo echabais de menos...

Jóvenes casi treintañeros neoyorquinos, una pareja consolidada (a imagen de Monica y Chandler en las últimas cuatro o cinco temporadas), un  personaje ligón, amoral y excéntrico (oh dios mío, es Joey Tribbiani de nuevo, pero con traje y sin serie propia) y la parejita que va de ligue infructuoso en ligue infructuoso. Hasta tienen su “bar de siempre”, donde viven la mitad de los diálogos.

Crisis de pareja entre Marshall y Lily, novia rara de Ted, Robin se echa novio, Barney es un cerdo con suerte…Realmente el único personaje mínimamente soportable es el propio Barney, pero solo en algunos capítulos, mientras que en otros te cae igual de mal que los demás.

Si le hacen un spin off, le quitaran toda la gracia.

Esta serie es un claro muestrario de la falta de ideas que tienen algunos guionistas americanos, incapaces por completo de salir del esquema cerrado de Friends, pero además plagiando sin ningún descaro. Lo peor es que tras el piloto, realmente te crees que no van a aburrirte demasiado con el tema de Ted y Robin, pero al siguiente capítulo ya has vuelto a empezar, y hasta el infinito.

Hacía mucho que no me aburría con una comedia americana, y desde luego, no recuerdo la última vez que un programa televisivo me parece tan sobrevalorado. Indignante.

Anuncios
comentarios
  1. […] nuestro último parón en Crisis Creativa escribí una entrada acerca de Cómo conocí a vuestra madre, la popular serie americana que, en aquel momento y con dos temporadas a las espaldas, me parecía […]