El mundillo del webcómic está loco…

Publicado: enero 23, 2012 de Fosforo en Webcomics

El mundillo del webcómic está loco. Esta condenadamente mal de la cabeza. Y por eso cada vez me da más pereza hablar de él. Cada vez que lo hago, pasa una de dos. O hago una reseña positiva y por esa semana me convierto en el niño bueno de la comunidad; o bien me cuelgo el cartel, involuntariamente, de incordio oficial. Y por recomendación de uno de nuestros aficionados, y ante las reiteradas peticiones, hoy acabo de rematar la de ayer y subo mi post perdido. Mi segundo artículo a raíz de mi visita a Zaragoza. La cara B de aquella sesión de felicidad que colgué hace tiempo.

Si pones "WEE" en el Google, sale esto. In Google we trust.

Os recuerdo. El Listo y yo sentaditos en el pub, yo con mi birra, él su copa, hablando de lo divino y lo real. Hablamos de muchas cosas, algunas que me sirvieron para ver que debajo de esos cómics tan malos se esconde un tío brillante, pero hay una sobre la que quiero hacer especial hincapié. Para ello retrocedamos unas horas más y vayamos al primer día de stand del WEE en Zaragoza. La imagen es un tanto deprimente vista desde fuera. Son un buen montón de colegas, de conocidos y amigos, pidiéndose autógrafos los unos a los otros. En una publicación en la que la mayoría de ellos publica. “Jugamos a ser famosos”.

Al fin y al cabo es un acto que tiene mucho de normalidad si se piensa desde el punto de vista del que ha dibujado una página de un tomo de más de 100 y tiene ahí enfrente a muchas de las personas a las que leía mucho antes de empezar a dibujar cositas en la red. Pero visto desde fuera, e incluso con un poco de mala leche desde dentro, es un montón de colegas, dibujando todos en la misma revistilla, pidiéndose autógrafos los unos a los otros e intentando colarse entre ellos sus respectivos tomos recopilatorios, en el mejor de los casos con material inédito, en el peor, cosas que ya han leído todos con fanarts de otra gente que está ahí mismo. Reconozcamos que suena algo como raro.
Esta masturbación dentro de la propia comunidad del webcómic, que se da placer a sí misma firmándose cosas, lleva a una situación casi complaciente en la cual nos podemos dar palmaditas en el hombro por la cantidad de lectores de webcómics o de compradores de la revista, cerrando los ojos para no ver que el webcómic no es tan famoso, que no nos lee tanta gente. Que somos cuatro gatos muy activos (y me permitís que me incluya dentro, aún sin considerarme “webcomiquero”).

La gran mayoría de la gente, incluso entre los aficionados al tebeo, desconoce el webcómic, o lo tiene como algo anecdótico y menor. Y nosotros, metidos en nuestra feliz secta eufórica y “puesta” de autosatisfacción, apenas nos damos cuenta de que algo no está saliendo mal. En la famosa charla de la que os hablaba ayer, Laurielle habló de un libro sobre los webcómics de mayor éxito (con beneficios económicos de por medio) en lengua inglesa. Aquí en España eso nos resulta completamente inconcebible, entre otras cosas porque ninguna editorial apostaría ni de coña por algo similar, y porque tampoco hay material. El éxito del webcómic, incluso de los más grandes, es tan relativo que apenas podemos establecer realmente unas directrices sobre lo que funciona y lo que no. Y hay que preguntarse los motivos.

La excusa de que “es que llevamos menos tiempo” o la de que “el inglés es el idioma mundial y parte con ventaja” son válidas hasta cierto punto, pero no dejan de ser un escaqueo para que luego nos aplaudamos como tontos ante el más mínimo éxito. Ahora ya no podemos decir que no apuestan por nosotros. Editoriales sacando tomos a webcomiqueros, un día en el salón de Madrid, charlas y exposiciones en otros salones del cómic más o menos importantes… La cosa está a huevo, están esperando, pero seguimos siendo una comunidad cerrada que se huele el culo frenéticamente y niega el olor a mierda.

Pero esta pequeña endogamia es casi inofensiva, es algo que no muerde y no pasa nada. El mundillo tiene peores problemas. Uno de ellos, y siempre me ha tocado denunciarlo, es el proteccionismo bastardo que tenemos. Porque ya no es solo que nos pasemos la tarde firmándonos autógrafos, sino que hay una especie de necesidad de crear una comuna hippy de los webcómics, un remanso de tranquilidad donde llevarte aplausos y donde la gente no está acostumbrada a que les digan “esto no” o “esto no es así”, donde toda crítica es un ataque y cada opinión alternativa es una bomba que podría derrumbar los cimientos del WEE o algo peor.

CHAN CHAN CHAAAAAAAAAAN

Cuidado, porque hay un mundo entre defender el buen rollo y la camaradería presente en Zaragoza, que agradecí y aplaudí a rabiar, con esta situación de acriticidad con lo que hay, o al menos, la ocultación de ese espíritu crítico no sea que alguien se ofenda. Esa necesidad de agradar a toda costa que lleva a que haya que murmurar entre dientes que la publicación X de otro autor es una mierda, o que es muy cara, o sencillamente que no tienes putas ganas de que esté al lado de lo tuyo, que es mucho mejor. Somos todos muy amigos, pero la amistad no debería ser hipocresía y decir a las claras “esto que haces no me gusta” debería ser la base de la buena camaradería. Lo otro es una situación forzada.

No creo que sea necesario estar comiéndonos las pollas los unos a los otros para que esto se mantenga. Ya digo, nunca me he andado con pelos en la lengua para criticar las viñetas de El Listo y Xavier fue de las personas más abiertas y amables de todo el viaje. ¡Si hasta me llevó en su coche el segundo día! Pero no, parece imprescindible que todos nos jaleemos los unos a los otros y hagamos como que seguimos los más de 50 webcómics en el último Weezine. Es imposible que todos los lean todos. Más aún, dudo que nadie siga todos los webcómics. Y casi ninguno llegará a seguir la mitad. La gente que empezó a juntarse en el Salón de Zaragoza hace ya unos cuantos años, en su mayor parte, no debe ni de saber qué cómics son los que dibuja toda esta gente que sale de fiesta con ellos. Y hay que decirlo, alto y claro, y que nadie se ofenda porque ni sepa quien eres, o porque no lea tu cómic porque me parece un churro, es la realidad y ya está, y es imposible que nos lo tomemos como algo personal que nos deba afectar. Si lo hiciéramos, seríamos imbéciles.

¡En Subcultura pasa igual! Los que llevamos dos años no nos podemos creer que haya gente a la que el nombre de oorlo no le diga absolutamente nada. ¿Pero sabes lo peor? Que lees AAA Cómics y ¡No es para tanto! De hecho, comparados con otros cómics de paridillas sueltas de Subcultura es mediocre, y comparado con el nivel general es malo. Maldita sea, me encantaba ese cómic. Le di varios votos positivos incluso estando cerrado. Y. No. Es. Bueno. Hay que quitarse la venda y dejar de aplaudirnos porque sí, no tiene ningún valor y no aporta nada.

"Wiii, vivamos todos en el país de la piruleta"

Y luego hay otra cosa que me tocó la moral sobremanera, y a la que llevo dando vueltas desde entonces. El peor de los peores discursos. “Esto ya no es lo que era”. ¿Esto? ¿Qué esto? ¿El webcómic en español? Está mejor que nunca. Quiero decir, respeto muchísimo a los autores que dieron a luz el primer Weezine, pero lo comparas con el nivel medio actual y no hay por donde cogerlo. Ni de lejos. Una buena parte de los veteranos lo han ido dejando (sin ir más lejos, Ctrl.+Z, antes sinónimo de calidad, ahora es casi un erial) y los nuevos son mucho mejores. Incluso los que se han quedado han mejorado. Me encanta Eh tío, pero comparado con El Vosque es mierdaza amateur. Disfruto mucho Planeta Absurdo, pero si lo pones al lado de El jueves pasado te mueres de vergüenza. Los cómics de Defriki es que son todos iguales, y el que más carcajadas me ha proporcionado es AFL, pero vamos…

El mundillo está mil veces mejor ahora que antes, solo es el WEE el que ya no “es lo que era”. Y como es nuestro nicho confortable nos refugiamos ahí, sin darnos cuenta de que  fuera, Mike Bonales suda de nosotros mientras le publican y que otros, como él, van un poco a su bola. Y serán más. No necesitan el aplauso “familiar” de los webcomiqueros porque tienen nivel para que vayan a pedirles firmas lectores que son simplemente eso, lectores, no colegas ni amigos de la red. Gente que, en una cantidad aceptable, ni siquiera conocían los webcómics y que hace, él solo, más por la difusión del concepto “webcómic” que mucha gente que se pasa el día con ellos en la boca, pero de puertas para dentro.

Que no hablo del tópico ese del Weelitismo, no hablo de ninguna élite que se encumbra por encima de los demás. Nada de eso. La gente en Zaragoza es abierta, divertida y te acoge con los brazos abiertos seas quien seas. Todos, desde los más populares hasta los que no me suenan ni a mí. Hasta a mí me han tratado impecablemente. Hablo de que precisamente se ha perdido un poco el sentido del “hacia donde va esto” por parte de la comunidad del webcómic. Endogamia, pero no elitismo. Hay matices.

Este mundillo necesita que le levanten y le den patadas, porque su potencial es enorme, y aún no ha sacado siquiera el morro. En mi opinión hay que deshacerse de la secta y empezar a trabajar de puertas hacia fuera. Hay que abrirse y mirar hacia el futuro y explotar todo lo que tenemos por delante, siendo muy críticos. Y quedar todos y cenar y salir y pasarlo pipa entre colegas, claro. Pero hay que entender que una cosa y la otra no son opuestas.

About these ads
comentarios
  1. Kalitro dice:

    Muy de acuerdo. Con todo, es que el cómic en España está mal, de partida, así que el webcómic creo que no puede esperar hacerlo mucho mejor. O igual sí, quién sabe.

    Otro problema gordo y lo he dicho mucho, es nuestro bagaje cultural. La mayoría nos hemos criado con chistes de Brugera y los más jóvenes con Naruto. Si te has criado con cosas nefandas, es difícil hacer algo grande.

    Y sobre el amiguismo, otra cosa que he aprendido es que… admitámoslo, si haces webcómics posiblemente seas un poco raro, y si eres un poco raro no sabes relacionarte, tienes una autoestima por los suelos y cosas así. Y así no se puede mejorar y llevas fatal que te corrijan. Hay excepciones de gente que sabe venderse muy bien y al mismo tiempo son muy agradables (suelen ser los más conocidos, por cierto), pero hay un buen puñado que son personas sencillamente insufribles, que vienen a hacer fama y te preguntan todo el rato si has leído lo suyo sin preguntarte antes cómo te llamas, y cuando lo lees y dices que es más bien malo (por ser majo), se tumban en posición fetal.

  2. odiolitos dice:

    Totalmente de acuerdo: hay que darse cuenta que favorecer el medio no es aceptar a más gente en nuestro club (sea este el que sea), sino que haya más lectores.

    Y ojo, los hay: pero no van a ir a salones del cómic a decirnos lo guays que somos, porque no son tan apasionados como los mismos autores. De hecho, muchos de ellos preferirían no ser clasificados como “comiqueros”. Y eso es bueno, muy bueno: quiere decir que el medio está saliendo del ghetto, tanto en papel como en pantalla.

    El tema de la falta de crítica me parece fruto de lo que aún es el webcómic español: un reducto de incondicionales del medio, que en muchos casos han hecho grandes sacrificios por él, rodeado de curiosos y algún autor -venido del papel o recién llegado- que no conocen a nadie y se llevan la impresión de que estos sacrificados adalides de la causa los dejan fuera.

    Y no es así… del todo: los consagrados se aplauden entre sí, a sabiendas del trabajo que han hecho, pero esperan ver los que hacen los demás. O esperan que los demás se unan a sus sacrificados esfuerzos. Y claro, ejercen cierta presión en el recién llegado que huele a endogamia. Porque lo es, como todo movimiento recién nacido.

    Yo creo que ahora mismo estamos asistiendo a la legitimación del webcómic como medio, y a la muerte de esa endogamia. Que dolerá a unos y a otros les alegrará la tarde, pero al fin y al cabo será muy sana. Necesitamos competencia feroz, y más (auto)crítica.

    • Chuck Draug dice:

      Oye, si la endogamia muere en el proceso, ¡bienvenido sea el proceso! Quiero seguir con mis amigos, los haya conseguido a través de la comunidad webcomiquera o no, pero no me gustaría que la expansión del webcómic en español siga siendo asociada únicamente con “el grupo de amiguitos que se van de juerga en la ciudad a donde haya un salón o unas jornadas y que ponen tebeos en la Red”.

      Y valoro una crítica contundente (como la que me hizo Fósforo por aquí, precisamente) mucho más que un halago vacío.

      • odiolitos dice:

        Tootalmente de acuerdo. Los colegas son los colegas, y eso no nos lo quita nadie. Pero que haya más variedad -y competencia, y crítica- no hace sino beneficiarnos a todos.

  3. Chuck Draug dice:

    ¿Loco? Más bien endogámico y en un país de la ilusión, que es lo que vienes a decir. Pero deja que ponga tocho, que toca…

    El mundo del webcómic tiene miedo a salir fuera del ámbito en el que se encuentra, de las comunidades que fue WEE y que es Subcultura. La cuestión es que parece que seamos una tortuga que saca tímidamente la cabeza, mire a su alrededor y luego se esconda de nuevo. Y tienes que venir tú a darle toquecitos al caparazón para que dejemos la tontería. Y donde digo “tú” podría haber sido cualquier otro que es capaz de ver las cosas desde fuera.

    Ya no es cosa aquí de si queremos o no ser profesionales, es de dejar claro que el webcómic en español existe, que no es “un grupo de amigos que se van de cañas por la geografía española”, al menos no solamente eso.

    Mira, yo hago lo que hago por afición, porque me gusta, porque sí. No estoy pensando en editoriales, ni en ser famoso hasta las trancas… me gusta lo que hago porque me gusta dibujar, porque de crío me encantaban los cómics (y me siguen gustando), porque soy lector pero también me gustaría ser autor de mis propias obras… autor amateur, sin ánimo de lucro, compartiendo para que la gente vea, diga si le gusta, si no, qué mejoraría… Y para eso necesito no solo la opinión de algún webcomiquero o lector habitual de webcómics, sino de gente de fuera.
    El problema, y lo admito como debería hacerlo más de uno, es que centrarse en la comunidad de webcómics actual es más cómodo y sencillo que lanzarse a la verdadera aventura. Y para gente de fuera que conozco que lee lo mío es mi familia, y lo más que he recibido de crítica ha sido “a ver cuándo haces algo más adulto”. Comprenderás que, obviamente, no espero algo tan escueto de la “gente de fuera”, si me tienen que lanzar una crítica brutal como la que tú me lanzaste, pues que lo hagan.

    Y luego está el tema de las oportunidades que nos dan… Lo de Expocómic fue una apuesta arriesgada. Y yo me lo pasé bien, pero pensándolo en frío, ha sido en parte una oportunidad desaprovechada por nuestra parte. Podíamos haber dado un debate interesante, hablar de qué es lo que ha significado para nosotros el webcómic… y soy el primero que admite haberse reído con el monólogo de Andrés y con las tonterías que iban pasando en la tira en directo, pero a la hora de la mesa redonda… 15 minutos. Así no nos van a tomar en serio en ningún lado. Y me apena, porque me siento en buena parte culpable de esto, porque soy parte de esa comunidad y, por supuesto, parte del problema.
    Que no niego que me lo pasara bien, pero es eso: nos lo pasamos bien, pero los webcómics siguen en su sitio. He conocido a grandes personas con los webcómics, pero no hemos pasado de eso y de hacer un fanzine entre los colegas.

    Y ya con el “buenrollismo”… sé de buenos rollos, porque yo soy alguien que quiere las cosas con calma… pero también es verdad que si exploto, dejo todo perdido. Y soy el primero que acepta críticas (claro, tras muchos años teniendo que tragar, pecando de novato, enrabietarme y demás… supongo que madurar te ayuda a enfriarte y pensar como una persona), pero también es algo que dices que parece que dé miedo decir cuándo algo va mal, sea sobre un cómic en concreto o sea sobre la comunidad en general.
    Que somos, en general, inmovilistas casi por naturaleza, que hay que darnos un par de hostias para que espabilemos. Y con el WEEzine, la fama y otras cosas, a mí hay mucha gente que no me conoce, y me importa un huevo y parte del otro, porque hay gente que yo conozco que ha sacado algo en el WEEzine, pero también gente que ni me suena, y de la gente que conozco no sigo a todos. Y luego hablamos de calidad de las historias publicadas en el fanzine, que soy el primero en admitir que para el quinto hice una soberana mierda llena de referencias (de hecho, la última viñeta es autocrítica cierta… menos el último bocadillo)… claro que admito que tampoco se me había ocurrido nada mejor que eso, así que… uf… pero prefiero mi única página en el WEEzine 4 antes que las tres del 5, y oí de dos o tres personas casi la misma opinión.

    En fin, la cuestión está en que la endogamia sigue siendo un gran problema con el que hemos bromeado, pero que hemos dejado crecer también, pensando que no es tan grave. Que esto al final nos ha nublado sobre qué hay que hacer para seguir.
    Yo ya tengo pensado que cuando dé mi siguiente paso, voy a estar un pelín más desvinculado. Seguramente lo que haga lo ponga también en Subcultura, por dar visibilidad, pero trataré de que mi página en sí tenga más dedicación por mi parte. No es solo la comunidad webcomiquera ya asentada la que hay que mirar, hay que ver también a la gente de fuera. Aunque lo que hagas sea una mierda, pero que te lo digan, que con esas críticas y lecciones mejores. Que no nos quedemos en nuestra Teletubbilandia, que no nos dé vergüenza mirar a los ojos de los lectores de cómic tradicional, a los que no están acostumbrados al webcómic. A decirles que existimos, que el Webcomic Day no es un caprichito de la organización de Expocómic, que eso de que el WEE tenga stand en Zaragoza no es por amiguismo.

    Claro que, ¿quién lo va a decir en voz alta?

  4. Paradox dice:

    Hum… o sea que, si no he entendido mal, la conclusión es que, a pesar de los problemas de endogamia webcomiquera, el mundo del webcómic en español está mejor que nunca. Pero si los argumentos han dejado claro que el buenrrollismo en exceso es perjudicial para la expansión y el desarrollo de los webcómics en nuestro idioma al correr un tupido velo sobre los fallos y lo que se podría mejorar, ¿cómo es posible? ¿Qué es lo que ha hecho que el mundillo este haya avanzado respecto a sus primeros años? Se agradecería una hipótesis que explique este fenómeno, por favor.

    • odiolitos dice:

      Mi teoría: más gente, menos conectada entre sí, haciendo más cosas diferentes. Y por tanto, más crítica seria y más artistas (hale, ya lo he soltado) serios. Los esfuerzos de ciertas comunidades han ayudado a ello, como la endogamia lo ha podido lastrar, pero lo principal es que hay más competencia y variedad.

      Creo.

    • Fosforo dice:

      Es gracias a tres cosas:

      -Que han pasado de ser un par de docenas autores a un par de cientos.

      -Que hay más gente fuera de esos círculos de buenrollismo (he citado a Bonales, pero hay alguno más)

      -Que hay gente que lleva 4, 5 o 6 años con esto, y en ese tiempo se aprende incluso tratando de evitarlo.

      Lo que digo es que estas cosas van a ser insuficientes. La cantidad de autores no va a crecer indefinidamente, no creo que sea lo adecuado estar años y años y años esperando a que la gente madure y respecto a lo otro…es una pena que solo unos pocos sean capaces de asomar la cabeza fuera de ese globo de amiguitos.
      Lo que quiero decir es que hasta aquí ha estado bien, pero que no puede cerrarse en eso, no puede quedarse ahí. Que tiene que crecer y evolucionar. Y luego esta mi opinión sobre que cosas deben cambiar.

      • odiolitos dice:

        Y (puede) que la llegada de propuestas serias y muy bien planteadas en el futuro, con calidad e ideas en cuanto a monetización del contenido será lo que acabe de arreglar la cosa.

        Yo creo que un Caleörn/JC llevado por Runtime/El Listo iba a ser la bomba.

    • Chuck Draug dice:

      Es contradictorio, pero es fácil: a pesar de la endogamia y el buen rollito, hay gente que sí que ha conseguido llegar más lejos, más allá de la comunidad habitual webcomiquera. Son pocos, pero destacan. Que si RIP, que si Conejo Frustrado, que si El Vosque… vale, tal vez esté dando ejemplos que, seguramente, sean desacertados, pero eso explica cómo un mundillo que debería haberse ahogado en su propia endogamia aún viva y, es más, va a mejor. También es cierto que, a fin de cuentas, algunos se han sabido mover, pero eso no quita que la amplia mayoría estemos verdes, MUY verdes.

      Y la cuestión está, por supuesto, en que todos mejoremos.

  5. Sori dice:

    Los cómics del Listo y de AFL que se mencionan en el artículo y que no incluyen enlace están en http://listocomics.com y http://www.afrikislife.net/ respectivamente y son ambos muy buenos.

  6. Repelux dice:

    Sí, completamente cierto. Está bien recibir comentarios positivos que te digan qué haces bien, pero sin crítica constructiva, y destructiva, me arriesgo a decir, no se mejora. Beatrix no se convirtió en la mejor porque Pai Mei le diera abrazos y aplausos.

    • odiolitos dice:

      De hecho, creo que nada me ha sentado mejor como dibujante que los capones que me han dado hace un par de semanas sendos editores al enviarles mi proyecto de novela gráfica. ¡Se lo recomiendo a todo el mundo!

  7. 13 dice:

    A ver… Primero la entrada me parece muy interesante, pero más por lo que se puede extraer de ella a nivel personal que en lo que afecta estrictamente a lo que es el webcómic.

    Cuando una actividad es fundamentalmente amateur no se puede exigir profesionalidad en el comportamiento de unos autores que no lo son. Así que cada uno haga aquello que le resulte más divertido/rentable. Algunos de estos “defectos” son propios de cualquier grupo de gente, todos cojeamos en algo… Pero si uno se lo pasa bien así por mí perfecto.

    Dicho esto, y ahora hablaré por mí. Yo haciendo webcómic he conocido gente y he aprendido mucho de la gente que he conocido. ¿Amigos? Los he hecho y muy buenos además, aunque en un contexto bastante distinto al aquí descrito. Ahora bien, el webcómic no es mi club social, eso está claro. Y lo que aquí se relata ni me parece especialmente representativo (porque ni mucho menos todos los autores de webcómic vivimos así la afición), ni tan siquiera me parece censurable que así se haga.

    Salut!!!

    • Chuck Draug dice:

      Representativo o no, la cuestión es que Fósforo habla desde el punto de vista de lo que ha visto él… que, por desgracia, es lo que varios hemos visto y vivimos.

      Supongo que tú puedes ser uno de esos ejemplos lejos de la endogamia. Un ejemplo bueno, además.

  8. 13 dice:

    Ah, y una cosilla más.

    Referente a la crítica… Las críticas de por sí no te hacen mejor, lo que te hace mejor es lo que sacas de ellas… Hay que saber aceptarlas si son certeras y eso no siempre es fácil. Pero vamos, hay autores buenísimos que no aceptan especialmente bien las críticas y no por eso dejan de ser unos cracks.

    En el fondo, como en todo en la vida, lo que realmente te hace mejorar es hacer, mirar y hablar. No hay otra.

    Ahora sí, creo que ya estoy… Al menos de momento.

    Salut!!!

    • Fosforo dice:

      De hecho, considero El sistema D13 como uno de esos webcómics un poco “fuera de la comunidad”. Y eso me gusta mucho de él. Hablo de otra cosa.

      Sobre las críticas, por supuesto. Pero mientras perviva ese espíritu de buenrollismo gratuito, cualquier crítica va a ser mal recibida, porque va a venir de alguien “de fuera”. Si sabre yo de lo que hablo ;)

      • Chuck Draug dice:

        Pues oye, yo estoy a la espera de críticas “de fuera” que no sean de la familia… oh, espera, ¿puedo considerar lo que me dijiste por aquí “de fuera”? Igualmente, fue poner los puntos sobre las íes.

        Y ya digo que yo también considero El Sistema D13 de “fuera de la endogamia y el buenrollismo” y un buen ejemplo de cómo hacerlo bien sin endogami.a

        • 13 dice:

          Bueno… Que una vez fui a una cena webcomiquera y la lie bonita, eh? Menudo ciego… Pero vamos,que ni yo me acuerdo. XD

          El buenrollismo gratuito está bien para ser amigos, no te hará progresar pero bueno, lo que te vas a reír… Yo entiendo que no todos los momentos son adecuados para según qué cosas…

          – Hola, yo soy 13.
          – Hola 13, vaya mierda de cómic haces…
          – Esto… Valoro tu franca sinceridad, imbécil.

          Eso no es ser hipócrita pero es ser bastante estúpido.

          En mi caso no leo mucho webcómic (hay pocos que me gusten, y algunos me gustan pero tampoco los leo), y aunque la mayoría de webcómics que descubro me parecen flojos hay muy pocos autores a los que les diría que su trabajo no me gusta. Para poder decirle a un autor que su trabajo no me gusta es más importante la confianza que tenga con él que el hecho de que su curro sea una auténtica bazofia. Vamos, que medito muy bien con quien hablo de tal forma que en el fondo solo criticaré a autores amigos, porque en mi caso para hacer una crítica necesito partir de un ambiente de colegueo y confianza.

          Y es muy normal que la mayoría de comentarios que recibimos sean halagos, y ahí uno tiene que saber discernir que importancia tiene ese halago, porque somos unos mataos y nadie se mete con el débil, si una día uno triunfa fijo que le ponen a parir, pero antes es bastante más difícil que eso pase. Y hay que saber lidiar con esos halagos, si te fijas te das cuenta cuando has dado en el clavo y cuando los halagos son meros formalismos para quedar bien.

          Y oye Chuck, en el fondo las mejores críticas las encontrarás en conversaciones con otros autores, siempre que sea gente cuya opinión te importe. Yo reconozco que le debo mucho a Andrés de las Crónicas PSN, nunca se ha cebado en mis tiras pero sí ha hecho hincapié en ciertos puntos claves y le estoy bien agradecido por su punto de vista. Eso sí, esas críticas/sugerencias siempre han sido privadas.

          Pero no sé… Supongo que hay muchas maneras de afrontar eso. Yo hablo por mí que me conozco bastante.

          Salut!!!

          • Chuck Draug dice:

            Créeme, a mí me han puesto a caer de un burro precisamente en persona y he valorado mucho lo que me dicen. Ahí tienes que saber encajar bien los golpes, no tienes un teclado para “protegerte” y te das cuenta de que, como dice el refrán, “quien bien te quiere te hará llorar”. Además, intercambias consejos con otros autores, compartís técnicas, discutís sobre cómo se hace… y quieras o no, eso también se pega y es algo que también he aprendido con el tiempo.

  9. Neyebur dice:

    El problema de que no se unan más lectores sino más webcomiqueros le veo fácil explicación. Puedo poner mi caso como ejemplo, entre como lector y tras haberme leído muchos webcomics me dije “yo también quiero hacer un webcomic”
    El resto es historia, y estoy seguro de que no soy el único al que le ha pasado

    • mpenades dice:

      Lo mismo me pasó a mi! Y si he algo he tenido claro siempre, es que yo antes que dibujante soy lector (os aseguro que he leído muchos más cómics que garabatos he dibujado…).

      La verdad es que tampoco no entiendo mucho el sentido del blog… Cuando yo descubrí el webcomic no fue ni wee, ni subcultura, ni clicomics lo que encontré… Fué más bien la Legión del espacio, Pardillos, La mierda ocurre, Chica de Serie B, Homodefectus, …

      No sé, pero para mi hay dos tipos de webcomic: el webcómic que está hecho para divertir a quien lo crea, y el que está hecho para divertir a quien lo lee.

  10. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos El mundillo del webcómic está loco… crisiscreativa.wordpress.com/2012/01/23/el-mundillo-del-w…  por NubisMusic hace [...]

  11. Carlos dice:

    Está bien la moza :)

    Creo que no se puede hablar «del webcómic», sino de gente que hace webcómics. Hay quienes lo ven como un pasatiempo, algo que hacer en los ratos libres, una excusa para socializar… y está bien para ellos.

    Luego están otros que sienten un deseo de ir más allá, de expresar ideas y sentimientos complejos y de dedicar todo el tiempo posible a esta tarea. Profesionalizarse. Y cuando uno quiere esto, claro, el traje de amateur se queda pequeño.

    Pero vamos, creo que es importante distinguir los objetivos de cada tipo de webcomiquero, porque a raíz de leer tu artículo me da la sensación de que metes a todos en el mismo saco. Dime si me equivoco, ¿eh?

    Gracias por tu artículo :)

    • Fosforo dice:

      Y contesto de paso a mpenades, porque lo que tengo que decir es bien parecido. Cuando hablo de “el webcómic” (y suelo referirlo a “el webcómic en español”) hablo de una cosa global, un ente formado por las aspiraciones, trabajos y experiencias de muchas personas juntas de las que trato de extraer lineas generales que, como casi siempre que se extrapola sobre grupos humanos, no se cumplen de uno en uno. Hablo de un mundillo, de el lumpen de una “industria del webcómic” donde, claro, hay cosas más amateur, más profesionales, con más o menos aspiraciones y, aún, gente que absolutamente no tiene nada que ver con lo que comento.

      Sobre los lectores/autores es un tema complicado (básicamente porque implica meterme con mucha gente ahora mismo) pero en esencia diría que también mucha gente que lee escribe, pero no forman la mayoría de los lectores. Y, más aún, mucha gente que escucha música son músicos, pero eso no nos hace pensar en los aficionados a un grupo como en un conjunto de músicos. no sé si se entiende.

  12. John Wheel dice:

    Hay aproximadamente cuatro personas a las que les apetece dejar su trabajo y arriesgarse a convertir las tiras en su nuevo trabajo con sudor y sangre. Y eso sin contar con el dinero a invertir en el servidor, materiales de dibujo, campañas de publicidad…
    Y no creo que la proporción profesional/amateur sea muy distinta, en inglés no deja de haber llanuras enteras más extensas que en español cubiertas de webcómics que no lee nadie.

    Dejando de lado la parte de profesionalidad y hablando de calidad, pues las obras impresionantes que me hacen decir “esto debe leerse una vez en la vida” puedo contarlas con los dedos de una mano y me sobran dedos. Y me refiero a los dos idiomas.

  13. spikereven dice:

    Hay una masificación de webcomics, pero también es verdad que el 85-90% son muy amateurs, de ahí que los auténticamente reconocibles por el público sean 6 o 7. El resto también tienen un grupo de seguidores, pero en su mayoría está compuesto por otros autores de webcomics, en gran medida por el proceso de “yo te sigo, sígueme tu”, o conocidos del autor. Hay algunos que se ajustan a este patrón y otros no, obviamente, pero sí que creo que la mayoría no ha encontrado la manera o no tiene el alcance suficiente como para llegar a un público ajeno al propio mundillo.

    Luego está el cómo se tome esto cada autor. Hay quien busca la fama, el reconocimiento, una salida profesional o hacerlo por amor al arte (o todas ellas juntas). Supongo que a todos nos encantaría alcanzar todas ellas con nuestros trabajos, pero también hay que ser conscientes de que es algo que depende en gran medida de lo que hace cada uno, y que también entran en juego otros factores para conseguirlo (marketing, publicidad, riesgo, suerte…)

    PD: Obviamente yo estoy entre los jodidamente muy amateurs, a ver si alguien me va a tachar de egocéntrico xDDDDD

  14. Mr. Fail dice:

    Sin entrar en el tema editoriales y tal, algo que me ha llamado siempre la atención del mundillo del webcómic español es la piña, la facilidad con la que se juntan grupos de autores. Supongo que gran parte de la culpa de eso hay que echársela a Subcultura.

    Fíjate, me coincidieron 2 noticias ayer, lo de JC y esto: http://www.kickstarter.com/projects/captainosaka/double-k-volume-1-and-beyond

    Que un tío con un webcómic en Deviantart saque 18000 $ (y subiendo) de los fans en menos de una semana lo veo algo impensable aquí, y a lo mejor es la forma (bueno, una de lasformas) de hacer las cosas sin depender tanto de “Las Editoriales”, ese ente..

  15. Katakraos dice:

    Yo es que… siempre he pensado que quería hacer cómics, y luego vi que internet era un medio que me permitía no gastarme pasta en papel.

    Luego, pues sí, tengo colegas en esto, no lo niego. Pero vamos, he recibido críticas, las he dado, y todos tan amigos. Y ya está.

    No sé, supongo que en muchos casos es un problema de madurez, es decir, que veas a la gente de los webcomics como tu grupo inquebrantable de amigos (es decir, tienes unos 20 años y la vida aún te tiene guardadas una buena cantidad de hostias), o simplemente gente que te cae bien, con la que compartes afición y con algunos hasta amistad, (es decir, rondas los 30 (o más) y la vida aún te tiene guardadas una buena cantidad de hostias).

    Para mí el webcomic sigue siendo un tebeo en línea, igual que el cine o las series tienen mucho que ver, con sus diferencias técnicas, pero son prácticamente el mismo medio.

    ¿Que el cómic por ordenador ofrece posibilidades que un cómic en papel no puede ni soñar? Sí. ¿Cuánta gente las aprovecha? Pues… no tanta.

    No sé, lo dicho, que esto también es cuestión de crecer y tomar las cosas por lo que son. En este caso tebeos que salen en una caja de plástico y cristal.

    EL resto, pajas mentales.

  16. red bat dice:

    Mira que eres puta, me pones jamelgas al inicio y así no hay manera.
    Sobre la endogamia o el “como molamos”, es un problema que siempre se ha sabido de su existencia, pero que no es considerado un problema, pero tampoco creo que lo sea. O sea, el buen rollo de Zaragoza y todas esas cosas. Por mucho que nos escribamos por aquí y aunque sea nos sonemos de algo, yo por lo menos necesito más confianza para decirle a alguien “haces esto mal”, y encima me lo tendría que pedir. Me imagino que como yo muchos. No creo que haya que ver cosas forzadas en algo que es meramente cortesía.
    No quita ello que uno de los principales problemas que hay que tratar es romper ese muro y abrirse al mundo, pero se va avanzando.O sea, en el salón de Getxo, polejemplo, pasó gente por nuestro stand, que no tenía nada que pusiese “Webcómic” en las portadas, salvo el trabajo de unos compañeros que primero se imprimió y luego se subió a Subcultura) y más de uno le escuchabas hablar de Subcultura o viñetas internetiles, o les sonaba haber leído el trabajo de mis compañeros on-line. Otra cosa es que quede evidente que nos leemos y comentamos entre nosotros, pero son el 1% de la gente la que deja rastro. A mi seguramente me caigan un buen puñado de lectores en Vandal (que también subo las tiras a un blog de ahí), y raro es el que me comenta, pero sé que me leen. Hay lectores, pero a veces pasan desapercibidos. (Eso si, el tráfico que necesitas para que algo sea meramente tomado en cuenta en muy superior.) Siempre he pensado que para estas cosas hace falta más gente como el Listo, que se mueve por todos lados y no para un minuto.
    Muchos tenemos la comodidad de subir la tira, un tweet, y ya está. No nos molestamos de “abrir mercado”. Depende de cada uno. Si un puñado de webcómics con cierta cualité gastarían el ancho de banda de “Cuanto cabrón”, Ficomic tendría categoría en los premios. Si es cierto que esto es como una bola de nieve que cada vez se va haciendo más grande, pero también se puede empujar a veces. Otra cosa, claro, es que al populacho le interese algo más allá de viñetas facilonas. Fistroman dijo una vez que cada ve avisaba que había nuevo vídeo, lo veía el copón de gente, pero que a las viñetas no les hacían mucho caso. Pero yo no dejaria de intentar buscar más público. Y digo buscar, no spammear, que auyenta a la gente.
    Y sobre Subcultura, creo que uno de los problemas que toca afrontar ahora (O al menos me gustaría a mi afrontar), es el que “Lo que pasa en Subcultura, se queda en Subcultura”. Se ha logrado formar una comunidad importante para desarrollar webcómics, se empiezan a reunir cómics con cierta calidad (que son cosas por las que no mucha gente apostaba al principio y se han conseguido) y ahora creo que toca esto, el que los webcómics puedan valerse por si mismos.
    Y ahí entramos en lo de antes, en lo de salir del agujero. Añadamos la intención que hay por parte de los admin de hacer cada vez los webcómic más personales y estancos respecto a la web. Es de juzgado de guardia que un puto Blogspot, con una navegación webcomiqueril horrenda, tenga más prestigio que algo en SUB. Pero estoy desbarrando ya.
    Y hasta aquí, que ya he vuelto a demostrar mi nula capacidad de condensación escrita.

  17. La endogamia es algo que se da en todas partes, ya sean los webcómics, los blogs, Twitter o cualquier cosa.

    Yo tengo la suerte de conocer a gente (hamorcritoras, incluso) a las que le puedo decir a la cara que, aunque me caen BIEN, no me gusta lo que hacen. Y no se lo toman a mal, lo cual es maravilloso.

    Desgraciadamente, esto no abunda, y es lo típico ver cómics, tuiteros, blogueros o cualquier derivado encumbrados y con una legión de fans que, en su mayoría, están ahí porque sí, porque es lo que toca.

  18. Ya lo habéis dicho todo vosotros, eso me pasa por tardar en contestar xD

    El artículo que me gusta mucho, ha merecido la pena la espera desde aquel otro. El problema que viste es el que siempre ha estado, pero lo veo algo normal, por algo se empieza y otros campos serían similares en sus principios.

    A Subcultura la veo una evolución con respecto al WEE, el cual fue acusado de todo. Pero ojo, por gente dentro del mismo círculo (eso de Weelitistas surgió dentro, nadie de fuera tendrá idea sobre eso). La página verde ha sabido crear un sitio con potencial de expandir horizontes que no se limita solamente a un foro y una lista de webcómics. Los creadores tuvieron la estupenda idea de adaptarse a los tiempos actuales integrando funciones tan de moda como el “Me gusta”. Creo que el WEE necesitó eso, evolucionar, aunque sinceramente quizás no hace falta, ellos se centran fuera de la web y hacen mucho con el estupendo fanzine y las charlas. Poco a poco irán mejorando, como ya se está viendo.
    Ahora toca ver si Subcultura será la que lance fuera lo webcómics con la ayuda de campo del WEE (como ya sucedió en Estados Unidos con otros tantos) o tendrá que pasar el relevo a una tercera comunidad que le superará. Tiempo al tiempo.

    Llevo años en esto como lector y aún no me he cansado, por algo será, y me mola ver la de miles y miles de visitas que reciben algunos webcómic cuando antes eso era impensable. Dentro de un tiempo veréis las de miles de decenas de visitas que tendrán otros tantos. Fósforo no va mal encaminado cuando dice eso de que el mundillo está en su mejor momento.
    Es como dice Red Bat, pasan cantidad tremenda de lectores pero ni lo sabes, el comentar aún no es costumbre o la vida diaria que nos exige vivir rápido no da tiempo para esas cosas. Parece mentira pero es un tanto lujo el permitirse eso, tenemos suerte los que comentamos por aquí. O eso, o que se toma como un producto que se consume y au, a otra cosa y a la semana que viene ni me acuerdo de haberlo leído.

    Y bueno, sobre la endogamia, de eso uno se percata desde un principio, pero lo veo también normal cuando los webcómics son la novedad. Conforme a uno se le pasa eso, pues ya empieza a pensar en ir “más allá” y a ver cuan crudo está el mercado. Lo malo es quedarse en ese estado “fanboy”, que ya digo que nos puede dar la idea equivocada de que este mundillo se lee en toda España y todo eso, cuando en realidad seguimos siendo cuatro gatos + cuatro con lo de ahora. Pero la cantidad de visitas tremenda me da buenas esperanzas, oye.

  19. Sr. Mejillon dice:

    Iba a responder algo, pero lo he borrado. Me has hecho pensar y ahora no estoy tan seguro de lo que iba a responder.
    Qué cabrón.

  20. Creo que en este post estás descubriendo la sopa de ajo.
    Creo que es aspiración habitual de cualquier webcomiquero que le lea mucha gente, no sólo otros webcomiqueros, pero que es normal que a mucha gente a la que le gusta hacer webcómics le guste también leerlos y que haya camaradería y buen rollete. Y creo que seguramente hay también más camaradería y buen rollete que en otros sectores porque a penas hay fama ni dinero de por medio, lo que disminuye los motivos para la envidia y los codazos.
    Eso sí, yo también soy pro limitar lo de estar en un stand firmándonos nuestros propio fanzine entre nosotros, que no queda muy serio, pero creo que poco a poco vamos mejorando también en esto.
    Lo de que esto ya no es lo que era, seguramente lo hemos dicho a veces refiriéndonos al foro WEE (que está un poco KO, como tantos otros foros tras el auge de las redes sociales), y es normal que muchos webcómics cierren (algunos son hobbies, otros son plataformas para tratar de profesionalizarse, otros son fruto de pasiones juveniles), pero yo creo que ahora hay más y mejores webcómics que nunca, aún echando de menos unos cuantos que ojalá volviesen algún día como Geek in Love o Interneteo y apartuquis, claro.

  21. Vrede dice:

    Comentaba Red_Bat acerca de tener confianza con alguien para decir si hace bien o mal su obra. No lo comparto en absoluto. Parece ser que, si estás criticando la creación de alguien, lo haces a malas, por joder, con intenciones de hacer daño y humillar. Y digo esto porque es la sensación que me ha dado al realizar y leer reviews de distintos webcomics, ver que hay gente que no aguanta que le digan si algo está bien o mal.

    Yo no tengo un webcomic, pero puedo comentar la obra de alguien sin problema porque, coño, SOY UN LECTOR. Si el dibujo es mejorable, se dice (y no me refiero a que “todos podemos hacer las cosas mejor” no me seáis tocahuevos, sabéis por dónde voy), si la trama de un guión tiene agujeros, se comentan. Si hay puntos NEGATIVOS los mencionas y criticas constructivamente. Porque toda crítica tiene que ser en pos de ayudar, que parece que olvidamos eso a veces (y no lo digo por los emisores, sino por los receptores, que son quienes no llegan a entender de qué va el asunto).

    ¿Endogamia? Siempre ha existido en todas partes. Yo me sentí arropado sin ser autor, estuve muy cómodo en Zaragoza, demonios, pude hablar con muchísimos de vosotros y disfruté y aprendí mucho. El gran problema radica en que a la hora de comentar en los cómics, los comentarios NO son con intenciones de realizar una crítica, y todo lo que se leen son gracietas, mensajes buenrollistas, etc. Cuando alguien critica la obra con fundamento, parece que sienta mal y que además juegas una doble moral. He llegado a leer a gente que acusaba a un tercero de hipócrita porque los comentarios que había en el webcomic eran de una forma y luego la review de turno sacaba a relucir fallos (SIN PUTA MALICIA) que no habían sido resaltados hasta entonces. Eso a mí me ACOJONA, porque una mentalidad así da MIEDO.

    En fin…Que lo importante es que la gente pueda sugerir y criticar abiertamente sin que se haga una montaña de un grano, ni nos llevemos las manos a la cabeza o pongamos morros de enfado. Que somos mayorcitos, hostias.

  22. mariods dice:

    Tenía ganas de decir por una vez en Crisis Creativa… que estoy totalmente de acuerdo con este post. XD Este mundillo, con sus más y sus menos, siegue siendo estupendo, con grandes obras que merecen ser más vistas y merece más de un empujoncito. No se que más añadir, tú lo has dicho todo. :D

  23. Oli Bolsón dice:

    Lo que me hace gracia, es que siempre que se habla de webcómics en España, acaban saliendo siempre los mismos tres o cuatro nombres.

  24. Defriki dice:

    Mi opinión sobre el artículo es que me gusta menos que el otro sobre Zaragoza que escribiste porque aquí solo me nombras una vez y en el otro me nombraste tres y aparecía un dibujo mío.

    Considero que esto es un bajón en la calidad de la página y me entristece enormemente porque estaba empezando a interesarme y a leer algunos artículos por encima.

    Sinceramente creo que deberíais hablar más de mí, pues eso os ayudaría a ganaros a los lectores y a conseguir ese salto cualitativo que este blog está pidiendo a gritos.

  25. Hola.

    Llego muy tarde.

    El caso es que la endogamia, en sí, siempre es mala. Mirad a la familia real. Ahora que se han abierto a la plebe, con Urdang…

    mal ejemplo.

    Bueno, el caso; la verdad es que nunca he sido mucho de colectivos de webcomiqueros. Me molan los encuentros porque conoces a gente. Algunos a los que admiras. Otros a los que no conoces. Pones caras. La gente es mucho menos agresiva en directo que por internet (quizá porque en la vida real, la gente no te cuenta sus opiniones absolutistas hasta que coge confianza :-))) )

    Personalmente, nunca he creído en salir de la concha de los grupitos de webcomics porque claro, tampoco he estado mucho por ahí. Ni en el WEE, ni en subcultura. Tampoco soy ni dibujante, ni guionista (quiero decir; ni he estudiado bellas artes (el capitán Obvio patrocina esta afirmación) ni nada relacionado). Simplemente es un hobby. Y claro, eso se nota. Mi nivel de dedicación y seriedad dependen de mi pasión por el Hobby; por ahora es alta, mañana, quién sabe. Por eso no suelo comprometerme en grupos de este tipo, proyectos a largo plazo… en fin.

    Lo cierto es que, si existe esta endogamia, no es buena. Hay que salir. Si quieres ganarte el pan con un webcomic, hay que venderse. Hay que monetizarlo. Hay gente a la que le sonará sucio o raro, como pervertir el arte o violar a un hamster. Es muy sencillo: la gente trabaja por dinero. Que tu trabajo te guste es un agradable bonus. Nada más. Los grupos tipo WEE o subcultura están muy bien para hacer fuerza como colectivo. Pero hay que tener muy claro que, si el objetivo es convertirse en un medio cultural (o un sub-medio del concepto ‘comic’), hay que salir de la confortable casita que nos hemos hecho, en eso estoy de acuerdo.

  26. Moni Bolis dice:

    Me siento igual que tu. Hay cada webcomic que piensas ¿En serio? ¿eso les gusta leer?

    Arriesgandome a que me digas lo mismo, puedes visitar mi webcomic http://www.detectivefausto.com
    donde trato de hacer un comic serio y con algo de historia, aunque los dibujos son amateurs, de verdad me esfuerzo.
    En México es igual los comics locales a fuerzas quieren hacer super heroes y se ve y se lee horrible.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s