Rutinas matinales

Publicado: abril 19, 2010 de Fosforo en Televisión
Etiquetas:,

Me levanto el Lunes pronto por la mañana y me encuentro con que ayer aún no había escrito ni una sola linea. Demonios. ¿Y ahora que subo yo a este blog? ¿Qué haces si llevas un mes sin ver nada comentable en el cine? Llevo un mes sin abrir un libro o comic, malviviendo de revivir las aventurillas que ya he leido y esperando esa nueva historia apetecible y a buen precio que, no se muy bien porque, no quiere llegar a las estanterias de las tiendas. Estoy en crisis, pero más que creativa, consumidora. No me apetece comerme más chascos en la gran pantalla, cuando un año antes (o quizá ya algo más) iba al cine todas las semanas, hubiera algo decente o no.

No veo la tele. Es algo que dice mucha gente pero en mi caso es totalmente cierto, mi consumo televisivo se reduce a cero desde que cambiaron la estructura serie-publicidad en Los Simpson. No veo nada de la tele, y así no es extraño que apenas me sonara el otro dia, por ejemplo, el nombre de Sara Carbonero. Mea culpa.

¿Se acuerdan de cuando poniamos tias monas gratuitamente? Claro que si...

Pero no es de los ojos de esta chica por donde van los tiros, sino acerca de lo triste que es que la única serie que actualmente me leventa a veces del ordenador para ir al salón es una serie infantil. Phineas y Ferb es una de esas series infantiles con ritmo, humor, referencias no demasiado complejas y una frescura tan brutal que como adulto me gusta tanto como me fascina como niño. Cada capítulo es una vuelta interesantísima a un concepto viejo, y el dibujo, a primera vista un poco feo (esas cabezas geométricas), acaba transpirando todo ese color satinado para hacerse agradable y sincero, al tiempo que la animación es realmente buena.

Lo que más me gusta de esta serie es como hace del costumbrismo una aventura diaria. Eso y que sale un ornitorrinco. Es mi animal preferido. Si, yo era un niño muuuy raro. La otra serie que veo usualmente es Malviviendo, esta por Internet. Han llegado al final de la primera temporada, con un décimo capítulo que es un remonte espectacular del descenso de entretenimiento de los anteriores capítulos (el momento álgido es el cap 5). Ahora estan jugando con nosotros, probablemente mientras dedicen sin hacer una segunda temporada o parar el tema en su momento más alto. Sinceramente, espero que mantengan la serie teniendo en cuenta lo que hace grande los mejores capítulos. Si aún no conoces Malviviendo, puedes purgar tus pecados ahora o arder en el infierno por siempre.

Ya se lo que vamos a hacer hoy: Mejoraremos el guión del resto de series de Disney Chanel. Hasta un niño las escribiria mejor.

En definitiva, que no se sobre que hablaros. Tampoco es que juegue a demasiados videojuegos ahora mismo, y estoy metido en un bucle apático que terminará, quiero creer, en algún momento próximo. Mientras tanto, haremos tiempo con algo tan sencillo como, indirectamente, recomendaros series de calidad y poner fotos de tias buenas. ¿No os parece un plan genial?

Anuncios
comentarios
  1. Fosforo dice:

    No se si alguien se ha fijado, pero en la imagen, Phineas parece la niña del Exorcista

  2. Anónimo dice:

    jaja, a mi me encanta Phinias y Ferb lo tengo que reconocer, y yo lo conocia antes, en verano me enganche a esa serie…siempre la comentaba con alguien y se reia de mi…ahora he encontrado a alguien qe le mole jajajaja